Tratamiento y técnicas quirúrgicas del desprendimiento de retina

Top PDF Tratamiento y técnicas quirúrgicas del desprendimiento de retina:

GPC. Guía de Referencia Rápida. Diagnóstico y Tratamiento del Desprendimiento de Retina Seroso

GPC. Guía de Referencia Rápida. Diagnóstico y Tratamiento del Desprendimiento de Retina Seroso

Diagnóstico y Tratamiento del Desprendimiento de Retina Seroso ISBN en trámite DEFINICION El desprendimiento seroso de la retina neurosensorial puede ocurrir debido a cualquier proceso que altere la barrera hemato-retiniana externa controlada por el epitelio pigmentario retiniano. Las fugas subretinianas debido a la alteración de la perfusión vascular y la permeabilidad de la coroides se produce en enfermedades sistémicas, inflamatorias e infecciosas, con paso de líquido al espacio subretiniano que separa las capas de la retina acumulando liquido en su interior y generando la formación de pliegues. No se encuentran perdidas de continuidad en la retina (desgarros o agujeros). Es característico encontrar un fluido movedizo que explica la variación en la localización del DR dependiendo de la posición en que examinemos al paciente.
Mostrar más

9 Lee mas

RESULTADOS ANATÓMICOS Y FUNCIONALES DE LA VITRECTOMÍA CON 23 GAUGE EN EL TRATAMIENTO DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA PSEUDOFÁQUICO

RESULTADOS ANATÓMICOS Y FUNCIONALES DE LA VITRECTOMÍA CON 23 GAUGE EN EL TRATAMIENTO DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA PSEUDOFÁQUICO

con buenos resultados postoperatorios. (16) Los resultados presentados añaden fuerza a la hipótesis de que en pacientes pseudofáquicos sin factores de mal pronóstico, la vitrectomía aislada con 23 gauge es un método eficaz y seguro para tratar el desprendimiento de retina. La tasa de reaplicación anatómica encontrada que fue de 76.92%, la cual se asemeja a la mayoría de los estudios descritos. Concluyéndose que, la vitrectomía con 23 gauge es una técnica efectiva y segura para el tratamiento de desprendimiento de retina regmatógeno, obteniéndose resultados satisfactorios en cuanto a la agudeza visual y la replicación de la retina. Además, favorece a una recuperación temprana del paciente, con un tiempo quirúrgico menor, menor inducción del astigmatismo y un porcentaje bajo de redesprendimiento.
Mostrar más

40 Lee mas

Relación entre el desprendimiento de retina, desgarro en herradura y eficacia del tratamiento con fotocoagulación focal láser

Relación entre el desprendimiento de retina, desgarro en herradura y eficacia del tratamiento con fotocoagulación focal láser

Key words: Retinal laser photocoagulation – Retinal tear – Retinal detachment. El desgarro en herradura (DH) es la lesión más frecuentemente asociada a desprendimiento de retina regmatógeno DRR. 2 Se asocian a DR en un 33 a 35%. El tratamiento profi láctico se realiza mediante fotocoagulación (FCF) con láser. 2 Consiste en encontrar las roturas retinianas; contactar lo más posible la retina y la coroides de forma de poder producir una cicatriz o adherencia coriorretiniana permanente lo más cercana posible a la rotura. 1,11 y prevenir la acumulación de líquido subretiniano. 2 Se debe extender lo sufi ciente en la retina anterior incluso hasta la ora serrata. 12
Mostrar más

8 Lee mas

Relación entre el Desprendimiento de Retina, Desgarro en Herradura y Eficacia del Tratamiento con Fotocoagulación Focal Láser

Relación entre el Desprendimiento de Retina, Desgarro en Herradura y Eficacia del Tratamiento con Fotocoagulación Focal Láser

Key words: Retinal laser photocoagulation – Retinal tear – Retinal detachment. El desgarro en herradura (DH) es la lesión más frecuentemente asociada a desprendimiento de retina regmatógeno DRR. 2 Se asocian a DR en un 33 a 35%. El tratamiento profi láctico se realiza mediante fotocoagulación (FCF) con láser. 2 Consiste en encontrar las roturas retinianas; contactar lo más posible la retina y la coroides de forma de poder producir una cicatriz o adherencia coriorretiniana permanente lo más cercana posible a la rotura. 1,11 y prevenir la acumulación de líquido subretiniano. 2 Se debe extender lo sufi ciente en la retina anterior incluso hasta la ora serrata. 12
Mostrar más

8 Lee mas

Guía de Práctica Clínica GPC. Diagnóstico y Tratamiento del Desprendimiento de Retina Seroso. Evidencias y Recomendaciones

Guía de Práctica Clínica GPC. Diagnóstico y Tratamiento del Desprendimiento de Retina Seroso. Evidencias y Recomendaciones

Este documento puede reproducirse libremente sin autorización escrita, con fines de enseñanza y actividades no lucrativas, dentro del Sistema Nacional de Salud. Queda prohibido todo acto por virtud del cual el Usuario pueda explotar o servirse comercialmente, directa o indirectamente, en su totalidad o parcialmente, o beneficiarse, directa o indirectamente, con lucro, de cualquiera de los contenidos, imágenes, formas, índices y demás expresiones formales que formen parte del mismo, incluyendo la modificación o inserción de textos o logotipos. Deberá ser citado como: Guía de Práctica Clínica, Guía de Práctica Clínica, Guía de Práctica Clínica, Diagnóstico y Tratamiento del Desprendimiento de Retina Seroso Guía de Práctica Clínica, Diagnóstico y Tratamiento del Desprendimiento de Retina Seroso Diagnóstico y Tratamiento del Desprendimiento de Retina Seroso Diagnóstico y Tratamiento del Desprendimiento de Retina Seroso , México: Instituto Mexicano del Seguro Social, 2010.
Mostrar más

34 Lee mas

Vitrectomía vía pars plana sin indentación escleral y sin taponamiento postoperatorio en el tratamiento del desprendimiento de retina rhegmatógeno primario

Vitrectomía vía pars plana sin indentación escleral y sin taponamiento postoperatorio en el tratamiento del desprendimiento de retina rhegmatógeno primario

grupo donde sólo se realizó vitrectomía un 90,6% versus un 72,2% en el grupo de vitrectomía con facoemulsificación y un 72,7% en el grupo de vitrectomía y lensectomía. No hemos podido demostrar diferencias estadísticamente significativas. Según autores como Oshima 90 la asociación de cirugía de cristalino a la vitrectomía en el tratamiento del desprendimiento de retina rhegmatógeno, puede estar justificada, incluso en pacientes con cristalino claro. Estos autores defienden que con la cirugía combinada es más fácil la disección del vítreo periférico y el tratamiento de las roturas. Oshima y col. recomiendan la cirugía combinada sobretodo en pacientes ancianos ya que la mayoría desarrolla catarata tras la vitrectomía y soportan peor una segunda intervención. Por otro lado Miki y colaboradores 94 en su serie de 225 pacientes fáquicos recomiendan preservar el cristalino sobre todo para evitar problemas de acomodación, y creen que es posible realizar una vitrectomía periférica “suficiente” con cuidado y con ayuda de un indentador escleral. En nuestros pacientes priorizamos el éxito del desprendimiento de retina, se hizo cirugía combinada en pacientes con algún grado de catarata sobre todo en aquellos con opacificación periférica, en pacientes mayores de 50 años o miopes donde se creyó que la vitrectomía facilitaría el acceso al vítreo periférico. Creemos que la diferencia entre el éxito de la VPP simple y el éxito con cirugía combinada de nuestra serie, puede ser debido a una mayor complejidad en los casos donde se realizó cirugía combinada, aunque serían necesarias series más largas para estudiar si existe alguna diferencia.
Mostrar más

160 Lee mas

Desprendimiento de retina Diagnóstico y tratamiento

Desprendimiento de retina Diagnóstico y tratamiento

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL Desprendimiento exudativo: característicamente no llega a la ora serrata, es convexa (como DRR), no presenta desgarros retinianos, el fluido varía de posición con el cambio de posición de la cabeza. Como no hay tracción vitreorretiniana no se verán fotopsias y puede haber moscas volantes si hay vitritis asociada.

18 Lee mas

G UÍAS DE PRÁCTICA CLÍNICA DE LA SERV. Tratamiento del desprendimiento de retina rhegmatógeno

G UÍAS DE PRÁCTICA CLÍNICA DE LA SERV. Tratamiento del desprendimiento de retina rhegmatógeno

imponiéndose a la cirugía clásica con sutura de explante epiescleral y a la pneumorretinopexia. La elección del tra- tamiento adecuado es una decisión alta- mente específica, dada la heterogenei- dad de la patología, teniendo en cuenta variables tales como el número, tamaño y localización de los desgarros, presen- cia de PVR, opacidad de medios, miopía magna y estado de cristalino entre otras. Dentro de este abanico de posibi- lidades, se han realizado diferentes ensayos clínicos y estudios prospecti- vos randomizados con el objetivo de determinar qué cirugía se asocia a un mejor pronóstico anatómico y funcional en determinados subgrupos de pacien- tes con DRR. Destaca el Silicone Study con sus resultados sobre ojos con PVR, incluidos casos con vitrectomía previa y/o explantes esclerales. 76,77 Sin embar- go, debemos tener en cuenta que prác- ticamente la totalidad de los estudios han sido diseñados para evaluar el trata- miento primario del DRR y no el fracaso de la cirugía o la recidiva del DRR. En cuanto a los resultados obtenidos con el tratamiento primario, la tasa de fracaso o recidiva del DRR puede ser menor al
Mostrar más

58 Lee mas

Procedimiento operativo estandarizado (POE) de DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA REGMATÓGENO

Procedimiento operativo estandarizado (POE) de DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA REGMATÓGENO

- Posicionamiento postoperatorio: El tratamiento de las roturas localizadas en los cuadrantes inferiores en el DRR presenta rasgos diferenciales respecto al resto de roturas. Tradicionalmente se postulaba la utilización de un taponador de larga duración, o la asociación de un procedimiento circunferencial para permitir la cicatrización de los bordes durante el periodo postoperatorio. Los estudios publicados durante los últimos 5 años han demostrado que, con una disección extensa del gel cortical y base del vítreo inferior, es posible tratar las roturas inferiores sin posicionamiento postoperatorio estricto, y con taponadores de corta duración, reduciendo la morbilidad postoperatoria sin modificar la tasa de reaplicación primaria y final.
Mostrar más

17 Lee mas

Cuidados de enfermería en el paciente postoperado de vitrectomía por desprendimiento de retina

Cuidados de enfermería en el paciente postoperado de vitrectomía por desprendimiento de retina

21 Capítulo 3. Tratamiento y técnicas quirúrgicas del desprendimiento de retina. Se debe tener en cuenta que el tiempo de demora entre que el paciente nota los primeros síntomas hasta que un oftalmólogo le revisa debe ser el mínimo posible para intentar prevenir el DR regmatógeno y para el éxito de la cirugía. Dentro de esta profilaxis existen tratamientos como la fotocoagulación láser y la crioterapia que al aplicarse sobre la retina aplicada adyacente a la lesión crean una adhesión coriorretiniana y así evitar el desarrollo de DR a partir de roturas y degeneraciones retinianas (Maldonado López & Pastor Jimeno, 2012).
Mostrar más

55 Lee mas

Comparacin del xito anatmico y funcional del tratamiento del desprendimiento de retina regmatgeno con afeccin macular entre dos tcnicas de retinopexia

Comparacin del xito anatmico y funcional del tratamiento del desprendimiento de retina regmatgeno con afeccin macular entre dos tcnicas de retinopexia

atención fue tardía para la mayoría de los ojos, y que la afección de la mácula sugería que la probabilidad de alcanzar alguna mejoría visual era baja. Una potencial limitación del estudio es que la asig- nación de la técnica quirúrgica no fue aleatoria, lo cual genera sesgos relacionados con la experiencia del cirujano para tratar casos de distinta complejidad. Otra limitación es la falta de descripción de las caracterís- ticas del desprendimiento, como la elevación de la mácula (medida por tomografía de coherencia ópti- ca) 16 , la extensión del desprendimiento 17,18 , el tipo de defecto retiniano que lo ocasionó y su localización 19 . Aunque la inclusión de la mácula en el desprendimien- to empeore el pronóstico, obtener una mejoría visual hasta en el 39.2% de los casos requiere evaluar otras variables asociadas con ese desenlace. Wong, et al. 20 reportaron una proporción de mejoría semejante (43.2%) en ojos cuyo desprendimiento afectaba la má- cula tratados con exoplante, pero su criterio de éxito funcional fue una agudeza visual ≥ 20/40.
Mostrar más

5 Lee mas

Desprendimiento de Retina

Desprendimiento de Retina

6. TRATAMIENTO DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA El tratamiento del desprendimiento de retina regmatógeno es esen- cialmente quirúrgico. En los desprendimientos secundarios el tratamiento es dirigido a la causa del desprendimiento, así los desprendimientos inflamatorios son generalmente tratados médicamente, algunos des- prendimientos serosos, como los provocados por los hemangiomas coroideos responden a la fotocoagulación; los desprendimientos de la toxemia del embarazo regresionan espontáneamente luego del parto; desprendimientos traccionales como los diabéticos o postraumáticos requieren microcirugía intraocular y vitrec-tomía; la radioterapia suele ser aplicada en desprendimientos debido a tumores primarios o metastásicos.
Mostrar más

19 Lee mas

Desprendimiento de retina

Desprendimiento de retina

A modo de sistematizar la indicación del tratamiento profiláctico, lo primero es distinguir si se trata de pacientes y ojos sintomáticos o no. Un paciente se considera sintomático si refiere fotopsias y/o entopsias asociados con un DVP agudo. Aproximadamente un 15% de los pacien- tes con DVP agudo desarrollan una rotura retinal (9-12). Las roturas retinales sintomáticas pueden dividirse en aquellas que persisten con tracción vítreo retinal (desgarros) y aquéllas en que la tracción ha des- aparecido (agujeros). Los desgarros retinales sintomáticos no tratados provocan un DRR en alrededor de un 55% de los casos. El tratamiento profiláctico reduce este riesgo a entre un 2 y 5% (29). Por tanto el tra- tamiento profiláctico de desgarros sintomáticos está indicado lo antes posible para evitar la acumulación de líquido subretinal. Se crea una adhesión corio-retinal alrededor del desgarro ya sea con láser o crio- terapia. También se recomienda tratar agujeros sintomáticos aunque el riesgo de provocar DRR es menor. No existe evidencia categórica para el tratamiento de lesiones asintomáticas. No obstante, en caso de pacien- tes con DRR en el ojo contralateral, altos miopes y previo a una cirugía de catarata podría evaluarse la posibilidad de tratamiento profiláctico, en especial, por la baja frecuencia de efectos adversos de la terapia, principalmente del láser.
Mostrar más

5 Lee mas

Desprendimiento de retina

Desprendimiento de retina

A modo de sistematizar la indicación del tratamiento profiláctico, lo primero es distinguir si se trata de pacientes y ojos sintomáticos o no. Un paciente se considera sintomático si refiere fotopsias y/o entopsias asociados con un DVP agudo. Aproximadamente un 15% de los pacien- tes con DVP agudo desarrollan una rotura retinal (9-12). Las roturas retinales sintomáticas pueden dividirse en aquellas que persisten con tracción vítreo retinal (desgarros) y aquéllas en que la tracción ha des- aparecido (agujeros). Los desgarros retinales sintomáticos no tratados provocan un DRR en alrededor de un 55% de los casos. El tratamiento profiláctico reduce este riesgo a entre un 2 y 5% (29). Por tanto el tra- tamiento profiláctico de desgarros sintomáticos está indicado lo antes posible para evitar la acumulación de líquido subretinal. Se crea una adhesión corio-retinal alrededor del desgarro ya sea con láser o crio- terapia. También se recomienda tratar agujeros sintomáticos aunque el riesgo de provocar DRR es menor. No existe evidencia categórica para el tratamiento de lesiones asintomáticas. No obstante, en caso de pacien- tes con DRR en el ojo contralateral, altos miopes y previo a una cirugía de catarata podría evaluarse la posibilidad de tratamiento profiláctico, en especial, por la baja frecuencia de efectos adversos de la terapia, principalmente del láser.
Mostrar más

5 Lee mas

DESPRENDIMIENTO DE RETINA

DESPRENDIMIENTO DE RETINA

DISCAPACIDAD VISUAL GLAUCOMA Es el aumento en la presión intraocular, producida por una resistencia superior a lo normal, a la salida del humor acuoso. Éste es un líquido que se produce constantemente en el interior del ojo y que provoca alteraciones y destrucción en la capa de fibras nerviosas de la retina, con el consecutivo daño al nervio óptico. El glaucoma afecta a 1 de cada 100 personas mayores de 40 años de edad. Las causas que originan el aumento de la presión intraocular son desconocidas, pero existen varios factores de riesgo como la edad, la diabetes y los antecedentes familiares. Generalmente no se produce ningún tipo de síntoma que prevenga al paciente del inicio del glaucoma. Por ello, es fundamental su detección en los controles periódicos para iniciar el tratamiento a tiempo. Una vez comenzado el problema, el paciente sufre dolores de cabeza por encima de las cejas, halos coloreados alrededor de las luces y visión borrosa. En casos avanzados, se pierde el campo visual periférico. Es recomendable que toda persona mayor de 40 años se haga una vez al año un examen de Tonometría, que consiste en medir la presión intraocular utilizando el Tonómetro de Aplanación de Goldman. Se considera normal una presión que oscile entre 10 y 21 mmHg. Otra de las pruebas importantes para diagnosticar el glaucoma es la valoración de los campos visuales mediante la Perimetría Computarizada, que detecta y cuantifica las alteraciones y defectos de la agudeza visual en las diferentes regiones del campo visual. Para tratar el Glaucoma se utilizan gotas o colirios cuya finalidad es disminuir la producción de humor acuoso, o bien, facilitar su salida del globo ocular. Debe administrarse diariamente sin interrupciones para conseguir que la presión intraocular se mantenga dentro de valores óptimos. Una alternativa al uso indefinido de colirios es la trabeculoplastia con láser, con la cual se consigue disminuir la presión intraocular. Sólo cuando la presión no se controla adecuadamente con colirios, con láser o con la combinación de ambos, se recurre a la cirugía. La técnica más utilizada es la Trabeculectomía, que consiste en crear una nueva vía de drenaje del humor acuoso, con lo que se consigue una normalización de la tensión ocular. Extraído de: http://www.sochiof.cl
Mostrar más

5 Lee mas

DESPRENDIMIENTO DE RETINA SEROSO

DESPRENDIMIENTO DE RETINA SEROSO

Un estudio realizado en niños con uveítis informo que el DRS se presenta en el 2.2 % de los pacientes con artritis reumatoide juvenil y en el 1.3% de los pacientes con pars planitis. (Pia 2009) Considerado como un diagnóstico inicial es, sin embargo, manifestación de una gran variedad de patologías que debutan con baja visual y el objetivo del manejo inicial por oftalmología será obtener la aplicación de la retina. Sin embargo, es necesario determinar el origen para establecer el diagnóstico etiológico, tratamiento específico y seguimiento correspondiente a la patología sistémica. De tal manera que estimar las características epidemiológicas es difícil ya que conjuga una gran variedad de patologías.
Mostrar más

35 Lee mas

Desprendimiento de retina regmatógeno: estudio epidemiológico

Desprendimiento de retina regmatógeno: estudio epidemiológico

DISCUSIÓN A la vista de los resultados, podemos defi- nir a nuestros pacientes con DRR como pre- ferentemente hombres con un pico de edad a los 60 años. La incidencia de DRR sufrió un ascenso entre el 2003 y el 2005, estabilizán- dose en 2006 y bajando en 2007. Esto puede explicarse con la evolución de la técnica de cataratas. Cada vez las cirugías emplean me- nos ultrasonidos y las incisiones son más pe- queñas. Las lentes se colocan con inyectores que las insertan plegadas y su desplegamiento es normalmente lento y controlado por lo que la agresión al globo ocular se minimiza. Ade- más, las cirugías extracapsulares (que son las más traumáticas) han ido relegándose a las cataratas muy duras y negras, que, debido al diagnóstico precoz, van siendo menos cada año. Todo esto disminuye la agresividad qui- rúrgica disminuyendo la iatrogenia ocular. El tratamiento de rotos periféricos predisponen- tes por parte del oftalmólogo también puede influir en la disminución de los casos de DR. El fondo de ojo rutinario en las consultas de área localizaría estas lesiones precozmente tanto en pacientes pseudofáquicos como en miopes magnos y pacientes con DVP agu- do. Esto nos habla de la buena praxis que se realiza en nuestro entorno. Un factor que puede haber cambiado esta tendencia desde el periodo estudiado es el aumento de la ciru- gía refractiva del cristalino transparente, que hace que se intervengan pacientes cada vez más jóvenes, con el consecuente aumento del riesgo de aparición de desprendimientos de retina subsiguientes.
Mostrar más

8 Lee mas

INCIDENCIA DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA EN OPERADOS DE CATARATA,

INCIDENCIA DEL DESPRENDIMIENTO DE RETINA EN OPERADOS DE CATARATA,

La tasa de incidencia de DR en pacien- tes con implante de LIO muestra que esta variable registró una tasa muy baja (1,0), cuando comparamos este resultado con el de los pacientes no implantados (afáquicos) encontramos que estos presentaron una tasa mayor (1,0 vs 4,8) (tabla), constatamos que existe una relación entre el paciente afáquico y la aparición del DR, por lo que fue 3 veces mayor en los pacientes que no se implantó el LIO. Todo esto puede en- contrar su explicación en el conocido y bien llamado “síndrome de la barrera” de hecho la técnica quirúrgica aplicada en nuestros pacientes fue la EECC donde se conserva la cápsula posterior. 11-14 Para otros autores la incidencia de DR tras el implante del LIO es difícil de establecer a causa de la falta de estandarización de las técnicas quirúrgicas y la variación de los implantes, aunque pa- rece estar más en relación con el tipo de cirugía que con el implante en sí. 1,2 El DR en pacientes pseudofacos está asociado esencialmente a los accidentes transquirúr- gicos más que al implante en sí. 3,4
Mostrar más

8 Lee mas

PROTOCOLO DE CIRUGÍA DEL DESPRENDIMIENTO REGMATÓGENO DE RETINA

PROTOCOLO DE CIRUGÍA DEL DESPRENDIMIENTO REGMATÓGENO DE RETINA

– Objetivo principal: Este protocolo tiene por objetivo, evitar la evolución natural del desprendimiento regmatógeno de retina hacia la ceguera del ojo afectado. Para ello es necesario obtener y mantener la reaplicación de la retina. Éste es el objetivo principal y es el que define la eficacia del tratamiento. Se denomina «éxito anatómico».

6 Lee mas

Diplopía en miope magna intervenida de desprendimiento de retina

Diplopía en miope magna intervenida de desprendimiento de retina

En cuanto a la segunda cuestión: Basándose en el cuadro clínico inicial y sabiendo el resul- tado obtenido, ¿CUÁL HUBIESE SIDO TU PRIMERA CIRUGÍA?, el Dr. Castanera refiere que la finalidad de la cirugía hubiese sido neutralizar la diplopía y el tortícolis, con tres objetivos básicos: 1. Restaurar el alineamiento en PPM. 2. Eliminar o reducir las incomitancias horizontales y verticales presentes, y 3. Eliminar o reducir las restricciones a las rotaciones, ya sean primitivas o secundarias (iatrogénicas). Comenta que en casos complejos, especialmente cuando se dan ele- mentos restrictivos postquirúrgicos (como es este caso), suele ir al quirófano con un plan abierto y unos objetivos claros. Elabora un plan quirúrgico basado en la observación clínica y mediciones en 9 posiciones de la mirada, anotando todos los músculos susceptibles de requerir tratamiento. A par- tir de ahí, son la exploración y los hallazgos intraoperatorios los que le permiten tomar la decisión definitiva; lo que en bastantes ocasiones le obliga a cambiar sobre la marcha un plan previamente establecido.
Mostrar más

25 Lee mas

Show all 10000 documents...