San Isidoro de León

Top PDF San Isidoro de León:

Los legados suntuarios de Juan Rodríguez de Fonseca. El terno de San Isidoro de León

Los legados suntuarios de Juan Rodríguez de Fonseca. El terno de San Isidoro de León

En 1519, siendo obispo de Burgos y arzo- bispo de Rossano, Fonseca se convirtió en abad comendatario de San Isidoro de León, cargo que mantendría hasta su muerte. Seguramente el acceso al cargo de abad se debiera a su inte- rés por acumular cargos y rentas, como en los casos de Párraces y San Zoilo de Carrión. No hay noticia alguna que indique un interés espe- cial por esta obra, ni siquiera que hubiera esta- do alguna vez en León, a pesar de que a finales de 1520 hubo de pasar por la ciudad, o cerca de ella, ya que, en el contexto de las Comunidades, y debido a que se le acusaba de haber parti- cipado en el incendio de Medina del Campo, tuvo que huir de Burgos. En su huida, y puesto que no encontró apoyo en su diócesis, intentó llegar a Santiago de Compostela, de donde era arzobispo su primo Alonso de Fonseca. Antes de llegar a Santiago el marqués de Astorga le acogió y protegió y pasó en Astorga los meses siguientes, hasta que pudo volver a Burgos en paz 16 . En cualquier caso no hay constancia de
Mostrar más

10 Lee mas

Los planes museológicos en relación con los museos eclesiásticos  Estudio del Museo San Isidoro de León y propuesta museológica de aplicación

Los planes museológicos en relación con los museos eclesiásticos Estudio del Museo San Isidoro de León y propuesta museológica de aplicación

Sancha, la infanta leonesa, dómina del infantado de León, iba a contraer matrimonio con el Conde Infante García. Según el cronista leonés Lucas de Tuy, Sancho Garcés III, rey de Navarra, también llamado Sancho el Mayor de Navarra, se ofreció para acompañar a su cuñado, García, a León y ser testigo de la boda. El ejército navarro acampó en las afueras de la ciudad y el infante se acercó a la Iglesia de San Juan y San Pelayo (hoy San Isidoro) donde los hijos del conde Vela, que se habían introducido de noche en León se enfrentaron con los castellanos y dieron muerte al conde García que amorosamente platicaba con Sancha, quitándole la vida Rodrigo Vela quien había sido su padrino de bautismo el 13 de mayo de 1029. Así dijo Raimundo de Toledo que “Sancha era antes viuda que casada”. Estos hechos que nos relata el Chronicon Mundi de Lucas de Tuy dieron lugar al romance del Infante García y a un importante problema sucesorio para la corona de León.
Mostrar más

589 Lee mas

Informe sobre la estabilidad y capacidad de carga de la bóveda del Salón del Pendón, Colegiata de San Isidoro, León

Informe sobre la estabilidad y capacidad de carga de la bóveda del Salón del Pendón, Colegiata de San Isidoro, León

Es un hecho conocido que las bóvedas rebajadas son muy estables pero producen un elevado empuje horizontal. El problema, pues, no está en la bóveda sino en el sistema de contrarresto. En este caso los estribos son los muros laterales. Su espesor de poco más de un metro parece a primera vista escaso para una luz de casi 7 metros. En efecto, las reglas tradicionales asignan al estribo 1/4 de la luz (por ej. Fray Lorenzo de San Nicolás. Véase Huerta 2004). Pero esta regla es para iglesias con muros de un altura, hasta el arranque de las bóvedas, igual a la luz.

31 Lee mas

ESTUDIO ANTROPOLÓGICO DEL PANTEÓN REAL DE SAN ISIDORO La Antropología al servicio de la Historia: Un caso real

ESTUDIO ANTROPOLÓGICO DEL PANTEÓN REAL DE SAN ISIDORO La Antropología al servicio de la Historia: Un caso real

El Rey Felipe II encomendó, en 1572, a A. de Morales un catálogo de las Iglesias, Monasterios, Cuerpos Reales y Reliquias que había en su reino, y "por lo que toca a los cuerpos de los Reyes nuestros antecesores, veáis en qué partes y lugares, en qué manera y forma están sepultados, que donaciones y fundaciones dejaron... “ Según cuenta A. De Morales (edic. 1765) en su viaje a los reinos de León, Galicia y Principado de Asturias, la oscura Capilla de Santa Catalina permanecía siempre cerrada y no se podía decir misa debido a la falta de espacio, ya que los sepulcros estaban “muy juntos unos con otros". Las sepulturas se distribuían en tres órdenes: • En la primera orden, junto al Altar, comenzando en el lado de la Epístola hacia el
Mostrar más

13 Lee mas

RELIQUIAE RECONDITE, INVISIBILIDAD Y EXPANSIÓN VISUAL DE LOS DESPOJOS SANTOS EN LA ALTA EDAD MEDIA HISPANA

RELIQUIAE RECONDITE, INVISIBILIDAD Y EXPANSIÓN VISUAL DE LOS DESPOJOS SANTOS EN LA ALTA EDAD MEDIA HISPANA

códice del archivo catedralicio fue el mismo que se utilizó en la consagración de la iglesia de San Isidoro en el año 1063, considerando además que, a mediados del siglo XI, el volumen es- taba en posesión de Fernando I y la reina Sancha. Ver: Fernández González, Etelvina, “Imagen, devoción y suntuosidad en las aportaciones de Fernando I y Sancha al tesoro de San Isidoro de León”. Monasterios y monarcas: fundación, presencia y memoria regia en monasterios hispa- nos medievales. Aguilar de Campoo, Fundación Santa María la Real, 2012, pp. 163-197. Véase: Valdés Fernández, Manuel, “De Armentario a Magio: algunas cuestiones sobre la miniatura leonesa del siglo X”. García Lobo, Vicente y Cavero Domínguez, Gregoria (coords.). San Miguel de Escalada (913-2013). León, Universidad de León, 2014, pp. 155-195, donde identifica el An- tifonario conservado en la catedral en la donación del abad Iquilani, de 26 de junio de 917, al monasterio dúplice de Santiago, en León. No es casual que en tal documento las telas y un tiraz aparezcan como tesoros remarcables, dada su dimensión litúrgica en el códice.
Mostrar más

43 Lee mas

FONTI ICONOGRAFICHE E RICERCA STORICA: I CICLI DEI MESI.

FONTI ICONOGRAFICHE E RICERCA STORICA: I CICLI DEI MESI.

no parte dell'apparato decorativo di battisteri separati dalle chiese, come a Parma, di fonti battesimali (in San Frediano di Lucca), o sono su capitelli (a Bari, Benevento, Lentini, Monreale). In Francia la maggior parte dei calendari scolpiti è rappresentata sulle volte dei portali, a differenza dell'Italia, dove i motivi iconografici sono per lo più allineati in un fregio, un retaggio dell'antichità. Alcuni cicli italiani, inoltre (nessuno in Francia), enumerano, insieme ai lavori agricoli, i diversi giorni dei mesi, le feste e la posizione della luna (in S.Pellegrino di Bominaco, S.Maria sull'Aventino a Roma), mentre, per quel che concerne i rapporti tra il calendario dei lavori dei mesi e il calendario zodiacale, essi si caratterizzano sia in Francia che in Italia in forme diverse, presentando una maggiore o minore integrazione tra i due cicli. Infine, in alcune chiese si incontrano due o più rappresentazioni di calendari, mentre non abbiamo esempi di due calendari eseguiti con la stessa tecnica per una stessa chiesa. Nelle due aree considerate, inoltre, la ripartizione geografica dei calendari dei mesi è molto diseguale. Per quel che concerne l'Italia, in particolare, l'80% dei cicli scolpiti sono situati a nord di Perugia, il 60% in una fascia a meno di quaranta chilometri a nord e a sud del Po; per i calendari su mosaico, degli undici conosciuti, dieci sono raggruppati a nord di Ravenna, mentre a sud si ha solo quello della cattedrale di Otranto; non c'è nessun calendario in Calabria e in Liguria e uno solo nelle regioni di montagna, ad Aosta (ne sono documentati altri nella regione del Canton Ticino, Svizzera). Le ragioni di questi squilibri sono state cercate nella continuità o meno dell'eredità antica, nell'influenza delle strutture politiche (ad esempio i Comuni dell'Italia settentrionale), nell'ascendente esercitato da una determinata opera od artista o città. Per arrivare a formulare ipotesi con un alto grado di attendibilità, però, bisognerebbe conoscere il numero e la localizzazione dei calendari perduti e non documentati, oltre che riconsiderare attentamente anche il materiale che ci è stato conservato 12 .
Mostrar más

18 Lee mas

Jos Gonzlez Isidoro 

Jos Gonzlez Isidoro 

murió mártir en Licia a mediados del siglo III, durante la persecu- ción de Decio, siendo muy venerado en Calcedonia a partir del siglo V. Sin embargo, un cúmulo de leyendas cristalizó en Asia Menor en torno a él. La primera se refiere a un cierto Réprobo, perteneciente al mítico pueblo de los cinocéfalos, que tras su bau- tismo recibió el nombre de Cristóforos y adquirió rostro humano. Su culto se extendió pronto por toda la cristiandad. De ese modo se convirtió en un gigante cananeo. Intenta servir al soberano más poderoso del mundo y se pone al servicio de Satanás, mas pronto descubrió que éste huía cuando avistaba un crucifijo. A partir de ese momento se comprometió en el servicio a Cristo, ayudando a los viajeros a atravesar un curso de agua peligroso. Una tarde fue requerido por un niño, a quien subió en sus hom- bros. Al aumentar progresivamente el peso del pequeño, hubo de apoyarse en su bastón para alcanzar la orilla opuesta en la que un ermitaño le guía con su luz. Entonces el retoño le dijo: “Soy Cris- to, tu rey, has llevado sobre tus espaldas a aquel que creó el mun- do. Como prueba, hunde tu bastón en el suelo: mañana habrá flo- recido y dará frutos”. La predicción se cumplió. De ahí la figura del Niño Dios sobre el hombro izquierdo, lo que constituye, ade- más, una alegoría de su nombre, aparte de una clara alusión a la historia del vado del río. Por su parte, la palmera en la diestra, signo de martirio y victoria, refleja el cambio prometido, que de ese modo asocia la expresada vara a la cruz: el símbolo de la salvación. Luego Cristóbal predicó a Cristo en la ciudad de Samos, en Licia, con un éxito considerable. Encarcelado, se niega a ofre- cer sacrificios a los dioses y convierte a dos cortesanas con quie- nes compartía celda. Lo someten a suplicios varios tomados de legendarias hagiografías, para finalmente morir decapitado. Has- ta el siglo XVI detentó enorme veneración. Se consideró patrón de los moribundos y en la actualidad de los automovilistas. Así figura en el monumental lienzo del trascoro de Santa María y por el carácter eucarístico de su patronímico en el Sagrario de San Pedro.
Mostrar más

82 Lee mas

Éxodo librario en la biblioteca capitular de Oviedo: el Codex miscellaneus ovetensis (manuscrito escurialense R.II.18)

Éxodo librario en la biblioteca capitular de Oviedo: el Codex miscellaneus ovetensis (manuscrito escurialense R.II.18)

ello dos razones. La primera, la creciente pérdida de sus ya de por sí escasos libros impresos, en contra- posición a la extraordinaria riqueza en manuscritos isidorianos antiguos —todavía no exhumados— re- partidos por buena parte de la geografía peninsular, pero, fundamentalmente, por los monasterios bene- dictinos y cistercienses de Asturias y Castilla la Vieja. La segunda, la necesidad de honrar al santo sevillano: la publicación de sus obras completas permitiría dar un nuevo impulso a una devoción, la suya, que no vivía sus mejores momentos. La misiva concluye con el ofrecimiento del propio Alvar Gómez de dar noti- cia de algunos de esos manuscritos antiguos, empresa esta para la que, en su opinión, también se debería consultar a los obispos de Segovia y Plasencia, Diego de Covarrubias y Pedro Ponce de León, y al mismo prior escurialense, el monje jerónimo fray Hernando de Ciudad Real, todos ellos afamados conocedores de la producción isidoriana.
Mostrar más

16 Lee mas

Procesos aleatorios de Riemann y
Weierstrass

Procesos aleatorios de Riemann y Weierstrass

Efectuó estudios de Lic. en Física en la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas (FCFM) de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y un Doctorado en Ciencias con especialidad en Física en la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en Cuernavaca. Actualmente es Profesor- Investigador de Tiempo Completo en la FCFM de la UANL. Es colaborador del cuerpo Académico sistemas complejos: Teoría y Simulación de la FCFM. Las LGAC que cultiva son: Física Estadística de Sistemas Complejos, Teoría y Simulación de Procesos Aleatorios.

6 Lee mas

Consideraciones sobre elementos de la arquitectura y la venustas en Vitruvio y en San Isidoro. Similitudes y diferencias

Consideraciones sobre elementos de la arquitectura y la venustas en Vitruvio y en San Isidoro. Similitudes y diferencias

Aunque Isidoro vincula la etimología de venustus del libro X con la puchritudo, es de- cir con lo bello en sí, la definición de venustas contenida en el libro XIX, y que más arriba he- mos tenido oportunidad de señalar, es la que más relación tiene con el embellecimiento. Al describir La construcción de edificios indica que el primer momento es la disposición, el segun- do es la construcción y el tercero es el embe- llecimiento. Estos tres momentos conciernen a lo que actualmente se llamaría, proyecto y ejecución de cimentación, construcción aérea y finalmente decoración. Nótese que el embelle- cimiento o venustas ha sido desplazado al final. El motivo es obvio: si la decoración es lo que se incorpora o añade a la obra, primero habrá de estar ejecutada. Sin embargo, para Vitruvio el sentido de la venustas no es de índole su- perficial. La gracia, el encanto y la sutileza no recaen en el aspecto de lo que se añade sino en la adecuada y conveniente observancia de la symmetria, lo que no impide que esta sea mati- zada, pulida e incluso corregida. La aplicación de reglas no es mecánica sino inventiva, pues requiere ingenio, término por otra parte muy retórico, como puede comprobarse en los textos ciceronianos. Adviértase que Vitruvio, al final de su definición de dispositio, trae a colación el término retórico inventio: “Inventio autem est quaestionum obscurarum explicatio ratioque novae rei vigore mobili reperta (ingenio o ágil
Mostrar más

12 Lee mas

Jos Gonzlez Isidoro

Jos Gonzlez Isidoro

En Santa María, repartidas por diversos puntos encontramos entre las del siglo XVII: una del segundo tercio con óvalos y tallos vegetales; otra de la segunda mitad con gallones y óvalos alterna- dos; una tercera de los años finales con gruesos tallos; y una cuarta, de 1698, donada al convento de Santa Catalina por doña Isabel Fernández de Córdoba, señora del Saltillo. Más numerosas son las dieciochescas, entre las cuales se contabilizan: la de 1724, obsequio del regidor don Fabricio Tizón a San Teodomiro; otra de la primera mitad de la centuria con flores de cinco pétalos y cartelas con el ana- grama de Cristo; la -del segundo comedio- con veneras muy planas y el escudo de los Quintanilla; la de rocallas tardías y elementos vegetales de inspiración barroca, hecha en las postrimerías del siglo; y dos más, de 1800, labradas por Vicente Gargallo por encargo de don Bartolomé de Quintanilla para culto de dicho apóstol y de San José, respectivamente. Por último, entre las decimonónicas, de los inicios del período tenemos dos, ambas de estilo Imperio; cinco más del primer tercio, todas ellas debidas a Francisco de Paula Palomino, si bien tres llevan estrías y hojas lanceoladas, mientras las restantes se caracterizan por sus mayores proporciones.
Mostrar más

69 Lee mas

El aprovechamiento y la estructura poblacional de Agave kerchovei Lem., en Tehuacán-Cuicatlán, México.

El aprovechamiento y la estructura poblacional de Agave kerchovei Lem., en Tehuacán-Cuicatlán, México.

Es importante mencionar que la etapa de mayor susceptibilidad de este agave se presenta en el primer parástico, por efecto de factores físicos restrictivos y por interacciones bióticas desfavorables como la herbivoría, ya que se registró mortalidad de plántulas a causa de depredación por insectos e inclusive por el pisoteo del ganado o de humanos (aunque esto último no fue cuantificado). Por otra parte, la contribución de vástagos vegetativos es considerable en San Rafael, Puebla, como alternativa a la falta de reproducción vía semillas; esto probablemente también es parte de las respuestas ya analizadas en cuanto a las características del área y, además al hecho de no haber encontrado escapos florales desarrollados en el año 2011, circunstancia que nos hace suponer que la multiplicación asexual es la opción más factible para permanecer o renovar la población en caso de no tener una reproducción sexual exitosa o al ser interferidos en su proceso biológico, mediante el aprovechamiento de los botones florales recolectados de los escasos escapos producidos.
Mostrar más

97 Lee mas

LOS HERMANOS DE LA COFRADÍA SACRAMENTAL DE SAN ISIDORO EN EL SIGLO XVI.

LOS HERMANOS DE LA COFRADÍA SACRAMENTAL DE SAN ISIDORO EN EL SIGLO XVI.

en una zona cercana a la Parroquia de San Isidoro, lo que explicaría su fuerte presencia y representación en la Cofradía. Aun así, no sabemos si se trataba de criadores de gallinas o vendedores de las mismas. En este segundo caso, deberíamos enmarcarlos en el sector terciario ya que no intervendrían en la producción del alimento, sino que solo lo vende- rían. Otra alternativa es que desempeñaran ambas funciones. De una forma o de otra, cabe destacar que las gallinas eran una de las especies de corral más populares y comunes entre la población de la Baja Edad Media por su coste poco elevado y su fácil mantenimiento. Además, aportaban numerosos productos a la economía doméstica tales como carne y huevos con los cuales se podía comerciar 54 . No en vano, encon-
Mostrar más

22 Lee mas

San Isidoro de Sevilla un paradigma para el docente cristiano

San Isidoro de Sevilla un paradigma para el docente cristiano

Este debe ser el perfil de un verdadero docente cristiano, más aún del educador de la fe, quien con su propia vida comunicará su amor a Dios y a su vocación. El Maestro nace con un corazón agradecido, y de este agradecimiento brota su amor a la enseñanza, partiendo de la siguiente premisa: que el más eximio maestro es Jesús, y que con su ejemplo de vida, demostró que podemos ser mejores. Después de haber leído de manera sucinta los aportes de San Isidoro de Sevilla, podemos preguntarnos ¿Cuál es el perfil del docente? Cada docente es un formador, trasformador de nuevos hombres, no en vano se dice que la educación tiene como meta humanizar al hombre. Podemos interiorizar que San Isidoro tenía muy claro, cuál era su meta, ser el trasformador de la cultura, el depósito de la sabiduría. No podemos querer no ver, y pensar que no pasa nada con nuestros maestros, desde el desprestigio que
Mostrar más

15 Lee mas

A propósito de la lexicografía asturleonesa

A propósito de la lexicografía asturleonesa

acep.: Menudu tsombu quedóu nel sendeiru (González-Quevedo González, 2002, 186); Torrestío: chombo, ‘lomo’ (Velado 1985); Luna: íd.; base de top.: El Chombo el Maderal, El Chombo el Vachador (Pérez Gago, 1997); La Vecilla: Valle de Fenar: lomo: 2.ª acep. (Miranda, 1990, 83); Gordón: lombo, ‘lomo de los animales’ (Escobar, 1962, 353); La Vid, Villasimpliz: íd. (Gabela, 1990); Valle de la Valcueva: lombo, lomo, ‘parte de cualquier animal que va desde la zona superior de la cabeza hasta el rabo’ (Marín, 1995); Argüellos: chombu, ‘lomo, espalda’ (Fernández González, 1966, 58); Riaño: Oseja de Sajambre: llombo, ‘espaldas’; caer de llombo, ‘caer de espaldas’ (Fernández González, 1959, 300; Díaz-Caneja/Díaz, 2001, 343); León: Villacidayo: lomo, ‘en los cuadrúpedos, la parte superior del cuerpo, que va desde el nacimiento del cuello hasta el del rabo’ (Urdiales, 1966, 318); San Feliz de Torío: íd. (Presa, 1985); Sahagún: Bercianos del Real Camino: lomo, lombo, ‘lomo del surco’ (Aguado, 1984, 71); Valencia de Don Juan: base de top.: Rebollar de los Oteros: El Lomo; Cubillas de los Oteros: La Senda el Lomo; Fresno de la Vega: El Prao Lombo. «Estas formas suponen la alternancia entre el resultado leonés /-mb-/ y el castellano /-m-/ para el grupo latino /mb/ en posición intervocálica». En la documentación aparecen var. como el omo, el ombo y otras veces sin artículo, por confusión de la /-l/ del artículo con la /l-/ del nombre. En el habla local, el apelativo que se usa es lomo (Morala, 1990, 62-63); La Bañeza: Santibáñez de la Isla: base de un top.: Los llombos, ‘un pago del pueblo, que está levemente más alto que el resto de las tierras’ (Miguélez, 1998, 162); Cabrera: C. Alta: llombo. ‘lomo’; base de top.: El Llombo, La Llomba, La Llombiella (Casado, 1948, 54, 62); Astorga: Maragatería: lomus, ‘lomos’ (Madrid, 1985a, 235); Hospital de Órbigo: llombo, llomba; base de un top.: El Llombo (Nuevo, 1991; 1997, 272); Armellada de Órbigo: llombu, ‘costillas o parte superior de los animales, lomo’ (Martínez García, 1985, 71); Órbigo: llombo, ‘lombo en el sentido de las costillas o parte superior de los animales’ (Serrano, 1974); Cepeda: llombu, ‘lomo, espalda, espinazo’, ‘caballón de surco’ (Álvarez Cabeza, 1994, 110); Cepeda Baja: lomo/-u, llombo/-u, ‘lomo’: El burro estaba to encetao porcima el llombo; base de top.: Vega: El Llombo las Llamas; Zacos: El Llombo las Paleras (Fuente García, 2000, 360, 369).
Mostrar más

24 Lee mas

El arco de San Isidoro de Oviedo. La destrucción del patrimonio monumental ovetense en el primer tercio del siglo XX. Parte I

El arco de San Isidoro de Oviedo. La destrucción del patrimonio monumental ovetense en el primer tercio del siglo XX. Parte I

El destino dado por el cabildo eclesiástico al edificio, ya sin uso eclesiástico, fue servir de ta- hona. En la sesión de 24 de diciembre de 1793, el Ayuntamiento concedía una paja de agua a la tahona del cabildo, a condición de que sea solo por el tiempo en que esté la tahona, «trascen- diendo el caño y agua afuera con su albergue para que también disfrute del beneficio el ve- cindario de aquel barrio» y, como es lógico, que las obras sean a costa del cabildo catedralicio. Ciriaco Miguel Vigil consigna el siguiente apunte del Libro de Acuerdos Municipales de 1820, su fecha 22 de septiembre: «Mándase re- tirar el agua de un caño existente en la Tahona, concedido por la Ciudad al Venerable Dean y Ca- bildo en 30 de Diciembre de 1793, á motivo de haber vendido el edificio á D. Manuel Secades» 15 . Al no conservarse los acuerdos de esas fechas, no se ha podido confirmar el dato. Lo que sí se sabe es que, unos años antes, Manuel Secades, vecino de esta ciudad y maestro de obras, por es- critura fechada el 25 de julio de 1817, compró la casa de San Isidoro a los testamentarios de Fé- lix de Bobes, cura de San Julián de los Prados. Dicha casa había sido entregada por el Ayunta- miento en foro perpetuo a Juan Crespo Horte- lano, al que sucedió Pedro de Bobes, y por su muerte, su hijo, el mencionado doctor Félix de Bobes. Por lo que, en 26 de agosto de 1817, Ma- nuel Secades otorgó escritura de reconocimien- to de la misma a favor de la Justicia y Regimiento
Mostrar más

14 Lee mas

La Grecia antigua en la Crónica universal de San Isidoro de Sevilla

La Grecia antigua en la Crónica universal de San Isidoro de Sevilla

Si bien la Crónica, como hemos apuntado, ha sido objeto de nume- rosas investigaciones, hasta donde hemos podido indagar no identifica- mos trabajos que centraran su atención en el mundo griego antiguo y, por lo tanto, nuestro estudio ofrece nuevas perspectivas de análisis. Para ello, efectuamos una comparación entre las dos versiones de la Crónica, iden- tificando y analizando su contenido en función del problema a resolver, a saber, el modo en que San Isidoro construye una imagen de la Grecia antigua y su relación con el contexto universal y con el Reino Visigodo. A efectos de presentar nuestro análisis, organizamos la exposición en tres apartados. El primero, aborda la presencia de la Grecia antigua en la Crónica señalando los cambios entre las dos versiones y cómo estos se dirigen a la exaltación de los ideales antes expuestos. En el segundo, se explica el rol de Grecia en la composición general, dando cuenta que su presencia no es aislada y discontinua, sino dentro de una perspectiva universal que incluye a Roma y, posteriormente, al Reino Visigodo. En una tercera sección, ofrecemos algunos ejemplos sobre la presentación de los godos, que permiten comprender y reforzar la idea de la Crónica como fuente con carga ideológica. Finalmente, señalamos nuestras conclusiones.
Mostrar más

26 Lee mas

Show all 10000 documents...