ser para la muerte

Top PDF ser para la muerte:

El duelo ante la muerte de un ser querido

El duelo ante la muerte de un ser querido

Reflexionemos también que hay gran esperanza que la muerte sea un bien, pues la muerte es una de estas dos cosas: ...o bien no es nada, no tiene sensación de nada, o bien, según se dice, es una transformación, un cambio de morada para el alma... Si es una ausencia de sensación es como una noche que se duerme y se descansa sin soñar...sería una ganancia maravillosa... Si la muerte fuera como emigrar de aquí a otro lugar y es verdad que están todos los que han muerto, ¿Qué bien habría mayor que este, jueces?...sería el colmo de la felicidad"... Les pido una sola cosa (a los jueces y a los acusadores): Cuando mis hijos sean mayores, Atenienses, castigadlos...si os parece que se preocupan por el dinero u otra cosa que no sea la virtud y si creen que son algo sin serlo" (el auto engaño)... Reprochadle como yo a vosotros, que no se preocupen de lo que es necesario y que creen ser algo sin ser dignos de nada... En fin...ya es hora de marcharnos. Yo a morir y vosotros a vivir. Quién de nosotros se dirige a una situación mejor es algo oculto para todos." 19
Mostrar más

66 Lee mas

Cómo ayudar a una persona con síndrome de Down a afrontar la enfermedad terminal y la muerte de un ser querido

Cómo ayudar a una persona con síndrome de Down a afrontar la enfermedad terminal y la muerte de un ser querido

• No existen plazos para el duelo. Su proceso es un roller coaster en que unos días son mejores que otros. El objetivo es alcanzar ese equilibrio entre la pena y la tristeza y el seguir adelante cada día. Ayúdeles a mante- ner esas rutinas habituales que les hacen sentirse seguros. No es una falta de respeto volver a la escuela o al trabajo poco después de la muerte del ser querido, porque con fre- cuencia el personal de esos lugares es su mejor apoyo, y reconforta volver a esos ambientes en donde pueden recibir grandes ayudas.

6 Lee mas

La muerte de un ser querido: validez y confiabilidad de una medida de regulacin emocional

La muerte de un ser querido: validez y confiabilidad de una medida de regulacin emocional

Por su parte, Lindemann (1944) muestra que inclusive cuando la muerte era esperada, surge el shock como primera reacción, y luego el entumecimiento y la incredulidad. Eventual- mente, el shock se convierte en un sentimiento intenso de pérdida y pena, y se tienen ilusio- nes sobre la posibilidad de que el ser querido siga vivo. Este autor concibe el duelo agudo como un síndrome que se caracteriza por los siguientes síntomas: malestar somático (sínto- mas respiratorios, debilidad y síntomas diges- tivos), preocupación por la imagen del difunto, culpa, reacciones hostiles y desestructuración de la conducta, que pueden acompañarse de la aparición de rasgos del muerto en el compor- tamiento del doliente. Finalmente, desde este mismo enfoque, Fenichel (1992) señala que el duelo implica la introyección ambivalente y la culpa a partir de una relación amor-odio con el objeto perdido, lo que provoca culpa persisten- te y dificulta la resolución del duelo, generando un cuadro melancólico.
Mostrar más

13 Lee mas

Ser hasta la muerte: notas in memoriam de Paul Ricoeur (1913-2005)

Ser hasta la muerte: notas in memoriam de Paul Ricoeur (1913-2005)

El siglo pasado, desde el punto de vista filosófico, estuvo fascinado por el enigma del tiempo; por el descubrimiento de la existencia como temporalidad. El hombre existe como temporalidad, en cuanto no es una substancia cerrada en sí, sino un ser por anticipado, un pre-ser-se, un pro-yecto. Existir no es otra cosa que trascender. Pero esta trascendencia no es ilimitada, está contenida en los límites temporales que van desde el comienzo de su ser en el mundo hasta la muerte. Por eso, para aprehender la vida, siempre inacabada, como totalidad, es menester plantarse en la actitud de un correr por anticipado hacia la muerte. Heidegger acuñó la expresión Sein zum Tode, que se traduce por lo general como ser para la muerte. Paul Ricoeur prefiere reflexionar sobre los extremos irrecuperables: el nacimiento y la muerte para lograr un acercamiento concreto - como diría su maestro Gabriel Marcel- al ser del hombre. Según Ricoeur, Heidegger se planta demasiado abruptamente en la existencia; en cambio, dice, el descubrimiento de nuestro ser requiere el largo rodeo de los símbolos, las instituciones, la memoria…. Aun la muerte no es entendida como un suceso exterior. El morir permanece interno a la vida. Antes que “ser para la muerte”, como en el filósofo alemán, Ricoeur dice: “ser hasta la muerte” (l’être jusqu’à la mort), desear permanecer vivo hasta la muerte; 1 hay que pensar
Mostrar más

4 Lee mas

Cuando muere un ser amado Cómo comprender y afrontar el duelo por muerte Reseña

Cuando muere un ser amado Cómo comprender y afrontar el duelo por muerte Reseña

Desde el ámbito académico, una de las principales fortalezas del libro es ser producto de la investigación titulada “Orientación grupal a cónyuges sobrevivientes que tienen hijos en proceso de duelo”, realizada en el año 1993, en compañía de la profesora Alicia Tenorio. En esa ocasión, se trabajó con diez amas de casa entre los 25 y 40 años, residentes de barrios en estratos 2 y 3 de Cali, quienes tenían relaciones en convivencia con una duración de entre 2 y 18 años, y que cursaban su duelo por la muerte de sus esposos, ocasionadas de manera violenta en el 80% de los casos, dejando un total de 23 niños y adolescentes huérfanos.
Mostrar más

6 Lee mas

10 señales seguras que anuncian la muerte

10 señales seguras que anuncian la muerte

Esta entrada es por lo tanto para procurar un poco de paz en un momento tan lleno de dolor. Para que cuando esto suceda, te puedo decir por experiencia que es mucho mejor conocer los gestos que te permitan controlar mejor la agitación y el terrible dolor que puedes llegar a sentir justo cuando muere un ser querido.

6 Lee mas

LA INCERTIDUMBRE DEL FIN DE LA VIDA Juan Carlos Granja Mesa Escrito final – Antropología del Miedo Pontificia Universidad Javeriana Resumen

LA INCERTIDUMBRE DEL FIN DE LA VIDA Juan Carlos Granja Mesa Escrito final – Antropología del Miedo Pontificia Universidad Javeriana Resumen

Como lo menciona Marcel (1971), Heidegger dará la definición de términos con una idea general que nos enfoca mas a la muerte cuando dice: “la cotidianeidad es el ser entre el nacimiento y la muerte, y si la muerte determina el ser del Dasein y si el poder se contribuye a construir su esencia, entonces es preciso que el Dasein en cuanto que puede ser de alguna manera no lo sea todavía (de un modo definitivo). El ente para quien la existencia constituye su esencia se opone por naturaleza a una posible captación de sí misma como ganzes seiendes, como siendo pleno o en su plenitud” (p, 159). Como análisis de la cita anterior se puede decir que Heidegger busca la finalidad del ser-en-el-mundo, en la muerte, donde se entiende que él maneja una idea del ser existencialista que crea el significado y la esencia de la vida desde la propia autogestión.
Mostrar más

12 Lee mas

1. Saludos y agradecimientos. 2. Fuentes y libro (Instituto Gallup: 5.000.000 USA) 3. La muerte no existe, es un imposible, un fantasma de la imaginación humana. Lo que llamas muerte no es sino una puerta que se abre para pasar de una habitación a otro de

1. Saludos y agradecimientos. 2. Fuentes y libro (Instituto Gallup: 5.000.000 USA) 3. La muerte no existe, es un imposible, un fantasma de la imaginación humana. Lo que llamas muerte no es sino una puerta que se abre para pasar de una habitación a otro de

+Lo primero que se experiencia es una situación de gran desconcierto, confusión y turbación. Sin embargo, estas sensaciones van poco a poco diluyéndose para ser sustituidas por el deseo del fallecido de relacionarse con el mundo físico al que ya no pertenece, pero en el que consciencialmente quiere seguir estando y actuando. Es así, alentado por este deseo, como va adquiriendo una serie de “habilidades” para, desde el tránsito, incidir e intervenir en el plano material: mover objetos, esconder cosas, apagar y encender luces, provocar ruidos, interferir de maneras diversas en personas y un largo etcétera de situaciones y fenómenos que hoy se suelen englobar en el ámbito de la parapsicología. Numerosas historias de fantasmas, aparecidos e, incluso, posesiones, tienen también que ver con esto. (Nota importante: El contacto desde el más allá con los seres humanos y el mundo material también puede darse en desencarnados que no están en el purgatorio, es decir, que se han percatado de su muerte física, la han aceptado en consciencia y han entrado en el “plano de luz”. En este caso, el Amor -no la densidad consciencial, el apego, el sufrimiento…- es lo que motiva estas conexiones desde el más allá.).
Mostrar más

5 Lee mas

Revista Calavera

Revista Calavera

¿Cómo será mi muerte? No importa. Aunque no puedo negar que siempre pienso en ella. Cada segundo está presente en mi cabeza y siempre he creído que moriré en un accidente automovilístico. Pero también, que me caeré en la ducha, me abriré la cabeza o me ahogaré con un pedazo de carne. Estas cosas que pueden ser absurdas, pero ni siquiera logro olvidar cuando duermo; es un tormento. Me levanto y, tan solo con sentir que Josemaría respira, el alma vuelve a mí. Pienso en mi muerte, mas no me preocupa. Es él quien me mantiene viva mientras esté segura de que sueña.
Mostrar más

86 Lee mas

Cultura y rito de despedida  Una aproximación al concepto de piedad en la ‘Antígona’ de Sófocles

Cultura y rito de despedida Una aproximación al concepto de piedad en la ‘Antígona’ de Sófocles

6. “El funeral –escribe Redfield– es la única ceremonia del ciclo de la vida en que la figura central ya no está presente. De ahí la pregunta: ¿Acaso está en otro sitio? Si el muerto sobrevive como persona o potencia, estaríamos obligados con él o tendríamos que tratar con él; si está verdaderamente muerto, no se puede hacer nada por él ni nada se puede esperar de él. En el primer caso, el funeral puede servir para asegurarle al muerto una vida feliz después de la muerte, para protegernos de su venganza o ganarnos su protección; en el segundo caso, el funeral es cosa de los vivos y reforma nuestras relaciones entre nosotros. El funeral, pues, tiende a ser un ritual o una ceremonia según la concepción cultural que se tenga de la muerte”. Redfield sostiene que en el caso de Héctor se trata de una ceremonia y no de un rito: de una ceremonia de despedida en la que el muerto parte y los vivos le conceden permiso para partir: “Puesto que en la comunidad estamos unidos unos a otros –sobre todo los que están ligados por el amor o por el parentesco–, esta despedida separa al doliente, que al despedirse del difunto se despide también de una parte de sí mismo (…). La pira funeraria cauteriza y cura esta herida. Al mismo tiempo, mediante el duelo y el monumento conmemorativo, el tejido social se reconstruye de una nueva forma que tiene en cuenta la ausencia de este miembro. En el funeral, la comunidad actúa en su propio provecho, afirmando su continuidad a pesar de las fuerzas disolventes que la atacan. Mediante el funeral, la comunidad se purifica a sí misma” (Redfield 1992: 324-326).
Mostrar más

14 Lee mas

Políticas de prevención contra el delito de asesinato en el Ecuador.

Políticas de prevención contra el delito de asesinato en el Ecuador.

tit. XXII, ley 3ª), conteniendo también este cuerpo legal como homicidios agravados el cometido por precio, el crimen sicariorum del derecho romano, y el realizado mediante veneno, en cuyo precepto notase el influjo de la Lex Cornelia (Part. VII, tit. VIII, ley 7ª). La Novísima Recopilación (Libro XII, tit. XXI, leyes 2ª, 3ª,8ª y 10) apreció diversas clases de homicidios agravados: el realizado mediante traición o aleve, mediante quebrantamiento de tregua y seguro, el cometido por medio de asechanzas, el ejecutado con previo concierto y el realizado por medio de incendio. En el Código Penal de 1822 volvió a emplearse la expresión “asesinato” pero con mayor amplitud que en las Partidas, su elemento fundamental era la muerte intencionada y premeditada a la que se adjuntaba la concurrencia de alguna otra circunstancia, como ejecutar el hecho por dones o promesas, realizarlo por medio de asechanza, o con alevosía a traición y sobre seguro, mediante veneno o explosión, con tormentos o actos de crueldad o con el fin de cometer otro delito, la pena imponible era siempre la de muerte (artículo 609). Gran número de estas circunstancias cualificativas, pasaron al Código de 1848 constituyendo homicidios agravados, pues esta ley no empleó la expresión asesinato, que volvió a ser usada en los Códigos de 1870 y 1928, en los cuales la regulación de esta materia, especialmente en aquel, es idéntica, salvo en la penalidad, a la del código de 1932 y a la del vigente.”
Mostrar más

73 Lee mas

Como y para que ser Alquimista

Como y para que ser Alquimista

Una leyenda china cuenta del sabio alquimista Hujumsin, elevado a la categoría de dios tras su muerte, que habiendo matado a un dragón horrible que asolaba el país, ató el monstruo a una columna. Es exactamente lo que hizo Jasón en el bosque de Etes, y Cydiani en su narración alegórica de “Hermes Develado”. La verdad es siempre semejante así misma que se expresa con la ayuda de medios y ficciones análogas. Siempre es un dragón el encargado de la custodia de los tesoros. Vela por las manzanas de oro de las Hespérides y por el Vellocino suspendido de la Cólquida. Los Filósofos (alquimistas) lo han pintado con la imagen del dragón negro cubierto de escamas rojas, al que los chinos llaman lung.
Mostrar más

157 Lee mas

La categoría del poder en la poética de Gabriel García Márquez

La categoría del poder en la poética de Gabriel García Márquez

o son muchos los escritores que con tamaña insistencia hayan reflexionado tanto sobre el tema del poder como el Nóbel colombiano. «En el principio era el Verbo», mas en la poética de nuestro «Cuentero» priorizaba la imagen. La suya era una imagen doble por excelencia: sea la de la muerte (una constante suya) que siempre tenía que ser doble para ser una muerte de verdad; sea la del amor, que también necesitaba ser como duplicada , repetida para ser legalizada (tal y cómo sucedió en su propia vida); y, por supuesto, la del poder: un fenómeno que lo atrajo durante toda su vida empezando des- de la infancia y en donde reunió todas sus imágenes.
Mostrar más

7 Lee mas

Ser Creíbles para generar Confianza

Ser Creíbles para generar Confianza

La evaluación del “carácter” de una persona se basa en los dos primeros núcleos: evaluaciones de la intención y la integridad. Cuando usted cree que la intención de alguien es buena, y sus acciones son coherentes con esa intención (integridad), se determina que es una persona de buen carácter y se inclina a confiar en ellos. Pero la intención es una cosa muy difícil de evaluar, especialmente cuando no se cuenta con historia o experiencias vividas con la persona, por lo que en la mayoría de las nuevas situaciones, inferimos o interpretamos las intenciones con una compleja combinación de hechos, palabras y observaciones procesados a través de nuestros prejuicios, las circunstancias de la situación y las hipótesis, con lo cual está lejos de ser un análisis científico y predominantemente subjetivo e inconsciente.
Mostrar más

6 Lee mas

Show all 10000 documents...