Reino visigodo de Toledo

Top PDF Reino visigodo de Toledo:

Los títulos de los reyes de León en los documentos medievales como reflejo de la continuidad del reino visigodo de Toledo

Los títulos de los reyes de León en los documentos medievales como reflejo de la continuidad del reino visigodo de Toledo

Partiendo de la idea expuesta por S. Teillet de que en los últimos tiempos del reino visigodo de Toledo quedó configurada una plena identificación de esta formación política con Hispania, así como del hecho de que la continuidad entre el reino visigodo y el reino de As- turias fue real y evidente (si bien, el reino de Asturias es una realidad desde luego diferente del reino visigodo de Toledo), como creemos haber demostrado en trabajos anteriores, hemos considerado que la identificación de Hispania y el regnum gothorum permite una valora- ción más matizada de determinados títulos utilizados por los reyes de León, sucesores de los reyes de Asturias. A este tema en concreto de- dicamos este trabajo, mediante el que hemos podido apreciar cómo la idea de continuidad de esta comunidad política con respecto al reino visigodo de Toledo, que se manifiesta en los más diversos aspectos, se plasma de alguna manera en la titulación de sus reyes que fueron, en efecto, los continuadores de los reyes del reino visigodo de Toledo. Por ello aspiraron al dominio de toda la Península, de Hispania, y tales aspiraciones quedaron reflejadas en la titulatura: rex o imperator Hispaniae , sin que se pueda afirmar, como se ha venido haciendo, que tales títulos eran un mero reflejo de los ideales neogóticos, elaborados a finales del siglo IX.

25 Lee mas

Requisitos e impedimentos para contraer matrimonio en el reino visigodo de Toledo

Requisitos e impedimentos para contraer matrimonio en el reino visigodo de Toledo

Entendemos que el impedimento de edad que existía en Roma desaparece con el cristianismo, al menos en el reino visigodo de Toledo. Lo que se impide es que la mujer sea mayor que el hombre, especialmente antes y durante la adolescencia, cuando aún la mujer sería más fuerte que el hombre. Entre personas adultas no habría este problema, o al menos haría falta una disparidad mucho mayor en las edades. En cualquier caso, siempre se habla de esponsales, no de matrimonio. Puede que, aunque se permita la promesa de matrimonio entre personas que no han llegado a la pubertad, no se permita, o al menos no esté bien visto socialmente, el matrimonio en sí mismo. El matrimonio podía tardar hasta dos años en celebrarse, y puede que entonces los esposos sí hubieran llegado a una edad aceptable. Hay que tener en cuenta que, aunque la Iglesia intentó dejar de dar importancia a la cópula, ésta siguió teniendo un protagonismo central ya que era necesaria para la procreación, uno de los bienes del matrimonio según San Agustín y también San Isidoro. Que el tener descendencia era uno de los fines del matrimonio lo vemos en la ley de la Lex Romana Visigothorum donde se habla directamente de la cópula como una de las razones por las que no se debía unir a un muchacho con una muchacha mayor que él, porque no engendrarían hijos sanos. La diferencia con Roma es que ahora se pone el peso de la prohibición en la disparidad de edades más que en la necesidad de haber llegado a la pubertad.

52 Lee mas

LA CUESTIÓN DE LA FRONTERA Y SUS CONSTRUCCIONES IDENTITARIAS. LOS VISIGODOS EN EL LARGO SIGLO VII

LA CUESTIÓN DE LA FRONTERA Y SUS CONSTRUCCIONES IDENTITARIAS. LOS VISIGODOS EN EL LARGO SIGLO VII

nuestro caso, podríamos definir la frontera del reino visigodo, obviamente, a partir de la primera acepción. Sin embargo, creemos que sería un error intentar aplicar un concepto formulado durante el siglo XX, de manera directa, en el análisis de la realidad de la península ibérica del siglo VII. Y esto lo decimos debido a que la mayoría de los escritores del reino visigodo de Toledo se refiere a las fronteras, a menudo, de manera indirecta. En general, ellos utilizan este recurso para señalar, en primer lugar, los espacios que escapaban a la autoridad real o que se encontraban en los márgenes de alcance del control de dicha autoridad (aquellos ámbitos muy alejados o remotos, como indicaremos luego). En el caso de Hispania durante los siglos VI y VII, tenemos un ejemplo claro de esta situación en el sur peninsular: una franja que se extendía por las antiguas provincias romanas de la

26 Lee mas

La política exterior de los visigodos en Hispania. Un ensayo sobre la debilidad del reino de Toledo

La política exterior de los visigodos en Hispania. Un ensayo sobre la debilidad del reino de Toledo

He resaltado en cursiva las formas verbales se encerraron y resistieron porque ese va a ser el objetivo de este trabajo: demostrar que una de las causas que llevaron a la desaparición del reino visigodo de Toledo fue su progresivo aislamiento de la política internacional durante los siglos VI-VII. Incomunicación que unas veces resultó intencionada por razones defensivas o de orden interno, otras forzada por los avatares históricos (especialmente en lo que concierne a sus complicadas relaciones diplomáticas con los francos, su enemigo más peligroso) y, en casi todos los intentos que tendieron a romper dicho aislamiento, siempre se reveló como el producto de una mezcla entre torpeza y mala suerte. Con esta afirmación no pretendo defender que esa, en concreto, sea la causa primera del declive de los visigodos en la Península Ibérica, ni siquiera la más representativa. Pero en interacción con otros problemas inherentes a la propia

20 Lee mas

Monarquía y tributación en la "Hispania" visigoda: el marco teórico

Monarquía y tributación en la "Hispania" visigoda: el marco teórico

decretar los impuestos [...], se reservó el derecho supremo de ordenar su exacción, de moderarlos, de agravarlos, de perdonarlos”. Todas estas funciones las desempeñó el soberano porque se habían convertido en prerrogativas propias de la función que ejercía. La asimilación de concepciones políticas romanas de carácter público en el reino de Toledo dio lugar a que en la ideología monárquica vigente se distinguiera netamente entre el cargo de gobernante y la persona que lo desempeñaba. Una consecuencia derivada de esta distinción es que también se diferenciaba entre los bienes personales del rey, que a su muerte se transmitían a sus herederos, y los bienes propios de la institución monárquica, cuyo usufructo pasaba al sucesor en el cargo. En el Concilio VIII de Toledo del año 653 encontramos un claro testimonio de la existencia de tal distinción en el reino visigodo. Los padres conciliares critican duramente a los “reyes que después de haber alcanzado la gloria del reino amontonan las ganancias en su propio patrimonio... de tal modo que disponen como si le fuese una cosa debida la transmisión de tales bienes a su posterioridad” y se preguntan: “¿por qué motivo, pues, se esfuerzan en echar su red en aquellas propiedades que consta haberlas recibido tan sólo en atención al trono real? ¿O con qué motivo colocan en lo más escondido de sus propios bienes lo que consta ha sido obtenido solamente mirando al bien común? Pues ¿acaso hubieran podido ellos hacerse con los ingresos de sus pueblos, o con las rentas de las cosas si no hubieren alcanzado las cimas del poder? O ¿pudieron ellos, acaso, ser enriquecidos por sus iguales, amontonando bienes, si no hubiesen podido alzarse sobre sus súbditos en la cima real?” 34 . Y puesto que esos bienes

18 Lee mas

El ejército visigodo: El primer ejército español

El ejército visigodo: El primer ejército español

La participación de los provinciales romanos en el ejército visigodo fue constante desde los primeros momentos de su asentamiento en las Galias y desde la creación del reino de Tolosa, más aun en el reino de Toledo. Suponer que sólo algunos magnates y por razones exclusivamente de índole personal, por la salvaguarda de sus intereses y bienes particulares, participaban en acciones bélicas, basándose en que los textos sólo mencionan a algunos magnates, o forzar las leyes de Eurico diciendo que sólo fueron dictadas para solventar unos problemas concretos, en unos momentos es que se necesitaban hombres para el ejército visigodo, resulta excesivo. Los textos hacen mención solo de algunos magnates porque sólo éstos eran conocidos y ellos eran los que comandaban sus propios ejércitos, por ello es lógico es que sean ellos los mencionados; en cuanto a las leyes de Eurico en las que se hace mención de la participación de los provinciales en el ejército, resulta absurdo la inclusión de dichas leyes si no fuese normal su participación en el ejército visigodo. La doctrina mayoritaria opina que el Código de Eurico es una norma solamente aplicable a los visigodos, por lo que no sería de aplicación a los romanos; tan sólo el profesor García Gallo sostiene que las leyes euricianas tuvieron un carácter territorial, aplicable a todos los ciudadanos del reino visigodo independientemente de su origen o raza. Si tenemos en cuenta la teoría nacional del Código de Eurico, sería absurdo la inclusión de normas referentes a la inclusión de los romanos en el ejército, si no fuese habitual dicha participación

28 Lee mas

El Mártir del Sacramento de sor Juana Inés de la Cruz

El Mártir del Sacramento de sor Juana Inés de la Cruz

La transformación del arrianismo godo como una ideología religiosa basada en la conciencia étnica fue un efecto de la formación de los reinos romano-barbáricos en el territorio de ex-Imperio Romano del Occidente. En esos tiempos se formó una comunidad romano-barbárica mixta, cuyas características generales de identidad son, por un lado, la aplicación de la lengua y cultura latina, y, por otro lado, el apego al cristianismo arriano. Aquí se debe subrayar que, bajo la circunstancia de la coexis- tencia de los arrianos y los católicos en el marco de un Estado (sea visigodo en Es paña u ostrogodo en Italia), la oposición “propio vs. ajeno” fue impuesta por los católicos, po seídos ya por su pasión misionera. Aun así, hubo católicos que veían en los bár ba ros, entendido el término como “ajenos”, un ejemplo a seguir, aunque éstos fueran he re- jes. Por ejemplo, Salviano de Marsella ha contrapuesto a los godos espiritualmente puros a la mayoría de la población romana, por sus costumbres “viciosas y morali dad corrupta”. 35 Al mismo tiempo muchos autores católicos, de grado o por fuerza, re pro-

23 Lee mas

Observaciones sobre el clima de Toledo

Observaciones sobre el clima de Toledo

Frente a Toledo se halla la Peña del Moro, este paraje próximo a la Ermita de la Virgen del Valle, nos presenta una de las escasas formas de erosión en bola de granito-gneis granitoide, desde donde podemos contemplar un extenso panorama de lo que es el horizonte lejano de Toledo, constituido al W y al N por las cordillera central de Credos a Guadarrama, hacia el E las tierras cuaternarias que llegan hasta los pies de la ciudad y en los que se ha labrado el valle fluvial, bien destacado por la llanura aluvial y en el que se observan los meandros del Tajo y la última vuelta que da el río antes de enca­ jarse en la hoz que forma a los pies del cerro toledano. Hacia el S cerrando el

442 Lee mas

Toledo, 1935-2005

Toledo, 1935-2005

Durante varios números, el prestigioso semanario El Siglo Médico enmarcó sus páginas con llamadas a los profesionales para asistir a esta convocatoria. El presi- dente del X Congreso, que se realizó en Madrid aunque su sesión inaugural tuvo lugar en Toledo, fue un profe- sional de especial relevancia más allá de nuestro país, Gregorio Marañón y Posadillo (Madrid, 1887-1960). Asistirían los más destacados especialistas del mundo de una disciplina científica todavía no consolidada en España, pero ya con un núcleo de cultivadores en torno al catedrático de la Universidad Central, Eduardo Gar- cía del Real (Madrid, 1870-1947), que impartía la asigna- tura Historia Crítica de la Medicina en el doctorado y dirigía la revista homónima; también fue miembro del comité de honor del congreso. En torno a la historia de la medicina se congregaban los estudios históricos de la sanidad y de la ciencia, incluyendo los dedicados a la salud pública.

6 Lee mas

Reflexiones en torno al eremitismo visigodo. Los casos de San Millán y Valerio del Bierzo

Reflexiones en torno al eremitismo visigodo. Los casos de San Millán y Valerio del Bierzo

En este caso, Braulio exalta la actitud de Millán al entregar los bienes de la iglesia a los pobres y condena en su descripción la denuncia de los clérigos y la reacción del obispo, ya que el santo “entregaba el patrimonio de Cristo a los pobres amados de Cristo, enriqueciendo a la Iglesia de Cristo con acciones virtuosas, no con bienes; con espíritu religioso, no con rentas: con cristianos, no con tesoros” (Vita Sancti Aemiliani, V, XII). Sin embargo, no comparte la opinión que sobre el tema establece la iglesia visigoda en el VI Concilio de Toledo realizado en el 638. En su canon V los obispos establecen “que los bienes asignados a los clérigos no deben salir de la iglesia”. Y agregan: “decretamos que cualquier clérigo o cualquiera otra persona a quien le estén asignados algunos bienes eclesiásticos por la generosidad de cualquier obispo, debe reconocer por escrito que los posee bajo el título de precario, para evitar que una larga posesión perjudique el derecho de la iglesia” (Conc. Tol, VI, V). Braulio, en su calidad de obispo de Zaragoza es, paradójicamente, uno de los firmantes de las actas conciliares.

16 Lee mas

El castigo aplicado al Tyrannus Argimundo según el Chronicon de Juan de Bíclaro

El castigo aplicado al Tyrannus Argimundo según el Chronicon de Juan de Bíclaro

1. Algunos de los trabajos más importantes y que nos han sido de gran utilidad su previa lectura y análisis para la confección de este estudio son, ordenados cronológicamente, los siguientes: M. Torres López: «El estado visigodo», ahde 3, 1926, pp. 307-475; C. Sánchez Albornoz: «La ordinatio principis en la España goda y postvisigoda», che 35, 1962, pp. 5-36; J. Orlandis (1962): El poder real y la sucesión al trono en la monarquía visigoda. Estudios visigodos iii. Roma-Madrid; A. Barbero Aguilar: «El pensamiento político visigodo y las primeras unciones regias en la Europa medieval», Hispania 30, 1970 pp. 245-336; G. Alföldy: Die monarchische Repräsentacion mi römischen Kaiserreiche. Darmstadt, 1980; P. D. King: Derecho y sociedad en el reino visigodo. Madrid, 1981; algunas alusiones en lo que respecta a la figura del monarca ideal en M. Bloch: Les rois thamauturges. París, 1983; hemos utilizado como guía la siguiente obra que si bien, se enmarca en un periodo cronológico distinto, nos ha proporcionado ideas muy interesantes para abordar nuestro trabajo: F. Paschoud y J. Szidat (eds.): Usurpationen in der Spätantike. Stuttgart, 1997; M.ª R. Valverde Castro: Ideología, simbolismo y ejercicio del poder real en la monarquía visigoda: un proceso de cambio. Salamanca, 2000; F. Kolb: Herrscherideologie in der Spätantike. Berlín, 2001; M. A. Rodríguez de la Peña: Los reyes sabios. Cultura y poder en la Antigüedad Tardía y la Alta Edad Media. Madrid, 2008 y E. H. Kantorowicz: Los dos cuerpos del rey. Un estudio de teología política medieval, Madrid, edición 2012.

18 Lee mas

TítuloAproximación al tránsito jurídico de la patria potestad: desde Roma hasta el Derecho altomedieval visigodo

TítuloAproximación al tránsito jurídico de la patria potestad: desde Roma hasta el Derecho altomedieval visigodo

consecuencia, el derecho visigodo se venía configurando como un derecho romano cristiano, con elementos consuetudinarios germánicos de carácter vulgar. En este tiempo, la Iglesia es depositaria del Derecho romano del Bajo Imperio y las esencias jurídicas del mundo antiguo. En este sentido, son muy convincentes las reflexiones de Juan María de la Torre quien afirma que “los visigodos eran los más cultos entre los pueblos bárbaros, debido a sus continuas y estrechas relaciones con Roma. No obstante su escaso número ejercieron cierta influencia sobre las instituciones romanas. La lengua de los godos no pudo imponerse al universal latín y penetró solamente en algunas instituciones jurídicas. La cultura era de índole hispano romana y esencialmente eclesiástica, radicada en determinados centros, escuelas episcopales y algunos monasterios. Esta cultura mantuvo un estrecho contacto con la griega, debido a presencia de Bizancio en la franja levantina. Caso único en la Europa bárbara, muchos de los hombres cultos de la Hispania visigoda conocían la lengua y la literatura griegas, y algunos residieron largas temporadas en Bizancio” 119 . Más allá parece ir Alfonso García Gallo para

29 Lee mas

Memoriae conseruandae causa facit : a memória e a história como veículos da construçao das identidades no reino hispano visigodo de Toledo (finais do século VI – primórdios do século VII)

Memoriae conseruandae causa facit : a memória e a história como veículos da construçao das identidades no reino hispano visigodo de Toledo (finais do século VI – primórdios do século VII)

como princeps christianus, onde a injustiça, a impiedade, a imprudência e a falta de misericórdia seriam os motivos centrais que levaram o conjunto da nobreza hispano-visigoda a se alçar contra seu soberano e que aparecem na validação da condenação de Suinthila e de seus familiares no cânone 75 do IV Concílio de Toledo. Ou seja, verificamos naquelas fontes a fusão das concepções de identidades, uma nobiliárquica e amparada na noção comum da tradicional gens gothorum onde a força dos séqüitos militares seria prevalente; outra pautada pela perspectiva do consenso universal cristão onde a figura régia deveria refletir as virtudes específicas do bom governante cristão e disseminá-las pela sociedade hispano-visigoda, autêntica gens christianorum.

19 Lee mas

La enigmática figura de Suniefredo a la luz de sus emisiones monetales

La enigmática figura de Suniefredo a la luz de sus emisiones monetales

s comúnmente aceptado que el historiador debe recurrir a todas las fuentes disponibles con el fin de aportar un trabajo sólido que respalde sus tesis. Sin embargo, y en ocasiones, no disponemos de las suficientes fuentes como para contrastar de manera sólida nuestras hipótesis, tal como nos acontece en el caso que nos proponemos estudiar, puesto que la única evidencia de la existencia de Suniefredo es el hallazgo de un tremis y la referencia de otro 1 . Ambas monedas fueron acuñadas en la ceca de Toledo en una fecha incierta. Esto ha provocado que distintos especialistas hayan realizado diferentes interpretaciones a la hora de arrojar luz sobre quién fue este personaje.

6 Lee mas

Esclavos en el reino de Toledo

Esclavos en el reino de Toledo

Figueroa y que se iba de su amo”; “hombre amulatado con ciertas señales de hierros de esclavo en la cara”; Bartolomé “sin salud de su esclavitud y servicio y como suyo propio le tiene herrado en el rostro con una ele y una y y una ese en un carrillo y otra y y una a en el otro” (LYS-YA); “esclavo de color de membrillo cocido”; “herrado con una señal de una s y un Toledo; herrado de un clavo y Toledo”; Haza “mora aljamiada de color algo morena herrada en la cara, ojos alegres, nariz aguileña de edad según su aspecto de hasta dieciocho años poco más o menos, berberisca hija de padres moros caballeros de este reino de la Berbería”; negro cla- ro “con una granada entre las dos cejas”; “herrada en la barba, frente y carrillo derecho”; “herrado en la frente”; “Andrés Alejandro de color de membrillo cocho con dos yerros en el rostro de edad de catorce años poco más o menos que de presente tiene vaciado el ojo siniestro”; un negro traído desde Almadén “está tal que es lástima, que me le dieron desnudo y descalzo que yo le di una mala gabardina con que se cubriese alguna parte de su cuerpo y para que pudiese andar le compré unas alpargatas que me costaron en Chillón dos reales”; Vitoria “de color morena de edad de veinte e dos años… de mediana estatura delgada de rostro”; “negro ate- zado de buen cuerpo con dos señales de herida en el pie”. Comprobamos todo un rosario de señales, no muy distintas de las que marcaban a fuego a los animales, que dejaban bien a las claras su condición de servidumbre y que portan desde tiernas edades (9 años). Entre ellas prolifera la presencia de una S y un clavo (S clavo), una granada tal vez delatadora de su origen en el reino de Granada o el nombre de su dueño. Más excepcional resulta encontrar una descripción de perfiles amables, tal como sucede con una esclava procedente del reparto de moriscos que se produjo después de la rebelión de las Alpujarras del racionero Cristóbal de Cárdenas, de la que se afirma tener 18 años y ser “blanca y hermosa, sin herrar”.

27 Lee mas

Iudaei et Iudaei baptizati en la ley de los visigodos

Iudaei et Iudaei baptizati en la ley de los visigodos

existiendo judíos en el reino de Égica (687-702 d.C.)? Tal como indica la propia evidencia legal que analizaremos, la respuesta es positiva. ¿Podían erigir epitafios, públicos, con letras en hebreo? La respuesta es autoevidente. Las razones de ello, no obstante, no son claras. Si la posibilidad de escribir epitafios en hebreo en espacios públicos responde a la persistencia de judíos sin convertir o a la existencia de conversos judaizantes no controlados, no lo sabemos. Debe resaltarse, también, que la pieza fue hallada en Narbona, región donde el control visigodo era más difícil; sitio, también, de revueltas como la que afrontó Wamba. Los narbonenses, además, habían sido criticados por Julián de Toledo por el trato benigno dado a los judíos 32 . Ahora bien, más allá de estas teorías, consideramos que esta pieza epigráfica –única y por tanto, de

29 Lee mas

El mal de ojo en Toledo

El mal de ojo en Toledo

entendidas en activo para curar el mal de ojo? ¿Qué pasa en Villasequilla cuando se extiende y populariza entre adultos y jóvenes el aprendizaje de las oraciones de mal de ojo sin tener la necesidad de la gracia para poder mirar el aojo? ¿Por qué aumenta la venta de amuletos como la higa, el ojo turco, la mano de Fátima, o la cruz de Caravaca en las tiendas de regalos de Toledo, abriéndose incluso una tienda para asuntos mágicos en la calle Sillería del casco histórico? ¿Cómo se entiende que una sociedad joven, educada bajo el paradigma científico crea que una mirada de envidia puede afectar a la salud? ¿Por qué determinadas familias de alto nivel socioeconómico recurren a una curandera sin estudios para curar a sus hijos de herpes o a sus caballos del mal de ojo? ¿Qué sucede en nuestra sociedad para que personas de todas las clases sociales y de todos los niveles educativos, nos pidan números de teléfono de curanderas para mirarse el mal de ojo, contactando con nosotros a través de nuestra web personal, del correo electrónico, llamándonos por teléfono, parándonos por la calle, utilizando intermediarios, etc.? ¿Cómo nos podemos explicar que una mujer menor de treinta años compatibilice las visitas al ginecólogo con sesiones de masaje de Julián en Sonseca, en ambos casos para quedarse embarazada? ¿Por qué la curandera de Nambroca, prefiere no transmitir a su hija las oraciones del mal de ojo hasta que no termine de criar a sus hijos por el miedo de generarle un estrés añadido ante el volumen ingente de trabajo que aún existe para atender a personas aojadas?, etc.

477 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects