Trastorno de personalidad limítrofe

Top PDF Trastorno de personalidad limítrofe:

El efecto de mindfulness en personas con desregulación emocional como síntoma central del trastorno de personalidad limítrofe

El efecto de mindfulness en personas con desregulación emocional como síntoma central del trastorno de personalidad limítrofe

Basándose en la literatura investigada se espera que los resultados obtenidos tengan una relación positiva entre la práctica de mindfulness y la disminución de la desregulación emocional en personas con trastorno de personalidad limítrofe. Tomando en cuenta varios estudios como el de Brewer, J., et al. 2011 que hace referencia a que existe un cambio en las activaciones del cerebro en personas que meditan, en comparación con el grupo de control, disminuyendo los pensamientos rumiantes, ayudando al mantenimiento de la atención ante la experiencia y también al tener una actitud de aceptación hacia la experiencia. En otro estudio se sugiere que las habilidades que se aprende en mindfulness como la aceptación sin juzgar sirve como un rol protector para la psicología funcional en cuanto a la regulación emocional. (Bernstein, A., 2010)
Mostrar más

53 Lee mas

Estudios Longitudinales Sobre el Trastorno de Personalidad Limítrofe: ¿Qué Nos Están Señalando?

Estudios Longitudinales Sobre el Trastorno de Personalidad Limítrofe: ¿Qué Nos Están Señalando?

Grilo y colaboradores (1998) a su vez sugieren algunas razones de por qué los TP fueron vistos por décadas como inflexibles y estables. En primer lugar, hasta los 1980s no existían escalas confiables y válidas para medir los TP. Esto daba paso a que la medición del cambio se basara en juicios clínicos subjetivos que no fueran sensitivos al cambio. Al existir medidas confiables de cambio, el mismo puede ser documentado con más precisión. En segundo lugar, hasta los 1990s casi no existían estudios longitudinales de los TP. Por lo tanto, había un desconocimiento sobre cómo estas condiciones clínicas evolucionaban a través del tiempo. En tercer lugar, el marco conceptual que dominó el estudio de los TP hasta los 1980s fue el psicoanalítico. Esto es importante señalarlo, ya que dentro de este paradigma conceptual la personalidad tiende a verse como algo estable y relativamente permanente. En caso de haber patologías severas, como lo son los TP, se planteaba que ciertas estructuras psíquicas habían sido deformadas o dañadas, con una visión lúgubre de posible recuperación o cambio. En cuarto lugar, hasta los 1990s no existían terapias o intervenciones efectivas dirigidas específicamente a los TP. Al comenzar a crearse terapias para los TP, el pronóstico de esta condición se torna en uno más maleable y más positivo.
Mostrar más

15 Lee mas

Personalidad limítrofe, somatización, trauma y violencia infantil: un estudio empírico

Personalidad limítrofe, somatización, trauma y violencia infantil: un estudio empírico

Este trabajo intenta profundizar en el estudio de la relación entre trauma psíquico, somatización y personalidad en pacientes hospitalizados en dos hospitales de la Región Metropolitana de Santiago de Chile. Para ello se aplicó, mediante entrevista directa, una batería de instrumentos a un grupo de pacientes previamente seleccionados a través de un tamizaje con el cuestionario de trauma de Marshall, con el fin de analizar: 1) la relación entre trauma infantil y la presencia de somatización en la adultez; 2) la relación entre trauma infantil y trastorno de personalidad limítrofe en la adultez. Esperamos encontrar que los pacientes que hayan experimentado algún trauma tengan mayores tasas de somatización que aquéllos sin este antecedente, y que la asociación trauma - somatización sea parcialmente explicada por el número y características de las experiencias traumáticas. También esperamos encontrar una mayor prevalencia de trastorno de personalidad limítrofe entre quienes hayan presentado traumas infantiles.
Mostrar más

10 Lee mas

Trastorno limite de la personalidad Revisión

Trastorno limite de la personalidad Revisión

• Presencia de actos destructivos al momento de la admisión Conclusiones El trastorno de la personalidad limítrofe es una patología prevalente con importante letalidad, lo cual hace necesario saber diagnosticarlo y tratar no solo sus comorbilidades sino también, realizar intervenciones psicoterapéuticas estrechas asociadas a terapia farmacológicas especificas fijando limites y metas con el paciente, y con el equipo tratante.

6 Lee mas

Factores neurobiologicos del trastorno de personalidad limite

Factores neurobiologicos del trastorno de personalidad limite

El trastorno de personalidad límite es una anomalía de la personalidad grave y compleja. Es extremadamente heterogénea, pues existen 256 combinaciones diferentes de síntomas que pueden conducir a un diagnóstico de TPL utilizando los criterios dia- gnósticos del DSM-5 (Ellis, Abrams, y Abrams, 2008). La patogénesis de esta condi- ción psiquiátrica implica interacciones complejas entre genética, factores neurobiológi- cos y elementos ambientales, dando como resultado síntomas centrales tales como la falta de regulación emocional, impulsividad, agresión, disfunciones cognitivas y estados disociativos (Dell’Osso et al., 2010). Además, suelen presentar un patrón de inestabili- dad en las relaciones interpersonales, de la autoimagen y de los afectos. Este comporta- miento se presenta desde la adolescencia o principio de la edad adulta, aunque pueden presentarse algunos síntomas durante la infancia (Zelkowitz, 2001; Zanarini, 2001), y afecta a varios ámbitos de su vida, lo que conlleva un importante deterioro en la vida del individuo (APA, 2014). Según Torgersen y cols. (2001), el diagnóstico de trastorno de personalidad límite suele darse antes de los 40 años.
Mostrar más

40 Lee mas

Caracterización Clínica del trastorno límite de la personalidad

Caracterización Clínica del trastorno límite de la personalidad

Una vez expuestos algunos de los factores biológicos relacionados con el TLP, es de importancia resaltar características de orden psicológico que están asociadas con el trastorno. Según el DSMV (APA, 2014) el TLP, está relacionado con un deterioro de la autoimagen, relaciones interpersonales intensas, abuso de sustancias, e impulsividad. Además, estos pacientes refieren experimentar sentimientos crónicos de vacío y labilidad frente a cualquier tipo de situación, así sea de tipo insignificante. Referente a su comorbilidad con otros trastornos Maljuna, et al, (2019) y Torales (2019), señalan que la comorbilidad con trastornos afectivos, de ansiedad y abuso de sustancias psicoactivas son agravantes de los pronósticos para pacientes que padecen de un TLP.
Mostrar más

6 Lee mas

Antipsicóticos en el tratamiento del trastorno límite de la personalidad.

Antipsicóticos en el tratamiento del trastorno límite de la personalidad.

Tabla 2: Ensayos clínicos controlados con antipsicóticos atípicos en pacientes con TLP CLOZAPINA Sólo hay tres estudios abiertos no controlados y con muestras pequeñas que presentan resultados sobre la posible eficacia de la clozapina en pacientes con trastorno límite de la personalidad. El grupo de Frankenburg y Zanarini [17] realizó un estudio con 15 pacientes diagnosticados de TLP y comorbilidad en el Eje I con trastorno psicótico no especificado que no respondían o intoleraban el tratamiento con otros neurolépticos. La duración del tratamiento oscilaba entre los 2 y 9 meses y la dosis media de clozapina era de 253,3 mg/d, se obtuvo una mejoría modesta pero estadísticamente significativa de la clínica psicótica positiva y negativa y del funcionamiento global. En otro estudio con 7 pacientes TLP y Trastorno Psicótico del eje I, Chengappa et al. [18] demostraron mejorías en la agresividad y las autolesiones con clozapina (dosis media de 421 mg/d). Sin embargo, la comorbilidad con trastornos psicóticos del Eje I limita de forma importante la interpretación y generalización de los resultados ya que puede afectar a la magnitud de la mejoría observada.
Mostrar más

7 Lee mas

Psicopatía versus trastorno antisocial de la personalidad

Psicopatía versus trastorno antisocial de la personalidad

Según De Corral (1996), la preferente denominación de sociopatía obedece a dos motivos: en primer lugar no se trata de alteraciones de índole congénita, y en segundo lugar constituyen una personalidad que, por sus características, conducen a una inadaptación social. Del mismo modo, considera el término psicopatía inadecuado, porque se trata de la denominación de una especie (psicopatías frente a neurosis o psicosis) mediante un nombre genérico, y además hace referencia a aspectos constitucionales, incluso hereditarios, de carácter biológico y psicológico. Por ello, el término psicopatía se sustituye en el DSM-IV por el de trastorno antisocial de la personalidad, constituyéndose la asocialidad en el rasgo central del trastorno, lo que permite diferenciar a los verdaderos psicópatas del resto de delincuentes, es decir, de aquéllos que poseen un correcto funcionamiento dentro de su grupo y son capaces de manifestar sentimientos de culpa, afecto y lealtad. Hare (2003), no obstante, considera que el uso de los términos psicópata o sociópata está determinado por la diferente concepción del trastorno según los distintos profesionales: los que hacen hincapié en que los factores sociales o experiencias infantiles se encuentran en el origen del trastorno utilizan el término sociópata, mientras que aquéllos que entienden que también contribuyen elementos biológicos, psicológicos y genéticos, usan el término psicópata. Sin embargo, para el autor ambos términos definen al mismo individuo, considerándose la psicopatía no como un trastorno mental, sino como un trastorno de la personalidad cuyas características negativas se manifiestan en sus relaciones con los demás, en su afectividad y en su conducta (Raine y Sanmartín, 2000; Cañas, 2003).
Mostrar más

17 Lee mas

Caso clínico sobre un trastorno de personalidad negativista

Caso clínico sobre un trastorno de personalidad negativista

En 2008, Lynch y Cheavens, citado por Cuevas y López (2012), realizaron un estudio en el cual se evidenció que los datos después de 6 meses de terapia dialéctica conductual indicaron mejorías significativas en la disminución de sintomatología depresiva, la expresión patológica de la ira y en el aumento del control de ansiedad percibido y el funcionamiento global de personas con trastorno de la personalidad del grupo C. Estos resultados preliminares apoyan la posible utilidad y eficacia de la TDC en este tipo de trastornos. Además, indicar que los efectos de este tratamiento fueron relevantes en la regulación de las emociones con la que estos pacientes tienen mayores problemas, como son los sentimientos de “no encajar” en el mundo ni con los demás. Otro efecto del tratamiento a destacar en este estudio es la mejoría obtenida en el nivel de funcionamiento general, objetivo fundamental en el tratamiento de los trastornos de la personalidad. Se considera que conseguir que los pacientes estén mejor adaptados en diferentes áreas vitales como la vida social, familiar y laboral es un logro importante. Por lo tanto, estos datos animan a pensar que esta aproximación podría servir para tratar los trastornos de la personalidad del grupo C (Cuevas y López, 2012).
Mostrar más

183 Lee mas

Trastorno límite de la personalidad: Controversias actuales

Trastorno límite de la personalidad: Controversias actuales

se han de cumplir al menos cinco de nueve criterios que versan sobre: a) esfuerzos titánicos para evitar un abandono real o imaginario, b) patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas, c) amenazas, gestos o con- ductas suicidas recurrentes o comportamientos automutilantes, d) impul- sividad en al menos dos áreas, que puede ser potencialmente peligrosa para el sujeto, e) ira inapropiada e intensa o dificultades para controlarla, f ) ines- tabilidad afectiva, g) sensaciones crónicas de vacío, h) trastorno de la iden- tidad o imagen inestable de sí mismo, e i) ideas paranoides transitorias o síntomas disociativos graves. En este grupo de síntomas se encuentran re- presentados los tres tipos de respuesta de un individuo. Por un lado, la esfera comportamental, caracterizada por la impulsividad y las conductas autolesivas; por otro, el ámbito cognitivo, con ideas paranoides y con una autoimagen e identidad deterioradas; y, finalmente, un patrón fisiológico inestable. Como iremos viendo, el ámbito personal y afectivo es otro de los puntos fundamentales que se deben considerar en el diagnóstico.
Mostrar más

26 Lee mas

Tratamiento farmacolgico del trastorno lmite de personalidad

Tratamiento farmacolgico del trastorno lmite de personalidad

El paciente con trastorno límite de personalidad se beneficia con el uso de medicamentos para la impulsividad, los estados psicóticos, la inestabilidad afectiva y la depresión. Los inhibido- res selectivos de recaptura de serotonina son útiles para disminuir la irritabilidad y la agresividad y, en menor grado, la depresión (fluoxetina) y la labilidad emocional (fluvoxamina). Los antipsi- cóticos (haloperidol y olanzapina) disminuyen en algún grado los síntomas depresivos, la impulsividad y la agresividad. Los anti- convulsivantes (carbamazepina, valproato y topiramato) mejoran los síntomas de depresión y el control sobre la agresión. A partir de una revisión de ensayos clínicos controlados se puede concluir que los pacientes con trastorno límite de personalidad en quienes la agresividad, la automutilación y la disforia crónica forman par- te de la problemática sobresaliente, debe iniciarse con un neuro- léptico atípico y como segunda opción un anticonvulsivante, que- dando la clozapina y el litio para los casos resistentes. En pacien- tes en que predomina la depresión, la ansiedad o la impulsividad, es mejor usar, como primera opción, un antidepresivo inhibidor selectivo de recaptura de serotonina. Como segunda opción, se recomiendan los antidepresivos tricíclicos y, como último recurso, un inhibidor de la MAO. Debe iniciarse el tratamiento con dosis bajas y aumentarlas progresivamente, sin cambiar o agregar medi- camentos antes de haber esperado un lapso razonable.
Mostrar más

9 Lee mas

La regulación emocional y el trastorno límite de la personalidad

La regulación emocional y el trastorno límite de la personalidad

Esta escala consta de 10 ítems. Diseñada para medir la tendencia de los sujetos a regular sus emociones de dos formas; reevaluación cognitiva (6ítems) y supresión expresiva (4ítems). Para dar respuesta a cada ítem se utilizan respuestas tipo likert que va de 1=muy desacuerdo a 7= muy de acuerdo. Las puntuaciones del análisis factorial que se realizó en cuatro muestras fueron de 0.32 hasta0.85 en el caso de la reevaluación cognitiva, y de 0,54 a 0,89 en el caso de la supresión emocional. Las correlaciones entre estas dos subescalas no fue significativa en ninguna de las cuatro muestras, de esta forma se demostró la independencia de los factores ERQ. Por lo que respecta a la validez de este cuestionario. La validez convergente y divergente, obtuvo correlaciones positivas (r = 0.42, p < .05) con la escala de afecto positivo y negativo (PANAS) y con la escala de extraversión (r = .11, p < 0.05), apertura (r= .15, p< 0.05), agradabilidad (r =.14, p < 0.05) y conciencia ( r = .13, p < 0.05) del cuestionario de los cinco factores de personalidad (John y Srivastava, 1999). Además es importante destacar que la escala de reevaulación cognitiva obtuvo correlaciones negativas con la escala de afecto negativo del PANAS (r = -0.51, p< 0.05) y con la escala de neuroticísmo (r = -0.20 , p < 0.05) mientras que la escala de supresión obtuvo una correlación positiva con la escala de afecto negativo del PANAS (r=.39, p < 0.05) y no significativa con neuroticísmo (r = 0.03, p > 0.05). Sin embargo la escala de supresión sí alcanzó correlaciones significativas con las escalas de Extraversión (r = -0.41, p< 0.05), apertura (r = -0.18, p< 0.05) y agradabilidad (r = -0.14, p< 0.05). Tanto la escala de reevaluación cognitiva como la de supresión, presentaron buena consistencia interna
Mostrar más

38 Lee mas

Monografia Del Trastorno de Personalidad Evitativo[1]

Monografia Del Trastorno de Personalidad Evitativo[1]

Como ya se ha señalado, es posible que la experiencia fóbica signifique un desplazamiento psíquico y una condensación e la ansiedad interna y generalizada del sujeto evitador en un objeto simbólico externo. No neutralizan ni diluyen su constante ansiedad, sino que simplemente la desvían hacia una fuente externa bien circunscrita y que puede ser evitada. De esta forma, bloquean el conocimiento consciente de la profunda y oculta razón intrapsiquica de su ansiedad. Este mecanismo funciona para la mayoría de los otros tipos de personalidad, pero solo es útil en parte en el caso de los evitadores fóbicos. Los objetos o acontecimientos hacia los que se desplaza la respuesta fóbica tienen aquí una significación simbólica clara. Mientras que la externalización capacita a la mayoría de los pacientes para afrontar la experiencia de ansiedad, los evitadores fóbicos obtienen un éxito relativo, ya que el objeto simbólico suele representar directamente las fuentes de ansiedad más importantes. Por tanto, los evitadores fóbicos pueden ser especialmente proclives a experimentar fobias sociales un miedo a ser expuesto y humillado en contextos sociales. Como sabemos, la principal fuente de las ansiedades del evitador deriva de su anticipación y temor al rechazo y a las humillaciones personales.
Mostrar más

23 Lee mas

Avances en el abordaje terapéutico del Trastorno Límite de Personalidad

Avances en el abordaje terapéutico del Trastorno Límite de Personalidad

Esta polémica, extensible a la totalidad de los llamados trastornos de personalidad, tiene su reflejo en las discusiones alrededor de una nueva definición de cara al DSM-V y en la conveniencia de abandonar un modelo categorial por uno dimensional. Se suele aducir que los criterios de diagnóstico se solapan (lo que redunda en abundantes diagnósticos erróneos o insuficientes), que el conjunto de rasgos de personalidad de un sujeto tiene una gran variabilidad, por lo que hay en muchas ocasiones un desajuste entre el prototipo de trastorno y los pacientes, o cuestiones alrededor de la baja fiabilidad y poca utilidad de cara al tratamiento. La revisión del DSM-V sugiere caracterizar los TP como “fracasos en la adaptación”, con deterioro de la identidad propia y fracaso de las relaciones interpersonales: estas características, como ya vimos, son centrales en el TLP. Se propone una reducción de tipos, agrupando los rasgos que suelen aparecer conjuntamente en dominios, para evitar confusiones en el diagnóstico; así, según esta reagrupación de rasgos sintomáticos, el Trastorno Límite de Personalidad se caracterizaría en la nueva formulación del DSM-V por presentar rasgos que se corresponden con los dominios de la emocionalidad negativa (labilidad, autolesiones, inseguridad de separación, ansiedad, baja autoestima y tendencia a la depresión), del antagonismo (hostilidad, agresión), la desinhibición (impulsividad) y la esquizotipia (propensión a la disociación).
Mostrar más

59 Lee mas

VIGOREXIA Y EL TRASTORNO NARCISISTA DE LA PERSONALIDAD EN VARONES FISICOCULTURISTAS

VIGOREXIA Y EL TRASTORNO NARCISISTA DE LA PERSONALIDAD EN VARONES FISICOCULTURISTAS

Al igual que con la anorexia y la bulimia, es interesante conocer si la vigorexia suele presentarse junto a otro tipo de alteraciones de la salud, es decir, si un sujeto que sufre de vigorexia ¿es también probable que sufra otras alteraciones?, es lo que técnicamente se denomina comorbilidad. No existe mucha información al respecto es por ellos que se realizó esta investigación y así descubrir si la práctica del fisicoculturismo está asociada o no con ciertos problemas de la salud, en este caso la vigorexia y el trastorno narcisista de la personalidad. Desde hace unos años, sí que se ha encontrado una importante asociación entre la práctica del fisicoculturismo y alteraciones de la imagen corporal, y existen algunos estudios que lo avalan (Goldfield, Harper y Blounin, 1998).
Mostrar más

80 Lee mas

NEGLIGENCIA EMOCIONAL, APEGO Y TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

NEGLIGENCIA EMOCIONAL, APEGO Y TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

Diversos estudios consideran el apego temprano fallido como uno de los factores causales de primer orden del trastorno límite de la personalidad, considerándolo como un aspecto esencial del contexto social negativo indicado por Linenhan (citado en Mosquera, 2010) (Bateman y Fonagy, 2004; Fonagy et al, 1996; Mosquera y González, 2013; West, Keller, Links y Patrick, 1993). A pesar de esto, Mosquera y González (2013) señalan que las alteraciones en el vínculo de apego no serían los únicos factores de riesgo para el desarrollo del trastorno límite de la personalidad; habría que considerar también el temperamento del niño, la presencia de patología mental en los padres, los conflictos de los padres con su propio rol de cuidador, y los patrones de crianza como factores contribuyentes en la aparición de este trastorno.
Mostrar más

31 Lee mas

GUÍA DE PRÁCTICA CLÍNICA SOBRE EL TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

GUÍA DE PRÁCTICA CLÍNICA SOBRE EL TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

En el artículo de Soloff 317 se explica que el objetivo del ECA llevado a cabo por el autor es comparar la eficacia de un neuroléptico (haloperidol) con un antidepresivo inhibidor de la monoaminoxidasa (fenelzina sulfato) en el tratamiento de los síntomas impulsivos-agresivos, cognitivos y afectivos de pacientes hospitalizados con TLP, con la finalidad de diferenciar patrones o subtipos de síntomas afectivos y esquizotípicos usando la respuesta a la medicación. Para ello, los autores utilizan un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en una unidad de pacientes hospitalizados de un hospital psiquiátrico universitario de atención terciaria que cubre una gran área de influencia. Se admitieron consecutivamente 108 pacientes hospitalizados con TLP, definido según la Entrevista diagnóstica de Gunderson para pacientes con TLP 320 y los criterios del DSM-III-R, y se asignaron aleatoriamente a fenelzina (n = 38), haloperidol (n = 36) y placebo (n = 34). Tras una semana sin medicación, se administró haloperidol (dosis media, 4 mg/día), fenelzina sulfato (dosis media, 60 mg/día) o placebo durante 5 semanas, y se valoraron semanalmente los síntomas y niveles plasmáticos del fármaco. Las medidas de la eficacia fueron depresión (Hamilton rating scale, 321 Beck depression inventory) 322 , intensidad global (Global assessment scale 296 , Symptom checklist de 90 ítems [SCL-90]) 294 , ansiedad, ira-hostilidad (SCL-90) 294 , Inpatient multidimensional psychiatric scale [IMPS] 323 , Buss-Durkee hostility inventory) 324 , psicoticismo (Schizotypal symptom inventory, SCL-90, IMPS) 325 , impulsividad (Ward scale 326,327 , Barratt impulsiveness scale 328 , Self-report test of impulse control) 329 , y psicoterapia para el TLP (Borderline syndrome index) 330 . Los autores destacan que las comparaciones triples entre grupos indicaron una eficacia superior de la fenelzina, seguida del placebo y el haloperidol, en las medidas de depresión, síntomas psicopatológicos del trastorno límite y ansiedad. Las comparaciones emparejadas entre medicación y placebo mostraron una eficacia significativa de la fenelzina en la ira y la hostilidad pero no en la depresión atípica o la disforia histeroide. No se pudieron reproducir los resultados previos de eficacia en el caso del neuroléptico. Los autores concluyen que no se pudo demostrar la distinción farmacológica de los pacientes con TLP en los subtipos afectivo y esquizotípico.
Mostrar más

324 Lee mas

Personalidad y Trastorno de Pánico: Un estudio de revisión

Personalidad y Trastorno de Pánico: Un estudio de revisión

Entonces, ¿están las personas con alta SA en riesgo de desarrollar TP? Esta pregunta fue formulada en primer lugar por Maller y Reiss (1992) en un estudio de seguimiento de tres años con una muestra de 151 estudiantes de instituto sin historia de AP. Los autores del estudio encontraron que las puntuaciones obtenidas en la línea de base en el ASI prede- cían la frecuencia e intensidad de los AP en el periodo de se- guimiento. Además, los participantes con niveles más eleva- dos de SA obtuvieron una probabilidad cinco veces mayor de desarrollar un trastorno de ansiedad. Schmidt, Lerew y Jackson (1997) evaluaron a 1.172 cadetes de la Academia de las Fuerzas Aéreas Americanas durante las primeras y últi- mas semanas de su entrenamiento. La SA predijo el desarro- llo de AP espontáneos incluso controlando las variables de historia de AP y rasgo de ansiedad. Los AP espontáneos se experimentaron en aproximadamente el 20% de las personas con altos niveles de SA mientras esto ocurría en el resto de la muestra en un porcentaje de un 6%. Estudios prospecti- vos (Schmidt, et al., 1997) apoyan la idea de que la SA actúa como un factor de predisposición para el desarrollo del TP. Cox, Enns, Walker, Kjernisted y Pidlubny (2001) intentaron identificar factores de vulnerabilidad en depresión y TP. Ba- sados en el modelo tripartito de Clark (Clark y Watson, 1991) utilizan tanto factores de orden superior (arousal so- mático y afecto positivo) como de orden inferior (SA, ru- miación, autocrítica y perfeccionismo) para determinar qué variables emergen como características en cuanto a la vulne- rabilidad a desarrollar un TP. El estudio se realizó con 38 pacientes con diagnóstico de depresión y el mismo número de pacientes con diagnóstico de TP. Los resultados obteni- dos indicaron que, con respecto a los factores de orden su- perior, el Neuroticismo se ha identificado como una variable potente pero relativamente no específica como factor de riesgo para muchas formas de psicopatología, y en este estu- dio, fracasó en la diferenciación entre pacientes deprimidos y
Mostrar más

14 Lee mas

COMORBILIDAD ENTRE TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD Y TRASTORNOS

COMORBILIDAD ENTRE TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD Y TRASTORNOS

comorbilidad. 3º ed. Buenos Aires: Médica Panamericana; 2005. • 2. Asociación Americana de Psiquiatría. DSM‐IV‐TR Manual diagnostico y estadístico de los Trastornos Mentales. Barcelona: Masson, 2003. • 3. Esbec E, Echeburúa E. La reformulación de los trastornos de la personalidad en el DSM‐V. Actas , p Esp. Psiquiatr. 2011; 39(1):1‐11

20 Lee mas

APUNTES AVIFES SOBRE EL TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

APUNTES AVIFES SOBRE EL TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD

– Inestabilidad en las relaciones interpersonales: Las re- laciones interpersonales de las personas afectadas por el Tras- torno Límite de la Personalidad se caracterizan por su intensidad y por la dificultad de ambivalencia, por lo que pasan de la idealización a la devaluación absoluta cuando se sienten de- cepcionados por el nivel de atención que se les dedica. Por tanto, pueden presentar cambios radicales en su opinión sobre los demás. Estos cambios suelen reflejar la desilusión con algu- na de las personas que se ocupan de ellos y cuyas cualidades positivas han sido idealizadas o de quien se espera el rechazo o abandono.
Mostrar más

26 Lee mas

Show all 5125 documents...