Ordenación del paisaje

Top PDF Ordenación del paisaje:

Propuesta para la elaboración de un Plan de Ordenación del Paisaje en el casco urbano de Rueda (Valladolid) y su entorno

Propuesta para la elaboración de un Plan de Ordenación del Paisaje en el casco urbano de Rueda (Valladolid) y su entorno

x Usos del suelo: Como muestra la cartografía (figura 29), los usos del suelo son la plasmación de múltiples factores sobre el territorio en su distribución funcional. La acción antrópica no puede por tanto desligarse a la hora de configurar el paisaje en un ambiente explotado desde antaño. Se desprende el carácter productivista del espacio, especialmente el relativo al viñedo y la viticultura (figura 30), haciendo del paisaje de Rueda un espacio fuertemente modificado por las dinámicas recientes de tecnificación y ampliación de los cultivos vitivinícolas, especialmente desde la implantación de la D.O. Rueda como figura de calidad (Molinero Hernando, F. 2011). Sin embargo y pese a la pujanza comercial del vino de Rueda, el resto de los cultivos siguen teniendo una mayor extensión, con la presencia destacada del cereal de secano. De modo residual, pero con creciente interés y dimensión, se encuentra el olivo, plantación de

91 Lee mas

Participación ciudadana y ordenación del paisaje

Participación ciudadana y ordenación del paisaje

Para los procesos participativos de los catálogos del Alt Pirineu i Aran y las Comarques Gironines se diseñó una metodología que incidía en las cuatro primeras fases de elaboración de los catálogos: la identifi cación y valora- ción de los lugares, elementos y visuales más representati- vos o expresivos del paisaje; la indicación de sus cambios, tendencias y problemas; el establecimiento de objetivos de calidad paisajística y la propuesta de soluciones y de líneas de actuación. El proceso participativo avanzó en paralelo con la elaboración de los catálogos, y se estructu- raba en tres fases: una serie de entrevistas en profundidad con agentes del territorio, unas sesiones de debate grupal y una consulta vía Internet (véase fi gura 1).

8 Lee mas

Protección, gestión y ordenación del paisaje salinero de Andalucía

Protección, gestión y ordenación del paisaje salinero de Andalucía

El Estudio de Impacto Ambiental realizado para el Plan ha identificado y delimitado las Unidades Ambientales Homogéneas (UAH) para todo el término municipal, incluyendo las salinas en la siguiente categoría: Unidad de Paisaje 5. Vega y Marismas del Barbate / UAH nº 13. Esteros y Salinas Las Albinas. En la ficha correspondiente a esta unidad ambiental aparece la siguiente descripción: “Singularidad: Paisaje cultural con desmembramiento artificial del cauce en caños, estanques y cristalizadores para la explotación piscícola y salinera.”. El estudio incluye este lugar en la categoría 1ª respecto a la calidad ambiental. Respecto a la clasificación del suelo, las salinas están incluidas en Suelo No Urbanizable de Especial Protección por Legislación Específica: SNU EP LE 2. Parque Natural Pinar de La Breña y Marismas del río Barbate. También pertenecen al Sistema General de Espacios Libres del municipio. Como se ha comentado anteriormente la parte de salinas que ha quedado en el lado oeste de la carretera, aunque pertenece a la red de espacios libres, está excluida del límite del Parque Natural por el estado de deterioro ambiental en el que se encuentra.

94 Lee mas

TítuloEl papel del clero regular en la ordenación del paisaje: el caso del Monasterio de San Julián de Samos

TítuloEl papel del clero regular en la ordenación del paisaje: el caso del Monasterio de San Julián de Samos

Para alcanzar ese objetivo no se creó un documento de planeamiento concreto, sino que la comunidad utilizó un instrumento relacionado con la explotación de la tierra y de las construcciones existentes en ella. El foro fue un docu- mento perfecto para ejercer el control sobre la ordenación del territorio habitado, porque sus cláusulas relacionaban las condiciones, más o menos estrictas, con las que se podía habitar, proteger y transformar el medio existente. En otras palabras, las cláusulas de las escrituras de foro eran dispo- siciones establecidas por la comunidad monacal en las que, con un sentido planificador, quedaban fijadas las posibili- dades de alturas, usos, ubicación, dimensiones, alineacio- nes,..., tanto de las construcciones, como de las propiedades agrícolas, controlando así el proceso de transformación del medio, protegiendo las áreas territoriales de administra- ción directa por parte de la comunidad y, en definitiva, defi- niendo la imagen del paisaje urbano y rural dentro del coto jurisdiccional.

11 Lee mas

El Observatorio del Paisaje

El Observatorio del Paisaje

__El Observatorio del Paisaje de Cataluña es un ente de asesoramiento de la Administración catalana y de concienciación de la sociedad en materia de paisaje. Estudia el paisaje y su evolución, elabora propuestas y sensibiliza la sociedad sobre la conveniencia de una mayor protección, gestión y ordenación del paisaje en Cataluña en el marco de un desarrollo sostenible. __Es un espacio de encuentro entre la Generalitat de Cataluña, la Administración local, las

24 Lee mas

(texto completo)

(texto completo)

El capítulo III establece los instrumentos para la pro- tección, gestión y ordenación del paisaje. Entre estos instrumentos están los catálogos del paisaje de Galicia, las directrices de paisaje, los estudios de impacto e inte- gración paisajística y los planes de acción del paisaje en áreas protegidas. Los catálogos del paisaje se refieren a las grandes áreas geográficas establecidas, señalándose su contenido mínimo, la delimitación de las unidades de paisaje y la posibilidad de que en los mismos se identifi- quen determinadas zonas como áreas de especial interés paisajístico. Las directrices del paisaje fijan propuestas de objetivos de calidad paisajística para las unidades de paisaje definidas, y asimismo prevén su contenido mínimo y su aprobación por el Consejo de la Xunta de Galicia. Se prevé, también, la incorporación de estas directrices con los instrumentos de ordenación territorial y urbanística, con la consiguiente vinculación jurídica en la planificación sectorial. Se subraya en este capítulo no sólo la integración de los criterios dirigidos a la protec- ción del paisaje en las evaluaciones ambientales estraté- gicas de aquellos planes y programas que deban some- terse a este procedimiento con arreglo a lo que prevé la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efec- tos de determinados planes y programas en materia de medio ambiente, sino también a los estudios de impacto e integración paisajística que deben constar en todos aquellos proyectos sujetos a la evaluación de impacto ambiental, en los que se evaluarán los efectos del pro- yecto sobre el paisaje, determinando sus contenidos mínimos.

6 Lee mas

Estado del arte en las conceptualizaciones del paisaje y el paisaje urbano: una revisión bibliográfica

Estado del arte en las conceptualizaciones del paisaje y el paisaje urbano: una revisión bibliográfica

Como lo describe el geógrafo humano Georges Bertrand, el paisaje es: “…indefinido y posiblemente indefinible, es el ineludible leitmotiv. No constituye ni el centro de gravedad, ni la meta final. Simplemente es vivido como un inseparable compañero de ruta. En su cotidiana familiaridad y con su perpetuo encanto, ayuda a entablar un diálogo con los territorios afrontados, esta tierra de hombres que justifica toda esta investigación” (Rodríguez Martínez, 2008). Pero, el paisaje es algo más que la simple imagen que podemos observar o que un lugar presenta desde un determinado punto de observación. El estudio del paisaje puede constituir una verdadera ciencia de integración multidisciplinar que es necesario definir en forma más concreta y clara, y de resituar dentro del competitivo mundo de las ciencias actuales (Jardí, 2000).

17 Lee mas

Pervivencias del paisaje de la seda

Pervivencias del paisaje de la seda

de transformación de los secanos con la captación de aguas subte- rráneas. Este proceso empezó en aquellas tierras limítrofes con los regadíos de pie, situadas en las partidas de La Vilella y Les Bas- ses del Rei, junto al camino que une Alzira y Carcaixent. Se trata de terrenos arenosos, poco aptos para cultivos bajos, por lo que se dedicaron fundamentalmen te a plantaciones arbóreas, entre las que en una primera etapa la morera ocuparía un lugar destacado. El resultado fue la aparición de un paisaje diferente al de las huertas de pie, caracterizado por la presencia de huertos, término que denomina una porción del suelo, generalmente cerrada de pared y de- dicada a arbolado, mientras que las huertas se dedican a cultivos bajos en campos abiertos.

6 Lee mas

Las nociones de paisaje y sus implicaciones en la ordenación

Las nociones de paisaje y sus implicaciones en la ordenación

El análisis de los elementos visuales básicos del paisaje contribuyen a determinar su carácter: forma, línea, color, textura, escala y escena. En todos ellos importa la extensión / variación, la uniformidad / contraste, la homogeneidad / dominancia visual. Y en cualquier caso, ayudan a evaluar más o menos objetivamente las cualidades estéticas: la calidad visual. La apreciación de los elementos visuales varía a menudo con todo tipo de modificadores de visión, como son la distancia, el ángulo de visión, la iluminación, la refracción de la luz, los fenómenos atmosféricos, el movimiento, el encajamiento, la situación, la época del año, la hora del día, etc. Y entre los mayores modificadores de la visión se encuentra la posición del observador (superior, normal o inferior). ‘Forma’ es el volumen de un objeto que, definido por su contorno y por lo que le rodea, se evalúa teniendo en cuenta las características geométricas, la complejidad y la orientación, de forma que puede apreciarse la dominancia del objeto en relación con su entorno. ‘Línea’ es el camino que sigue la visual en relación con las diferencias de forma, color o textura: límites de áreas, bandas, siluetas, alineaciones, etc. Se evalúa su fuerza o vivacidad (continuidad, rotundidad), su longitud y unicidad, su complejidad y su orientación. ‘Color’, que permite diferenciar áreas y objetos. Los colores claros y cálidos presentan cierta dominancia frente a los oscuros y fríos. ‘Textura’ es la plasmación visual de la relación entre luz y sombra que, apreciada en la distancia en forma de agregaciones de objetos (cultivos, montes, prados…), se muestra como una superficie más o menos continua con un grano característico, fino, medio o grueso. Las texturas gruesas y contrastadas presentan mayor dominancia, frente a las de grano fino y de poco contraste. ‘Escala’ es la proporción relativa entre el tamaño de los objetos y entre éstos y su entorno, establecida por comparación con objetos de dimensión más o menos imaginable. ‘Escena’ es el conjunto formado por la disposición de objetos y espacios, el carácter espacial del paisaje, en el sentido de relación con el fondo y de ubicación en el espacio (objeto sobre la llanura, en el fondo del valle, a pie de ladera, a media ladera, en línea de cumbre) y en el sentido de composición (escena panorámica, escena encajada, escena dominada por una figura, escena focal y escena en la espesura).

28 Lee mas

PRINCIPALES NOVEDADES DE LA LEY 5/2014, DE 15 DE JULIO, DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO, URBANISMO Y PAISAJE, DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

PRINCIPALES NOVEDADES DE LA LEY 5/2014, DE 15 DE JULIO, DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO, URBANISMO Y PAISAJE, DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

La ordenación pormenorizada contendrá, entre otras cuestiones, la delimitación de ámbitos de actuación sobre el medio urbano a que se refiere el artículo 72 LOTUP y la LRRRU (art. 35.1 i) LOTUP. El art. 72.4 LOTUP dice que las actuaciones sobre el medio urbano tendrán la consideración de actuación aislada o actuación aislada de acuerdo con lo dispuesto en el propio artículo 72 y con los criterios de elección entre una y otra regulados en el art. 73, que remite a los documentos de planeamiento los criterios para incluir los terrenos en una actuación integrada o aislada. En concreto, el art. 73.1 a) dice que «en las manzanas con urbanización preexistente completa, procede la actuación aislada, salvo cuando las circunstancias aconsejen la formulación de un plan de reforma interior para realizar actuación de renovación o regeneración sobre el medio urbano». Los planes de reforma interior ordenan pormenorizadamente sectores en ámbitos previamente urbanizados o con algún grado de consolidación y en los ámbitos de actuación sobre el medio urbano en materia de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas (art. 40.1). Los planes de reforma interior podrán delimitar unidades de ejecución por necesidades funcionales de renovación urbana o cuando sean necesarias según las normas y criterios de equidistribución previstos por el PGE y la LOTUP; y establecerán los ámbitos a desarrollar mediante actuaciones aisladas, allí donde no se precisen las actuaciones integradas (art. 40.3).

16 Lee mas

Huerta de Valencia Analisis Visual

Huerta de Valencia Analisis Visual

Las especies cultivadas han ido cambiando a lo largo de los siglos: de los cereales antiguamente abundantes y hoy prácticamente inexistentes, pasando por las plantas tintoreras como la alheña (Lawsonia inermis), los cultivos de especias (los “rincones de especias” de los árabes) con estragón, cilantro, comino, perejil, etc., o plantas con alto contenido en taninos para usarlas en las actividades del curtido, como el Zumaque (Rhus coriaria) o el granado (Punica granatum), también cultivado por sus frutos, o posteriormente la importante presencia de las moreras para la cría del gusano de seda, se ha pasado en la actualidad a una mezcla de cultivos de origen autóctono (alcachofas, judías, lechugas, …), de procedencia americana (patatas, tomates, maíz, tabaco, …), así como de otras procedencias (sandía, chufa,…). Estos cultivos tienen una clara estacionalidad, creando una variación de texturas y colores en el paisaje con el paso de las estaciones. La Huerta presenta una estructuración en parcelas de forma cuadrangular de tamaño variable, aunque generalmente de proporciones no muy grandes; aunque han existido algunas grandes propiedades, nunca en número excesivo, hoy en día predomina un abundante minifundismo. No existe una uniformidad en el cultivo que se realiza en estas parcelas, ya que mientras en unas se puede estar cultivando una determinada especie agrícola, inmediatamente a continuación se puede estar cultivando otra con unas características distintas (altura, color, estructura del cultivo, etc.), o simplemente se puede tratar de un campo que esté en reposo, es decir, sin ningún cultivo en ese momento, y por tanto presente una coloración entre ocres y marrones del substrato. Esta estructura provoca que la Huerta aparezca como un mosaico de colores y texturas en constante transformación.

52 Lee mas

Dialnet TerritoriosSinDiscursoPaisajesSinImaginario 2585408

Dialnet TerritoriosSinDiscursoPaisajesSinImaginario 2585408

MA , 2000). El valle de Camprodon era la «Suiza de los barceloneses» en palabras de Carles Bosch de la Trin- xeria, pero Víctor Balaguer la aplicó a la Cerdaña, Jo- sep Pleyan de Porta la utilizó para describir el Valle de Aran, Dolors Moncerdà de Macià se sirvió de la misma imagen para cantar la belleza del lago de Banyoles y, en 1908, mosén Gelabert irá más allá y titulará su cono- cido itinerario turístico por la comarca de Olot Guia il·lustrada d'Olot y ses valls. La petita Suissa Catalana. Los paisajes de referencia que se desprenden del ar- quetipo paisajístico mayoritario siguen hoy marcando la pauta, aunque es cierto que algunas acertadas deci- siones tomadas en el ámbito de las políticas territoria- les y ambientales y también de las estrategias turísticas han dado su fruto y han permitido incorporar al club de los paisajes de referencia estereotipados algunos paisa- jes inexistentes hace solamente treinta años. Me refie- ro, por ejemplo, a los paisajes de los humedales (los del Ampurdán y los del Delta del Ebro) o los de la viña (pensemos en la Ruta del Císter y en el Priorato), por no hablar de algunos otros ejemplos geográficamente más limitados, como el paisaje volcánico de la Garro- txa, prácticamente olvidado hasta hace tres décadas. La famosa escuela de pintura paisajística de Olot no refle- jó de una manera evidente y explícita la dimensión vol- cánica de la zona, mientras que ahora es la que atrae a los visitantes y la que da sentido y coherencia al primer parque natural que se declaró en la Cataluña democráti- ca, el de la zona volcánica. Así, pues, los paisajes de referencia se han ampliado, incorporando incluso algu- nos núcleos urbanos, como el casco antiguo de Girona, entre otros. Eso es cierto y bueno, porque muestra que disponemos de un imaginario colectivo aún relativa- mente permeable, pero no resuelve el reto que tenemos delante y que planteaba hace un momento: el abismo entre el paisaje representado y el paisaje real y la inca- pacidad de generar nuevos paisajes con los que la gente se pueda identificar; nuevos paisajes de referencia, en definitiva.

10 Lee mas

09 HERNANDEZ

09 HERNANDEZ

Las políticas de desarrollo rural, apoyadas en la plurifuncionalidad de los paisajes, pre- tenden internalizar una serie de externalidades que los definen para de este modo contribuir a generar rentas que fijen a la población en áreas marginales. El turismo rural se convierte en una posible alternativa para frenar el deterioro físico y social de estos territorios al convertir esos recursos naturales, paisajísticos y patrimoniales en un producto. No obstante, en algunas ocasiones el paisaje desempeña una mera labor pasiva, ya que es utilizado como recurso que atrae a los visitantes, pero con mínimas iniciativas encaminadas hacia su conservación. La implementación de prácticas que vinculan desarrollo y conservación en una primera aproxi- mación puede parecer lógica y sencilla, pero no lo es, desde una óptica práctica y aplicada. Varias razones justifican que las relaciones entre «turismo rural, agricultura y paisaje» sean más teóricas que reales (Moltó y Hernández, 2000). En primer lugar, el atractivo de estos espacios radica en sus paisajes, en su patrimonio y cultura siendo, por tanto, necesario con- servarlos y para ello la actividad agraria juega un papel fundamental; hecho que, sin embargo, en muchas ocasiones parece ser olvidado por los gestores de estos programas, políticos de los ayuntamientos en donde se aplica e incluso por los propios particulares. La realización de tareas que facilitan la conservación de los paisajes son generalmente más costosas que aquéllas que únicamente persiguen un fin productivo, ya que suelen implicar una mayor dedicación de tiempo y generalmente no proporcionan beneficios económicos directos sobre quien los lleva a cabo, sino más bien externalidades para la comunidad. Es necesario, por tanto, fomentar su realización. La aplicación de los denominados «Programas de Gestión del Espacio Rural» puede ser un inicio esperanzador.

16 Lee mas

Huerta de Valencia Analisis Visual

MEDIDAS Y ACCIONES PARA LOS OBJETIVOS DE CALIDAD

Los caminos rurales que recorren la Huerta, aunque menos frecuentados, tienen gran importancia debido a su potencial como elementos estructurantes del paisaje desde los cuales se percibe la experiencia de recorrer la Huerta. En el estudio identificamos cuales de estos caminos deberán considerarse “recorridos escénicos”, que son aquellas vías de comunicación, caminos tradicionales, senderos o similares, o segmentos de ellas que tienen un valor paisajístico excepcional por atravesar y/o tener vistas sobre paisajes de valor natural, histórico y/o visual. Al circular por ellos a menor velocidad o en vehículos donde el contacto con el paisaje es más directo (bicicleta, caballo,...), éste se percibe con mayor detalle, no sólo para la vista, sino también para otros sentidos como el oído, el olfato o incluso el tacto. Esto se tendrá en cuenta a la hora de gestionar los paisajes colindantes con los recorridos interiores de la Huerta.

52 Lee mas

Ordenación por rodales de los acebales del sistema ibérico norte

Ordenación por rodales de los acebales del sistema ibérico norte

Se intenta realizar una ordenación que garan- tice la conservación y mejora de las masas natu- rales de acebo existentes en el Sistema Ibérico Norte manteniendo los usos y aprovechamientos, actuales y tradicionales, compatibles con su con- servación mediante su aprovechamiento sosteni- ble con un uso múltiple. En definitiva, se pretende racionalizar y desarrollar las potenciali- dades de estos ecosistemas singulares, a los que el desarrollo socioeconómico ha ido cambiando de usos, para garantizar su persistencia a través de su aprovechamiento sostenible integral.

6 Lee mas

Experiencias de análisis territorial y zonificación para la integración del desarrollo, el patrimonio y el paisaje en la ordenación del territorio

Experiencias de análisis territorial y zonificación para la integración del desarrollo, el patrimonio y el paisaje en la ordenación del territorio

modelo de ordenación municipal con implicaciones territoriales”. Para ello, los proponentes consideraban de especial interés analizar con una visión integradora. A esta visión contribuirían también los numerosos estudios que, desde la Geografía, insistían en la necesidad de superar la concepción del espacio rural como espacio agrario o marginal para entenderlo como parte de un engranaje mucho más complejo -desde una perspectiva económica, funcional o territorial- de forma que los procesos de cambio en áreas rurales comenzaron a relacionarse cada vez más con los fenómenos económicos, sociales y territoriales del mundo urbano. Una segunda línea de aproximación profundizaba en las bases sociales de construcción del territorio, en el legado cultural que atesora y en la capacidad inspiradora de esa herencia para el diseño de estrategias de intervención para el futuro, como se defiende también en los programas de patrimonio de la UNESCO. Eizaguirre (2001) planteaba un método de trabajo para intervenir en el espacio rural apoyado en el conocimiento de sus elementos -la explotación agraria, la red de caminos rurales, los elementos físicos estructurantes, el parcelario, los usos del suelo, o la localización y morfología de los terrazgos- cuya configuración a lo largo del tiempo permite conocer las claves de la construcción del territorio para utilizarlas después como pautas para la intervención urbanística. Una idea que compartían Menéndez de Luarca y Soria (1994, 2001) al decir que "entender e interpretar un territorio históricamente conformado, equivale a descifrar el lenguaje por el que ese territorio se expresa, requiere descubrir el sistema de signos específico de cada organización territorial". El conocimiento del proceso de construcción del territorio se considera necesario para idear propuestas de regulación, directrices, normas y soluciones que, sin destruir las raíces culturales de la sociedad ni hipotecar el futuro, puedan afrontar los retos del presente.

25 Lee mas

Ejemplo teórico de aolicación de las herramientas de la ecología del paisaje en la ordenación por rodales en La Cerdeña

Ejemplo teórico de aolicación de las herramientas de la ecología del paisaje en la ordenación por rodales en La Cerdeña

El paradigma actual de la ordenación por rodales sobrepasa su definición clásica como método de ordenación para constituirse en un modo de planificación que considera unidades de gestión espa- cialmente detalladas y de dimensiones menores a las aplicadas tradicionalmente. Esta mayor defini- ción en la escala de trabajo permite y aconseja tomar en consideración la localización espacial de especies y estructuras de masa de forma explícita. Este trabajo presenta los resultados de aplicar métodos de ecología del paisaje a dos fechas y dos simulaciones temporales de la aplicación de tra- tamientos prescritos por dos métodos de ordenación sucesivos en el sector central de la montaña de Aransa, La Cerdaña. En primer lugar se generan las distribuciones espaciales de clases naturales de edad/estructuras en 1991 y 2003 (Ordenación por grupo de regeneración estricto), y 2007 y 2019 (Ordenación por rodales) y a continuación se calculan diversos índices para ilustrar y cuantificar los cambios espaciales planificados.

8 Lee mas

Propuesta para integrar el paisaje del parque nacional el ávila a la ordenación del territorio metropolitano de caracas

Propuesta para integrar el paisaje del parque nacional el ávila a la ordenación del territorio metropolitano de caracas

Reconocer la importancia del paisaje como la complementariedad entre lo natural y lo construido, así como resituar el papel del hombre en esa relación, sienta las bases de cualquier actuación sobre el territorio (BRICEÑO ÁVILA & CONTRERAS, 2012, pág. 231). Es por esto que la correlación entre el paisaje y la OT se establece con la finalidad responder al creciente deterioro de los paisajes y, a su vez, proponer una gestión pública que se ocupe de ellos, debido a que el paisaje y la OT “pueden establecer unas relaciones de interés, tanto para consolidar una función pública que resulta actualmente imprescindible, como para mantener las cualidades de un recurso delicado, el paisaje, de creciente valoración social, ambiental, económica y cultural” (ZOIDO N & VENEGAS M, 2002, pág. 12). Desde la idea que el paisaje es un término referido a la percepción visual y a la construcción cultural del territorio.

77 Lee mas

El paisaje como elemento integrador en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Covalagua y Las Tuerces (Palencia)

El paisaje como elemento integrador en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Covalagua y Las Tuerces (Palencia)

De todos los factores estimados es quizá el paisaje el que mejor sintetiza tanto las líneas estratégicas como los valores naturales, culturales y educativos de ambos espacios naturales, reflejando también distintos aspectos globales muy importantes de cara a su planificación y al mantenimiento de su papel ecológico. Entre estos aspectos se puede citar la expresión visual de los procesos geomorfológicos dinámicos que prota- gonizan ambos espacios (la dinámica kárstica, la erosión fluvial, el proceso geológico de captura de la cuenca del Duero por el Río Ebro), la conexión territorial que comparten, la percepción de los grandes cambios biogeográficos, el papel de los corredores de comuni- caciones, tanto ecológicas como socio- económicas y la relación paisajística entre la Meseta y las montañas que la bordean, por citar algunos de los más aparentes. La consideración del paisaje en dos espacios separados, de dimensiones reducidas, pero unidos por una fuerte conexión visual y territorial supone además un reto metodológico interesante, ya que el marco legal en el que se insertan apenas permite margen de maniobra para regular actividades en el exterior del ámbito estricto de los espacios.

29 Lee mas

Para descargar el documento haz clic AQUI

Para descargar el documento haz clic AQUI

El ordenamiento territorial debe realizarse a escala del paisaje, en un área suficientemente extensa que pueda tener resiliencia ante cambios ambientales y mantener su integridad ecológica. La gestión del paisaje es un enfoque esencial para el manejo sostenible de los recursos naturales, incluidos los bosques, que exige una acción interinstitucional coordinada y la participación eficaz de diversos actores interesados. Por consiguiente, la planificación del MFS requiere un marco adecuado, combinado con el uso de tecnologías apropiadas y procesos eficaces de seguimiento y control.

84 Lee mas

Show all 6579 documents...