Teoría expansionista con el fin ético o moral

Top PDF Teoría expansionista con el fin ético o moral:

Las cuestiones sociocientíficas y el razonamiento moral y ético

Las cuestiones sociocientíficas y el razonamiento moral y ético

Se observa que los estudiantes perciben, construyen y asimilan los significados de los conceptos científicos con el fin de comprender y explicar una situación de carácter social aproximándose a la etapa interpersonal del nivel de razonamiento moral convencional en donde prevalecen las normas, leyes y acuerdos sociales, denotando como ejes integradores, el dialogo con el profesor, el trabajo cooperativo, la discusión y los debates, lo cual permite facilitar la comprensión y entendimiento sobre las situaciones sociales y generar posición frente a ellas, como se presenta en el episodio 18 que sintetiza algunos aportes de los educandos sobre aspectos positivos y negativos de la legalización de la dosis personal en Colombia.
Mostrar más

14 Lee mas

Desarrollo ético moral en estudiantes de ciencias de la comunicación

Desarrollo ético moral en estudiantes de ciencias de la comunicación

Mientras que esta opinión de sentido común concuerda con gran parte de la experiencia diaria, no considera lo que ocurre cuando una persona entra en conflicto y pone en juego qué valor seguir, tampoco considera los perfiles de género ante disyuntivas morales, y aunque los discursos éticos o morales apuntan a la universalidad y, por tanto, a la neutrali- dad de género, de acuerdo con López, 3 algunos filósofos y éticos, sobre todo feministas, han demostrado cómo se puede evidenciar la presencia de la oculta categoría de género en el pensamiento moral, al criticar las concepciones implícitas de los juicios morales, o bien al contextualizar los argumentos morales y, de ese modo, cuestionar su neutralidad de género y universalidad. Gilligan, 4 por ejemplo, critica la teoría de Kohlberg, argumenta que aunque ésta identifica correctamen- te las etapas por las que pasa el hombre al desarrollarse, no
Mostrar más

6 Lee mas

El contexto ético filosófico de la mediación y la proyección moral del modelo transformativo

El contexto ético filosófico de la mediación y la proyección moral del modelo transformativo

La justicia es el fundamento del derecho, del conjunto de leyes que rigen la vida política de una sociedad; las que se promulgan con el fin de asegurar la armonía y la supervivencia de la comunidad, pero cuando se trata de organizar las conductas en el ámbito privado, la fuerza de la justicia se debilita. Los lazos afectivos y las relaciones personales hacen innecesario ese referente de igualdad y orden tan necesarios en el ámbito de lo público. Cierto es que existen leyes y por tanto intención de administrar justicia para algunos ámbitos del espacio privado. Desgraciadamente en algunos casos, la intolerancia, o el desinterés por los seres más próximos se pueden convertir en hechos que clamen por una justicia, pero es que entonces, los vínculos personales o emocionales que la hacían innecesaria han desaparecido o se han alterado. Mientras éstos permanezcan reconocibles y estables la preocupación por el bienestar propio y ajeno, el reconocimiento, la tolerancia y la comprensión dejan a la justicia muda ante un conflicto en el ámbito privado.
Mostrar más

98 Lee mas

Ética y razonamiento moral. Dilemas morales y comportamiento ético en las organizaciones.

Ética y razonamiento moral. Dilemas morales y comportamiento ético en las organizaciones.

La teoría del contrato social ha sido modernizada con la noción de la justicia distributiva de Rawls y la idea de libertad personal de Nozick 21 . Rawls 22 considera a la justicia como el mayor valor, por encima de la libertad. Y la justicia la entiende en el sentido de “equidad” que es el valor que debería regir al contrato social. De acuerdo con el mismo la distribución de beneficios y cargas en una sociedad será justa si la misma se genera por la aplicación de tres principios: el principio de igual libertad, el principio de diferencia y el principio de igualdad de oportunidades. El primer principio que establece que “cada persona deberá tener igual derecho a las libertades básicas más amplias compatibles con libertades básicas similares para todos” deberá tener prioridad sobre los restantes. Y el principio de diferencia es prioritario respecto del de igualdad de oportunidades. Estos dos principios se combinan de este modo “las desigualdades económicas y sociales serán justificadas sólo si a) resulten en el beneficio máximo de las personas que estén en la situación más desventajosa (principio de diferencia) y b) las mismas estén ligadas a puestos y funciones abiertos a todo el mundo (principio de igualdad de oportunidades).
Mostrar más

39 Lee mas

La cuestión del aborto. Una perspectiva filosófico-jurídica de un problema ético-moral

La cuestión del aborto. Una perspectiva filosófico-jurídica de un problema ético-moral

fin al drama del aborto clandestino, sin que ello signifique, a largo pla- zo, un aumento en el número total de abortos, como así lo demuestran las estadísticas allá donde hoy existe una regulación jurídica de este tipo. Además, y esto se conecta con el punto anterior, desde un punto de vista estrictamente socio-jurídico, la modalidad “blanda”, en cuanto que permite que aborte la mujer que lo desee, elimina la conflictividad jurídica que el modelo “fuerte” irremediablemente contiene. La prohibición dentro de una modalidad “fuerte” no impide, en efecto, que muchas mujeres de cualquier manera decidan abortar, a pesar del riesgo de la coacción; y aunque de hecho el delito de aborto puede ser muy poco perseguido por quienes ejercen la justicia, de cualquier manera esas mujeres —y quienes las “ayudan”— saben bien que su acto de abortar puede ser penalizado en cualquier momento, dependiendo de la voluntad contingente, como un delito. En consecuen- cia, permitir el aborto ayuda a destruir la ficción jurídica que está detrás de la idea ingenua de que es suficiente prohibir un comportamiento —o bien, obligar a las personas a comportarse de algún modo— con una norma jurídica para que se obtenga el resultado deseado. Como recomiendan los buenos juristas, el derecho no debería prohibir comportamientos necesarios (como la respiración, por ejemplo), ni hacer obligatorios actos imposibles (como volar sin la ayuda de aeroplanos o aparatos semejantes). El aborto no constituye, por fortuna, ni un evento necesario, ni, por desgracia, un evento imposible; es sólo el último y desesperado recurso —el mal menor— que muchas mujeres consideran como alternativa en un determinado momen- to de su vida. ¿Cómo regularlo jurídicamente, más allá de todas nuestras elucubraciones filosófico-teóricas?
Mostrar más

30 Lee mas

El papel de las virtudes en la teoría moral abelardiana

El papel de las virtudes en la teoría moral abelardiana

La caridad, junto a la fe y a la esperanza, conforma lo que la tradición cristiana conoce como ‘virtudes teologales’. Éstas, además de pertenecer al ámbito ético por su condición de virtud, están estrechamente relacionadas con la gracia. Incluso autores como De Gandillac o Bacigalupo 23 entienden que gracia y caridad son sinónimas. No obstante, analizar este tema desde una perspectiva teológica excedería en mucho el propósito de este trabajo. Por otra parte, el mismo Abelardo no parece darle un tratamiento teológico, al menos en el Dialogus, desde el momento en que, al introducir esta clase de virtudes, no hace ninguna referencia a la división teologal / cardinal. Además, prefiere insistir más bien en las diferencias cuantitativas de los méritos, en lugar de hacer notar que la caridad no es, como las restantes virtudes, adquirida por el ejercicio natural de la voluntad.
Mostrar más

9 Lee mas

La Teoría moral de la Ilustración: Autonomía y Libertad

La Teoría moral de la Ilustración: Autonomía y Libertad

“Ni en el mundo, ni, en general, fuera de él, es posible pensar nada que pueda ser considerado bueno sin restricción excepto una buena voluntad. El entendimiento, el ingenio, la falcultad de discernir, o como quieran llamarse los talentos del espíritu; o el valor, la decisión, la constancia en los propósitos, como cualidades del temperamento, son, sin duda, buenos y deseables en muchos sentidos, aunque también pueden llegar a ser extraordinariamente malos y dañinos si la voluntad que debe hacer uso de estos dones de la naturaleza y cuya constitución se llama propiamente carácter, no es buena. Lo mismo sucede con los dones de la fortuna. El poder, la riqueza, el honor, incluso la salud y la alegría con la propia situación personal, que se resume en el término “felicidad”, dan valor, y tras él a veces arrogancia, si no existe una buena voluntad que dirija y acomode a un fin universal el influjo de esa felicidad y con él el principio general de la acción; por no hablar de que un espectador racional imparcial, al contemplar la ininterrumpida prosperidad de un ser que no ostenta ningún rasgo de una voluntad pura y buena, jamás podrá llegar a sentir satisfacción, por lo que la buena voluntad parece constitutir la ineludible condición que nos hace dignos de ser felices.
Mostrar más

12 Lee mas

El desarrollo moral como desarrollo humano integro. Análisis ético y psicopedagógico - e-spacio

El desarrollo moral como desarrollo humano integro. Análisis ético y psicopedagógico - e-spacio

Concepto y fundamento antropológico de la moral, a partir de ahora, se cons- tituyen por eso mismo en criterio de demarcación de lo que es propiamente moral respecto de lo que no es moral, sino otra osa; determina lo que es contenido de la moral y qué cuestiones son verdaderamente cuestiones morales, de manera que, inversamente, todo concepto moral, toda problema moral y toda teoría moral que no sea o no incluya un contenido o cuestión antropológica en el sentido del con- cepto y fundamento indicado, no es verdadera y estrictamente moral. Dicho de otra manera: siendo la plena auto-co-realización el núcleo esencial de la moral, el imperativo más formal y el valor más universal, sólo es moral un concepto, cues- tión o teoría si y en cuanto su contenido tiene que ver con la autorrealización per- sonal en su sentido ontológico y existencial o vital. Lógicamente, los rasgos de la moral se derivan necesariamente de la naturaleza humana individual de las per- sonas y vienen determinados por ella. Así, por ejemplo, la dialecticidad de la natu- raleza humana, y por lo tanto de su autorrealización, determina y fundamenta la dialecticidad de la moral y es criterio de la dialecticidad de sus contenidos y de la educación en los mismos: de la bondad y perfección, de las normas, valores y vir- tudes, la felicidad, carácter, libertad, actitudes, así como de la solidaridad enten- dida como realidad y dimensión socio-comunitaria del hombre y de la moral. La realización de esta moral antropológica manifiesta, como veremos más adelante, la necesidad de una verdadera transmutación de los valores predominantes de nuestra cultura en valores fácticos verdaderamente humanos, es decir, de los valo- res sociopolíticos, por ejemplo, en valores verdaderamente morales, auto-co-rea- lizantes; es necesario moralizar en este sentido la vida privada y la vida pública y comunitarizar la sociedad, transformar la sociedad en una auténtica comunidad humana, en la que sea posible la plena autorrealización individual correalizada y felizmente convivida. En esto consiste, además, la necesidad de moralizar, pro- fundizar y democratizar la democracia.
Mostrar más

38 Lee mas

Fundamentos para una moral natural: la necesidad del naturalismo ético frente al racionalismo axiológico

Fundamentos para una moral natural: la necesidad del naturalismo ético frente al racionalismo axiológico

1.3 OBJETIVIDAD DE LOS VALORES VITALES Tras haber estudiado las teorías objetivistas y subjetivistas, así como las posturas axio- lógicas de Scheler y Nietzsche, es momento de analizar los valores vitales en mayor profundidad. Como ya he señalado anteriormente, considero que los valores vitales son fundantes de todos los demás, y puesto que la naturaleza se antepone a todo pensa- miento, debemos reconocer que existe antes que todas las teorías que intentan expli- carla. Si bien, al igual que los subjetivistas y Nietzsche, creo que los valores son enti- dades subjetivas ―productos de nuestra valoración, nuestra visión del mundo sobre los objetos valorados― también sostengo que los valores que pertenecen al mundo natural poseen una objetividad que va más allá de lo humano. Con valores vitales me refiero a valores como la fuerza, la salud, la belleza, la expansión, el dominio, etc.; los valores vitales que Nietzsche también reconoce como valores biológicos y fisiológicos que im- plican una valoración que afirma y celebra la vida. Hace más de dos mil años, cuando la filosofía era «filosofía de la naturaleza» ―que luego pasó a llamarse «física»― se con- sideraba que el mundo natural era lo suficientemente interesante e enigmático como para investigarlo y formular preguntas pertinentes sobre él. Pero cuando la filosofía pasó a ser el estudio del Ser y la existencia, el mundo natural fue abandonado por con- siderarse poco interesante siendo entendido como un «caos de sensaciones», entonces los filósofos enfocaron su atención en un mundo abstracto y trascendental que debía dar sustento epistemológico al mundo sensible. Lo mismo ha pasado en el plano axio- lógico. Se han buscado valores esenciales en el mundo inteligible, en valores que de- bían dar sustento a los valores terrenales. El significado y la importancia de estos valo- res vitales será analizado en profundidad en el capítulo cinco, pero por ahora debe- mos hablar sólo del carácter de estos valores dentro de la teoría axiológica, y pregun- tarnos si gozan o no de objetividad. El carácter objetivo o subjetivo de estos valores es fundamental para determinar si a partir de éstos se puede construir una valoración moral firme.
Mostrar más

242 Lee mas

Teoría moral kantiana y utilitarismo: una confrontación clásica

Teoría moral kantiana y utilitarismo: una confrontación clásica

60 Con lo anterior nos encontraríamos en una mejor posición al ver que realmente hay un lugar dentro de la moralidad para la idea de estados de cosas mejores y peores. Que exista tal lugar es cierto, aunque solo sea porque el fin apropiado de la benevolencia es el bien de los demás, y porque en muchas situaciones la persona que tiene esta virtud podrá pensar en estados buenos y malos, en términos del bien general. Sin embargo, esto no significa que siempre podrá hacerlo. Porque por ejemplo, la justicia prohibirá acciones en donde se dañen seres vivos en pro de una investigación. Pues prohíbe el experimento dañino diseñado para promover la investigación del cáncer. Por tal motivo no sería posible preguntar si el estado de cosas que contiene la acción y su resultado será mejor o peor que uno en el que la acción no se haya realizado. La acción es una que no se puede hacer, porque la justicia lo prohíbe, y nada que tenga este carácter moral está dentro del alcance del tipo de comparación de resultados totales que la benevolencia a veces puede requerir. Para Foot el hombre moral es consciente de lo que no puede hacer, por lo que es innecesario que incluya tal cosa en una evaluación que puede estar haciendo sobre los buenos y malos estados de cosas que puede traer.
Mostrar más

82 Lee mas

El postulado de Dios en Kant & la conexión con su teoría moral

El postulado de Dios en Kant & la conexión con su teoría moral

Tampoco debe tomarse como una contradicción de nuestra parte, el hecho de que Kant haya catalogado al tercer principio práctico de la voluntad como el que da la totalidad a su sistema. Sin duda alguna, cuando Kant se refirió a este último de dicha forma, no se estaba refiriendo a la totalidad del sistema de la Razón (el cual sí alberga los conceptos metafísicos que nosotros hemos descartado), sino tan sólo a la totalidad del sistema ético que no necesita jamás ninguna clase de esperanza metafísica. Por tal motivo, el imperativo categórico bien nos puede servir en procura de la consolidación de una ética de los hombres y para los hombres: Una auténtica ética de los hombres para la vida en comunidad. En tal proporción, la totalidad de un sistema ético no es perjudicial para la humanidad porque se desembaraza de aspiraciones metafísicas totalitarias que ciertamente nada aportan a la genuina relación ética entre los hombres en vista de su correlación como colectividad. El imperativo categórico está revestido de una Dignidad y una Autoridad tan notorias, que siempre debería obligar a los hombres a obrar tan sólo bajo la guía de la razón.
Mostrar más

46 Lee mas

El planteamiento moral de Stanley Hauerwas y su teoría de las virtudes

El planteamiento moral de Stanley Hauerwas y su teoría de las virtudes

A partir de los años 80, Hauerwas ha logrado establecer algunos elementos clave para la correcta comprensión de la vida moral, que considera proveniente de la ver- dad sobre el hombre. Entre ellos, está el de narrativa, que denomina el conjunto de informaciones con las cuales una persona explica su existencia y comprende su sentido último. La narrativa no es simplemente re- cibida, sino elaborada libremente a partir de las distin- tas narrativas que cada persona encuentra en su vida. Las comunidades, especialmente de la Iglesia, tienen el importante papel de suministrar las narrativas. La narrativa permite una determinada comprensión de la vida, de la sociedad y de Dios. Se trata de una verdadera visión moral que, si es adecuada, permite la recta comprensión y la búsqueda de verdaderas virtu- des. Son solo estas virtudes que permiten lograr el fin último vislumbrado por la narrativa. Para Hauerwas, ése es el hombre con un carácter significativo. Por último, comparamos el sistema moral de Hauerwas con otras perspectivas contemporáneas, y analizamos algunas virtudes más fundamentales en su obra.
Mostrar más

80 Lee mas

Moral y estrategia en la teoría social de Erving Goffman

Moral y estrategia en la teoría social de Erving Goffman

proyectará una “definición de la situación” (Goffman, 2004: 18) que los otros tomarán en consideración. A veces el individuo actuará con un criterio totalmente calculador expre- sándose de determinada manera con el único fin de dar a los otros la clase de impresión que, sin duda, evocará en ellos la respuesta específica que a él le interesa obtener. A veces el individuo será calculador en su actividad, pero relativamente ignorante de ello. A veces se expresará intencional y cons- cientemente de un modo particular, pero sobre todo porque la tradición de su grupo o estatus requiere de este tipo de expresión y no a causa de ninguna respuesta particular que es probable de ser evocada en aquellas impresionadas por la expresión. A veces las tradiciones propias del rol de un individuo lo lle- varán a dar una determinada impresión bien calculada, pese a lo cual, quizás no esté ni consciente ni inconscientemente dispuesto a crear dicha expresión (Goffman, 2004: 18).
Mostrar más

27 Lee mas

“Acerca de” la controversia sobre “la relación entre teoría y práctica en la moral”

“Acerca de” la controversia sobre “la relación entre teoría y práctica en la moral”

ción y la segunda Crítica), sino alude a él usando el verbo modal en infinitivo sollen exclusivamente en un par de ocasiones (Ak, IV: 345). Más todavía, en los trabajos preparatorios a la redacción de Prolegomena (Vorarbeiten zu den Prolegomena), Kant comenta que “la cuestión sobre la posibilidad del impe- rativo categórico se mostrará en poco tiempo, pero sin recurrir al idealismo ni a las categorías” (Ak, XXIII: 61). Esto sugiere que Kant fijó de lleno su aten- ción en el concepto específico del deber moral (moralische Pflichtbegriff) y su fundamentación metafísica después de haber publicado Prolegomena, en algún momento entre el segundo semestre de 1783 y antes, evidentemente, de empezar con la redacción de la Fundamentación, a comienzos de 1784. Ahora bien, este lapso de tiempo coincide no solo con la llegada de la recensión original de Garve a manos de Kant, sino también con la publicación, en tres volúmenes, del fa- moso “Cicerón de Garve”, esto es, la traducción del De Officiis del latín al ale- mán acompañada de un largo comentario “moderno” del pensamiento ético del orador y filósofo estoico. Garve publicó su Philosophische Anmerkungen und Abhandlungen zu Cicero’s Büchern von den Pflichten en diciembre de 1783, aunque se trata de un trabajo que tenía en preparación cuatro años antes. 9 Como evidencia histórica de la importancia que conjuntamente tuvieron la reseña y el Cicerón de Garve para el desarrollo de la ética de Kant podemos echar mano de la correspondencia publicada de Hamann, previamente documentada (Mü- ller, 1905; Förster, 1992; Nauen, 1996).
Mostrar más

20 Lee mas

MANUAL ÉTICO Y MORAL

MANUAL ÉTICO Y MORAL

Ningún Asociado Fundador, Asociado Adherente, Miembro de la Junta Directiva, empleado o contratista, ni sus familiares en grados de consanguinidad y afinidad, determinados u[r]

7 Lee mas

El imperativo ético de la mejora moral

El imperativo ético de la mejora moral

Para empezar, es evidente que los seres humanos no somos muy eficientes en nuestras decisiones morales. Nos preocupamos en exceso de los individuos más cercanos, en comparación con el desinterés que mostramos por el sufrimiento de extraños. También es verdad que nos afecta mucho más lo que está ante nosotros que lo lejano, incluso cuando lo lejano sea mucho más grave. Además, nuestro altruismo se bloquea cuando el sufrimiento ajeno se muestra con grandes números y cantidades, de modo que encajamos mejor la hambruna de millones de seres humanos que la petición de ayuda de una persona en nuestra puerta. Un altruismo que, por otro lado, se reduce aún más en virtud de dos ideas sobre la moralidad muy arraigadas en nosotros. Una, la de que somos mucho más responsables de lo que causamos directamente que de lo que simplemente permitimos que suceda. Y otra, la de pensar que con aquellos que no son parientes nuestros solo debemos colaborar si demuestran reciprocidad. Estas creencias morales componen el núcleo de una moral tradicional, conocida como del sentido común, que a su vez se va nutriendo de juicios morales basados en intuiciones inmediatas y en respuestas emocionales (Damasio 1994, Haidt 2001 y Singer 2005) que a posteriori intentamos justificar con razones ad hoc. Juicios que, a partir de la mencionada preferencia por los cercanos, esconden actitudes de favoritismo racial, nacional o cultural; que no tienen suficientemente en cuenta el sufrimiento mucho mayor de los extraños, y del que somos culpables simplemente por no hacer nada para evitarlo; que nos eximen de responsabilidad en pequeñas acciones que al ser sumadas a las de los demás pueden tener efectos catastróficos, como los del cambio climático… En definitiva, creo que hay razones contundentes para sostener que nuestra moral del sentido común dificulta la reflexión y posterior aceptación de una ética libre de prejuicios y argumentada desde una perspectiva global e imparcial desde la que poder enfrentarnos a las injusticias y amenazas de nuestro tiempo.
Mostrar más

11 Lee mas

Las cirugías innecesarias: un problema ético y moral

Las cirugías innecesarias: un problema ético y moral

que extirpa órganos sanos, tanto como el que solicita es-. tudios innecesarios, representa una ventaja económica[r]

5 Lee mas

Dano moral : princípios ético-jurídicos

Dano moral : princípios ético-jurídicos

D ANO MORAL : DA OBRIGAÇÃO DE REPARAR É da dicção do art. 927 do Código Civil: “Aquele que, por ato ilícito (arts. 186 e 187), causar dano a outrem, fica obrigado a repará-lo”. Na órbita do Instituto da Responsabilidade Civil, é complexo o pro- cedimento sobre a mecânica de fixação do valor a ser indenizado. Não há preceito teórico definindo uma escala de valores. Sem dúvida, reputo con- seqüente a observação feita pela Desembargador Antônio Elias de Queiro- ga, do Tribunal de Justiça do Estado da Paraíba e Professor de Direito Civil da Universidade Federal da Paraíba, no seu livro - “Responsabilidade Civil e o Novo Código Civil -, páginas 47 e 48, verbis: “Em suma, não há um critério científico de fixação do valor do dano moral. Não deve sequer exis- tir lei estabelecendo limite tarifárico, como acontece em alguns países; tam- bém não satisfaz a técnica linear de tantos salários mínimos como padrão para qualquer caso. Nem o critério da lei de imprensa resolve, aliás, não recepcionado pela Constituição Federal de 1988, por atentar contra o prin- cípio fundamental da ilimitação da responsabilidade no patrimônio do lesan- te. O sistema livre ainda é o melhor, pois funciona de conformidade com o caso concreto, cabendo ao juiz, com a sua sensibilidade, com a sua prudên- cia, no contato com a realidade processual e com a realidade fática, dosime- trar um valor adequado e justo. Atente-se, por derradeiro, que a satisfação de um dano moral deve ser paga de uma só vez, de imediato”.
Mostrar más

5 Lee mas

O ético-moral em Santo Agostinho

O ético-moral em Santo Agostinho

A dissertação pesquisa o ético-moral em Santo Agostinho e como ele desenvolve a sua teoria a partir dos temas que o desafiaram. Iniciamos nosso percurso pela própria proposta que movimenta o bispo de Hipona, isto é, a tentativa de entender o problema do mal numa perspectiva metafísico-ontológico: “qual a origem do mal?” ou “por que somos maus?”. Um árduo e longo percurso que vai culminar na questão ético-moral, ou o mal moral. Partimos da vida deste pensador procurando mostrar sua formação cultural, acadêmica, familiar e religiosa e que o influenciaram neste caminho. A parte biográfica é um pressuposto para construirmos as suas passagens pela filosofia, maniqueísmo e cristianismo. Ele lê Cícero e se sente impulsionado em buscar a Sabedoria e a Verdade, aproxima-se do maniqueísmo pela resposta ao problema metafísico-ontológico do mal, rompe com os maniqueístas e constrói uma nova interpretação para o problema do mal ontológico com implicações ético-moral com a ajuda e influência da filosofia neoplatônica e dos teólogos de Milão. A partir de então, toda a construção é para mostrar que o homem precisa bem viver, mas para isto precisa ter uma vida pautada na reta ordem divina. Tudo que Deus criou é bom, mas o mal, o pecado do primeiro homem que transgrediu a reta ordem divina, rompeu com a hierarquia desta reta ordem divina. Dessa forma, a Beatitude do homem só pode ser encontrada em Deus e para isto ele precisa ser curado do pecado pela graça divina. Somente quando isto acontece que o homem pode viver segundo a hierarquia da reta ordem divina, mesmo que ele ainda viva dentro de um mundo temporal, ele passa a entender e praticar o amor como fundamento do seu ético-moral. Este amor não é simplesmente amar de qualquer forma, mas é amar segundo o que o próprio Deus estabeleceu. Há uma hierarquia estabelecida pelo divino e o viver ético-moral do homem precisa estar regido neste princípio. O amor é o fundamento do ético-moral em Agostinho.
Mostrar más

99 Lee mas

Teoría moral y anomia

Teoría moral y anomia

3. El proceso para llegar a la for- mulación de la anomia moral llevó a Gu- yau al estudio de los diferentes autores que creyeron posible y necesario cons- truir una moral a partir de la contingen- cia. La crítica de los sistemas, en este caso del utilitarismo y del kantismo, debe servir para superar el propio sistema y abrir el camino por el que debe transitar la inteligencia hacia nuevos horizontes intelectuales. Guyau dedica a los pensa- dores utilitaristas un extenso estudio por el que fue premiado en 1873, por la Aca- demie des Sciences Morales et Politiques y que luego, rescrito, se convirtió en sus dos primeros libros 30 . En dicha filosofía moral, nuestro autor, además de encon- trar ausencias fundamentales, como la de considerar la forma del placer particular y superficial de la actividad (placer de comer, de beber, ect...), en detrimento del que está ligado al fondo mismo de la acti- vidad (el placer de vivir), y la de ser de- masiado finalista, exterior y social; tam- bién muestra que en sus conclusiones el utilitarismo llega a una doble antinomia;
Mostrar más

13 Lee mas

Show all 10000 documents...