Paul Groussac

Top PDF Paul Groussac:

Esteban Echeverría y la constitución de la literatura nacional en un manuscrito inédito de Paul Groussac

Esteban Echeverría y la constitución de la literatura nacional en un manuscrito inédito de Paul Groussac

Universidad de Buenos Aires aeromagnoli@gmail.com Resumen: En este artículo se analiza un manuscrito en su mayor parte inédito (fechado en 1882) de Paul Groussac, enteramente dedicado a la vida y la obra de Esteban Echeverría. Desde el epígrafe (Bibe aquam de cisterna tua), Groussac evalúa la obra echeverriana en relación con el problema de la constitución de una literatura nacional: de un lado, casi toda su obra como escritor y pensador, signada por la imitación o el plagio; del otro, y casi en soledad, “la feliz excepción de ‘La cautiva’”. Se busca dar cuenta de las formas en que las tesis del crítico francés discuten con las de Juan María Gutiérrez (primer crítico, biógrafo y editor de las obras completas de Echeverría) y asimismo examinar las operaciones mediante las cuales se construye una posición de enunciación propia cuyos rasgos atravesarán su obra posterior. Palabras clave: Esteban Echeverría – Paul Groussac – Literatura nacional – Crítica literaria
Mostrar más

24 Lee mas

Paul Groussac: los intelectuales, la sociedad civil y el Estado liberal

Paul Groussac: los intelectuales, la sociedad civil y el Estado liberal

Cuando en el nº 1 (de junio de 1896) de La Biblioteca, su director, Paul Groussac señala los propósitos y el criterio editorial de la revista, se aparta de lo que, en términos estrictos, corresponde a una publicación que desde la perspectiva del Ministerio de Justicia, Culto e Instrucción Pública debía cumplir, según palabras de Luis Beláustegui, “con los propósitos y fines de una publicación costeada por el Tesoro público”. 3 En ese sentido, el producto es anómalo respecto de las reglas institucionales fuertes que delimitan su campo de enunciación. Groussac se adueña de y ocupa un espacio estatal para abrir el terreno a la difusión de la producción cultural y literaria de esos años. Con la impostura de este desplazamiento funda uno de los hitos para la futura delimitación de los campos intelectual y literario. Groussac, consciente de la carencia de espacios específicos de circulación para la producción cultural, está convencido de que son las revistas culturales las que funcionan corno el medio ideal, para la circulación, promoción y consagración de los productos intelectuales. Aunque en verdad La Biblioteca no es la expresión de la ideología de una formación cultural preexistente, sino que es ella la que recorta y constituye a los sujetos, otorgándoles cierto rasgo formacional, y en ello debe leerse su carácter performativo y por lo tanto fundacional. 4
Mostrar más

8 Lee mas

El relato policial y la etapa fundacional : el "caso" Paul Groussac

El relato policial y la etapa fundacional : el "caso" Paul Groussac

Al regreso de su viaje a París, en 1883, Paul Groussac concibe y escribe su único cuento policial, a la par que publica la novela Fruto vedado. El cuento apareció en su versión original en el diario Sud América en 1884 con el título de “El candado de oro”. Groussac lo vuelve a publicar, sin firma, y con el título definitivo, “La pesquisa” 1 , en 1897, en la revista La Biblioteca, que él dirigía. Para los historiadores e investigadores del policial argentino está incluido en lo que denominan la etapa o “período formativo”, es decir, en el de los primeros pasos “del policial” (Lafforgue, 1997: 13) 2 , o con más precisión, antes del final del siglo XIX. También, y desde una perspectiva generacional, aclaran que “en realidad, los primeros relatos de índole policial con conciencia y conocimiento del género aparecen en los escritores del ochenta”. Se acepta el cuento de Groussac como “exponente apropiado de una época” y también como, posiblemente, “el primer relato policial” (Fevre, 1994: 21-22 y 49). Con todo, se reconoce la labor de los “aislados exponentes del género”, aunque sin analizar la obra de éstos.
Mostrar más

13 Lee mas

LAS DERIVAS DE PAUL GROUSSAC COMO ARTICULADOR CULTURALENTRE EXPOSICIONES INTERNACIONALES, CELEBRACIONES Y EVENTOS PÚBLICOS, 1882-1911

LAS DERIVAS DE PAUL GROUSSAC COMO ARTICULADOR CULTURALENTRE EXPOSICIONES INTERNACIONALES, CELEBRACIONES Y EVENTOS PÚBLICOS, 1882-1911

Entre estas obras, se destacaron las presentadas por Santa Fe y Córdoba. La primera fue realizada por Gabriel Carrasco; 7 la segunda, por una comisión en la que se encon- traba Paul Groussac. 8 Con los materiales de este texto, el último publicóparalelamente un libro titulado Ensayo Histórico sobre el Tucumán. 9 El autor, que había vivido en Tucumán entre 1871 y 1882, consiguió que su nombre resonara en Buenos Aires con la publicación de este volumen. Nicolás Avellaneda prodigó una gran cantidad de elogios a su trabajo, mientras que Adolfo Carranza lo defenestró señalando errores fácticos y juicios que consideraba falaces; destacaba:: “el hecho de ser extranjero su autor, puede ser un título para suponerle imparcial, pero desgraciadamente no ha sido así y es no solamente inconveniente sino perjudicial el aceptarlo para la enseñanza de la juventud y el conocimiento de los demás pueblos”. 10 Más allá de los contrapuntos, sin embargo, el texto fue muy bien recibido en algunos círculos: “el señor Pablo Groussac, ó mejor dicho, M. Paul Groussac, aunque nadie creería al leerlo que un francés es quien escribe, por la propiedad y galanura con que maneja el habla castellana [...] Se trata, pues, de todo un escritor, de un literato”. Se subrayaba, además, que el volumen debía ser considerado “un libro de historia argentina escrito por un europeo, es una verdadera novedad, y [...] se trata de una de esas obras que deben colocarse en la primera línea”. 11 Ésta fue la primera coyuntura, en lo que respecta a la carrera pública de Groussac, en la que su condición de extranjero se convirtió en elemento para ser evaluado positiva o negativamente.
Mostrar más

24 Lee mas

En zaga de tantos otros: Paul Groussac y la angustia de las influencias en el Río de la Plata

En zaga de tantos otros: Paul Groussac y la angustia de las influencias en el Río de la Plata

Dada la posición del problema, no dejaría de ser curioso que la solución correcta, inútilmente buscada por los críticos profesionales y universitarios europeos, fuese encontrada por un simple aficionado de Sud América...Voy a someter a los estudiosos, para que la examinen y discutan, la conjetura de que la idea fundamental de la Tempestad procede del Cíclope, de Eurípides. (1904: 269). De aquí en más, Groussac intentará probar su hipótesis sobre las ‘verdaderas’ fuentes del drama. Los pasajes no dejan lugar a dudas de que Borges encontrará en el francés al precursor de los personajes escoliastas de sus ficciones. Esto implica algo más que lo señalado por Renzi, el personaje de Piglia en Respiración Artificial (1980), respecto de “Pierre Ménard, autor del Quijote” (1939) como parodia del Groussac de Une énigme littéraire. Le ‘Don Quichotte’ d’Avellaneda (1903), ensayo en el cual el francés proponía una nueva hipótesis sobre la identidad del autor del falso Quijote que sería oportunamente refutada por Menéndez y Pelayo. El hecho de que, más allá de este incidente bochornoso, pueda encontrarse en Groussac un precursor de varios personajes borgesianos confirma el éxito de su construcción de una imagen de crítico especialista, cuya obsesión por las ascendencias legítimas de los textos lo llevó a invalidar, como destaca Horacio González, “el poder del apócrifo”:
Mostrar más

13 Lee mas

Paul Groussac en la historia de la musicografía argentina

Paul Groussac en la historia de la musicografía argentina

Ya en el terreno que aquí interesa, el de la estética musical -es decir, las distintas consideraciones sobre lo bello musical- ella estaría en manos, en los años de actividad de Groussac[r]

21 Lee mas

Paul Groussac en la crítica musical argentina : (acusación y defensa)

Paul Groussac en la crítica musical argentina : (acusación y defensa)

Juan Canter, que ha es­ tudiado a Groussac con amor y devoción que no oscurece la lucidez crítica, ha escrito en uno de sus numerosos artículos publicados en el diario La Nación: "La ver[r]

23 Lee mas

Hurtado y Arias, historiador y crítico

Hurtado y Arias, historiador y crítico

dé Marmolejo hasta Vicente Fidel López, o desde Fray Servan do Teresa de Mier hasta Vicuña Mackenna, para no citar a cuantos como Groussac, Levéne, Fortuol o Villanueva están muy cerca d[r]

14 Lee mas

Apuntes : número especial, 1968

Apuntes : número especial, 1968

Paul Claude1 Frances.. Dabesa 17, DobGsa..[r]

55 Lee mas

La madurez humana psicológica y espiritual : una comprensión desde los acompañantes espirituales de los colegios escolapios de Santiago de Chile

La madurez humana psicológica y espiritual : una comprensión desde los acompañantes espirituales de los colegios escolapios de Santiago de Chile

Desde el punto de vista de la fe, sería la voluntad de Dios que Paul vaya al tercer mundo y así se entiende frente a la promesa que Paul le realiza a Dios, para aquellas personas que tie[r]

294 Lee mas

laletra doc

laletra doc

"En 1960 o 1961 Paul Auster fue de excursión al bosque. No era el escritor Paul Auster, sino un colegial de trece o catorce años que se llamaba Paul Auster, pasaba el verano en un campamento del norte del estado de New York y treinta años después escribiría una novela llamada Leviatán . El día que Paul Auster fue de excursión al bosque estalló una tormenta: una tempestad de agua, rayos y truenos envolvió a los excursionistas. Paul Auster recuerda que los rayos caían como lanzas. Los excursionistas atravesaban un bosque: uno dijo que, si se alejaban de los árboles, si encontraban un claro, estarían más seguros. Tuvieron suerte: encontraron un claro aislado por alambre de púas, más allá de los peligros del bosque. Los exploradores se pusieron en fila para pasar bajo la alambrada: ordenadamente, de uno en uno. Entonces les llegó el turno a los exploradores Ralph y Paul. Ya cruzaban la alambrada, primero Ralph, y después Paul, a medio metro de Ralph: justo cuando Ralph pasaba por debajo de la alambrada, cayó un rayo. Ralph se detuvo y Paul pasó a su izquierda. Paul arrastró a Ralph: que siguieran pasando los exploradores. Se había desmayado Ralph, y los rayos caían como lanzas, los exploradores chillaban y lloraban rodeados por la tormenta, y a Ralph se le ponían los labios azules, cada vez más azules, mientras sus compañeros le frotaban las mas frías, cada vez más frías. Cuando la tormenta acabó, los exploradores se dieron cuenta de que Ralph estaba muerto. Si la fila de exploradores se hubiera formado de otra manera, quizás no hubiera existido el escritor Paul Auster. Quizás el explorador Paul Auster hubiera muerto electrocutado, porque hubiera cruzado la alambrada en lugar del explorador Ralph. O quizás, si no hubiera vivido tan de cerca la muerte del explorador Ralph, no hubiera tenido una idea tan clara de cómo el azar decide de repente la vida y la muerte de las personas, y no hubiera escrito ninguna de las novelas que escribió mucho más tarde. El mundo es un misterio azaroso".(2)
Mostrar más

7 Lee mas

El mal y la mancha

El mal y la mancha

Ellllal y la mancha Cristóbal Holzapfel Universidad de Chile Universidad Nacional Andrés Bello Paul Ricoeur El mal y la mancha (A propósito de lo ético en Paul Ricoeur) Cristóbal Holzapfel Universidad[.]

14 Lee mas

Velocidad y comunicación: la revolución de las transmisiones según Paul Virilio

Velocidad y comunicación: la revolución de las transmisiones según Paul Virilio

177 Velocidad y comunicación La revolución de las transmisiones según Paul Virilio Por Leonardo Marcos Oit tana Velocidad y comunicación La revolución de las transmisiones según Paul Virilio Speed and[.]

18 Lee mas

Paul Greengard y la neuroquímica pdf

Paul Greengard y la neuroquímica pdf

Vanderbilt University con Earl W. Sutherland Jr, un eminente bioquímico que había llevado a cabo trascendentes descubrimientos sobre la actividad neuroquímica desencadenada por acción hormonal en los tejidos adiposo y muscular, trabajos por los que se le concedió el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en el año 1971. Paul Greengard buscó en las células nerviosas mecanismos de activación similares a los descubiertos por Sutherland en el tejido muscular y adiposo en respuesta a determinadas hormonas.En aquella época las investigaciones de Paul Greengard contravenían la convicción científica aceptada de que la transmisión de los impulsos nerviosos solo se fundamentaba pulsos eléctricos. Paul Greengard logró un cambio de paradigma: la aceptación de la neuroquímica como mecanismo de transmisión nerviosa. Este hallazgo ha hecho posible explicar, al menos
Mostrar más

5 Lee mas

TítuloLas ciudades de Paul Klee

TítuloLas ciudades de Paul Klee

Fig.1 1 Paul Klee, Castillo para construir en el bosque, 1926 acuarela sobre papel 28x40,8 cm.L Graphische Sammlung der Staatsgalerie, Stuttgart... En el cuadro Castillo para construir e[r]

5 Lee mas

Consentimiento y esperanza en Paul Ricoeur

Consentimiento y esperanza en Paul Ricoeur

Tomamos como base los conceptos de consentimiento y esperanza, que son temas nucleares en el pensamiento de Ricoeur; entre ellos aparece el tratamiento de la libertad, concepto que invol[r]

9 Lee mas

Val Morrison Paul Bennett

Val Morrison Paul Bennett

Se define el control conductual percibido como la creencia de una per- sona de que tiene el control sobre su propia conducta en determinadas si- tuaciones, incluso cuando afronta determi[r]

725 Lee mas

Asentamientos europeos en la cuenca del Río de la Plata: primeras aproximaciones a Corpus Christi

Asentamientos europeos en la cuenca del Río de la Plata: primeras aproximaciones a Corpus Christi

A partir de la información relevada en las diferentes fuentes consultadas, se pueden realizar una serie de consideraciones respecto del funcionamiento de Corpus Christi. En principio, se le otorga a este asentamiento el carácter de “puerto”, probablemente como punto de escala y reabastecimiento entre Buenos Aires y Asunción, según se desprende de los distintos escritos. Esto sugiere que Corpus Christi debió estar emplazado en las cercanías de un curso de agua, ya sea la laguna o el río Coron- da, o en la confluencia con alguno de los arroyos que desembocan en ellos (v.g. Bragado, Colastiné, Matadero). Posteriormente, el Teniente Gobernador Ruiz Galán habría fortificado el emplazamiento –“…donde torno a poner e asentar Real…” (Colección Archivo de Indias nº LXXVII, en Groussac, 1912: 209)–, hecho que es apoyado por la carta escrita por de Villalta, en la que se sostiene que Cor- pus Christi constaba de una empalizada al momento del asedio indígena que destruyó el asentamiento (de Villalta, [1556] en Schmidl, 2003 [1567]).
Mostrar más

16 Lee mas

Sobre Paul Klee

Sobre Paul Klee

“Con frecuencia dibujaba en casa de Frick, mi tío el gordo, dueño de un restaurante, y allí vi las Fliegende Blätter 2 . Un huésped observaba cómo trazaba en papel un caballo y una carreta. Al final dijo: ‘¿Sabes lo que olvidaste?’ Pensé que estaría aludiendo a cierto órgano del caballo, y respondí con un terco silencio al hombre que me quería abochornar. Por fin me dijo: ‘El pértigo de la carreta’.”(de seis a siete años, Diarios 1898-1918 de Paul Klee –la anotación corresponde a 1914-)

5 Lee mas

Show all 532 documents...