REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES

Top PDF REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES:

Informe de evaluación global sobre la reducción del riesgo de desastres 2011

Informe de evaluación global sobre la reducción del riesgo de desastres 2011

Las personas e instituciones que se relacionan a continuación aportaron una valiosa colaboración a los distintos elementos de GAR11: Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) (Roger Pulwarty); Alianza sobre el Medio Ambiente y la Reducción del Riesgo de Desastres (PEDRR) (Marisol Estrella); Centro para América Latina y el Caribe de la Universidad Internacional de Florida, Miami (Richard Olsen, Juan Pablo Sarmiento y Gabriela Hoberman); Christian Aid (Jerome Faucet y Katherine Nightingale); Consejo Noruego para Refugiados/Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno (NRC/IDMC) (Sebastián Albuja); Consorcio Evaluación de Riesgos Naturales – América Latina (ERN-AL): Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería (CIMNE), INGENIAR LTDA., ITEC SAS y ERN Ingenieros Consultores (Omar Darío Cardona y Alex Barbat); Facilidad Global para la Reducción y la Recuperación de Desastres del Banco Mundial (GFDRR) (Francis Ghesquiere, Saroj Jha, Olivier Mahul y Robert Reid); Federación Internacional de las Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) (David Fisher); Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) (Antony Spalton); Humanitarian Futures Programme (Randolph Kent); Instituto Geotécnico de Noruega (NGI) (Farrokh Nadim y Oddvar Kjekstad); Instituto Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo (IIED) (David Satterthwaite); Instituto Universitario Europeo (Giorgia Giovanetti); Niños ante el cambio climático (CCC) (Frances Seballos); Organización Internacional del Trabajo (OIT) (Alfredo Lazarte y Makul Bhola); Organización Meteorológica Mundial (M.V.K. Sivakumar y Robert Stefanski); Plan International (Nick Hall); PNUD Buró de Políticas para el Desarrollo (Vesna Dzuteska-Bisheva); PNUD Buró Regional para América Latina y el Caribe (Almudena Fernández y Luis Felipe López-Calva); PNUMA Centro Risoe (URC) (Anne Olhoff); PNUMA-GRID (Pascal Peduzzi, Christian Herold, Bruno Chatenoux, Hy Dao y Gregory Giuliani); Practical Action (Piet van den Ende); Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo – Buró para la Prevención de Crisis y la Recuperación (PNUD-BCPR) (Fenella Frost, Eva Wuttge e Ioana Creitaru); Red Asiática de Reducción y Respuesta a los Desastres (ADRRN) (Manu Gupta); Red global de organizaciones de la sociedad civil para la reducción del riesgo de desastres (GNDRR) (Marcus Oxley y Terry Gibson); y Tearfund (Jessica Faleiro).
Mostrar más

204 Lee mas

Gestión para la reducción del riesgo de desastres en Honduras

Gestión para la reducción del riesgo de desastres en Honduras

CT/ ¿Cómo está la gestión para la reducción del riesgo de desastres en el país? NK/ La gestión del Riesgo a desastres en el país se inició por causa del Huracán Mitch, que despertó el interés de las autoridades superiores así como a los tomadores de decisión política y de la sociedad civil. Aunque anteriormente habíamos tenido situaciones similares como el Fifí 1974, Gilberto 1989 y otros, el nivel político y privado no creía en el aumento de la duración e intensidad de estos fenómenos a su paso por la región. Actualmente existe La Ley del SINAGER (Sistema Nacional de Gestión del Riesgo) que busca coordinar todas las acciones de las instituciones miembros del sistema, relacionadas con gestión para la reducción del riesgo de desastres en el país, teniendo como ente coordinador a COPECO.
Mostrar más

5 Lee mas

Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030

Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015 2030

c) La Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, en particular, debe apoyar la aplicación, el seguimiento y la revisión del presente Marco mediante: la preparación de exámenes periódicos sobre los progresos realizados, en particular para la Plataforma Mundial para la Reducción del Riesgo de Desastres y, según corresponda, de forma oportuna, junto con el proceso de seguimiento de las Naciones Unidas; el apoyo a la elaboración de indicadores y mecanismos de seguimiento coherentes mundiales y regionales y en coordinación, cuando corresponda, con otros mecanismos pertinentes para el desarrollo sostenible y el cambio climático; y la actualización del sistema existente de seguimiento de la aplicación del Marco de Acción de Hyogo basado en la web; la participación activa en la labor del Grupo Interinstitucional y de Expertos sobre los Indicadores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; la elaboración de orientaciones prácticas con base empírica para la aplicación, en estrecha colaboración con los Estados y mediante la movilización de expertos; el fortalecimiento de una cultura de prevención entre los actores pertinentes por medio del apoyo a la elaboración de normas a cargo de expertos y organizaciones técnicas, las iniciativas de promoción y la difusión de información sobre los riesgos, las políticas y las prácticas relativas al riesgo de desastres, así como por medio de la educación y la capacitación sobre la reducción del riesgo de desastres a través de organizaciones afiliadas; el apoyo a los países, entre otras cosas mediante las plataformas nacionales o sus equivalentes, para que elaboren planes nacionales y el seguimiento de las tendencias y los modelos de riesgo de desastres, pérdidas y repercusiones; la convocatoria de la Plataforma Mundial para la Reducción del Riesgo de Desastres y el apoyo a la organización de plataformas regionales para la reducción del riesgo de desastres en cooperación con las organizaciones regionales; la toma de la iniciativa para la revisión del Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la Reducción del Riesgo de Desastres para la Resiliencia; la facilitación de la mejora del Grupo Asesor Científico y Técnico de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres, así como la continuación de los servicios a dicho grupo, en su labor científica y técnica relativa a la reducción del riesgo de desastres; la puesta en marcha, en estrecha coordinación con los Estados, de la actualización de la publicación titulada “2009 UNISDR Terminología sobre Reducción del Riesgo de Desastres”, en consonancia con la terminología convenida por los Estados; y el mantenimiento del registro de compromisos de los actores pertinentes; d) Las instituciones financieras internacionales, como el Banco Mundial y los bancos regionales
Mostrar más

40 Lee mas

Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030

Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030

pérdidas relacionadas con los desastres, con un considerable impacto en los ámbitos económico, social, sanitario, cultural y ambiental a corto, medio y largo plazo, en especial a nivel local y comunitario. Los desastres recurrentes de pequeña escala y evolución lenta inciden particularmente en las comunidades, las familias y las pequeñas y medianas empresas, y constituyen un alto porcentaje de todas las pérdidas. Todos los países –especialmente los países en desarrollo, donde la mortalidad y las pérdidas económicas provocadas por los desastres son desproporcionadamente más altas– enfrentan un volumen creciente de posibles costos ocultos y dificultades para cumplir sus obligaciones financieras y de otra índole. 5. Es urgente y fundamental prever el riesgo de desastres, planificar medidas y reducirlo para proteger de manera más eficaz a las personas, las comunidades y los países, sus medios de subsistencia, su salud, su patrimonio cultural, sus activos socioeconómicos y sus ecosistemas, reforzando así su resiliencia. 6. Es necesario trabajar más a todos los niveles para reducir el grado de exposición y la vulnerabilidad, con el fin de evitar que se dé lugar a nuevos riesgos de desastres, y asegurar la rendición de cuentas cuando se originen nuevos riesgos. Deben adoptarse medidas más específicas para luchar contra los factores subyacentes que aumentan el riesgo de desastres, como las consecuencias de la pobreza y la desigualdad, el cambio climático y la variabilidad del clima, la urbanización rápida y no planificada, la gestión inadecuada de las tierras, y factores agravantes como los cambios demográficos, los arreglos institucionales deficientes, las políticas formuladas sin conocimiento de los riesgos, la falta de regulación e incentivos para inversiones privadas en la reducción del riesgo de desastres, las cadenas de suministro complejas, las limitaciones en cuanto a la disponibilidad de tecnología, la utilización no sostenible de los recursos naturales, el debilitamiento de los ecosistemas, las pandemias y las epidemias. Por otra parte, es necesario seguir reforzando la buena gobernanza en las estrategias de reducción del riesgo de desastres a nivel nacional, regional y mundial y mejorando la preparación y la coordinación nacional para la respuesta a los desastres, la rehabilitación y la reconstrucción, y utilizar la reconstrucción y la recuperación posteriores a los desastres para “reconstruir mejor”, con el apoyo de modalidades reforzadas de cooperación internacional.
Mostrar más

40 Lee mas

Evaluación gobal sobre la reducción del riesgo de desastres 2015

Evaluación gobal sobre la reducción del riesgo de desastres 2015

Durante los dos últimos años, al menos ocho países han establecido nuevos marcos jurídi- cos para la gestión del riesgo de desastres. Por ejemplo, Bhután (Gobierno de Bhután, 2013) y Burkina Faso (Gobierno de Burkina Faso, 2014) han aplicado una serie de normas jurídicas para reformar sus acuerdos institucionales, incluida una reforma de la división de poderes entre todas las partes interesadas y los mecanismos naciona- les reforzados. En diciembre de 2013, el Paraguay decidió reformar su política nacional en materia de reducción del riesgo de desastres basándose en cuatro pilares: fortalecimiento de las capacida- des institucionales, aumento de la financiación, mejoramiento de la educación, la comunicación y la participación ciudadana en la reducción del riesgo de desastres, y mejoramiento de la adqui- sición y la gestión de conocimientos y tecnología (Gobierno del Paraguay, 2013). Esta es la prueba de una extraordinaria explosión de progreso en un breve período de tiempo, y los esfuerzos han involucrado no solo a una minoría, sino a una gran mayoría de países. Esto refleja cómo los paí- ses han podido emplear el MAH como catalizador de una serie de actividades y el aumento de la preocupación y el compromiso con respecto a la reducción del riesgo de desastres. Aunque aún no se ha concluido, la transición de la ges- tión de emergencias a la gestión del riesgo de desastres que se inició en el contexto del Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales ha cobrado rapidez e impulso bajo el MAH (Gall et al., 2014a).
Mostrar más

352 Lee mas

Informe de evaluación global sobre la reducción del riesgo de desastres 2009

Informe de evaluación global sobre la reducción del riesgo de desastres 2009

En la práctica, sin embargo, la mayoría de las iniciativas son programas y proyectos que se aplican a nivel de la comunidad o al nivel local, más que con autoría comunitaria o local. Casi todas las iniciativas han surgido de ONG y otras organizaciones no locales y han sido implementadas a modo de proyectos o programas relativamente a corto plazo; aunque ciertamente son actividades de reducción del riesgo de desastres, pocas veces crean las bases organizativas e institucionales que requieren los procesos sostenibles. Es muy frecuente que cuando el proyecto o programa llega a su fin el proceso también termina, lo que indica una autoría y participación local más superficial de lo que parecía. Los casos en que se han producido procesos locales sostenibles tienden a ser aquellos en que la responsabilidad y los recursos han sido delegados por el gobierno central al nivel local, como ocurrió en ciudades de Colombia como Manizales o Bogotá. En Bangladesh y Cuba, por ejemplo, los programas de preparación y respuesta frente a desastres, que han redundado en una reducción dramática en las tasas de mortalidad por ciclones tropicales, se construyeron sobre la base de una sólida organización local, aunque en ambos casos recibieron el apoyo sostenido del gobierno central.
Mostrar más

234 Lee mas

GUÍA PRÁCTICA DE REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES PARA ORGANIZACIONES HUMANITARIAS Y DE DESARROLLO

GUÍA PRÁCTICA DE REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES PARA ORGANIZACIONES HUMANITARIAS Y DE DESARROLLO

En sí mismo, el MAH no es otra cosa que un acuerdo entre países miembros de la ONU, que tiene que ser transformado, por los gobiernos nacionales signatarios, en políticas y prácticas que reduzcan el riesgo. Continuando el legado de Yokohama, el MAH responsabiliza a los Estados de desarrollar mecanismos nacionales para su implementación. Pero también da un papel a las Organizaciones Regionales e Internacionales del sistema de Naciones Unidas y a lo que llama el «Sistema de la EIRD», un compendio de más de ochenta agencias de diversas naciones, ONG, instituciones académicas y otros organismos involucrados en la reducción del ries- go de desastres. Este pesado entramado resulta lento, pero hay que reconocer que está moviéndose para conseguir que el MAH se transforme en políticas y prácticas que cambien la situación de riesgo de millones de personas en el mundo. El MAH aún no tiene una estrategia de implementación clara, a pesar de que se han hecho varios esfuerzos por parte de la EIRD para ponerlo en práctica 95 y se ha creado un
Mostrar más

126 Lee mas

Gestión del riesgo en Colombia: vulnerabilidad, reducción y manejo de desastres

Gestión del riesgo en Colombia: vulnerabilidad, reducción y manejo de desastres

En el ámbito internacional, entidades como la Oficina de Gestión de Emergen- cias de Australia (EMA, 2002) centran su análisis en metodologías para evaluar los impactos económicos de un desastre en el contexto regional. El Instituto Nacional de Ciencias de la Construcción de los Estados Unidos, en colaboración con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), desarrolló una metodología para estimar las pérdidas que podrían causar terremotos, tormentas de viento e inundacio- nes, denominada Hazards US (Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres [UNISDR], 2013). La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz y de la Media Luna Roja (FICR, 2006) ha propuesto la metodología AVC para la evaluación de la vulnerabilidad y la capacidad, donde de manera participativa se busca que los miembros de una comunidad tomen mayor conciencia acerca de los riesgos; para esto se consideran aspectos como los medios de subsistencia, el bienes- tar, la autoprotección, la protección social y la gobernanza. En la tabla 1 se presentan las metodologías de evaluación de riesgo más usadas en función de la dimensión del desarrollo territorial (este aspecto será abordado en el siguiente apartado).
Mostrar más

11 Lee mas

Plan de conocimiento y reducción del riesgo de desastres

Plan de conocimiento y reducción del riesgo de desastres

Es en atención a estas diferencias y desigualdades que se plantea la necesidad de articular el enfoque de reducción y gestión del riesgo y la perspectiva de género. Según los datos de 141 países afectados por desastres entre 1981 y 2002, “los desastres tienen un impacto negativo mayor sobre la esperanza de vida de las mujeres que sobre la de los hombres” (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2010, p. 2). El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD- fue creado el 1 de enero de 1965 y su función es contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las naciones. Según estudios de este programa las mujeres, los niños y las niñas son 14 veces más propensos que los hombres a morir durante un desastre. Las probabilidades de que una mujer sea víctima de la violencia doméstica o sexual aumentan después de un desastre; “muchas mujeres evitan albergarse en refugios por miedo a ser violadas”. (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2010, p. 2).
Mostrar más

106 Lee mas

Hacia una reducción considerable del riesgo de desastres en 2030

Hacia una reducción considerable del riesgo de desastres en 2030

Otra novedad de este acuerdo, voluntario y no vinculante, que tendrá una duración de 15 años, es el establecimiento de un conjunto de principios rectores. Dichos principios reconocen que es cada Estado y sus instituciones quienes desempeñan el papel fundamental en la reducción del riesgo de desastres, pero esta responsabilidad debería ser compartida con otros actores pertinentes, incluyendo los gobiernos locales, la sociedad civil y el sector privado. Además, el ámbito de actuación del Marco de Sendai se ha sido ampliando signifi- cativamente para centrarse en los peligros naturales así como en los derivados de la actuación humana, y en las amenazas y riesgos medioambientales, tecnológicos y biológicos. Se establecen claramente los actores pertinentes y su función, incluyendo la definición del papel del sistema de las Naciones Unidas y el fortalecimiento de la cooperación internacional y de las alianzas mundiales.
Mostrar más

6 Lee mas

Ruta de la gestión para la reducción del riesgo de desastres en Honduras

Ruta de la gestión para la reducción del riesgo de desastres en Honduras

Los estudios de amenazas, vulnerabilidad y riesgos en Honduras, en forma científica, prácticamente no existían antes de que el territorio fuese impactado por el huracán Mitch. A partir de esa fecha se pueden encontrar mapas de vulnerabilidad, de amenazas y de riegos. La participación de agencias gubernamentales, de países amigos y ONG's ha hecho posible la elaboración de varios estudios que incluyen mapas de riesgo, utilizando diferentes metodologías. Pese a los esfuerzos que se han hecho para elaborar algunos estudios técnico-científicos, falta mucho por hacer en el campo de la investigación, ya que no es fácil encontrar información de primera mano para hacer análisis de riegos, pues la información se encuentra diseminada en diferentes instituciones, no uniformada, ni estandarizada, lo cual hace muchas veces difícil su acceso.
Mostrar más

13 Lee mas

Algunas reflexiones sobre la educación de la prevención del riesgo, la educación ambiental comunitaria y la participación ciudadana en la gestión de reducción del riesgo de desastres // Some ideas on risk prevention education, community envoronmental educ

Algunas reflexiones sobre la educación de la prevención del riesgo, la educación ambiental comunitaria y la participación ciudadana en la gestión de reducción del riesgo de desastres // Some ideas on risk prevention education, community envoronmental education and citizen participation in disaster risk reduction management

El enfoque de la gestión de riesgo se refiere a un proceso social complejo, mediante el cual se pretende lograr una reducción de los niveles de riesgo existentes en la sociedad, y fomentar procesos de construcción de nuevas oportunidades de producción y asentamiento, en el territorio en condiciones de seguridad y sostenibilidad aceptables. Por lo tanto, la gestión no puede ser reducida a la idea de una obra o una acción concreta como es por ejemplo, la construcción de un dique, una presa o una pared de retención para impedir inundaciones y deslizamientos. Más bien se refiere al proceso por medio del cual, un grupo humano o individuo, toman conciencia del riesgo que enfrenta, lo analiza y lo entiende, considera las opciones y prioridades en términos de su reducción, considera los recursos disponibles para enfrentarlo, diseña las estrategias e instrumentos necesarios para enfrentarlo, negocia su aplicación y toma la decisión de hacerlo. Finalmente, se implementa la solución más apropiada en términos del contexto concreto en que se produce o se puede producir el riesgo.
Mostrar más

23 Lee mas

Guía interna de conocimiento organizacional : políticas internas de comportamiento apropición misional

Guía interna de conocimiento organizacional : políticas internas de comportamiento apropición misional

Adicionalmente, el 24 de abril de 2012 se sancionó la Ley 1523 “por la cual se adopta la Política Nacional de Gestión del Rriesgo de Desastres y se establece el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y se dictan otras disposiciones”. Esta política permitirá al Estado colombiano, contar con instrumentos políticos, jurídicos y técnicos para reducir la vulnerabilidad ante las amenazas y los desastres efectivos, transformar el esquema de acción centrado en la atención de emergencias, a uno orientado al conocimiento y la reducción del riesgo de desastres y fortalecer los instrumentos de coordinación con las entidades territoriales. Así mismo, incorporar el concepto de gestión del riesgo de desastres en la planificación a nivel municipal, departamental y nacional. Es así como en el 2011 se crea la
Mostrar más

28 Lee mas

Evaluación gobal sobre la reducción del riesgo de desastres 2013

Evaluación gobal sobre la reducción del riesgo de desastres 2013

La extracción excesiva de agua subterránea está perjudicando la calidad de este recurso de manera irreversible. Es más, esta práctica propicia el hundi- miento de la tierra, lo que aumenta el riesgo de inundaciones fluviales y costeras. En Bangkok, Tai- landia, se calcula que la tierra se está hundiendo a un ritmo de hasta 10 cm/año, debido principalmen- te a una excesiva extracción de agua (Lorphensri et al., 2011). Este fenómeno contribuyó en gran medi- da a las inundaciones de 2011 (Aon Benfield, 2012). La mayor demanda de recursos hídricos finitos tam- bién exacerba los conflictos transfronterizos. Sólo en África, existen 59 cuencas de ríos transfronteri- zos, que representan el 80 por ciento de los recursos relativos a las aguas superficiales del continente. En los países árabes, cerca del 65 por ciento de los re- cursos renovables, como el agua, se originan más allá de las fronteras de esta región, lo que provoca que estos países sean especialmente vulnerables a los conflictos relacionados con el recurso (Erian et al., 2012). Del mismo modo, Egipto depende casi ex- clusivamente de la escorrentía del nacimiento del Nilo en las tierras altas ecuatoriales y de Etiopía, va- rios miles de kilómetros al sur (Calvert, Ceres y Oxfam, 2010). Por ello, aunque la construcción de la Presa del Renacimiento, en Etiopía, pueda suponer muchas ventajas para este país, también es proba- ble que altere la disponibilidad de agua y la seguri- dad hídrica de Egipto (Vella, 2012; Erian et al., 2012). También es probable que el cambio climático gene- re más limitaciones en la disponibilidad del agua. Se calcula que debido al mismo, el caudal anual del río Éufrates podría disminuir entre el 29 y el 73 por cien- to para el año 2070 (con respecto al caudal del año 2000) (Erian et al., 2012).
Mostrar más

320 Lee mas

Política Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres

Política Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres

El Marco de Acción Hyogo (HFA, por sus siglas en inglés) fue desarrollado con el fin guiar los esfuerzos en materia de reducción de riesgos de desastre durante el periodo comprendido entre el 2005 y el 2015. Durante la Tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, a realizarse en Japón en marzo del 2015, los Estados Miembros revisarán la implementación del Marco de Acción Hyogo y adoptarán un nuevo marco de acción post-2015. ONU- SPIDER está trabajando con otras organizaciones regionales e internacionales, agencias espaciales y entidades nacionales de protección civil con el fin de desarrollar e implementar un plan de trabajo para la próxima década, concentrándose en el uso de aplicaciones espaciales que se ajustarán al nuevo marco.
Mostrar más

19 Lee mas

GESTION DEL RIESGOweb

GESTION DEL RIESGOweb

Los proyectos de inversión pública constituyen la última etapa secuencial de los procesos de planificación, pues son la fase de operativización de las políticas públicas. Es oportuno que se explicite la gestión del riesgo en los diferentes instrumentos de inversión para que su incorporación sea efectiva. Siguiendo la secuencia políticas/planes/proyectos, la inver- sión pública a través de proyectos teóricamente debería articular los planes de ordenamiento, como marco orientador y regulador de las in- versiones en el territorio, garantizando la lo- calización segura; seguido por los PD, como guías de las políticas para un período espe- cífico, los planes estratégicos sectoriales y los planes de inversión. Además, para confirmar la efectividad de la articulación de la gestión del riesgo se debe disponer de instrumentos, como las leyes y reglamentos, que determinan con- tenidos mínimos de estudios de preinversión, metodologías generales y específicas para el análisis y la evaluación de proyectos, procesos de capacitación, fichas de registro y herramien- tas informáticas de los bancos de proyectos de inversión. Asimismo, las disposiciones que re- gulan las tecnologías, los criterios de diseño, la construcción y el control de la implementación de las inversiones públicas y de la ocupación del territorio, son los instrumentos para inte- grar criterios de reducción del riesgos en las fases de inversión y postinversión, tanto en el sector público como privado (Campos & Nar- váez, 2011). La Metodología General Ajustada con que cuenta el Banco de Proyectos de Inver- sión Pública en Colombia tiene algunos avan- ces iniciales sobre la incorporación del tema de riesgo en el Módulo 2: Preparación, el cual cuenta con la sección “Estudio de desastres y análisis del riesgo”, que tiene como objeto iden- tificar y analizar los riesgo que pueden afectar el diseño y el desarrollo del proyecto y/o los riesgos que éste puede generar en su entorno,
Mostrar más

438 Lee mas

Plan Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres de Caldas

Plan Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres de Caldas

Considerar la incorporación y el seguimiento de las familias y municipios, con respecto a variables que permitan identificar y monitorear los factores asociados a la localización de familias en condiciones de riesgo. De igual modo se requiere canalizar el apoyo de las entidades del gobierno nacional encargadas de los programas de gestión del riesgo de desastres y ordenamiento territorial, Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos de Desastres - UNGRD y el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio - MVCT respectivamente, para promover la oferta territorial de programas de vivienda orientados a la intervención del riesgo y complementarla con la oferta institucional de servicios del gobierno nacional, con el fin de lograr un mayor impacto en reducción de la vulnerabilidad de la población. De igual forma, cuando se determine que la zona de riesgo es mitigable, se deberá realizar la evaluación de la relación costo/beneficio en cuanto a que es mejor, si realizar obras de mitigación o realizar la reubicación de las viviendas, teniendo en cuenta marcos como el social, cultural, económico, entre otros, de las comunidades beneficiadas.
Mostrar más

100 Lee mas

Las medidas de prevención y su relación con la reducción de las vulnerabilidades en situaciones de sismo en la sede de la Ugel Mariscal Nieto Moquegua durante el año 2018

Las medidas de prevención y su relación con la reducción de las vulnerabilidades en situaciones de sismo en la sede de la Ugel Mariscal Nieto Moquegua durante el año 2018

(Quinche, 2006) Presentó la tesis: Análisis De La Relación Entre Prevención y Riesgo En Desastres. Caso Específico: Colegio De Niñas “La Milagrosa”. La relación que existe entre la prevención y el riesgo, es que el primer término involucra acciones que buscan mitigar la ocurrencia de las amenazas que dan lugar al segundo término (riesgo). La vulnerabilidad que más afecta a la comunidad educativa del Colegio La Milagrosa es el desconocimiento sobre el tema de prevención de desastres, así como su falta de organización al respecto. (Vulnerabilidad Social). Recomienda que Es necesario que la comunidad educativa del Colegio La Milagrosa sea orientada para conocer cuáles son las amenazas naturales que la pueden afectar, principalmente sobre los “terremotos”, que es la que más probabilidades tiene de ocurrir y producir desastres.
Mostrar más

120 Lee mas

Descargar
			
			
				Descargar PDF

Descargar Descargar PDF

Por ello, es fundamental cambiar el paradigma de actuación de los gobiernos, es decir, pasar de la atención del desastre a la gestión integral del riesgo de desastres haciendo hincapié en su reducción. Es necesario que los gobiernos entiendan que estas políticas darán sus frutos a largo plazo, ya que toda transformación compleja comienza en el presente, y el proceso trasciende una gestión en particular. Y, en este sentido, las estrategias organizacionales, el diseño de las organizaciones y la gestión de equipos, y la comunicación son componentes clave que requieren diseños específicos e implementaciones efectivas que permitan sostener el enfoque de la gestión del riesgo de desastres.
Mostrar más

20 Lee mas

Prácticas profesionales en la Unidad Nacional Para la Gestión del Riesgo de Desastres   UNGRD

Prácticas profesionales en la Unidad Nacional Para la Gestión del Riesgo de Desastres UNGRD

Colombia ha desempeñado un papel activo en estos escenarios, convocados y promovidos por las Naciones Unidas, su Oficina para la Reducción del Riesgo de Desastres –UNISDR- y dentro de los lineamientos establecidos en el marco de Mecanismos Subregionales de Cooperación en materia de Gestión del Riesgo como el Comité Andino para la Prevención y Atención de Desastres –CAPRADE- de la Comunidad Andina de Naciones (CAN)2 , la Asociación de Estados del Caribe- AEC, y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), así como las Directrices IDRL establecidas por la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, aprobadas por Colombia en la 30ª Conferencia Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en 2007. (“Documento de priorización”, 2014, p.13)
Mostrar más

61 Lee mas

Show all 10000 documents...