Siglo IV

Top PDF Siglo IV:

La presencia de Dios en el mundo según Atanasio de Alejandría

La presencia de Dios en el mundo según Atanasio de Alejandría

En la época patrística, hay una ciudad que representa por antonoma- sia el diálogo entre mensaje bíblico y racionalidad filosófica: me refiero a Alejandría. Atanasio, obispo de esta ciudad en el siglo IV, escribió un doble tratado apologético Contra los paganos [CG] y sobre la encarnación del Verbo [DI], donde se opera una integración crítica del concepto filosó- fico de la inmanencia del principio divino en el mundo, en el marco del acontecimiento histórico de la venida del Logos divino en nuestra carne. Leamos juntos algunas páginas de esta obra famosísima.

11 Lee mas

Cerámica de cocina en los asentamientos coloniales púnicos de Mallorca

Cerámica de cocina en los asentamientos coloniales púnicos de Mallorca

Entre los ejemplares documentados fuera de las Baleares sólo nos referiremos a aquellos en que el origen ebusitano está bien garantizado. Tenemos constatada la presencia de varios ejemplares en el yacimiento catalán de S’Argilera (Baix Penedés), donde aparecen amortizados en dos silos con cerá- micas del siglo IV aC, entre ellas ánforas ebusita- nas PE-14. Ambos silos debieron quedar en desuso y amortizados hacia el 350 aC (Sanmartí, Santa- cana, Serra, 1984, lám. 2, 8; 8, 49-51, 53). La situa- c i ó n d e S ’ A r g i l e r a s e r e p i t e e n b a s t a n t e s yacimientos catalanes en los que las ánforas PE-14 están acompañadas de morteros también ebusita- nos (Sanmartí, 1991, 119-137, fig. 3, 8). Así ocurre, por ejemplo, en el poblado de la Penya del Moro (Barberá, Morral, Sanmartí, 1979, 12) donde apa- rece un ejemplar de mortero ebusitano y ánforas PE-14.

12 Lee mas

Año 476 después de Cristo: el eterno debate sobre la caída del Imperio romano y el comienzo de la Edad Media, a principios del siglo XXI

Año 476 después de Cristo: el eterno debate sobre la caída del Imperio romano y el comienzo de la Edad Media, a principios del siglo XXI

Por otra parte, no ha de extrañarnos que las fuentes contemporáneas no reflejen el estrépito de la “caída” del 476. Porque de hecho ya hacía décadas que no existía un Imperio que pudiera caer. No deja de resultar curioso que los romanos se plantearon desde siempre la idea de la decadencia de su Estado, ya desde Polibio y pasando por Tácito y Comodiano hasta los autores de la Antigüedad Tardía. Unas veces se pensaba que la pérdida de valores como la disciplina y la virtud condenaría a Roma a la extinción. En otras ocasiones se proyectaba la mirada, con alarma, más allá de las fronteras, donde vivían naciones que no habían perdido dichos valores. Cuando el cristianismo se afianzó como religión de Estado, el concepto de flagellum Dei (o azote de Dios, oportuno correctivo que marca el rectum iter hacia la Salvación) tomó cuerpo a la hora de interpretar la Historia desde la Providencia cristiana. Pero al fin y al cabo el mensaje es siempre el mismo. A fines del siglo IV Ambrosio de Milán, al documentar el impacto de los recién llegados hunos sobre los demás pueblos bárbaros del centro-este de Europa, y el consecuente “efecto-carambola” (o lo que Peter Heather llama la “conmoción exógena”), sentenciará: “… in occasu saeculi sumus ” ( Expos.In Ev.Lucae X). Pero el ocaso no llegaba. Al fin y al cabo, la mentalidad de la senectud de Roma era sólo un argumento retórico para apoyar unos propósitos de poder muchos más prácticos e inmediatos. Y, además, el Imperio romano era fuerte, bastante más que cualquiera de sus enemigos si exceptuamos el caso de la Persia sasánida . Algunos años más tarde, asistimos a la tremendista visión de Jerónimo ante el saco de Roma por Alarico (la noche del 23 al 24 de agosto de 410), que otros intelectuales contemporáneos como Agustín de Hipona ( Civ . Dei ., III, 29) u Orosio (II, 19, 12-15) compararían con el saqueo

14 Lee mas

La desaparición de los espectáculos de gladiadores en Hispania

La desaparición de los espectáculos de gladiadores en Hispania

La postura opuesta a la hipótesis de Ville es la que postula la continuidad de la gladiatura en Hispania a inicios del siglo IV basándose para ello en una libre inter- pretación de ciertos cánones pseudoiliberritanos. En 1887, Louis Duchesne conje- turó que el homicidio y el adulterio mencionados en el canon 2 -que excomulga- ba sin posibilidad de perdón a los flámines cristianos que tras su bautismo hubieran añadido el homicidio y el adulterio al pecado de la idolatría 4 - aludían a los espectá- culos del anfiteatro y del teatro, donde resultaba frecuente ver morir a hombres y contemplar escenas lujuriosas respectivamente. En este sentido cabe recordar que los flámines, los sacerdotes del culto imperial, además de ofrecer los obligados sacrifi- cios por la salud del emperador y de su familia, organizaban espectáculos en su honor, concretamente munera y ludi scaenici 5 . Duchesne continuaba su hábil argu- mentación afirmando que seguramente muchos cristianos arribistas que ejercieron el flaminado para medrar luego en la administración se hicieron sustituir durante los sacrificios, con lo que tan sólo financiaron, pero no organizaron personalmente, los espectáculos ligados al culto imperial, sobre todo los combates de gladiadores (mu- nera). Para este autor, la culpabilidad de dichos individuos era menor si sólo ofre- cían espectáculos que aquellos que además presentaban sacrificios.

21 Lee mas

21 matrimonios que hicieron historia

21 matrimonios que hicieron historia

La narración biográfica de 21 matrimonios, elegidos por el autor —a través de veinte siglos: dos del siglo IV, tres de la Edad Media, dos del Renacimiento, uno del siglo XVIII, cuatro del siglo XIX y nueve del siglo XX—, brinda un acervo histórico de los vaivenes europeos que, teniendo en común el interés del doctor Castillo por la familia, entretejen circunstancias perfectamente ubicadas no solo en lugar y tiempo, sino con un tratamiento psicológico de las diferencias perso- nales y conyugales, que nos dejan admirados por lo complicados que somos los seres humanos.

5 Lee mas

El debate sobre la esfericidad de la Tierra en época clásica

El debate sobre la esfericidad de la Tierra en época clásica

y estado confuso de los datos. Las obras de estos autores, de las que sólo co- nocemos algunos títulos, e incluso se duda de la existencia real de algunas, no se han conservado, pudiéndose afirmar que no se conserva ninguna obra de carácter puramente científica en esta temática correspondiente al periodo que va desde los inicios del siglo VI hasta la primera mitad del siglo IV a.C., con la excepción de la obras que forman parte del Corpus Hipocrático pero que versan sobre Medicina, habiendo que esperar hasta las obras de Aristóteles, las cuales, hemos de considerar como las primeras que conservamos integras que traten de éstas cuestiones.

16 Lee mas

Illich Ivan – Obras Reunidas Vol 2

Illich Ivan – Obras Reunidas Vol 2

3 Campos semánticos. Para una bibliografía crítica internacional de las monografías y los diccionarios que exploran los campos semánticos, véase H. Gipper y J. Schwartz, Bibliographis­ ches Handbuch zur Sprachinhaltsforschung. Schrifttum zur Sprachinhaltsforschung in alpaha- betischer Folge nach Verfassem, mit Besprechungen und Inhaltshinweisen, Arbeitsgemeinschaft für Forschung des Landes Nordrhein-Westfalen, Colonia, 1961. La obra sólo se completó hasta la letra L, pero dos índices temáticos de esta primera mitad existen ya. Como las palabras clave en el siglo xx revisten la apariencia de un sentido comúnmente admitido que trascien­ de cada lengua, su estudio requiere con frecuencia realizar comparaciones. Para el inglés, el instrumento principal es A Supplement to the Oxford English Dictionary, R. W. Burchfield, ed., 3 vols., Clarendon Press, Oxford, 1972, que contiene las palabras que "entraron en el lengua­ je durante el período de las entregas de la obra" [el Oxford English Dictionary, o o e d ] , es decir, de 1884 (primer fascículo de la letra A) a 1928 (último fascículo del diccionario), así como aquellos que entraron en la lengua inglesa en Gran Bretaña y el extranjero desde 1928 hasta la fecha The Shorter Oxford English Dictionary on Historical Principies, revisado y editado por C. T. Onions, tercera edición totalmente revisada, con etimologías corregidas por G. W. S. Friedrichsen y anexos revisados y corregidos, 2 vols., Clarendon Press, Oxford, 1973, presen­ ta en forma abreviada todos los elementos del o e d , incluyendo los términos (y sus acepciones) arcaicos, obsoletos, dialectales o de la lengua vulgar del pasado. Es siempre útil H. L. Menc­ ken, The American Language: An Inquiry into the Development o f English in the United States, cuarta edición y los dos suplementos actualizados y anotados por Raven I. McDavid, Jr., asis­ tido por David W. Maurer Knopf, Nueva York, 1980; de esta obra existe una edición de bolsi­ llo abreviada que consta de un solo volumen. Para el francés, Paul Robert, Dictionnaire alpha­ bétique et analogique de la langue française, Société du Nouveau Littré, París, segunda edición revisada y aumentada, 1977. El Petit Robert 1 es una excelente edición abreviada del Grand Robert de seis volúmenes. Un intento de crear un equivalente francés histórico y exhaustivo del o e d y de sus suplementos es el Trésor de la langue française. Dictionnaire de la langue du

624 Lee mas

Influencia de las tecnologías de información y comunicación (tic), en las competencias profesionales de los docentes del siglo xxi, en la facultad de ciencias sociales de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán   Huánuco 2019

Influencia de las tecnologías de información y comunicación (tic), en las competencias profesionales de los docentes del siglo xxi, en la facultad de ciencias sociales de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán Huánuco 2019

De acuerdo a los resultados obtenidos, podemos decir que Las Tecnologías de Información y Comunicación en las competencias profesionales de los docentes del siglo XXI en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán, influyen significativamente, motivo por el que casi el 100% de los docentes priorizan el uso de las TIC en sus sesiones de aprendizaje. Sin embargo, esa mayoría (70,6 %) tienen un nivel medio en cuanto al manejo de las TIC, esto debido a que los docentes no están lo suficientemente capacitados. Estos resultados fueron comparados con la investigación de Olivia Beronica Rubina Bazán, de su tesis titulada “las competencias básicas en las Tecnologías de la Información y la Comunicación en docentes de la Institución Educativa San Juan Masías, San Luis, 2015” donde hace referencia que en la dimensión del área pedagógica en cuanto a las competencias básicas en las TIC, existe una alta aplicación de las TIC para mejorar la enseñanza-aprendizaje (50% de los docentes), lo cual podemos observar que los resultados de investigación son iguales al constatar los resultados de las preguntas N° 1 y 3, donde la mayoría de los docentes priorizan el uso de las TIC en sus sesiones de aprendizaje a través del uso de diversos equipos tecnológicos como: computadoras de escritorio y portátiles, Teléfonos móviles o Smartphone, y equipos multimedia.

139 Lee mas

Poblamiento medieval en Navarra

Poblamiento medieval en Navarra

El prolongado proceso de inculturación romana alcanzó todos los rincones del ámbito ulteriormente navarro. Desde mediados del siglo I y a lo largo del siglo II d. C. se fue definiendo una forma de apropiación del espacio basado en los moldes romanos de jerarquización urbana o municipal. Los avatares políticos acontecidos desde los siglos IV y V desmantelaron los principales focos de vida ciudadana, como Pamplona, y provocaron un deslizamiento de las elites político-fundiarias hacia sus heredades rurales. A la par que emergía un tipo de economía altomedieval de cuño radicalmente señorial, la red de poblamiento rural basada en las villae se iba definiendo desde la tardoantigüedad y a través de todo el ciclo hispano-godo en la trama compacta de cuencas y valles intrapirenaicos, o lo que sería el solar originario de la monarquía pamplonesa.

30 Lee mas

Calatrava y Ciudad Real: unas notas sobre las relaciones entre la Ciudad y la Orden (siglos XIII XV)

Calatrava y Ciudad Real: unas notas sobre las relaciones entre la Ciudad y la Orden (siglos XIII XV)

El acontecimiento relacionado es un fiel exponente de que este período de tensiones va a tener como telón de fondo el problema ganadero. El asunto no hay que plantearlo como una novedad, dado que, al parecer, desde época de Alfonso el Sabio y Sancho IV la ciudad —debido sin duda a la exigüi­ dad de su alfoz— podía aprovechar pastos y aguas, así como cortar leña, en territorio de la Orden, pri­ vilegio que habían nuevamente pactado con el maestre don García López de Padilla. Bien porque los realengos se excediesen en el uso de estas concesiones, bien porque la Orden aprovechase la oportu­ nidad para ejercer de nuevo presiones, bien por motivaciones que resultan desconocidas, lo cierto es que se desencadena un período turbulento en el que Fernando IV interviene a favor de los realengos y ordena a los concejos de Córdoba y Toledo que les presten ayuda (34). No obstante la toma de pos­ tura del monarca, la Orden se resistió a aceptar los hechos. Ello motivó que en 1305 la reina doña María se dirigiese a los de Villa Real para manifestarles que podían usar libremente de todos los apro­ vechamientos de leñas, madera y carbón que solían tener en tiempos de otros maestres, de tal manera que si se lo impidiesen los de la Orden, que se lo comunicasen, puesto que ella se encargaría de en­ viar gente de guerra para su ayuda (35). Como se puede apreciar, la cuestión se plantea ya en otros tér­ minos. No desde un punto de vista meramente legal, sino desde posiciones de fuerza y amenazas de confrontación armada abierta.

26 Lee mas

La sabiduría como santidad en la leyenda tardo medieval de Catalina de Alejandría (Ms  Esc  h I 13)Wisdom as sanctity in the late Medieval legend of Catherine of Alexandria (Ms  Esc  H I 13)

La sabiduría como santidad en la leyenda tardo medieval de Catalina de Alejandría (Ms Esc h I 13)Wisdom as sanctity in the late Medieval legend of Catherine of Alexandria (Ms Esc H I 13)

esencial para la resurrección, aunando su humanidad y su divinidad en el momento de su muerte como la clave cristiana de la imitatio Christi del perío- do, por lo que no resulta extraño que constituya también el fundamento de his- torias de santidad en las cuales el martirio se concibe de manera similar como acceso a la redención, como esta passio de santa Catalina de Alejandría en la cual no solo su muerte como mártir, sino todas las que la preceden, configuran el texto a partir de la sucesión de las conversiones de los principales represen- tantes del poder imperial y los crueles padecimientos resultantes de su abrazo de la fe cristiana; sufrimiento paralelo al de Cristo en la cruz en el que se asien- ta en forma privilegiada la dinámica devocional en el siglo XIII . 4

10 Lee mas

La Física. Breve apunte histórico

La Física. Breve apunte histórico

Los pensadores griegos fueron, como hemos comentado, fundamentalmente teóricos. Sin embargo, pese a no estar muy lejos de dar con la clave de la realidad natural, sus teorías tuvieron poca repercusión posterior. Así, la llamada teoría atomista de Demócrito (460 - 370 a. J.C.), según la cual los cuerpos estarían compuestos por pequeñas partículas indivisibles que denominó átomos (indivisible en griego), cayó en desgracia. En otros casos, por el contrario, llegaron a tener efectos negativos en el desarrollo científico, como las ideas de Aristóteles (siglo IV a. J.C.) sobre el movimiento de los cuerpos celestes y objetos terrestres que, profundamente erróneas, se mantuvieron como dogmas de fe durante siglos.

56 Lee mas

Detrás de la revolución eclesial - Behind the church revolution

Detrás de la revolución eclesial - Behind the church revolution

El libro La iglesia revolucionada del siglo XXI viene con un prefacio de Aldwin Humphries, quien recuerda con admiración una reunión multitu- dinaria de la iglesia del Evangelio Completo, en Seúl, Corea, dirigida por Paul Yonggi Cho. El prefacio dice que hay fuentes (aunque no las cita) que sugie- ren que Cho leyó los libros El evangelismo y Obreros evangélicos de Elena G. de White cuando fundó los conceptos para crear la iglesia más grande del mundo (750.000 miembros y 50.000 grupos hogareños) (p. 4). El prologuista asume que el surgimiento de la estructura de grupos pequeños relacionales en el adventismo es como una nueva Reforma (p. 8). Deja finalmente en claro que el libro propone grupos pequeños de autogestión relacional en contraste con el individualismo norteamericano.

11 Lee mas

Teatro desde sus orígenes hasta el medieval

Teatro desde sus orígenes hasta el medieval

Las representaciones teatrales adoptaban la forma de concurso. En el siglo V el proceso a seguir era el siguiente: el poeta que quería participar en el concurso lo solicitaba al arconte correspondiente, quien, si lo aceptaba, le facilitaba un corego y tres actores. El corego solía ser un ciudadano rico que corría con todos los gastos de la representación. Más tarde, fue el propio Estado el que hizo frente a todos los gastos. La obra, una vez representada, era sometida al veredicto de un jurado formado por diez miembros de cuyos votos se escogían cinco al azar, siendo premiada la obra que más votos recibiese.

8 Lee mas

Una “suite criolla” del siglo XXI : “Las IV estaciones en la provincia de Buenos Aires”

Una “suite criolla” del siglo XXI : “Las IV estaciones en la provincia de Buenos Aires”

El siglo XX, en la Argentina y en otros países de América, ha sido prolífico en materia de creación musical inspirada en los ritmos, las melodías, las especies coreográficas, los temas literarios y folklóricos de sus respectivos pueblos. En el XXI continúa esta tradición e incluye obras sinfónicas y de cámara debidas a algunos de los más virtuosos compositores de nuestro medio. Como novedad, en estas Jornadas, deseamos presentar un breve ensayo sobre la obra titulada “Las IV estaciones en la provincia de Buenos Aires” (Suite criolla), para mostrar nuevos rumbos creativos a quienes deseen volver a aquellas fuentes y expresarlas con lenguajes poéticos y musicales también nuevos. Veinticinco secciones contiene la obra y entre ellas se alternan recitados y canciones, algunas de las cuales, pese a su originalidad estructural, resultan perfectamente adecuadas como “letras de bailes”, todo ello unido por un atractivo “leit motiv”. Es posible acudir a los autores para conocer el proceso creativo logrado por el Maestro Guillermo Sotes Loredo (autor de la idea y de la música) y el poeta Osvaldo M. Viale y sus propias expectativas respecto de la puesta escénica de su obra.

5 Lee mas

¿El pasado de quién? . Notas sobre las relaciones pasado-presente y Oriente-Occidente

¿El pasado de quién? . Notas sobre las relaciones pasado-presente y Oriente-Occidente

He aquí la paradoja: la intención occidental de dotar a La Biblia de base histórica constituyó el campo de la historia del Cercano Oriente antiguo. Y los procedimientos históricos que operan en ese campo indican que los relatos bíblicos más significativos, aquellos que culminan con la poderosa monarquía unida, no poseen base histórica. Ahora bien, ¿significa esto que La Biblia ha proporcionado a lo largo de siglos un relato ficticio, que esos relatos refieren a cosas que nunca sucedieron? No, no significa tal cosa. El pasado que ofrece el discurso religioso sostenido en La Biblia no tiene por qué obedecer a los criterios de evocación del pasado que convienen al discurso histórico. El pasado que emerge de La Biblia es el que explica el origen y la ruta del pueblo elegido. Es un pasado orientador, es un pasado que indica el camino justo. En ese marco, David es el arquetipo del rey hebreo, cuya fidelidad a Yahvé es recompensada con el favor del dios. La figura de su hijo Salomón no es menos arquetípica: es el rey sabio y fastuoso que sucede al padre heroico. En conjunto, ambos reyes representan la época de un esplendor luego perdido por los peca- dos de los hombres. El discurso que produce este tipo de pasado no requiere de testimonios externos: la fe no necesita de fuentes históricas. Si el mundo judeocristiano ha aceptado durante largos siglos la existencia de David y de Salomón tal como eran descriptos en La Biblia, no se trata de que los creyentes hayan vivido en el error: por lo contrario, se hallaban justamente constituidos por los parámetros estructurantes del discurso religioso. Incluso hoy en día, quienes se hallan atravesados por la experiencia religiosa encontrarían irrelevantes las pruebas que les puede ofrecer el historiador. En el mejor de los casos, invirtiendo la secuencia procedimental del historiador que valora el discurso bíblico si puede demostrar que es histórico, para el creyente esas “pruebas” tendrían algún valor sólo por el hecho de que están en La Biblia. El problema es que, a partir del siglo XIX, bajo la gravitación creciente del discurso histórico, el mundo occidental ha intentado historizar su discurso religioso. Y el experimento ha cundido: hoy por hoy, los libros de historia antigua dedican una parte conside- rable de su atención al mundo que procede de La Biblia. Y ante la eficacia del efecto, no es fácil advertir que ese producto es singularmente híbrido: no es el pasado a la manera en que se produce, por ejemplo, la historia del Antiguo Egipto, en base a los textos egipcios y la información arqueológica; y tampoco es el pasado que emerge directamente del libro sagrado, tal como lo comprende el creyente. Como lo ha notado Ph. Davies, es un tercer tipo de pasado, que intenta dotar de pruebas al discurso religioso 10 (Ver página siguiente) . En cierto modo, podría tratarse de una

14 Lee mas

Show all 10000 documents...