Vacunas contra la influenza

Top PDF Vacunas contra la influenza:

Las vacunas contra la influenza: un desafío cíclico

Las vacunas contra la influenza: un desafío cíclico

Actualmente se encuentran en fase de desarrollo diversas tecnologías encaminadas a estos fines. Tal es el caso de la producción de vacuna contra influenza en cultivos celulares en biorreactores, cuyo prototipo de vacuna está en proceso de licenciamiento en Europa y los Estados Unidos. Otra metodología que se encuentra en estudio en animales, con resultados alentadores, es la que produce la vacuna de manera sintética, únicamente incluyendo los fragmentos de H y N que son estimuladores del sistema inmune. El reto de la vacunación universal es inmenso. La ecuación no es sencilla de resolver, y mucho menos frente a escenarios tan complicados como el de la influenza, una enfermedad respiratoria de fácil complicación y altamente transmisible por diversos mecanismos. Una de las más grandes lecciones que deriva de la pandemia de influenza, es la urgente necesidad de reforzar la educación para la salud en la población, así como fortalecer las capacidades diagnósticas y la vigilancia epidemiológica, además de desarrollar la capacidad de producir nuestras propias vacunas en México.
Mostrar más

9 Lee mas

Impacto del neumococo y de los virus influenza en niños y adultos : su prevención con vacunas

Impacto del neumococo y de los virus influenza en niños y adultos : su prevención con vacunas

En 1933, se aisló en animales de laboratorio (ferrets) el primer virus de influenza humana, un virus influenza A, seguido por influenza B en 1935 e influenza C en 1950. En 1944 Burnet logró cultivar a los virus influenza en la membrana co- rioalantoidea de huevos embrionados de gallina. Aún hoy, los cultivos en huevos embrionados son fundamentales para la producción de las vacunas. La constante variación temporal de los virus influenza A y B determinó la necesidad de man- tener una vigilancia mundial permanente. A ins- tancias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se creó, en 1948, en el Reino Unido, el Centro Mundial de Influenza y en 1950 se desig- nó a un grupo de expertos para organizar la vigi- lancia epidemiológica mundial de la influenza y definir anualmente la fórmula de la vacuna. Cada año en febrero se decidía la composición de la vacuna a emplearse en esa temporada con 2 ce- pas de influenza A (H1N1 y H3N2) y una cepa de influenza B.
Mostrar más

22 Lee mas

Revisin Integrativa sobre la pertinencia de las vacunas VPH, influenza y dengue para la Salud Pblica en Mxico

Revisin Integrativa sobre la pertinencia de las vacunas VPH, influenza y dengue para la Salud Pblica en Mxico

Las vacunas actuales contra la influenza recomenda - das por la OMS están disponibles como formulas tri- valente o cuadrivalentes inactivadas administrada por vía intramuscular o como una mezcla viva atenuada de cepas de influenza, administradas por vía intra - nasal. Las diversas dosis y formulaciones pueden o no contener ovoalbúmina o mercurio, y la elegibilidad para algunas formulaciones tiene restricción de edad. Cada año, la OMS recomienda las cepas de virus que componen la futura vacuna estacional para los hemis- ferios norte y sur. Durante casi 60 años, esta decisión se tomó en cooperación con los Centros Colaborado- res de la OMS; los Centros Nacionales de Influenza y las redes de influenza animal, que brindan informa - ción genética y antigénica y las redes de vigilancia en todo el mundo y agrupadas por región (Red Europea de Vigilancia de la Influenza y los CDC) también fue - ron parte importante como fuente de información 23 .
Mostrar más

8 Lee mas

La influenza y su situación en Colombia

La influenza y su situación en Colombia

Colombia tiene fortalezas importantes para el enfrentamiento de una pandemia de influenza, toda vez que cuenta con experiencia en la vigilancia y control epidemiológico de la influenza con el desarrollo de la vigilancia virológica centinela en población humana y animal, que realizan el Instituto Nacional de Salud y el Instituto Colombiano Agropecuario, respectivamente. Igualmente, cabe destacar la capacidad de respuesta del sistema de prevención y atención de emergencias y desastres, que ha demostrado ser capaz de organizar y desarrollar una respuesta intersectorial articulada frente a diversas situaciones de emergencia originadas por desastres naturales o por los conflictos internos. Sin embargo, también es necesario señalar que existen puntos críticos en la respuesta antipandemica concernientes a la red de servicios de salud que garanticen en un momento dado la capacidad técnica, logística y de infraestructura suficiente para atender una gran demanda de servicios por exceso de personas enfermas y fallecimientos. Y aunque cuenta con experiencia en la vigilancia de influenza humana y animal, resulta absolutamente pertinente iniciar el desarrollo de estrategias y programas en preparación ante una pandemia, toda vez que no contamos con un sistema de alerta suficiente y eficiente para la vigilancia de casos, y máxime cuando se prevé que la mayoría de los países que no cuentan con medios de producción no tendrán acceso a las vacunas contra la influenza en la primera onda pandémica, ni a medicamentos antivirales, dada la capacidad mundial limitada de producción y la concentración de estos medios en los países desarrollados.
Mostrar más

20 Lee mas

Influenza A: Biología, vacunas, y origen del virus pandémico A/H1N1

Influenza A: Biología, vacunas, y origen del virus pandémico A/H1N1

El segundo tipo de variación que sufren estos virus es el cambio antigénico, el cual se ve favorecido por la naturaleza segmentada del genoma viral. Esta característica del genoma de influenza facilita que cuando dos virus con diferentes subtipos de H y N infectan a un mismo animal, los genes de ambos virus puedan mezclarse y producirse nuevos virus, conocidos como rearreglantes por haber experimentado un rearreglo de genes, con combinaciones de H y N diferentes a las de los virus originales (figura 2). Este es un cambio antigénico brusco que puede resultar en la introducción de un nuevo subtipo de H y/o de N en la población humana. Cuando esto sucede, los nuevos subtipos de H y/o N pueden representar proteínas inmunológicamente diferentes a la de las cepas que estaban en circulación. Si este fuera el caso, usualmente se da una alta incidencia de infección en la población que no tiene anticuerpos contra la nueva cepa de virus, generándose potencialmente una pandemia.
Mostrar más

14 Lee mas

Influenza estacional y la baja efectividad de las vacunas contra estos virus

Influenza estacional y la baja efectividad de las vacunas contra estos virus

Debido a la alta mutabilidad del virus de infl uenza, durante el transcurso del tiempo en el que los virus infectan y se transmiten entre diversos individuos, estos se exponen al sistema inmunitario de cada hospedero, lo que ocasiona una continua selección de variantes virales, fenómeno conocido como deriva antigénica, la continua variación antigénica impide que pueda utilizarse el mismo virus en la producción de la vacuna. Por lo tanto la composición de estas vacunas se adecua acorde a los cambios que se encuentran en circulación. Sin embargo varios reportes indican que la deriva antigénica del virus de la infl uenza H1N1 ha sido mínima desde su aparición en 2009, 24,25,28 por lo que la OMS no ha considerado
Mostrar más

13 Lee mas

Influenza y vacunacin

Influenza y vacunacin

Las primeras vacunas antigripales, que se empezaron a utilizar a finales de los años 40, eran suspensiones poco purificadas de virus, por lo que eran muy reactivas. Desde 1960, con la introducción de la centrifugación zonal con gradiente de sacarosa y otros métodos, como la adsorción-elusión sobre hematíes, se pueden obtener vacunas purificadas (exentas de ovoalbúmina y endotoxinas), menos reactógenas y más eficaces. Las vacunas actuales, fabricadas a partir de cultivos en embrión de pollo, son inmunógenas, bien toleradas y con un buen perfil de seguridad. La potencia inmunógena de las vacunas antigripales se expresa en microgramos de la hemaglutinina presente y se mide por inmunodifusión radial. Las normas internacionales establecen actualmente que la vacuna debe contener una concentración mínima de 15 µg de hemaglutinina de cada una de las cepas incluidas en ella. Están inactivadas con formol o â-propiolactona. Como conservante se utiliza habitualmente el timerosal. Desde 1981, la vacuna es trivalente, con dos cepas (subtipos H3N2 y H1N1) dentro del tipo A y una del tipo B (5).
Mostrar más

9 Lee mas

Aportaciones de la genmica y la bioinformtica al nuevo virus de la influenza A (H1N1) y su impacto en la medicina

Aportaciones de la genmica y la bioinformtica al nuevo virus de la influenza A (H1N1) y su impacto en la medicina

A partir de 1947, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció la Red Global de Vigilancia de la Influen- za (FLUNET), la cual comprende a 116 Centros Nacionales de Influenza con laboratorios en 87 países y cuatro centros de referencia colaboradores de la OMS; sus actividades pue- den ser conocidas en internet (http:/gamapserver.who.int/ GlobalAtlas/home.asp). Sus objetivos principales son: El se- guimiento de virus de la influenza en circulación; presentar las recomendaciones anuales en la composición de la vacu- na de la influenza para los hemisferios norte y sur; detectar a virus inusuales en poblaciones humanas que puedan tener un potencial pandémico; proporcionar en colaboración con Laboratorios Nacionales de Referencia las cepas prototipo para vacunas y reactivos de laboratorio estandarizados. En la región del Continente Americano hay 25 Centros Nacio- nales de la Influenza comunicados con los Centros Colabo- radores de la OMS de referencia e investigación de la in- fluenza, como los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta en los Estados Unidos y cuentan con la tecnología más avanzada para secuenciar el contenido ge- nómico del virus. 4
Mostrar más

7 Lee mas

Pandemias de Influenza

Pandemias de Influenza

Los investigadores han demostrado que la influenza ha atacado a los humanos durante muchos siglos. Con el fin de detectar rápidamente los sub-serotipos prevalentes los epidemiólogos han desarrollado métodos sofisticados que permitan rastrear la actividad del virus en el planeta. La vigilancia viral es de gran ayuda a los fabricantes de vacunas, puesto que permite preparar las mezclas apropiadas de virus A y B, a fin de controlar las epidemias y medir el impacto en térmi- nos de morbi-mortalidad. La influenza es un tema de interés permanente para la salud pública, por la capacidad del virus de mutar continuamente. La deriva antigénica causada por cambios leves en las proteínas virales superficiales explica parcialmente los brotes epidémicos anuales de la enfermedad. La substitución antigénica ocurre sólo cuando se dan cambios mayores de la hemaglutina viral, y a veces, de la neuraminidasea, ocasionando pandemias extensas y letales. La influenza A es una zoonosis, y al entender cómo se producen tales cambios en las aves acuáti- cas, hospederos primarios del virus, los científicos pueden desarrollar medicamentos y estrate- gias preventivas, para impedir o minimizar los efectos más graves de la enfermedad.
Mostrar más

6 Lee mas

Influenza: Por qu la necesidad de  una vacuna tetravalente contra la influenza?

Influenza: Por qu la necesidad de una vacuna tetravalente contra la influenza?

La mejor manera de prevención contra la enfermedad es la vacunación. Las vacunas contra la infl uenza actuales son trivalentes (H1N1, H3N2, B [Yamagata]), éstas son fracciones de virus o por virus vivos atenuados (inhala- da) las cuáles, tienen indicaciones precisas. Ya que a partir de la pandemia «española» de 1918 se empezó a trabajar con el objeto de tener una vacuna contra este virus, evolucionando de 1933 a la fecha de una vacuna monovalente hasta la actualidad con una vacuna tetra- valente (Figura 1). 9

8 Lee mas

Influenza e Historia

Influenza e Historia

El 29 de abril casos confirmados en 9 países, seis semanas después en 74 países, el 11 de junio de 2009 la OMS declaró el inicio de la pandemia y el 1 de julio 120 países reportaban ca[r]

43 Lee mas

Influenza A H1N1

Influenza A H1N1

Durante su internamiento, cursó con falla renal, acidosis metabólica y dificultad respiratoria progre- siva, ameritando asistencia mecánica ventilatoria y atención en la Unidad de Cuidados Intensivos. El 13 de mayo de 2009, se efectuó tomografía compu- tarizada de tórax, la cual mostró numerosas opacida- des heterogéneas, de aspecto nodular, predominan- do en la periferia de ambos campos pulmonares. La fibrobroncoscopia del 19 de mayo, reveló abundan- tes secreciones purulentas, a nivel de língula, tronco de basales y segmento 6. El 20 de mayo de 2009, se confirmó influenza A H1N1. Durante su estancia en la Unidad de Cuidados Intensivos, se brindó tra- tamiento mediante 75 mg de oseltamivir cada 12 h por 5 días, ceftriaxona, claritromicina y amikacina. Conforme al resultado de los cultivos, se ajustaron los antibióticos. La evolución fue satisfactoria, el paciente ingresó a piso y posteriormente fue dado de alta (12 de junio de 2009) con diagnósticos fi- nales de: neumonía atípica grave por Influenza A H1N1; insuficiencia respiratoria aguda, delirio, mio- patía del paciente en estado crítico.
Mostrar más

6 Lee mas

Influenza AH1N1

Influenza AH1N1

Tratamiento In fl uenza: iniciar los 2 primeros días de los síntomas: mayores de 13 años y adultos: 75 mg 2/día/5 días (+)Niños 1-12 años <15 kg: 30 mg 2/día 15-23 kg: 45 mg 2/d[r]

5 Lee mas

←
				
											Volver a los detalles del artículo
									
				Papel del estado de portador en el control de enfermedades infecciosas y su relación con la vacunación

← Volver a los detalles del artículo Papel del estado de portador en el control de enfermedades infecciosas y su relación con la vacunación

Algunas bacterias que colonizan de forma asintomática el tracto respiratorio superior en ocasiones causan en- fermedad. El reservorio natural de microrganismos tales como Streptococcus pneumoniae, Neisseria meningi- tidis o Bordetella pertussis es el ser humano. De este modo, en caso de disponer de vacunas efectivas que impidieran la colonización por estas bacterias se podría interrumpir su transmisión. El estado de portador varía con la edad. Los niños constituyen la mayor bolsa de portadores de Streptococcus pneumoniae mientras que para Neisseria meningitidis son los adultos jóvenes el principal reservorio. (2) La transmisión de Streptococcus
Mostrar más

8 Lee mas

Notas sobre la influenza

Notas sobre la influenza

tiene potencial pandémico, entendiendo por tal un agente infeccioso, para el que ningún habitante del planeta tiene inmunidad previa. Sin embargo –aunque hasta hoy no exis- tía vigilancia epidemiológica para la influenza– podemos colegir que la infección por los virus de esta entidad nosoló- gica es endémica en las grandes urbes de México, puesto que en pleno mes de mayo se están aislando de pacientes de la capital del país, con enfermedad respiratoria aguda (IRA), virus de la cepa AH3N2 que ha venido circulando desde hace años, con desviaciones antigénicas «menores» en todo el mundo. Antiguamente los virus de influenza y los cientos de agentes de IRA pasaban por una ciudad o país atacando a todos los sujetos que no tuvieran algún grado de inmunidad específica de cepa, o cruzada con otro serotipo parecido, en semanas o meses; pero en la actualidad las grandes concen- traciones de población en sitios como la ciudad de México, tardan en circular, para darle la vuelta a todos los suscepti- bles, un año o aun lapsos mayores. Recordaremos que en nuestro país fallecen más de 20´000 personas al año por neumonías y bronconeumonías. 2 La influenza no es sino uno
Mostrar más

5 Lee mas

Derecho, salud y políticas públicas. Vacunación. Posturas a favor y en contra / Right, health and public policies.  Vaccination. Positions for and against

Derecho, salud y políticas públicas. Vacunación. Posturas a favor y en contra / Right, health and public policies. Vaccination. Positions for and against

Durante las décadas de 1970 y 1980 se introdujeron las vacunas formuladas con proteí- nas purificadas o polisacáridos capsulares, que ya no aportaban células o microorganis- mos completos, sino una pequeña parte de aquéllos, suficiente para crear una respuesta defensiva frente a la enfermedad. Ejemplos de ellas son la vacuna antimeningocócica, la vacuna antineumocócica y la primera generación de vacunas frente al Haemophilus influenzae tipo B. Posteriormente se inició la era de las vacunas conjugadas, y más ade- lante el uso de la ingeniería genética para la formulación de vacunas ADN recombinan- tes, como la de la hepatitis B, autorizada en 1986. Actualmente se continúa investigando para crear nuevas vacunas para viejas o nuevas enfermedades, como es el caso del sida. Quienes están a favor de la vacunación se enrolan en la teoría “Herd Inmunity" o “inmu- nidad comunitaria o colectiva”, un tipo de inmunidad que se produce cuando se vacuna a una parte de la población brindando protección a los individuos no vacunados. Según esta teoría, en las enfermedades transmisibles de persona a persona, se torna más difícil mantener una cadena de infección cuando una gran parte de la población es inmune. Así, cuanto mayor es la proporción de individuos inmunes, menor es la probabilidad de que una persona susceptible entre en contacto con un individuo infectado. Ello significa que hay aquí un derecho colectivo, esto es, la salud de la comunidad que excedería el interés individual.
Mostrar más

14 Lee mas

Influenza 2015

Influenza 2015

Junto a la fiebre elevada, la enfermedad se acompaña de un cansancio o debilidad que pueden ser extremos, el cual en el caso de los adultos mayores se puede prolongar más allá de lo [r]

43 Lee mas

Estado actual de las vacunas contra el Dengue  Perspectivas

Estado actual de las vacunas contra el Dengue Perspectivas

adolescentes y adultos jóvenes varones, 561 de los cuales recibieron la vacuna atenuada y 552 el placebo (10,13). La vacuna fue bien tolerada, no causó reacciones sistémicas, indujo anticuerpos neutralizantes y disminuyó la incidencia de dengue en 39% de los vacunados en comparación con el grupo placebo. Sin embargo, debido al temor que existía sobre las complicaciones asociadas al uso de vacunas con derivados de tejidos murinos y el riesgo de contaminación con agentes adventicios, el desarrollo de estas vacunas fue abandonado (14). A pesar del abandono de estas vacunas, la contribución realizada al lograr pasajes del virus y su atenuación en células animales, fue muy importante en el desarrollo ulterior de vacunas atenuadas y el éxito en lograr la primera formulación de vacuna tetravalente contra el dengue probada en humanos. En 1971, se inició un programa científico a cargo de la Junta Epidemiológica de las fuerzas armadas de EEUU, con el objeto de desarrollar una vacuna viva atenuada tetravalente. La atenuación de los serotipos fue realizada por el Instituto de Investigación Walter Reed de la Armada de EEUU y de estos intentos se obtuvo un candidato DENV- 2 con una cepa de Puerto Rico (PR-159-S1), la cual fue probada en estudios fase I en adultos. La vacuna fue inmunogénica en un poco más del 60% de los vacunados, fue ligeramente reactogénica y causó cuadros leves de la enfermedad en algunos casos. A finales de los años 70, la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el sudeste de Asia, nombró al Departamento de Patología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Mahidol en Tailandia como el Laboratorio para el Desarrollo de la Vacuna viva atenuada tetravalente contra el Dengue, bajo la dirección del Profesor Nath Bhamarapravati. De estos esfuerzos que contaron con la asistencia técnica de diversas instituciones de Europa y América (la Fundación Rockefeller, el Instituto Walter Reed, la Universidad de Hawai, los gobiernos de Australia y de Italia, entre otros) surgió la primera generación de vacunas viva
Mostrar más

15 Lee mas

Mortalidad en Mxico por influenza y neumona (1990 2005)

Mortalidad en Mxico por influenza y neumona (1990 2005)

La influenza es una enfermedad sumamente trans- misible en virtud de la variabilidad de reservorios que existen y por tanto el riesgo está latente. Como conse- cuencia, es un problema de salud pública por sus ele- vadas tasas de morbilidad y mortalidad. Tal situación se observa en esta revisión en la que se describe su com- portamiento en dos grupos de edad, los cuales son los más vulnerables, y el posible efecto de las inter- venciones por vacunación; de igual modo, también se reconoce que la intervención por vacunación tiene cos- tos positivos, tanto económicos como de calidad de vida, por lo que debe considerarse su implementación en un contexto de intervenciones que se refleje en una menor incidencia de hospitalizaciones y muertes en estos grupos de edad.
Mostrar más

6 Lee mas

INMUNOPROFILAXIS Y MECANISMO DE INMUNIDAD EN BRUCELOSIS.

INMUNOPROFILAXIS Y MECANISMO DE INMUNIDAD EN BRUCELOSIS.

Una estrategia en el desarrollo de nuevas vacunas implica la obtención de mutantes atenuadas a partir de mutaciones en genes de metabolismo o factores de virulencia presentes en cepas virulentas. Una mutante de B. melitensis 16M denominada purE201 (cepa “aromáticodependiente”) a pesar de su inmunogenicidad, resultó demasiado virulenta para pequeños rumiantes (Cheville et al., 1996). Por otra parte, la inmunización con la mutante VTRM1 protegió parcialmente contra la infección y el aborto de cabras preñadas (Elzer et al., 1998). Recientemente, la administración parenteral u oral de otra mutante autotrófica denominada B. melitensis WR201 protegió contra el desafío intranasal con B. melitensis 16M. Cabe destacar que la administración enteral estimuló la respuesta inmune sistémica y una protección adicional a nivel del sistema inmune común de mucosas (Izadjoo et al., 2004).
Mostrar más

50 Lee mas

Show all 10000 documents...