Top PDF Anclaje social de la comunicación ambiental

Anclaje social de la comunicación ambiental

Anclaje social de la comunicación ambiental

mano,฀ más฀ conocida฀ como฀ Decla- ración฀ de฀ Estocolmo,฀ reunida฀ en฀ la฀ capital฀ de฀ Suecia฀ del฀ 5฀ al฀ 16฀ de฀ ju- nio฀ de฀ 1972,฀ “atenta฀ a฀ la฀ necesidad฀ de฀ un฀ criterio฀ y฀ principios฀ comunes฀ que฀ofrezcan฀a฀los฀pueblos฀del฀mun- do฀inspiración฀y฀guía฀para฀preservar฀ y฀ mejorar฀ el฀ medio฀ ambiente”฀ co- incidió฀ en฀ una฀ serie฀ de฀ Principios.฀ Mencionó฀el฀Principio฀19:฀“Es฀indis- pensable฀una฀labor฀de฀educación฀en฀ cuestiones฀ambientales,฀dirigida฀tan- to฀a฀las฀generaciones฀jóvenes฀como฀a฀ los฀adultos฀y฀que฀presente฀la฀debida฀ atención฀al฀sector฀de฀población฀me- nos฀ privilegiado,฀ para฀ ensanchar฀ las฀ bases฀ de฀ una฀ opinión฀ pública฀ bien฀ informada฀y฀de฀una฀conducta฀de฀los฀ individuos,฀de฀las฀empresas฀y฀de฀las฀ colectividades฀inspirada฀en฀el฀sentido฀ de฀su฀responsabilidad฀en฀cuanto฀a฀la฀ protección฀ y฀ mejoramiento฀ del฀ me- dio฀ en฀ toda฀ su฀ dimensión฀ humana.฀ Es฀también฀esencial฀que฀los฀me- dios฀de฀comunicación฀de฀masas฀ eviten฀contribuir฀al฀deterioro฀del฀ medio฀humano฀y฀difundan,฀por฀el฀ contrario,฀información฀de฀carác- ter฀educativo฀sobre฀la฀necesidad฀ de฀ protegerlo฀ y฀ mejorarlo,฀ a฀ fin฀ de฀ que฀ el฀ hombre฀ pueda฀ desa- rrollarse฀en฀todos฀los฀aspectos”.
Show more

4 Read more

La comunicación ambiental y su aporte a la responsabilidad social ambiental empresarial en la ciudad de Huánuco 2016

La comunicación ambiental y su aporte a la responsabilidad social ambiental empresarial en la ciudad de Huánuco 2016

2.3.1 La comunicación ambiental: Es el planteamiento y uso estratégico de procesos de comunicación y manejo de medios para soportar la toma de decisiones, la participación pública y la implementación de proyectos para lograr el desarrollo sostenible. La comunicación en aspectos sociales y ambientales, que implica conocer cuestiones que tienen muchas variables como lo económico, lo cultural, lo tecnológico y lo político. El propósito de la comunicación en la responsabilidad Social es impactar en el comportamiento humano, pues lo que busca es modificar conductas. La aceptación de los mensajes dependerá en gran parte de lo establecido y de su importancia en la vida de las personas.
Show more

60 Read more

Spanish-G3.1-Complete.pdf

Spanish-G3.1-Complete.pdf

especificado en la memoria. Siempre que sea factible, se presentarán las actividades, eventos e impactos correspondientes al periodo sobre el que se informe. Esto incluye informar sobre aquellas actividades que producen un impacto mínimo a corto plazo pero que tienen un efecto acumulativo significativo y razonablemente previsible, que puede convertirse en inevitable o irreversible a largo plazo (por ejemplo, contaminantes bio- acumulativos o persistentes). Para calcular los impactos futuros (tanto positivos como negativos), la organización informante debe realizar estimaciones bien razonadas que reflejen el tamaño, la naturaleza y el alcance más probable de dichos impactos. Aunque estas estimaciones están, inherentemente, sujetas a incertidumbres, pueden proporcionar información útil para la toma de decisiones, siempre que se expongan claramente las bases seleccionadas para realizar estimaciones y queden nítidamente establecidas las limitaciones de las mismas. La comunicación sobre la naturaleza y probabilidad de estos impactos, incluso si solo existe una probabilidad futura de su materialización, es coherente con el objetivo de proporcionar una declaración equilibrada y razonable del desempeño económico, ambiental y social de la organización.
Show more

199 Read more

La Problemática ambiental y social actual

La Problemática ambiental y social actual

Las consecuencias principales son el cierre de fronteras, el crecimiento de los movimientos xenófobos, el reforzamiento de la ley para penalizar y criminalizar a los migrantes. Y es que la globalización, que supone y favorece la libre circulación de bienes y servicios, de comunicación, de capitales, etc.. no permite la libre circulación de personas. En el otro lado de la balanza están los beneficios económicos y sociales que estos movimientos producen a las poblaciones desarrolladas. Hay estudios amplios que demuestran que la sociedad de los países desarrollados necesita la mano de obra procedente de los países en desarrollo para que sus economías sigan creciendo, para realizar aquellos trabajos que la población de los países desarrollados no desea realizar (cuidar a sus mayores y a los hijos por el acceso de la mujer al mundo laboral, construcción, servicio doméstico, atención en restauración y hostelería,…) debido fundamentalmente al envejecimiento de su población. Sin el aporte de esta mano de obra y su contribución a la seguridad social, las pensiones de los trabadores del mundo desarrollado están en peligro. Y todo ello sin mencionar los efectos positivos que el intercambio cultural produce en ambos lados, por ejemplo, la mujer que procede de países en vías en desarrollo se hace consciente de sus derechos y ayuda a reducir los conflictos de género a su regreso a su país; o por ejemplo, el valor que se le otorga a la familia y al tiempo, influye en la sociedad de los países desarrollados, transformando el ranking de valores.
Show more

26 Read more

La articulación género/comunicación/cultura como anclaje político-epistemológico para la reflexión y la acción

La articulación género/comunicación/cultura como anclaje político-epistemológico para la reflexión y la acción

En esta línea, dada la necesidad de ampliar los interrogantes al campo de la comunicación desde el género como base epistemológica para la producción de conocimiento y la incidencia política, nacen espacios como el Laboratorio de Comunicación y Género, que desarrolla desde el 2010 un Observatorio de Género y Comunicación que apunta a realizar una mirada crítica de los medios de comunicación en torno a la multiplicidad de discursos en relación a las mujeres y a todas las formas no hegemónicas de vivir la sexualidad. El discurso mediático, en tanto discurso social, es siempre un discurso político, en tanto práctica significante pues en su producción operan condicionamientos ligados a intereses políticos, económicos e ideológicos. Pero justamente el género informativo se ha
Show more

12 Read more

Dialnet-LaEconomiaAmbientalYLaEconomiaEc

Dialnet-LaEconomiaAmbientalYLaEconomiaEc

Jiménez (1995) observa que la econo- mía ecológica debe superar el plantea- miento del capital natural como factor limitante para el desarrollo y debe consi- derarse como “un aliado que proporciona oportunidades de desarrollo y bienestar social”. En su opinión, la política ambien- tal debe plantearse para lograr un resul- tado gana- gana; “economía a costa de mejorar, no de degradar las bases de la ecología”. Con este criterio el modelo de política ambiental por seguir, es uno cuya punta de lanza es una integración de polí- ticas (políticas de tercera generación) en las que el perfeccionamiento del mercado en la estrategia del medio ambiente juega un papel de complemento de los sistemas de regulación social (normas legislaciones, participación). En primer lugar, hay que reconocer la necesidad de valorar el medio ambiente en pos de corregir los fallos del mercado, sin olvidar las insuficiencias de los métodos disponibles de evaluación económica. Esto quiere decir, que si bien el mercado falla en asignar bienes y servicios ambientales sin externalidades, si se logra una revalorización del medio ambiente con técnicas que por ejemplo, incorpo- ren el costo social de oportunidad de la pérdida de activos ambientales, se puede aprovechar la comprobada eficiencia de los métodos de incentivos económicos, frente a las fallas y costos de los instrumentos de comando y control (estándares).
Show more

35 Read more

Sustentabilidad5.pdf

Sustentabilidad5.pdf

En los años que median entre Estocolmo (1972) y Brundtland (1987), se constituye un escenario más propicio para relanzar la problemática ambiental y obtener mayor receptividad, lo que se realizará bajo la fórmula del desarro- llo sustentable. A nosotros nos interesa identificar los elementos que confluyen para llegar a ella. En ese sentido, nuestra revisión indica elementos de diferen- te orden que hacen a la mayor conciencia de la crisis ambiental y su dimensión global, y a los fundamentos teóricos, la conveniencia económica y la oportuni- dad política de la idea de desarrollo sustentable. Estos son, por un lado, una serie de hechos ambientales y económicos que evidenciaron más la gravedad y dimensión de la crisis ambiental, y acentuaron la prioridad de retomar el cre- cimiento económico, pero con alternativas tecnológicas y energéticas. Luego, en materia política, tuvo lugar un proceso que cambió el alcance de las luchas políticas desplazándolo de la vieja oposición capitalismo-socialismo al campo del cambio de aspectos parciales de esta sociedad. Por otro lado, se plasmaron propuestas teórico-políticas provenientes del campo ambiental y del campo de las relaciones internacionales, que hicieron de puente entre el momento inte- lectual de principios de los setenta y Brundtland, 1987.
Show more

56 Read more

Sustentabilidad4.pdf

Sustentabilidad4.pdf

las fronteras políticas y económicas deberían subordinarse a la lógica físico-na- tural. Se suma a esto que una nueva “conciencia ambiental” permite la concep- ción de las más variadas utopías, provenientes de los más diversos sectores, y a partir de las más distintas ideologías, ya que el problema es presentado como una contradicción entre la sociedad humana y su entorno físico-natural. Todos estos grupos pasan a tener un “enemigo” común o, mejor dicho, tienen la ne- cesidad de recuperar un “amigo común” –el medio ambiente–, más allá de las diferencias. Esta es la base más sólida para el paso de la globalización econó- mica a la globalización política, y los acuerdos sobre el medio ambiente son sólo el comienzo.
Show more

18 Read more

Sustentabilidad9.pdf

Sustentabilidad9.pdf

La principal limitación de los dos modelos reside en la falta de informa- ción. Además, se presenta la dificultad y el carácter subjetivo de atribuir un va- lor monetario para un costo social. En el modelo de Coase puede señalarse, además, la imposibilidad de definir claramente el derecho de propiedad de muchos bienes ambientales. Y, por fin, la negociación privada suele ser dese- quilibrada, por darse entre partes cuya correlación de fuerzas es muy desigual. Estas limitaciones acaban por hacer que ambos modelos sean poco útiles e ine- ficaces. A continuación, una sistematización de las dificultades específicas:
Show more

14 Read more

Naredo ReconciliacionEconomiaEcologia_NA

Naredo ReconciliacionEconomiaEcologia_NA

lizando los daños ocasionados, sin necesidad de cambiar a fondo los criterios de gestión, ni los patrones de comportamiento, que los originan. El racionalismo parcelario del discurso económico dominante está contribuyendo así a desviar la atención de los principales con- flictos ecológicos (y sociales) de nuestra época y a divulgar implícitamente una ideología conservadora del statu quo que los genera. Se alimenta, de esta forma, un nuevo irracio- nalismo global que se mantiene a base de distraer la reflexión en los laberintos de la racio- nalidad científica parcelaria. Ya vimos que las propias agendas de las Cumbres de la Tierra de Río 92, y la más desesperanzada de Johannesburgo 2002, han sido víctimas de ese razonamiento parcelario: mucha preocupación por la contaminación, los trastornos climáti- cos, las pérdidas de diversidad o de calidad ambiental, y mucha desatención por la creciente extracción y el bajo precio de las materias primas que las originan, soslayando la evidencia de que los residuos y deterioros salen del manejo de los recursos. Lo cual da también lugar a un doble lenguaje entre un mundo industrial que constituye el principal consumidor y bene- ficiario de los bajos precios de las materias primas, de las que es un importador neto, y un Tercer Mundo cuya situación económica se ha hundido, junto con los precios de sus expor-
Show more

19 Read more

Naredo sobreelorigeneluso de sostenible.

Naredo sobreelorigeneluso de sostenible.

El extendido uso del epíteto “sostenible” en la literatura económi- co-ambiental se inscribe en la inflación que acusan las ciencias sociales de términos de moda cuya ambigüedad induce a utilizarlos más como conjuros que como conceptos útiles para comprender y solucionar los problemas del mundo real. Cuando, a principios de la década de los setenta, el Primer Informe del Club de Roma sobre Los límites del crecimiento, junto con otras publicaciones y aconte- cimientos, pusieron en tela de juicio la viabilidad del crecimiento como objetivo económico planetario, Ignacy Sachs propuso la palabra “ecodesarrollo” como término de compromiso que buscaba conciliar el aumento de la producción, que tan perentoriamente reclamaban los países del Tercer Mundo, con el respeto a los eco- sistemas necesario para mantener las condiciones de habitabilidad de la tierra. La negativa estadounidense, explicitada por Henry Kissinger, a aceptar el término en los documentos de las Naciones Unidas provocó el cambio de vocabulario.
Show more

10 Read more

NTC ISO14001 DE 2004.pdf

NTC ISO14001 DE 2004.pdf

La política ambiental debería comunicarse a todas las personas que trabajan para la organización o en nombre de ésta, incluyendo contratistas que trabajen en las instalaciones de la organización. Las comunicaciones a los contratistas puede tener una forma diferente a la declaración de la política propiamente dicha, como por ejemplo reglamentos, directivas, procedimientos, y pueden, por tanto, incluir solamente las secciones pertinentes de la política. La alta dirección de la organización debería definir y documentar su política ambiental dentro del contexto de la política ambiental de cualquier organismo corporativo más amplio del cual sea parte y con el respaldo de dicho organismo.
Show more

39 Read more

SYLLABUS - CONTABILIDAD AMBIENTAL - 2016

SYLLABUS - CONTABILIDAD AMBIENTAL - 2016

La empresa ha respondido a varios de estos señalamientos a partir de la construcción de mecanismos de gestión y rendición de cuentas acerca de sus actividades. Estos mecanismos hoy se encuentran liderados por los procesos de responsabilidad social que buscan hacer que las empresas tengan un aporte a la búsqueda del desarrollo sostenible. Este ha llegado a ser definido institucionalmente como aquel que satisface las necesidades de las generaciones presentes sin poner en riesgo de que las generaciones futuras satisfagan las suyas. Para algunos teóricos esto implica preocuparse no solo por la obtención de beneficios económicos, sino de una conservación del medio ambiente y una búsqueda de la justicia social.
Show more

13 Read more

04 LA ACCIÓN EMPRESARIAL PARA EL DESARRO

04 LA ACCIÓN EMPRESARIAL PARA EL DESARRO

No existe una razón clara para ese comportamiento empresarial y, peor aún, para la omisión (¡no queremos decir confusión!) por parte del mundo aca- démico, pero todo parece indicar que se debe al hecho que las acciones medioambientales son bastante más simples de evaluar —y de esa forma rela- cionar con la generación de una ventaja competitiva mesurable a través de re- sultados económicos— que las acciones sociales que emprende la empresa. Efectivamente, la mayoría de los autores analizan las acciones medioambien- tales como estrictamente supeditadas en mayor o menor medida a los para- digmas económicos imperantes (Cf. Schmidheiny, 1992a-b; De Simone y Popoff, 1997; Elkington, 1997; Schaltegger y Sturm, 1998; Ludevid, 2002; Salz- mann et al., 2005). Esta postura que se basa eminentemente en la búsqueda de rendimientos económicos positivos para la acción tanto medioambiental como social, es lo que se ha conocido como el «argumento de negocios» (business case).
Show more

20 Read more

Sustentabilidad10.pdf

Sustentabilidad10.pdf

La segunda crítica que la economía ecológica realiza a la economía neoclá- sica-keynesiana ambiental va contra el supuesto implícito de que materia y pre- cio son convertibles. El principio que guía esta convertibilidad es simple. La mayoría de las mercancías producidas tiene un precio en el mercado. De ma- nera que existe una equivalencia de valor entre el producto material y el pre- cio. Eso supone que con dicha mercancía se puede obtener, vendiéndola, el equivalente dinerario. Y, también, que con ese equivalente dinerario se puede obtener la mercancía, comprándola en el mercado. De allí, la convertibilidad materia-precio. Esto ocurre efectivamente así en la mayoría de los casos. Sin
Show more

8 Read more

Gomez 2009 Tensiones, posibilidades y ri

Gomez 2009 Tensiones, posibilidades y ri

Durante los años 70s, y dado el origen de muchos problemas en las dinámicas de consumo y extracción de los recursos fósiles, las disciplinas de la ingeniería y las ciencias naturales, agenciadas por sus propios actores (ingenieros y científicos), proveyeron los mayores recursos para comprender las dimensiones físicas, químicas y biológicas de los cambios que estaba sufriendo el planeta y los ecosistemas. Los científicos concibieron el medioambiente desde el dualismo naturaleza-cultura y plantearon que en efecto las dinámicas productivas estaban impactando las “variables” de los procesos naturales. Por ello, desde allí, se ofrecieron soluciones basadas en el cambio de las tecnologías, la reconversión industrial, la búsqueda de tecnologías alternativas como fuentes de energía y se concibió la posibilidad de hacer ajustes en los ciclos biológicos mismos para, una vez impactados, menguar los efectos indeseados. Aquí, se señaló que el deterioro ambiental es el “costo” del desarrollo y se plantearon mecanismos para palearlo, quizás disminuyéndolo, quizás reparándolo.
Show more

24 Read more

LibroEA_EE.pdf

LibroEA_EE.pdf

8. Estas indemnizaciones, tal como las hemos expuesto, reflejan un punto débil, que generalmente impide el reajuste que tienen como misión efectuar entre ambos productos netos. Es cierto que al cancelarse el contrato un arrendatario puede reclamar una indemnización en pago de las mejoras introducidas. Sabe al mismo tiempo que la renta puede elevarse, perjudicándole, y que su derecho a percibir una indemnización está sujeto a la necesidad de abandonar la finca arrendada. Una vez más, el producto neto privado de la inversión es inferior al social. Este resultado se corrige parcialmente en la ley de arrendamientos rústicos de 1906 —modificada en 1920—, donde se establece que «cuando un propietario, sin motivo justo y suficiente y por causas que pugnan con la buena administración, rescinde un contrato de arrendamiento previo aviso» o bien, aún «cuando el arrendatario decide marcharse a causa de las pruebas que aporta de que el propietario ha presentado una petición de aumento de renta basándose precisamente en las mejoras introducidas por aquél, no sólo tiene derecho el arrendatario a reclamar indemnización por dichas mejoras, sino también por pérdidas o gastos que motiven el abandono de la finca arrendada», el traslado de sus aperos de labranza, etc. Sin embargo, esto no lo remedia todo. En primer lugar, puesto que el arrendatario que abandona la finca arrendada no percibe indemnización alguna en concepto de «industria» o por los perjuicios no monetarios de todo cambio de hogar, no estará muy dispuesto a rescindir el contrato, lo que representa un arma poderosa en manos del propietario para obligarle a aceptar un aumento de renta. En segundo lugar, no se considera «incompatible con la buena administración», el que el propietario que desea vender la finca avise al arrendatario que debe abandonarla. Por consiguiente, cuando las tierras que se trabajan por un arrendatario asentado previamente pasan de un propietario a otro, aquél, caso de rescisión de contrato, no percibe las indemnizaciones anteriormente expuestas. Esto le atará aún más a la tierra. Si se aviene a pagar la renta al nuevo propietario, «tendrá que abonar renta por toda mejora que él mismo haya introducido, sin percibir indemnización alguna por ello». 14 Probablemente a causa de este peligro ha surgido la
Show more

252 Read more

EPA Environmental Accounting.pdf

EPA Environmental Accounting.pdf

As noted below, total cost assessment is often used to refer to the act of adding environmental costs into capital budgeting, whereas life-cycle costing may be most frequently used to re[r]

26 Read more

Spanish-G4-Part-Two.pdf

Spanish-G4-Part-Two.pdf

El proceso de Participación de los grupos de interés puede ayudar a entender sus expectativas e intereses. Normalmente, las organizaciones ponen en marcha programas de inclusión y Participación de los grupos de interés como parte de sus actividades habituales, lo cual puede ser de gran utilidad para la elaboración de la memoria. Entre dichos programas se encuentran los que promueven la Participación de los grupos de interés a fin de de dar cumplimiento regulatorio con criterios internacionalmente reconocidos y los que informan sobre los procesos organizativos o empresariales en curso. Además, la inclusión de los grupos de interés puede servir específicamente para informar sobre el proceso de elaboración de la memoria. Las organizaciones también pueden utilizar otras vías como los medios de comunicación, la comunidad científica o las actividades de colaboración con entidades pares y grupos de interés. Esto puede contribuir a que la organización comprenda mejor las expectativas y los intereses razonables de los grupos de interés.
Show more

272 Read more

Revista Visión Contable N° 10 - Universi

Revista Visión Contable N° 10 - Universi

• Empírico, que comprende desde la Antigüedad hasta la alta Edad Media, aproximadamente el inicio del siglo XIII. Este lar- go periodo se caracteriza por la inexistencia de sistemas con- tables complejos, aunque sí se muestra a lo largo del mismo una permanente preocupación social por el mantenimiento de sistemas contables en coordinación con el desarrollo de las ac- tividades económicas. Se encuentran ejemplos de anotaciones que datan desde la más remota antigüedad, especialmente de los sumerios, egipcios, griegos y romanos. A raíz de la inva- sión de los bárbaros se origina un periodo de regresión en la actividad económica en el Occidente cristiano, lapso del que prácticamente no queda vestigio de ninguna cuenta. Entretan- to, en el Imperio Romano de Oriente, en el Egipto ptolemaico, romano y bizantino, se observa una progresiva evolución hacia la estructura medieval, conservándose cuentas hasta épocas próximas a la invasión islámica. A partir del siglo XI, con las Cruzadas, surge la actividad económica en Europa Occidental y con ello reaparecen los registros contables de tales activida- des. Ésta es la etapa final del periodo empírico, dentro de la Alta Edad Media, en que se vive una época de progreso mercantil paulatinamente floreciente y en que se pasará, en un término relativamente reducido de tiempo, de los registros más primiti- vos, como los memoriales, pasando por la Partida Simple, hasta arribar a los inicios de la Partida Doble.
Show more

240 Read more

Show all 10000 documents...