Uveítis herpéticas

Top PDF Uveítis herpéticas:

Uveítis herpéticas: descripción de una serie de casos

Uveítis herpéticas: descripción de una serie de casos

sentación de las uveítis herpéticas, aunque en algunos casos se puede presentar como uveí- tis intermedia, posterior o panuveítis. El patrón de la atrofia de iris puede orien- tarnos a la etiología, pero no es concluyente, por lo que no se ha tenido en cuenta para la clasificación etiología. En nuestro estudio, la atrofia de iris está presente en un 24,5% de todos los pacientes, pero en el subgrupo de uveítis anteriores o queratouveítis, el porcen- taje que presenta atrofia de iris es superior, un 31%, algo inferior a la encontrada por Mise- rocchi et al (10) con un 41% en uveítis por VHS y en un 25% de las causadas por VVZ, Nalcacioglu-Yüksekkaya (11) con un 49,4% y Tugal-Tutkun et al (12), en el que el por- centaje de ojos con atrofia de iris es del 48%. En nuestra serie el tipo de PK en el grupo de VHS/VVZ fueron finos para el 45,4% y gruesos en el 33,3%. Este último similar al 37,9% observado por Nalcacioglu-Yükse- kkaya et al (11). Aunque diferente respecto a otras series, Miserocchi et al (10), observa- ron precipitados no granulomatosos en el 80 y 96% de uveítis por VHS y VVZ y Tugal- Tutkun et al. (12), presentan un 93,9% de pa- cientes con precipitados gruesos.
Mostrar más

8 Lee mas

Epidemiología y comportamiento clínico de las uveítis herpéticas en la Unidad de Inmunología Ocular del IOBA y del Hospital Clínico Universitario de Valladolid

Epidemiología y comportamiento clínico de las uveítis herpéticas en la Unidad de Inmunología Ocular del IOBA y del Hospital Clínico Universitario de Valladolid

Las uveítis herpéticas son un problema importante de morbilidad oftalmológica en todos los grupos etarios con predominio de adultos en edad media, lo cual corresponde cada vez más, debido a la mejoría en la expectativa de vida y salud de la población, a personas laboral, social y físicamente activas impactando socioeconómicamente a la sociedad que les rodea. Ha sido posible en este breve trabajo describir y por lo tanto conocer el comportamiento clínico de algunos de los pacientes que son controlados en 2 unidades especializadas en uveítis en centros clínicos de referencia en Castilla y León, observando datos similares a otras series de pacientes europeos. El pronóstico ocular en general es bueno en estos pacientes, convirtiéndose para esto en indispensable un control estricto oftalmológico que pueda detectar y tratar estas patologías, que permita el acceso a técnicas avanzadas de diagnóstico y que proporcione opciones de tratamiento que en ocasiones se convierten en crónicas.
Mostrar más

41 Lee mas

Utilidad del Análisis de las Muestras Intraoculares en el Diagnóstico de las Uveítis

Utilidad del Análisis de las Muestras Intraoculares en el Diagnóstico de las Uveítis

Página 3 de 29 del 1-29%. Otras causas comunes de uveítis anterior incluyen la iridociclitis heterocrómica de Fuchs (0-20%), las uveítis herpéticas (0-31%) y la sarcoidosis (0-11%). Sin embargo, en el 14-74% de los casos de uveítis anterior no se identifica la causa subyacente. 1 En la uveítis posterior, las principales causas son la retinocoroiditis toxoplásmica (11-90%) y la idiopática (3-78%). 1 Otras causas menos frecuentes de uveítis posterior incluyen la infección por citomegalovirus (CMV), sarcoidosis, corioretinopatía en perdigonada (“birdshot”), toxocariasis y las necrosis retiniana agudas (mayoritariamente de origen herpético). La mayoría de los casos de uveítis intermedia son idiopáticos (67-100%), 1 aunque entre las causas identificables se incluyen la sarcoidosis, la esclerosis múltiple, la sífilis, la enfermedad de Lyme, el linfoma intraocular y la infección por el virus HTLV-1. 1 Por su parte, la prevalencia de la etiología de la panuveítis está muy influenciada por la localización geográfica. Y así, mientras que en Europa, Australia y Estados Unidos la panuveítis idiopática es la forma más frecuente, en Japón es más común la enfermedad de Vogt-Koyanagi-Harada, el síndrome de Behçet y la sarcoidosis. La enfermedad de Behçet también es una causa frecuente de panuveítis en los países del Mediterráneo y, en general, de la llamada “ruta de la Seda”. 1
Mostrar más

38 Lee mas

Utilidad del Análisis de las Muestras Intraoculares en el Diagnóstico de las Uveítis

Utilidad del Análisis de las Muestras Intraoculares en el Diagnóstico de las Uveítis

Página 3 de 29 del 1-29%. Otras causas comunes de uveítis anterior incluyen la iridociclitis heterocrómica de Fuchs (0-20%), las uveítis herpéticas (0-31%) y la sarcoidosis (0-11%). Sin embargo, en el 14-74% de los casos de uveítis anterior no se identifica la causa subyacente. 1 En la uveítis posterior, las principales causas son la retinocoroiditis toxoplásmica (11-90%) y la idiopática (3-78%). 1 Otras causas menos frecuentes de uveítis posterior incluyen la infección por citomegalovirus (CMV), sarcoidosis, corioretinopatía en perdigonada (“birdshot”), toxocariasis y las necrosis retiniana agudas (mayoritariamente de origen herpético). La mayoría de los casos de uveítis intermedia son idiopáticos (67-100%), 1 aunque entre las causas identificables se incluyen la sarcoidosis, la esclerosis múltiple, la sífilis, la enfermedad de Lyme, el linfoma intraocular y la infección por el virus HTLV-1. 1 Por su parte, la prevalencia de la etiología de la panuveítis está muy influenciada por la localización geográfica. Y así, mientras que en Europa, Australia y Estados Unidos la panuveítis idiopática es la forma más frecuente, en Japón es más común la enfermedad de Vogt-Koyanagi-Harada, el síndrome de Behçet y la sarcoidosis. La enfermedad de Behçet también es una causa frecuente de panuveítis en los países del Mediterráneo y, en general, de la llamada “ruta de la Seda”. 1
Mostrar más

38 Lee mas

Análisis retrospectivo de la uveítis en la enfermedad de Adamantiades Behçet

Análisis retrospectivo de la uveítis en la enfermedad de Adamantiades Behçet

La clasificación anatomopatológica de las uveítis tiende a dividirlas entre granulomatosas y no granulomatosas, descripción que se ha discutido en la literatura, ya que no se trata de verdaderos granulomas si no agrupaciones de células inflamatorias. En las uveítis anteriores las células inflamatorias se adhieren al endotelio corneal, dando lugar a los precipitados queráticos que, mediante la exploración con lámpara de hendidura, en: no granulomatosos (pequeños, redondeados y de coloración blanquecina) y granulomatosos (más grandes, de coloración con frecuencia amarillenta o marronácea, por lo que suelen denominarse precipitados queráticos en grasa de carnero). Los precipitados queráticos granulomatosos se asocian con ciertos procesos, generalmente de inicio insidioso y curso crónico (sarcoidosis, oftalmía simpática, síndrome de Vogt-­‐Koyanagi-­‐Harada, esclerosis múltiple, tuberculosis, sífilis, uveítis herpéticas). 5
Mostrar más

48 Lee mas

Uveítis anterior herpética. Diagnóstico clínico y tratamiento

Uveítis anterior herpética. Diagnóstico clínico y tratamiento

La causa primaria de las uveítis herpéticas es la respuesta inmune, por lo cual son indi- cación de corticoides. Deben usarse tópicos y si el cuadro es muy severo, oral. En nuestro primer paciente se ha utilizado tratamiento corticoideo tópico y oral, pero al no tener confirmación de virus herpes no se instaura tratamiento antiviral con lo que las múltiples crisis llevaron a complicaciones tan graves como glaucoma refractario, catarata y fraca- so del cuerpo ciliar lo cual pudo haberle lle- vado a consecuencias irreversibles. Sólo cuando se introduce el Valaciclovir se logra una remisión del cuadro.
Mostrar más

5 Lee mas

Diagnóstico de la uveítis utilizando redes bayesianas

Diagnóstico de la uveítis utilizando redes bayesianas

pérdida prolongada de la visión, y que alrededor de 22% de los pacientes que llegaban cumplían con los requisitos para ser legalmente ciegos en algún momento después de su seguimiento. Suttorp-Schulten y Rothova (2006) [6] mencionan la inflamación del aparato uveal es responsable de cerca del 10% de los casos de ceguera. Por otra parte, estos mismos autores afirman que la diabetes (20%), la degeneración macular (20%), las anomalías congénitas (20%) y la uveítis (10%) son las principales causas de pérdida de visión en el mundo occidental en el grupo de la población adulta. De estas causas solamente la diabetes y la uveítis son potencialmente tratables y prevenibles. De esta forma, cualquier avance en el diagnóstico de las causas de la uveítis permitiría mejorar el tratamiento de la misma y evitar la pérdida de la visión en un gran número de pacientes. Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) [7], en el año 2002 había 36,9 millones de personas ciegas en el mundo lo que querría decir que hay entre 3 y 4 millones de personas que perdieron la visión por causa de la uveítis.
Mostrar más

54 Lee mas

Uveítis pediática no infecciosa, una experiencia de una cohorte colombiana

Uveítis pediática no infecciosa, una experiencia de una cohorte colombiana

Existe un grupo de inmunosupresores de segunda línea que han sido utilizados para el tratamiento de la uveítis pediátrica refractaria al tratamiento convencional que ha mostrado resultados poco concluyentes que incluye: Azatioprina, que interfiere con la síntesis y la incorporación de purinas al ADN y ARN y cuyo potencial tóxico incluye supresión de la médula ósea, náuseas e infecciones secundarias, Micofenolato mofetil que interfiere en la síntesis de novo de purinas al inhibir no-competitivamente la deshidrogenasa inosina- monofosfato, involucrada en la proliferación de linfocitos T y B (14), Ciclofosfamida y Clorambucil, agente alquilantes que previene la reproducción celular mediante la generación de puentes con el ADN que interfieren en los procesos de transcripción y replicación de los mismo. Tienen gran potencial para generar eventos adversos tales como cistitis hemorrágica, alopecia, anemia, supresión ovárica y azoospermia. 11, 7 La Ciclosporina que interfiere en la
Mostrar más

49 Lee mas

Iridociclitis Heterocrómica de Fuchs: Una Uveítis Subdiagnosticada

Iridociclitis Heterocrómica de Fuchs: Una Uveítis Subdiagnosticada

fue defi nido como agudo, crónico o recurrente, su clasifi cación clínica como granulomatosa o no granulomatosa, y el diagnóstico anatómico como uveítis anterior, intermedia o posterior. Se determinó el tiempo de evolución de la enfermedad el cual se defi nió por el relato del paciente y los registros de historia clínica pasados, y se determinó además el tiempo entre la remisión al especialista en uveítis y el diagnóstico fi nal de IHF. Se tuvieron en cuenta variables clínicas al momento del diagnóstico como lateralidad, agudeza visual, grado de celularidad y fl are en cámara anterior, presencia y característica de precipitados retroqueráticos, presencia o no de nódulos de iris, toma de presión intraocular por tonometría de aplanación (tonómetro de Goldmann), grado de celularidad en vítreo anterior y grado de opacidad vítrea (defi nidos según clasifi cación de Kimura y colegas) 8 .
Mostrar más

9 Lee mas

Utilidad de la reacción en cadena de la polimerasa en el diagnóstico de las infecciones herpéticas del sistema nervioso

Utilidad de la reacción en cadena de la polimerasa en el diagnóstico de las infecciones herpéticas del sistema nervioso

Discusión Desde su introducción a principios de los años 1990 9 , el uso de la PCR para el diagnóstico de las infecciones neurológicas herpéticas ha contribuido al conocimiento de los diferentes patrones clínicos, siendo actualmente la técnica de elección en el diagnóstico de laboratorio, debido a su carácter no invasivo, su gran sensibilidad, su especificidad y a su rapidez. El tiempo de resultados con esta técnica es de 24 h, aunque con la incorporación de nuevas técnicas de PCR en tiempo real se puede acortar a pocas horas 10 . Se ha demostrado que un diagnóstico clínico de infección del sistema nervioso es 88 veces más frecuente cuando ocurre en un paciente con un resultado de PCR positiva que con un resultado negativo 11 .
Mostrar más

6 Lee mas

VIH+ con uveítis por CMV y sífilis concomitante. Manejo de infección activa y desarrollo de uveítis por recuperación inmune en respuesta a TARGA

VIH+ con uveítis por CMV y sífilis concomitante. Manejo de infección activa y desarrollo de uveítis por recuperación inmune en respuesta a TARGA

La uveítis por sífilis es la segunda causa más frecuente de uveítis infecciosa en pacientes VIH+ con importante inmunode- presión y la primera en los pacientes en trata- miento antiretroviral de acta actividad (4). Las manifestaciones en el segmento posterior de la sífilis que más se asemejan a las del CMV son la coroiditis, retinitis, vasculitis retiniana, neuritis óptica y neurorretinitis. En algunos casos más severos puede aparecer desprendimiento de retina exudativo. Las lesiones residuales tras infección como atro- fia corioretiniana e hiperpigmentación así como adelgazamiento vascular y atrofia ópti- ca pueden simular a una retinitis por CMV inactiva. Sin embargo, la uveítis por sífilis produce de forma más característica infiltra- dos profundos amarillentos y vitritis.
Mostrar más

6 Lee mas

ACTUALIZACIÓN DE UVEÍTIS EN EL SIDA. SÍNDROME DE INMUNORRECUPERACIÓN

ACTUALIZACIÓN DE UVEÍTIS EN EL SIDA. SÍNDROME DE INMUNORRECUPERACIÓN

Poco se conoce aun de la patogenia de este nuevo síndrome, pero se han descrito otros fenóme- nos inmulógicos tras la inmunorrecuperación por la terapia HAART: en algunas infecciones por MAI (Mycobacterium Avium-Intracellulare) tras la res- puesta a terapia HAART han aparecido cuadros no infecciosos de fiebre y linfadenitis; en algunas tuberculosis pulmonares, episodios de neumonitis; y en pacientes que tuvieron meningitis criptocóci- cas se han presentado meningitis asépticas. En defi- nitiva, la uveítis por inmunorrecuperación sería un cuadro más dentro de estos nuevos fenómenos inmunes que se están describiendo.
Mostrar más

8 Lee mas

Trabajos Originales. Uveítis bilateral activa por el parásito

Trabajos Originales. Uveítis bilateral activa por el parásito

Resultados: La edad fue de 30 a 47 años, dos femeninos y dos masculinos. En tres casos la uveítis fue simultánea en ambos ojos y en un paciente, sucesiva en un ojo. Todos los enfermos respondieron al tratamiento médico. Conclusiones: La uveítis bilateral toxoplásmica, si bien infrecuente, es una forma de presentación clínica que puede ocurrir en pa- cientes jóvenes HIV negativos con títulos altos de IgG en sangre. La respuesta al tratamiento clásico es muy buena y no se encuentra condicionada por la bilateralidad.

5 Lee mas

Diseño de una base de datos para diágnostico y seguimiento de pacientes con uveítis

Diseño de una base de datos para diágnostico y seguimiento de pacientes con uveítis

Dentro de la literatura publicada, solamente se encontró un trabajo con el cual comparar el nuestro. Se trata de un sistema experto computarizado de apoyo al diagnóstico etiológico y tratamiento de las uveítis llamado UVEMASTER®. Este incorpora múltiples signos y síntomas, tanto oculares como sistémicos, previamente clasificados, además de la frecuencia de presentación de los mismos para diferentes síndromes uveíticos y apoyado en esta información mediante algoritmos y cálculos avanzados sugiere una aproximación a la etiología de la uveítis. Adicionalmente permite acceder a las exploraciones complementarias, tratamiento, pronóstico, atlas de imágenes clínicas e información adicional, todo ello en forma de un compendio de conocimiento (base de datos) denominado Uvepedia®.(20)
Mostrar más

47 Lee mas

Casos clínicos de uveítis del Hospital México, 2010-2013

Casos clínicos de uveítis del Hospital México, 2010-2013

Aunque la descripción de los hallazgos oftalmológicos específicos documentados en cada caso escapa a los límites de este informe, a continuación se indican los detalles más importantes del examen ocular llevado a cabo de manera sistemática en cada paciente, durante la consulta en la Clínica de Uveítis. Los criterios de actividad y progreso de la patología tomados en cuenta en el diagnóstico fueron la presencia de efecto “flare”, células y precipitados corneales y vítreos. Además, se documentaron las características de la córnea, la cámara ocular anterior, el cuerpo vítreo y el fondo de ojo, mediante el empleo de la lámpara de hendidura. La presión intraocular se determinó con tonometría de indentación de Schiøtz, y la agudeza visual fue objetivizada por medio de la escala de Snellen.
Mostrar más

7 Lee mas

Ensayo sobre las propiedades medicinales del oxígeno y sobre la aplicacion de este principio en las enfermedades venéreas, psóricas y herpéticas

Ensayo sobre las propiedades medicinales del oxígeno y sobre la aplicacion de este principio en las enfermedades venéreas, psóricas y herpéticas

se retardó por otros accidenteS'.. No habiendose notado ninguna mutacion en , la úlcera, se.. luego aún hasta ' quarenta, dándosela quatro veces al dia. Algunos dias d[r]

230 Lee mas

Complicaciones en las uveítis: prevalencia, factores de riesgo y pronóstico visual

Complicaciones en las uveítis: prevalencia, factores de riesgo y pronóstico visual

La presencia de un antecedente infeccioso sistémico incrementaba la probabilidad de presentar complicaciones, totales y prevalentes. Hay que destacar que el antecedente de infección sistémica más frecuente en nuestra población fue el de etiología vírica, sobre todo del grupo herpes (29,4%). La razón podría encontrarse, tanto en la distribución de edades de nuestra muestra, como en las complicaciones oculares asociadas a la epidemia de SIDA que se recogieron en los primeros años del estudio. Donde la retinitis por citomegalovirus era la manifestación la ocular más frecuente. La mayor frecuencia de desprendimiento de retina en las uveítis posteriores herpéticas, fueron la causa de una mayor probabilidad de complicaciones de la retina periférica incidentes, cuando se recogía el antecedente de infección sistémica en nuestra serie. 238,239
Mostrar más

284 Lee mas

Uveítis sifilítica asociada al virus de inmunodeficiencia humana

Uveítis sifilítica asociada al virus de inmunodeficiencia humana

por VIH que no estén recibiendo terapia antirretroviral. 5,21 Teniendo en cuenta el incremento en el número de casos de pacientes con sífilis, algunos de ellos en coinfección con VIH, es importante siempre pensar que ante la presencia de uveítis, el paciente puede presentar una sífilis ocular en cualquiera de sus formas y, en dependencia del estadio de la enfermedad en que se presente la uveítis, la posibilidad de tener pruebas serológicas negativas (falsos negativos) debe tenerse presente y no cejar ante la sospecha clínica de esta.

7 Lee mas

Uveítis en el paciente pediátrico. Qué debe saber el pediatra?

Uveítis en el paciente pediátrico. Qué debe saber el pediatra?

Diagnóstico La historia clínica es fundamental en el paciente con uveí- tis. Se deben recoger datos como lugar de procedencia, viajes realizados, convivencia o contacto con animales, hábitos dietéticos como comer carne poco cocinada o ensaladas sin lavar. Anotar si ha tenido alguna picadura de animal. En cuanto a los antecedentes familiares: pre- guntar por enfermedades articulares de la piel, intestinales y oculares. Y en los personales, recoger todas las enferme- dades que ha tenido el niño y a poder ser en qué momen- to de su vida. Se debe preguntar por síntomas y signos como dolores articulares, cojera al caminar, cansancio, fiebre, disminución de peso, manchas o alteraciones en la piel, problemas intestinales, aftas bucales o genitales, entre otros. Existen signos oculares que orientan al diagnóstico diferencial, como por ejemplo la presencia de queratopa- tía en banda que nos hará pensar en AIJ, los nódulos en el iris en sarcoidosis o tuberculosis. Si el ojo está blanco, sin inyección ciliar, orientará a AIJ o parsplanitis. Si la uveítis es granulomatosa, se ha de pensar en sarcoidosis o tuberculosis. Por fin, la combinación de hallazgos oculares La uveítis infantil presenta unas características propias
Mostrar más

5 Lee mas

Recomendaciones médicas para uveítis no infecciosas en adultos

Recomendaciones médicas para uveítis no infecciosas en adultos

Ciclosporina A: suele utilizarse en ciertos tipos particulares de uveítis como Behcet, sarcoidosis ocular, VKH, síndrome de uveítis con nefritis tubulointersticial y pars planitis. Sin embargo, no se le considera por algunos autores como primera línea de manejo en uveítis primarias y se suele utilizar en forma combinada con otros inmunomoduladores. En 2010, Kacmaz et al. reportaron una efectividad moderada en el control de la patología ocular inflamatoria, logrando en una cohorte retrospectiva de 373 pacientes un control completo de la inflamación en el 33,4 % y el 51,9 % a los 6 y 12 meses, respectivamente, además en el 22,1 % y el 36,1 % de los casos, se pudo reducir la dosis de prednisona a menos de 10 mg/día a los 6 y 12 meses de tratamiento. En este estudio se recomendó utilizar otra terapia inmunomoduladora en personas mayores de 55 años, debido a que presentaron mayor prevalencia de efectos adversos como nefrotoxicidad e hipertensión arterial. La dosis recomendada para uveítis es de 2,5- 5 mg/kg/día, generalmente dividido en 2 tomas al día. No existe evidencia en cuanto a niveles terapéuticos meta de ciclosporina en uveítis. Cuadro 5. Inmunomoduladores convencionales en el manejo de la uveítis no infecciosa
Mostrar más

12 Lee mas

Show all 66 documents...