PDF superior Anulabilidad de las Cláusulas Abusivas en el Contrato de Seguro

Anulabilidad de las Cláusulas Abusivas en el Contrato de Seguro

Anulabilidad de las Cláusulas Abusivas en el Contrato de Seguro

En efecto, existen los principios de buena fe contractual, pacta sunt servanda y estabilidad jurídica; en virtud de los cuales, al celebrarse el contrato, las partes entienden que lo pactado en él es plenamente válido, entienden que cada cláusula estipulada en el contrato generará los efectos que ella contemple porque parten del supuesto de que fue estipulada de buena fe. El poder tachar una cláusula de abusiva desde antes de su nacimiento (especialmente si se contempla la prohibición a nacer jurídicamente) es partir del supuesto de mala fe contractual, que la cláusula fue insertada en el contrato con el único propósito de constituir un abuso contra el adherente; situación que, al vulnerar el principio de buena fe, consideramos que constituye incluso una violación a la Constitución Política de Colombia. Mal hace el legislador al partir del supuesto de la mala fe contractual al referirse a las cláusulas abusivas, lo que se concluye de la consecuencia jurídica que le ha dado en las leyes 1328 de 2009 y 1480 de 2011.
Mostrar más

103 Lee mas

Sanción jurídica para las cláusulas abusivas en el contrato de seguro

Sanción jurídica para las cláusulas abusivas en el contrato de seguro

« La “ ineficacia de pleno derecho ” (artículo 897, C. de Co.), en tanto un acto “ no produce efecto alguno ” (arts. 297, 918, 1045, 1055, 1137 y 2003 C. de Co.), “ será ineficaz ” (arts. 110-4, 122, 190, 433 ,1244 y 1613 C. de Co, 16 , 17y 48 , Ley 1116 de 2006), “ so pena de ineficacia ” (arts. 390, 366 y 1210, C. de Co.), carecerá “ de toda eficacia ” (art. 435, C. de Co.), “ no producirá efectos ” (arts. 524, 670, 712, 1005 y 1031, C. de Co.), se tendrá no escrito (arts. 141, 150, 198, 200, 294, 318, 362, 407, 501, 655, 678, 962, 1328 y 1617, C. de Co; 11, Ley 1328 de 2009), o no puesto (arts. 655 y 717, C. de Co.), recoge “multitud de supuestos de hecho que, en estricto sentido, deberían generar nulidad u otro tipo de vicio, dado que no en todas las eventualidades donde en ese estatuto legal ‘se exprese que un acto no produce efectos’, se está, necesariamente, ante la falta de algún elemento estructural del acto o contrato, como sucede, verbi gratia, en las hipótesis contempladas en los artículos 110, numeral 4º, 122, numeral 2º, 190, 297, según los cuales, serán ineficaces o no producirán efecto alguno ‘la estipulación en virtud de la cual el objeto social se extienda a actividades enunciadas en forma indeterminada o que no tengan una relación directa con aquél’, ‘todo aumento de capital que se haga con reavalúo de activos’, ‘las decisiones tomadas en una reunión celebrada en contravención a lo prescrito en el artículo 186’, ‘los actos que infrinjan los dos primeros ordinales del artículo’ 298 ‘respecto de la sociedad ni de los demás socios’, para citar apenas algunos, que el legislador, en ejercicio de su potestad, quiso ubicar dentro de la mencionada ineficacia” (cas.civ. sentencia de 6 de agosto de 2010, exp. 05001-3103-017-2002-00189-01), es decir, comprende disímiles situaciones que, en su ausencia, en la disciplina normativa del negocio jurídico tendrían tratamiento específico (inexistencia, nulidad, anulabilidad e inoponibilidad del negocio jurídico), en particular por quebranto del ius cogens, normas imperativas protectoras de determinados intereses.» (Subrayado nuestro)
Mostrar más

117 Lee mas

El amparo de infidelidad de la póliza de seguro global bancario análisis desde la perspectiva de las cláusulas abusivas

El amparo de infidelidad de la póliza de seguro global bancario análisis desde la perspectiva de las cláusulas abusivas

i. Así, en primer lugar, debe aclararse que los bancos y demás entidades financieras no se acomodan al prototipo del consumidor del común, en el que se inspiran los legisladores para implementar políticas de protección a través de normas jurídicas por ser la parte débil en la relación contractual con un empresario. Bien por el contrario, se trata de personas jurídicas que se dedican a un negocio altamente riesgoso y especializado, y respecto de las cuales no es posible predicar en general inferioridad en términos económicos frente a las compañías de seguros, puesto que la exigencia de capitales mínimos para su constitución y funcionamiento a través del tiempo es por lo menos igual o superior al que se les exige a las compañías aseguradoras en Colombia. Adicionalmente, son sociedades que tienen sus mapas de riesgos debidamente establecidos y que por disposición del regulador financiero, deben tener implementados sistemas robustos de gestión y prevención de riesgos, en donde el contrato de seguro se convierte, prácticamente, en la última ratio, pues sólo se aplica una vez que ya se ha materializado un riesgo. Esto hace que la protección que se debe dar a través de normas sobre defensa del los consumidores no amerite la misma intensidad que la debida a otro tipo de consumidores, como lo
Mostrar más

45 Lee mas

Límites principiales a las cláusulas abusivas en el seguro de responsabilidad civil

Límites principiales a las cláusulas abusivas en el seguro de responsabilidad civil

De igual forma, la calidad de consumidor en el seguro de responsabilidad civil, se comunica en idéntica escala a la víctima, quien adquiere como corolario, la condición de consumidor frente al asegurador, en los eventos en que requiere información sobre la existencia y condiciones básicas del contrato de seguro para el ejercicio de la acción directa; deber de información que surge de la misma norma sustancial, en tanto que por mandato del artículo 3º literal c, de la Ley 1328 de 2009, “las entidades vigiladas deberán suministrar a los consumidores financieros información cierta, suficiente, clara y oportuna, que permita, especialmente, que los consumidores financieros conozcan adecuadamente sus derechos, obligaciones y los costos en las relaciones que establecen con las entidades vigiladas”, regla que viene a complementar el artículo 3º, ordinales 1.3. y 1.5., de la Ley 1480 de 2011, que en su orden, establece el derecho que tienen los consumidores o usuarios de un bien o servicio a obtener información respecto de los productos ofrecidos o puestos en circulación, y el derecho a reclamar directamente ante el productor, proveedor o prestador para obtener la reparación integral, oportuna y adecuada de todos los daños sufridos.
Mostrar más

63 Lee mas

Aproximación a las cláusulas abusivas en los préstamos hipotecarios

Aproximación a las cláusulas abusivas en los préstamos hipotecarios

Más allá de la obligatoriedad de suscribir algún tipo de seguro, que es motivo a su vez de controversia tanto doctrinal como jurisprudencial; para que se entienda válidamente incorporada a un contrato es preciso que se ubique dentro del documento contractual delante de las firmas de los contratantes. En otro caso, como, por ejemplo, si las cláusulas se encuentran en folleto aparte, deberá existir, entre las demás cláusulas particulares del contrato, una cláusula de referencia a las condiciones generales (art. 5 LCG, arts. 80.1 a) y b) TR). A esta regla general puede añadirse la previsión del art. 7 b) de la LCG, según el cual no quedarán incorporadas al contrato las cláusulas ilegibles, ambiguas y oscuras, todo ello en línea con lo dispuesto en el art
Mostrar más

59 Lee mas

Cláusulas abusivas en el contrato de seguros

Cláusulas abusivas en el contrato de seguros

La buena fe, se constituye en tanto en pilar fundamental en el logro de las condiciones contractuales de todo tipo de negocio legal, incluyendo por supuesto la del contrato de seguro; teniendo en cuenta que el logro de la misma, deviene de la puesta en práctica de otros preceptos morales y ético para el sano desarrollo de las relaciones sociales; a saber, la buena indica el respeto de principios sociales como la honradez, la rectitud o la trasparencia, este último por ejemplo, con alcance de principio jurídico (Monsalve, 2008 pp. 37-39). En este parangón entre los principios sociales y jurídicos, se establece a su vez la Corte Suprema de Justica
Mostrar más

22 Lee mas

Implicaciones jurídicas de las cláusulas abusivas contenidas en los contratos de seguros

Implicaciones jurídicas de las cláusulas abusivas contenidas en los contratos de seguros

modifica el régimen de responsabilidad sino la misma ley. Pero al igual, también se presenta otra hipótesis en la cual existen cláusulas que condenan el cargo de la responsabilidad a una de las partes (adherente) y con la exoneración absoluta de la otra (predisponente), provocando un desequilibro intolerable en el contenido del contrato. Así las cosas, resulta de recibo hacer mención en lo que respecta a la carga de la prueba y según la legislación colombiana que, “incumbe probar el supuesto de hecho de las normas que consagran el efecto jurídico que ellas persiguen” y, al tomar como escenario el contrato de seguro, el tomador tendrá que demostrar el siniestro y su cuantía para conseguir la indemnización por parte del asegurador, sin que este último imponga un medio específico de prueba, siendo de pleno abusivo cualquier cláusula encaminada a imponer sobrecargas al tomador en probar lo antes dicho, hecho que lo pondría en situación de indefensión.
Mostrar más

67 Lee mas

Análisis jurídico de las cláusulas abusivas en los contratos de consumo

Análisis jurídico de las cláusulas abusivas en los contratos de consumo

Estos elencos no son taxativos, aplicándose la cláusula general (GeneralKlausel) referida líneas arriba, cuando el consumidor es lesionado en sus intereses por estipulaciones ventajosas para la empresa. La ineficacia o la nulidad declaradas tienen un valor relativo, por cuanto atacan la cláusula vejatoria, más no el contrato en el cual se encuentra incluida, el cual es plenamente vigente en todo lo demás 39. Sin embargo, la jurisprudencia alemana ha afinado este precepto legal (Alpa, Derecho de Consumidor, 2004); así, en el caso de ineficacia parcial de una cláusula, la parte restante seguirá la misma suerte cuando la regla que ésta contenga presente un carácter de novedad tal que comprometa la finalidad misma del contrato. Del mismo modo, cuando no exista una regla de derecho disponible que permita colmar la laguna resultante de la supresión de la cláusula ilícita, se puede recurrir, envía excepcional, a una “interpretación complexiva del contrato”. No se le permite al juez alemán controlar el precio objeto del contrato si ha sido dejado al libre juego del mercado, cuando el conflicto se refiere al monto o a la existencia misma de la remuneración (Arrarte Arisnabarreta, 1994).
Mostrar más

284 Lee mas

Cláusulas abusivas en los contratos de tarjeta de crédito

Cláusulas abusivas en los contratos de tarjeta de crédito

Para la realización de este trabajo, debido a que no existen estudios que específicamente aborden este tema, hice una recopilación doctrinal de libros y monografías, lo mismo que de modelos de contratos de emisión de tarjetas de crédito, enfocándome siempre en la legislación vigente en la materia, así como en la Ley de Defensa al Consumidor, y el Código Civil de la Republica de Nicaragua. De igual manera realicé una comparación con la legislación nacional y la legislación de otros países, logrando determinar que en nuestra legislación aún existen muchos vacíos en la materia de estudio, sin embargo, logré identificar cuáles son las principales cláusulas abusivas imperantes en estos contratos, a partir del análisis de dos contratos utilizados por instituciones bancarias diferentes.
Mostrar más

36 Lee mas

La eficacia del control de las cláusulas abusivas en el derecho chileno

La eficacia del control de las cláusulas abusivas en el derecho chileno

subject clausulas abusivas, tráfico contractual, contratos de adhesión, contratación en masa. source Estudios Socio-Jurídicos; Vol.[r]

1 Lee mas

El control a las cláusulas abusivas en los contratos de adhesión con consumidores

El control a las cláusulas abusivas en los contratos de adhesión con consumidores

Para efectos de poder establecer el ámbito de los mecanismos de control a las mismas, se ha presentado doctrinalmente la discusión acerca de si se presentan exclusivamente en los contratos de adhesión (de tal manera que el simple hecho de que hubiesen sido discutidas y aceptadas por las partes les quitaría el carácter de abusivas), o si por el contrario, también se pudiesen presentar en los contratos de libre discusión de cláusulas. Stiglitz (1998) presenta esta discusión llamando a la primera posición “amplia”, y a la segunda, “restringida”, de las cuales hablaremos más adelante. Pero, inde- pendientemente de que uno considere que las cláusulas abusivas se presentan únicamente en los contratos de adhesión, en ellos se da un caldo de cultivo especialmente propicio para el abuso, puesto que se cede más fácil a la tentación de desequilibrar de manera excesiva el contrato estipulando un mayor número de beneficios para el predisponente y trasladando buena parte de los riesgos y de las desventajas para el adherente 4 . En los contratos de adhe-
Mostrar más

21 Lee mas

Las cláusulas abusivas vs  los deudores hipotecarios

Las cláusulas abusivas vs los deudores hipotecarios

Ha pasado desapercibida aunque supone un gran avance en el reconocimiento de derechos de los consumidores y usuarios la sentencia del Tribunal Supremo 3373/2017, de 27 de diciembre de 2017, en la mencionada sentencia, el Tribunal Supremo dictaminaba la inexistencia de cosa juzgada en las ejecuciones hipotecarias anteriores a la fecha de 14 de marzo de 2013 (fecha en la que se dictó la trascendental y meritada Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea), es decir, el Tribunal Supremo abre nuevas vías de reclamación de las cláusulas abusivas ya que gracias a esta sentencia los consumidores y usuarios que fueron lanzados de su vivienda antes de dicha fecha, no podrán recuperar su vivienda pero sí podrían reclamar ahora la abusividad de las cláusulas y también los daños y perjuicios sufridos si demuestran que su contrato de préstamo hipotecario contenía dichas estipulaciones.
Mostrar más

82 Lee mas

EL CONTRATO DE SUMINISTRO EN LA LEY 9/2017

EL CONTRATO DE SUMINISTRO EN LA LEY 9/2017

determinar si la actualización de programas ya adquiridos, programas de carácter estandarizado, puede equipararse con la adquisición, el arrendamiento y la cesión del derecho de uso de los mismos y calificarse, por tanto, el contrato a través del que se lleva a cabo como contrato de suministros, o, por el contrario, no puede equipararse y, debe calificarse el negocio como contrato de servicios. Y la respuesta que da la JCCA parte de analizar la complejidad que conlleva conseguir la actualización del programa estandarizado. De tal suerte que si la misma no conllevase ningún tipo de actuación compleja sino tan sólo la mejora, el parcheado o la corrección de fallos (bugs fixing) en el programa, cabe entender que dicha actualización forma parte del desarrollo normal de cualquier programa estandarizado del que se venden licencias de uso, tales como sistemas operativos, paquetes de procesamiento de textos, tablas de cálculo, etc. En este supuesto, resultaría difícil sostener la calificación como contrato de servicios del negocio, puesto que el contratista únicamente suministra una nueva versión del programa ya adquirido. Por el contrario, cuando la actualización del programa implicase tareas complejas como la incorporación de nuevas funcionalidades al mismo, la instalación o adaptación de los equipos o sistemas que emplean los programas o incluso la formación del personal destinado a su utilización, sí podría argumentarse la calificación de la actualización como contrato de servicios. Y ello en la medida en que no solamente se entrega el programa sino que también se desarrollan actividades complejas destinadas a su utilización. En este supuesto podríamos considerar que este contrato tiene elementos propios del contrato de servicios ya que no implica únicamente la actualización del software sino también otra serie de actuaciones adicionales a la anterior.
Mostrar más

42 Lee mas

UNIVERSIDAD SANTO TOMAS FACULTAD DE DERECHO MAESTRÍA EN DERECHO CONTRACTUAL PÚBLICO Y PRIVADO LAS CLÁUSULAS ABUSIVAS EN EL CONTRATO DE FIDUCIA

UNIVERSIDAD SANTO TOMAS FACULTAD DE DERECHO MAESTRÍA EN DERECHO CONTRACTUAL PÚBLICO Y PRIVADO LAS CLÁUSULAS ABUSIVAS EN EL CONTRATO DE FIDUCIA

c) La lesividad. La definición de cláusula abusiva se refiere al concepto de lesividad, que significa causar daño o que puede causar daño o perjuicio a una persona natural y/o jurídica; el desequilibrio injustificado, la desigualdad contractual que se produce en el contrato en perjuicio del consumidor o de la parte débil en la correlación de negocios, constituyen una lesión para una de las partes en beneficio de la otra; la economía y la justicia del contrato se rompen, se quebrantan, y lo que pretende el legislador es evitar la lesividad que se le puede causar al consumidor y al contratante más débil; es decir, es una forma de prevenir el daño en el contrato; sin embargo, también se erige en un remedio para mitigar el daño causado por la lesividad que generan este tipo de convenios o estipulaciones dentro del contrato. Aunque el concepto es más preventivo que paliativo. Y en todo caso, todas las conductas apuntan a la generación de un daño, a lesionar los derechos y condiciones de una de las partes, menguando los deberes del productor, del vendedor y de la parte más fuerte en el contrato en detrimento de la otra, y este daño es lo que se debe indemnizar, y a su vez, proscribir dentro de la relación contractual y de negocios, sancionar y eliminar para no socavar los derechos de las personas frente a los conglomerados empresariales del sistema económico global contemporáneo. Estas conductas, como es sabido, están adosadas por las prácticas empresariales nocivas, verbigracia, las restrictivas de la competencia, la competencia desleal, los cártels, los trusts, los monopolios, oligopolios, el dumping y los subsidios estatales a determinados sectores o productos (Cfr. RAVASSA MORENO, 2004; MEDINA VERGARA, 2008). El ostentar una posición de dominio en el mercado, merced a la condición de oligopolio, monopolio, o un acuerdo comercial para la fijación de precios o la distribución
Mostrar más

123 Lee mas

Las condiciones generales de la contratación y las cláusulas abusivas de los contratos de transporte aéreo

Las condiciones generales de la contratación y las cláusulas abusivas de los contratos de transporte aéreo

En el caso de la SAP de Barcelona (Sección 15ª) núm. 363/2013 el contrato contenía dos cláusulas objeto de disputa, en cuanto que eran considerados casos de fuerza mayor la defunción y una posible intervención quirúrgica y sólo se permitía liberarse del contrato en el caso de que el pasajero fuera el difunto. En los casos de intervención quirúrgica y los familiares del difunto solo tenían la posibilidad de cambiar la fecha del billete en el plazo máximo de 6 meses, sin posibilidad alguna de devolución del importe. Por tanto, debemos entender que es una cláusula que limita los derechos del consumidor y por ello es abusiva, tal como estipula el art. 86.7 de TRLGDCU, además de prever el art. 160 del mismo cuerpo legal la posibilidad de resolver el contrato sin indemnización en los supuestos de fuerza mayor en los casos de viaje combinado.
Mostrar más

21 Lee mas

Cláusulas abusivas en los contratos de préstamo hipotecario  Especial referencia a las denominadas "cláusulas suelo"

Cláusulas abusivas en los contratos de préstamo hipotecario Especial referencia a las denominadas "cláusulas suelo"

Las entidades demandadas aportaron al proceso escrituras de préstamo hipotecario que no tenían incorporadas las limitaciones propias del suelo hipotecario; y por otra parte alegaron la existencia de una “minuciosa regulación legal del recorrido preparatorio del contrato”, que garantizaría el conocimiento del prestatario en relación con el contenido del pacto de limitación de la variabilidad de intereses. La sentencia recurrida entendió acreditada la negociación de las cláusulas controvertidas y su aceptación libre y voluntaria por el consumidor porque la Orden Ministerial de 5 de mayo de 1994 regula el recorrido preparatorio del contrato y porque la prueba documental acredita que los préstamos hipotecarios en unas ocasiones contienen los pactos de limitación de interés y en otras no. Y además rechazó que las cláusulas contractuales controvertidas debieran considerarse condiciones generales de la contratación porque versan sobre los elementos esenciales de los contratos.
Mostrar más

44 Lee mas

Cláusulas abusivas y contratos con consumidores

Cláusulas abusivas y contratos con consumidores

No está haciendo referencia a una cláusula contractual estrictamente, sino más bien a una condición que se prevé para que tenga efectividad en la fase inicial o formativa del contrato, ya que estipular un plazo para que el empresario acepte la oferta por el consumidor no es en sí misma una condición general de la contratación puesto que no cumple con el requisito de la contractualidad que refleja el art 1 de la Ley 7/1998 de Condiciones Generales de la Contratación, y por esta razón tampoco puede exigirse que cumpla con los requisitos formales de transparencia que se tienen en cuenta para ser incorporado como condición general del contrato (art. 5 y 7 ).
Mostrar más

45 Lee mas

Acciones jurídicas de los tarjeta-habientes contra los emisores de tarjetas de crédito por la estipulación de cláusulas abusivas en el contrato

Acciones jurídicas de los tarjeta-habientes contra los emisores de tarjetas de crédito por la estipulación de cláusulas abusivas en el contrato

De acuerdo con la capacidad de pago de los usuarios, los entes emisores otorgan créditos ilimitados o limitados. En el caso de estos últimos, que son los más, en las cláusulas del contrato se debe consignar los montos máximos de compras o locaciones, obras o retiros de dinero mensuales autorizados. Es obligación del usuario limitar sus consumos a esos montos, cuya variación le será informada en los resúmenes mensuales. Cuando el usuario se haya excedido y pretenda concretar una nueva operación, y el proveedor requiera la autorización se le informará que no autoriza el consumo, y con ello se estará evitando un exceso aún mayor. Esta obligación tiene sentido porque sólo así se justifica que el emisor pueda cobrar una determinada suma en tal concepto (cuando se ve precisado a atender un crédito mayor que el que le ha otorgado al usuario).
Mostrar más

315 Lee mas

Los gastos en el préstamo hipotecario: Tratamiento jurisdiccional y normativo

Los gastos en el préstamo hipotecario: Tratamiento jurisdiccional y normativo

Observamos cómo, tanto el Arancel, cómo el Reglamento, se limitan únicamente a trasladar la imputación del pago a aquel o aquellos que soliciten o requieran de la prestación de funciones o servicios del notario. El problema reside, en delimitar quién es el que solicita o requiere del notario, pues como ya hemos ido hablando con anterioridad, ambos necesitan de la escritura pública para llevar adelante el préstamo. Desde mi perspectiva, considero que quien realmente precisa de la escritura pública, para garantizar y otorgar publicidad de la garantía real que es la hipoteca, es la entidad de crédito. Realmente el que adquiere la vivienda, a mi ver, no se ve prácticamente beneficiado de la constitución de la escritura pública, pues, el único que va a poder ejecutar la hipoteca, obviamente es la entidad de crédito, acreedora, en este caso. El prestatario únicamente precisa de tener una seguridad jurídica de que efectivamente es titular de ese bien inmueble, que fácilmente podría lograr inscribiendo en el registro de la propiedad la titularidad del inmueble, y un contrato en el que quedan pactadas las condiciones del préstamo.
Mostrar más

84 Lee mas

Introducción al concepto de cláusulas arbitrales abusivas

Introducción al concepto de cláusulas arbitrales abusivas

Así, en cuanto a la designación del árbitro o los árbitros, debe tenerse en cuenta que independientemente de cuál de las partes realice la elección, los árbitros deben por regla general fallar de manera objetiva sin inclinarse hacia alguna de las partes intentando favorecerla, pues en caso de hacerlo, esto le acarrearía sanciones. En lo relativo a los gastos y costas, debe examinarse si el pago de gastos o costas por parte de una sola de las partes se encuentra compensado con una futura retribución a su favor, fruto del contrato principal (Aizenstatd Leistenschneider, 2007). Y en general observarse si pese a la asimetría del acuerdo, la parte considerada en desventaja, acepta las condiciones de esa cláusula y voluntariamente, sin ningún tipo de coerción se somete a las condiciones dispuestas en ella, puesto que la desigualdad, en esa situación concreta no resulta considerablemente perjudicial, mientras que en otra sí podría serlo.
Mostrar más

32 Lee mas

Show all 10000 documents...