Sangre en el ojo

Top PDF Sangre en el ojo:

Espiando con los ojos de la memoria: Ruinas y violencia en sangre en el ojo de Lina Meruane

Espiando con los ojos de la memoria: Ruinas y violencia en sangre en el ojo de Lina Meruane

Además, notamos que la relación de la protagonista con su cuerpo arruinado y con las ruinas de su historia personal es bastante conflictiva, pues aún no tiene la perspectiva suficiente como para observarlas con desde la nostalgia reflexiva, todavía no ha vivido sus duelos. Por el contrario, su visión, está teñida de sangre, de un resentimiento que no ceja y que le impide tener una mirada más objetiva de sí misma y de su historia. Al ser Sangre en el ojo una alegoría de la sociedad chilena post-dictatorial, podemos notar cómo Lina Meruane expone un problema clave para la recuperación del trauma del régimen militar. Lucina no soluciona sus conflictos, no habla con su madre de los resentimientos acumulados y eso impide cualquier intento por sanar la relación. La sangre, el rencor, sigue brotando, mientras no se libere de sus rencores no podrá recuperar la vista. Del mismo modo, Chile estaría cegado por el resentimiento, un sentimiento más que justificado después de todo lo ocurrido, pero, mientras no se haga justicia y se tomen las medidas necesarias para reparar el daño causado, la ceguera no va a ceder y nuestro país seguirá enfermo.
Mostrar más

113 Lee mas

La escritura del desarme como punto de encuentro entre la enfermedad y la memoria en Sangre en el ojo : una nueva poéticaWriting as a meeting point between illness and memory in Sangre en el ojo

La escritura del desarme como punto de encuentro entre la enfermedad y la memoria en Sangre en el ojo : una nueva poéticaWriting as a meeting point between illness and memory in Sangre en el ojo

Pero, centrándonos en la ceguera, ¿qué es lo que genera? En primer lugar, a par- tir del estallido y de la sangre en el ojo, se produce una suerte de extrañamiento; de pronto las cosas, a pesar de seguir siendo como eran, le son desconocidas a L que las empieza a percibir desde otro lugar. De repente los espacios comunes para ella, como su departamento, se vuelven peligrosos, posibles causantes de diversos daños. A par- tir de la ceguera, su departamento (y el de sus padres en Santiago) se convierte en pura esquina, en puertas con las que golpearse, en objetos con los que cortarse, etc.: “la casa entera está armada contra mí” (65). Del mismo modo, el mundo exterior está com- puesto únicamente de sonidos y ruidos, de recuento de pasos, de elementos reconocidos a través del tacto, de los olores. Este extrañamiento no solamente se aplica a los objetos del mundo, sino también a las personas, a quienes L no puede ver pero sí percibir a partir de sentidos en los que antes no reparaba. Para Javier Guerrero, “los impertinentes ojos de la protagonista no solo agudizan las funciones de los otros sentidos sino que desco- nocen […] la excepción que constituye la salud; su mal de ojo reconoce la enfermedad como única posibilidad de vivir y, allí, su potencia” (2016, en línea)9. A partir de Can- guilhem, quien desde la fi losofía y la historia de la ciencia repensó la manera en que se había refl exionado sobre la enfermedad hasta el momento, los límites entre salud y enfer- medad no se conciben como claramente establecidos, sino que más bien ambos estados forman parte de un continuum: “Estar en buen estado de salud signifi ca poder enfer- marse y restablecerse, es un lujo biológico” (Canguilhem 1971: 151). A su vez, la enferme- dad, ya para Canguilhem, establece su propia normatividad, su propia manera de vivir. Y esa nueva manera de estar en el mundo será la que adopte L en el momento en el que
Mostrar más

18 Lee mas

Estancia en las fronteras del género: autoficción y posmemoria en Sangre en el ojo de Lina Meruane

Estancia en las fronteras del género: autoficción y posmemoria en Sangre en el ojo de Lina Meruane

Como ya se ha indicado más arriba, la explicación de que Sangre en el ojo exista se encuentra dentro de la diégesis: Lucina vuelve a escribir solo al recuperar la vista. El relato termina antes de esta segunda operación, por lo que no se muestra a la narradora escribiendo; solo este detalle lo separa de ser un relato autogenerado, también característico del género metaficcional. Por otra parte, la autora emplea diversos recursos para llamar la atención sobre la propia escritura: las frases inconclusas “ ‒ La gente en la sala seguía conversando y riéndose a carcajadas, incluso susurrando exageraban mientras yo.” (2012: 11) , los capítulos cortos, ‒ incluso la propia violencia del lenguaje contribuyen a la intención autorreferencial de forma implícita. A través de estas rupturas, constantes en toda la novela, el lector no es capaz de olvidar que lo que tiene entre sus manos es una ficción; esta conciencia de consumir una mentira se establece como el primer objetivo de la metaficción.
Mostrar más

19 Lee mas

La escritura del desarme como punto de encuentro entre la enfermedad y la memoria en Sangre en el ojo. Una nueva poética

La escritura del desarme como punto de encuentro entre la enfermedad y la memoria en Sangre en el ojo. Una nueva poética

En numerosas ocasiones en el relato, los ojos de Lina se relacionan con lo maligno, lo satánico. Se hace referencia explícita a Mefi stófeles, quien parecía tener “su gabinete de trabajo detrás de esas pupilas” (Palma 1923: 55). Cuando el narrador se compromete con Lina, se aterroriza con la idea de pasar toda la vida junto a esos ojos, y no puede evitar contarle este miedo a la que será su futura mujer. Días más tarde, tras una con- valecencia que ha tenido a Lina en cama, el narrador va a visitarla y a ver los regalos de boda que van llegando para los dos. Ella, en la penumbra de la habitación, decide darle su propio obsequio, el regalo que muestra el amor que siente por él: en una cajita aterciopelada están guardados los ojos de Lina. Este acto muestra la prueba de amor, el sacrifi cio por amor desde una perspectiva grotesca y aterradora, y será lo que tome Meruane para vertebrar su novela. De algún modo, la novela explora también la idea del amor incondicional, tan presente en numerosas fi cciones, pero que aquí muestra su cara B. La idea del amor como sacrifi cio, donde uno de los amantes debe realizar una ofrenda extrema se gesta desde el inicio de la novela Sangre en el ojo, cuando la narra- dora recalca en numerosas ocasiones la entrega de Ignacio a ella y las críticas que este recibe por parte de sus amigos, que le repiten “no es tu novia sino tu soborno” (Meruane 2012: 47). Y esta subyugación de la voluntad de Ignacio a los dictados de Lucina/Lina culmina con la entrega de los ojos de aquel, después de sucesivas extorsiones emocio- nales por parte de la enferma: “eso que tú me entregarías nos uniría para siempre, nos iba a hacer iguales, nos volvería espejos el uno del otro, para el resto de la vida y hasta de la muerte” (167) o “Si no puedes comprometerte a darme lo que te pido, mañana no regreses” (169), sentencias que remiten a los grandes amores incondicionales de la his- toria de la literatura, llenos de pruebas y de sacrifi cios por parte de los amantes, quienes en numerosas ocasiones solo logran vivir en paz después de la muerte conjunta. En este caso, la entrega absoluta se da únicamente por parte de uno de los amantes, que vive subordinado a los deseos del otro. Es en este punto donde Lucina/Lina más claramente deja ver su carácter demoníaco, la fuerza maligna que la posee y que la convierte en vic- timaria, dando una vuelta de tuerca a la posición vulnerable de víctima7. De este modo, Meruane explora las formas de dominación sobre el otro, que aquí se ejercen a través del cuerpo, algo que también ocurre en las políticas militares de la dictadura a las que
Mostrar más

18 Lee mas

Enfermedad y resistencia. Fruta podrida y Sangre en el ojo de Lina Meruane

Enfermedad y resistencia. Fruta podrida y Sangre en el ojo de Lina Meruane

En Fruta podrida (2007) y Sangre en el ojo (2012), ambas novelas de la escritora chilena Lina Meruane (1970), el protagonismo se centra en dos personajes femeninos, Zoila y Lucina, dos cuerpos invadidos por la misma enfermedad: la diabetes. Zoila ve su vida depender de los experimentos médicos ilegales a los que se presta su hermana María para poder lograr así un trasplante y Lucina, diabética desde la infancia, sufre sangrados oculares frecuentes, oscilando siempre entre la ceguera permanente y la recuperación. Ambas no solo deberán hacer frente al avance de la enfermedad y sus estragos, también a la presión social, a la médica, a los recuerdos, resentimientos y emociones más profundas, donde juega un papel muy importante el espacio familiar, pues son la ausencia y la carencia de vínculos afectivos los que suponen dimensiones traumáticas para las protagonistas. En una entrevista que Lina Meruane ofrece para el periódico el País (2016) 2 , la escritora se refiere al punto en el que yace la antítesis entre
Mostrar más

26 Lee mas

Rodrigo Muñoz Cazaux. Con sangre en el ojo. Las Animas

Rodrigo Muñoz Cazaux. Con sangre en el ojo. Las Animas

El camino no es muy arduo, pero en una etapa si se vuelve muy empinado y Apo’ka debe llevar las palmas sobre su pecho todo el tiempo, lo que la hace tambalear para mantener el equilibrio. Uno de los niños que ha acompañado la caminata la toma de la cintura y la guía hasta que el sendero deja de ser empinado. El muchacho se despide con una venia y se aleja corriendo para que no le vean llorar. Los pies de Apo’ka están cansados y ya camina más torpe, tiene mucho calor a pesar de que el sol comienza a acercarse al atardecer. Lo que más tiene es sed y la posición de los brazos es insospechablemente agotadora. La sangre lentamente ha escurrido por su ros- tro manchándole todo el costado izquierdo, una mujer que la sigue se adelanta y con su propia vestimenta le limpia el rostro con ternura y le regala una sonrisa. La mujer guardará ese pedazo de tela marcado con cenizas y sangre hasta el fin de su vida y su familia se encargará de que cuando la sepulten, sea con esa misma tela cubrién- dole el rostro, la mujer vivirá toda su vida con el recuer- do de la sonrisa de Apo´ka como aliciente para llevar una vida recta y justa.
Mostrar más

14 Lee mas

CAILLEBOTTE. PINTOR Y JARDINERO. Reflexión entre el ojo del pintor y el ojo fotográfico.

CAILLEBOTTE. PINTOR Y JARDINERO. Reflexión entre el ojo del pintor y el ojo fotográfico.

254 Henri Le Secq (1818-1882) comienza sus estudios de escultura y pintura en los talleres de James Pradier y Paul Delaroche, y en los años cuarenta se centra en la actividad fotográfica demostrando tener una visión y ojo fotográfico innovador, desmarcándose de la habitual documentación gráfica que los fotógrafos de la época realizaban en los inicios de la fotografía documental. Formó parte también de las

9 Lee mas

Sangre

Sangre

Temprano en la vida fetal no hay huesos, tampoco hay médula ósea. Los vasos sanguíneos son los que forman la sangre. Más tarde los eritrocitos se forman en el hígado, bazo, riñón y músculos, además de en la médula ósea. En la niñez, toda la médula ósea forma eritrocitos. En el adulto, sólo se

63 Lee mas

Esta es mi sangre

Esta es mi sangre

Que stl Ilenen de codicin 10s ojos del labriego,i el olor de I n tierra lo 11ng.a saberse fuerte, porqne sicnta el niismo regocijo del que tieiie abucclnnte las trojes; i que juegue conl[r]

80 Lee mas

El mal de ojo

El mal de ojo

Así pues, no es de extrañar que el ojo desde tiempos inmemoria- les haya sido considerado como el principal transmisor de energías ya sean positivas o negativas del alma humana. Existen protectores de envidia desde tiempos inmemoriales como el ojo de Casiopea, o el ojo de Horus, porque desde que el mundo es mundo han existido Caín y Abel, blanco y negro, luz y sombra, amor y oscuridad.

7 Lee mas

Imágenes en el ojo llameante

Imágenes en el ojo llameante

El viento teje nuestro sueiios del otro lado de la noche, Desierto aqutl donde siempre me pierdo, remontando La luz d e un espejismo, bajo ese ardor de sal y desconsuelo.. AGn me duele a[r]

35 Lee mas

Embriologia Ojo

Embriologia Ojo

El coloboma aparece como consecuencia de la falla en la degeneraci ón de la cisura coroidea, se aprecia como una abertura que va desde la pupila hasta el borde del iris (a manera de orificio de cerradura), clásicamente este orificio se presenta en direcc ión a las 5:00 en punto en el ojo derecho y a las 7:00 en punto en el izquierdo.

16 Lee mas

El Tercer Ojo

El Tercer Ojo

Cuando éstas terminaban salía en procesión dando la vuelta por el Barkhor, la carretera circular que rodeaba el Jo-kang y a la mansión del Consejo, dando la vuelta a la plaza del mercado, circuito que terminaba entre los grandes edificios comerciales. Entonces empezaban las diversiones. Los dioses estaban ya aplacados con las funciones religiosas y la gente podía divertirse a sus anchas. Se hacían gigantescas armazones —de diez a quince metros de altura— que sostenían unas imágenes hechas con manteca de color. Algunas de estas figuras tenían bajorrelieves que representaban diversas escenas de nuestros Libros sagrados. El Dalai Lama daba unas vueltas en torno a ellas para verlas bien. Los monasterios que modelaban las figuras más atractivas se llevaban el título de los mejores escultores en man teca del año. A nosotros los de Chakpori no nos interesaban en absoluto estas carnavaladas. Nos parecían infantiles. Tampoco nos interesaban las carreras de caballos sin jinete que se celebraban en la llanura de Lhasa. En cambio, nos gustaban las figuras gigantescas que representaban a ciertos personajes de nuestras leyendas. El cuerpo de estos gigantes se construía con una ligera armazón de madera a la que se fijaba una enorme cabeza muy realista. Por detrás de cada ojo llevaba encendida una lamparilla cuya luz vacilante producía la impresión de que los ojos se movían. Un monje hercúleo iba montado en altísimos zancos dentro de la armazón y la hacía andar. A estos monjes les solían ocurrir toda clase de accidentes. A veces metían un zanco en un boquete, o se resbalaban, y tampoco era raro que se soltara una de las lámparas y ardiese toda la figura.
Mostrar más

81 Lee mas

sangre

sangre

en su citoplasma; linfocitos, monocitos y macrófagos.. Quimiotaxis: es la capacidad o sensibilidad química que les permite reconocer y detectar la presencia de toxinas emit[r]

30 Lee mas

Análisis de Diagramas de Ojo

Análisis de Diagramas de Ojo

Se ha expuesto un resumen de un trabajo realizado con el fin de estudiar los diagramas de ojos, analizando los aspectos importantes en los enlaces digitales de comunicaciones. El Diagrama de Ojo es una herramienta muy poderosa en el análisis de los sistemas de comunicación y puede entregar información, que de otra forma sería imposible o muy difícil de obtener. Por esta y muchas razones, cada día se utiliza más, sobre todo en las Telecomunicaciones, dónde se ha convertido en una herramienta de apoyo fundamental.

20 Lee mas

Sx de ojo Rojo

Sx de ojo Rojo

Entre ellas, las glándulas pilosebáceas de Zeiss que acompañan a las pestañas y las glándulas de Moll que son sudoríparas y se encuentran adyacentes a las pestañas. Estos dos tipos de [r]

102 Lee mas

El ojo que piensa

El ojo que piensa

se escapen del contorno para promover otras producciones, otras conexiones, otra intensidad creativa. La intensidad hace va- riar, mutar funciones y regularida- des para afectar luego todo el or- denamiento corporal. Por el con- trario, estaremos ante un rostro reflexivo o reflejante, cuando los rasgos permanezcan agrupados bajo la denominación de un pen- samiento fijo o terrible, inmuta- ble y sin devenir. Pero el rostro reflejante no se contenta con pensar en algo. La relación entre un rostro y aquello en lo que él piensa es a menudo arbitraria; habría que ir al encuentro de un nexo asociativo entre el rostro y el pensamiento cada vez. También un rostro puede enlazar- se con un paisaje: el tema del paisaje-rostro trazado por J.L.Go- dard: “Un paisaje es un estado del alma”. Fisonomía del paisaje, expresividad interna del paisaje: sus arrugas, sus muecas. A lo que J. Aumont completa la repre- sentación de lo que alcanzaría ser paisaje siguiendo este trazo: “Su cine es un ar te del paisaje, no del espacio. Por otra par te, el paisaje no es el espacio, sino una cualidad del mismo. El paisa- je es calificable, no cuantificable; no tiene que ver con la medida si- no con el sentimiento. Mostrar o dejar ver: el eterno dilema del ci- ne” 5 . Hay “un paisaje” en la se- cuencia que formula Trapero que muestra y deja ver su universo, su urbanidad, su principio irracional. Una cámara en contrapicado per- mite ver el cielo, un “ojo de vol- cán” desde cuyo encuadre surgen brazos y manos que empuñan y disparan a mansalva. Hay un per- sonaje que se desprende del gru- po, se abre paso entre las detona- ciones de las armas. La cámara en mano lo persigue; cuando él se
Mostrar más

5 Lee mas

El ojo una ventana al cerebro

El ojo una ventana al cerebro

si la investigación ocular podría ser útil para la investigación del cerebro y el diagnóstico de sus enfermedades. La retina está compuesta por capas de neuronas especializadas que están interconectadas a través de las sinapsis. La luz que entra en el ojo es capturada por las células fotorreceptoras en la capa más externa de la retina, lo que inicia una cascada de señales neuronales que finalmente llegan a las CGR, cuyos axones forman el nervio óptico (NO). Estos axones se extienden hasta el núcleo geniculado lateral (NGL) del tálamo y al colículo superior (CS) en el cerebro medio, cuya información se transmite hacia centros de procesamiento visual más especializados que nos permiten percibir una imagen de nuestro mundo.
Mostrar más

25 Lee mas

ÓPTICA EL OJO HUMANO

ÓPTICA EL OJO HUMANO

La hipermetropía se corrige con lentes convergentes, que aumentan la convergencia natural del ojo, logrando que la imagen se forme en la retina. El tratamiento quirúrgico consiste en modificar la curvatura de la córnea mediante láser o en el implante de una lente intraocular que corrija el defecto de convergencia del cristalino.

5 Lee mas

Conociendo el ojo seco

Conociendo el ojo seco

uso de esteroides tópicos puede traer beneficios en QCS leve a moderada. Se han hecho estudios con metilprednisolona, sobre los beneficios en esta patología. Sin embargo, hay que ser cuidadosos y monitorear los efectos adversos que estos puedan producir en el ojo, como aumento de presión intraocular, propensión a infecciones, entre otros. 8 El

6 Lee mas

Show all 2599 documents...