Niños en el arte

Top PDF Niños en el arte:

El arte como documento_Historia del Arte y el diseno I_2015_UNRN

El arte como documento_Historia del Arte y el diseno I_2015_UNRN

el mundo del arte. Ansioso por explorar las nuevas posibilidades que este movimiento traía, Apolo rogó a sus padres que le permitieran ser artista y abandonar el negocio familiar ya que ser comerciante no le agradaba. Sus padres tras semanas de pensarlo seriamente, decidieron ingresar al niño a un taller de formación de artistas, en el cual aceptaban niños como discípulos y aprendices. La noticia dejó a Apolo estallando en felicidad, por lo que preparó sus cosas para poder ingresar en el taller de artistas en la semana entrante. Llegado el esperado día, Apolo sentía mucha ansiedad y nervios. Al llegar al taller la familia se encontró con una imponente edificación que parecía estar construida bajo rigurosas, estudiadas y perfeccionadas reglas de construcción. El taller, al igual que casi todas las construcciones de la ciudad, seguía las formas arquitectónicas de la antigüedad grecolatina. Luego de despedir a sus padres, sabiendo que no los vería por mucho tiempo, el niño ingresó por la puerta del gran taller.
Mostrar más

46 Lee mas

Manual Pedagogia desde el Arte. Nov. 14

Manual Pedagogia desde el Arte. Nov. 14

Los avances de cada uno de los aspectos mencionados se revisarán de una manera mucho mas lúdica, y que permita reconocerlos avances objetivamente, dada la subjetividad de algunos aspectos a observar. Esto será en palabras del niño o niña que participa en los talleres, en un elemento que llamaremos Bitácora. Esta especie de diario grupal, que será el reflejo de lo que niños y niñas piensan sobre los talleres y cómo se sienten en ellos, arrojará información importante y de primera voz sobre los avances; cabe mencionar que se evitará en la medida de lo posible la interpretación, tratando solo de referirse al los aspectos textuales que salten a la vista y reflexionando sobre la trayectoria del participante en el taller.
Mostrar más

88 Lee mas

Subjetivaciones, lenguaje y parodia: reflexiones en torno a los discursos expertos sobre la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes (ESCNNA)

Subjetivaciones, lenguaje y parodia: reflexiones en torno a los discursos expertos sobre la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes (ESCNNA)

Si en este escrito la categoría de sujeto se refiere necesariamente a una interioridad lo hace sólo en la medida en que ese ámbito de lo interior es formulado en los documentos revisados para el estado del arte. En ellos, es decir, en lo propuesto por quienes han pensado el tema de la explotación- prostitución, salta a la luz una suerte de convencimiento y sobrevaloración de dicha “interioridad” que se convierte en la razón de este escrito y que es el preámbulo para una conceptualización del sujeto que ameritará ser profundizada y agudizada en estudios futuros. En nuestra perspectiva de análisis se buscará trastocar la idea de un sujeto fundante dotado de una voluntad libre y plena que en su procesos de devenir somete las reglas del intercambio social y cultural. Para nosotros, por el contrario, el sujeto es producido, o mejor, el individuo es objetivado, restringido a existir por una normativa, por una dictadura discursiva; por tanto, ya no es esa suerte de autonomía libre sino el resultado de las realizaciones del poder y su voluntad de prescribir verdades, por un lado, y de crearlas y hacerlas aparecer, por el otro. La categoría de sujeto analizada aquí implica entonces el más serio de los artificios y, en ese sentido, nos sumamos al interés formulado por Foucault (2002, p.56) 3 de hacer
Mostrar más

23 Lee mas

La Era del arte y la construcción del límite

La Era del arte y la construcción del límite

También ayudan a la consolidación del concepto de arte tradicional, movimientos artísticos como el Romanticismo y el Realismo. Hoy en día la cuestión del tema de la obra (el antes llamado “asunto” de la obra) no se nos aparece en general como una cuestión determinante, pero la transformación del tema se vuelve bandera de los movimientos antes mencionados. El arte de la academia se ve como encorsetado, aferrado al pasado y poco permeable a dar cuenta de los cambios sociales, morales o filosóficos que están teniendo lugar en ese momento. Y también se lo ve como vinculado a intereses ajenos a la esfera de lo artístico (antes al poder religioso, y luego al poder político).
Mostrar más

12 Lee mas

Sede y localidad Sede Andina El Bolsón Carrera

Sede y localidad Sede Andina El Bolsón Carrera

Giunta, A., cap. “La Batalla de la Vanguardia entre el peronismo y el desarrollismo” y Herrera, María José: “Los años setenta y ochenta en el arte argentino. Entre la utopía, el silencio y la reconstrucción”. En Burucúa (Dir). Arte, sociedad y política. Sudamericana, Vol II. Buenos Aires, 1999.

8 Lee mas

LO MONSTRUOSO EN LA ÉPOCA REALISTA

LO MONSTRUOSO EN LA ÉPOCA REALISTA

En un contexto social similar surge con anterioridad al simbolismo el realismo. Entonces, ¿sería posible encontrar en la obra de los artistas vinculados con el realismo, la exteriorización de los mismos o similares miedos? ¿Sería posible identificar “monstruos” en un arte que pretende ante todo plasmar sólo lo que ve? De una rápida observación de las obras relista surgen como temas y motivos: la aparición de paisajes familiares, lo cotidiano, la gente común, el obrero, la ciudad, el campo y sus labores, el trabajo del campo frente a la ciudad y la industria. El poder político y sus excesos. Estos temas no parecen, a primera vista, estar vinculados a lo monstruoso.
Mostrar más

12 Lee mas

Hernandez Celiz Programa Historia del Arte y el Diseño2_2017

Hernandez Celiz Programa Historia del Arte y el Diseño2_2017

La observación a plain air y la Escuela de Barbizon. La ciencia como fuente de inspiración del arte. La mirada positivista del movimiento realista y la cuestión social. El impresionismo: luz, color y la pervivencia del positivismo. El salón de los rechazados. Un nuevo lenguaje: la fotografía y la transformación de la mirada.

7 Lee mas

Brindis por la Modernidad

Brindis por la Modernidad

7 -todo lo que es sólido se evapora en el aire-. Esta voz resuena al mismo tiempo con conocimiento, burla, complacencia y desconfianza de si misma. Es una voz que conoce el dolor y el miedo, pero cree, en su poder para vencerlos. En todas partes hay graves peligros que pueden atacar en cualquier momento, pero ni siquiera las heridas más profundas pueden detener el flujo y reflujo de su energía. Resulta Irónico y contradictorio, polifónico y dialéctico, denunciar a la vida moderna en nombre de los valores que la modernidad misma ha creado. esperando - a menudo contra la esperanza que Las modernidades de mañana y de pasado mañana restañen las heridas del hombre y la mujer modernos de hoy. Todos los grandes modernistas 'del siglo XIX -espíritus tan diversos como Marx y Kierkegaard, Whitman e Ibsen, Baudelaire, Melville, Calyle, Stirner, Rimbaud, Strindberg, Dostoievski, y muchos más hablan en ese ritmo y esa intensidad. ¿Qué fue del modernismo del siglo XX en el siglo XX? De alguna manera, prosperó y creció más allá de sus más desenfrenadas esperanzas. En la pintura y la escultura, la poesía y la novela. el teatro y la danza, la arquitectura y el diseño, en el conjunto completo de los medios electrónicos y en una amplia variedad de disciplinas científicas que ni siquiera existían hace cien años, nuestro siglo ha producido una plenitud sorprendente de trabajos el de la más alta calidad. El siglo XX puede muy bien ser el más luminosamente creativo en la historia del mundo, no sólo porque sus energías creativas se revelaron en todas partes del mundo. El brillo y la profundidad del modernismo actual -que vive en las obras de Grass, García Márquez, Fuentes, Cunningham, Nevelson, Di Suvero, Kenzo Tange, Fassbindenr, Herzog, Sembene, Robert Wilson, Philip Glass, Richard Foreman, Twyla Tharp, Maxine Hong Kingston, y muchos más que nos rodean- nos dan mucho de que estar orgullos<>&, en un mundo en el que hay también mucho de que avergonzarse y atemorizarse. Aun as!, me parece que no sabemos usar nuestro modernismo, hemos perdido o roto la relación entre nuestra cultura y nuestras vidas. Jackson Pollock imaginó sus pinturas goteadas como bosques en los que los espectadores podrían perderse (y por supuesto encontrarse); pero hemos perdido principalmente el arte de integrarnos a la pintura, de reconocernos como participantes y protagonistas del arte y el pensamiento de nuestra época. Nuestro siglo produjo un arte moderno espectacular, pero pareciera que hemos olvidado cómo comprender la vida moderna generadora de este arte. El pensamiento moderno desde Marx y Nietzsche se desarrolló de muchas maneras, pero nuestra concepción de la modernidad parece haberse estancado y retrocedido.
Mostrar más

16 Lee mas

FIg. 1-Secuencia que ilustra la jerarquía figura- fondo que refiere al carácter orgánico de la obra

FIg. 1-Secuencia que ilustra la jerarquía figura- fondo que refiere al carácter orgánico de la obra

del fenómeno arte en el seno de la sociedad burguesa, lo llama Friedrich “poesía de rango”. Hay algo más importante acaso: la tesis de la unidad estructural desde Baudelaire hasta Benn no puede ser discutida si se acepta el concepto de estructura de Friedrich, que resulta problemático. No se trata de la palabra estructura (en el pasaje citado Friedrich habla, por ejemplo, de “fuerza estilística”), utilizada en un sentido distinto al del estructuralismo, que sólo se conoció tardíamente en Alemania, sino del procedimiento científico. Este procedimiento se caracteriza por el hecho de que Friedrich reúne bajo el concepto de estructura fenómenos completamente heterogéneos: procedimientos poéticos (por ejemplo, técnicas de encadenado), contenidos explícitos (el aislamiento, la angustia) y un teorema poetológico del poeta (la magia del lenguaje). La unidad de estos diversos ámbitos se consigue con la ayuda del concepto de estructura. Pero de estructura sólo se puede hablar cuando están relacionadas categorías de idéntico orden. Queda la cuestión de si los procedimientos artísticos de las vanguardias no fueron ya completamente desarrollados por Rimbaud. Aquí se trata del problema de los “precursores”. Éstos son descubiertos en base a la estructura narrativa de las interpretaciones históricas, pero siempre sólo a posteriori. Únicamente cuando se ha determinado los procedimientos empleados por Rimbaud (no todos), se le puede describir como “precursor” de la vanguardia. Dicho de otra manera: sólo gracias a los movimientos de vanguardia atribuimos hoy a Rimbaud la importancia que se merece.
Mostrar más

6 Lee mas

El otro y la mirada del otro

El otro y la mirada del otro

En un contexto social similar surge con anterioridad al simbolismo el realismo. Entonces, ¿sería posible encontrar en la obra de los artistas vinculados con el realismo, la exteriorización de los mismos o similares miedos? ¿Sería posible identificar “monstruos” en un arte que pretende ante todo plasmar sólo lo que ve? De una rápida observación de las obras relista surgen como temas y motivos: la aparición de paisajes familiares, lo cotidiano, la gente común, el obrero, la ciudad, el campo y sus labores, el trabajo del campo frente a la ciudad y la industria. El poder político y sus excesos. Estos temas no parecen, a primera vista, estar vinculados a lo monstruoso.
Mostrar más

19 Lee mas

UNRNHernandez Celiz Programa 2014 Hist_Arte y D_2

UNRNHernandez Celiz Programa 2014 Hist_Arte y D_2

La segunda unidad nos introduce en los albores del desarrollo del diseño, analizando la mirada nostálgica de sus primeros teóricos (Ruskin, Morris), el concepto de diseño total y su rápida difusión en el ámbito europeo y americano. Ya en la segunda mitad del siglo XIX, el desarrollo de estilos artísticos individuales, en la forma del Postimpresionismo, anticipa el desarrollo de las Vanguardias históricas del siglo XX. La tercer unidad indaga en las producciones del siglo XX en Europa y en América. El arte de vanguardia, su poética, la relación con las revoluciones sociales y tecnológicas y el fortalecimiento de un campo artístico autónomo. La creación de la Bauhaus y su influencia en el arte, el diseño y la arquitectura.
Mostrar más

7 Lee mas

El Realismo en el Arte: su época. Un pintor. G.Courbet

El Realismo en el Arte: su época. Un pintor. G.Courbet

Con la ayuda de su amigo Bruyas expone sus cuadros en un pabellón levantado a poca distancia de la Exposición. Un pabellón del Realismo. En el catálogo de sus cuadros define el Realismo “el atributo de realista me ha sido impuesto como a los hombres de 1830 se impuso el de románticos. Las etiquetas no han dado, en ningún tiempo, una idea justa de las cosas... He estudiado desde fuera de cualquier sistema y sin prevenciones el arte de los antiguos y de los modernos... tampoco he tenido la intención de alcanzar el arte por el arte. No. He querido, simplemente, alcanzar, desde el perfecto cocimiento de la tradición, el sentimiento razonado e independiente de mi individualidad” Concluye “ser capaz de representar las costumbres, las ideas, el aspecto de mi época, según mi modo de ver; ser no sólo un pintor, sino un hombre; en una palabra, hacer arte vivo, esta es mi intención”
Mostrar más

15 Lee mas

EL RETRATO FOTOGRÁFICO DE LO OUTSIDER: CONSIDERACIONES SOBRE SU UTILIZACIÓN EN EL ARTE ACTUAL

EL RETRATO FOTOGRÁFICO DE LO OUTSIDER: CONSIDERACIONES SOBRE SU UTILIZACIÓN EN EL ARTE ACTUAL

Sontag (2003) enuncia una serie de disertaciones que clarifican la percepción social que se ha teni- do de la enfermedad, estableciendo una compara- ción entre la tuberculosis, el cáncer o el SIDA. En el paralelismo que efectúa entre la tuberculosis y el cáncer, expone las diferencias representacionales de estas dos enfermedades de carácter pandémico tan- to en campo del arte como de la cultura. Para ello, establece una comparativa entra las significaciones que se desprendieron de la tuberculosis en el pasa- do y del cáncer en el presente. De la tuberculosis apunta que sus representaciones fueron más líricas. Sin embargo, del cáncer dice que es un tema inima- ginable para estetizar por la poesía. La percepción del cáncer está ligado a otro concepto de muerte y enfermedad más escabroso y más decrépito en el que su camino hacia la muerte te languideze, te ex- tenúa, va mermando tus funciones y apetitos vitales. Es una enfermedad que pertenece al mundo desa- rrollado, se adhiere a personas de las que se dice que están carentes de pasión, inhibidos sexualmente y a los incapaces de expresar cólera.
Mostrar más

14 Lee mas

El mercado del arte: consideraciones generales

El mercado del arte: consideraciones generales

La presente sección pretende ser un breve panorama del mercado artístico con atención específica al arte de época moderna y centrado fundamentalmente en el arte renacentista, sobre todo pintura y escultura, pero también de artes decorativas. Como se trata de un propósito que empieza con la edición de este primer número y tratará de manera retrospectiva lo sucedido en el año, en este artículo aprovechamos para trazar una breve descripción general de la situación del mercado de arte mundial, de las principales casas de subastas y de la evolución que está teniendo la oferta y la demanda en estos tiempos de crisis mundial, más acuciante en la sociedad occidental y sobre todo europea.
Mostrar más

12 Lee mas

La Leyenda de Sleepy Hollow y otros cuentos de fantasmas[1]

La Leyenda de Sleepy Hollow y otros cuentos de fantasmas[1]

Alcanzó el sol, en ese punto, el meridiano; el sortilegio seguía implacable su curso, y voló el alazán, más que galopar, para cruzar la llanura, salvar la fuerte corriente del Tajo y llevar al príncipe, confuso y aterrorizado, hasta la cueva. Allí quedó otra vez convertido en estatua el alazán, junto a la mesa de hierro. Ahmed respiró hondo, aliviado, viendo al fin quieto al bruto; echó pie a tierra, se quitó la armadura, que puso en donde antes estaba, como la lanza, para evitar que el sortilegio se cumpliera inexorablemente sobre su destino. Abatido, buscó asiento en el suelo y se puso a meditar sobre cuanto había sucedido, acerca de la situación extrema a que se había visto abocado por aquellas artes mágicas de las que hizo uso. Se dijo, muy triste, que ya no podría volver a Toledo, luego de haber humillado a los cristianos y tirado por tierra a su rey. ¿Qué pensaría la hermosa princesa sobre comportamiento tan brutal y desalmado como el suyo? Lleno de ansiedad pidió a sus alados mensajeros que acudieran a recoger noticias. No hubo foro público que no recorriese el loro, que volvió con infinitos comentarios; todo Toledo se hallaba sumido en la consternación; la princesa había sufrido un desmayo, al ver aquel desastre, y tuvo que ser retirada a sus aposentos; la justa acabó en algarabía brutal y gran confusión; sólo se hablaba en las calles de la súbita aparición de aquel jinete árabe, diciendo unos que era un mago malvado, otros que un demonio salido del infierno, y no faltaban los que aludían a los hechizos que referían las antiguas leyendas que hablaban de guerreros ocultos por arte de encantamiento en las cuevas de las montañas... Todos, sin embargo, coincidían en que era imposible que tanto desastre pudiera ser causado por un mortal, y al decirlo hacían la cruz para espantar al demonio.
Mostrar más

142 Lee mas

Nieto Fernandez caravaggismo

Nieto Fernandez caravaggismo

En la actualidad para tener un conocimiento profundo de la técnica de ejecución de un pintor y, por tanto, de su manera de trabajar sobre la superficie del soporte es imprescindible recurrir al apoyo de la radiografía y de la reflectografía infra- rroja, que permiten estudiar el proceso creativo del artista. Hay todavía cierta tendencia a relacionar de forma privativa estos exámenes con el mundo de la restauración. En efecto, deberían ser preceptivos en los procesos de intervención de toda obra de arte, ya que los datos que aportan son de gran valor para los restauradores. No obstante, sus resultados proporcionan al historiador del arte un mayor conocimiento y, por tanto, una mejor compresión de las obras.
Mostrar más

18 Lee mas

Para Aprobar Cursada Aprobada Materia Aprobada

Para Aprobar Cursada Aprobada Materia Aprobada

Los contenidos de este curso ofrecen una introducción al estudio de las imágenes en su contexto de génesis y tránsito. Interesa examinar algunas manifestaciones actuales de ese ujo que conforman atravesando la sociedad, llamado visualidad, en perspectiva con la Historia Cultural para identi car, aislar e interpretar ciertas continuidades y rupturas a través del tiempo. Así como profundizar en los escenarios públicos y privados de sus manifestaciones, en tanto que poco sabríamos sobre las imágenes y lo que en ellas se hace visible de nuestra cultura omitiendo sus contextos de aparición. La intención introductoria de estos contenidos, más allá de la especi cación de una serie de fenómenos para el estudio a lo largo del cuatrimestre, exige una recreación de momentos clave de la tradición en la que dicho estudio busca inscribirse, esto es la tradición de la Historia y la Sociología del Arte, enriquecida con los aportes más recientes de la Estética y los Estudios de Cultura Visual. Con la certeza de que no hay Historia posible sin una Historia de la Cultura, y que no hay Historia de la Cultura sin una Historia del Arte abierta a las resonancias antropológicas y morfológicas de las imágenes (Didi Huberman, G., Historia del arte y del tiempo de los fantasmas según Aby Warburg, 2009), la primera unidad del programa aborda el carácter interdisciplinario de la Sociología del Arte y sus correlaciones con la Historiografía del Arte y los Estudios Culturales. La segunda unidad, al margen de las consideraciones vistas hacia la evolución de los objetos y métodos de estudio que la imaginería visual reclama, observa cómo esta última devino el fondo donde la gura (o guras) de la sociedad se diluyen por completo mediatizadas masiva y técnicamente. Hacia la última parte del curso, la tercera unidad propone una re exión crítica sobre el espacio de representación de las imágenes, atendiendo a la sensibilidad individual así como a la percepción colectiva que, coexistentes en dicho espacio.
Mostrar más

8 Lee mas

Historias de vida del Barroco

Historias de vida del Barroco

Recopilación de textos cortos que son resultado de investigaciones llevadas a cabo durante la cursada de Historia del arte y el Diseño II, de la Licenciatura en Diseño Artístico Audiovisual, carrera perteneciente a la Universidad Nacional de Río Negro (Sede Andina El Bolsón). La consigna proponía elegir un personaje presente en alguno de los muchos cuadros producidos durante el período Barroco e imaginar su biografía, aplicando un criterio de verosimilitud. El personaje debía ser secundario (poco conocido o totalmente desconocido) y su presencia en el cuadro podía tener cierto carácter enigmático que llevara a imaginar una posible –y ficcional- historia. Para cumplir con el verosímil narrativo fue necesario, entonces, reconstruir aspectos históricos, estéticos, económicos o sociales que ayudaran a reconstruir los escenarios por los que podrían haberse desarrollado sus historias de vida. Algunos de los siguientes personajes realmente existieron (aunque sus biografías fueron en gran parte imaginadas para este ejercicio). Otros sólo habitan en la imaginación de sus autores y cobran vida en las páginas que a continuación compartimos.
Mostrar más

42 Lee mas

Viaje de Gulliver a Liliput

Viaje de Gulliver a Liliput

a los altos cargos y al gran favor de la corte. Se las adiestra en este arte desde su juventud, y no siempre son de noble cuna y de educación elevada. Cuando queda vacante un alto puesto, sea por fallecimiento o por haber caído en desgracia el titular (lo que sucede a menudo), cinco o seis de esos candidatos piden al em- perador permiso para entretener a Su Majestad y a la corte con un baile en la cuerda, y quien salta a mayor altura sin caerse consigue el puesto. Con mucha frecuencia se ordena a los minis- tros principales que muestren su habilidad y convenzan al em- perador de que no han perdido sus facultades. Flimnap, el teso- rero, hace en la cuerda floja, según es fama, una voltereta por lo menos dos centímetros y medio más alta que cualquier otro se- ñor del imperio. Yo le vi dar el salto mortal varias veces seguidas sobre un pequeño disco de madera sujeto a la cuerda, que no es más gruesa que un bramante corriente de Inglaterra. Mi amigo Reldresal, secretario de asuntos privados, es, en mi opinión, si no soy parcial, el que sigue al tesorero. El resto de los altos fun- cionarios son bastante parejos entre sí.
Mostrar más

36 Lee mas

Show all 10000 documents...