Primera sentencia condenatoria dictada en segunda instancia

Top PDF Primera sentencia condenatoria dictada en segunda instancia:

SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA

SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA

Pretensión de los sujetos procesales intervinientes en el juicio oral de segunda instancia: 12. La letrada Gloria Pacheco Martínez, abogado defensor de la parte agraviada la empresa PHARTEC S.A.C. formula sus alegatos de apertura y cierre, señalando que el A quo no ha valorado los medios probatorios, eso son los cheques sin fondo expedidos por la imputado, cheque N° 03 y el 04 se giró 15-05-2015, los dos fueron girados en la misma fecha, para hacer el cobro se puso una fecha límite, la cual el primero el 20-06-2015 y el otro 05-07-2015, cuando se acerca a hacer efectivo e cheque se da la sorpresa que no había fondos, quien le solicito que le dé un plazo pertinente, la agraviada se presente ante el banco el 05 de julio del 2015, e igual no había fondos, al ver que no había fondos, se conversó con la acusada para que se soluciones, pero jamás se le pudo ubicar, porque lo que buscaba era una promesa de pago, por lo que en mérito al perjuicio económico, presenta la denuncia, pero primera instancia lo absuelve y la sala lo declara nulo, y el juez vuelve a absolver, sin embargo el A quo no ha tenido en cuenta los medios probatorios, siendo uno de ellos es el informe del banco.
Mostrar más

7 Lee mas

SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA

SENTENCIA DE SEGUNDA INSTANCIA

5 apartó del cargo. Para contratar un servicio o adquirir un bien, se debe ver el precio referencial, y bajo ese contexto se realizó las contrataciones. En el año 2016, el nuevo Decreto Supremo de economía y finanza, en el cual señala que el monto para contratar es menor a 8 UIT, por tanto al hacer la aplicación retroactiva de la norma, sería aplicable a la acusada. Asimismo, señala que la sala no puede dar una valoración distinta de los medios probatorios actuados en primera instancia de conformidad con el artículo 425 numeral 2 del Código Procesal Penal.
Mostrar más

9 Lee mas

1.- EXTRACTO DE SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA, DICTADA POR EL PRIMER JUZGADO DE LETRAS DEL TRABAJO DE SANTIAGO.

1.- EXTRACTO DE SENTENCIA DE PRIMERA INSTANCIA, DICTADA POR EL PRIMER JUZGADO DE LETRAS DEL TRABAJO DE SANTIAGO.

“PRIMERO: Demanda. Que, ha comparecido don REINALDO ENRIQUE MÁRQUEZ ROSAS, chileno, casado, ingeniero civil, domiciliado en Los Gladiolos N° 8221, comuna de Peñalolén, ciudad[r]

13 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 11 de julio de 2006 (*)

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 11 de julio de 2006 (*)

sentencia Canon, antes citada, apartados 22 y 24, y la sentencia del Tribunal de Primera Instancia de 12 de diciembre de 2002, Vedial/OAMI – France Distribution (HUBERT), T-110/01, Rec. p. II-5275, apartado 65]. 73 En el caso de autos, si bien la Sala de Recurso reconoció la notoriedad del signo TORRES en España para vinos y brandys, la comparación entre los signos en litigio puso de manifiesto que la impresión global producida por la marca solicitada difiere en gran medida de la producida por el signo anterior. En tales circunstancias, el elevado carácter distintivo del signo anterior, resultante del conocimiento que el público tiene de él en el mercado, no puede, por sí solo, desvirtuar la conclusión de que no existe riesgo de confusión. Hay que señalar, además, que dicha conclusión seguiría siendo válida aun cuando el signo anterior gozase de notoriedad en los demás Estados miembros en los que se encuentra protegido.
Mostrar más

13 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 8 de julio de 2004 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 8 de julio de 2004 *

8 El 22 de enero de 1999, la otra parte en el procedimiento ante la Sala de Recurso remitió a la OAMI, en primer lugar, seis etiquetas de botella en las que figuraba la marca anterior [r]

22 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 6 de octubre de 2004 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 6 de octubre de 2004 *

«JPV». Por último, la demandante añade que, conforme a consolidada doctrina y jurisprudencia, las marcas compuestas sólo de dos o tres letras presentan una innata debilidad en su disti[r]

19 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 21 de marzo de 1996 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 21 de marzo de 1996 *

22 El Tribunal de Primera Instancia señala que la negativa controvertida de la Comi- sión a conceder al demandante la beca solicitada, tal como resulta de la decisión contenida en el es[r]

18 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 14 de febrero de 2006 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 14 de febrero de 2006 *

19 El 22 y el 25 de julio de 2005, el Consorcio TEA-CEGOS alegó ante la Comisión que no cabía considerar que el DIHR y el DUS formaban parte de una misma agrupación jurídica en el sent[r]

31 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 24 de marzo de 2009 (*)

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 24 de marzo de 2009 (*)

21 En cualquier caso, debe señalarse que la resolución de los tribunales portugueses sólo se refiere a la extensión a Portugal del registro internacional de la marca GENERAL OPTICA y a la denominación social de la interviniente. En la medida en que no contiene ninguna prohibición general del uso en Portugal de una marca que incluya los términos «general optica», dicha resolución no afecta a las marcas comunitarias GENERAL OPTICA. Por lo tanto, en contra de lo alegado por la demandante durante la vista, una resolución del Tribunal de Primera Instancia que confirme el registro de las marcas comunitarias GENERAL OPTICA no permitirá a la interviniente eludir la resolución de los tribunales portugueses. En particular, la confirmación de la validez de las marcas comunitarias GENERAL OPTICA no tendrá ninguna incidencia sobre la obligación, derivada de la resolución del Supremo Tribunal de Justiça, de abstenerse de utilizar en Portugal la marca internacional GENERAL OPTICA y la denominación social de la interviniente.
Mostrar más

9 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 7 de junio de 2001 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 7 de junio de 2001 *

Código, no se halle en condiciones de decidir, sobre la base del artículo 899, y cuando la solicitud está fundamentada en motivos que justifiquen que se trata de una situación especial[r]

23 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 1 de marzo de 2005 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 1 de marzo de 2005 *

35 La demandante destaca que tanto el calzado como los bolsos de mano cumplen una función estética y decorativa en la moda femenina. Estima que los productos «calzado de señora» y «bol[r]

26 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 5 de marzo de 2003 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 5 de marzo de 2003 *

68 En lo que atañe a las alegaciones formuladas por la demandante en el marco de la cuarta parte del motivo, basadas en la jurisprudencia y en la práctica de algunos Estados miembros y[r]

25 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 22 de junio de 2004 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 22 de junio de 2004 *

De este modo, según los demandantes, la Sala de Recurso no tuvo en cuenta la denominada teoría «de la confusión post-venta», pese a que el Derecho de marcas la reconoce en general, y h[r]

21 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 22 de junio de 2004 (1)

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 22 de junio de 2004 (1)

Apreciación del Tribunal de Primera Instancia 19 Para demostrar la legitimación activa de la succession Picasso como entidad independiente de sus miembros, los demandantes hicieron referencia únicamente a las disposiciones de los artículos 815 y siguientes del code civil francés. Tras ser instados por el Tribunal de Primera Instancia a completar sus indicaciones al respecto y a presentar, conforme al artículo 44, apartado 5, del Reglamento de Procedimiento, la prueba de la existencia jurídica de esta entidad, se limitaron a remitirse nuevamente a los artículos 815 y siguientes del code civil francés. En vez de presentar elementos adicionales que pudieran acreditar, para satisfacer las exigencias del artículo 44, apartado 5, del Reglamento de Procedimiento, la autonomía y la responsabilidad, aun limitada, de la succession Picasso, y en vez de aportar la prueba de que el mandato de su abogado había sido constituido válidamente por un representante de dicha entidad, facultado para ello, los cotitulares facilitaron, con carácter subsidiario, su dirección, los poderes que cuatro de ellos otorgaron a Claude Ruiz-Picasso y el mandato otorgado por éste último.
Mostrar más

11 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 14 de septiembre de 2004 (1)

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 14 de septiembre de 2004 (1)

20 En primer lugar, el Tribunal de Primera Instancia declara que la Sala de Recurso no se ha limitado al significado de la palabra «evolution », sino que le ha atribuido un sentido particular en asociación con el adjetivo «molecular». En cualquier caso, por una parte, la palabra «evolution » es adecuada para designar una modificación parcial, voluntaria e inmediata. En particular, el público relevante, bien informado, no dudará de que se trata de una evolución que se provoca voluntariamente en las moléculas. Por otra parte, aun cuando se admita que la palabra «evolution» puede tener varios sentidos, como afirma la demandante, procede recordar que, con arreglo al artículo 7, apartado 1, letra c), del Reglamento nº 40/94, debe denegarse el registro de un signo denominativo si, en al menos uno de sus significados potenciales, designa una característica de los productos o servicios de que se trate (sentencia del Tribunal de Justicia de 23 de octubre de 2003, OAMI/Wrigley, C-191/01 P, Rec. p. I-0000, apartado 32).
Mostrar más

6 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 3 de julio de 2003 (1)

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 3 de julio de 2003 (1)

solicitada. De tal circunstancia se deriva que la Sala de Recurso consideró justificadamente que existía riesgo de confusi ón para todos los productos contemplados por la marca solicitada, incluido el «calzado», mencionado en la pretensi ón subsidiaria de la demandante. 67. En cuanto a los documentos adjuntos a la demanda y a la réplica de la parte demandante, así como al escrito de contestación de la parte coadyuvante, que no se presentaron ante la Sala de Recurso, no pueden tomarse en consideración ya que el objeto del recurso ante el Tribunal de Primera Instancia es el control de la legalidad de las resoluciones de las Salas de Recurso de la Oficina en el sentido del artículo 63 del Reglamento n. 40/94. En efecto, la función del Tribunal de Primera Instancia no es reexaminar los elementos de hecho a la luz de pruebas presentadas por primera vez ante él. Además, admitir tales pruebas sería contrario al artículo 135, apartado 4, del Reglamento de Procedimiento, según el cual los escritos de las partes no podrán modificar el objeto del litigio planteado ante la Sala de Recurso. En consecuencia, procede excluir las pruebas presentadas por la demandante y por la parte coadyuvante por primera vez ante el Tribunal de Primera Instancia, sin que sea necesario examinar su fuerza probatoria [véase, en este sentido, la sentencia de 12 de diciembre de 2002, eCopy/OAMI (ECOPY), T-247/01, Rec. p. II-0000, apartado 49].
Mostrar más

12 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda ampliada) de 12 de diciembre de 1996 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda ampliada) de 12 de diciembre de 1996 *

implica la desestimación de la denuncia relativa a la prohibición de importar elec­ tricidad aplicable en el ámbito del suministro público durante el período anterior a la entrada en vig[r]

21 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda ampliada) de 28 de octubre de 1999 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda ampliada) de 28 de octubre de 1999 *

29 En su escrito de interposición, la demandante basa su recurso en un único motivo. Remitiéndose al considerando 89 del Reglamento litigioso, alega que, al adoptar un margen de benefic[r]

37 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda ampliada) de 27 de abril de 1995 *

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda ampliada) de 27 de abril de 1995 *

1 Mediante escrito presentado en la Secretaría del Tribunal de Justicia el 2 de diciem­ bre de 1991, la parte demandante, Casillo Grani snc, interpuso un recurso, con arreglo al artículo[r]

5 Lee mas

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 12 de marzo de 2003 (1)

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE PRIMERA INSTANCIA (Sala Segunda) de 12 de marzo de 2003 (1)

meramente mantener el derecho de marca. 32. Pues bien, seg ún la Oficina, las Salas de Recurso han adoptado una práctica coherente en lo relativo a la interpretación del concepto de «uso efectivo». En este contexto, el concepto de «uso real» reviste una importancia muy especial. A este respecto, la Oficina cita una resolución dictada por la Sala Segunda de Recurso el 27 de septiembre de 2000, en el asunto R 380/1999-2, donde se establece que «es preciso distinguir el uso efectivo del uso meramente simb ólico. El uso efectivo implica un uso real con fines de comercialización de los productos o servicios de que se trate al objeto de incrementar el valor de los mismos, contrariamente a un uso artificial destinado únicamente a mantener la marca en el registro».
Mostrar más

10 Lee mas

Show all 10000 documents...