Virus de Inmunodeficiencia Adquirida

Top PDF Virus de Inmunodeficiencia Adquirida:

Calidad de vida en cuidadores de pacientes con virus de inmunodeficiencia adquirida VIH

Calidad de vida en cuidadores de pacientes con virus de inmunodeficiencia adquirida VIH

El proceso de enfermedad del VIH, siendo similar a las condiciones encontradas con otros pacientes con enfermedad crónica por sus características de evolución lenta y progresiva y sin la posibilidad de tratamiento definitivo, requiere un abordaje integral y multidisciplinario por parte de todos los actores del sistema de salud en pro de mejorar la calidad de vida del paciente y las personas que lo cuidan. Es necesario establecer procesos de información que permitan comprender la enfermedad y sus factores condicionantes, así como la forma de enfrentar su existencia y fortalecer la adherencia al tratamiento y terapia de atención; sin dejar de lado una visión social de apoyo y tratamiento que tenga en cuenta el impacto en los roles y dinámica familiar y la carga social que conlleva el padecimiento de la enfermedad por el virus de inmunodeficiencia adquirida VIH.
Mostrar más

156 Lee mas

Enfermedades periodontales asociadas a la infeccin del virus de inmunodeficiencia adquirida, reporte de lesiones orales y corporales

Enfermedades periodontales asociadas a la infeccin del virus de inmunodeficiencia adquirida, reporte de lesiones orales y corporales

Desde el inicio de la epidemia infecciosa por el virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH), se ha observado frecuentemente el compromiso de la cavidad bucal, los tejidos periodontales y los tejidos cutáneos. Formas severas de enfermedades periodontales se han presentado en los individuos con esta infección, entre éstas el eritema gingival linear, la gingivitis necrotizante ulcerativa (GUN), la periodontitis necrotizante ulcerativa (PUN), además de patologías como la candidiasis, leucoplasia pilosa y úlceras entre otras, y dermatitis seborreica, foliculitis y moluscos contagiosos como enfermedades cutáneas. Existe una predisposición a la perio- dontitis crónica en estos pacientes, y la PUN es una infección caracterizada por necrosis gingival, invasión de la papila, sangrado y dolor. La ocurrencia de las lesiones orales se ha correlacionado con las características clínicas, demográficas y los parámetros inmunológicos y virológicos. Se reportan diversas lesiones periodontales y corporales en un paciente mascu- lino, de 21 años de edad, con diagnóstico presuntivo de infección por VIH/SIDA y GUN/PUN, quien acudió a la Clínica del Postgrado de Periodoncia de la Universidad Autónoma de Guada- lajara, Jalisco. En conclusión, el periodoncista debe estar en capacidad de reconocer y tratar las lesiones periodontales asociadas con la infección por VIH, particularmente en las etapas iniciales de VIH/SIDA, conducente a mejorar la calidad de vida a estos individuos.
Mostrar más

5 Lee mas

Cuidados de enfermería a paciente con el virus de la inmunodeficiencia humana-síndrome de inmunodeficiencia adquirida

Cuidados de enfermería a paciente con el virus de la inmunodeficiencia humana-síndrome de inmunodeficiencia adquirida

El Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un lentivirus de la familia Retroviridae, causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida SIDA. Ataca el sistema inmunitario y debilita los sistemas de defensa contra las infecciones y contra determinados tipos de cáncer esto se presenta con los signos y síntomas: Seudogripal con fiebre, cefalea, erupciones o dolor de garganta, diarrea entre otros. Paciente y familia realizaron acciones que ayudaron a reducir sentimientos de aprensión, tensión mediante actividades recreativas. Mejora el concepto sobre la autoestima, gracias al desarrollo de actividades sobre asertividad y potenciación de la imagen corporal.
Mostrar más

48 Lee mas

Psicopatologa y caractersticas sociodemogrficas en personas con el virus de la inmunodeficiencia humana y el sndrome de inmunodeficiencia adquirida

Psicopatologa y caractersticas sociodemogrficas en personas con el virus de la inmunodeficiencia humana y el sndrome de inmunodeficiencia adquirida

Introducción: las enfermedades mentales están asociadas con un mayor riesgo de infección por  el virus de la inmunodeficiencia humana y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida y, a la inversa, algunos trastornos mentales se producen como resultado directo de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana. Objetivo: identificar la presencia de psicopatología en personas con el virus de la inmunodeficiencia humana y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida y su relación con algunas características sociodemográficas. Método: estudio descriptivo transversal de 741 pacientes con  el virus de la inmunodeficiencia humana y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida atendidos en el Hospital Central de Nampula, Mozambique. Se estudiaron las variables sociodemográficas, la presencia de síntomas psicológicos y el diagnóstico psiquiátrico. Se utilizaron estadísticas descriptivas e inferenciales para el análisis de los datos. Resultados: el promedio de edad fue de 35,4 años y predominaron las personas del sexo femenino, con empleo, escolaridad primaria, pareja estable y de cero a dos hijos. La mayoría (70,7%) tenían síntomas psicológicos, prevalecían los depresivos. Los diagnósticos más frecuentes fueron los trastornos adaptativos (18,7%), el trastorno depresivo mayor (16,8%), la psicosis (10,5%), los trastornos de personalidad (5%) y el trastorno distímico (3,6%). La edad de 15 a 24 años, el sexo femenino, el desempleo, estar preso, no tener pareja y tener de cero a dos hijos se asociaron significativamente con la psicopatología (p<0,05). Conclusiones: la morbilidad psiquiátrica es frecuente en personas seropositivas y se asocia con algunas características demográficas que parecen convertirse en factores de estrés psicosocial.
Mostrar más

13 Lee mas

Percepción de la muerte en personas portadoras del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en situación de Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)

Percepción de la muerte en personas portadoras del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en situación de Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)

Objetivo: identificar la percepción de la muerte en personas portadoras del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en situación de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en etapa terminal. Materiales y métodos: Estudio cualitativo - fenomenológico, con una muestra de 10 pacientes pertenecientes a la fundación Hogar Asistencial para Personas que Viven y Conviven con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)/Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) ”HOASIS”, seleccionados por conveniencia mediante una lista otorgada por la Fundación, a quienes se aplicó entrevistas a profundidad y observación participante, llevadas a cabo en las instalaciones de la fundación y las viviendas de cada participante. Resultados: Al aplicar la “Teoría de la Incertidumbre frente a la enfermedad” de la enfermera Merle Mishel en estos pacientes con Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), el 90% definieron su enfermedad como una “maldición” que solo se cura con la muerte afectando así su calidad de vida, y el 10% como una lección de vida, que lo enseñó a vivir y a disfrutar de ésta con una vida más tranquila, llegando finalmente a la etapa de la aceptación. Conclusiones: las personas consideran que evitar pensar en la muerte los aleja de ella, los hace reflexionar ante ésta y pensar en las cosas materiales y los seres queridos que abandonarán. Los pacientes definen a la muerte como algo natural, que hace parte del ciclo de la vida a pesar de que pensar en ella produzca temor o sufrimiento previo. En los enfermos terminales se apreciaron sentimientos de miedo, tristeza, rabia, soledad, amor, preocupación, y la transición de éstos por las etapas de negación, depresión e ira, descritas por la doctora E. Kubler Ross.
Mostrar más

8 Lee mas

La escucha activa y el acompañamiento a la persona con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) que asiste al Hogar San Camilo, Lima 2015

La escucha activa y el acompañamiento a la persona con Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) que asiste al Hogar San Camilo, Lima 2015

El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) es una enfermedad que se presentó en nuestro país en el año 1983 incrementándose significativamente en todo el país por factores asociados al consumo de alcohol y drogas. Si bien en las primeras décadas su padecimiento significaba la muerte, desde 1996 en que se implementó el Tratamiento Antirretroviral de Gran Actividad (TARGA) ha descendido su tendencia. Esto, sin embargo, no brinda seguridad a quien padece de ésta enfermedad, si bien es tratado farmacológicamente, no es asistido emocionalmente, pese al efecto devastador que tiene para su vida personal, familiar y social. Es por ello que el análisis del Servicio de Escucha del Hogar San Camilo es necesario; a cuyo efecto se ha contado con la participación voluntaria de trece (13) pacientes, a fin de saber lo que ésta intervención significa en sus vidas, y si contribuye en su recuperación; de modo que si los resultados son positivos se pueda replicar en otras dependencias de salud u organismos relacionados con el tratamiento y cuidado de personas que padecen de éste mal; así como impulsar campañas de sensibilización a la comunidad para que tomen conocimiento de ésta enfermedad, desarraigan temores infundados y destierren de sí la discriminación que hacen, por ser lo que más les afecta en forma negativa. Debemos tener presente que el hombre es un ser material e inmaterial o espiritual. Es decir que tiene un cuerpo y un alma racional que tiene entendimiento y voluntad; afectada la primera por la enfermedad y la segunda por la desesperación y desorientación en el alma, que clama por ayuda, tal como lo manifiestan los entrevistados. Quienes encuentran apoyo, valor, nuevas ganas de vivir si son escuchados y considerados como personas.
Mostrar más

165 Lee mas

Apoyo nutricio en el paciente con infeccin por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)/sndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)

Apoyo nutricio en el paciente con infeccin por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)/sndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA)

La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana y su consecuencia, el síndrome de inmunodeficiencia adquiri- da, se consideran dentro de las enfermedades inflamatorias crónicas, por lo que las indicaciones para el apoyo nutricio son las mismas que para cualquier otra enfermedad con estas características, en las que la prevención y corrección de la desnutrición forma parte del tratamiento integral y tiene como meta lograr el peso, la composición corporal y la función del sistema inmunológico óptimos que permitan una disminu- ción en la frecuencia de infecciones oportunistas, una mejor respuesta a ellas y un retraso en la progresión de la enfer- medad. Para fines prácticos, el apoyo nutricio se divide en dos categorías, una de ellas (la más utilizada), es la reple- ción de nutrimentos mediante diferentes estrategias que van desde la prescripción de una dieta adecuada por vía oral (requerimientos, recomendaciones, interacción fármaco-nu- trimiento, etc.) hasta el uso de técnicas de alimentación ar- tificial. La otra categoría, de reciente aparición y aún en es- tudio, es la llamada farmaconutrición, en la que mediante el aporte de nutrimentos específicos en cantidad mayor a la recomendada (arginina, glutamina, nucleótidos) se pretende influir en los cambios metabólicos ocasionados por la enfer- medad. En el presente trabajo se revisan aspectos impor- tantes con relación a estas dos categorías de intervención o apoyo nutricio.
Mostrar más

11 Lee mas

Consecuencias en niños expuestos al virus de la inmunodeficiencia adquirida con lactancia artificial Hospital Santa Rosa 2007 2013

Consecuencias en niños expuestos al virus de la inmunodeficiencia adquirida con lactancia artificial Hospital Santa Rosa 2007 2013

Como resultados se obtuvo que, la rinofaringitis, el síndrome obstructivo bronquial agudo y las hospitalizaciones en el Servicio de Pediatría tuvieron asociación estadísticamente significativa con la exposición al virus. La enfermedad diarreica aguda y neumonía/bronconeumonía fueron más frecuentes en niños expuestos al VIH, mientras que las hospitalizaciones en neonatología fueron mayores en niños no expuestos. El peso de recién nacidos tuvo diferencia significativa entre ambos grupos. A los seis meses y año de edad no la hubo en percentiles de peso/edad, talla/edad y peso/talla. El cumplimiento de vacunaciones fue similar en ambas cohortes. Las pruebas de PCR y de Elisa salieron negativas. No hubo transmisión vertical del VIH.
Mostrar más

76 Lee mas

Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida: Biología del Virus de Inmunodeficiencia del Humano

Síndrome De Inmunodeficiencia Adquirida: Biología del Virus de Inmunodeficiencia del Humano

La infección por el virus de la inmunodeficiencia humana produce un cuadro clínico de variadísimas manifestaciones que van desde la infección asintomá- tica hasta la inmunodeficiencia severa, acompañada de infecciones oportunistas y tumores. Hasta ahora se han usado diferentes medios para describir y clasi- ficar los signos y síntomas, así como también los hallazgos de laboratorio de los pacientes con Sín- drome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) y sus síndromes relacionados. Sin embargo, se requie- ren definiciones más claras que optimicen la atención del paciente, la planeación en salud, las políticas de prevención y los muestreos epidemiológicos. Recien- temente el Centro para Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta, Georgia, Estados Unidos, propuso un nuevo sistema de clasificación que ha sido amplia- mente aceptado (Tabla 1). A pesar de esto, se piensa que su utilidad en países en desarrollo es pobre, debido a la falta de recursos hospitalarios para el disgnóstico definitivo de infecciones oportunistas y otras enfer- medades asociadas. La OMS ha propuesto otra defi- nición clínica que actualmente se usa ampliamente en países del tercer mundo para vigilancia epidemio- lógica En ésta se define el SIDA por la existencia de dos criterios mayores y por lo menos uno menor, en ausencia de otras causas conocidas de inmunocom- promiso como cáncer o desnutrición (Tabla 2). Para propósitos prácticos, en esta revisión seguiremos el ordenamiento establecido por el CDC.
Mostrar más

18 Lee mas

El sndrome de inmunodeficiencia adquirida y el ambiente de trabajo

El sndrome de inmunodeficiencia adquirida y el ambiente de trabajo

El número de casos pediátricos en nuestro país (menores de 15 años), representa el 2.5% del to- tal de casos de SIDA, de los cuales el 50% lo adquirió por vía perinatal. Desde luego, este tipo de transmisión tiene su origen en la madre emba- razada infectada que transmite el virus al nuevo producto por nacer. Los estudios centinela reali- zados a embarazadas de la población general que acuden a cuidados prenatales, revelan que la pre- velancia se ha incrementado en los últimos años, al pasar del 0.04% (1991) al 0.09% (1997). De este modo, considerando dicha cifra en relación con el número de mujeres embarazadas en nues- tro país por año, se estima que puede haber alre- dedor de 2,500 embarazadas que son portadoras del VIH. Esta cifra confirma la idea de que los casos por transmisión perinatal se incrementarán en los próximos años, si no se tiene la capacidad de aplicar las terapias apropiadas a las mujeres embarazadas infectadas con el VIH.
Mostrar más

11 Lee mas

Toxoplasmosis gstrica en el sndrome de inmunodeficiencia adquirida

Toxoplasmosis gstrica en el sndrome de inmunodeficiencia adquirida

Hombre de 34 años de edad, con serologia positiva para el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en 1991, detectado como donador de sangre. Durante siete años se negó p o r v o l u n t a d p r o p i a a c o n s u l t a r p o r s u padecimiento, presentándose hasta mayo de 1998 al servicio de urgencias del Centro Médico Nacional “Ignacio García Tellez” del Intituto Mexicano del Seguro Social en Mérida, Yucatán, México. Relatando historia de seis meses de evolución con pérdida de peso, anorexia, dolor en epigastrio, fiebre irregular y d i s f a g i a c o n h a l l a z g o d e c a n d i d i a s i s oroesofágica por endoscopía, así como úlceras en el tercio inferior del esófago sugestivas de citomegalovirus (CMV). Presentaba anemia de 8 g de hb, linfocitos T CD4 de 28/µL, carga viral del VIH por PCR amplicor de 195, 547 c o p i a s / m L . R e c i b i ó t r a t a m i e n t o c o n fluoconazol y ganciclovir intravenoso por 21 días. Así mismo inició tratamiento antiretroviral con esquema triple basado en zidovudina, zalcitabina y saquinavir, además de trimetroprin s u l f a m e t o x a z o l e y p i r i m e t a m i n a . E s t o s fármacos se suspendieron antes de un mes por la presencia de síntomas como dolor en el epigastrio, nausea, vómitos y disfagia baja.
Mostrar más

5 Lee mas

SINDROME DE INMUNODEFICIENCIA ADQUIRIDA FELINA (VIF).

SINDROME DE INMUNODEFICIENCIA ADQUIRIDA FELINA (VIF).

Con éste trabajo de actualización, se intenta difundir algunos aspectos relativos al diagnóstico de la Inmunodeficiencia Felina, a la determinación de la etapa de la enfermedad que cursa el paciente y a su tratamiento y al de los oportunistas asociados con esta virosis. La Inmunodeficiencia felina es una enfermedad producida por un virus de la familia Retroviridae, subfamillia Lentivirus. Al igual que en el SIDA humano, éste produce un síndrome de inmunodeficiencia adquirida en los felinos. Esta virosis de reciente descubrimiento (1986) ocasiona un deterioro progresivo del sistema inmune de los gatos. Si bien tiene semejanzas con la forma no-neoplásica de la enfermedad producida por el Virus de la Leucemia Felina, debe tenerse en cuenta que se trata de un virus perteneciente a otra subfamilia, aún cuando pueden actuar ambos agentes conjuntamente.
Mostrar más

47 Lee mas

Taponamiento cardaco en paciente con sndrome de inmunodeficiencia adquirida

Taponamiento cardaco en paciente con sndrome de inmunodeficiencia adquirida

El taponamiento cardíaco se define como el incremento en la presión intrapericárdica, con compresión cardíaca secundaria a la acumula- ción de líquido dentro del espacio pericárdico. Se puede desarrollar en forma aguda o crónica por un derrame pericárdico en cualquier pericarditis, pero sus causas más comunes son, virus, uremia, infección bacteriana purulenta o tuberculosis, tras infarto de miocardio, neopla- sias, enfermedades sistémicas, después de la perforación de alguna cavidad cardíaca por procedimientos invasores; también puede ser idiopática. 10
Mostrar más

7 Lee mas

Manifestaciones neurológicas del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida

Manifestaciones neurológicas del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida

Aunque poco común, se ha observado con mucho interés que el VIH puede en forma aislada producir síntomas neurológicos, sin que en el futuro el paciente vaya a desarrollar un síndrome de inmunodeficiencia; muchos de estos síntomas pueden aparecer cuando el pa- ciente está generando anticuerpos, esto es, aproximadamente tres meses después de la exposición al virus. Los cuadros clínicos descritos son: encefalitis, mielopatía, neuropa- tía o meningitis. Entre las neuropatías parece que la mononeuritis múltiple es más frecuen- te. (34).
Mostrar más

8 Lee mas

Compromiso pulmonar en el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida

Compromiso pulmonar en el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida

En los pacientes a quienes se les realizaron estudios inmunológicos los hallazgos fueron similares a los ya descritos con linfopenia, dis- minución de la relación OKT4/OKT8, aumento de la IgG y anergia cutánea (7, 13, 14). En contraste con otras series la seropositividad para virus fue baja, especialmente en el caso del virus de Ebstein-Barr del cual se han repor- tado títulos hasta de 1: 1.280 (14). Ninguno de nuestros pacientes con títulos para CMV mayor de 1:32 tenía el virus en el pulmón.

6 Lee mas

Compromiso renal en el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)

Compromiso renal en el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA)

Desde la descripción original a mediados de 1981 (1) se ha estudiado su amplio espectro de compromiso sistémico y manifestaciones clínicas. Recientemente se han identificado alteraciones de las estructuras y función de los ríñones y sus re- percusiones tanto clínicas como patológicas han sido bien documentadas. El compromiso paren- quimatoso renal es diverso, y una nueva entidad, la nefropatía asociada a virus de inmunodeficien- cia humana (VIH), comienza a ser reconocida por sus características clínicas y hallazgos patológi- cos de esclerosis glomerular segmentaria y focal, la cual lleva a insuficiencia renal terminal.
Mostrar más

7 Lee mas

Estrategias de afrontamiento en personas que viven con el virus de la inmunodeficiencia humana adquirida  VIH/SIDA

Estrategias de afrontamiento en personas que viven con el virus de la inmunodeficiencia humana adquirida VIH/SIDA

mundial de la historia reciente de la medicina, el VIH fue identificado, por primera vez, en 1981 como un síndrome relacionado con la disminución de los linfocitos T DE4+. En 1984 se obtuvieron las primeras pruebas convincentes de que el VIH causaba el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Poco después se demostró el efecto terapéutico parcial de la azidotimidina (AZT), se definieron las características moleculares de la enfermedad, y se descubrió la función del receptor CD4. La infección por VIH comienza a nivel local y se disemina a tejidos distantes a través de la infección de determinados elementos sanguíneos, fundamentalmente los linfocitos T CD4+. El VIH también infecta a los macrófagos, sin destruirlos, a menudo, sino activando en ellos la liberación de interferón alfa, otras citocinas inflamatorias, y factor de crecimiento tumoral alfa, de gran importancia sintomática todos ellos (Tamminga, 2006).
Mostrar más

24 Lee mas

Descargar
			
			
				Descargar PDF

Descargar Descargar PDF

Se presenta el caso de dos paciente varones, de 74 años heterosexual y 29 años homosexual, ambos portadores del virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH) en estadio C3, con sarcoma de Kaposi de piel, cavidad oral y compromiso extenso del tubo digestivo. En el primer caso se encontró lesiones de esófago, estómago y duodeno; y, en el segundo, hubo además lesiones similares en toda la extensión del colon más neurocriptocococis y estrongiloidiasis. Luego de tratamiento, ambos tuvieron una evolución adecuada.

6 Lee mas

Adolescente con sndrome de inmunodeficiencia adquirida de transmisin perinatal

Adolescente con sndrome de inmunodeficiencia adquirida de transmisin perinatal

Las guías de diagnóstico y manejo de VIH en pediatría de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos de Norteamérica, así como las emitidas por CONASIDA en nuestro país, esta- blecen que el diagnóstico en niños con sospecha de exposición vertical al VIH debe hacerse utili- zando métodos dirigidos a la identificación del virus y no de anticuerpos, ya que existe la posibilidad de encontrar anticuerpos anti-VIH de origen ma- terno en lactantes no infectados, así como la posi- bilidad de un resultado falso-negativo secundario a la pobre producción de anticuerpos por el siste- ma inmunológico inmaduro del lactante. 1-3
Mostrar más

9 Lee mas

Toxoplasmosis: infeccin oportunista en pacientes con el sndrome de inmunodeficiencia adquirida

Toxoplasmosis: infeccin oportunista en pacientes con el sndrome de inmunodeficiencia adquirida

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) provoca una disminución continua de linfocitos CD4+, causando un deterioro lentamente progresivo del sistema inmunológico en las personas infectadas. Una de las consecuencias de este hecho es la aparición de infecciones oportunistas con una importante morbilidad y mortalidad. La toxoplasmosis constituye generalmente una complicación tardía en los pacientes infectados con este virus y usualmente ocurre en pacientes con menos de 100 células T CD4/µL(3,4). La infección primaria con T. gondii en hospederos inmunodeprimidos resulta en una infección letal diseminada, involucrando diversos órganos y tejidos como tracto gastrointestinal, pulmones, miocardio, cerebro y ojos. Esta infección oportunista aparece aproximadamente en el 15% de estos pacientes y es más común en individuos que viven en el Caribe y en Francia (5-8).
Mostrar más

11 Lee mas

Show all 10000 documents...