Síndrome de Down(SD)

Top PDF Síndrome de Down(SD):

Autismo y síndrome de Down ajustar el diagnóstico y profundizar en la genética pdf

Autismo y síndrome de Down ajustar el diagnóstico y profundizar en la genética pdf

El marcado trastorno cognitivo propio de TEA + SD obliga a que el diagnóstico preciso sea es- pecialmente desafiante. Los profesionales del diagnóstico han de considerar si el funcionamien- to socio-comunicativo de la persona se ajusta a su nivel de desarrollo global. Porque si falta esta perspectiva del desarrollo, los retrasos en el desarrollo social podrían ser mal interpretados como síntomas de trastorno social, como el TEA, o como una manifestación de discapacidad intelectual. Por ejemplo, los niños con SD + TEA son cualitativamente distintos de otros niños con síndrome de Down con funcionamiento bajo, los cuales pueden exceder la puntuación de corte de autis- mo en el Autism Diagnostic Observation Schedule (ADOS), pero se decide que no tienen autismo de acuerdo con la observación clínica. En un reciente estudio realizado en una pequeña muestra de niños pequeños con síndrome de Down e importante discapacidad intelectual, se decidió que las características definitorias del fenotipo autista incluían las diferencias en el juego funcional, en la intención comunicativa y en la integración de conductas no verbales con el juego funcional (12). De este modo, los niños con SD + TEA pueden ser identificados de una manera fiable sólo mediante técnicas de valoración que tomen en consideración específicamente el impacto de la escasa cogni- ción sobre la conducta social y comunicativa (21).
Mostrar más

10 Lee mas

La expresión emocional en personas con síndrome de Down y en personas con trastorno del espectro del autismo

La expresión emocional en personas con síndrome de Down y en personas con trastorno del espectro del autismo

De acuerdo al Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V) (2013), donde se exponen las diferentes formas en las que se manifiestan los Trastornos del Desarrollo Neurológico, se incluyen la Discapacidad Intelectual y el Trastorno del Espectro del Autismo. Hay que resaltar que, mientras que la gran mayoría de las personas con Síndrome de Down nacen con Discapacidad Intelectual, un gran porcentaje (75%) de las personas con Autismo también se enmarcarían dentro de este grupo. (Alonso, 2009) Según la última Encuesta del Instituto Nacional de Estadística (2008), de Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia, en España 3.5 millones de personas poseen SD mientras que un 1.5 se sitúan dentro del TEA. Aun así, desde entonces se ha registrado un aumento exponencial en las cifras del último (sin ser exactas por el momento) y un descenso en el número de nacimientos de personas con SD, llegando a 0.64 de cada mil nacimientos en 2015. (Huete, 2016)
Mostrar más

52 Lee mas

Metarrelatos del Síndrome de Down : metarrelatos y prácticas de familias con niños con Síndrome de Down

Metarrelatos del Síndrome de Down : metarrelatos y prácticas de familias con niños con Síndrome de Down

87 entonces cuando me desperté como a las nueve yo sentía una cosa toda extraña en el pecho y entonces veo que entra Andrés [hermano y también doctor] con esa nariz toda rojota y grandota y yo ―uy qué pasó‖ y él ―no nada que el polvo‖ y como él es rinítico desde chiquito yo dije ―ah sí el polvo‖ y entonces yo le pregunté si ya había visto a la gorda, que cómo estaba y ahí el hizo una cara que yo ―se murió la gorda‖ y él nooooo, y entonces yo le dije que yo era la mamá y que yo tenía que saber qué era lo que había pasado. Ahí Andrés me dijo que la gorda había nacido con síndrome de down, y pues obvio, la nariz la tenía así de tanto llorar. Yo lo primero que pensé fue ¿por qué a mí? [esto lo dijo mirando hacia arriba] y me puse a llorar, y me quedé un buen rato llorando. Después yo le dije a la enfermera que tenía que ver a mi gorda, que me dejaran entrar que yo la tenía que ver. Ahí me pusieron la bata, los guantes y toda la cosa y la vi y me pareció hermosa y no se le notaba, se veía como una gorda normal. Entonces pues ahí mi mamá llamó a Alberto que tenía que venir a la clínica y él también ―uy qué pasó‖ y mi mamá, ―no que venga‖ y entonces cuando él llegó, llegó con la mamá, supongo yo que la recogió como para sentirse apoyado, y la primera que llegó fue la mamá, que porque Alberto se había quedado parqueando el carro. Entonces con mi mamá le contamos lo de la gorda, pues para que nos ayudara a contarle a Alberto y que no le diera tan duro, y va esa vieja hijueputa y me dice ―¿ud qué hizo? ¿por qué van a tener una niña mongólica? ¿qué fue lo que ud se metió?‖ y yo por dentro ―uy cómo así, yo sí fumaba, ¿será que Alberto le puso algo al cigarrillo (marihuana)? ¿o será que yo hice algún movimiento extraño? ¿o que la pose que usamos qué?‖ no y pues como la vieja era enfermera yo pensé que si ella lo decía era por algo, hasta que me dije no no no, un momentico. La cara de mi mamá era (ah) y yo ―sáquenme a esta vieja de acá, sáquenla, sáquenla‖. Y ahí yo me quedé pensando y pues si Alberto iba a llegar con esa actitud que se fuera pa‘ su mierda con su mamá y que a mí me dejaran sola con mis gordas, y si me tocaba vivir otra vez con mi mamá pues sí, pero que a mí no me jodieran la vida. Y cuando él llegó yo ni lo dejé hablar y de una vez le empecé a decir que no me jodiera, que yo no había hecho nada, que se fuera con su madre y que a mí me dejaran en paz, y él con una cara así como que no entendía y yo seguía hablando, hasta que me dijo que no, que él estaba conmigo y me besó y me abrazó y que en eso estábamos juntos.
Mostrar más

119 Lee mas

Diagnóstico prenatal del síndrome de Down y aborto voluntario

Diagnóstico prenatal del síndrome de Down y aborto voluntario

La sucesión de acontecimientos que ha hecho encender todas las alarmas es la siguiente. Hasta hace unos años, el diagnóstico de un feto con síndrome de Down se basaba exclusiva- mente en la realización de la amniocentesis o de biopsia de vellosidades coroideas, para des- pués realizar el cariotipo de las células fetales presentes en el líquido amniótico o en las vello- sidades. Ambas técnicas exigen introducir instrumental en el abdomen materno y manipular de alguna manera el útero que contiene el feto, y por eso se llaman técnicas invasivas. Son técni- cas laboriosas, llevan su tiempo porque una vez extraídas las células hay que cultivarlas para poder realizar el cariotipo (la técnica PCR es más rápida pero no es disponible en todos los laboratorios, ver http://www.down21.org/diag_prent/qf_pcr.htm), y ambas conllevan un riesgo –pequeño pero real– de producir un aborto espontáneo. Por ese motivo, se aconsejaba restrin- gir la utilización de tales técnicas a la población de mujeres con mayor riesgo de tener un hijo con una cromosomopatía: las mujeres de edad igual a o mayor de 35 años.
Mostrar más

9 Lee mas

El gordito…más que un niño con Síndrome de Down

El gordito…más que un niño con Síndrome de Down

En estudios realizados por National Institute of Child Health and Human Development “se ha establecido que la probabilidad de que una célula reproductora contenga una copia extra del cromosoma 21 aumenta notablemente junto con la edad de la mujer. Por lo tanto, una madre de edad madura tiene más probabilidad que una madre más joven de tener un bebé con síndrome de Down. Por otra parte, de la población total, las madres de edad madura tienen menos bebés; un 75% de los bebés con síndrome de Down son de madres más jóvenes. Solo un nueve por ciento del total de embarazos anuales corresponden a mujeres de 35 años o más, pero un 25% de los bebés con síndrome de Down son de mujeres de este grupo de edades”.
Mostrar más

5 Lee mas

SÍNDROME DE DOWN- LECTURA Y ESCRITURA

SÍNDROME DE DOWN- LECTURA Y ESCRITURA

Los educadores pueden sacar muchas ideas útiles de los materiales impresos, comerciales, estandarizados que existen para alumnos de preescolar, o bajarlos del archivo de materiales o de internet. Nuestro consejo es que no intenten que los alumnos con síndrome de Down realicen esas hojas de trabajo siguiendo la misma secuencia, una hoja después de otra. Es frecuente que la presentación de los gráficos no sea la conveniente en un momento dado para el niño con síndrome de Down. A veces, porque el dibujo no es reconocible, otras, porque el tamaño del trazado no puede realizarlo todavía, otras, porque no puede entender el concepto o conceptos que subyacen en ese trabajo. Si el niño está integrado en una clase común realizando mal la tarea, o de un modo mecánico, imitando al compañero, no interiorizando nada, no sólo es una pérdida de tiempo y de dinero, sino que puede suceder que el alumno pierda interés por el trabajo que se realiza en papel, e incluso desarrolle conductas inadecuadas como romperlo, mancharlo o tirarlo. Por tanto, si el alumno trabaja con el material común, igual que el de sus compañeros de clase, conviene vigilar y estar muy atentos para asegurarse de que comprende la tarea y la realiza solo. No se permitirá que simplemente “copie” lo que hace el compañero y menos aún que sea el niño que tiene al lado quien lo realice en su lugar.
Mostrar más

359 Lee mas

Dismorfia facial y síndrome de Down

Dismorfia facial y síndrome de Down

La incidencia de obstrucción de las vías respi- ratorias superiores en los niños con síndrome de Down es del 14 %. De ellos, el 39,5 % sufre el síndrome de apnea obstructiva del sueño (AOS), que se caracteriza por hipoventilación y desaturación de oxígeno durante la noche. En estos pacientes, la hipoxia crónica puede pro- vocar hipertensión de la arteria pulmonar e insuficiencia cardíaca en niños con cardiopatí- as congénitas no operadas. La AOS con fre- cuencia no llega a diagnosticarse. Los rasgos clínicos consisten en una respiración ruidosa, ronquido, sueño alterado, posición sentada para dormir, somnolencia durante el día, modi- ficaciones de la conducta. La etiología es la misma que en la población adulta, pero las cau- sas pueden ser múltiples en el 38% de los casos. La obstrucción de la faringe (por macro- glosia, paladar ojival, micrognatia, hipertrofia amigdalar), los problemas funcionales (hipoto- nía del velo del paladar, sequedad de la muco- sa, obesidad) y la obstrucción nasal (por estre- chez de la vía respiratoria nasal, hipertrofia de adenoides, rinosinusitis con hipersecreción), todas ellas contribuyen a la intensidad de la AOS.
Mostrar más

7 Lee mas

El papel de la enfermera en el Síndrome de Down

El papel de la enfermera en el Síndrome de Down

Después de pedir información sobre el seguimiento que realiza la enfermera pediátrica en el Centro de Salud San Pablo, he encontrado los mismos resultados. El papel de la enfermera consiste en la captación del paciente con síndrome de Down a las consultas de enfermería. Mientras que la terapia educacional de estos niños llega a través del Ministerio de educación o de la Junta de Castilla y León, con pedagogos y psicólogos.

30 Lee mas

Autismo y síndrome de Down

Autismo y síndrome de Down

Ya no resulta extraño aceptar la asociación de autismo y síndrome de Down. La iden- tificación de estos rasgos y su clasificación dentro de unos parámetros bien deslinda- dos son especialmente importantes porque han de definir un diagnóstico y, sobre todo, han de condicionar una forma específica de intervención terapéutica. El artículo define las diversas entidades que se agrupan bajo el amplio título de "condición tipo autista", ofrece los criterios diagnósticos del DSM-IV para definirlas, y describe con detalle los resultados de un reciente estudio realizado por el grupo de Capone en el Kennedy Krie- ger Institute de Baltimore. En ese artículo se analizan con precisión los rasgos y carac- terísticas de 61 niños con síndrome de Down y trastorno de espectro autista, compa- rándolos con los de 44 niños que sólo tenían síndrome de Down y 26 que tenían sín- drome de Down y trastorno de movimientos estereotipados. Se analiza también el valor diagnóstico para estas situaciones de la escala de conductas aberrantes (ABC). Se esta- blecen los perfiles y fenotipos neuroconductuales que caracterizan a las diversas enti- dades analizadas, que pueden ayudar a diagnosticar con más precisión y precocidad, y a establecer las correspondientes pautas terapéuticas.
Mostrar más

12 Lee mas

Deporte y síndrome de Down

Deporte y síndrome de Down

El segundo término que compone el título del trabajo es síndrome de Down que como todos sabemos es una alteración genética en el par 21 y podemos decir que se encuentra entre las denominadas discapacidades. Discapacidad o retraso mental tiene unas características que son la limitación intelectual y la conducta de adaptarse según ha sido manifiesto en habilidades sociales, conceptuales y prácticas. Verdugo, (2002).Dentro de los tres grupos de discapacidad, física, sensorial y psíquica la última es la que más afecta a estas personas y está relacionada con la dificultad en el aprendizaje. Esto no implica que se puedan dar las otras dos, pues a veces incluso podríamos decir que están estrechamente relacionadas. Existen muchos casos donde la persona Down tiene problemas motores y dificultad en la visión, un gran número de ellos necesitan gafas y padecen problemas auditivos. Hay que tener en cuenta que por la fisionomía de estas personas vienen teniendo una estructura bastante frágil y problemática en un porcentaje bastante alto. De hecho se da en determinadas personas con este síndrome que pueden encontrarse en la situación de padecer las tres variantes en un mismo sujeto. Esta complicación o aporte de dificultades aunque puede parecer que es algo aislado, suele darse con bastante frecuencia, de hecho gran número suelen llevar gafas y se nos puede dar el caso de pensar que tienen problemas de conducta al no hacer caso, y pude ser porque no percibe con nitidez todas las gamas de sonidos. Es decir un chico/a síndrome de Down puede tener problemas visuales y además encontrarse con problemas auditivos de una gran importancia.
Mostrar más

45 Lee mas

EL GRAFISMO EN UN PACIENTE SÍNDROME DE DOWN

EL GRAFISMO EN UN PACIENTE SÍNDROME DE DOWN

Estudios realizados por especialistas en los Hospitales USP en San Camilo y San José Madrid en Marzo del 2012 da como resultado que el Síndrome de Down no limita el desarrollo motor de los niños, su aprendizaje lo hacen a una velocidad más lenta debido a que presenta dificultad en el mismo proceso, lo cual hace que Juan sea dependiente y requiera de cuidados, atención y terapias constantes para lograr un óptimo desarrollo en todos los aspectos. Actualmente recibe terapias en el Patronato Municipal de Montecristi (Anexo 3), también acude a la Fundación Pablo VI ubicado en Portoviejo en las áreas de Hipoterapia y Canoterapia
Mostrar más

50 Lee mas

Intervención logopédica en síndrome de Down

Intervención logopédica en síndrome de Down

Las personas con Síndrome de Down presentan una serie de características físicas que les diferencia del resto, entre las que destacan: una gran hipotonía generalizada, braquicefalia, ojos almendrados, nariz, orejas y boca pequeñas, macroglosia, pies y manos con un tamaño menor si lo comparamos con los parámetros normales y con surcos y hendiduras, el tamaño de los genitales también se encuentra disminuido y la piel es redundante en la región cervical sobre todo en los primeros meses de vida (Artigas, 2009).

56 Lee mas

Aplicación de un programa de educación psicomotriz en un caso con síndrome de Down

Aplicación de un programa de educación psicomotriz en un caso con síndrome de Down

Resumen Está demostrado que el movimiento es el fundamento de la maduración física y psíquica del ser humano, de ahí la importancia de adquirir un buen desarrollo psicomotor. Inves- tigaciones previas han confirmado que el desarrollo psicomotor en los sujetos con síndrome de Down es mucho más lento que en ni˜ nos con un desarrollo típico. El objetivo del presente estudio es mostrar cómo la práctica psicomotriz, a través de la aplicación de un programa de interven- ción psicomotor, mejora el nivel de estructuración corporal y las habilidades fonológicas de esta población. El programa de intervención se aplica a un sujeto varón con síndrome de Down de 11,9 a˜ nos. La evaluación está formada por un conjunto de pruebas estandarizadas y no estanda- rizadas, que se le administran al ni˜ no al principio y al final del programa de intervención. Esta consta de 10 sesiones de unos 40 min de duración, basadas en actividades de estructuración espacial, estructuración temporal y habilidades articulatorias. Los resultados permiten confir- mar cómo un programa de intervención psicomotriz ayuda en este caso a desarrollar y mejorar aquellas capacidades psicomotrices que se encuentran más retrasadas y que le sirven de apoyo para mejorar su comunicación e interacción social.
Mostrar más

9 Lee mas

Tratamiento fisioterapéutico en síndrome de down

Tratamiento fisioterapéutico en síndrome de down

Actualmente, el método de tratamiento NDT es uno de los más aceptados y utilizados en la práctica de la fisioterapia pediátrica y, consecuentemente, en la asistencia a los niños con síndrome de Down. Creada por la pareja Bobath a principios de la década de 1940, originalmente para el tratamiento de pacientes portadores de parálisis cerebral, el concepto NDT o concepto Bobath es bastante apropiado para el tratamiento de portadores de síndrome de Down. El concepto de Bobath es un enfoque basado en la resolución de problemas, utilizado para la evaluación y el tratamiento de individuos con trastornos de postura, movimiento, tonos y funcionalidad. La pareja Bobath afirmó que, a partir de la comprensión del desarrollo motor típico y de sus variaciones a lo largo de la vida, el terapeuta puede tener un referencial de los patrones motores eficientes y la posibilidad de reconocimiento precoz de alguna alteración de ese desarrollo. Apoyado en la teoría de los sistemas del control motor e incorporando la importancia del medio ambiente y de la tarea, ese método de trabajo terapéutico dirige el tratamiento a la realización de tareas funcionales. Así, se enfatiza la observación y el análisis de la performance funcional del individuo para trazar el objetivo del tratamiento. Las metas de las sesiones de tratamiento se dirigen a las tareas funcionales y la orientación a la familia con el propósito de aumentar la relación madre-hijo y mantener la estimulación en el hogar. Las estrategias de tratamiento utilizan la estimulación y la facilitación del desarrollo motor normal, el aprendizaje motora, la modulación del tono y la intervención sobre el sistema musculo esquelético. La intervención, sin embargo, no se refiere en apenas facilitar las etapas del desarrollo motor, sin tener en cuenta las cuestiones sensoriales y del medio ambiente. La facilitación del desarrollo motor tiene como objetivo guiar los movimientos para la ejecución de una determinada actividad, por medio de secuencias funcionales con soporte de peso y control postural apropiados, con aumento de fuerza, amplitud de movimiento y estabilidad articular. (5)
Mostrar más

78 Lee mas

Enfermería y sexualidad en el Síndrome de Down

Enfermería y sexualidad en el Síndrome de Down

La búsqueda de información se ha llevado a cabo entre los meses de enero y abril de 2018 consultando los siguientes recursos y bases de datos electrónicos: Scielo, Pubmed, Riberdis, biblioteca Cochrane, Elsevier, Google Académico. A su vez, se revisaron artículos publicados por asociaciones y organizaciones especializadas en el ámbito de la salud y/o la discapacidad como: Federación Española del Síndrome de Down, Fundació Catalana del Síndrome de Down, Asociación Española de Pediatría (AEPED), ASPACE. Por último, se ha buscado información en diversas páginas web centradas en el síndrome de Down como síndromededown.net o down21.org.
Mostrar más

27 Lee mas

El piano en el síndrome de Down  Estudio de caso de un estudiante en condición de Síndrome de Down; orientaciones aplicadas en el proceso de enseñanza

El piano en el síndrome de Down Estudio de caso de un estudiante en condición de Síndrome de Down; orientaciones aplicadas en el proceso de enseñanza

Se establece un diario de campo donde se indica todo los puntos a favor e inconvenientes que se presentaron en el desarrollo de la clase. Esto permite fijar las actividades que fueron importantes en el objetivo. A través del diario de campo se encuentran los elementos aplicados, ya sean planteados de forma propia, recogidos en el que hacer pedagógico, o resultado de la indagación a referentes que han aportado opiniones y experiencias similares. Dentro de las posibilidades a la hora de analizar y aplicar opiniones externas se encuentran discrepancias y confirmaciones entre los autores citados anteriormente. En sus propuestas existen muchas coincidencias especialmente a la hora de examinar las posibilidades encontradas en los resultados posibles en un estudiante en condición de Síndrome de Down además de las múltiples vías para el inicio de un proceso. Dentro del trabajo desarrollado en ésta experiencia, se utiliza la incorporación de algunos de dichos conceptos al caso guiado.
Mostrar más

100 Lee mas

Síndrome de Down: Estudio de un Caso.

Síndrome de Down: Estudio de un Caso.

Al volver a casa, fue cuando la sombra de la discapacidad se hizo más patente. La familia había oído hablar del Síndrome de Down pero sin prestar demasiada atención y, por supuesto, no se habían planteado nunca estar en esa situación. Los padres se sentían contrariados, sobre la alegría de tener un hijo sobrevolaba la idea de que era deficiente. Pasada esa fase de reacción en la cual reflexionaron acerca del miedo que tenían sobre el futuro de Óscar se dieron cuenta de que había que hacer algo lo antes posible. De modo que tomaron contacto con el Centro Base de Palencia (que es un centro que aporta información, orientación, valoración y reconocimiento del grado de minusvalía, además de contar con servicios de logopeda, estimulación, psicomotricidad y fisioterapia), el cual le derivó a la Asociación de Síndrome de Down de Palencia (ASDOPA), dónde comenzó su proceso de estimulación cuando tenía 3 meses de edad.
Mostrar más

52 Lee mas

Enfermedad de Alzheimer y síndrome de Down

Enfermedad de Alzheimer y síndrome de Down

Volviendo ahora a la patogenia de la enfermedad de Alzheimer en el síndrome de Down, son abundantes los estudios que documentan la presencia de estrés oxidativo en diferentes órga- nos de las personas con síndrome de Down, incluido el sistema nervioso central (Pallardó et al., 2006). Como ya se ha mencionado, neuronas fetales de síndrome de Down mantenidas en cul- tivo muestran acumulación intracelular de radicales de oxígeno reactivo, incluida la peroxida- ción de lípidos, así como alteraciones de la función mitocondrial (Busciglio et al., 1995; 2002). Y de acuerdo con la hipótesis propuesta, los cultivos neuronales obtenidos de cerebro fetal con síndrome de Down muestran alteraciones en el procesamiento del APP y acumulación de βA intracelular. De este modo, la convergencia de dos factores fundamentales que derivan de la sobreexpresión de genes en el síndrome de Down, como la producción excesiva de APP y el aumento de estrés oxidativo, conducen hacia la sobreproducción de βA la cual, a su vez, refuer- za la disfunción mitocondrial y potencia la cascada amiloide (Zana et al., 2007).
Mostrar más

14 Lee mas

La incidencia del síndrome de Down en Cali

La incidencia del síndrome de Down en Cali

Se realizó un estudio para conocer la incidencia del síndrome de Down en Cali, durante 1991-1995. La ciudad no tenía referencia a estas cifras y existía la sospecha que los casos habían aumentado en recién nacidos de madres jóvenes. El estudio fue descrip- tivo con información obtenida de los 5 laboratorios de citogenética de la ciudad. De las historias clínicas en cada institución se obtuvieron variables como: edad materna, sexo del recién nacido, alteración citogenética, año de nacimiento y diagnóstico. Con la información se elaboró una base de datos (EPI INFO 6.03) donde se hizo el análisis. Con 298 casos de nacidos vivos y diagnosticados con el síndrome de Down en 1991- 1995 se determinó una incidencia de 1.5 por 1,000 nacidos vivos (1/650). En 1993, el mayor porcentaje de casos con síndrome de Down se encontró como producto de madres entre 20 y 24 años, que coincide con el pico máximo de nacimientos en Cali, con una incidencia de 1/1,021 (1.0 por 1,000 nacidos vivos) en ese grupo de edad. Se encontró que la incidencia del síndrome de Down en Cali es semejante a la registrada en otros países.
Mostrar más

5 Lee mas

Inclusión de pictogramas con la metodología aumentativa alternativa en el desarrollo de un tablero de comunicación para niños con Síndrome de Down

Inclusión de pictogramas con la metodología aumentativa alternativa en el desarrollo de un tablero de comunicación para niños con Síndrome de Down

Para el desarrollo de los tableros virtuales de comunicación se tomó como punto de partida la metodología de enseñanza utilizada en niños con SD. Se realizó el análisis de las herramientas empleadas en el proceso de formación y comunicación, por esta razón se realizó un trabajo coordinado periódico en el que participaron los profesores y alumnos de los institutos de educación especial involucrados en el proceso investigativo. En primera instancia, mediante observación directa, se analizó el proceso de enseñanza-aprendizaje dentro de las aulas, luego de diferentes terapias de lenguaje y comunicación, se identificó que los niños en sus terapias y aulas de clases manejan imágenes en blanco y negro (pictogramas) con el fin de comunicarse. Las imágenes transmiten un mensaje, cumpliendo el papel de intermediario entre el niño con SD y el receptor. Los pictogramas se encuentran clasificados en función a las actividades o mensajes que transmiten los mismos, que se llevan en libros en forma de tarjetas, el niño con SD a medida que pasa por un proceso de educación aprende a usar, diferenciar y clasificar adecuadamente los pictogramas. Como resultado, aprenden a usarlos como medio de comunicación que transmite un mensaje. Cuando el niño quiere emitir un mensaje debe buscar cada tarjeta del libro de comunicación e ir formando oraciones sobre una mesa que consiste de un tablero de comunicación. En los tableros de comunicación el niño con SD aprende a reconocer el mensaje que transmite cada pictograma, de tal forma ellos pueden relacionar su entorno con los pictogramas, además permite formar frases y pueden realizar varias otras tareas. Todo el proceso descrito es de forma manual, por lo cual al poco tiempo de hacer uso de los tableros físicos de comunicación los niños se distraen con facilidad, debido a que se notó la pérdida de interés por su uso, partiendo de esta necesidad y con el objetivo de evitar que los niños, maestro y padres de familia tengan que llevar un tablero físico se automatizó el proceso por medio de tableros web, cuya finalidad fue la de lograr una mayor interacción comunicacional, a partir de una interfaz llamativa.
Mostrar más

8 Lee mas

Show all 10000 documents...