Poder Político

Top PDF Poder Político:

La fundación de la ciudad de La Plata: una disputa por el poder político

La fundación de la ciudad de La Plata: una disputa por el poder político

regiones es pensar en un campo global de relaciones de poder, expresadas tanto en lo económico como en lo político y cultural. Hoy la ciudad de La Plata mira a Buenos Aires, depende de ella para la subsistencia y su mayor función es la de ser un centro administrativo con muy poco poder político y menos económico. Tal vez, una de las pocas cosas que haya quedado en pie de la ambiciosa propuesta de Rocha sea que en la actualidad funciona como un centro cultural referente de Argentina debido a su Universidad. Pero eso es todo. La fundación de La Plata, su construcción, incluyó un espacio, un tiempo, un significado, una comunicación 41 , sin embargo,
Show more

7 Read more

La Constitución social del poder político en Baruch Spinoza

La Constitución social del poder político en Baruch Spinoza

Spinoza realiza una fundación de lo político mediante el cuestionamiento de las concepciones basadas en la abstracción del hombre, de la sociedad, del Estado y en consecuencia del poder político. Aquí la construcción ontológica opera como marco crítico contra la tradición metafísica escolástica fundada en la trascendencia divina que instauró una política y un orden de jerarquía desde el cual se construyó el ediicio jurídico y político del imperio del rey. En este horizonte de develamiento de la realidad como articulación inmanente de sus componentes Spinoza despliega en su ilosofía un contradiscurso desmitiicador de los prejuicios sobre los cuales los sujetos operan y relacionan mediante el miedo, “luchando por su esclavitud como se tratara de su salvación”, examina la institución de una política cimentada ontológicamente desde la inmanencia, donde el poder político se instituiría desde el marco de relaciones de la multitud (conatus colectivo) como sujeto político, esfera de construcción del poder común en el Estado spinoziano como expresión inmanente a lo social, en cuyos orígenes fundacionales está el colectivo, expresado en la potencia de la multitud, marcando así un horizonte para el desarrollo de un proyecto ético-político de emancipación del sujeto en sus relaciones sociales. No se trata buscar una sociedad ideal, o de saber cual es el mejor gobierno, sino cómo se distribuye el poder, cuál es la deinición del derecho a ejercer el poder, donde el derecho de la mayoría no esté a merced de intereses privados. De esta forma, la soberanía del Estado no esta supeditada al buen o mal gobierno de sus dirigentes, sino a la imposibilidad asegurada por las instituciones y las leyes de que puedan gobernar fuera de estos cauces colectivos. Es decir, Spinoza introduce la posibilidad de entender la relación entre multitud y Estado en la institución del poder político como un proceso constitutivo e inmanente del ámbito social, con lo cual abre otro camino para entender el papel de la multitud como sujeto en los procesos de transformación y construcción de sus instituciones políticas, así como, del ejercicio permanente del poder-potencia por la multitud. La participación política no queda relegada al ámbito de la representación ya que presupone transferencia de derechos el cual en el marco ontológico spinoziano es inadmisible. La idea de representación connota cierta exterioridad y heterogeneidad entre los términos puesto en relación, entre el individuo que cede su derecho y el Estado, que representa al individuo.
Show more

14 Read more

Gobernando países  Mujeres y poder político

Gobernando países Mujeres y poder político

Posteriormente traté de ahondar acerca de los factores que habían llevado a las mujeres al poder, qué podía explicar dicho aumento tan acuciado, a pesar de ser consciente de que un fenómeno de este calibre fuese seguramente multicausal y que una simple variable no pudiese explicar la frecuencia del mismo en unos países y no en otros. Tras descartar algunas de las fórmulas ya empleadas por otros autores, como el desarrollo económico y el nivel educativo de las mujeres, decidí buscar dichas causas en la cultura política de un país, siguiendo la línea teórica de Judith Squires (2007) que señala ésta y las instituciones políticas como principal factor explicativo. Así, para abordar dicha “cultura política” de un país, decidí centrarme en la vía más formal de la política, dejando fuera movimientos de mujeres y otras formas de participación política ajenas a ésta. Las razones que me llevaron a pensar de este modo fue precisamente que las primeras ministras y las presidentas eran lideresas políticas que habían accedido al poder político por esta vía más formalista, cuestionándome para ello, hasta qué punto estaban ligadas una y otra forma de participación política.
Show more

110 Read more

Poder político y finanzas: el mundo laboral en crisis

Poder político y finanzas: el mundo laboral en crisis

catado a la banca privada transnacional en un escandaloso proceso de socia- lización de pérdidas y privatización de beneficios. Este modelo de acumulación contradictorio estalla nuevamente en 2008, reflejado en la quiebra de Lehman Brothers y la nacionalización de AIG por el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica (EUA). Según el mensaje oficial, ante el temor a un tsunami financiero que se pudiera desencadenar en un efecto dominó mundial de quie- bras bancarias, los bancos centrales de las principales economías inyectaron ingentes cantidades de dinero público en las mayores entidades financieras transnacionales. Este tipo de acciones son una muestra del poder político alcan- zado por las finanzas, pues estas medidas pueden haber evitado la quiebra del sistema financiero mundial, pero a costa de un obsceno proceso de socialización de las pérdidas donde los trabajadores se posicionan como los grandes perdedo- res de este nuevo proceso de crisis mundial del capitalismo. Los ahora mega endeudados Estados con el mismo sistema financiero recién rescatado, someten su voluntad a los intereses de los acreedores, y aplican políticas de nuevos ajus- tes y privatizaciones de bienes públicos alegando la imposibilidad actual para atender a las funciones básicas encomendadas por la ciudadanía en materias de corte social y de empleo.
Show more

25 Read more

La estructura de poder político regional en la provincia de Loja.

La estructura de poder político regional en la provincia de Loja.

Se puede colegir del análisis del comportamiento electoral de la provincia de Loja las características, la afiliación partidista y el carácter político-ideológico de la estructura de poder político regional. En primer lugar, la vieja estructura de poder político regional, articulada por la hacienda y la Iglesia católica, comienza su declive por los conflictos de tierra resueltos con la Reforma Agraria de finales de la década de 1960. El Partido Conservador, en cabeza de los terratenientes, determinó la política regional de la provincia de Loja en su conjunto pese a lo intentos de una élite socialista, ligada con la burguesía que intentó disminuir el poder conservador. En las zonas rurales, el dominio de la tierra fue el mecanismo de control social y económico de un electorado básicamente campesino. En la zona urbana, la entrega de cargos burocráticos de un incipiente Estado ecuatoriano, el nombramiento de cargos oficiales a maestros de escuela y los pocos contratos de obras públicas fueron el mecanismo para cohesionar el electorado de clase media en ascenso. Los comerciantes, en disputa por mejorar las relaciones comerciales con el interior del país y la frontera norte de Perú, se debatieron entre la adscripción a la izquierda y el apoyo a los conservadores menos radicales.
Show more

139 Read more

Clases sociales y poder político en Paraguay

Clases sociales y poder político en Paraguay

En esa estructura de clases y grupos sociales, éstos estaban ligados entre sí por relaciones de dominación, articuladas por el poder político dictatorial. A la sombra de ese orden autoritario se forjó «un empresariado de fron- tera» ligado a la triangulación comercial (Borda, 1993). Este grupo que operaba al margen del orden legal llegó a tener tanta incidencia como el de la burguesía financiera; paradójicamente las ilegalidades que alimentan la constitución y crecimiento de este actor están legitimadas por el propio Estado que hace concesiones como «precio de la paz» (Fogel, 1993). La escisión profunda de la sociedad paraguaya, con partes yuxtapuestas, y con definiciones opuestas del bien y del mal, se manifestaba una vez más en visiones contrapuestas sobre prácticas sociales irregulares, y paradoja de paradojas, el denunciante de ilícitos podía ser imputado penalmente (Fogel, 2010).
Show more

14 Read more

El poder político

El poder político

El poder político se legitima, entonces, en la medida en que tiende a configurar dinámicamente un clima de virtud en todos los ordenes sociales, siempre en vistas del fin último trascendente 5 , y en el marco de las mejores tradiciones de cada comunidad concreta. Se alejan del bien común, por lo tanto, quienes anteponen la razón de estado a la prudencia política, aquellos para quienes el fin justifica los medios y desconocen por tanto las “leyes de ayer, hoy y siempre”, a las que aludía Antígona frente al tirano Creonte que impedía enterrar el cadáver de su hermano porque había combatido contra la polis. El buen gobierno más que un arte o una técnica es un ejercicio excelente de la virtud, que implica una gran cantidad y complejidad de acciones.
Show more

10 Read more

Redes alternativas de comunicación, framing y la construcción del poder político

Redes alternativas de comunicación, framing y la construcción del poder político

tintos. En el ámbito de la comunicación política las redes sociales y móviles ocu- pan ya un espacio privilegiado al desempeñar la función decisiva de fijar el marco de discusión pública. En este sentido, su función es la de impactar en la construcción del poder político activando nuevos marcos de referencia que des- encadenan la acción de otras redes de poder y contribuyen a definir nuevas rea- lidades. En los modelos constructivistas del encuadre observamos que estas redes virtuales de interacción social constituyen un elemento clave para que la opinión pública logre cohesionar sus marcos individuales de manera que adquieran fuerza y peso suficientes para triunfar en la esfera mediática y derro- tar los marcos de la clase dominante. En este sentido, la facilidad con que la elite política –dado su acceso privilegiado a los medios– solía imponer sus definicio- nes de la realidad en la esfera mediática, queda contrarestada por la nueva capa- cidad del público para, en ocasiones desafiar dichas interpretaciones, y en otras, ganar la atención de los medios en torno a sus demandas, mensajes e interpre- taciones propias de una forma mucho más eficaz. Ello se consigue difundiendo, conectando y consensuando las definiciones individuales con otras personas que interactúan en la Red hasta conseguir aunar una respuesta común en el espacio público. Aunque en asuntos relacionados con la política internacional la elite política se sigue colocando a la cabeza del proceso de enmarcado, las redes alter- nativas están constituyéndose, de hecho, como una herramienta fundamental en manos de las masas para fijar nuevos temas en la agenda de los medios y tomar la iniciativa del encuadramiento en asuntos nacionales.
Show more

23 Read more

Poder político y narco poder (Opinión).

Poder político y narco poder (Opinión).

México es la mayor expresión de una simbiosis entre poder político y “narco poder”. Los narcos en México intervienen abiertamente en las elec- ciones. Hay quienes dicen que Felipe Calderón fue financiado por el narcotráfico para ganar unas elecciones muy ajustadas, en las que necesitaba de unos seis mil votos adicionales para ganar. Fue cuando el cártel de Sinaloa compró esos seis mil votos mediante la entrega gratuita de cartillas de consumo a los votantes. La medida dio resultado y Felipe Calderón fue electo Presidente.

2 Read more

El origen de las organizaciones religiosas y el poder político en Sudán

El origen de las organizaciones religiosas y el poder político en Sudán

Los Hermanos Musulmanes sudaneses comenzaron a infiltrarse en la SDF desde antes de la independencia oficial de Sudán. Ya en 1955 con el apoyo de sus homólogos egipcios trataron de influir en el Khartoum Military College con poco éxito y participaron en el intento de golpe contra el general ‘Abbūd, que puso en evidencia tanto su debilidad como su voluntad de usar el poder del ejército para lograr sus objetivos políticos en el futuro. Posteriormente, tras la reconciliación de los islamistas de al-Turābī con el presidente Numeiri, el primero dedicó impor- tantes esfuerzos a lograr una base de apoyo dentro del ejército, sobre todo entre 1977-1985, aprovechando el clima de inestabilidad económica, la creciente co- rrupción y el inicio de la guerra en el sur. Para ello, pusieron en marcha una serie de cursos sobre ideología islámica al servicio de medios y altos oficiales y alenta- ron a sus partidarios graduados a unirse a las SDF. Cuatro de los miembros del consejo militar que rigieron el país tras el golpe de 1989 asistieron a dichos cur- sos, incluyendo al presidente al-Bašīr 84 . Además, también instaron a antiguos
Show more

24 Read more

Poder político : Tomás de Aquino y Richard Hooker

Poder político : Tomás de Aquino y Richard Hooker

El gobierno es necesario a causa de la corrupción de la naturaleza humana y todo gobierno ha surgido de “consejo reflexivo, consulta y acuerdo entre los hombres” 25 . Estos son dos fundamentos que sostienen a las sociedades civiles: la inclinación natural que los hombres tienen por la sociedad ente ellos y “ un orden expreso o tácitamente acordado tomando la forma de unión acordada para vivir juntos” 26 ; y todo esto ya fue explicado por Tomás de Aquino en De Regno cuando afirma que “En todas las cosas que se ordenan a un fin, y que pueden proceder de distinta manera, es necesario un dirigente que conduzca al fin debido ... El hombre, ... , necesita un dirigente que lo conduzca al fin. Todo hombre tiene naturalmente impresa la luz de la razón, por la cual dirige sus actos al fin. [y...] es natural al hombre ser animal social y político, que vive en sociedad mucho más que todos los demás animales, como exigen sus necesidades naturales. [...] es necesario que el hombre viva en sociedad para que uno sea ayudado por otro, y sean diversos los que se ocupen de las diversas invenciones; [y...] siendo, pues, natural que el hombre viva en sociedad, los hombres necesitan que alguien rija la multitud. Porque siendo muchos los hombres, y preocupándose cada uno de lo que le es conveniente, la multitud se desintegraría si no hubiese alguno que se preocupase del bien de todos... 27 ”.
Show more

10 Read more

El maximato: mito y realidad del poder político en México

El maximato: mito y realidad del poder político en México

Plutarco Elías Calles (1924-1928) continuó con la política de la reconstrucción nacional bajo las mismas bases que Obregón. Durante su gobierno comenzó a equilibrarse la economía nacional y se inició la institucionalización de la vida política del país. Procedió a reorganizar el ejército con la colaboración del general Joaquín Amaro; enfrentó el problema del caciquismo presente en cada una de las numerosas regiones del país y que se convirtió en un fuerte obstáculo para la integración nacional y se preocupó por la enorme diversidad de partidos políticos que no representaron más que intereses regionales o personales. Durante su gestión se vislumbró la posibilidad de crear un partido que a nivel nacional agrupara a todas esas organizaciones para trabajar bajo una misma causa. Hizo frente al conflicto con la Iglesia Católica surgiendo la guerra cristera. Por último, compartió su poder con Obregón, provocando el descontento del grupo en el gobierno y del congreso.
Show more

16 Read more

De la oposición al poder político : la experiencia del Polo Democratico alternativo

De la oposición al poder político : la experiencia del Polo Democratico alternativo

No solamente salió electo como senador el ex magistrado Carlos Gaviria Díaz, sino que en la Cámara también se logró una curul para el representante Wilson Borja. Además, en listas paralelas también llegaron al Congreso Antonio Navarro Wolf, Gustavo Petro, Jaime Dussán y Samuel Moreno Rojas, entre otros. Semanas más tarde, el Frente Social y Político se presentó a las elecciones presidenciales de 2002 con su candidato Luís Eduardo Garzón y alcanzó 680.245 votos, es decir, el 6,16% de los sufragios. En otras palabras, casi el doble de la votación alcanzada 20 años atrás por Jaime Pardo Leal con la Unión Patriótica. Garzón sólo fue superado por Álvaro Uribe Vélez y Horacio Serpa Uribe, pero electoralmente estuvo por encima de tres dirigentes con mayor representatividad social y política: Noemí Sanín, del Movimiento Sí Colombia, Ingrid Betancourt, del Partido Verde Oxígeno y el ex general Harold Bedoya con el movimiento Fuerza Colombia. Sin duda, un importante desempeño electoral que le dejó a sus dirigentes la claridad de que el siguiente paso tenía que ser constituir un partido político y participar en las elecciones por el poder local.
Show more

96 Read more

La narración del espectáculo político: pensar la relación entre sistema de medios y poder político

La narración del espectáculo político: pensar la relación entre sistema de medios y poder político

El espectáculo constituido por las noticias continuamente construye y reconstruye los problemas sociales, las crisis, los enemigos y los líderes, creando de tal modo una sucesión de amenazas y seguridades. Esos problemas y personalidades construidos proveen el contenido del periodismo político y los datos para los estudios políticos, históricos y analíticos. También desempeñan un papel central en la obtención de apoyo y oposición a las diversas causas y políticas (Edelman, 1991, p. 8).

12 Read more

Poder político y poder económico en el Madrid de los moderados (1844-1854)

Poder político y poder económico en el Madrid de los moderados (1844-1854)

En 1849, cuando Luis Napoleón Bonaparte ejercía ya como presi- dente de la Segunda República francesa, pero aún no había dado el golpe de Estado que lo convertiría en dictador con el título de empe- rador de los franceses, Narváez quiso acudir en su auxilio ante las deu- das y dificultades financieras que lo acosaban. Para ello, diseñó con Grimaldi y con un banquero de confianza de Luis Napoleón —Léon Faucher— un préstamo secreto de cuatro millones de reales, emple- ando los canales informales disponibles para la corrupción en el entorno del moderantismo. El origen último de los fondos prestados no está claro, después del expurgo al que fue sometido el archivo per- sonal de Narváez: tal vez fuera dinero privado de Fernando Muñoz y del propio general, con auxilio de un crédito que le consiguió Juan Sevillano; pero es más probable que una parte al menos procediera de la Hacienda Pública española, a la que se solicitó expresamente que cubriera tres de los cuatro millones previstos. De esa manera, la Hacienda española habría contribuido a pagar las deudas de juego del aventurero Bonaparte o incluso —como denunciaría más tarde Pi y Margall— a financiar su golpe de Estado contra la primera demo- cracia establecida en Francia. En cualquier caso, el favor personal no dejaría de tener consecuencias políticas, garantizando para los mode- rados narvaístas y para la camarilla de María Cristina un respaldo completo por parte de las autoridades francesas mientras durase el régimen del Segundo Imperio; el recibimiento que Napoleón III dio en París a Narváez en 1851, después de que cayera del poder, sería sólo una prueba a posteriori del alcance de esta alianza cimentada sobre vínculos financieros inconfesables 34 . El oscuro asunto del prés-
Show more

29 Read more

El poder político y sus límites en la obra de Quevedo

El poder político y sus límites en la obra de Quevedo

santes precisiones al respecto. Sin embargo tal contrariedad (más que contradicción) existe en los textos quevedianos: pero no es responsabi- lidad del autor, sino de la misma condición de las realidades del gobier- no y la política. Resulta por tanto perfectamente comprensible y no puede sorprender: es indiscutible que la ley y la religión deben ordenar las prácticas del poder, pero en la vida real los límites no son tan claros y además de la virtud ética se necesita la virtud intelectual. En última instancia lo que aduce Quevedo en Grandes anales de quince días para apartar a los clérigos (abundantes en el entorno de Felipe III) de los ám- bitos del poder se puede aplicar igualmente al propio rey: no acierta la virtud a concertarse «con la mentira acreditada que tienen por alma las razones de estado, que mañosamente se visten de la hipocresía que el interés las ordena o la necesidad persuade». Grandes anales es una re- flexión muy ceñida a los sucesos históricos; la Política de Dios, donde la razón de estado es una invención de Satanás, es un libro de teoría po- liticomoral concebido como glosa del Evangelio. La diferencia genérica explica la diferencia de razonamientos. Pero en la realidad el problema de los límites del poder sigue pendiente.
Show more

18 Read more

Al Azhar: poder religioso y político en el Egipto del s  XIX

Al Azhar: poder religioso y político en el Egipto del s XIX

elementos que pudieran entorpecer su política, instaurando un gobierno autocrático fuertemente centralizado. Entre esos elementos estaba el ejército mameluco, que fue rápidamente eliminado, y los ulemas, que le habían apoyado para ser investido en su cargo, pero que constituían un serio escollo para su proyecto de crear un Estado moderno basado en un poder central fuerte y de carácter autoritario porque, a pesar de que en su condición de ulemas no tenían un poder político nominal, si que poseían una gran influencia “moral”, como intérpretes de la ley divina; condición de la que se servían para acaparar importantes puestos en la administración y en la justicia, disfrutar de exenciones fiscales, de los grandes beneficios económicos de sus posesiones iltiz~m y de la administración de los bienes awq~f; además de mantener una relativa libertad e independencia respecto del poder político.
Show more

32 Read more

El rol emancipador de la episteme política intercultural en América Latina

El rol emancipador de la episteme política intercultural en América Latina

una libertad para actuar como sujeto y portador del poder, pero de igual manera, no como impositor(es) de la fuerza del poder. La participación política inducida le otorga a este sistema de transferencia, rotación, mo- vilidad del poder, tejidos o puentes, que le permiten al actor pasar de un lugar a otro de la gestión pública del poder. Pero esta concepción del poder como espacio público abierto a la participación se ve autorregula- do por el orden interno de donde el poder adquiere su fuerza y su direc- ción: la hegemonía de la clase. Será, entonces, desde esa hegemonía que el poder recibe no solamente su categorización y universalización, sino su valoración. En el primer sentido, el poder como categoría sugiere la idea de ser un fenómeno concreto de la realidad existente que funda cualquier relación entre los ciudadanos. Al menos es la idea positivista de que el poder reviste toda la realidad de la acción. Quizás sea muy discutible esta afirmación categorial del poder, para asumir que de igual manera es va- lido el poder político como el poder moral, el teológico como el metafísi- co. El asunto es la contextualidad subjetiva que sirve de arco y tensión al poder, al ser considerado como una manifestación de la voluntad y del deseo, del interés económico y de la conciencia de clase. El poder en sí mismo no es objetable en su dimensión práctica; sino desde la práctica in- tersubjetiva por la cual el poder logra sus fines y contenidos. Es allí, donde se reflejan las relaciones de poder de quienes usan el poder en su repre- sentación democrática. Se sugiere que el auténtico poder, el poder para el “Bien” de todos los ciudadanos de una sociedad, es el poder que pue- de ser asociado con la forma y expresión de la participación democrática.
Show more

30 Read more

Economías emergentes: ¿el nuevo poder financiero y político?

Economías emergentes: ¿el nuevo poder financiero y político?

La eventual traducción del peso económico y financiero de las economías emergentes en peso político, para dar lugar a un mundo más multipolar, supone un reto de alcance histórico. Recientemente Kevin O’Rourke (2009) ha sistematizado los resultados de estudios comparativos sobre diversas oleadas de globalización para señalar la regularidad empírica que correlaciona el mantenimiento de condiciones de fluidez y seguridad en el comercio y las transacciones internacionales con la presencia de una potencia hegemónica garante de esas condiciones. Por el contrario, indica, cuando se desintegra el poder político y aparecen rivalidades y pugnas es frecuente que se vean negativamente afectadas la seguridad jurídica y física de las rutas y las transacciones. Desde las vicisitudes de la “ruta de la seda” entre Oriente y Europa hasta la globalización del siglo XIX bajo la égida británica (“Britannia rules the waves”) a la pax americana que tras la caída del muro de Berlín y la desintegración de la órbita soviética aceleró la actual fase de globalización, las regularidades históricas apuntan en ese sentido. Ahora pues nos encontramos ante el reto de mantener abiertos los flujos comerciales, financieros, tecnológicos que asociamos con la globalización y sus ganancias en un contexto en que la emergencia de las economías hasta ahora emergentes está marcando un punto de inflexión en la distribución del poder económico y político a escala mundial.
Show more

9 Read more

El
poder de los anlisis polticos de Marx. Una aproximacin onomasiolgica-semasiolgica

El poder de los anlisis polticos de Marx. Una aproximacin onomasiolgica-semasiolgica

El significante“poder” aparece de distintas formas, por ejemplo, para hacer referencia a los poderes institucionalizados, “poder parlamentario” (DB, 154), “poder armado” (DB. 155). Por ejemplo, afirma Marx: “al mismo tiempo que fueron despojados de su poder parlamentario, los pequeños burgueses demócratas fueron despojados de su poder armado con la disolución de la artillería de París y de las legiones 8, 9, y 12 de la Guardia Nacional” (LCF, 96).No obstante, en términos analíticos, Marx distingue cuatro categorías de poder: de un lado, el “poder moral” y el “poder efectivo”, de otro el “poder social” y el “poder político”. La primera distinción puede apreciarse en el análisis que hace Marx de la Constitución de 1848. En su lectura, existe una contradicción entre el “poder efectivo” del ejecutivo y el “poder moral” de la Asamblea Legislativa. El poder efectivo está ligado al ejercicio de la fuerza, mientras el poder moral está vinculado con la legitimidad. Marx llama la atención de que el presidente tiene bajo su poder la fuerza armada, actúa ocultamente, mientras la Asamblea lo hace a la luz pública, y está presionado por la vigencia de su período, lo cual puede llevarlo a emplear la fuerza (DB, 147-148). Para concretar afirma:
Show more

14 Read more

Show all 10000 documents...