Sistema de partidos

Top PDF Sistema de partidos:

Bolivia : metamorfosis del sistema de partidos (Frontera)

Bolivia : metamorfosis del sistema de partidos (Frontera)

La segunda consecuencia de gran alcance ha sido la polarización del sistema multiparti- dista a causa del surgimiento de movimientos políticos de tendencia fuertemente antisisté- mica -el MAS y el MIP- y, en menor medida, de la neopopulista NFR. El poder parlamen- tario logrado por el MAS y el MIP ha polari- zado el sistema de partidos porque ambos son movimientos sociales hostiles a la democracia representativa y rechazan el modelo de eco- nomía de mercado. Se ha abierto, por tanto, una nueva distancia ideológica con los parti- dos sistémicos. Incluyo parcialmente al NFR dentro de este escenario de polarización por ser un partido neopopulista que propone un retorno al sistema de control estatal de la eco- nomía. Pero mientras el MAS tiene alguna posibilidad de transformarse en un partido fuerte, todo indica que NFR es un partido volátil cuyo crecimiento a escala nacional ha sido más aparente que real. No tiene una só- lida organización y carece de cuadros políti- cos competentes y experimentados así como tampoco tiene un programa político. No hay elementos para afirmar que el meteórico as- censo de NFR pueda consolidarse en un po- deroso partido de oposición. Como fenóme- no pasajero, lo contrario es más probable: tenderá a dividirse y a escindirse en grupos que apoyarán o se opondrán al gobierno.
Mostrar más

13 Lee mas

La configuración de un sistema de partidos propiamente europeo

La configuración de un sistema de partidos propiamente europeo

El sistema de partidos europeo tiende a un modelo de “gran coalición”. La tendencia centrípeta del siste- ma de partidos europeo viene determinada por la existencia de dos grandes partidos de gobierno (PPE y PSE) obligados a entenderse, no sólo porque en determinados casos únicamente la suma de sus votos pueda producir la mayoría necesaria para sacar adelante una determinada votación, sino también por- que de su mutuo entendimiento depende en gran medida el éxito o el fracaso del proyecto europeo. A ello, hay que añadir la existencia de un tercer partido (ALDE–Renew Europe–) situado en el centro del espectro ideológico, entre los dos partidos mayoritarios, y que se ha consolidado como un partido bisagra capaz de formar acuerdos tanto con el PPE como con el PSE. Dos actores con los que comparte posturas fuertemente europeístas. Además, en aquellos casos en los que los dos partidos mayoritarios adoptan po- siciones diferentes, antes de aliarse con partidos situados a su izquierda o a su derecha, prefieren buscar el apoyo de los centristas liberales. Por este motivo, y teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, no sería impropio calificar al sistema de partidos europeo, no sólo como un sistema que favorece la formación de “grandes coaliciones”, sino también, y de acuerdo con Blondel, como un sistema de dos partidos y medio en proceso de consolidación. Un rasgo que conlleva en sí mismo cierta erosión de los planteamientos izquierda-derecha en favor de posicionamientos pro-anti europeístas.
Mostrar más

32 Lee mas

ndices e indicadores del sistema electoral y del sistema de partidos. Una propuesta informtica para su clculo

ndices e indicadores del sistema electoral y del sistema de partidos. Una propuesta informtica para su clculo

Los sistemas de partidos han sido y son uno de los objetos de atención pre- ferente tanto de politólogos como de ciudadanos en general, ya que de su con- figuración y dinámicas de funcionamiento depende, en buena medida, la deri- va de la vida política de una comunidad dada. El estudio de las principales características y de los elementos identificativos que definen a un sistema o subsistema de partidos dado y que permiten compararlo con otros, esto es, el estudio de las dimensiones del sistema de partidos, constituirá, por tanto, uno de los aspectos fundamentales para conocer la configuración y el funcionamiento del sistema político en su conjunto. Y los sistemas de partidos son, ab initio al menos, una consecuencia de la distribución de las preferencias electorales de los ciudadanos, quienes manifiestan esas preferencias en forma de votos que, en virtud del sistema electoral, se convierten en distribución de autoridad gubernamental (generalmente escaños) (Rae, 1971: 14).
Mostrar más

23 Lee mas

Legitimar el sistema de partidos y la representación (Tema Central: Sistema electoral)

Legitimar el sistema de partidos y la representación (Tema Central: Sistema electoral)

104 paso para una renovación completa de la acción política en el Ecuador. No se trata de que el “¡fuera todos!” posi- bilite la irrupción de personajes nuevos pero con los mis- mos vicios que quines han sido expulsados del poder. Aún más, el legado de Gutiérrez y de Sociedad Patriótica debe prevenirnos sobre los riesgos de una antipolítica basada en el oportunismo y la improvisación. Ha queda- do comprobado que detrás de la anti política y la crítica total al régimen de partidos se ciernen proyectos caudi- llistas y autoritarios y no una democratización real del sistema político ecuatoriano. Aquello, sin embargo, como bien lo entendió el movimiento de los “forajidos” que puso fin al autoritarismo de Gutiérrez no debe conducir- nos a apoyar a las maquinarias electorales existentes, como si éstas fueran en verdad partidos políticos, sino a abrir los cauces de una participación política, genuina- mente democrática, que genere un sistema de partidos responsable y representativo.
Mostrar más

8 Lee mas

PARTICIPACION, SISTEMA DE PARTIDOS Y SISTEMA ELECTORAL: POSIBILIDADES DE LA INGENIERIA INSTITUCIONAL

PARTICIPACION, SISTEMA DE PARTIDOS Y SISTEMA ELECTORAL: POSIBILIDADES DE LA INGENIERIA INSTITUCIONAL

En ese orden de ideas, es indudable que el campo de la sistemática electoral merece un estudio más profundo. En particular, en lo que respecta a los procedimientos de conversión de votos en escaños, es necesario profundizar tanto en las características de tales métodos y en los efectos que, desde la teoría, tienden a producirse sobre el sistema de partidos, como en las posibilidades y consecuencias que tendría su implantación en la compleja realidad colombiana. No obstante, se puede afirmar que una reforma que, como la que se propone aquí, reemplace en el sistema electoral colombiano el método del cociente por el método D’Hondt para la conversión de votos en escaños, tendría la fuerza de establecer por sí misma un nuevo conjunto de reglas del juego que, sin penetrar directamente en la normatividad interna de los partidos, les plantearía nuevos retos y les impondría nuevos patrones de comportamiento a su interior y frente al electorado, a la vez que crearía nuevas respuestas por parte de este último. Predecir con alguna certeza cuáles serían estos nuevos comportamientos y sus consecuencias, a pesar de lo mostrado en el modelo hipotético que se ha esbozado, requiere una investigación mucho más profunda.
Mostrar más

15 Lee mas

La transformación del sistema de partidos políticos en Turquía entre 2001 y 2014

La transformación del sistema de partidos políticos en Turquía entre 2001 y 2014

Partido de la Justicia y Desarrollo al poder (AKP), en Turquía. Este partido se presentó como conservador moderado y democrático y esto le permitió llegar al poder y mantenerlo desde 2001 hasta la actualidad, pues recibió el apoyo de diversos grupos políticos. La noción general que dio el AKP a la opinión pública era que un partido conservador estaba iniciando un proceso democrático real en Turquía. Sin embargo, el líder del AKP y sus seguidores viraron, desde el 2007, hacia el islamismo. Usando la teoría del clivaje social, propuesta Stein Rokkan y Seymour Lipset, se intenta demostrar que los cambios realizados por el AKP fueron una estrategia para blindarse en el poder, pero el sistema de partidos mantuvo la lógica de los clivajes tradicionales y el clivaje islamismo-kemalismo se consolidó como el principal.
Mostrar más

61 Lee mas

Las relaciones cambiantes entre sistema mediático y sistema de partidos

Las relaciones cambiantes entre sistema mediático y sistema de partidos

Pese a que la reforma de RTVE de 2006 iba en la buena dirección, por cuanto RTVE dejaba de ser un instrumento del gobierno de turno y se erigía en un ver- dadero servicio público, la crisis económica y financiera, por un lado, y el re- torno del PP al gobierno, por otro, se confabularon para liquidar uno de los as- pectos más reivindicables de la herencia de Rodríguez Zapatero. Primero, la radicalización de las demandas sociales como consecuencia de la crisis y, más tarde, el sometimiento de Tve1 a la disciplina gubernamental alimentaron una dinámica incesante de polarización ideológica que llevó el pluralismo polariza- do característico del sistema mediático español a niveles sin precedentes. De nuevo nos encontramos ante un sistema caracterizado por la existencia de dos polos ideológicos antagónicos con escasa pluralidad interna en cada uno de ellos, facilitando de esta manera una fuerte correspondencia entre el sistema mediático y el sistema de partidos, en virtud de la cual la incomunicación y el bloqueo que se observan entre la clase política amenaza con trasladarse a la es- fera pública.
Mostrar más

13 Lee mas

La elección de 2017 y el fraccionamiento del sistema de partidos en Chile

La elección de 2017 y el fraccionamiento del sistema de partidos en Chile

RESUMEN El propósito de este artículo es reportar los resultados de la elección presidencial y legislativa de Chile en 2017 y explorar su efecto sobre el sistema de partidos. Relata el contexto, y sugiere que hubo tres temas recurrentes que definieron tanto la nominación de los candidatos como el tono de la campaña: una importante polarización política, dos grandes escándalos de corrupción y el debut de un nuevo sistema electoral. Presenta a los candidatos presiden- ciales y sus principales bases de apoyo. Describe los puntos medulares de la elección y las principales estrategias electorales. Repasa los resultados de la elección, los analiza y los interpreta. Destaca el inédito fraccionamiento en el sistema de partidos provocado por el contexto político e institucional de los últimos años. Sugiere que a partir de 2018 el sistema de partidos está en uno de sus niveles más fragmentados de su historia. Especula que hacia delante los próximos gobiernos serán más flexibles que los anteriores y buscarán pasar legislación sobre la base de negociaciones y pactos multilaterales.
Mostrar más

24 Lee mas

POSIBLES EFECTOS DEL SISTEMA ELECTORAL EN EL SISTEMA DE PARTIDOS PARAGUAYO

POSIBLES EFECTOS DEL SISTEMA ELECTORAL EN EL SISTEMA DE PARTIDOS PARAGUAYO

El sistema de partidos de Paraguay es uno de los menos estudiados de la región por parte de la Ciencia Política (Pérez Talia, 2017b, p. 493) pero, a la vez, uno de los más an- tiguos: solo los principales partidos políticos de Uruguay y Colombia son más antiguos que los paraguayos (Lewis, 1993; Abente Brun, 1996). El partido colorado y el partido liberal –los partidos tradicionales del país– fueron fundados en 1887 luego de que el país entrara en la senda del constitucionalismo moderno, a raíz de la promulgación de la Constitución Nacional de 1870, de “corte democrático y liberal” (Cardozo, 2013, p. 113). Los colorados gobernaron de manera ininterrumpida hasta 1904, año en que ocu- rre la primera alternancia de un partido a otro mediante una gran revolución armada que fue apoyada, incluso, por altos miembros del coloradismo (Centurión, 1997; Brez- zo, 2010). De esa forma, el partido liberal accede a la primera magistratura y gobierna, no sin sobresaltos externos e internos, hasta 1936. La hegemonía liberal se caracteriza por “converger hacia modelos más típicos de la época, con un predominio oligárquico ejercido dentro de normas de democracia limitada” (Di Tella, 2013, p. 37), aunque destacándose que en dicho periodo “se realizaron los esfuerzos más serios en la histo- ria paraguaya, no siempre exitosos, para que el país legal coincidiera con el país real” (Simón, 1998, p. 355).
Mostrar más

20 Lee mas

Una revisión del sistema de partidos  El actual escenario europeo

Una revisión del sistema de partidos El actual escenario europeo

Vamos a comenzar con la categoría más conocida, el sistema bipartidista. Esto es así debido a que es un sistema bastante simple, y a que los países que lo practican son importantes y representan casos especiales. Los ejemplos clásicos por excelencia son Gran Bretaña, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Chile que se presenta como un bipartidismo de dos coaliciones. Hablamos de un sistema bipartidista cuando sólo dos de los partidos del espectro tienen posibilidades reales de llegar al poder periódicamente, para gobernar por sí solos o, mejor dicho, sin necesidad de recurrir a la ayuda de otros partidos (aquí las coaliciones no son necesarias) 29 . No todos los sistemas bipartidistas tienen únicamente dos partidos, y no todos los sistemas de dos partidos son bipartidistas. El caso inglés tiene una representación en la Cámara de los Comunes (que es la cámara de representación popular en el Parlamento) de tres partidos a nivel nacional, a saber, conservadores o tories, laboristas y liberales o whigs; hay partidos regionales que también tienen representación en Westmister. Pero sólo dos de ellos tienen la expectativa de alternarse en el poder; a partir de este siglo es sólo posibilidad real de conservadores y laboristas, siendo antes de conservadores y liberales. Generalmente, en estos sistemas los partidos tienden a parecerse, en cuanto que la competencia política está dirigida hacia el centro de la escena política, donde se encuentra el grueso de los electores. El bipartidismo funciona en sociedades donde se encuentra un consenso de fondo, o al menos puede ayudar a crearlo. Pero es riesgoso, si pensamos que puede producir tensiones importantes y un quiebre profundo de difícil conciliación, en una sociedad en la que no haya sido logrado un acuerdo con respecto a las reglas de juego. Un ejemplo de esta situación es Argentina desde 1930 a 1983, donde las reglas para la convivencia política no eran claras, donde había actores excluidos, etc.
Mostrar más

46 Lee mas

Perspectiva para el registro de partidos políticos locales en el sistema de partidos del Estado de México

Perspectiva para el registro de partidos políticos locales en el sistema de partidos del Estado de México

Causal: Se negó el Registro ya que no demostró fehacientemente haber cumplido con los requisitos exigidos por el Código Electoral del Estado de México, ni haber cumplido con el procedimiento marcado por el Reglamento para el Registro de Partidos Políticos Locales, en ocho, de las sesenta y seis Asambleas Municipales celebradas por no alcanzar 200 afiliados, veinte asambleas se realizaron en lugares diferentes a los programados, 465 inconsistencias entre afiliados declarados y afiliados demostrados con formato, 92 con doble afiliación; en la celebración de la Asamblea Estatal Constitutiva sólo se presentaron 64 delegados y 49 delegados
Mostrar más

21 Lee mas

El interés particular en el sistema de partidos políticos en Colombia

El interés particular en el sistema de partidos políticos en Colombia

Los partidos políticos en América Latina están provistos de una amplia diversidad, debido a la compleja estructura clasista y a la existencia de numerosos grupos y capas sociales intermedias. Las primeras asociaciones políticas surgieron en Europa en el siglo XIX como partidos de dos fuerzas rivales: por un lado, los latifundistas y la Iglesia católica y, por otro, los terratenientes liberales y la burguesía comercial. Los primeros defendían a la clase semifeudal y los segundos representaban a la burguesía agraria, comercial e industrial. Estos partidos fueron denominados “históricos”. En Colombia, en 1848 se fundó el Partido Conservador y un año después surgió el Partido Liberal, cuya rivalidad suscitó guerras civiles y golpes de Estado. Una década más tarde, las revueltas populares iniciadas en abril de 1948 en respuesta al asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, líder de izquierda del Partido Liberal, aceleraron el contacto entre los dos partidos, los cuales adoptaron una enmienda constitucional en 1957 que prescribía la sucesión alternada de ambas colectividades en la Presidencia hasta 1974; a ello se le llamó Frente Nacional. Lo mismo ocurrió en Honduras, en donde el Partido Nacionalista (conservador), fundado en 1891, rivalizaba con el Partido Liberal, surgido en el mismo año como organización de la burguesía media y pequeña.
Mostrar más

18 Lee mas

VOTO PREFERENCIAL: ¿FAVORABLE O DESFAVORABLE AL SISTEMA DE PARTIDOS POLÍTICOS?

VOTO PREFERENCIAL: ¿FAVORABLE O DESFAVORABLE AL SISTEMA DE PARTIDOS POLÍTICOS?

Benavides convocaría a elecciones dieciocho meses después del golpe de estado, presentándose José Pardo y Barreda, quien era Rector de la Universidad de San Marcos, quien contaba con el respaldo de los partidos civilista, liberal y constitucional, y su contrincante Carlos de Piérola – hijo de Nicolás de Piérola -. Pardo gana rotundamente las elecciones y asume la presidencia de la República, su gobierno se mostró respetuoso de las leyes y procuró forjar una unidad nacional, en el sur del país surgió un movimiento en contra de los abusos de los nativos y campesinos que originaron muchas sublevaciones, entre ellas las más destacadas la encabezada por Teodomiro Gutiérrez Cuevas, conocido popularmente como Rumi Maqui – en quechua mano de piedra – quién logró identificarse con los pesares indigenistas y organizó un levantamiento campesino, el cual finalmente concluyó con el aprisionamiento de su líder. En la Capital desde el periódico El Tiempo dos jóvenes José Carlos Mariátegui y César Falcón se solidarizaron con los reclamos populares.
Mostrar más

142 Lee mas

Italia, de Tangentopoli al nuevo sistema de partidos (1992-1994)

Italia, de Tangentopoli al nuevo sistema de partidos (1992-1994)

Al mismo tiempo, el Gobierno comenzaría a aprobar la legislación que le permitiera combatir contra la Mafia. En efecto, el Senado dio el «visto bueno» a un decreto antimafia, elaborado tras el asesinato del juez Falcone y endurecido después del de su colega Borsellino. Al mismo tiempo, las au- toridades anunciaban la prohibición de los vuelos a baja altura en el espacio aéreo de Palermo, con el fin de evitar que la Mafia pudiera atacar desde el aire objetivos de la capital siciliana. Además, el decreto fomentaba la infil- tración de los servicios secretos en la Cosa Nostra; castigaba con hasta seis años de cárcel a los políticos que compraran votos mafiosos; incrementaba los poderes de la Policía, incluso a costa de los de los jueces; fijaba medidas de protección para los arrepentidos; y endurecía el trato penitenciario de quienes no colaborara con la justicia. En ese sentido, el ministro del Inte- rior, Nicola Mancino, expresaría su satisfacción al ver que el decreto no sólo era aprobado en la Cámara por los cuatro partidos de la coalición (demo- cristianos, socialistas, socialdemócratas y liberales), sino también con los votos de republicanos, del Movimiento Social Italiano, del Partido Democrá- tico de la Izquierda (PDS) y de la Liga Norte 14 .
Mostrar más

38 Lee mas

Elecciones en Honduras:  reconfiguración del sistema de partidos

Elecciones en Honduras: reconfiguración del sistema de partidos

En medio de la expectativa de los 9 partidos políticos en contienda así como de la ciudadanía en general, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) declaró ganador al candidato presidencial del Partido Nacional (PN) Juan Orlando Hernández con un 36.8% del total de los votos válidos, y con un margen electoral de 8.01% sobre su más cercana contendiente Xiomara Castro del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) que logró un 28.9%. Mauricio Villeda del Partido Liberal (PL) quedó en tercer lugar con 20.28%, y en cuarto lugar, Salvador Nasralla del Partido Anticorrupción (PAC) con el 13.52% de votos. Los restantes cuatro partidos políticos no lograron superar el 1% de los votos.
Mostrar más

13 Lee mas

El sistema de partidos en Cataluña (1980 - 2010)

El sistema de partidos en Cataluña (1980 - 2010)

José Montilla como Presidente. Dado que los 48 escaños cosechados por Artur Mas distaban mucho de los 68 necesarios para gobernar sin aliados. No obstante, consiguieron que una buena parte de los votos que se fueron a ERC regresaran al redil. Por otra parte, especialmente significativa fue la caída del PSC que, aunque se mantuvo como segunda fuerza política con 37 escaños, perdió 5 respecto al 2003. El problema fue que el PSC apenas absorbió votos por su izquierda. También perdieron fuerza los independentistas de Carod-Rovira (ERC), que bajó de 23 a 21 escaños. El PP, en cambio, continuó disfrutando de una presencia similar en la cámara que en la anterior legislatura, mientras que IC-V, la formación de Joan Saura, sumó 3 nuevos diputados. Pero la gran novedad fue C´s, un partido completamente nuevo que, sólo en cuatro meses, caló en el electorado, ocupando tres escaños en el Parlamento Catalán. El descontento de la etapa de gobierno de Pasqual Maragall, las desavenencias con el gobierno socialista de España y el desgobierno del gobierno catalán, consiguieron que una parte de su electorado socialista buscase otros espacios políticos. Pero también sucedió que parte del electorado del PP no se creía que los suyos fueran a negarle el voto parlamentario a un candidato nacionalista a la presidencia de la Generalitat. Ambas posiciones cuajaron en este nuevo partido, que obtuvo 89.840 votos y 3 diputados. Pero pese a todo, no se produjo ningún cambio en la relación de fuerzas en el sistema de partidos catalán.
Mostrar más

34 Lee mas

Los partidos políticos: estructuras y sistema de partidos en Cuba entre 1908 y 1920

Los partidos políticos: estructuras y sistema de partidos en Cuba entre 1908 y 1920

La Junta Central Electoral, atendiendo a las pruebas presentadas por cada agrupación política, a los estatutos de estas, resultados electorales obtenidos y los precep- tos del código de 1919, aprobaba o no la inscripción de los solicitantes, hecho que podía ser apelado ante el Tri- bunal Supremo de Justicia en pleno, lo que supone ga- rantía de limpieza e imparcialidad en la formación de las organizaciones políticas, pero solo si el mencionado tribunal aceptaba, tramitaba y resolvía con justicia y equidad la apelación, si la había. Los partidos políticos inscritos tenían derecho a presentar candidatura de par- tido para las elecciones desde el primero de noviembre de 1920 y en las sucesivas elecciones
Mostrar más

11 Lee mas

La dinámica partidista en México, con especial referencia a las tres principales fuerzas políticas (Artículos y Misceláneas).

La dinámica partidista en México, con especial referencia a las tres principales fuerzas políticas (Artículos y Misceláneas).

En dicha elección, el sistema de partidos siguió siendo plural, competitivo y moderado. Todas las fuerzas políti- cas que compitieron en ese proceso se posicionaron en el espectro político izquierda-derecha. De los once partidos políticos nacionales que participaron, cinco de ellos perdie- ron su registro legal al no alcanzar el umbral impuesto por la autoridad electoral. Todos ellos de reciente creación. La dinámica política que generó la elección de 2000 fue diversa y compleja, toda vez que las tres fuerzas políticas de gran relevancia –PAN, PRD y PRI– que esperaban más de la base electoral nacional, sus avances fueron mínimos, incluso para algunos partidos significó un retroceso. Los partidos que lograron una avance mínimo fueron el PRI y el PRD al obtener 222 y 96 escaños, res- pectivamente, mismos que constituyeron 35.8% y 18.2% de los votos totales emitidos válidos. El PAN, por su lado, retrocedió al alcanzar un total de 151 escaños (31.9%); el PVEM se mantuvo al lograr 17 escaños (6.4%) y los restantes dos partidos obtuvieron 10 escaños (5.7%). El status mantenido por los partidos en la sede legis- lativa permitió observar dos cuestiones: i) una limitada presencia del partido de gobierno para ser promotor y conductor de la vida parlamentaria o, en su caso, un margen reducido para erigirse como director de la agenda legis- lativa, y ii) una representación altamente significativa de la oposición para decidir el rumbo nacional, incluso la suma de un sector de la oposición (PRI, PRD y PVEM) per- mitiría obtener la mayoría calificada necesaria para modificar la Constitución o para echar atrás el veto presidencial. De igual manera, esta elección de 2003 impuso nuevas formas de hacer campaña política, pues todos los partidos políticos, sin excepción alguna, llevaron a cabo intensos sondeos de opinión, un sinfín de encues- tas para medir las preferencias electorales, una fuerte campaña por aire y tierra, entre otros.
Mostrar más

14 Lee mas

¿MEMORIA SIN PARTIDOS O PARTIDOS SIN MEMORIA?

¿MEMORIA SIN PARTIDOS O PARTIDOS SIN MEMORIA?

Justicialista ( pJ ), al Partido Intransigente, a la Democracia Cristiana y al Movimiento de Integración y Desarrollo (Crenzel, 2008). Desde esta plataforma, los partidos exigieron el restablecimiento del orden constitucional, la celebración de elecciones y se convirtie- ron en los interlocutores sociales frente al gobierno militar, que se vio obligado a ceder ante una situación política y económica francamente insostenible. No menos impor- tante es señalar que, entre 1982 y 1983, los partidos exhibían un importante respaldo de la sociedad, la cual veía en ellos instrumentos de cambio o “la última carta por jugar” (Catterberg, 1989: 87). A diferencia de Chile, en Argentina, la Multipartidaria pronto se desintegró y ya desde la campaña electoral de 1983 se había recobrado el histórico código discursivo de confrontación entre radicales y peronistas. En efecto, la campaña electoral de 1983 estuvo marcada por una fuerte confrontación entre Luder y Alfonsín, caracterizada por la ambigüedad del primero en abordar el tema de los militares y los derechos humanos, y el arrojo del segundo por diferenciarse y definirse al respecto. Las ambiguas declaraciones de Luder se entienden, en parte, con las altas expectativas de victoria que tenía al presentarse por el justicialismo; en cambio, la estrategia de Alfonsín
Mostrar más

41 Lee mas

Funciones de los partidos en la Web 2.0 propuesta de herramientas de medición de las funciones de los partidos políticos en redes sociales

Funciones de los partidos en la Web 2.0 propuesta de herramientas de medición de las funciones de los partidos políticos en redes sociales

Los partidos políticos en la actualidad afrontan una fuerte crisis institucional, de representatividad y participación. Según la Encuesta de Cultura Política de 2013 del Departamento Nacional de Estadística [DANE] solo el 2.2% de los las personas de 18 años y más forman o han formado parte de partidos políticos el año anterior a la aplicación de la misma. Sin embargo el Proyecto de Opinión Pública de América Latina [LAPOP] (Sánchez, Montalvo y Zechmeister, 2015) muestra que en Colombia el 24.5% de los encuestados participan en reuniones de partidos o movimientos políticos. De este modo se configura una gran volatilidad entre ambas mediciones, aun así el número de personas que están vinculadas con organizaciones políticas es bajo en Colombia. Además, la medición del DANE constató que el 81.5% de los ciudadanos no simpatiza con ningún movimiento o partido político.
Mostrar más

99 Lee mas

Show all 10000 documents...