Sueño de Una Noche de Verano (1595)

Top PDF Sueño de Una Noche de Verano (1595):

El sueño de una noche de verano en el aula de Lengua Extranjera-FPE

El sueño de una noche de verano en el aula de Lengua Extranjera-FPE

Siguiendo esta línea de actuación, se planificaron actividades que dirigieran a los estudiantes hacia la plena comprensión de la obra, dado el nivel de los estudiantes en lengua inglesa se seleccionó la lectura graduada de nivel 2. Esta unidad didác- tica se desarrolló en 15 sesiones de 60 a 90 minutos cada una. Las adaptaciones cinematográficas de El sueño de una noche de verano elegidas son dos: por un lado, la versión llevada a la pantalla por Christine Edzard (2001) y por otro, la de Michael Hoffman (1999). Se seleccionó la versión de Hoffman porque ofrece un espectáculo visual ambientado a principios del siglo XX −al que Crowl (2008, p.88) calificó de «visual masterpiece» − especialmente atrayente para el alumnado. La adaptación de Edzard tiene una ambientación mucho más simple, está representada por niños de Primaria, lo que en gran medida recuerda a los hijos de los participantes en el curso.
Mostrar más

16 Lee mas

William Shakespeare EL SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO

William Shakespeare EL SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO

M uy bien me conoces: yo soy ese alegre andarín de la noche. Divierto a Oberón, que ríe de gozo si burlo a un caballo potente y brioso relinchando a modo de joven potrilla. Acecho en el vaso de vieja cuentista en forma y aspecto de manzana asada; asomo ante el labio y, por la papada, cuando va a beber, vierto la cerveza. Al contar sus cuentos, esta pobre vieja a veces me toma por un taburete: le esquivo el trasero, al suelo se viene, grita «¡Qué culada!», y tose sin fin. Toda la compaña se echa a reír, crece el regocijo, estornudan, juran que un día tan gracioso no han vivido nunca. Pero aparta, hada: Oberón se acerca. HADA
Mostrar más

52 Lee mas

Circo de noche

Circo de noche

La estrella de este Circo en vidrio de aumento dura lo que otras Pulgas: siempre, siempre termina como todas; aplastada.. Las pulgas no contamos ante El Señor que sin embargo vive de nue[r]

8 Lee mas

El sueño

El sueño

No cabe duda lo vago de estos términos coloquiales. Tampoco es fácil deducir que invocan latencia de sueño, eficiencia o alertamientos. Por lo tanto, no sorprende que en varias investigaciones se haya documentado una pobre concordancia entre las variables objetivas y la estimación subjetiva de la latencia de sueño, tiempo que se permanece despierto después de apagar luces o el número de desperta- res en la noche. Sin embargo, podría discutirse que dejan entrever alguna relación con el número de despertares y la duración del sueño. A pesar de lo anterior, el número de veces que el sujeto estima despertó en la noche tampoco se correlaciona con los hallazgos objetivos del polisomnograma de la misma noche. ¿Resulta entonces innecesario o impo- sible con base en la apreciación subjetiva caracterizar o medir algunas de la cualidades del sueño nocturno? ¿No es posible concebir un constructo de calidad de sueño como tal? Antes de aceptar esta posibilidad, debemos hacer un esfuerzo por una parte de seleccionar mejor las preguntas con que vamos a evaluar la calidad y por la otra, compren- der la estructura subyacente de los cuestionarios previa- mente desarrollados con fines de evaluar el sueño como tal o sus trastornos. Para esto son varios los pasos a seguir.
Mostrar más

10 Lee mas

La noche de Novalis y en Rubén Darío: Los Himnos a la noche y "Nocturno"

La noche de Novalis y en Rubén Darío: Los Himnos a la noche y "Nocturno"

Rubén Darío, por su parte, para expresar el sentimiento personal ante la noche, no recurre en el poema que comentamos, como Novalis, al esquema del descenso o caida, pero sí desarrolla m[r]

14 Lee mas

Larga es la noche

Larga es la noche

―dijo el hombre de los espejuelos oscuros cuando Luis Miguel firmó la planilla―.. La lista va caminando.[r]

25 Lee mas

la-noche-de-tlatelolco

la-noche-de-tlatelolco

La cárcel es el lugar más ruidoso del mundo. Los patios siem- pre están llenos, salvo el domingo después de que sale la visita a las cuatro de la tarde. Entonces se vacía el patio y todos nos encerramos en nuestra celda: el carcelazo. Pero si no, a las seis y treinta de la mañana cuando toca la banda empieza un ajetreo de los mil demonios. La corneta toca "alevante", la corneta toca "a rancho", la corneta toca para romper filas, la corneta toca a las nueve para que- sepamos que son las nueve: las nueve significa "defensores". ¡Luego otra vez a las once! ¡A la una para el rancho! A las cuatro pasa la banda de nuevo por el re- dondel —es ese círculo alrededor del Polígono— para el parte de las cuatro. Es como pasar lista; decir cuántos hay de pobla- ción. Ese parte lo firma Raúl que es el jefe de la crujía C. A las ocho otra vez la banda —cornetas y tambores—, puros instrumentos dados al queso que emiten unos sonidos que se te pone la carne de gallina —bueno no es para tanto—, y a las diez tocan silencio. .. ¿Sabes? El silencio es lo que más cala, porque entonces empieza la guardia nocturna, los vigilantes que gritan en las murallas: "¡Alerta!" cada cuarto de hora... En la noche te zumban en los oídos todos los gritos del día: "población: 61, Bajas O, Altas 01", \Poblacionl \Población\ \Población\ \Pobla- ciónl. . . los cantidos de los vendedores que van de crujía en crujía, el redoble de los tambores en el redondel, el chirrido de cualquier fierro contra las rejas, el golpe de tu propia puerta de hierro y entonces se te viene la cárcel encima; toda su herrum- bre, sus púas, el sonido oxidado de las ruedas de los carritos eti que vienen los peroles del rancho: guisado, frijoles, atole, frijoles, guisado, frijoles, guisado, caldo con trozos de carne y huesos, algunas verduras, atole, peroles, peroles... Creo que yo quepo en uno de esos peroles...
Mostrar más

118 Lee mas

Bajo la noche

Bajo la noche

Él tenía que comparar entre lo que veía y lo que había dejado, de otro modo.. corría el riesgo de perderse.[r]

5 Lee mas

La noche entonces se

La noche entonces se

48 Cabe señalar que el uso del hiperbaton en la primera estrofa de este poema tiene, ai menos, dos funciones; como figura retórica le permite a Neruda homenajear a Góngora (pue[r]

50 Lee mas

El alba con la noche

El alba con la noche

La imagen de la guerra es la ruina. Paysandú y Humaitá fueron el símbolo de un modelo político que terminaba, su última “defensa”: sobre estas ruinas se construyeron los estados nacionales y el “equilibrio” de fuerzas regionales. Las ruinas de las misiones jesuíticas y la ruina de Humaitá construyeron un relato continuo, encapsularon el sueño de la autonomía. Los fotógrafos se detuvieron en registrar las ruinas, lo hacían como simple crónica, registro de los sucesos de la guerra, señales de la victoria. El tiempo convirtió a los edificios marcados por el combate en ruinas ro- mánticas. Es Humaitá pintado por Juan Samudio. La naturaleza bucólica, la idealización de la tierra fértil americana se encontró con la advertencia
Mostrar más

6 Lee mas

La noche triste

La noche triste

La vanguardia y el centro pudieron pasar sobre la puente y artificio por la primer cortadura; sobre aquel terrible colmo de pertrechos y de cadá\'eres por la segunda; echándose al agua, [r]

19 Lee mas

LA NOCHE DEL ELEFANTE

LA NOCHE DEL ELEFANTE

El elefante había viajado con el circo por parís, londres, Moscú, Buenos aires, siempre por las más grandes ciudades del mundo, y ahora, cruzando el Chaco, había llegado a sáenz peña,[r]

18 Lee mas

LA NOCHE DEL ELEFANTE

LA NOCHE DEL ELEFANTE

El elefante había viajado con el circo por parís, londres, Moscú, Buenos aires, siempre por las más grandes ciudades del mundo, y ahora, cruzando el Chaco, había llegado a sáenz peña,[r]

18 Lee mas

Cuba y la noche

Cuba y la noche

- Como dijo el Señor: "El que creyere se salvará; pero el que no creyere sera condenado." Después de escuchar aquella última frase mientras cerraba la puerta de la tienda no me quedaba d[r]

35 Lee mas

Todo por un sueño

Todo por un sueño

significado de la palabra vida. Gracias (dijo elevando por un segundo la vista al cielo. Maca sintió un vuelco en el corazón ante ese gesto) y por último... (tomó aire) Quiero dedicar este trofeo a ese sueño incumplido... ese que dejé pasar y perdí por... inmadurez y sin luchar. A ese sueño que sigo esperando que se cumpla y que lo esperaré toda la vida (Maca lloraba, ella dejaba escapar algunas lágrimas) porque sé que merecerá la pena, porque ahora sé que haga lo que haga, por mucho que haya pasado o pasen las cosas y el tiempo, sé que nunca cambiará mi deseo de cumplir ese sueño, ese que llevo esperando ya algunos años, el que no supe ver y el que siento que fue, es y seguirá siendo el motor de mi vida (se le cortaban las palabras por la emoción) por eso este triunfo es diferente al anterior... por eso ahora sí me siento algo más ganadora... porque espero que aún haya esperanza (sonrió levemente) y que haré todo lo que sea necesario por recuperar y cumplir ese sueño... porque todo, absolutamente todo lo que hago, pienso y siento, es por un sueño (tomó aire, buscó entre la gente, con dificultad la vio, algo lejana pero la vio, clavó la mirada en ella, se tragó el nudo que tenía en la garganta y finalmente terminó con aquel discurso) Todo por un sueño (finalizó, alzando aquella bandeja de plata y recibiendo los aplausos de las gradas)
Mostrar más

208 Lee mas

Introducción al sueño creador de arquitecturas. El sueño de la razón VS. el sueño de la intuición

Introducción al sueño creador de arquitecturas. El sueño de la razón VS. el sueño de la intuición

Consideraremos pues un atributo de la arquitectura daimónica el sueño premonitorio como anunciación de la futura construcción. El poder del sueño transforma la realidad y dota a la arquitectura de un halo de energía perceptible a los iniciados, pero ¡ay!, que pocas construcciones tienen hoy día un origen similar. No podemos confundir estos sueños con las ansias de poder o de beneficio económico. Los sueños a los que nos referimos son sueños dictados por un ser divino, no por nuestras bajezas humanas. Los sueños son buenos indicadores del poder de la arquitectura y sin ellos tal vez la grandiosidad de los castillos en el aire no existiría. El mejor ejemplo de esta grandiosidad es la conocida simetría onírica de Kubla Khan y Samuel Coleridge. El segundo soñó un poema épico inspirado en la descripción del palacio del emperador sin saber que al primero le habían sido revelados los planos de su palacio en un sueño, según “una historia universal redactada en Persia a principios del siglo XIV y no vertida a idioma occidental alguno sino después de la muerte de Coleridge” 14 y que
Mostrar más

22 Lee mas

MARRUECOS CON NOCHE EN EL DESIERTO

MARRUECOS CON NOCHE EN EL DESIERTO

visita termina en el estanque Aghal, y continuación hacia Ifrane, pequeño pueblo montañoso conocido por su famosa estación de esquí. Tras una breve parada, contimuamos atravesando las suaves montañas del Medio Atlas hasta llegar a Midelt. Continuación por una bella ruta berebere hasta Erfoud, en los límites del gran desierto del Sahara, a la llegada a Erfoud tomaremos un vehículo todo terreno 4 X 4 y por pistas desérticas nos dirigiremos a las Dunas del Sahara en Merzouga, donde pasarán una noche en auténticas Jaimas Bereberes. CENA (sin bebidas) y alojamiento
Mostrar más

5 Lee mas

Corporación Educativa Combos programa de atención integral a la niñez trabajadora. Por el derecho al sueño. Una aproximación fenomenológica al mundo de las niñas y los niños que trabajan en la noche.

Corporación Educativa Combos programa de atención integral a la niñez trabajadora. Por el derecho al sueño. Una aproximación fenomenológica al mundo de las niñas y los niños que trabajan en la noche.

Allá a lo lejos, en una choza próxima al bosque vivía un leñador con su esposa y sus dos hijos: Hansel y Gretel. El hombre era muy pobre. Tanto, que aún en las épocas en que ganaba más dinero apenas si alcanzaba para comer. Pero un buen día no les quedó ni una moneda para comprar comida ni un poquito de harina para hacer pan. "Nuestros hijos morirán de hambre", se lamentó el pobre esa noche. "Solo hay un remedio -dijo la mamá llorando-. Tenemos que dejarlos en el bosque, cerca del palacio del rey. Alguna persona de la corte los recogerá y cuidará". Hansel y Gretel, que no se habían podido dormir de hambre, oyeron la conversación. Gretel se echó a llorar, pero Hansel la consoló así: "No temas. Tengo un plan para encontrar el camino de regreso. Prefiero pasar hambre aquí a vivir con lujos entre desconocidos"….
Mostrar más

186 Lee mas

Canadá: entre el sueño americano y el sueño europeo

Canadá: entre el sueño americano y el sueño europeo

La hegemonía de Estados Unidos en la economía mundial estuvo indisolublemente ligada con un sistema de valores sintetizado en el llamado “sueño americano” el cual está cada vez más cuestionado en el mundo. La Unión Europea, como actual fuerza económica y parte integrante de un liderazgo mundial compartido, está creando también un sistema de valores el cual promueve en el mundo a través de diversos mecanismos, aún a pesar de la heterogeneidad y contradicciones internas que la aquejan. En este artículo se establece una comparación de ambos sistemas de valores para finalmente hacer algunas reflexiones sobre la situación de Canadá.
Mostrar más

8 Lee mas

Show all 2476 documents...