Producción de la violencia

Top PDF Producción de la violencia:

Violencia en la producción de cocaína: laboratorios y grupos armados

Violencia en la producción de cocaína: laboratorios y grupos armados

Por otro lado, el aumento en el número de enfrentamientos entre guerrillas y paramilitares, puede explicarse a la luz del ajuste de cuentas. Como se ha evidenciado en la literatura, estos grupos armados pueden controlar diferentes etapas de la cadena de producción, según el control territorial que tengan y de ser necesario, cooperar para que la cocaína llegue a su destino final (Tickner, García, & Arreaza, 2012). El desmantelamiento de laboratorios es señal de que, en los territorios dominados por estos grupos, logró infiltrarse alguna persona que tenía intenciones de que se descubriera la infraestructura. Estos errores conllevan a la perdida de mucho dinero, que presuntamente fue causado por la incapacidad de estos grupos de controlar efectivamente sus dominios. Así, emergen conflictos entre los grupos y eventualmente enfrentamientos.
Mostrar más

37 Lee mas

Tres etapas en la historia de la violencia La obra de Norberto Gómez entre 1976 y 1995

Tres etapas en la historia de la violencia La obra de Norberto Gómez entre 1976 y 1995

Durante la década del setenta la violencia se instaló en la Argentina como un actor de la vida política, cultural, institucional y social. Dentro de esta modalidad en la cual se vivieron las relaciones sociales el cuerpo sería un protagonista fundamental en esta historia. Emergió con una fuerte presencia a partir del Cordobazo y tanto ésta como su ausencia marcarán las líneas temáticas de buena parte de la producción plástica de la época. Pero qué sucedía con ese nuevo protagonismo que adquiría el cuerpo en este campo específico. Sabemos que el mismo siempre estuvo asociado a la idea de representación y de índole figurativa. ¿Pero serviría para dar cuenta de los procesos violentos que sobre él comenzaban a operar? Su representación se vio esencialmente modificada y alterada a raíz de esos procesos. Los artistas comenzaron a representarlo no como centro y unidad de un pensamiento o sistema figurativo como había sucedido con el sistema figurativo heredado del Renacimiento. Figuras descentradas, facetadas, restos que no logran conformar su unidad se constituyeron entonces en la nueva representación del cuerpo. Así mismo las alteraciones en el canon hablan de un nuevo orden en la representación. El objetivo de este trabajo es analizar la producción del escultor Norberto Gómez desde esta nueva perspectiva y el corpus de la producción estética, en este caso plástica, habida cuenta además de la capacidad de testimoniar que posee la obra y que va en aumento debido a las nuevas resignificaciones que adquiere la realizada durante la última dictadura a la luz de los actuales trabajos académicos. En este sentido la posición sustentada por Déotte al afirmar la existencia de un arte de la desaparición constituye un marco insoslayable para tratar esta cuestión, en especial al “... reformular la concepción de las relaciones entre la historia del arte y la historia política”, otorgándole al arte contemporáneo “... un valor de destinación, efectivamente político, de resistencia... que lo insta a recoger y levantar a los vencidos de la historia, a los sin huella,
Mostrar más

10 Lee mas

Violencia simbolica Victoria Sendon

Violencia simbolica Victoria Sendon

3 Algo muy importante que habría que tener en cuenta es que cuando se plantea un esquema de emancipación puramente igualitario, no se está cuestionando el sistema en sí, sino la posibilidad de compartir los privilegios y los derechos del dominador. Sin embargo, no se puede establecer la igualdad en una sociedad desigual. ¿Igualdad de sexos con desigualdad de clases? ¿Igualdad de sexos con desigualdades raciales o nacionales? ¿No habría que definir al mismo tiempo el modelo social en el que aspiramos a la igualdad entre hombres y mujeres? Pero, he aquí, que el modelo por encima de cualquier otra consideración es un modelo masculino de mundo. Ya se ha intentado aplicar el modelo de la igualdad de clases o el de igualdad de razas, pero no funciona, porque el modelo patriarcal de cualquier tipo de sociedad es un modelo jerárquico. No pueden ni saben ni quieren funcionar de otro modo. Si se diera la igualdad real entre hombres y mujeres en esta sociedad, sería la apoteosis del triunfo del modelo masculino. Por ejemplo ¿puede haber igualdad de derechos entre ambos sexos en un tipo de sociedad en la que se valora más la producción que la reproducción, como sucede en este modelo occidental que vivimos? Si establecemos en este modelo la igualdad, resulta que las mujeres tendríamos que valorar mucho más la producción, y vivir para ser individuas entregadas al trabajo y a la economía. Igualmente, nuestro modelo otorga mucha más relevancia a lo público que a lo privado. ¿Es realmente lo primero más importante que lo segundo? ¿Quién establece la jerarquía de valores? Lo que está sucediendo actualmente entre las jóvenes es que se creen que se han emancipado sexualmente porque se han adaptado a un modelo de sexualidad masculino y ya no saben ni qué desean realmente. Mientras no creemos un nuevo modelo de mundo desde planteamientos feministas, no podremos hablar de igualdad, ya que con el modelo de igualdad estamos perdiendo posiciones. Ya lo iremos viendo.
Mostrar más

15 Lee mas

El caso de Rousseau o la violencia de la educación de clase

El caso de Rousseau o la violencia de la educación de clase

A veces pues, conviene saber lo que se hace. En tanto pretendemos educar de forma neutra un presunto animálculo natural, estamos de facto violentando la fuerza de las cosas que nos estallará como realmente es: una sociedad coercitiva e injusta en la que las prácticas de cada uno vienen en esencial medida (sobredeterminada por las concretas biografías, la gran mayor parte de las veces, irrelevantes) determinadas por su lugar (y cada uno tiene que conocer su sitio) en la producción, y que vienen a reventar en la cara del docente.

11 Lee mas

Provincia de Buenos Aires Dirección General de Cultura y Educación

Provincia de Buenos Aires Dirección General de Cultura y Educación

Por último, no pueden dejar de mencionarse fenómenos relacionados al abuso sexual bajo nuevas formas dentro del escenario mediático: el llamado Grooming (acoso en línea de parte de un adulto con fines de abuso sexual), el Sexting (producción de fotos, videos o sonidos en actitudes eróticas, sexuales o con desnudos o semidesnudos que se envían de celular a celular o son publicados en Internet) o la exposición a pornografía, violencia y otros contenidos no apropiados, de fuentes poco confiables, y el uso de fotografías para producir pornografía. En relación a ello, creemos pertinente retomar las consideraciones de la Comunicación 5/10 de la Dirección de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social para trabajar tanto con alumnos como con docentes sobre las nuevas tecnologías y sus usos.
Mostrar más

88 Lee mas

Feminismo, género y patriarcado. Alda Facio

Feminismo, género y patriarcado. Alda Facio

El derecho prescribe, norma o regula, disciplinando a hombres y mujeres de forma diferenciada/desigual. En el caso de las mujeres, el derecho les fija un modelo de identidad única y legitima su sometimiento al varón. En una primera etapa historica el derecho otorgaba explícitamente el poder casi absoluto a los varones sobre las mujeres en el campo de las relaciones sexuales, sociales y económicas. El acceso sexual exclusivo del amo/dueño a su objeto sexual, la mujer, la penalización severa del adulterio de la mujer, el castigo a la negativa a la procreación y el aborto, la mutilación de genitales femeninos, la prohibicion de circulación o desplazamiento a las mujeres, la monogamia unilateral, la obligación de seguir a su amo/dueño a donde éste fuera, la pérdida del apellido cuando pasa a ser propiedad de un varón, la imposibilidad de administrar o representar intereses propios o de terceros, etc. fue mantenido gracias a un alto sistema de violencia institucionalizada que imprimió duros castigos a las mujeres por su independencia personal, fuera social, económica o sexual. Este ámbito de violencia se proyectó hacia todas las esferas de la convivencia en tanto había que mantener los privilegios de la dominación, lo que se expreso en el ámbito público con guerras, torturas y ejecuciones.
Mostrar más

37 Lee mas

El trato con el conflicto, agresividad y violencia en la escuela: de la normalidad a la patología

El trato con el conflicto, agresividad y violencia en la escuela: de la normalidad a la patología

Al iniciar tercero, con un cambio de ciclo y de tutora, la inestabilidad emocional de Manuel se acentuó mucho. Empezó a contestar con energía verbal a los profesores, a discutir sus decisiones y a no hacer lo que se le pedía. Éstos respondieron con cierta dureza: "hay que marcar- le, necesita límites, no se pueden tolerar sus respuestas" (respuestas como: "no quiero hacerlo, no me gusta, o ya he terminado así que hago lo que quiero"). Entre la tutora, los otros profesores y el niño empezó a instalar- se, una relación tensa, de provocación-castigo-tensión- mayor provocación. A la vez generaba muchos conflic- tos con los compañeros, se peleaba y apartaba con violencia a los otros para ser el primero de la fila, o para entregar un trabajo a la profesora; en el patio daba empujones, hacía zancadillas a los demás al jugar al fút- bol. De forma preocupante empezaba a organizar gru- pos de fidelidad, tenía "adeptos" que le defendían, gene- rándose una dinámica de unos contra otros. Manuel empezaba a ser un líder "negativo" por su impulsividad, inteligencia y necesidad de dominio del otro. Todo ello atraía niños más abiertamente frágiles e inseguros que fácilmente confundían su dominio con fortaleza.
Mostrar más

12 Lee mas

Some procedural aspects of the Organic Law on measures of comprehensive protection against domestic violence

Some procedural aspects of the Organic Law on measures of comprehensive protection against domestic violence

9. La Ley Integral amplía considerablemente el ámbito subjetivo del delito de malos tratos respecto de la regulación anterior, puesto que se incluyen las relaciones de afectividad sin convivencia que hasta ahora estaban excluidas y debían subsumirse en otros delitos. Otra de las cuestiones que suscita esta enumeración es que en caso de denuncias cruzadas entre cónyuges por malos tratos, la denuncia del hombre contra la mujer, en principio, sería competencia del Juzgado de Instrucción, pero sería conveniente que fuera el JVM quien asumiera la competencia sobre la misma dada la conexión entre ambas y la importancia de evitar investigaciones paralelas. En este sentido, C RUZ M ORATONES , C.: «La Ley Integral de medidas de protección contra la vio- lencia de género. Reflexiones sobre algunas cuestiones procesales», disponible en el Portal del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género (www.poderjudicial.es), p. 4. 10. Muerza Esparza considera, por el contrario, que no es necesario que además de la comisión
Mostrar más

16 Lee mas

Efectividad de un programa de promoción de la salud sexual y de prevención de violencia de género en adolescentes

Efectividad de un programa de promoción de la salud sexual y de prevención de violencia de género en adolescentes

Estudio de intervención antes-después realizado en cuatro colegios, sobre una muestra de 202 estudiantes de segundo de bachillerato y ciclos formativos de grado medio. La intervención se hizo mediante sesiones educativas en grupos de 20-25 sujetos, con programación secuencial de conocimientos y actitudes. Los resultados reflejaron la eficacia del programa ya que tras su aplicación, se produjo un aumento significativo en las tasas de conocimientos y de actitudes afectivo-sexuales con independencia del sexo, tipo de colegio o de enseñanza. PALABRAS CLAVE: salud sexual, educación afectivo-sexual, ado- lescencia, violencia de género, prevención.
Mostrar más

12 Lee mas

El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia

El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia

de intolerancia conviene tener en cuenta que su tarea básica -construir una identidad diferenciada averiguan- do qué se quiere hacer en la vida- ori- gina un alto nivel de incertidumbre que, sumado al que implican los ac- tuales cambios sociales, puede resul- tar para algunos adolescentes muy difícil de soportar; especialmente cuan- do no han desarrollado tolerancia a la ambigüedad, cuando no han aprendi- do a vivir el conflicto y la duda como elementos necesarios para crecer. Los resultados obtenidos en investiga- ciones con estudiantes de secundaria en España reflejan que los adoles- centes que se identifican con bandas intolerantes y violentas se diferencian, además, del resto de sus compañeros de clase, por: un razonamiento moral menos desarrollado (más absolutista e individualista); justificar la violencia y utilizarla con más frecuencia; llevarse mal con los profesores; ser rechaza- dos por los otros chicos de la clase; y ser percibidos como agresivos, con fuerte necesidad de protagonismo, in- maduros, antipáticos y con dificultad para comprender la debilidad de los demás. Perfil que comparte algunas características con el de los acosa- dores escolares, y que refleja como causas posibles de la intolerancia y la violencia, la dificultad para sentirse aceptado y reconocido por la escuela y el sistema social en el que se incluye. Resultado que muestra la importancia que tiene proporcionar oportunidades para identificarse con adultos y con iguales de orientación constructiva para prevenir estos problemas.
Mostrar más

84 Lee mas

GONZÁLEZ CALLEJA, Eduardo, La razón de la fuerza. Orden público, subversión y violencia política en la España de la Restauración (1875-1917), Madrid, CSIC, «Biblioteca de Historia», 1998, 620 pp.

GONZÁLEZ CALLEJA, Eduardo, La razón de la fuerza. Orden público, subversión y violencia política en la España de la Restauración (1875-1917), Madrid, CSIC, «Biblioteca de Historia», 1998, 620 pp.

lla, en 1876, hasta la aparición inicial de Francisco Ferrer y Guardia, quien en los años noventa hará de puente entre las viejas y las nuevas formas conspirativas. Es precisamente la problemática de la transición entre las formas tradicionales de acción colectiva y aquellas que aparecen como más idó- neas en un contexto presidido por la consolidación del mo- derno Estado nacional, el desarrollo del capitalismo industrial y de las organizaciones a gran escala, el auge del comercio, la acelerada urbanización y la mejora de las comunicaciones, lo que permite dotar de coherencia a esos dos capítulos y percibir las singularidades y las similitudes del ejercicio de la violencia en esas dos culturas políticas. En cualquier caso, cabe añadir que el capítulo dedicado al carlismo da, como ocurre a lo largo de todo el volumen, más de lo anunciado. Podría decirse incluso que las estrategias violentas del tradi- cionalismo son la excusa para una inteligente aproximación a la naturaleza de las relaciones entre sistema restauracionista y opinión católica, entre Iglesia y Estado en unos momentos, coincidiendo con el pontifi cado de León XIII, en los que el vaticanismo de la Iglesia española contribuye a la estabilidad del orden liberal.
Mostrar más

13 Lee mas

The university’s students and gender violence

The university’s students and gender violence

2.1. La situación de la violencia de género en el contexto internacional Según datos de Naciones Unidas, si bien es cierto que el porcentaje de mujeres en los parlamentos se ha casi duplicado en los últimos 20 años, frente a una única mujer que aparecía en dicha lista en 1998; la protección jurídica contra la violencia de género ha aumentado considerablemente, como también otras legislaciones que garantizan la igualdad entre hombres y mujeres; casi todas las regiones en desarrollo han logrado la paridad de género en educación primaria. Sin embargo el progreso ha sido inaceptablemente lento, con estancamientos e, incluso retrocesos, en algunos contextos. Todavía mueren 800 mujeres al día al dar a luz por causas que podrían evitarse. Las mujeres dedican 16 millones de horas al día a buscar agua en países de África Subsahariana (frente a los 6 millones de horas que dedican los hombres). Las mujeres ganan entre un 10 y un 30% menos que los hombres por realizar el mismo trabajo. Asimismo siguen representando el 60% de las personas analfabetas a escala mundial. Una de cada tres mujeres sigue sufriendo violencia física o sexual en algún momento de su vida; y, entre 1992 y 2011, solo el 9% de los negociadores en las mesas de negociación de la paz eran mujeres.
Mostrar más

26 Lee mas

Cambios en la percepción de la violencia y el comportamiento agresivo entre niños a partir de un programa de habilidades socioemocionales

Cambios en la percepción de la violencia y el comportamiento agresivo entre niños a partir de un programa de habilidades socioemocionales

A pesar de dichas limitaciones en el análisis, este estudio muestra un impacto significativo en cuatro variables: victimización directa, relacional, agresión directa y relacional; impacto que no se dio de manera homogénea en todos los grupos. Los resultados sugieren un fenómeno de concienciación que puede observarse en el aumento significativo de la media en agresión directa (golpes, burlas, amenazas y ofensas) y relacional (referida a la exclusión de actividades o a la generación de rumores) en los niños que inicialmente mostraron una puntuación baja en victimización. Esto puede explicarse de dos maneras. Por un lado, puede pensarse como resultado de un proceso de normalización de la violencia. Desde esta perspectiva, el resultado es producto de una falta de reconocimiento inicial de ciertas actitudes como agresión. Muchos de los menores que participaron en los talleres reconocieron que muchas de las actitudes de sus compañeros no eran para ellos agresiones. Al iniciar el taller, la mayoría de los niños informaron como una cuestión “normal” las agresiones y los insultos que se dan en la escuela; no obstante, muchos de ellos comentaron que a pesar de ser lo común, a ellos les molestaba. Aun así, este aumento de la victimización relacional y de la agresión tanto directa como relacional en niños que no suelen involucrarse en comportamientos agresivos, puede ser resultado de una pérdida de confianza en la buena voluntad de los demás, que está de alguna manera ligada con el reconocimiento de dicho comportamiento como hostil. Algunos autores consideran que cuando una persona percibe un comportamiento como hostil es más probable que se involucren tanto en agresión física como relacional (Crick, 1995 citado por Tweed et al., 2001). Por lo tanto, el reconocimiento de la violencia que viven día a día en la escuela, puede llevarlos a simplemente informar de un comportamiento violento que antes no reconocían como tal, o hacer ambas cosas: informar sobre dicho comportamiento y a reaccionar violentamente ante lo que ahora reconocen como violento. Sin embargo, los datos obtenidos no permiten evaluar dicho impacto; mientras que las actitudes observadas durante el taller y los comentarios de los niños al finalizar el mismo, sugieren un aumento del buen trato y una disminución de la normalización de la violencia.
Mostrar más

16 Lee mas

OBJETO: PROGRAMA PROVINCIAL “PREVENCIÓN E INTERVENCIÓN EN

OBJETO: PROGRAMA PROVINCIAL “PREVENCIÓN E INTERVENCIÓN EN

El enfoque de este programa nos lleva a pensar la sociedad desde una perspectiva de los procesos de constitución de subjetividades y la relación que ellos han tenido con los procesos de devastación política y moral que atravesó nuestro país en los últimos treinta años y sus efectos. En este contexto el tema de la violencia es un eje fundamental como historia y como presente, en tanto la violencia marcó nuestras vidas hasta extremos que todavía hoy no identificamos suficientemente. La herencia de la violencia se manifiesta en las relaciones interpersonales, en los sistemas de dominación social, en los espacios e instituciones en que interactuamos, y por supuesto, en el espacio de la escuela y la familia.
Mostrar más

28 Lee mas

Preventive  socialization of gender violence

Preventive socialization of gender violence

Prevenir la violencia de género, por tanto, pasa por contribuir a una so- cialización –resocialización– de nuestro concepto de amor, de los modelos amorosos que consideramos deseables -además de convenientes-, y de los modelos femeninos y masculinos que consideramos atractivos. El feminismo tiene aquí un papel esencial, su lucha por la erradicación de la violencia de gé- nero se ha centrado en numerosas ocasiones en el rechazo hacia un modelo de masculinidad hegemónica que se mostraba tradicionalmente como atractivo y que se presentaba en determinados modelos amorosos y de relación. Nuevos planteamientos feministas se reafirman en esta postura y, a la vez, incorporan la necesidad de revisar críticamente los presupuestos culturales sobre los que se construyen los modelos amorosos, rechazan la inversión de roles como so- lución a la violencia contra las mujeres y apuestan por la solidaridad femenina como vía de superación de las desigualdades de género y erradicación de la violencia 4 .
Mostrar más

14 Lee mas

Alemania 1918-1919: la revolución de la violencia

Alemania 1918-1919: la revolución de la violencia

tas tuvieron éxito en el ámbito de la política electoral y de los consejos, duran- te el invierno de 1918-1919, la batalla por el control de espacios urbanos clave que definieron la revolución fue mucho más tensa. Por mucho que los social- demócratas pudieran movilizar decenas de miles de sus seguidores en mani- festaciones contrarias a Liebknecht y a los espartaquistas, también temieron que una pequeña minoría armada de revolucionarios pudiera ocupar de nuevo las calles y empujar a Alemania al borde de un “abismo bolchevique”. Al final, este miedo de que los acontecimientos pudieran avanzar desde abajo otra vez en contra de sus expectativas fue lo que les indujo a utilizar la violencia para sustanciar su propia demanda de poder. Al principio, utilizaron los restos del antiguo ejército imperial, antes de recurrir a nuevas divisiones de soldados vo - luntarios (que los contemporáneos conocieron como “soldados del gobierno” o como Freikorps) con objeto de reocupar militarmente espacios urbanos clave, denegando estos a la revolución, además de poner en uso una violencia perfor- mativa con la cual se desplegaba la capacidad del estado de ejercer una mayor violencia que sus oponentes. A diferencia de la explicación histórica tradicio- nal, que ve la violencia cometida por las fuerzas del estado como una respuesta legítima y necesaria a las amenazas de una minoría armada de extremistas, yo mantengo que algo más complicado ocurrió. 11 El estado no estaba solamente
Mostrar más

30 Lee mas

GUÍA FEDERAL DE ORIENTACIONES

GUÍA FEDERAL DE ORIENTACIONES

Es necesario comenzar aclarando que la presencia de armas en las escuelas resulta un he- cho extraordinario, en el sentido de que no forma parte de la cotidianidad del conjunto de las escuelas en la Argentina. De acuerdo con las investigaciones realizadas por el Observatorio Argentino de Violencia en las Escuelas, es un hecho poco frecuente y excepcional. Las autorida- des de aplicación del Sistema de Promoción y Protección Integral de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes en cada jurisdicción son organismos gubernamentales cuya intervención es importante en este tipo de conflicto, porque garantizan el abordaje desde una perspectiva del derecho de la infancia (por ejemplo, los servicios de protección locales o zonales, los consejos de niñez, las defensorías o similares, según las jurisdicciones).
Mostrar más

31 Lee mas

PARA LA INTERVENCIÓN EDUCATIVA EN SITUACIONES COMPLEJAS RELACIONADAS CON LA VIDA ESCOLAR

PARA LA INTERVENCIÓN EDUCATIVA EN SITUACIONES COMPLEJAS RELACIONADAS CON LA VIDA ESCOLAR

La Guía propone trabajar la secuencia "antes, durante, después" en relación con las situaciones de conflictos que pueden darse en las instituciones escolares. Esto significa ofre- cer un marco para pensar acciones que favorezcan la resolución de conflictos, antes de llegar a respuestas violentas. Este material presenta intervenciones pedagógicas institucionales adecuadas que pueden ayudar a resolver situaciones conflictivas o de vulneración de derechos. También tiene el objetivo de poder acercar algunas herramientas que orienten el trabajo cuan- do una situación ya se produjo, de modo que puedan recomponerse las relaciones y los vín- culos que han sido afectados. Es necesario tener en cuenta que no todos los problemas de convivencia en la escuela constituyen hechos de violencia. Por lo tanto, las diversas manifestaciones de los conflictos requieren de un tratamiento diferente y contextualizado.
Mostrar más

27 Lee mas

El bebé, el niño y la violencia de accesoal lenguaje

El bebé, el niño y la violencia de accesoal lenguaje

Pero esta vivencia inicial del ruido de fondo continúa, durante un tiempo, después del nacimiento y significa para el bebé, toda la importancia que tiene la voz materna cuyo ruido buscará el bebé para extraer, poco a poco, el código profundo de la lengua, de su lengua. Si no olvidamos que la voz materna refleja evidentemente algo del investimento del niño por su madre (de su existencia, de su nacimiento, de sus rasgos específicos, etc.) veremos claramente que el desarrollo precoz de lenguaje no puede concebirse en ningún caso fuera de toda la dinámica de las interacciones precoces y, especialmente, de las interacciones fantásmaticas, dinámica por la cual las representaciones mentales del niño en la psique de sus padres constituyen, ahora lo sabemos perfectamente, el eslabón operacional. Pero sobre lo que queremos insistir es sobre la violencia con la cual finalmente y quizás necesariamente se encuentra confrontado el bebé cuando debe distinguir entre la musicalidad y el significado del discurso materno, no para desintrincarlo sino para articularlos a un nivel semántico superior.
Mostrar más

17 Lee mas

Convivencia escolar y prevención de la violencia de género desde una perspectiva integral

Convivencia escolar y prevención de la violencia de género desde una perspectiva integral

El artículo profundiza en las causas de las formas de violencia y de las conductas contrarias a la convivencia que se producen en la escuela. Plantea que para erradicar el sexismo y la violencia es preciso atender a sus diversos componentes: cognitivo, afectivo y conductual. Se detiene en los avances de los últimos años y en las consecuencias negativas del sexismo para niñas y niños y analiza la convivencia escolar y la violencia de género en jóvenes a partir de los resultados de los estudios realizados con adolescentes. Finalmente, afi rma el papel crucial que la educación puede y debe desempeñar en la superación del sexismo y propone la sustitución del modelo dominio-sumisión por modelos educativos coherentes con los valores democráticos, prevenir la violencia de género a partir de materiales didácticos específi cos y programas piloto. Pero también hay que ir más allá construyendo la igualdad en la escuela desde un enfoque integral.
Mostrar más

14 Lee mas

Show all 10000 documents...