PDF superior América Latina: del populismo al neoliberalismo

América Latina: del populismo al neoliberalismo

América Latina: del populismo al neoliberalismo

A partir de un enfoque doctrinario, aunque sus reales intenciones aún permanecen difusas, lo más notorio del populismo, es la elaboración y puesta en marcha de un objetivo nacional tendiente a la búsqueda de la autonomía. En este sentido, para Alain Touraine, constituye una política nacional popular, expresión que une la referencia al pueblo como esencia; a la nación como colectividad amenazada por la dominación externa y sus consecuencias internas y al Estado como agente de cambio, pero también de expresión y defensa de la unidad nacional Es decir, de la identidad común que es el elemento primordial tanto de integración como de pertenencia de los miembros de una sociedad para el desarrollo interno e inserción internacional.
Mostrar más

1 Lee mas

América Latina: del populismo al neoliberalismo

América Latina: del populismo al neoliberalismo

Nort e. Hoy sólo quedaron propuest as ret óricas, import ant es si, pero sin f uerza. Por aquel ent onces, América Lat ina t enía el populismo, la t eoría del de- sarrollo, de la dependencia, de la au- t onomía y de la viabilidad. Exist ían inst rument os para enf rent ar los argu- ment os de los países desarrollados. Pareciera que el neoliberalismo con su globalización borró los valores cul- t urales e ideológicos de los pueblos lat inoamericanos y adopt aron como suyo los modelos int ernacionales, im- puest o por las leyes del mercado. Como si la vida con sus dolores, sus alegrías y sus pesares se viviera a t ravés de las leyes del mercado. La vida además del mundo mat erial se compone de valo- res como las virt udes y t ambién la dig- nidad que nuest ros economist as “ im- port ados” del ext erior parecen no co- nocer o no conocen direct ament e. Para ellos t odo se reduce a unos jeroglíf icos de números olvidándose de las cues- t iones del corazón. Hace un t iempo en ese enredo de número, un minist ro de economía de la Argent ina no encont ró mejor solución que t rat ar de “ podar” para equilibrar el debe y el haber de las f inanzas del país el presupuest o dest inado a educación. Si los chicos, el
Mostrar más

24 Lee mas

El Populismo en América Latina

El Populismo en América Latina

Para el brasileño Francisco Weffort el concepto se limitaría a situaciones y realidades muy concretas, según este autor, el Populismo sería particular de América Latina y se habría dado en el momento histórico determinado por las consecuencias inmediatas de crisis del 1930 y la Segunda Guerra Mundial. Es más, propone que más que hablar de un populismo se podría decir que hubo en Latinoamérica tantos populismos como situaciones particulares, es decir no habría un concepto, sino tantos como movimientos políticos merezcan esta ca- racterización. Weffort al estudiar el «varguismo» en Brasil, afirma que «el populismo es producto de la larga eta- pa de transformaciones por que pasa la sociedad brasileña desde el 1930. Como estilo de gobierno, siempre sensible a las presiones populares, o como políti-
Mostrar más

14 Lee mas

Tiempos violentos Neoliberalismo, globalización y desigualdad en América Latina

Tiempos violentos Neoliberalismo, globalización y desigualdad en América Latina

El problema en el caso de América Latina se complica porque no hay camino al desarrollo que no requiera de la existencia de un estado “fuerte”. Claro está que, para evitar confusiones, es preciso distinguir esta posición de la que tradicionalmente ha sostenido el neoliberalismo en América Latina: para algunos de sus representantes –pensemos en un Alvaro Alsogaray en la Argentina, un Jaime Guzmán en Chile, un Roberto Campos en Brasil–, el estado “fuerte” por el que tantas veces clamaron, y al que tantas veces sirvieron con unción, es el estado despótico y represor que ensombreciera nuestra región en los años setenta. “Fuerte” para “desaparecer” opositores, destruir sindicatos, suprimir partidos políticos, clausurar parlamentos, desmantelar a las universidades, amordazar a la prensa y someter a la sociedad civil. Pero, tal como lo señalaran en innumerables oportunidades Ruy Mauro Marini y Agustín Cueva, eran estados de una patológica debilidad y de un servilismo sin límites a la hora de relacionarse con los grupos y clases dominantes. No es ése, por cierto, el sentido que nosotros le asignamos a la expresión estado “fuerte”. Haciendo pie en algunas elaboraciones de Linda Weiss, pero yendo más allá del punto al que llega esta autora (preocupada por la problemática de la reestructuración industrial) podríamos provisoriamente definir a la fortaleza estatal como la capacidad para gobernar a la sociedad civil, que se encuentra dividida en clases antagónicas, y para disciplinar a los mercados y a los agentes económicos, incluyendo principalmente a los grupos dominantes. Un estado de este tipo requiere a su vez una sólida legitimidad democrática, sin la cual su fortaleza tarde o temprano comenzaría a erosionarse irremisiblemente (Weiss: 1997, pp. 15-17; 1998). “Fuerte”, por ejemplo, para garantizar agua potable a las 1.500 millones de personas que en el Tercer Mundo carecen de ella sin que exista la más remota probabilidad de que el mercado se encargue de abastecerlas: se trata precisamente de las clases y grupos sociales más pobres de esos países, de los desocupados crónicos, de quienes apenas si alcanzan un nivel mínimo de educación y no pueden sino aspirar a empleos precarios e inestables en el mejor de los casos, y que construyen sus humildísimas viviendas en terrenos cuya posesión es más que incierta. En México, por ejemplo, 13 millones de personas carecen de agua potable y 27 millones habitan casas sin desagues cloacales. ¿Quién sino el Estado, a partir del primado de una lógica no-mercantil, podría hacerse cargo de satisfacer esas necesidades?(Excelsior, pp. 3-A y 40)
Mostrar más

205 Lee mas

Algunas notas sobre neoextractivismo, (pos)neoliberalismo y populismo en Sudamérica

Algunas notas sobre neoextractivismo, (pos)neoliberalismo y populismo en Sudamérica

Como vimos, el marco interpretativo del populismo nos permite caracterizar la ruptura política con los regímenes precedentes a partir de una cantidad de demandas insatisfechas que los nuevos liderazgos supieron articular. Dicho paradigma teórico nos permite comprender especialmente el momento de constitución simbólica del pueblo frente a las oligarquías neoliberales y la erección de nuevos liderazgos que se han vuelto muy sólidos, pero poco nos puede ofrecer para comprender las formas de gestión de lo público que se fueron suscitando y los horizontes de expectativas fuertemente ligados al consumo y a la (auto)empresarialidad que habitan las nuevas subjetividades. Por eso, para caracterizar los procesos que se vienen dando en Sudamérica y evaluar sus impac- tos se hizo necesario analizar las continuidades y rupturas con el neoliberalismo salvaje de los años noventa, en los aspectos políticos, económicos y sociales.
Mostrar más

19 Lee mas

Democracias y populismos en América del Sur: otra perspectiva . Un comentario a “La democracia en América Latina: la alternativa entre populismo y democracia deliberativa” de Osvaldo Guariglia

Democracias y populismos en América del Sur: otra perspectiva . Un comentario a “La democracia en América Latina: la alternativa entre populismo y democracia deliberativa” de Osvaldo Guariglia

de demandas negadas y que accedieron mediante elecciones libres al gobierno del Estado [precisamente dando respues­ tas a los sectores sociales que Guariglia denomina «masas motivadas por las ex­ shfwdwlydv#vdoyエ﾿fdvᆰ#+5344=98,`1#Vl#vh#or# suh﾿huh#hq#rwurv#wーuplqrv/#od#suhjxqwd#hv# por los llamados «gobiernos populistas». En tanto populismo designa el modo en que se articulan demandas no satisfe­ chas por el orden, la existencia de secto­ res sociales cuyas demandas no son in­ cluidas (como en América Latina, la región más desigual del planeta) es con­ dición de posibilidad del populismo. La negación sistemática a las demandas por parte del orden vigente produce un cam­ po común de reconocimiento y, en ese acto, se establece una frontera interna en la sociedad para movilizarse enfrentando a aquellos sectores que se considera res­ ponsables de la situación. En tal sentido es cierto, como dice Guariglia, que el populismo latinoamericano tiene aspec­ tos que lo ubican en una tradición del republicanismo popular y que parte de situaciones de desigualdad en un contex­ to de descrédito de la democracia liberal wdo#frpr#or#lghqwl﾿fdurq#gh#glvwlqwd#iru­ ma Canovan (1999) y Arditi (2004). El aporte de Laclau radica justamente en proporcionar elementos para pensar una lógica de construcción política presente en América del Sur que politiza situacio­ nes de subordinación producidas por el orden socio-histórico colonial y neolibe­ ral.
Mostrar más

18 Lee mas

América latina : del estructuralismo al neoliberalismo en el epílogo del siglo XX y primer lustro del XXI

América latina : del estructuralismo al neoliberalismo en el epílogo del siglo XX y primer lustro del XXI

El Plan Baker, propuesto a mediados de los 80 por el secretario del Tesoro de Estados Unidos, “consistía en aportar al financiamiento de la deuda de los 15 países más endeudados, 27,000 millones de dólares en tres años. La banca comercial, que debía comprometerse con 20,000 millones de esa cifra, en principio fue muy precavida, aunque finalmente lo suscribió, con la salvedad de que revisarían los bancos, caso por caso, antes de proceder a otorgar o no crédito alguno.” 41 Debido a esta demora, los países tuvieron que pagar en ese año de 1985 algo más de 140 mil millones de dólares como intereses y amortizaciones a la deuda externa. Al parecer, dicho plan no atendía en lo más mínimo las necesidades de refinanciamiento de los principales deudores, sino que lo que le interesaba era disminuir las tensiones sobre el sistema financiero internacional y recobrar la confianza de los inversionistas en la economía norteamericana que, por los desequilibrios de la época, había sido puesta en “entredicho”. Así, aunque este plan no ayudó mucho a los países deudores de América Latina, incluyó criterios generales de política económica que los gobiernos debían implantar para aspirar a sus “beneficios”. Estos criterios eran: a) privatización de las empresas públicas, b) modernización y apertura del mercado accionario, c) recuperación y mejora del comportamiento de la inversión extranjera y nacional, d)
Mostrar más

287 Lee mas

Medios, populismo y poder en América Latina Presentación del Dossier (Dossier)

Medios, populismo y poder en América Latina Presentación del Dossier (Dossier)

El segundo artículo, acerca de la manipulación del miedo que se promueve desde quienes se oponen a los populismos, corresponde a dos autores que trabajan en Pue- bla, México. En ese país las políticas del ex-alcalde del Distrito Federal López Obra- dor han abierto nuevamente la expectativa y las polémicas en torno del fenómeno populista. Los autores entienden que el populismo latinoamericano implica mejores condiciones para los sectores populares, lo que conlleva la pérdida de algunos privile- gios para los sectores sociales de mayores ingresos. Ello, señalan, promueve necesaria- mente la lucha intersectorial (es decir, los autores explican de esta manera la notoria intensificación del conflicto político que se da en el caso de gobiernos populistas). El miedo es utilizado como arma política por parte de los sectores sociales hegemónicos contra el populismo; éste produce temor, al visibilizar un conflicto habitualmente soterrado o adormecido. Los autores muestran cómo entendieron Germani y Ianni al populismo (en este último caso, referido a la aparición de la clase obrera industrial en Latinoamérica). Y advierten cómo se ha caricaturizado a estos gobiernos presen- tándolos como demagógico-autoritarios, una poderosa herramienta en la lucha por deslegitimarlos.
Mostrar más

11 Lee mas

La ciudad-región en América Latina : Un concepto entre el neoliberalismo y el posliberalismo (Debates)

La ciudad-región en América Latina : Un concepto entre el neoliberalismo y el posliberalismo (Debates)

En América Latina, la crisis del gobierno local está vinculada a una visión del devenir económico que coloca a las ciudades en una situación de transición interminable entre distintas morfologías y funciones posibles. Una y otra vez, las regiones son tratadas como “objetos-espacios” moldeables me- diante las “políticas acertadas” que los con- dicionamientos externos definen en un mo- mento determinado. Esta concepción suele traducirse en “el re-escalamiento” de la es- tructura institucional pública en el territo- rio, esto es, en la conformación de regiones administrativas, zonas trasfronterizas o ciu- dades-región que acoten la autoridad del Es- tado Nacional.
Mostrar más

19 Lee mas

Neoliberalismo y territorio : posibilidades de una nueva política regional en América Latina

Neoliberalismo y territorio : posibilidades de una nueva política regional en América Latina

neoliberalismo indd Neoliberalismo y territorio Posibilidades de una Nueva Pol?tica Regional en Am?rica Latina N eoliberalismo y territorio Posibilidades de una Nueva Pol?tica Regional en Am?rica Lati[.]

398 Lee mas

Deterioro de la vida en el neoliberalismo: El desconcierto de la salud en América Latina (Análisis).

Deterioro de la vida en el neoliberalismo: El desconcierto de la salud en América Latina (Análisis).

dos con los que se buscó ofrecer co- bertura a las poblaciones no estraté- gicas para la producción y el aparato técnico-administrativo. En los 80 hay un remozamiento y [r]

27 Lee mas

Post-neoliberalismo en América Latina: en busca del paradigma perdido

Post-neoliberalismo en América Latina: en busca del paradigma perdido

Si bien para Tussie “en América Latina los flujos comerciales nunca han sido tan libres de barreras”, sobre todo dentro de los varios grupos subregionales (MERCOSUR, NAFTA, CARICOM, etc.) (2012: 16), un informe de la CEPAL aboga por expandir la liberalización del comercio intra-regional no sólo porque contribuiría a expandir las exportaciones totales sino también a generar empleo (Duran Lima, Terra & Zaclicever, 2011: 50). Aunque no se observa un alza generalizada a nivel regional, algunos países, como Ecuador y Argentina, han aumentado sus aranceles sobre las importaciones. En el caso de Argentina este es un elemento que eleva la tensión con el vecino (y socio) Brasil y dentro del marco del MERCOSUR. La inserción comercial de la región -y sobre todo de la sub-región de América del Sur- en el mercado mundial está basada en gran medida en sus recursos naturales con un aumento considerable del protagonismo de China como receptor (Tussie, 2012).
Mostrar más

28 Lee mas

El populismo: ¿una amenaza a la democracia en América Latina? un diálogo con Kurt Weyland (Diálogo).

El populismo: ¿una amenaza a la democracia en América Latina? un diálogo con Kurt Weyland (Diálogo).

Joan Pujadas. Universitat Rovira i Virgili. España Luca Queirolo. Università degli Studi di Genova. Italia Francisco Rojas. University for Peace. Costa Rica Rob Vos. International Institute of Social Studies. Holanda Coordinador del dossier “La inseguridad en tiempos de paz. Nexos entre política y violencia criminal en América Latina” Fernando A. Chinchilla

14 Lee mas

El populismo revolucionario y las nuevas formas de autoritarismo en América Latina

El populismo revolucionario y las nuevas formas de autoritarismo en América Latina

La tercera pieza está conformada por esos grupos que Andrés Benavente y J. Cirino llaman -en La democracia defraudada- representantes del “populismo revolucionario”. Sus máximos exponentes son Hugo Chávez, Venezuela, Rafael Correa, Ecuador, Evo Morales, Bolivia, y Daniel Ortega, Nicaragua. El populismo 6&b/.,*(/-16(/$ $ &%$ )-1-*(1'/$ &-$ ,-1$ `&'('1$ (`0/641-4&$ 0/6$ .1$ abultada chequera petrolera de Chávez, quien, de paso, en Venezuela está tratando de imponer el llamado socialismo del siglo XXI, fórmula que a duras penas logra ocultar su proyecto hegemónico, basado en una fuerte dosis de estatismo y colectivismo en el plano económico, populismo en la esfera
Mostrar más

8 Lee mas

La ciudad para todos: el futuro de los asentamientos humanos en América Latina y El Caribe (Las ciudades en el Neoliberalismo)

La ciudad para todos: el futuro de los asentamientos humanos en América Latina y El Caribe (Las ciudades en el Neoliberalismo)

Desde la perspectiva de la sociedad civil, la Comi- sión Latinoamericana y del Caribe sobre los Asen- tamientos Humanos llega a la Cumbre de Las Ciu- dades con plena conciencia de la dim[r]

19 Lee mas

La cuestión agraria y los límites del neoliberalismo en América Latina. Diálogo con Cristóbal Kay

La cuestión agraria y los límites del neoliberalismo en América Latina. Diálogo con Cristóbal Kay

V.B.: Sería, de alguna manera, trascender el ámbito del proyectismo y recuperar la capaci- dad (y la voluntad política, por supuesto) para plantear políticas reales de desarrollo. Relacionado con ello, ¿cómo redefinir el papel del Estado y los poderes públicos en los escenarios de la globalización y qué rol tendrían que desempeñar éstos en el diseño de esas políticas? Siguiendo en esta lógica ar- gumental, ¿Qué papel juega en todo esto -o debe jugar- la integración regional? C.K.: Es interesante la afirmación de André Gunder Frank, uno de los grandes teóricos de la dependencia, quien reconoce, treinta años después de haber escrito sus primeros traba- jos, que fue una ilusión pensar que un país puede tener un desarrollo autóctono, autóno- mo, independiente de las grandes fuerzas del mercado mundial. Justamente la paradoja es- triba en que, a pesar de ello, hoy en día nece- sitamos un Estado más fuerte para poder en- frentarnos al mercado mundial. Suena con- tradictorio. Mi aproximación al tema sería que, por ejemplo, en el caso de América Latina, la región tiene que indudablemente rescatar la política pública, rescatar un rol de mayor autonomía y legitimidad del Estado. Pero para que eso sea viable, los países latino- americanos tienen que asociarse, formar un mercado regional y tener una cierta interac- ción política. Estoy pensando un poco en el modelo de la Unión Europea, en el sentido de que hay que tener una visión económica y una visión de comunidad política de referen- te de Estados-naciones latinoamericanos que permitiera una acción coordinada para en- frentarse a, por ejemplo, los desafíos plantea- dos por la liberalización del comercio a escala planetaria. Tener una visión conjunta frente a la dinámica del comercio mundial, frente a las políticas del Banco Mundial, frente a la
Mostrar más

23 Lee mas

El neoliberalismo en América Latina, el Perú y su relación con el proceso de privatización en Arequipa 1980 – 2002

El neoliberalismo en América Latina, el Perú y su relación con el proceso de privatización en Arequipa 1980 – 2002

Ciertamente, la situación económica mundial durante el siglo XX estuvo caracterizada por el devenir del péndulo económico, es decir, la rivalidad entre los Estados y el mercado alrededor de la función que debían cumplir uno u otro. En este contexto, y dada la necesidad - principalmente de grupos empresariales - quienes se manifestaban en contra de la participación de los Estados en la economía, en tanto apoyaban un papel protagónico del mercado en la misma, en 1973 tendrá lugar en Chile el acontecimiento reconocido a nivel mundial como el primer intento de reforma económica - otra faceta del Capitalismo - conocido como Neoliberalismo. Después de un largo devenir en busca de considerar mundialmente al mercado, al igual como había acontecido en el siglo XVIII, como el principal agente económico, teóricos como Friedrich Von Hayek y Milton Friedman serán testigos de la aplicación inicial de sus premisas económicas en el vecino país sureño. "El trabajo ideológico de los pensadores que difundieron las teorías neoliberales ha sido sin dudas excelente. En pocos años lograron que sus ideas parecieran el único modelo lógico y viable" (Brieger, 2002, p. 342).
Mostrar más

168 Lee mas

Después del Neoliberalismo: Estado y procesos políticos en América Latina. Carlos M. Vilas.

Después del Neoliberalismo: Estado y procesos políticos en América Latina. Carlos M. Vilas.

La polémica acerca de la mayor o menor inciden- cia del Estado en la esfera de los mercados y en la coordinación económica no es nueva ni guarda relación temporal con el avance del pensamiento neoliberal sobre los gobiernos y las instituciones estatales experimentado en Argentina y numerosos países latinoamericanos desde mediados de la déca- da de 1970 y profundizado en los años de 1990. Ya en la década de 1920, es decir con anterioridad a la crisis de 1929, se discutía en Estados Unidos y en parte de la Europa capitalista el nivel y el carácter que podría poseer la intervención estatal orientan- do la marcha de la economía y, fundamentalmen- te, sobre su rol en la preservación y generación de empleos productivos. El enfrentamiento se produ- cía con relación a los conceptos provenientes de la economía neoclásica, excluyentes de acciones efectivas de las instituciones estatales e impulsores de la reconstrucción del empleo a partir de caídas en el nivel salarial. Fue la crisis de los años treinta y la formalización posterior del pensamiento key- nesiano hacia 1936 (nada paradojalmente, el año de la creación del Banco Central de la República Argentina y de otros similares en América Latina), Fecha de recepción:
Mostrar más

5 Lee mas

Un fantasma recorre América Latina, el populismo (Reseñas)

Un fantasma recorre América Latina, el populismo (Reseñas)

con el orden establecido y, por otro lado, una aspiración a eliminar la conflictividad, las di- ferencias y sobre todo erigirse como los repre- sentantes de realidades homogéneas. En otras palabras, el populismo encarnado en el yrigo- yenismo y el peronismo se debaten en una tensión entre constituirse como la representa- ción del cambio y la del orden. Las identida- des populistas se forman por lo tanto en una constante alteridad: exclusión-inclusión, rup- tura-integración, orden-cambio. La fuerza del populismo esta -como lo señala el autor- “en la capacidad de gestión de aquella tensión irresoluble”. La pregunta que se deja entrever es en qué medida la formación y emergencia de oposiciones bipolares impiden la consoli- dación de los mecanismos de la democracia liberal representativa.
Mostrar más

8 Lee mas

Estado, democracia y populismo en América Latina

Estado, democracia y populismo en América Latina

En el polo extremo encontramos el texto de Fernán González. En éste se pro- pone, de entrada, un análisis de la política claramente historicista, el cual se aleja de los enfoques que privilegian los conceptos típicos de la filosofía o de la ciencia política tradicional. Para el caso, González intenta una relectura de la historia política la- tinoamericana a la luz del populismo, caracterizado según dos principios de lo que el autor llama el populismo de primera generación: (i) la idealización del pueblo, en un contexto de modernización de la producción y de la vida urbana y, (ii) el carácter incluyente del populismo que permite reconocer, a mediados del siglo veinte, la emer- gencia de las clases trabajadoras como actores importantes de la vida social en toda Latinoamérica. Frente a estos elementos ‘positivos’ del populismo, el autor insiste en la forma como la relación directa de los líderes con la masa desposeída genera diversos tipos de caudillismo y, en el peor de los casos, dictaduras personalistas.
Mostrar más

22 Lee mas

Show all 10000 documents...