SEXUALIDAD - ESTADO

Top PDF SEXUALIDAD - ESTADO:

Metamorfosis sexuales en la adolescencia: familia, escuela y sociedad en la construcción de la subjetividad.

Metamorfosis sexuales en la adolescencia: familia, escuela y sociedad en la construcción de la subjetividad.

La presente investigación aborda una de las transformaciones más complejas del desarrollo humano: la sexualidad, su elaboración y resignificación en el proceso de subjetivación del adolescente que conduce a la instalación de la genitalidad. El planteamiento de este estudio se desprende del enfoque psicoanalítico. Desde hace tiempo, la adolescencia se ha relacionado con diversos problemas psicosociales y psicosexuales, como adicciones y sexting; esto se debe a que se presentan dificultades en el proceso de elaboración que permita al adolescente reestructurar sus modos de acceso al placer de manera que no resulten perjudiciales para ellos mismos ni para los demás. En esta investigación, se establecen las pautas y herramientas que los adolescentes incorporan durante su proceso de elaboración a través de los contextos: familiar, educativo y social. Se presenta el análisis de tres grupos focales realizados en tres preparatorias de los municipios de Atotonilco de Tula y Tula de Allende en el Estado de Hidalgo, con adolescentes hombres y mujeres de 15 a 18 años. En general, los adolescentes refieren que, en los distintos contextos en que se encuentran, reciben información acerca de los cambios de la adolescencia, pero no la oportunidad de expresar sus dudas y preocupaciones personales, lo cual es necesario para llevar a cabo un verdadero trabajo de elaboración. Para los hombres la relación con sus amigos y de la información que ofrece las tecnologías de la comunicación y la información tienen mayor relevancia; mientras que para las mujeres, los valores familiares y de su red de amigos son más importantes.
Mostrar más

101 Lee mas

Vivencias de los pacientes en situación paliativa entorno a su sexualidad

Vivencias de los pacientes en situación paliativa entorno a su sexualidad

Por otra parte, una mala comunicación sobre sexualidad en la pareja puede conllevar problemas muy graves de soledad, incomprensión, deseo insatisfecho e incluso de desapego. Como cita Toombs: “Sabes que mi esposa solía besarme en los labios, luego en la frente, posteriormente una palmadita en el hombro y finamente meneó los dedos de los pies”. Esta desconexión de la pareja es causa de una mala comunicación de las afecciones sexuales y de lo que se ha podido ver alterado durante la estancia hospitalaria y el estado del paciente en el domicilio. Los enfermeros deberían comunicarse con el paciente y su familia abordando así estas situaciones con normalidad (8).
Mostrar más

36 Lee mas

Necesidades de formación en sexualidad en la población adolescente de la provincia de Málaga

Necesidades de formación en sexualidad en la población adolescente de la provincia de Málaga

En primer lugar vamos a conceptualizar la sexualidad, puesto que se concibe como el constructo base en el que se sustentan los modelos de educación sexual. El concepto de sexualidad es un constructo difícil de aprehender, puesto que lo único que nos viene impuesto biológicamente es la realidad corporal. A su vez ésta será modulada por la cultura, significando dicha realidad entenderse como hombre o mujer (sexo), y posteriormente en base a los procesos de sociabilización, como «masculino» o «femenino» (género). Este proceso de identificación se realiza inconscientemente, además, bajo la legitimidad de la sociedad en la que haya nacido esa persona presentando las diferencias entre «normal/natural» y «anormal/contranatural». En la mayoría de las sociedades, es admitido, exclusivamente, la diferenciación de dos sexos-dos géneros, y una orientación heterosexual (Lameiras & Carrera, 2009). A pesar de ser la norma, en las últimas décadas, y tras muchos esfuerzos, se va consiguiendo que al menos en las sociedades occidentales esta representación normativa vaya cambiando y abriéndose. En esta concepción, se puede decir, que la sexualidad es un fenómeno cultural, que ha estado presente en todos los tiempos y grupos humanos, y que es actualmente cuando toma mayor visibilidad en las culturas más avanzadas (Ayuso & García, 2014). Por ello, la sexualidad se convierte en un concepto que necesita seguir evolucionando y ser trabajado, en el afán por recuperar su dignidad como parte imprescindible y presente de las personas, dejando de ser un simple atributo impuesto y un bien consumible, para convertirse en una cualidad gozada por todos y todas (Amezúa, 1999; Arnaiz, 2002; Malón, 2004). Con esta idea se intenta resaltar el hecho de que no tenemos una sexualidad, sino que somos «seres sexuados», entendiendo por esto, que no estamos limitados a unas características dadas. Más bien al contrario, que somos seres con capacidad de sentir, gozar, expresar y comunicarnos a través del cuerpo. Bajo éstas directrices se justifica la necesidad de una adecuada educación sexual, como se viene perfilando desde hace tiempo (Carrera et al., 2013; Heras, Lara, y Fernández-Hawrylak, 2016; Lameiras, Carrera, Núñez, & Rodríguez, 2006).
Mostrar más

330 Lee mas

SEXUALIDAD EN LA MENOPAUSIA

SEXUALIDAD EN LA MENOPAUSIA

El célebre Informe Hite señala el descubrimiento de la potencia sexual de algunas mujeres durante el climaterio. Especialmente si pueden dedicarle a su placer atención, tiempo, alegría y diversión. Según las estadísticas, la mitad de las mujeres de 65 años -- y el 93 % de los hombres-- afirman alcanzar el orgasmo con gran frecuencia. Las mujeres que pueden acceder a un compañero interesado e interesante, que están en un medio que acepta la continuidad de la sexualidad después de la menopausia, que reconoce la sexualidad para el placer, pueden mantener niveles normales de deseo sexual, placer erótico y orgasmo pleno.
Mostrar más

6 Lee mas

Pedagogía de la sexualidad

Pedagogía de la sexualidad

El presente ensayo plantea la necesidad imperiosa de consolidar la educación venezolana como el principal mecanismo de cambio y transformación para hacer frente a las desviaciones éticas y so- ciales que enfrenta nuestro país en la actualidad; a través de una concepción epistemológica de la decolonialidad y una pedagogía liberadora latinoamericana. Se aborda particularmente el caso de la sexualidad como factor bajo el cual subyacen una gran cantidad de problemáticas sociales y que amerita necesariamente un abordaje integral que trascienda la visión simplista enfocada en la función biológica por su concepción como elemento fundamental de la integralidad del ser; así como la su- peración de una pedagogía transmisiva-orientadora por una reflexiva, corresponsable y participativa que permita la construcción por parte del adolescente de teorías y metodologías de abordaje en la construcción de su propio conocimiento.
Mostrar más

9 Lee mas

Bioética y sexualidad

Bioética y sexualidad

Para la salud pública es prioritario reconocer aquellos aspectos de la sexualidad humana que se relacionan con su quehacer preventivo y promocional, un tema que puede ser especialmente sensible por enfrentar la intimidad sexual que es dominio privado de los individuos, con políticas públicas que, en forma legítima o no, dictaminan intervenciones y regulaciones de lo sexual. ¿Es legítima una biopolítica de la sexualidad? Y, en caso afirmativo, ¿cómo determinar los límites de las políticas públicas respectivas? La salud pública no puede servir de agente regulador de la moralidad. Su función tampoco reside en apoyar la sanción jurídica de prácticas sexuales solo porque la sociedad, o un segmento significativo de ella, las mira con desconfianza o disgusto. Su tarea se circunscribe a regular prácticas sexuales en la medida que con ello previene enfermedades. Ya la promoción de salud sexual entra en un terreno demasiado polémico y cargado de valores diversos para ser abordado en forma ecuánime por un organismo gubernamental. La otra cara de la moneda es que la salud pública debe oponerse a biopolíticas que coarten la libertad cívica y la autonomía de las personas, a menos que ello sea demostradamente necesario para salvaguardar a los ciudadanos de agresiones patológicas.
Mostrar más

16 Lee mas

Maricas trans

A propósito de la sexualidad

El insulto significa: no te considero un hombre y te desprecio por no seguir la norma”. Lo que viene a significar “sucio traidor”. Porque para la mayoría de nosotros. Ser marica es más bien un asunto sobre el culo: es una cuestión en relación a la masculinidad, la nuestra y la del resto, de maneras de interactuar con los hombres, con las mujeres, de cómo construimos nuestra sociabilidad y nuestra afectividad. Lo que se puede tener en común es el rechazo a reducir el hecho de ser marica a un asunto de sexualidad. Es reconocer que tenemos un problema con el sistema de género y su binarismo. Es reconocer a nuestro enemigo común y plantarle cara juntos.
Mostrar más

24 Lee mas

Destruir la sexualidad

Destruir la sexualidad

5 algo que podría echar abajo las condiciones de encierro de la gente dentro de cualquier estructura; queremos destruirla, deshacernos de ella porque en el análisis final ésta funciona como una infinitamente repetitiva máquina de castración orientada a reproducir en todas partes y sobre todas las personas la incuestionable obediencia de un esclavo. La “sexualidad” es simple y llanamente como un monstruo en tanto que “permite” del mismo modo que restringe; evidentemente, “liberaliza” las costumbres sexuales y el alcance del “erotismo” mediante la advertencia a toda vida social estructurada y controlada por los gerifaltes del capitalismo avanzado, no haciendo más que incrementar la eficiencia de la función “oficial” reproductiva de la lívido. Más que reducir el descontento sexual, esas prácticas precisamente extienden el ámbito de la frustración y la “escasez” que facilita la transformación del deseo en un consumismo compulsivo y asegura la “creación de demanda”, el manejo del poder tras la cara bonita del capitalismo. No hay diferencia fundamental entre la “inmaculada concepción” y la publicidad orientada a la prostitución, entre el deber conyugal y la “liberal” promiscuidad de la burguesía: la progresión del capitalismo queda intacta. Se aplican las mismas restricciones. La misma división del cuerpo como continua e incesante fuente de deseo.
Mostrar más

8 Lee mas

Cuerpo y sexualidad

Cuerpo y sexualidad

Sin duda, creo en la educación como principal instrumento para transmitir y expandir los conocimientos que no se conocen sobre estos temas. Sostengo que si se trabajaran, no existirían grandes dificultades para concienciar a la población y eliminar tabúes acerca de la sexualidad. Pero pienso que el problema se encuentra bajo políticas conservadoras que impiden una difusión de dichos conocimientos, o no los consideran suficientemente importantes para nuestro desarrollo. Y por supuesto, confío en la labor de un profesional de la educación social para realizar dichas tareas. Porque ésta información está dirigida a toda la población, y el educador social está preparado para trabajar con todo tipo de personas y en cualquier contexto.
Mostrar más

52 Lee mas

La sexualidad en adolescentes

La sexualidad en adolescentes

Situaciones percibidas a través de la vivencia de sus compañe- ras o de las mujeres de la familia, les permite establecer estas conductas que asumen como patrones sociales y culturales ante el ejercicio de la sexualidad femenina. Una gran parte de la población estudiantil es producto de familias disfuncionales, donde existen dobles discursos en el ámbito familiar, crisis social en los valores universales, conductas tendientes al consumismo y a la política de lo desechable donde se incluyen las relaciones interpersonales y el afecto. 20

8 Lee mas

Factores que influyen en el desarrollo de la sexualidad de los adolescentes

Factores que influyen en el desarrollo de la sexualidad de los adolescentes

sociedades posmodernas que junto al deseo actual de explorar lo sexual en alta definición, han hermoseado una masificación de la imagen como opción poderosa de trasmitir ideas, información y concepciones, llevándolos a la obscenidad de lo visible, coexistiendo con esta idea, de tornar todo lo personal en público, una forma de exhibir tanto a hombres como a mujeres a una desgaste de la intimidad, ya que ellos mismos se transfiguran en imágenes tergiversadas de sí mismos y por lo tanto, la desvalorización de lo privado podría ser uno de los efectos de la virtualidad . Por consiguiente podemos inferir entonces que la sexualidad en los adolescentes toma un punto de quiebre con respecto al entorno en que hoy todos se basan para moldear su identidad influenciados fuertemente por las plataformas virtuales provocando estas una desvalorización y tergiversación de la percepción sana y adecuada de la sexualidad y sus componente en el desarrollo psicológico y biológico del ser humano.
Mostrar más

66 Lee mas

Para una sociologa de la sexualidad

Para una sociologa de la sexualidad

La Sociología deja la sexualidad en manos del psicoanálisis y de la medicina, primero, y de la sexología, después. La Sociología de la Sexualidad comparte objeto de estudio con otras especia- lizaciones de la disciplina como la Sociología de la Familia o la Sociología del Género. El objeto de estudio de la Sociología de la Sexualidad es el sexo: el sexo en tanto que actividad social. Se ocupa de definir qué es sexo y qué no lo es, describe qué espacios y tiempos tiene adjudicados, qué actores lo ejecutan y cuáles no, de qué modo lo hacen, y las razones y consecuencias sociales de todo ello. En este artículo se define el marco sociohistórico que deben tener en cuenta futuras investigaciones sociológicas sobre sexualidad, revisando los distintos modos mediante los cuales Occidente organiza el control social de la actividad sexual.
Mostrar más

17 Lee mas

Sexualidad en la Primaria.pdf

Sexualidad en la Primaria.pdf

personal viva su sexualidad de forma sana, feliz y responsable. La O.M.S. la define como “la integración de los as - pectos somáticos, intelectuales, afecti- vos y sociales del ser sexual, realiza- do según una serie de modalidades en las que se valoricen la personalidad, la comunidad y el amor.

7 Lee mas

La sexualidad en las plantas

La sexualidad en las plantas

La persistencia de las especies vegetales en el tiempo, se logra a través del paso de los genes de una generación a otra. Esto se alcanza tanto a través de la propagación asexual como de la reproducción sexual. La primera conduce a la formación de clones con individuos genéticamente idénticos, lo que podría llevar a la reducción de la variabilidad genética poblacional. La reproducción sexual, por su parte, aunque resulta ser costosa para los individuos, permite incrementar la variabilidad dentro de las especies y con ello se favorece su ajuste a los ambientes siempre cambiantes. Esta reproducción requiere de la formación de estructuras especializadas o flores, las cuales estimulan el encuentro de los gametos. En muchas especies, el traslado de los granos de polen se realiza con la ayuda de vectores biológicos, como lo son diversas especies de insectos, aves y murciélagos. La sexualidad en las plantas es muy versátil, y va desde especies con individuos que poseen flores de un solo sexo, hasta especies que poseen flores completas o hermafroditas en cada uno de sus individuos. Este trabajo presenta un acercamiento al interesante mundo de las flores y de las estrategias que en ellas se han desarrollado para favorecer la cruza entre gametos producidos por distintos individuos y evitar la autocruza entre gametos de una misma flor o de flores de un mismo individuo, lo cual podría disminuir tanto la de adecuación individual como la de las poblaciones por problemas relacionados con la endogamia.
Mostrar más

11 Lee mas

Experiencia en educación: hablar de mi sexualidad como derecho  Prácticas artísticas desde el aula

Experiencia en educación: hablar de mi sexualidad como derecho Prácticas artísticas desde el aula

Para Nancy Fraser (2001) los DHSR son la expresión de un necesario ejercicio de la ciudadanía, en el que el objeto es garantizar la dignidad humana; en este sentido los derechos deben mitigar sino eliminar la opresión y las limitaciones de los procesos de autodesarrollo y autoconocimiento. Los DHSR son claramente derechos inalienables e inseparables de los derechos básicos y presuponen el reconocimiento de luchas historias en las que se reivindica la sexualidad, el cuerpo, el placer, lo erótico y donde se problematizan y se re-piensan los sistemas sexo/género. María Ladi Londoño (1990); plantea y construye una serie de DHSR a partir de una experiencia investigativa realizada en la ciudad de Cali, en la lucha por entender cuáles son y como comprender los derechos sexuales y reproductivos. Los aportes de Londoño son bastante interesantes para esta revisión teórica en términos en que se posiciona en Colombia y desde las teorías feministas apuestas claras por politizar los DHSR al ser nombrados pero también al entenderse como campo de acción, de exigibilidad y de empoderamiento de los mismos. A continuación se hará referencia a los DHSR que surgen de la experiencia investigativa de la autora y que parecen interesantes retomar en la práctica pedagógica por medio de talleres: • Derecho a condiciones ambientales, educacionales, nutricionales, afectivas y de salud, apropiadas para el desarrollo de la vida humana.
Mostrar más

128 Lee mas

MATRIZ PEDAGÓGICA PARA LA CONSTRUCCIÓN D

MATRIZ PEDAGÓGICA PARA LA CONSTRUCCIÓN D

Tomo decisiones cada vez más autónomas, basadas en el respeto a la dignidad humana y en la preocupación por el bien común, que parten del análisis, la argumentación y el diálogo sobre dilemas que plantea la cotidianidad frente a la sexualidad, y que propenden por estilos de vida saludable.

18 Lee mas

La prevencion de las Infecciones de Transmisin Sexual y el Virus de Inmunodeficiencia Humana, en la educacin integral de la sexualidad

La prevencion de las Infecciones de Transmisin Sexual y el Virus de Inmunodeficiencia Humana, en la educacin integral de la sexualidad

El 1ero de agosto del año 2008 en Ciudad de México, en el marco de la XVII Conferencia Internacional de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) con el objetivo de fortalecer la respuesta a la epidemia del Virus de Inmunodeficiencia Humana y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH/sida) en el contexto educativo formal y no formal, los ministros de salud y educación de América Latina y el Caribe, allí reunidos, destacan en la declaratoria, que la sexualidad es una dimensión constituyente del ser humano que se expresa durante toda la vida. En este mismo intercambio coincidieron con la necesidad de la educación integral en sexualidad desde la infancia; la cual favorece la adquisición gradual de la información y de los conocimientos necesarios para el desarrollo de las habilidades y de las actitudes apropiadas para vivir una vida plena y saludable, así como reducir riesgos en materia de salud sexual y reproductiva. 4
Mostrar más

10 Lee mas

También es sexualidad

También es sexualidad

Durante miles de años, todas las culturas han ejercido un fuerte control sobre todos los aspectos de la sexualidad, como el parto y el amamantamiento, además de la sexualidad genital. A pesar de que múltiples disciplinas científicas hacen hincapié en la importancia del período que rodea al nacimiento en el desarrollo de la capacidad de amar,

50 Lee mas

Sexualidad virtual : el juego de la sexualidad textual, de la sexualidad visual y de la sexualidad en tiempo real en, tres comunidades virtuales

Sexualidad virtual : el juego de la sexualidad textual, de la sexualidad visual y de la sexualidad en tiempo real en, tres comunidades virtuales

Así, lo primero que se debe tomar en cuenta para desentrañar de a poco cómo funciona la sexualidad visual —en las tres comunidades escogidas como estudios de caso— es que la visualidad que producen las mismas —ya se trate de fotografías o videos— no son ni un reflejo de la realidad ni tampoco son sistemas de signos carentes de relación con un contexto determinado (Burke, 2001: p. 234) sino que, por el contrario, se ubican en el espacio intermedio entre las dos posiciones polares antes mencionadas (Burke, 2001: p. 234). Esto significa que las fotografías —como tales—, deben ser analizadas e interpretadas dentro del contexto mismo de la comunidad; por tanto, dentro de su funcionamiento en procesos de interacción visual en donde los mismos usuarios de las propias comunidades sean quienes las re-signifiquen. Ahora, de las varias incursiones que he realizado en el Campo veo que existe un concepto de falso anonimato en cuanto al proceso de producción de visualidad para ser intercambiada; es decir, la sexualidad visual funciona en un doble plano de significación: por un lado, los usuarios auto-publicitan sus cuerpos o sus perfiles —al colocar imágenes de zonas genitales —para el caso bareback o el foro gay— o de elementos que puedan dar cuenta de su Yo —para el caso del foro bisexual—, es decir, se exhiben; pero, por otro, se esconden a través de varias estrategias: no presentar rostros, presentar imágenes de personajes conocidos —Coyote, gatitos, cuadros, etc.— o presentar imágenes de reconocidos actores de películas porno, como parte de sus nicks. Así, entonces, el falso anonimato se convierte en uno de los mecanismos que permite la exposición pública sin ser expuesto realmente: proceso que constituye el motor de la sexualidad virtual de las tres comunidades. Esto revela, inmediatamente, que cada uno de los usuarios —al contrario de lo que parecería en una primera incursión en el campo— trabaja a
Mostrar más

144 Lee mas

Sexualidad en la vejez

Sexualidad en la vejez

El tema que se tratará es la sexualidad en la vejez. Según el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el 18’1 % de la población española en el año 2014 son personas mayores de 65 años. Este tema agrupa a casi un quinto de toda la población española y apenas es tratado, no solo dentro del ámbito familiar, sino tampoco en el ámbito sociosanitario. Trataré de normalizar el tema y dejar a un lado tabúes. También es importante desechar la falsa idea de que los ancianos no tienen vida sexual, ni tienen necesidades, simplemente viven su sexualidad de manera diferente a épocas anteriores. El contexto de mi trabajo son los ancianos a partir de los 65 años que vivan en el contexto de nuestra sociedad, principalmente en España. En un intervalo de tiempo de 15 años, desde el 2000 al 2015.
Mostrar más

27 Lee mas

Show all 1375 documents...