PSICOANÁLISIS - FREUD

Top PDF PSICOANÁLISIS - FREUD:

Reflexiones sobre el amor en psicoanálisis: una lectura a la enseñanza de Freud y Lacan

Reflexiones sobre el amor en psicoanálisis: una lectura a la enseñanza de Freud y Lacan

C on respecto al deseo, que a veces, suele aparecer de la mano con el amor, el psicoanálisis va a anotar que el primero no se trata de una expresión consciente que un sujeto pueda orientar directamente hacia una meta, sino que por el contrario, se trata siempre para el sujeto, de un deseo inconsciente que se manifiesta solo de manera velada, disfrazado y, que por ser inconsciente, es persistente e intenso (Freud, 1922). Si el sujeto no sabe ciertamente lo que desea, de manera engañosa, perseguirá lo que cree desear y esto, apunta Freud (1905), está en directa relación con experiencias de satisfacciones infantiles que dejaron huellas psíquicas y que tratan de complacerse una y otra vez. Es por ello, que Freud (1905) apunta “El hallazgo {encuentro} de objeto, es propiamente un reencuentro” (p. 203).
Mostrar más

11 Lee mas

El método de Freud y la tradición hermenéutica en psicoanálisis

El método de Freud y la tradición hermenéutica en psicoanálisis

Para terminar, podemos afirmar que la tradición hermenéutica del psicoanálisis conlleva una serie de sesgos que merecen ser revisados. En primer lugar, un sesgo sobre las ideas de Freud: pareciera haberse recepcionado acríticamente solo una parte de sus supuestos filosóficos, sin advertir la coexistencia de otros igualmente atendibles. En segundo lugar, una insistencia anacrónica en el binomio explicación-comprensión, pretendiendo que el método psicoanalítico se base (directa o indirectamente) en la “Verstehen”, que estaría implícita en Freud; lo cual hemos revisado y cuestionado. En tercer lugar, un sesgo inherente a las condiciones epistemológicas de cientificidad: la hermenéutica psicoanalítica pareciera discutir y esgrimir sus argumentos contra una imagen de la ciencia que ha perdido su hegemonía en la mayoría de las disciplinas actualmente consagradas en los ámbitos científicos.
Mostrar más

28 Lee mas

Problema de la reflexion en Freud y Lacan hacia un psicoanálisis no reflexivo

Problema de la reflexion en Freud y Lacan hacia un psicoanálisis no reflexivo

Este tercer período de la técnica de Freud es el que ha despertado mayor cantidad de diferencias dentro del psicoanálisis postfreudiano. Por un lado, tal como veremos en el capítulo cuarto, en las distintas etapas de su obra Lacan intentó replantear la noción freudiana de la transferencia de un modo completamente impersonal. De esta manera, él intentaba eludir la remisión de la técnica psicoanalítica al plano de la relación terapéutica, y rescatar las prácticas de la asociación libre y la atención parejamente flotante. Por otro lado, desde el psicoanálisis relacional (Aron, 1996; Mitchell, 2000) y el psicoanálisis intersubjetivo (Stolorow, et al., 1987), se ha vuelto a retomar en la actualidad el papel de la relación terapéutica, dando una especial importancia a nuevas nociones como la alianza terapéutica (Safran & Muran, 2000) y la empatía (Orange, Atwood & Stolorow, 1997; Lichtenberg, Lachmann & Fosshage, 2002). Ahora bien, esta nueva concepción de la situación analítica como instancia intersubjetiva, y la consecuente importancia de nociones como la alianza terapéutica y la empatía, puede ser muy cuestionable si se tienen en cuenta todos los contenidos que hemos revisado hasta aquí sobre el tema de la reflexión (García-Huidobro, 2013b).
Mostrar más

209 Lee mas

A 150 años del nacimiento de Freud  Sigmund Freud, el psicoanálisis, la cirugía y el enfermo  ¿A caso se ha eclipsado la imagen de Freud?

A 150 años del nacimiento de Freud Sigmund Freud, el psicoanálisis, la cirugía y el enfermo ¿A caso se ha eclipsado la imagen de Freud?

Lo curioso del caso es que pese a todo, todavía en nuestro tiempo nos seguimos preguntando: ¿Acaso ha- bremos abandonado, para siempre, a Sigmund Freud de nuestro pensamiento y sólo existirá arrinconado en uno de esos archiveros de historia? En los Estados Uni- dos, donde el psicoanálisis encontró uno de sus campos más fértiles —bien que, como decía el propio Freud, era de todos los países aquél donde menos se había pro f u n- dizado en su significado—, la idea de que los niños tienen sus primeras fantasías sexuales desde su más tierna infan- c i a encontró el rechazo de un setenta y seis por ciento de la población, en una encuesta hecha por la prensa entre esa puritana sociedad norteamericana, en la que c e rca de un veinte por ciento de la gente ha asistido a con- sulta con un analista al menos una vez en su vida; más de un cinco por ciento están en psicoterapia y, aprox i m a- damente, una quinta parte de sus habitantes gasta una buena pro p o rción de su presupuesto mensual en un me- dicamento antidepre s i vo, sin aludir a los tranquilizantes. Desde luego que como apunta James Hansell, profesor de psicología de la Universidad de Michigan, las dife- rentes escuelas que derivan del psicoanálisis coinciden,
Mostrar más

5 Lee mas

Apuntes sobre la obra de arte en el psicoanálisis: entre Freud y Jung

Apuntes sobre la obra de arte en el psicoanálisis: entre Freud y Jung

La diferencia más ostensible entre Freud y Jung es la introducción de la dimensión entendida al amparo del concepto de “inconsciente colectivo” por parte del segundo; también se aparta de Freud al dar una referencia nueva a la noción de libido puesto que para Jung ésta no será ya el substrato de las transformaciones del instinto sexual sino el equivalente de la energía psíquica general. Tampoco comparte la idea freudiana de asignar exclusivamente a represiones sexuales en la infancia el origen de las neurosis, las perturbaciones de la personalidad y los fenómenos de la psiquis. Jung plantea que el impulso creador del hombre es la categoría explicativa de las neurosis. Por esa razón, en confrontación con Freud, Jung encabeza una corriente nueva del psicoanálisis fundando la Escuela de Psicología Analítica de Zurich. Freud buscó la forma de tratar la histeria y los trastornos de personalidad sustituyendo la hipnosis por la asociación libre de ideas del paciente, por lo que descubre que los desórdenes de personalidad, las neurosis y las psicosis tienen sus orígenes en represiones localizables mediante la reconstrucción de la biografía psíquica del hombre como paciente; esas represiones se ubican en la infancia y tienen carácter sexual, así, el paciente debe descubrir por sí mismo esa historia mediante la asociación libre guiada por el psicoanalista. La ruta de análisis está establecida por dos formas de la teoría de la personalidad: la primera
Mostrar más

6 Lee mas

Psicoanálisis y falsacionismo Una revisión de la referencias entre Popper, Adler, y Freud

Psicoanálisis y falsacionismo Una revisión de la referencias entre Popper, Adler, y Freud

2614 inteligibles de un tirón, al par que las neurosis y psicosis que contraen los hombres, su comportamiento y carácter; en realidad, es más adecuada para cualquier otro campo que el de las neurosis, y sólo sigue poniendo a este en primer plano por motivos de su propia historia genética. A lo largo de muchos años tuve ocasión de estudiar al doctor Adler, (...). Cuando hube reconocido sus escasas dotes para apreciar el material inconciente, puse mis esperanzas en que sabría descubrir las conexiones del psicoanálisis con la psicología y con las bases biológicas de los procesos pulsionales, para lo cual en cierto sentido lo habilitaban sus valiosos estudios acerca de la inferioridad de órgano. Y en efecto creó algo parecido, pero su obra resultó como si -para decirlo en su propia jerga- la demostración exigiera admitir por fuerza esto: que el psicoanálisis anduvo errado en todo y sólo defendió la importancia de las fuerzas impulsoras sexuales por su credulidad hacia lo que exponen los neuróticos mismos. (…) (Freud, 1996b, p. 49) .
Mostrar más

11 Lee mas

Literatura y psicoanálisis : aproximaciones y escenas de lo literario en la obra de Freud.

Literatura y psicoanálisis : aproximaciones y escenas de lo literario en la obra de Freud.

“MUCHO antes de toda actividad psicoanalítica supe que un crítico de arte ruso, Iván Lermolieff, cuyos primeros trabajos publicados en alemán datan de los años 1874 a 1876, había provocado una revolución en las galerías de pinturas de Europa, revisando la atribución de muchos cuadros a diversos pintores, enseñando a distinguir con seguridad las copias de los originales y estableciendo, con las obras así libertadas de su anterior clasificación, nuevas individualidades artísticas. A estos resultados llegó prescindiendo de la impresión de conjunto y acentuando la importancia característica de los detalles secundarios, de minucias tales como la estructura de las uñas de los dedos, el pabellón de la oreja, el nimbo de las figuras de santos y otros elementos que el copista descuida imitar y que todo artista ejecuta en una forma que le es característica. Me interesó luego mucho averiguar que detrás del seudónimo ruso se había ocultado un médico italiano llamado Morelli, muerto en 1891, cuando ocupaba un puesto en el Senado de su patria. A mi juicio, su procedimiento muestra grandes afinidades con el psicoanálisis. También el psicoanálisis acostumbra deducir de rasgos poco estimados o inobservados, del residuo -el «refuse» de la observación-, cosas secretas o encubiertas.” (Freud, 1981, p 1883).
Mostrar más

206 Lee mas

Etica y psicoanálisis : la configuración del sujeto ético moderno desde Nietzsche y Freud

Etica y psicoanálisis : la configuración del sujeto ético moderno desde Nietzsche y Freud

Los efectos terapéuticos del psicoanálisis buscan que el hombre neurótico deje su estado y opte por algo “más sano”, para alcanzar esto la terapia se esfuerza en suprimir o aminorar el grado de tensión entre las instancias psíquicas buscando el equilibrio del individuo y a la vez logrando ampliar los límites del yo, el paso del material inconsciente a consciente permite revisar las represiones infantiles y los mecanismos de defensa. De esta forma la realidad, al ya no quedar sujeta a deformaciones por causa de las proyecciones infantiles da paso a que los juicios acerca de esta sean más veraces, que los sentimientos sean más auténticos y plenos y conseguida ahora una mayor flexibilidad de la vida psíquica el individuo puede adaptarse continuamente y de mejor manera a los requerimientos de la realidad exterior. Entre Freud y Sartre también podemos hallar cierta vecindad sobre todo en el concepto de mala fe utilizado por el filósofo y que le inmiscuye mucho al carácter neurótico. La mala fe no es más que la auto-mentira, el velarme a uno mismo la verdad, tema conocido por Freud al postular la negación. Weyland cita entonces a Sartre: “En la mala fe aquel a quien uno miente y aquel que miente son una misma persona, lo cual significa que yo debo conocer como engañador la verdad que me oculto en tanto que soy engañado.” (Sartre, 1948, p. 87). Para el psicoanálisis la mala fe sería un proceso inconsciente ya que el conocimiento de la verdad es reprimido y desalojado de la conciencia. Así es que el neurótico no puede considerarse “curado” hasta no abandonar su “mentir” inconsciente; el conocimiento del inconsciente impediría la producción automática de síntomas.
Mostrar más

90 Lee mas

Historia y psicoanálisis en Signumd Freud: la temporalidad de la causalidad psíquica

Historia y psicoanálisis en Signumd Freud: la temporalidad de la causalidad psíquica

Los esfuerzos del otro ptincipio del acaecer psíquico (el de realidad) sólo conse- guían impedir su paso a la conciencia! Pero así como un obstáculo puede aumentar la vio- lencia de un[r]

8 Lee mas

Valor propedéutico del autoconocimiento para una educación de calidad

Valor propedéutico del autoconocimiento para una educación de calidad

Una de las corrientes de mayor influencia el Psicoanálisis (Freud 1856-1939) sostiene que muchos de los problemas que tene- mos se deben a que desconocemos nuestras r[r]

19 Lee mas

69 • Psicoanálisis y falsacionismo Una revisión de la referencias entre Popper, Adler, y Freud

69 • Psicoanálisis y falsacionismo Una revisión de la referencias entre Popper, Adler, y Freud

(…) In the psychoanalysis of neuroses the fullest use is made of these two theorems – that, when conscious purposive ideas are abandoned, concealed purposive ideas assume control of the current ideas, and that superficial associations are only substitutes by displacement for suppressed deeper ones. Indeed, these theorems have become basic pillars of psycho-analytic technique. When I instruct a patient to abandon reflection of any kind and to tell me whatever comes into his head, I am relying firmly on the presupposition that he will not be able to abandon the purposive ideas inherent in the treatment and I feel justified in inferring that what seems to be the most innocent and arbitrary things which he tells me are in fact related to his illness. (Freud, 1900)
Mostrar más

11 Lee mas

Las implicaciones del reanálisis del caso de Anna O. para la psicoterapia, Freud y el psicoanálisis

Las implicaciones del reanálisis del caso de Anna O. para la psicoterapia, Freud y el psicoanálisis

Este caso interesó e inspiró tanto a Freud que no sólo se lo presentó a Charcot en persona, sino que también entusiasmó a Breuer para que trece años más tarde lo redactara y se in - [r]

26 Lee mas

FREUD, PROUST, BENJAMIN: PSICOANÁLISIS Y FILOSOFÍA DE LA HISTORIA EN SÍNTESIS INCONSTRUIBLE

FREUD, PROUST, BENJAMIN: PSICOANÁLISIS Y FILOSOFÍA DE LA HISTORIA EN SÍNTESIS INCONSTRUIBLE

In the beginning of the XX century the space of the memory and the time of remembrance required means that could go beyond the reach of aesthetics and the contemporary subjectivity theories. To give account in a narrative way to the importance of a lifetime remembrance and to take position before it, produced a historical coincidence of two unseen facts that, in a synthesis unable to be built, exceeded its time and gave actuality to ours. Walter Benjamin delves on this coincidence and in his work on Marcel Proust, shows how between memory and unconsciousness crevices of inevitable interlinks open. The objective of this work is to set the interrogation about the sense of the author and the temporality that enters the game in a writing that does not exclude life, nor the subjectivity from which this writing upholds itself. If Proust gave memory to the XIX century and Freud unconsciousness to the XX, Psychoanalysis and history philosophy might encounter the possibility to dialogue about their present time.
Mostrar más

15 Lee mas

Religiosidad: Una visión desde el psicoanálisis de Sigmund Freud

Religiosidad: Una visión desde el psicoanálisis de Sigmund Freud

Aquí, se hace necesario retomar los padecimientos infantiles, que permitieron claridad sobre el estudio de la figura tótem uno de estos, respecta a las fobias que el niño experimenta, que son descritas como un miedo a determinado animal. En este punto se ha de preguntar, ¿qué relación se halla en los temores de tipo fóbico animal con el complejo Edipico? y en especial ¿qué vínculo guardan con nuestro propósito central del tótem y la figura paterna? En respuesta, el niño en su infancia desarrolla sentimientos de tipo erótico hacia su madre, pero su padre le coarta la consecución de sus instintos, razón por lo que el infante presenta actitudes, sentimientos, e impulsos fuertes, simultáneos y contrapuestos es decir, lo odia por quitarle su primer objeto de amor (madre), pero, este progenitor también es percibido con estimación porque en momentos se presenta como un protector ante los peligros originándose sentimientos propios del complejo de Edipo. Al igual inspira temor porque puede inutilizar sus órganos genitales originándole castración. Como expresa Freud: “el padre era admirado como poseedor de órganos genitales de gran volumen, y temido al mismo tiempo como una amenaza para los órganos genitales del niño” 21
Mostrar más

60 Lee mas

INTRODUCCIÓN AL PSICOANÁLISIS I Sigmund Freud

INTRODUCCIÓN AL PSICOANÁLISIS I Sigmund Freud

El olvido de intenciones o propósitos puede atribuirse de una manera general a la acción de una corriente contraria que se opone a la realización de los mismos, opinión que no es privada de los partidarios del psicoanálisis, sino que es la que profesa todo el mundo en la vida corriente, aunque luego, en teoría, se niegue a admitirla. Así, el personaje que para excusarse ante un demandante alega haber olvidado su pretensión y la promesa que dio de complacerle, hallará una completa incredulidad por parte del peticionario, el cual pensará siempre que no quieren cumplirle la promesa dada. A esta concepción del olvido obedece también que el mismo no nos sea tolerado en determinadas circunstancias de la vida, en las que la diferencia entre la concepción popular y la psicoanalítica de las funciones fallidas desaparece por completo. Imaginad a una señora que recibiera a sus invitados con estas palabras: “¡Cómo! ¿Era hoy cua ndo usted debía venir? ¿Creerá usted que había olvidado haberle invitado para hoy?” O figuraos también el caso de un joven que tiene que dar explicaciones a su amada por haber olvidado acudir a una cita. Antes que confesar tal olvido inventará los obstáculos más inverosímiles, que después de haberle hecho imposible acudir exactamente a la hora convenida le han impedido hasta el momento excusarse o dar alguna explicación de su ausencia. Tampoco en la vida militar exime del castigo la excusa de olvido, cosa que todos encontramos plenamente justificada. Vemos, pues, que en determinados casos se admite por todo el mundo que las funciones fallidas tienen un sentido y se sabe muy bien cuál es éste. Mas siendo así, ¿por qué no somos suficientemente lógicos para ampliar esta manera de ver a las restantes funciones fallidas, sin restricción alguna? Naturalmente, también esto tiene su explicación.
Mostrar más

246 Lee mas

Teorías de la verdad y supuestos aléticos de Freud: implicancias para el psicoanálisis actual

Teorías de la verdad y supuestos aléticos de Freud: implicancias para el psicoanálisis actual

281 obtenerseno lo son en tanto que copias exactas: “no hemos de sustituirel proc eso psíquico inconciente, que es el objeto de la conciencia, porla percepción que esta hace de él. Como lo físico, tampoco lo psíquicoes necesariamente en la realidad según se nos aparece” (Freud, 1915:167). El carácter ficcional que parecieran adquirir algunos conceptosde la metapsicología freudiana no significa en absoluto que Freud seaesencialmente un antirrealista, sino simplemente que hay veces enlas que utiliza algunos de sus conceptos sin pretensión de referencialidadextralingüística (lo cual no nos debería llevar a olvidar otrospasajes en los que claramente utiliza los mismos conceptos en unsentido realista). Algunas veces, las nociones de verdad que Freudsostiene se ven también afectadas por esta perspectiva antirrealista,ya sea en el contexto de la teoría o en el de las operaciones clínicasque describen representaciones inconcientes. Sobre la primeravertiente podemos mencionar, a modo de ejemplo, la sustitución delmodelo tópico por el modelo dinámico; sin renunciar enteramente alprimero justamente por su utilidad práctica: permitir una mejor representaciónintuitiva del carácter sistemático de lo psíquico (Freud,1900). Respecto al segundo tipo de contexto, podemos mencionarel artículo “construcciones en análisis”: allí nos dice que la
Mostrar más

11 Lee mas

Consideraciones generales acerca de la influencia de la Teoría de la Evolución sobre el psicoanálisis freudiano

Consideraciones generales acerca de la influencia de la Teoría de la Evolución sobre el psicoanálisis freudiano

grandes complejos (complejo de Edipo y complejo de castración). En su lección XXIII de las Conferencias de introducción al psicoanálisis (1917), Freud plantea que «estas fantasías primordiales son un patrimonio filogenético. En ellas, el individuo rebasa su vivenciar propio hacia el vivenciar de la prehistoria, en los puntos en que el primero ha sido demasiado rudimentario. Me parece muy posible –dice Freud– que todo lo que hoy nos es contado en el análisis como fantasía fue una vez realidad en los tiempos originarios de la familia humana, y que el niño fantaseador no ha hecho más que llenar las lagunas de la verdad individual con una verdad prehistórica. Una y otra vez hemos dado en sospechar que la psicología de las neurosis ha conservado para nosotros de las antigüedades de la evolución humana más que todas las otras fuentes».
Mostrar más

10 Lee mas

Puntualizaciones sobre Introducción del narcisismo, más de cien años después

Puntualizaciones sobre Introducción del narcisismo, más de cien años después

Volviendo a 1914, la Contribución a la histo- ria del movimiento psicoanalítico surge de las fluctuaciones de la nave del psicoanálisis, que venía observando en sus más cercanos colabo- radores, fundamentalmente en Adler y Jung. Los desacuerdos del primero con las opiniones de Freud habían alcanzado su punto máximo en 1910, y los del segundo en 1913, según cita Strachey y Jones en la célebre biografía (Cf. Jo- nes, p. 142 y sig.). A pesar de esas divergencias, ambos siguieron hablando de sus teorías como “psicoanalíticas”. Considero este punto signifi- cativo para volver a pensar, cien años después, a qué llamamos “psicoanalítico”, y la posibilidad de plantearnos qué merecería otro nombre. És- tas son discusiones que para muchos podrían resultar infructuosas, reiteradas, banales o inclu- so perimidas, pero considero que es una bue- na oportunidad para el replanteo de aquellas convicciones que podemos tener, sostener y transmitir los psicoanalistas, cien años después de aquella “fluctuación” de la nave psicoanalíti- ca en aguas, por cierto, diversas a las de nues- tra época, pero que podemos pensar también, similarmente resistenciales. Tanto con la “con- tribución”, como con el “narcisismo”, Freud enunció postulados e hipótesis fundamentales del psicoanálisis, para señalar que las teorías de Adler y Jung eran totalmente incompatibles con aquellos, y para extraer la inferencia de que llamar con el mismo nombre a estos puntos de vista contradictorios, no podía sino llevar a una confusión general. Con el tiempo, Adler había comenzado a llamar a su trabajo “psicología in- dividual” y Jung, “psicología analítica” a la suya. En la Contribución, en la primera sección toma el período hasta aproximadamente 1902, duran- te el cual él fue el único participante de la trave- sía psicoanalítica; la segunda sección continúa la historia hasta 1910, aproximadamente, y en la tercera sección examina los puntos de vista disidentes, primero los de Adler y luego los de Jung, señalando los aspectos fundamentales en que se apartan de los hallazgos del psicoanálisis. En Introducción del narcisismo, compuesto
Mostrar más

11 Lee mas

Violencia e imagen: o del siniestro círculo de las pasiones

Violencia e imagen: o del siniestro círculo de las pasiones

Hemos llegado así al núcleo de la hipótesis de Freud sobre el parri- cidio como origen de toda cultu- ra humana. La imagen de la muerte deviene muerte de la imagen. Lo si- niestro de este funesto destino de lo humano consiste en que la omnipo- tencia del pensamiento se convirtió en omnipotencia del deseo y debió haber pasado al acto de realizar mí- ticamente el crimen primordial. La violencia de los deseos humanos ha debido conducir el destino de esas pulsiones primitivas a la realización, imaginaria o real de ese crimen que se repite en todos los héroes como transgresión de las leyes humanas. Ese es el estado de naturaleza para el psicoanálisis; la tendencia a repetir ese crimen primordial —ahora de manera simbólica en nuestros de- seos reprimidos— de matar al padre y violar sus secretos a través de la posesión de su secreto deseo mejor guardado: la posesión de las muje- res y de la mujer por excelencia que es la madre.
Mostrar más

33 Lee mas

Psicoanálisis y ciencia . Formalización

Psicoanálisis y ciencia . Formalización

Ahora bien, antes de intentar responder, recordemos que Lacan también afirma que, el Psicoanálisis es del tiempo de la ciencia en tanto moderna, debido a que en el mundo antiguo no estaban dadas las condiciones discursivas para poder inventar el psicoanálisis. Esas condiciones se darán con el advenimiento de la ciencia moderna y de la mano de Descartes en tanto advenimiento del sujeto, emergente de la experiencia producida por el agotamiento de saber, de vaciamiento de ideas, resultante de un pensar aislado del soy, ajeno al yo. Esto es, cuando Descartes pone en duda todo saber previo, adviene el sujeto al mundo. Sujeto emergente efecto del vaciamiento de representaciones, del vacío de sentido y de todo saber. Pero, el acto de su emergencia fue seguida por su sofocación, su expulsión, o mas precisamente, en términos lacanianos, su forclusión. Así, la ciencia forcluye al sujeto del cual el psicoanálisis se hará cargo. El que tomara la apuesta es Freud.
Mostrar más

10 Lee mas

Show all 839 documents...