PDF superior Alejo Carpentier y la búsqueda de la identidad

Alejo Carpentier y la búsqueda de la identidad

Alejo Carpentier y la búsqueda de la identidad

m omento, do mlnada , como "ubi!.. Ca rpe ntier , ere.[r]

9 Lee mas

Música e identidad en la novela concierto barroco de Alejo Carpentier

Música e identidad en la novela concierto barroco de Alejo Carpentier

MÚSICA E IDENTIDAD EN LA NOVELA CONCIERTO BARROCO DE ALEJO CARPENTIER Cristian Montes Universidad Nacional Andrés Bello En el presente trabajo se intentará es tablecer la importancia del fenómeno musi[.]

12 Lee mas

Alejo Carpentier y su acercamiento a Carlos Enríquez y Alejandro García Caturla: una defensa de la identidad cultural cubana y latinoamericana

Alejo Carpentier y su acercamiento a Carlos Enríquez y Alejandro García Caturla: una defensa de la identidad cultural cubana y latinoamericana

Toda su obra, a partir de sus modelos de creación estética, es un perfecto y acabado cuadro de integración cultural nacional, latinoamericana y universal donde, a partir de la experimenta- ción artística que el autor realiza en una voluminosa acción crea- dora, va expresando, de manera auténtica, su sentido y función de escritor comprometido con su tiempo. Plasma en su obra una variada relación, interactuantes entre sí, de hechos, fenómenos y realidades en los que lo nacional y lo universal, la tradición y la modernidad, el mito y la realidad, la historia y la ficción esta- blecen un mano a mano del cual emerge un mundo único que es el más acabado símbolo de confrontación entre alienación e identidad. Esta última emerge como ganadora absoluta por ser su obra una búsqueda constante de multiplicidad de formas, de autorreconocimiento del hombre y, sobre todo, de autenticidad probada a partir de sus referencias históricas, de su preferencia por «los de abajo» y, más que todo, por su fe en el futuro y la capacidad de resistencia libertaria de que son portadores los hombres y la cultura de Nuestra América. Hombre de letras, a fin de cuentas, Carpentier asimiló lo mejor de la cultura univer- sal y lo puso en función de su obra tanto teórica como de fic- ción, para alcanzar esa gran meta que se propuso y cumplió con creces en esa vasta creación que lo convierte en autor impres- cindible de las letras cubanas, latinoamericanas y universales.
Mostrar más

12 Lee mas

Nomadismos del decir: avatares de la identidad afroantillana en Así habló el tío de Jean Price-Mars y El reino de este mundo de Alejo Carpentier

Nomadismos del decir: avatares de la identidad afroantillana en Así habló el tío de Jean Price-Mars y El reino de este mundo de Alejo Carpentier

La mutilación es la imagen privilegiada desde la cual se señala una experiencia extrema de desgarramiento, como marca metonímica que remite al desarraigo histórico generado por el sistema esclavista colonial en las Antillas. La amputación funciona como cicatriz alegórica que engloba a los esclavos negros de la isla, es decir, un compartido trazo identitario surgido del proceso de diáspora. La imagen del título del apartado “La poda” en el texto de Carpentier sintetiza ese imaginario de despojo. 10 Además, cuando el cuerpo esclavizado se convierte en herida y pérdida figurada, a la vez, deviene en espiritualidad que restituye el espesor religioso de su país de origen, vuelve cercana y perceptible, a través de “llamadas de caracoles” y sonidos de “tambores”, la lejanía ancestral de su pasado. De esta manera, Mackandal sin identidad estable en conciliación con la naturaleza, deja las huellas de sus pasos en múltiples investiduras. Este transitar de un estado corporal a otro (iguana, mariposa, perro, alcatraz; etcétera) culmina en un movimiento de caída y ascendencia de su cuerpo consumido por el fuego.
Mostrar más

10 Lee mas

Significación del pensamiento de  Alejo Carpentier para la comprensión de la identidad cultural latinoamericana

Significación del pensamiento de Alejo Carpentier para la comprensión de la identidad cultural latinoamericana

101 novela como corpus cultural con una dimensión mayor que la de narrar una simple historia de amores, las interioridades psicológicas de un personaje o las disputas de linderos entre dos latifundios ganaderos. Las experiencias adquiridas le permiten una ampliación de los contextos, tales como: raciales, económicos, ctónicos, políticos, burgueses, de distancia y proporción, desajuste cronológico, culturales, culinarios, de iluminación e ideológicos. Con ellos busca contribuir a una definición del hombre latinoamericano hacedor de este mundo real y maravilloso que necesita insertarse en el concierto universal de los pueblos para demostrar su valía en el afán de construir un mundo mejor. Por eso afirmaría: “Por ello, agobiado de penas y de tareas, hermoso dentro de su miseria, capaz de amar en medio de las plagas, el hombre solo puede hallar su grandeza, su máxima medida en el reino de este mundo” (Carpentier, 1992 p. 142). Reino de este mundo latinoamericano, con su historia y cultura, llena de éxitos y fracasos, de avances y retrocesos que en el devenir de los siglos va construyendo su identidad cultural en la diferencia, para lo cual su teoría resulta de vital importancia, porque Carpentier necesita de una nueva novela capaz de romper con los viejos cánones que pueda revelar la verdadera historia del continente.
Mostrar más

156 Lee mas

The Succes in Failure. The Journal Imán (1931), an Episode of the Latinamerican Literary History

The Succes in Failure. The Journal Imán (1931), an Episode of the Latinamerican Literary History

La revista Imán es un “banco de prueba” del realismo mágico y lo real maravilloso que se expresa en la renovación de la prosa narrativa que emprenden Miguel Ángel Asturias, Alejo Carpentier y Arturo Uslar Pietri. La metrópolis parisina atrae con facilidad inusitada a los artistas latinoamericanos o periféricos en general. El afán por la consagración torna a París en una máquina de escritura, por un lado, y, por el otro, la distancia con las realidades nacionales es el acicate para el descubrimiento de una identidad americana. Se produce un movimiento del centro a los márgenes, tal como lo ha dicho Trinidad Barrera. La investigadora dedica un capítulo a las renovaciones que venimos tratando titulado justamente “Surrealismo, real maravilloso y realismo mágico, otras formas de ver el continente. Arturo Uslar Pietri, Alejo Carpentier, Miguel Ángel Asturias” (Barrera). Ver la realidad continental con ojos diferentes es el saldo de la experiencia vanguardista que estos escritores dejaron plasmado en la revista.
Mostrar más

20 Lee mas

Mito, literatura y nación: el mito de Sikán y la construcción del mundo Abakuá en Alejo Carpentier y Lydia Cabrera

Mito, literatura y nación: el mito de Sikán y la construcción del mundo Abakuá en Alejo Carpentier y Lydia Cabrera

Resumen: las sociedades secretas abakuá han sido históricamente asociadas con el crimen y la delincuencia dentro del imaginario cubano. Una mirada atenta revela, en cambio, la necesidad de repensar la naturaleza de estas organizaciones de ayuda mutua basadas en un complejo universo mítico-religioso. El mito genesíaco de Sikán funciona como punto de apoyo de una cosmovisión única dentro del espectro de los cultos afrocubanos, entre los que se incluye el abakuá. El siguiente ensayo explora la incorporación de este mito y de la presencia abakuá en textos de Alejo Carpentier y Lydia Cabrera, y su relación con una hibridez genérica marcada por lo etnográfico y lo literario. Con este propósito, el presente ensayo se orienta hacia la búsqueda y deconstrucción de representaciones literarias de la presencia negra en Cuba y sus efectos en la configuración de las obras en cuestión.
Mostrar más

8 Lee mas

LEER Y DESCARGAR: “EL SIGLO DE LAS LUCES” por Alejo Carpentier

LEER Y DESCARGAR: “EL SIGLO DE LAS LUCES” por Alejo Carpentier

del Bohomme Richard, tristemente famosa, cuyo nombre, evocador del Almanaque de Benjamín Franklyn, sonaba como un sarcasmo. «Volvamos a nuestros impresos», decía Esteban. Por lo pronto había que cumplir con una faena diaria, que el joven realizaba a conciencia, hallando una suerte de descanso, de alivio a sus cavilaciones, en traducir lo mejor posible; se volvía minucioso, casi purista, en la búsqueda del vocablo exacto, del mejor sinónimo, de la puntuación adecuada, sufriendo porque el castellano de hoy se mostrara tan remiso a aceptar los giros concisos y modernos del idioma francés. Encontraba algo como un placer estético en traducir bien, aunque el contenido de la frase le fuera indiferente. Pasaba días en pulir la versión de un informe de Billaud-Varennes acerca de «La Teoría del Gobierno Democrático, y la necesidad de inspirar el amor a las virtudes civiles por medio de festejos públicos e instituciones morales», aunque la prosa amazacotada de quien invocaba continuamente las sombras de los Tarquinos, de Catón y de Catilina, le pareciera algo tan pasado de época, tan falso, tan fuera de actualidad, como la letra de los himnos masónicos que le enseñaran a cantar, antaño, en la Logia de los Extranjeros Reunidos. Los Loeuillet, padre e hijo, acudían a su competencia para llevar a cabo su difícil trabajo de componer textos en un idioma desconocido, pidiéndole la explicación de cualquier signo ortográfico o un consejo sobre la correcta división de tal palabra al final de una línea. El viejo camisardo cuidaba de la presentación de sus páginas con amor de buen artesano, lamentando la carencia de un colofón o una viñeta alegórica para cerrar bellamente un escrito. Ni el redactor-traductor, ni los tipógrafos creían mucho en las palabras que por su obra serían multiplicadas y difundidas. Pero ya que se trabajaba, había que hacerlo correctamente, sin atropellar el idioma ni negar al papel lo que era del papel. Ahora procedíase a la impresión de una «Carmañola Americana», variante de otra anterior, escrita en Bayona, que se destinaba a los pueblos del Nuevo Continente:
Mostrar más

169 Lee mas

Reflexión estética sobre: otras modernidades, revolución y antropofagia en la consagración de la primavera (música, literatura y danza)

Reflexión estética sobre: otras modernidades, revolución y antropofagia en la consagración de la primavera (música, literatura y danza)

Scriabin muere en 1915, sólo dos años después del estreno de la ruptural obra de Stravinsky, La consagración de la primavera, donde vemos superada la problemática del ruso tradicionalista pues Stravinsky logró dejar de lado el folclor como un elemento temático y lo convierte en la esencia misma de su composición. Y es que, «[n]o se es “nacional” ni “nacionalista” por citar un tema folclórico. [...] Si el hábito no hace al monje, el tema, en música, no basta para validar una tarjeta de identidad.» 182 Lo anterior probó que Igor Stravinsky supo adaptarse muy bien a un tema, a una intriga como un pretexto para componer musicalmente; luego se vio superado por la propia sonoridad y, su trascendencia a lo largo de la historia de la cultura y las artes lo demuestra. En otras palabras, lo que probablemente inició como la búsqueda de la representación de lo exótico ruso ─a favor del entretenimiento de los grandes y elegantes públicos parisinos─ se convirtió en una obra realmente innovadora y con esto trascendental. Todo lo cual nos muestra que el canibalismo cultural del que estamos hablando tiene un sentido integrador y propositivo y no nada más destructivo, es verdad que se destruye una forma pura u original pero sucede para conformarse con otra mucho más atractiva y mejorada.
Mostrar más

128 Lee mas

La percepción de la Historia por Alejo Carpentier: su importancia y su inclusión en la novelística del autor

La percepción de la Historia por Alejo Carpentier: su importancia y su inclusión en la novelística del autor

El Grupo Minorista tendrá una gran relevancia en la sociedad cubana y en la formación ideológica del propio Alejo Carpentier, colaborando a la configuración de las páginas referidas a la propia Historia de Cuba. En 1927 Martínez Villena redacta la Declaración del Grupo Minorista, que resulta ser un manifiesto que imbrica las preocupaciones políticas y culturales, abogando por erradicar las tiranías, la corrupción, el imperialismo y el neocolonialismo, postulados que más tarde se asimilarían a los que Fidel Castro propugnara para que pudiera darse el triunfo de la Revolución Cubana. El Grupo Minorista, como también haría la política castrista, se preocupaba por una educación popular y la reforma universitaria, la idea de la existencia de un arte vernáculo que se debía promocionar y la lucha por una cultura que aglutinara la identidad nacional con el universalismo, cuestión que evidentemente se manifiesta en la literatura carpenteriana.
Mostrar más

10 Lee mas

Algunos apuntes sobre El acoso y Concierto barroco de Alejo Carpentier

Algunos apuntes sobre El acoso y Concierto barroco de Alejo Carpentier

El choque ejemplar de dos visiones culturales se presenta en las discusiones entre el viajero y Vivaldi –episodios centrales en varios sentidos. Primero en la Botteghe: 20 “«¿Inca?» [...] «Mexicano» – respondió el Amo, largándose a contar una larga historia” (54), por tanto, da cuenta de su identidad, de una historia que se le está volviendo importante; en cambio, la reacción de Vivaldi refleja bruscamente su punto de vista pragmático: “–«Buen asunto; buen asunto para una ópera» – decía el fraile, pensando, de pronto, en los escenarios de ingenio [...]” (54). Se confrontarán ásperamente después del ensayo de la ópera, reprochada por su infidelidad histórica de parte del indiano: “–«¿Y, para usted, la Historia de América no es grande ni respetable?» [...] –«En América, todo es fábula: cuentos de Eldorados y Potosíes [...]” (104). El diálogo no se cumple productivamente, ya que el viajero expone sus contraargumentos solo a Filomeno, después de una doble retirada resentida de los participantes: “Fábula parece lo nuestro a las gentes de acá porque ha perdido el sentido de lo fabuloso. Llaman fabuloso cuanto es remoto, irracional, situado en el ayer [...] No entienden que lo fabuloso está en el futuro” (113). El desencuentro causa decepción en ambos lados, y resulta en la retirada; en Vivaldi: “Siento que no les haya gustado mi ópera... Otra vez trataré de conseguirme un asunto más romano” (105); y en el viajero: “Ya me jode esta ciudad [...] ¡y basta! Regreso a lo mío [...] Para mí es otro el aire que, al envolverme, me esculpe y me da forma” (113), y recoge las músicas en una “petaca de sólido cuero que ostentaba el adorno de un calendario azteca” (115).
Mostrar más

18 Lee mas

Alejo Carpentier: letra y solfa del barroco

Alejo Carpentier: letra y solfa del barroco

decadencia europea, por la otra, C o n c i e rto barroco no es, pues, una excepción. Sin embargo, a diferencia de las a n t e r i o res, esta novela de Carpentier no parece poner el énfasis en la dicotomía planteada sino en la conjunción de elementos europeos y americanos, sin los cuales no puede haber concierto, en el sentido de unión y concor- dia que más allá de su acepción musical la palabra deno- ta. El capítulo del Ospedale della Pi e t á, sin lugar a dudas uno de los más vigorosos y dive rtidos de la obra carpen- teriana, narra con gracia incomparable la improv i s a c i ó n i n ve rosímil y por ende maravillosa de un concierto abso- lutamente improbable dirigido por el Maese Vi valdi con la participación —¡quién lo diría!— de Doménico Scar- latti en el clavicémbalo y de Händel, quien suplementa el bajo continuo, y con el concurso de las pupilas de ese o rfanatorio veneciano, cada una de las cuales domina el i n s t rumento musical que se le ha adherido a su nombre en señal de identidad: Pierina del violino, Ca t t a r i n a del c o rn e t o, Bettina della viola, Marggherita del arpa doppia… A ese torrente musical que va in cre s c e n d o, de p ronto se incorpora el negro Filomeno, armado de “u n a batería de calderos de cobre, de todos tamaños, a los que e m p ezó a golpear con cucharas, espumaderas, batidoras, rollos de amasar, tizones, palos de plumeros, con tales o c u r rencias de ritmos, de síncopas, de acentos encontra- dos, que, por espacio de treinta y dos compases, lo de- j a ron solo para que improv i s a r a” . 2 1 Esta conjunción no
Mostrar más

9 Lee mas

La escuela: un escenario de formación y socialización para la construcción de identidad moral

La escuela: un escenario de formación y socialización para la construcción de identidad moral

Una acción discursiva, dice Habermas, hace posible una formación juiciosa de la voluntad que garantiza las tomas de postura con un sí o con un no, y motiva racionalmente a que los sujetos pongan en juego sus intereses y los contrasten con los intereses del colectivo, sin que tenga por ello que quebrarse el vínculo social que une procedimentalmente entre sí a los participantes orientados al entendimiento en su actitud transubjetiva; la ética filosófica debe ser asumida como una teoría y práctica de la argumentación, leída desde el principio de universalidad normativa, que es diferente al principio kantiano, que el mismo autor describe así: “Toda norma válida ha de satisfacer la condición de que las consecuencias y efectos secundarios que se derivan previsiblemente, de su aceptación general para la satisfacción de los intereses de cada particular, pueda ser aceptada libremente por cada afectado” (Habermas 1999, p. 142). Con la práctica argumentativa se pone en marcha una competición cooperativa a la búsqueda de los mejores argumentos, competición que une al comienzo a los participantes en el orientarse al objetivo del entendimiento. El supuesto de que la competición puede conducir a resultado aceptables racionalmente, e incluso convincentes, se fundamenta en la fuerza de convicción de los argumentos. La aceptabilidad racional de una emisión reposa en último término en razones conectadas con determinadas propiedades del mismo proceso de argumentación. Habermas (1999, p. 76) nombra las cuatro más importantes:
Mostrar más

26 Lee mas

Lo real-maravilloso y la tradición europea: La utopía como catalizador discursivo en los textos de Colón, Gaugin y Carpentier

Lo real-maravilloso y la tradición europea: La utopía como catalizador discursivo en los textos de Colón, Gaugin y Carpentier

Empleo la frase edad moderna» para fijar aquel momento al principio del siglo pasado que-en el mundo una separación consciente con el pasado cultural y una búsqueda de nuevas formas expresivas (tanto literarias como plásticas). He elegido la frase edad en vez del r6tulo «modernismo» para evitar confusiones semánticas que,. para el lector latinoamericano, resultan obvias. Sam Hunter y John Jacobus designan el año 1886 como el comienzo del modernismo basándose en la formación, en aquel año. del «Salon des Independants» en París. lo cual fomentaría la creación artística que se ocúpaba de hallar nuevas formas de expresión plástica que iban directamente en contra del arte neo-clásico tan de moda en la Europa del fin de siécle. Uno de los elementos más importantes de este quiebre fue la noci6n de pour I'art» que libr6 al artista de la verosimilitud serví! del arte contemporáneo y, por consiguiente, le permitía al artista el lujo de reconocer la plasticidad de su materia y crear visiones nunca representadas (Aunter 9-22).
Mostrar más

17 Lee mas

La Psicología Sanitaria: identidad y profesión

La Psicología Sanitaria: identidad y profesión

apocalíptica, aún más atrevida, de que la misma creará “… una crisis de identidad profesional” que amenazará el desarrollo futuro de la profesión. Suponemos que se refieren a la propia crisis de identidad profesional que los Psicólogos Clínicos Especialistas (principalmente los PIR) dicen estar sufriendo (Duro, 2013) porque por lo que respecta a los PGS, lo que realmente esperamos que suceda es justamente lo contrario, dado que, por fin, encontrarán la auténtica identidad profesional que hasta ahora se les ha venido negando o escamoteando. Y, por supuesto, los principales beneficiarios serán los propios pacientes que podrán disponer del acceso mucho más amplio y de mayor calidad a una asistencia psicológica regulada y garantizada que hasta ahora les estaba vedada. Y la situación ideal, en este ejercicio fantástico de soñar despierto, será la de alcanzar el logro de que esta asistencia sea financiada con fondos públicos, como un servicio sanitario más incluido en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, al menos a nivel del Sistema de Atención Primaria, en lugar de ser costeado privadamente como lo está siendo en la actualidad.
Mostrar más

13 Lee mas

Los tambores negros de un pueblo futuro. Religión, poesía y música en la obre temprana de Alejo Carpentier

Los tambores negros de un pueblo futuro. Religión, poesía y música en la obre temprana de Alejo Carpentier

Se trata, pues, de esa paradoja del proyecto de la etnología que, tratando de rescatar un concepto implícito de humanidad, por medio de su perspectiva distante, no logra más que construir a su objeto como a un otro y cargar a esa otredad de exotismo. En el afán de asir su objeto de estudio, lo que logra el etnólogo es alejarse aún más. En suma, el interés por el exotismo es claramente, como señala Christopher Laferl, una obsesión europea de la época (2004). De esta forma, lo exótico se presenta también como inconsciente, como una especie de expresión de nosotros mismos, entre lo cual se oye una voz freudiana: “Ya se sabe que Cristo, San José, las Vírgenes, San Lázaro, Santa Bárbara y los mismos ángeles son divinidades ‘de color’. Pero son blancas en su representación terrenal, porque así debe ser” (Carpentier, 1983, p. 107).
Mostrar más

44 Lee mas

Un momento: hibridez de épocas

Un momento: hibridez de épocas

En cuanto al uso del término realismo mágico, baste aludir a dos autores que detallan las confusiones y los deslices respectivos (Rodríguez Monegal, 1975: 26-27 y Bényei, 1997: 14). 1 La fertilidad del término no se puede cuestionar: ni este artículo se habría escrito si su uso estuviera bien aclarado. Ambos componentes suyos presentan problemas: el “código realista” (Roas, 2001: 27) suele entremezclarse con algo entendible como el mimetismo; en cuanto a lo maravilloso —distinto del realismo mágico en su origen, pero más tarde muy unido a su ideario (Rodríguez Monegal, 1975: 27)— Carpentier declara: “lo maravilloso comienza a serlo cuando surge de una inesperada alteración de la realidad (el milagro)” (1967: 116), confundiendo términos que tal vez convendría tener separados. 2 Apelando a la “función mágica del arte” (Rama, 1970: 40), se podría argumentar, además, que el término “mágico” es demasiado general para delimitar cualquier género narrativo, ya que “[u]n orden muy diverso los rige, lúcido y ancestral. La primitiva claridad de la magia” (Borges, 2006: 177). 3
Mostrar más

14 Lee mas

El pensamiento mágico: Un diálogo desde la novela latinoamericana

El pensamiento mágico: Un diálogo desde la novela latinoamericana

Tal osadía le sale bastante cara al primer rey negro de Haití, pues ni siquiera la fortaleza de La Ferrière, construida mezclando sangre de toros para hacerla invulnerable, puede salvarle de la fiereza de su raza y la venganza de los Poderes del más Allá: “En alguna casa retirada -lo sospechaba- habría una imagen suya hincada con alfileres o colgada de mala manera con un cuchillo encajado en el lugar del corazón” (Carpentier, 2007: 114). Este hechizo del que Cristophe sospecha, se relaciona con las wangas vudú, un terrible maleficio en el que se hace un fetiche en forma de muñeca que se hurga con alfileres, en aras de desencadenar efectos nocivos en las partes pinchadas.
Mostrar más

111 Lee mas

La mirada antropológica de Alejo Carpentier

La mirada antropológica de Alejo Carpentier

contextual, El reino de este mundo (editada en Madrid en 1949) es resul- tado del proceso de acercamiento a la negritud que se opera en los inte - lectuales cubanos de la generación a la que pertenece Carpentier, surgida a la vida pública en la década de 1920 a 1930. La presencia del vodú en esta obra ha sido examinada por diversos estudiosos, entre los que desta- can Graciela Maturo, Ernesto M. Barrera y Emma Susana Speratti- Piñero. La íntima conjunción de la acción histórica y de la religiosidad popular es recreada en la figura de Mackandal, el mítico hungan (sacer- dote vodú) que encabezó la insurrección haitiana de 1757, como bien lo indica Maturo. En opinión de Barrera “la pintura del universo narrativo” en El reino de este mundo “es de una materia religiosa: el vodú y sus sa - crificios rituales”. Asomarse al “plano más profundo” de esta novela sólo
Mostrar más

6 Lee mas

Concierto Barroco de Alejo Carpentier

Concierto Barroco de Alejo Carpentier

Y, en tanto que el vino adormilaba nuevamente a Montezuma, el sajón, más acostumbrado a medirse con la cerveza que con el tinto peleón, se volvía discutidor y engorroso: — “Stravinsky [r]

43 Lee mas

Show all 10000 documents...