Pensamiento moral

Top PDF Pensamiento moral:

El pensamiento moral en Descartes

El pensamiento moral en Descartes

discusión correspondiente y se reconocerá el apoyo respectivo cuando se considere pertinente. Sobre estas consideraciones se abordará el desarrollo de un texto dividido en capítulos y parágrafos, cada uno de los cuales deberá dar cuenta de las hipótesis particulares o derivadas en función, por supuesto, de la hipótesis general, de la siguiente manera: el Capítulo primero quiere comenzar a responder la pregunta fundamental de la tesis sobre la posibilidad y sentido de un pensamiento moral en Descartes, aproximándose a los aspectos más generales de su obra con relación a este tema particular, comenzando por una exploración tanto de los textos fundamentales que avalan inicialmente la plausibilidad de la tesis, como de la literatura secundaria que ayuda a ver que, en efecto, ella es posible. El Capítulo segundo se debe ocupar del análisis y la reflexión consiguiente sobre la moral presente en el Discurso del método , tanto en lo referente a los problemas formales de la estructura de la obra, como a los temas de fondo relacionados con las máximas de su Tercera parte, la moral que se pueda hallar en su Sexta parte y, de manera muy especial, la discusión de fondo sobre si la moral de las máximas es provisional o, más bien, es de provi ión. El Capítulo tercero debe afrontar una discusión surgida primordialmente de los estudiosos del filósofo, es decir, de la interpretación que hacen ellos de algunos pasajes muy complejos de Descartes que le permite a más de uno hablar de una moral perfecta e, incluso, de una moral definitiva en su pensamiento, o sea, de varias morales. El Capítulo cuarto se debe ocupar de la exploración y delimitación de los posibles temas de la moral cartesiana, valga decir, de una serie de tópicos que aparecen recurrentemente en distintos escritos suyos que se pueden estudiar, de manera por completo coherente, alrededor de un solo concepto o noción de índole moral, sobre la base de una distinción
Mostrar más

353 Lee mas

Para una psicopedagogía del pensamiento moral : materiales didácticos

Para una psicopedagogía del pensamiento moral : materiales didácticos

Una forma de abordar el problema podría ser: “No hagas a los demás lo que no quieras para ti”, y por esta máxima se moverá, aplicándola a su situación; si vive en un ambiente familiar generoso, fácilmente le surgirán razonamientos morales prosociales “si ayudo a los otros, los demás lo harán conmigo”, sin embargo, si el ambiente es egoísta, su pensamiento moral serà antisocial: “Debo pensar en mí, ya que los otros sólo piensan en sí mismos”. Por ello, el educador debe ser paciente ante las actuaciones instrumentalizadoras y mercantilistas de los menores (Mestre et al., 1997).
Mostrar más

23 Lee mas

«Virtud, hija del cielo»: sobre el pensamiento moral de fray Luis de León

«Virtud, hija del cielo»: sobre el pensamiento moral de fray Luis de León

El texto que acabamos de citar resulta fundamental para delinear el pensamiento moral de fray Luis de León. Según fray Luis de León, Dios ha querido hacer partícipe al ser humano de su inteligencia y razón, ha querido crearlo tal y “como él es”, y para ello lo ha dotado de una naturaleza espiritual. Pero Dios lo ha hecho con el fin de que el hombre domine sobre las demás criaturas, utilizando la inteligen- cia en favor suyo. Para ello es necesario que el hombre se conozca a sí mismo (nosce te ipsum), sepa cuál es su origen, y aprecie los otros bienes de la naturaleza (“contemple toda la naturaleza”). A partir de ese momento, una vez que el hombre conozca el mundo exterior y su propio mundo interior, podrá honrar a Dios practicando la piedad, la religión y la virtud. Se entiende, pues, que el fraile ensalce la virtud: “virtud, hija del cielo” y “la más ilustre empresa de la vida” 7 .
Mostrar más

24 Lee mas

Contingencia y realismo en el pensamiento moral de Iris Murdoch

Contingencia y realismo en el pensamiento moral de Iris Murdoch

Diamond, siguiendo a Murdoch, opina que la diferencia más radical entre unos y otros tiene que ver con sus respectivas percepciones de la naturaleza del lenguaje moral descriptivo. Si partimos del supuesto de que los hechos que constituyen las situaciones en las que actuamos moralmente son descriptibles sin una especial dificultad (plainly) o sin precisar un especial esfuerzo por nuestra parte, entonces probablemente nos mostraremos reacios a aceptar que la complejidad del lenguaje literario pueda arrojar luz sobre estas mismas situaciones. Sería la posición de la filosofía analítica y, con ciertos matices, la visión implícita de Raphael. En cambio, si, como Murdoch, entendemos la descripción de la vida moral como algo difícil, un esfuerzo también lingüístico pero en el que el lenguaje funciona de manera creativa y en búsqueda de una perfección entendida como límite ideal –es decir, si la entendemos como una actividad moral-, aceptaremos de mejor grado los retos interpretativos que nos plantea el lenguaje literario y su insistencia en presentarnos con esmero los detalles más contingentes sin que por ello presupongamos que son los menos explicativos. Una vez más, observamos como el aparentemente ecléctico e intuitivo método murdoquiano es capaz de tomarse el lenguaje más en serio que muchos otros. Y sólo desde esta insistencia en el momento descriptivo del análisis moral se pueden llegar a formular preguntas tan cruciales como “How is it that this (whatever feature of the novel it may be) is an illuminating way of writing about that (whatever feature of human life)?” o, incluso, “How is it that this is so much more illuminating a way of writing about it than are the familiar ways of moral philosophy?”. 79
Mostrar más

299 Lee mas

El lugar de las pasiones del alma en el pensamiento moral en Descartes

El lugar de las pasiones del alma en el pensamiento moral en Descartes

La relevancia de exponer a muy grandes rasgos la concepción que tenían de las pasiones los teólogos de la iglesia, que precedieron a Descartes, radica en que para comprender la novedad del pensamiento cartesiano es necesario comprender en que se distanció del pensamiento de sus predecesores. En esta dirección es preciso resumir el pensamiento de San Agustín de Hipona señalando que en el pensamiento de este teólogo las pasiones en un principio son buenas y malas según el amor que las acompaña, esto es así porque ellas validan su acepción de bien y del mal, entendido el bien como el acercamiento a Dios y el mal como el alejamiento del hombre del Bien Supremo. De ahí que las pasiones buenas son llamadas virtudes por San Agustín y el término “pasiones” queda referido a la parte negativa de éstas. Subsiguientemente, esta doctrina que fue seguida por las órdenes religiosas sometidas a la regla agustiniana, como regla de vida comunitaria, compartida y aceptada por la gran mayoría de pueblos cristianos.
Mostrar más

67 Lee mas

La religión como virtud y sus relaciones en el pensamiento moral de Tomás de Aquino

La religión como virtud y sus relaciones en el pensamiento moral de Tomás de Aquino

La virtud de la religión tiende a la per- fecta relación de amistad del hombre con Dios, cuyo fundamento está en la gra- cia y se manifiesta en las virtudes teolo- gales: «Tal es [r]

43 Lee mas

El razonamiento silogístico como patrón básico del pensamiento moral y científico

El razonamiento silogístico como patrón básico del pensamiento moral y científico

Desde Descartes, en tanto la naturaleza humana hace que cada hombre intrínsecamente posea la razón, la capacidad de inferir, de producir razona- mientos, es universal a la especie. Cuando en la prehistoria un humano tiraba su lanza contra una presa, esperando que de esto se siguiera la muerte de esta, ejecutaba, en esencia, el mismo proceso que una persona que en la actualidad marca su nombre de usuario y luego su contraseña, esperan- do poder entrar a su correo electrónico. En ambos casos de una información previa o dada se espera que se de otra. En la lógica, la rama de la fi losofía que estudia la relación entre la información dada y la que se deriva, se entiende que: “El razona- miento es un genero especial de pensamiento en el cual se realizan inferencias, o sea que se deriva conclusiones a partir de premisas” (Copi, 1962 p.19). La intención de Descartes de prescribir la forma adecuada de guiar la razón, no se concen- tra en reglar como pasar de premisas, lo dado, a conclusiones, lo que se deriva. Como se anotó anteriormente, en el caso de los razonamientos que llevan a lo falso también se da esta relación. La propuesta de Descartes consistía en orientar hacia la verdad, lo sustancial de los razonamientos, su contenido no su forma.
Mostrar más

10 Lee mas

Fortuna moral: el papel de la fortuna en la evaluación moral

Fortuna moral: el papel de la fortuna en la evaluación moral

Para ilustrar da el siguiente ejemplo: un hombre decide un día robar las pertenencias a su abuelo. Sin embargo, el ladrón no sabe que su abuelo ha fallecido y le ha dejado una herencia que consta de todas las posesiones que tenía en vida. Ahora bien, el nieto lleva a cabo el acto de robar pero que, a la larga, no se considera un robo pues únicamente está tomando algo que le pertenece. Así, al acceder a algo que le pertenece, a nivel legal se ha salvado de un castigo pues no ha hecho nada malo: “parece que un golpe de suerte ha rescatado su estatura moral” (Rescher, 1997, pág. 165). En contraparte a este ejemplo, imaginemos un hombre que decide amablemente cuidar un auto de un amigo sin saber que dicho amigo tiene un hermano gemelo. En un momento determinado el hermano gemelo de su amigo le pide el carro y este hombre, en su buena voluntad, comete el error de entregárselo. A pesar de que podemos tener claro que el hombre no es culpable directamente por esta equivocación, y que pensamientos tales como “fue muy ingenuo” o, “podría haberse dado cuenta”, nos lleva a compadecerlo y valorarlo negativamente; no por una mala voluntad sino por un contratiempo dado por la mala fortuna. Incluso parece que la valoración negativa es plausible o incluso correcta.
Mostrar más

82 Lee mas

Autonomía moral. El ser y la identidad de la teología moral

Autonomía moral. El ser y la identidad de la teología moral

“Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir la vida eterna?” Esta cuestión tomada del Evangelio de Mateo (19, 16), con la que da inicio el primer capítulo de VS (n. 6), es puesta como la pregunta esencial de la vida moral humana, es la auténtica “pre- gunta moral”. Ahora bien, ¿se refi ere tan sólo a determinados actos que uno debe realizar o tiene un alcance más amplio? En este sen- tido me parece interesante subrayar algo que la propia VS en su exégesis de este pasaje bíblico afi rma un poco más adelante: “para el joven, más que una pregunta sobre las reglas que hay que obser- var, es una pregunta de pleno signifi cado para la vida. En efecto, ésta es la aspiración central de toda decisión y de toda acción humana, la búsqueda secreta y el impulso íntimo que mueve la libertad” (VS 7). Dicho de otra manera: la esperanza en la vida eterna consti- tuye el núcleo esencial y el referente último de toda la vida moral humana. Por eso tan sólo Dios, el sumo Bien, puede responder a la pregunta acerca de lo bueno, siendo así imposible desvincular las acciones moralmente buenas de su referente religioso: “Jesús relaciona la cuestión de la acción moralmente buena con sus raíces religiosas, con el reconocimiento de Dios, única bondad, plenitud de la vida, término último del obrar humano, felicidad perfecta” (VS 9): “sed santos, porque yo, el Señor, vuestro Dios, soy santo” (Lev 19, 2).
Mostrar más

228 Lee mas

Desigualdad de oportunidades y moral de la responsabilidad. Una valoración de algunas transferencias públicas a la luz de las orientaciones del pensamiento social cristiano

Desigualdad de oportunidades y moral de la responsabilidad. Una valoración de algunas transferencias públicas a la luz de las orientaciones del pensamiento social cristiano

• El trabajo no sólo proporciona ingresos monetarios al trabajador, sino que es fuente de otros valores psicológicos (autoestima, autoconcepto), sociales (inclusión y participación en la vida de la comunidad) y personales (autorrealización). El pensamiento social cristiano ha aportado la distinción entre trabajo objetivo y subjetivo (LE 5 y 6). Mientras el primero transforma el estado de la naturaleza para generar nuevos bienes y servicios positivos para la sociedad, la dimensión subjetiva del trabajo reconoce que mediante él la persona se desarrolla a sí misma deja un huella o impronta propia, algo “suyo”. Este fundamento antropológico tiene como consecuencia directa que la remuneración a percibir por el trabajo debe ser “justa”, entendiendo por salario justo aquél que permite el propio sustento al trabajador y a su familia; no es resultado de la sola negociación entre las partes (a menudo con diferente poder de negociación); se corresponde con la aportación efectiva del trabajador (su productividad); tiene en cuenta la situación económica y financiera de la empresa; se orienta hacia el bien común nacional de cara a maximizar el empleo; incorpora el bien común universal (MM 71), lo que podría conducir a una movilidad internacional de la mano de obra más libre de lo que lo es ahora. • Es un acto voluntario por auto–selección. Lo solicita quien quiere, sin otra
Mostrar más

35 Lee mas

Moral/estética en Moral de Sergio Chejfec

Moral/estética en Moral de Sergio Chejfec

Ser un hombre de digresiones inútiles le resulta a Samich una moral incorruptible de poesía. Su moral es, pues, la de ser un hombre que vive poéticamente a través de digresiones. Y es a través de sus digresiones que Samich encuentra su camino pedagógico. Este ser ético (no existe una división tajante entre los conceptos de ética y moral) acompaña a Samich desde el inicio de la novela donde su caminata ya implica la forma del caminante (extravagancia poética que debe ser medida). Pero es en la pedagogía donde encuentra su centro y ese centro es su casa, en la que se realizan las tertulias con los acólitos que han surgido, desde la ignorancia (literal) hasta Samich. No en vano, una vez que Samich es admitido un gran poeta, o por lo menos el mejor del barrio, puede reflexionar que su ser es similar al del sacerdote.
Mostrar más

4 Lee mas

Desigualdad de oportunidades y moral de la responsabilidad: una valoración de algunas transferencias públicas a la luz de las orientaciones del pensamiento social cristiano

Desigualdad de oportunidades y moral de la responsabilidad: una valoración de algunas transferencias públicas a la luz de las orientaciones del pensamiento social cristiano

En la siguiente sección se plantea de forma más precisa el problema de la desigual- dad de oportunidades, se hace una revisión de la literatura anterior y se enmarca el problema en un modelo teórico donde la cuestión central es cómo expandir las libertades de oportunidades para que toda persona pueda ampliar sus planes de vida sujeta a las limitaciones de la genética (como variable exógena dada a cada persona por la naturaleza y que nos hace únicos e irrepetibles, pero también limi- tados y con diferentes habilidades y talentos para lograr resultados). En la tercera sección, se presentan los argumentos a favor y en contra de dos instrumentos que pueden aumentar las oportunidades de las personas: tener un trabajo garantizado o recibir transferencias, distinguiendo las que son condicionadas de las universales. En la cuarta sección se ofrece la aportación del pensamiento social cristiano sobre el tema. La quinta sección ofrece orientaciones para educar en la responsabilidad. La sexta recopilará las conclusiones.
Mostrar más

35 Lee mas

Fichas de contenido como aporte teórico para la elaboración de material pedagógico bajo las nociones de: pensamiento multidimensional, moral infancia y didáctica

Fichas de contenido como aporte teórico para la elaboración de material pedagógico bajo las nociones de: pensamiento multidimensional, moral infancia y didáctica

Lo anteriormente expresado, posee una gran relación con la forma en que los sujetos actualmente se escuchan, pues si bien, según Gilligan, la sociedad está sumergida desconocimiento de los valores, en la duda por tomar decisiones y en el silenció por expresar autónomamente el libre pensamiento y las libres ideas, todo por la falta de una verdadera comunicación y escucha entre los integrantes de una sociedad. Esa falta de verdadera comunicación entre los sujetos, solo afecta la expresión libre de los sentimientos y de ideas porque no se es capaz de comprender una verdadera perspectiva del otro y un verdadero reconocimiento de sí mismo dentro de un conjunto de integrantes sociales. La autora cree que (Gilligan, 2000), la forma de escuchar en la sociedad, está impregnada de un ideal previo o de un prejuicio que desde un comienzo destruye la confianza entre los integrantes sociales, pues, evidentemente no hay una actividad de escucha con el otro, sino solo una interpretación desde las propias concepciones o subjetividades de cada individuo. Para Gilligan, desde ese último punto, si los individuos o los sujetos no se comprenden como seres sociales diferentes y singulares a partir de la comunicación y de la relación compartida de perspectivas, experiencias y saberes, es poco probable entonces, que tenga una noción particular y libre de sí mismos. Es por esta razón que, la principal y primera condición antes de realizar cualquier tipo de intervención, investigación y acción/interacción social sobre algún asunto referente a la moral, debe como requisito previo, atender activamente a las declaraciones que realice un individuo; dicho de otro modo, Gilligan desde su perspectiva entiende que toda investigación de orden moral, debe contener como primera condición, el poder reconocer a través de la escucha, las distintas formas en que un sujeto moral independientemente de su género, puede comprender y reconocer su mundo, pero, dicha comunicación, no se debe basar en unos principios morales “universales” ya establecidos, sino que debe tener una actitud de reconocimiento sobre el otro desde su singularidad, identificando a cada uno sus necesidades y vivencias personales que lo convierten indubitablemente en un sujeto particular y especial.
Mostrar más

184 Lee mas

Naturaleza objetiva de la moral. La moral como tecnología de la ética

Naturaleza objetiva de la moral. La moral como tecnología de la ética

que ambas se expresan con la misma, mos […] la obra moral del hombre parece consistir, al hilo de la etimología griega, en la adquisición de un modo de ser. Pero este modo de ser se logra y afirma gradualmente, por lo cual se dan diferentes niveles de apropiación, por así decirlo. El más bajo sería el pathos, el de los sentimientos, que son ciertamente míos, pero tal vez pasajeros y, de cualquier modo escasamente dependientes de mi voluntad. Las costumbres significan ya un grado mucho más alto de posesión. Por encima de ellas, el carácter constituye una impresión de rasgos en la persona misma: el carácter es la personalidad que hemos conquistado a través de la vida, lo que hemos hecho de nosotros mismos, viviendo. Pues bien, sin necesidad de recurrir a índices ni especiales estudios de vocabulario, la simple lectura de un par de textos –entre muchísimos que podían citarse– nos muestra enseguida este escalonamiento de sentidos. Mores, con el significado de “sentimientos”, aparece en este pasaje de De Legibus, de cicerón:
Mostrar más

127 Lee mas

Filosofía Moral

Filosofía Moral

Esta asignatura aborda los conceptos fundamentales d e la Filosofía Moral, que tiene como fin principal el estudio de la dimensión moral de la existencia humana a la luz de diferentes teorías éticas. El estudio y análisis de las diferentes corrientes filosóficas desde el punto de vista de la propuesta ética, capacita al estudiante para reconocer el modo en que los principales autores han desarrollado los conceptos clave de la Filosofía moral. En su estudio, nos centraremos también en las implicaciones políticas de cada propuesta moral, con el objetivo de enmarcar la asignatura en el conjunto del Grado interdisciplinar, poniéndola en diálogo con el resto de asignaturas y materias.
Mostrar más

8 Lee mas

Moral de la Persona

Moral de la Persona

Análisis de casos: en temas como los principios de la bioética, en el tema del aborto, en las técnicas de reproducción, en el final de la vida. Se les pasará una fotoc[r]

14 Lee mas

Moral de la Persona

Moral de la Persona

Capacidad de integrar las aportaciones de la Escritura, de la Tradición, del Magisterio y de Teología en los temas del principio de la vida, del final de la vida, de la moral matrimonial y de la moral sexual a la luz de la experiencia humana y de las aportaciones de las ciencias

9 Lee mas

Iglesia y Moral 

Iglesia y Moral 

Esta asignatura se enmarca en el programa de «Religión y Moral Católica» para capacitar y preparar a futuros profe sore s de enseñanza religiosa escolar, en el ámbito de la Educación Infantil y Primaria, y obtener la Declaración Eclesiá stica de Competencia Académica (DECA). Está dividida en cuatro partes. En la primera se estudia el hecho moral como elemento indisociable de la antropología y su vi sión de sde la perspectiva cri stiana. En el segundo se analizan los temas actuales de moral social desde el planteamiento mostrado. En la tercera parte se analiza el sentido del papel de la Iglesia en la educación. Por fin, en la cuarta, se describe el perfil del profe sor de Religión Católica.
Mostrar más

10 Lee mas

Iglesia y Moral 

Iglesia y Moral 

Esta asignatura se enmarca en el programa de «Religión y Moral Católica» para capacitar y preparar a futuros profesores de enseñanza religiosa escolar, en el ámbito de la Educación Infantil y Primaria, y obtener la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica (DECA). Está dividida en cuatro partes. En la primera se estudia el hecho moral como elemento indisociable de la antropología y su visión desde la perspectiva cristiana. En el segundo se analizan los temas actuales de moral social desde el planteamiento mostrado. En la tercera parte se analiza el sentido del papel de la Iglesia en la educación. Por fin, en la cuarta, se describe el perfil del profesor de Religión Católica.
Mostrar más

9 Lee mas

Iglesia y Moral 

Iglesia y Moral 

Esta asignatura se enmarca en el programa de «Religión y Moral Católica» para capacitar y preparar a futuros profesores de enseñanza religiosa escolar, en el ámbito de la Educación Infantil y Primaria, y obtener la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica (DECA). Está dividida en cuatro partes. En la primera se estudia el hecho moral como elemento indisociable de la antropología y su visión desde la perspectiva cristiana. En el segundo se analizan los temas actuales de moral social desde el planteamiento mostrado. En la tercera parte se analiza el sentido del papel de la Iglesia en la educación. Por fin, en la cuarta, se describe el perfil del profesor de religión católica.
Mostrar más

9 Lee mas

Show all 7618 documents...