poder simbólico

Top PDF poder simbólico:

Las astucias de poder simbólico. La identificación de las “villas” en el discurso del diario La Nación.

Las astucias de poder simbólico. La identificación de las “villas” en el discurso del diario La Nación.

Este artículo presenta hallazgos parciales de una investigación sobre la construcción discursiva de las “villas” y sus habitantes, en los diarios argentinos Clarín y La Nación, 2007 (Autor, 2008 a). Como resultado estable- cimos la identificación (Brubaker y Cooper, 2001) diferencial "del otro popular" que surge de esos discursos, como producto del ejercicio del poder simbólico (Bourdieu, 1988 a, 2001) y como tentativas por una(s) violen- cia(s) simbólica(s), en tanto expresión de los modos de dominación (Bourdieu, 2007). La metodología de aná- lisis del corpus fue constituida en el cruce entre una teoría de los discursos sociales (Verón, 1987 a) y deter- minados elementos de la teoría de la enunciación (Maingueneau, 1980; Vasilachis de Gialdino, 2003). Para este artículo, nos centramos en las identificaciones producidas por el discurso de La Nación, en torno a la relación entre “villas” y “ciudad” y el carácter residual de determinados elementos de la teoría de la marginali- dad -la carencia y el atraso- (Gúber, 1991) operantes en el interdiscurso.

11 Lee mas

Comunicación masiva, esfera pública y poder simbólico

Comunicación masiva, esfera pública y poder simbólico

clausurada o convertida en una utopía debido al predominio de los medios de comunicación como el lugar de aparición pública que antepone las tendencias culturales dominantes de nuestra época: el espectáculo, la estetización de la vida cotidiana y el consumo, para fabricar un mundo político que se sustenta sobre la base del info- entretenimiento como modelo comunicativo. En consecuencia, el espacio de aparición mediatizado conformado por la televisión y sus noticiarios se constituyen como esfera pública que, en teoría, debería trascender los tópicos, es decir, tejer una pluralidad de espacios de concurrencia no presencial (Taylor, 2006; Habermas, 1982). Así, en el ideal social la televisión debería configurarse como “un espacio de discusión explícitamente visto como externo al poder. Se supone que dicha discusión debe ser escuchada por el poder, pero no se supone en sí misma un ejercicio de poder” (Taylor, 2006: 112). Sin embargo en la actualidad el noticiario televisivo se encuentra muy lejano de este ideal y de la función que debería cumplir en la esfera pública, a saber, “permitir la formación de una opinión común en la sociedad, sin la mediación de la esfera política, a través de un debate racional externo al poder, dotado, sin embargo, de fuerza normativa frente a ese poder” (Taylor, 2006: 114). No obstante ello, no deja de ser curioso que gran parte del poder simbólico que poseen los telediarios se desprenda precisamente de ese ideal extrapolítico. Esto se debe, a mi modo de ver, al hecho que la esfera pública mediática es heredera de una larga y compleja mutación de la esfera pública y los imaginarios sociales inspirados por el ideal moderno de la racionalidad y el orden. Esto viene aparejado con “la idea que el poder político debe estar supervisado y controlado por algo externo a él. Lo nuevo no era, por supuesto,

16 Lee mas

Conceptos fundamentales en la relación entre  el poder simbólico y la violencia en Colombia

Conceptos fundamentales en la relación entre el poder simbólico y la violencia en Colombia

Esta investigación opta por desarrollar conceptos dependientes del objeto empírico que con ellos se intenta conocer, lo que lleva a fijar dos etapas generales en su realización: la primera, de composición conceptual −en la que, mediante “observación abstractiva” (Peirce, 1997, p, 21), se diseñan sistemas de significantes relativos al objeto que se quiere conocer− y, segundo, la del “razonamiento” −en la cual, mediante el análisis de los conceptos delineados, se estudia la configura- ción de los fenómenos empíricos que constituyen el objeto que se quiere conocer. El objeto de análisis de esta reflexión se sintetiza en la siguiente hipótesis: en Colombia, las élites del poder simbólico administran los medios de comunicación obedeciendo a una manera particular de concebir la Modernidad; lamentable- mente, esta subordinación conceptual tiende más a perpetuar la violencia que se vive en el país, que a facilitar su comprensión. La extensión de este artículo no es suficiente para desarrollar la hipótesis hasta demostrarla; entonces, el objetivo general que se persigue por ahora se limita a realizar la “observación abstractiva”. El “razonamiento” correspondiente dará el contenido de un artículo complemen- tario. Los objetivos específicos aquí son: i) delimitar la problemática que subyace a la hipótesis, para así, ii) precisar el sentido de los conceptos que la sustentan.

26 Lee mas

El poder simbólico de los medios, Ximena Gonzales

El poder simbólico de los medios, Ximena Gonzales

El estudio del modo cómo los representantes del poder establecido y sus opositores se apoderan de la palabra a través del espacio televisivo, nos permite analizar la función que dicha «toma de la palabra» —extremamente polarizada en la realidad venezolana— ejerce. Este estudio puede ser resumido en dos puntos. Primeramente en el «juego» o «táctica» simbólica de los dos contrincantes que consiste en validar y mantener el poder, al mismo tiempo que lo desequilibra y lo destruye. Este punto toca la esencia misma de la representación que los individuos tienen de lo político. Pero existe también un segundo aspecto capital que tiene que ver con la reconstitución simbólica de la identidad del «pueblo» venezolano, o más bien de los «pueblos» venezolanos, tanto como unidad ficticia que como pluralidad real. El estudio del a quién el poder establecido y sus opositores se dirigen por el medio de la televisión, y del cómo lo hacen, en qué lenguaje, en cuáles horarios y en qué proporción, nos permite abarcar más específicamente la compleja realidad de eso que constituye la esencia de lo político y de sus re-configuraciones contemporáneas en el marco de la realidad venezolana.

10 Lee mas

Mitología occidental y representación autocomplaciente del colonialismo  Un análisis de 'Avatar' desde la antropología del poder simbólico

Mitología occidental y representación autocomplaciente del colonialismo Un análisis de 'Avatar' desde la antropología del poder simbólico

De esta forma, al mantener intocables los extremos del par naturaleza-cultura, el discurso fílmico está sacando a flote una concepción claramente occidental que consecuentemente niega la sociabilidad de los grupos "no civilizados", permitiendo así que se les considere menos humanos y más cercanos a la animalidad en estado puro por carecer de un sistema simbólico, supraestructural o ideológico aceptable para los que se autoconsideran los humanos por antonomasia, norteamericanos y, preferentemente, varones, contribuyendo así a la construcción de un otro deteriorado, que cabe comprender como un enemigo con una ortodoxia radicalmente distinta a la propia (cfr. infra). Se deja así libre el camino para la justificación de cualquier actividad contra ellos (Santamarina 2008: 163; Rappaport 2001: 602), como puede ser el ataque masivo ejemplificado en la batalla final o la prolongada invasión en busca del tan deseado inobtanio (cfr. apartado 3.1).

23 Lee mas

La glera de Burgos: el poder simbólico del espacio en la historiografía medieval

La glera de Burgos: el poder simbólico del espacio en la historiografía medieval

El trabajo en estos textos sobre la palabra “glera” configura y actualiza un significante y le imprime una particularidad cronotópica. La subjetividad nobiliaria se define, de este modo y en todo momento en el discurso historiográfico, como sujeto de acciones específicas pero también sujeta a espacios determinados. La lógica fragmentaria que opera en estas crónicas privilegia el localismo y la visión castellana de la historia y, como señala Leonardo Funes (2008: 271), desdibuja la concepción unitaria y universalista del pasado y de la sociedad. En este sentido, el trabajo sobre el espacio en los detalles mínimos del texto da cuenta de una concepción del espacio que privilegia no ya un territorio sino un topos en particular, un espacio concreto. Sin embargo, siempre limitándonos a los relatos presentados, el discurso cronístico tiene, en palabras de Gérard Genette (1993: 51), “la capacidad manifiesta (y explotada en gran medida fuera de la ficción) del lenguaje ordinario para hacer entender más, menos o algo distinto de lo que dice”; o bien, más específicamente, la capacidad de transferir , es decir, en términos de Jean-Pierre Faye ( apud . Funes 2008: 243), de “poner el temor y la sospecha de un final en otra parte, en un nivel simbólico, en un después y un afuera del texto narrativo”. Es en este punto donde la sombra de la crisis del siglo XIV se cierne sobre los textos y el conflicto socio-político impacta en el nivel discursivo del texto. Al analizar el motivo de la glera de Burgos en estos pasajes como escenario simbólico de la confrontación nobiliaria puede verse el modo sutil en el que el relato de la historia se funde con la materia legendaria. La representación exhaustiva del pasado y la experiencia humanos cede terreno a la eficacia política y simbólica de un relato en el que la anécdota y el relato legendario ocupan un papel fundamental.

7 Lee mas

Pierre Bourdieu y sus aportes a la sociología política contemporánea.

Pierre Bourdieu y sus aportes a la sociología política contemporánea.

El marco del poder simbólico no se encuentra alejado al contexto de la violencia y las estructuras sociales. La visión expuesta por Bourdieu radica en identificar el sistema de relaciones objetivas que son parte del proceso de luchas encargado de la reproducción y la constitución de modos de coexistencia. Por tal motivo, la noción del Estado bourdiana tiene que ver con un conjunto no sólo de violencia física, territorial y humana sino con el uso desbordado del monopolio de la violencia simbólica que se configura en los territorios (Blanco, 2011). La distinción de ver la violencia como un acto simbólico que está en contra de la normalización y/o pacificación de un territorio, logra reflejar un punto de inflexión del Estado moderno – capitalista debido a su incapacidad de controlar los grupos de presión/resistencia que en su praxis promueven una agenda política distinta la tradicional.

20 Lee mas

Mutaciones simbólicas y entorno práctico

Mutaciones simbólicas y entorno práctico

C) Un tercer tipo de codificación del culto mesiánico lo conecta y confronta abiertamente con la problemática práctica real, hasta tal punto que el sistema, cuyas iniquidades no tiene más remedio que denunciar, reacciona frente a la alternativa simbólica como ante la contradicción que supone para los valores socialmente realizados. Pues aquí la práctica simbólica no sólo atenta contra la simbólica del poder opresor, sino que propicia prácticas sociales salvíficas/liberadoras que lo van socavando. La presión de selección dominante reprimirá sistemáticamente esta variante del cristianismo, que tropezará con las mayores dificultades para su difusión. A pesar de todo, hay contextos de la sociedad industrial donde el mesianismo cristiano presta sus símbolos religiosos al afán de libertades, de reforma agraria, de lucha por la justicia y la paz. Así lo sostiene Alfredo Fierro, refiriéndose a los últimos años de la dictadura del general Franco y a los de la transición política posterior.

13 Lee mas

El papel de la violencia en el aprendizaje de las masculinidades

El papel de la violencia en el aprendizaje de las masculinidades

En la parte de nuestra investigación que se basa en las respuestas a un cuestionario, algo que nos llamó la atención fue que muchos chicos no sabían qué responder a la pregun- ta en la que se les pedía que nombrasen alguna película, lectura, un cantante, un depor- tista, etc., que pensaran si había tenido o tenía alguna influencia en su representación sobre la masculinidad, en su manera de ser chico. Este no saber no se derivaba del hecho de que no tuvieran referentes en estos campos. Los tenían y muchos, sino que no habían establecido la asociación con que aquello que vemos u oímos puede tener una influencia en nuestro sentido de ser. Quizá por eso, cuando se piensa desde una perspectiva educativa sobre la realidad de la violencia –machista, homofóbica, racista– sería importante explorar «en qué medida imágenes manifiestas y sublimadas de la dominación y el poder masculino participan en la formación de actitudes sexistas,racia- les, clasistas y homófobas. Nuestra tarea debería consistir en planear cómo subvertir estas autosatisfechas representaciones de la masculinidad con el fin de recompone el equilibrio de poder en la cultura dominante» (Cortés, 2004, p. 44).

23 Lee mas

Hombres y mujeres, ¿solo un problema  de rosa y azul? La formación  del sujeto que somos.  Capitalismo, relaciones sociales y vida cotidiana

Hombres y mujeres, ¿solo un problema de rosa y azul? La formación del sujeto que somos. Capitalismo, relaciones sociales y vida cotidiana

Lo que instituye, materializa y hace posible una sociedad, está dado por la estructura de unas relaciones materiales, junto a la producción de universos de sentido que dice que «las cosas son como son». (Por ejemplo, un billete de 10 euros es un objeto real, papel emitido por el Estado, que tiene un carácter simbólico, ya que representa un poder adquisitivo, y esto conlleva un nivel imaginario. Se debe participar de ese imaginario para dotar a ese «real» de una entidad particular; de lo contrario solo sería un pedazo de papel.) Así, desde la articulación de un universo de significaciones imaginarias sociales que operan como corrientes de sentido, se puede regular el comportamiento de las gentes.

23 Lee mas

La construcción televisiva de la identidad valenciana contemporánea: memoria y costumbrismo regionalista en l’Alqueria Blanca

La construcción televisiva de la identidad valenciana contemporánea: memoria y costumbrismo regionalista en l’Alqueria Blanca

memorística de carácter personal o de índole grupal, dependiendo de las conexiones que la audiencia desarrolle en cada momento. Una de las consecuencias más habituales de este tipo de prácticas es la movilización de todo un repertorio simbólico donde se condensen las señas de identidad colectiva 19 . Dentro de esta lógica, las localizaciones televisivas adquieren una profunda carga metafórica, bien sean como espacios excepcionales por los que han pasado los acontecimientos históricos, bien como espacios ordinarios y cotidianos 20 en los que se concentra el “nacionalismo banal”, por utilizar la conocida fórmula lanzada por M. Billig 21 para explicar cómo discursos nacionalistas, en su pretensión de legitimarse ideológicamente, se transmiten como si se tratara del “orden natural de las cosas”, hasta el punto que dejan de percibirse como tales. Si nos adentramos en el análisis de L’Alqueria Blanca, lo primero que llama la atención es que la serie toma el nombre del pequeño pueblo en el que sucede la acción, adjudicándole la categoría de sujeto protagonista. El pueblo es, de algún modo, inicio y punto final de las tramas, pues casi todas ellas se desarrollan en sus calles y plazas. Puede haber alguna escena que tenga lugar en otro emplazamiento, pero se trata siempre de un espacio próximo a la población. Esta decisión tiene que ver con cuestiones de producción, pues los sets son limitados y la mayoría en interiores, pero también con una cierta voluntad por construir un espacio muy definido y cerrado, que pueda funcionar como un mundo en sí mismo, en línea con lo que ocurre en otras series cuyo nombre responde a una localización específica, como Dallas, CSI Las Vegas o Poble Nou 22 . Por

14 Lee mas

Werder, S. D. von. (2015). Simulacro , violencia e intercambio simbólico en Sueños digitales , de Edmundo Paz Soldán. Taller de Letras, (56), 89–97.

Werder, S. D. von. (2015). Simulacro , violencia e intercambio simbólico en Sueños digitales , de Edmundo Paz Soldán. Taller de Letras, (56), 89–97.

El tema central que se va a enfocar en este artículo es, en primera instan- cia, la relación entre el simulacro y el poder; y, más adelante, la posibilidad del intercambio simbólico por medio del suicidio, en un contexto hiperreal. El interrogante que se plantea es, en pocas palabras, si los suicidas logran desafiar al poder y desestabilizar un sistema. Es necesario aclarar que no se pretende, en ningún momento, hacer una apología de la muerte o del suicidio. Sin embargo, se citarán algunos de los planteamientos más controvertidos y problemáticos de Baudrillard, porque nos parece que la obra de Paz Soldán los actualiza, y trata de darnos una respuesta a ellos.

9 Lee mas

El Sistema Nacional de Investigadores y la práctica docente: el caso de la división de Humanidades y Bellas Artes de la Universidad de Sonora

El Sistema Nacional de Investigadores y la práctica docente: el caso de la división de Humanidades y Bellas Artes de la Universidad de Sonora

La discusión acerca de si la investigación y la docencia son actividades sustantivas complementarias u opuestas fue el punto de partida para este proyecto de investigación. El supuesto inicial fue que al tratarse de prácticas sociales la investigación demanda más tiempo de trabajo que la docencia, debido a que la primera ofrece la oportunidad de obtener un atractivo ingreso económico extra, si se realiza con apego a las reglas del campo. La mediación entre el campo de la docencia y el campo de investigación se encuentra en el campo intelectual. El Área de Humanidades puede considerarse como un área de intelectuales, y su objeto de estudio es difícil de definir, buscan objetivar lo subjetivo de la realidad, la creación y el uso del lenguaje, entender la creatividad y su relación con la realidad. Pierre Bourdieu (2000) designó al campo intelectual como un mundo aparte, en el que se produce cultura y donde las luchas de poder también son constantes. Dentro de ese campo, la producción cultural no sólo da a conocer una forma de objetivación de la realidad, sino que permite a los consumidores del producto vislumbrar el habitus y el capital cultural del autor. Es posible conocer, aunque sea en forma superficial, el capital cultural de los intelectuales, a través de sus explicaciones acerca de las expresiones creativas de otras autores, de los esfuerzos que hacen para interpretar la realidad de una forma específica y cómo estas dos acciones se relacionan con la realidad tangible para el resto de las personas.

108 Lee mas

Un lenguaje para todos los tiempos : el mensaje simbólico del mosaico absidal de San Apolinar in Classe

Un lenguaje para todos los tiempos : el mensaje simbólico del mosaico absidal de San Apolinar in Classe

Sin embargo, aún cuando el lenguaje simbólico tuvo un lugar central por muchos siglos, es cierto también, que el racionalismo opacó su fuerza, poniendo, en cambio, en primer plano, el papel de la razón. Justamente por esto es urgente recuperar un lenguaje que es, hoy más que nunca, un instrumento privilegiado para hablar de Dios. Su fuerza radica fundamentalmente, a mi entender, en dos cosas: en su inmediatez y en su capacidad de tocar el corazón. La inmediatez 5 en cuanto hace presente, sin mediaciones, lo espiritual en lo material, lo universal en lo singular, el todo en la parte 6 . En el símbolo de lo sagrado, es lo sagrado mismo lo que se hace presente, sin necesidad de intermediados, por su propio poder evocador. La capacidad de tocar los afectos propia del lenguaje

10 Lee mas

De Christine de Pisan (1364-1430) y la "Querelle des femmes" a Louise Labé (1524?- 1566) y su "Epístola dedicatoria": por una genealogía del feminismo en el Renacimiento francés

De Christine de Pisan (1364-1430) y la "Querelle des femmes" a Louise Labé (1524?- 1566) y su "Epístola dedicatoria": por una genealogía del feminismo en el Renacimiento francés

La sororidad -del término francés “sororité”- es la conciencia femenina de su so- metimiento dentro de la estructura patriarcal y la revuelta ante dicha dominación (con- ciencia y rechazo del papel impuesto por el sistema patriarcal). Como suceso histórico, es tan antigua como la fraternidad o, al menos, una proto-conciencia de sororidad o so- lidaridad femenina. La política de las mujeres ha consistido en separar la autoridad del poder y establecer un orden simbólico pudiendo así imaginar que la sororidad ha sido el fermento de los pactos entre mujeres, sólo posible en la actualidad (acción y participa- ción políticas) y comprenderla como una conciencia progresiva desde lo simbólico, que se plasma en posiciones políticas donde las hermanas la construyen entre individuas que mutua y libremente se la conceden, convirtiéndose en el camino hacia la lucha política feminista por el reconocimiento de la igualdad y la asunción de sí como subjetividad indi- vidualizada (Amorós, 1998).

17 Lee mas

Emociones, inmigraciÓn y familia en la Argentina de fines del siglo XIX

Emociones, inmigraciÓn y familia en la Argentina de fines del siglo XIX

La irrupción de del Valle cambió el curso del proceso, obligando a Andresa a mo- dificar su estrategia. Ignoramos si la tentaron con una compensación económica o si la amedrentaron para que retirase la demanda, pero lo cierto es que el influjo de los Amarante en las bambalinas del teatro judicial restringió su libertad emocional y los márgenes de navegación de sus sentimientos. 18 Aunque es posible que íntimamente Andresa experimentase una turbulencia de emociones en conflicto (desilusión, amor, rencor, pena), en público el autocontrol y el perdón parecían su única opción. Antes de la aparición de del Valle, los límites de la arena emocional del juicio eran borrosos y, por esa razón, la performance de Andresa disponía de un repertorio emocional más amplio. ¿Visitaba a su marido en la cárcel porque tenía expectativas de reconciliación?, ¿o lo hacía para descargar el rencor recriminándole su traición? Cuando lo visitó por primera vez, después de una larga separación, ¿cómo se conjugaron en su interior el rencor y el afecto que una vez los había unido? Ese repertorio, complejo y en tensión, se restringió en la última etapa del juicio cuando a la sombra de la figura de del Valle, los Amarante expusieron su poder. Es posible, entonces, que el miedo fuese el catalizador del torbellino emocional de la esposa traicionada. 19

20 Lee mas

Coyunturas políticas interclase Elites, profesionales y comunidades en la conformación del distrito de Aguablanca (Cali, Colombia, 1980 – 1995)

Coyunturas políticas interclase Elites, profesionales y comunidades en la conformación del distrito de Aguablanca (Cali, Colombia, 1980 – 1995)

vivienda iniciaba un camino imprevisible hacia una posición de clase en movimiento: la de disciplinados ahorradores o imparables invasores, en todo caso futuros propietarios, en medio de la coyuntura enmarañada de muy disímiles intereses de clase y grupo. Al final del relato audiovisual una de las líderes populares entrega su versión sobre la escena que da origen a la “invasión”- barrio Charco Azul: un movimiento de la familia Borrero para deshacerse de 20 familias que habían invadido su predio de La Chumba, acaba en manos de Octavio Sardi Zaiden, político en plena campaña. Mientras que la líder popular que “acompañaba a la gente” junto con el político no puede evitar el “error del doctor Sardi”, que llevó a convertir a 20 familias en 35 y luego en 350, las cuales, de cualquier modo, habrían de caber en el mismo pedazo de terreno entre el alambrado y la laguna. Eficaz operación para quien aspira a multiplicar los votos a su favor, sin los suficientes escrúpulos. Madre e hija sostuvieron una extraña relación de tensa amistad con los propietarios de las fincas y el político, sustentada por algunos factores que se constituyen en capital simbólico de aquellas, pues son propios de una posición social que se moviliza y moviliza a otros, de una autonomía relativa que reconfigura el campo de poder al interior de la CPI de esos comienzos: la pertenencia a una misma sociedad tradicional como blancas pobres, una especie de ascendiente moral y maternal sobre el grupo inmigrante, el dominio práctico de tácticas y estrategias para ejercer presión por el acceso a la tierra por medios pacíficos negociados y con mutuo beneficio. Y de fondo, la vivencia a cielo abierto de una cultura política de poderes oblicuos que admite a la vez la solidaridad y el interés particular, la confianza y el engaño, la negociación y las vías de hecho. Así, la desocupación pacífica de un terreno ocupado de facto se convirtió, unos metros más allá, a orillas de la laguna, en un acto que reivindicó tanto una posición social marginal como los efectos perversos de una negociación engañosa. Y dio paso a una “invasión” imparable donde se fraguaría el futuro de un barrio de caracteres singulares desde el punto de vista político, social y cultural.

394 Lee mas

Centralidad  Ciccolella, Mignaqui

Globalización y transformaciones de la centralidad histórica en Buenos Aires Globalization and transformations of Buenos Aires´ historic centrality

de funciones de comando (sedes empresariales, sedes financieras, servicios avanzados, hotelería internacional, centros políticos, centros cultu- rales, entre otros). Paralelamente, la centralidad hoy debe ser estudiada en una doble dimensión: la clásica, donde predomina el elemento físico, la contigüidad espacial, la aglomeración física de objetos emblemáticos del poder económico (bancos, sedes empresariales, edificios inte- ligentes); y la dimensión reticular, donde los vínculos predominantes son inmateriales (por medio de las tecnologías de comunicación e informática) y pertenecen al campo de las múl- tiples relaciones interempresariales, las solida- ridades entre grandes corporaciones, en fin, la pertenencia a un mismo espacio relacional más allá de todo hiato o discontinuidad al territorio intrametropolitano o intermetropolitano (Cic- colella y Lucioni, 2003: 190).

11 Lee mas

La cuestión del poder en Manuel Castells, 1967-2009: comunicación, cultura y sociedad

La cuestión del poder en Manuel Castells, 1967-2009: comunicación, cultura y sociedad

Nuestro mundo experimenta actualmente una peligrosa escasez de categorías y marcos de interpretación capaces de captar el rumbo de las vertiginosas transformaciones que vivimos. En este escenario Manuel Castells se erige como uno de los teóricos sociales más importantes e influyentes del momento, y el estudio sistemático de su obra es una cuenta pendiente de las ciencias sociales en nuestro continente y en el planeta en general. A partir de la presente tesis doctoral buscamos iniciar un diálogo crítico y tenaz con la producción del autor, concentrándonos en el análisis de su elemento teórico principal: el concepto de poder. Nos propusimos investigar la trayectoria del concepto de poder de Manuel Castells en el periodo 1967-2009, en su particular articulación con la noción de comunicación, que es una categoría central y de importancia creciente para el autor. Llevamos a cabo tal empresa a partir del análisis de los modos de conceptualización, de la temporalidad histórica, y finalmente -en menor medida- del contexto social de expresión de los conceptos de poder y de comunicación en la totalidad de su obra, que abarca el periodo mencionado. Para avanzar en el cumplimiento de dichas metas nos dedicamos en un primer momento a descubrir la forma y el contenido que adquiere la construcción teórica de las categorías de poder y de comunicación, lo cual exige descubrir la relación que ambos conceptos establecen en cada momento con la teoría social general que los contiene. Luego analizamos los diferentes estratos o niveles de temporalidad intervinientes, así como el modo en que nuestro autor se apropia de sus fuentes teóricas, entre las que se destacan los trabajos de Althusser, Poulantzas, Marx, Weber, Parsons y muy especialmente Foucault. A partir de allí intentamos registrar las concepciones generales –y sólo ocasionalmente las creencias e intenciones- que entran a tallar en la conceptualización del poder de Castells a lo largo de su sinuosa trayectoria. El problema general y los objetivos de investigación mencionados se estructuran a partir de la noción de trayectoria conceptual, que proponemos como herramienta analítica y metodológica para el estudio sistemático, histórico y contextual de su concepto de poder, y que diseñamos en el marco de un diálogo exploratorio entre la historia conceptual -particularmente la perspectiva de Koselleck- y el interés teórico, hermenéutico y eventualmente prospectivo de las ciencias sociales 1 . Ahora bien, no es el afán

780 Lee mas

Símbolos, imágenes, rituales: el lenguaje simbólico del poder en la Europa del Antiguo Régimen

Símbolos, imágenes, rituales: el lenguaje simbólico del poder en la Europa del Antiguo Régimen

cambiante relación de fuerzas entre el Elector de Sajonia, como señor de la ciudad, y el ayuntamiento. El creciente poder de los Príncipes Electores de Sajonia, entre 1697 y 1763 también reyes de Polonia, se manifestaba también en el acto de juramento (Erbhuldigung) que se celebraba al asumir el trono un nuevo Príncipe Elector en todas las grandes ciudades del ducado. Si compa- ramos los primeros juramentos de los que tenemos evidencia, de principios de la Edad Moderna, con los de Federico Augusto I (1694) o Federico Augusto II (1733) observamos unos cambios significativos. Hasta mediados del siglo XVII, la parte esencial del acto solemne era el propio juramento que confir- maba la mutua obligatio entre el Príncipe y sus súbditos, pero ya con ocasión del juramento de Johann Georg II (1657) hubo algunas modificaciones que se pusieron todavía más de manifiesto en el siglo XVIII. El acto de juramento fue superpuesto cada vez más por elementos propios de la cultura cortesana, como arcos de triunfo, iluminaciones, fuegos artificiales etc., que servían al elogio del Príncipe. Mientras que en el siglo XVI todavía fue el cabildo mu- nicipal el que organizó el acto y también actuó de anfitrión en el banquete fi- nal, en los juramentos más tardíos el mayordomo mayor de la corte fue en- cargado de la organización de la ceremonia y daba instrucciones a las institu- ciones municipales. El banquete ya no tuvo lugar en el ayuntamiento sino en otro lugar y los únicos participantes por parte de la ciudad eran dos alcaldes y dos representantes de la universidad. 60

26 Lee mas

Show all 10000 documents...