PDF superior Aproximación al perfil y calidad del empleo generado por las sociedades cooperativas andaluzas

Aproximación al perfil y calidad del empleo generado por las sociedades cooperativas andaluzas

Aproximación al perfil y calidad del empleo generado por las sociedades cooperativas andaluzas

Por otro lado, en Andalucía existe cierto reconocimiento institucional por las organizaciones de Economía Social (en adelante ES), que se ha manifestado a partir de diferentes acciones como las leyes reguladoras de sus entidades, los Pactos Andaluces por la Economía Social o los diferentes programas de apoyo a sus organizaciones. Además, atendiendo a las sociedades cooperativas, las entidades más representativas de la ES en España, hay que destacar que a finales del año 2016 existían en Andalucía 3.994 que daban empleo a 57.864 personas, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social (MEYSS). Esto supone que el 19% de las cooperativas y el 18% del empleo generado por éstas en el territorio español, se encuentra en Andalucía. Estas organizaciones son definidas por la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) como "asociaciones de personas que se unen voluntariamente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes, por medio de una empresa de propiedad conjunta gestionada democráticamente" 5 . A ello hay que añadir que basan su funcionamiento en una serie de principios y valores de actuación, como son el de "educación, formación e información" de sus miembros o el de "interés por la comunidad" (ACI, 1995), anteponiendo, de esta forma, la persona al capital social y actuando mediante criterios de responsabilidad interna y externa (Monzón, 2006; Barea, 2008).
Mostrar más

27 Lee mas

Aproximación al perfil y calidad del empleo generado por las sociedades cooperativas andaluzas

Aproximación al perfil y calidad del empleo generado por las sociedades cooperativas andaluzas

superiores a la media nacional (los jóvenes menores de 25 años presentan una tasa del 34%, mientras que la de mujeres se sitúa en el 18%). Por otro lado, en Andalucía existe cierto reconocimiento institucional por las organizaciones de Economía Social (en adelante ES), que se ha manifestado a partir de diferentes acciones como las leyes reguladoras de sus entidades, los Pactos Andaluces por la Economía Social o los diferentes programas de apoyo a sus organizaciones. Además, atendiendo a las sociedades cooperativas, las entidades más representativas de la ES en España, hay que destacar que a finales del año 2016 existían en Andalucía 3.994 que daban empleo a 57.864 personas, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social (MEYSS). Esto supone que el 19% de las cooperativas y el 18% del empleo generado por éstas en el territorio español, se encuentra en Andalucía. Estas organizaciones son definidas por la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) como "asociaciones de personas que se unen voluntariamente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes, por medio de una empresa de propiedad conjunta gestionada democráticamente" 5 . A ello hay que añadir que basan su funcionamiento en una serie de principios y valores de actuación, como son el de "educación, formación e información" de sus miembros o el de "interés por la comunidad" (ACI, 1995), anteponiendo, de esta forma, la persona al capital
Mostrar más

27 Lee mas

1. Modificación de la Ley 14/2011, de 23 de diciembre, de Sociedades Cooperativas Andaluzas

1. Modificación de la Ley 14/2011, de 23 de diciembre, de Sociedades Cooperativas Andaluzas

Por otro lado, consideramos que en la exposición de motivos del anteproyecto de ley se debería poner en valor y visualizar los principios cooperativos que recoge la propia Ley 4/2011, de 23 de septiembre, de Sociedades Cooperativas Andaluzas y que están incorporados en el funcionamiento normal de las cooperativas andaluzas. Principios que no solo incluyen los defendidos por la Alianza Cooperativa Internacional, cuya última revisión es del año 1995, sino que, además, incorpora otros principios y valores que han ido apareciendo en el tiempo y que forman parte del normal desarrollo de las cooperativas andaluzas, tales como el fomento del empleo estable y de calidad, con singular incidencia en la conciliación de la vida laboral y familiar, igualdad de género, con carácter transversal al resto de los principios, y sostenibilidad empresarial y medioambiental.
Mostrar más

46 Lee mas

Cómo responden a la crisis económica actual las sociedades cooperativas agrarias. El caso de las almazaras cooperativas andaluzas

Cómo responden a la crisis económica actual las sociedades cooperativas agrarias. El caso de las almazaras cooperativas andaluzas

REVESCO Nº 113 - MONOGRÁFICO: Crisis económica actual y sus posibles 46 millones de días de trabajo, siendo por tanto una importante fuente de empleo (el 1,5 por ciento de la población activa nacional), sobre todo en regiones con altas tasas de desempleo, donde el olivo es realmente un monocultivo. A estos efectos positivos sobre el empleo, hay que añadir los producidos por la industria, la comercialización y el embalaje. Además de la importancia socio-económica de los productos oleícolas, el esfuerzo realizado en investigación y desarrollo en las últimas décadas ha situado a España en la vanguardia de la investigación y el desarrollo tecnológico en esta área, provocando que no sea solo el primer productor en cuanto a volumen sino también en cuanto a calidad y diversidad del producto (Cardenas y Vilar, 2012).
Mostrar más

30 Lee mas

Anteproyecto de Ley de Sociedades Cooperativas de Extremadura. Nuevo régimen de las Sociedades cooperativas de viviendas

Anteproyecto de Ley de Sociedades Cooperativas de Extremadura. Nuevo régimen de las Sociedades cooperativas de viviendas

Excepcionalmente, en el caso de que, una vez finalizada la promoción y adjudicación de las viviendas a los socios, quedara alguna sin adjudicar, podrá ser adjudicada a un tercero no socio siempre que cumpla las condiciones objetivas que fijen los estatutos sociales y las específicas señaladas en los mismos para adquirir la condición de socio, y siempre que las viviendas a adjudicar no supongan más del 30% del conjunto de viviendas de la promoción. Dicha enajenación deberá ser sometida a comunicación del Registro de Sociedades Cooperativas de Extremadura. El incumplimiento de esta obligación de comunicación será causa de responsabilidad de quienes formen parte del órgano de administración, en los términos previstos en esta Ley.
Mostrar más

32 Lee mas

Competitividad de las cooperativas hortofrutícolas: análisis del impacto económico de las acciones de calidad y medioambientales en las OPFH andaluzas

Competitividad de las cooperativas hortofrutícolas: análisis del impacto económico de las acciones de calidad y medioambientales en las OPFH andaluzas

cial), optamos aquí por un estudio a nivel microeconómico, considerando las inversiones en calidad- medioambiente como componentes explicativas de la función producción. Una referencia a este tipo de análisis lo encontramos en el trabajo de Garcés y Galve (2001), centrado en el impacto del capi- tal medioambiental en la productividad de la industria española, aunque en el contexto de normati- vas restrictivas para los efectos contaminantes. En el sector agrario tenemos también trabajos como los de Hitchens et al. (2000) o el de Garcés y Pérez y Pérez (2000), centrados en la industria agro- alimentaria europea y española, respectivamente, también en la misma línea del anterior. La inexis- tencia, por tanto, de trabajos relativos a productos agrarios de consumo en fresco y con las orientaciones de política de incentivos descrita, nos lleva a plantear un modelo de análisis más espe- cífico, tomando como referencia estudios empíricos relativos a valorar los efectos de los procesos de innovación o de determinadas inversiones (medidas como stock de capital tecnológico) sobre el valor añadido empresarial (dicho método de análisis ha sido aplicado en los trabajos de Llorca, 2000; Bottasso y Sembenelli 2001; Griliches 1994; o Hall y Mairesse, 1995, entre otros).
Mostrar más

32 Lee mas

Consideraciones sobre el Capital de las Sociedades Cooperativas

Consideraciones sobre el Capital de las Sociedades Cooperativas

En cuanto a la disciplina contable, nos dice ya la Exposición de motivos de la Ley, que ésta, la publicidad y la transparencia de este tipo de sociedades queda reforzada, en línea con la última reforma mercantil, al exigir el depósito de las cuentas anuales en el Registro de Sociedades Cooperativas, con lo que comprobamos la tendencia cre- ciente a una cada vez mayor mercantilización de las Sociedades Coo- perativas. El artículo 61 ordena a estas sociedades llevar una contabili- dad con arreglo a lo establecido en el Código de comercio y normativa contable y remite a efectos de la presentación de las cuen- tas anuales a los correspondientes artículos de la Ley de Sociedades Anónimas.
Mostrar más

8 Lee mas

Impacto generado por Juntos por el Empleo

Impacto generado por Juntos por el Empleo

+ EMPLEO ANÁLISIS DE LA CONTRATACIÓN Y PREDICCIÓN A CORTO PLAZO DEMANDA LABORAL: Perspectivas de creación de empleo y perfiles necesarios. Diagnósticos sociales realizados 7 barreras y 17 condicionantes Diagnósticos competenciales realizados Diagnósticos profesionales realizados

17 Lee mas

El tratamiento del Capital en las Sociedades Cooperativas

El tratamiento del Capital en las Sociedades Cooperativas

El espíritu idealista de los que iniciaron el movimiento cooperativo les hizo rechazar las ganancias empresariales, y sobre todo el modelo capitalista de reparto (intereses y beneficios proporcionales al capital). Pero algunos comprendieron que si no se compensaba a los socios por sus aportaciones de fondos, sería casi imposible que colaboraran de buena gana en la financiación de la sociedad. Se llegó a una fór- mula de compromiso. Los socios que aportasen capital percibirían, como compensación, un interés moderado. Serán los estatutos los en- cargados de determinar si las aportaciones desembolsadas devengan o no intereses. Y por tanto al estar prohibido en las sociedades coope- rativas el repartir dividendos en función del capital social, la única for- ma que tienen los socios de ver retribuida su aportación a la sociedad es la de percibir un interés, interés que podrá ser establecido o no por la Asamblea, no es obligatorio el que la sociedad retribuya estas apor- taciones; de hecho, la retribución de las aportaciones obligatorias es una practica casi inexistente en cooperativas de las clases de consu- mo, enseñanza y vivienda.
Mostrar más

39 Lee mas

El tratamiento de los fondos propios en las cooperativas agrarias andaluzas

El tratamiento de los fondos propios en las cooperativas agrarias andaluzas

Universidad de Córdoba L a adaptación de la normativa mercantil y contable iniciada en España con la Ley 16/2007, de 4 de julio, de reforma y adaptación de la legislación mercantil en materia contable para su armonización inter- nacional con base en la normativa de la Unión Europea, ha dado lugar a que en los úl- timos años se produzca una paulatina adap- tación de la normativa contable que se con- creta, a efectos contables, en el R.D. 1514/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad (PGC2007), y el Real Decreto 1515/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el Plan General de Contabilidad de Pequeñas y Medianas Empresas (PGC-PYMES) y los cri- terios contables específicos para microempre- sas, y que ha debido venir acompañada de la necesaria modificación de la normativa mer- cantil que regula el régimen jurídico sustanti- vo de las sociedades cooperativas.
Mostrar más

14 Lee mas

Ratios para el análisis de rentabilidad de las cooperativas agrarias andaluzas

Ratios para el análisis de rentabilidad de las cooperativas agrarias andaluzas

Sin embargo, a fin de aclarar cuestiones que posteriormente tendremos en cuenta en la confec- ción de los ratios de rentabilidad, retrocedamos en el esquema, explicando cada una de sus colum- nas. Así, en la columna 1 figuran representados los ingresos cooperativos (I C ), los ingresos derivados de las operaciones con terceros no socios (I o ), y los ingresos extraordinarios (I E ). Los primeros (I C ) son consecuencia de la actividad cooperativizada con los socios, así como de inversiones en empre- sas cooperativas, o en otras empresas (no cooperativas) participadas mayoritariamente por coope- rativas. Los ingresos por operaciones con terceros no socios (I o ) se producen por la ampliación de la actividad cooperativizada y, finalmente, los ingresos extraordinarios (I E ) son los derivados de inver- siones en empresas no cooperativas, no participadas mayoritariamente por cooperativas; de fuentes ajenas a los fines específicos de la cooperativa, así como a la enajenación de elementos del activo inmovilizado, y cualquier otro ingreso no contemplado aquí.
Mostrar más

17 Lee mas

El gobierno de las Sociedades Cooperativas

El gobierno de las Sociedades Cooperativas

La legislación nacional a la que nos vamos a referir, la nueva Ley 27/ 1999 de Cooperativas de 16 de Julio, tiene en cuenta, al igual que la legislación de cooperativas anterior, la adaptación de las exigencias del Estado de las Autonomías, el régimen jurídico de las sociedades cooperativas. El asumir las Comunidades Autónomas la competencia exclusiva en esta materia significa, en la práctica, que el ámbito de aplicación de la nueva Ley ha sido ampliamente reformulado, por lo que hace necesaria una definición del mismo. Así, el artículo 2 Ley de Cooperativas (en adelante LC) delimita su ámbito de aplicación a «las sociedades cooperativas que desarrollen su actividad cooperativizada en el territorio de varias Comunidades Autónomas, excepto cuando en una de ellas se desarrolle con carácter principal».
Mostrar más

39 Lee mas

La Financiación de las Sociedades Cooperativas

La Financiación de las Sociedades Cooperativas

En las cooperativas reguladas por la Ley vasca, dichas participa- ciones fueron implantadas a través de la Ley 1/2000, cuando se observó el interés del legislador de aproximar la financiación bási- camente externa con vistas a su integración al capital social de la sociedad cooperativa. Con esto, la Ley vasca definió que serán par- ticipaciones especiales: las financiaciones subordinadas expresa- mente acogidas a la regulación establecida en este artículo, en las que los suscritores sean necesariamente entidades no cooperati- vas, el reembolso no tenga lugar hasta que transcurran al menos cinco años desde la emisión y la remuneración se establezca en función de los resultados de la cooperativa; las restantes caracte- rísticas de estas participaciones serán establecidas libremente en el momento de su emisión, sin que en ningún caso atribuyan dere- chos de voto en la Asamblea General ni de participación en el ór- gano de administración. En relación a la emisión o contratación de las participaciones especiales, el legislador del País Vasco dijo que deberán ser ofrecidas, en cuantía no inferior al cincuenta por cien- to, a los socios y trabajadores asalariados de la cooperativa antes de ofrecer a terceros. Tal oferta tendrá publicidad equivalente a la
Mostrar más

24 Lee mas

Análisis desde la perspectiva contable de las cooperativas agrícolas andaluzas

Análisis desde la perspectiva contable de las cooperativas agrícolas andaluzas

Por otro lado, las operaciones contables que las cooperativas agrícolas andaluzas encuestadas nos han comunicado son más problemáticos para contabilizar son las resaltadas en los Gráfico[r]

467 Lee mas

La fiscalidad de las sociedades cooperativas en España

La fiscalidad de las sociedades cooperativas en España

La consideración de cooperativa de reducida dimensión permitirá el disfrute de las siguientes ven- tajas adicionales: a) libertad de amortización condicionada a la creación de empleo para las inver- siones realizadas en elementos del activo material 1 6 ; b) libertad de amortización hasta el límite de 12.020,24 euros para inversiones en elementos de escaso valor (aquellos cuyo valor unitario no exceda de 601,01 euros; c) aceleración de la amortización, a efectos fiscales, de las inversiones en elemen- tos de activo material nuevo no asociados con creación de empleo, así como por inversiones en ele- mentos del inmovilizado inmaterial, mediante el múltiplo del coeficiente de amortización lineal máximo previsto en las tablas por 2 1 7 ; d) dotación de una provisión global por posibles insolvencias de deu- dores deducible hasta el límite del 1% de la cuantía correspondiente a deudores a la conclusión del periodo impositivo; e) aceleración de las amortizaciones de los elementos del inmovilizado material en los que se reinvierta el importe obtenido en la transmisión onerosa de otros elementos de esta natu- raleza, aplicando el coeficiente que resulte de multiplicar por tres el coeficiente de amortización lineal máximo previsto en las tablas de amortización oficialmente aprobadas; f) deducibilidad hasta un límite, mayor que el fijado con carácter general, de las cuotas de arrendamiento financiero (leasing) que correspondan a la recuperación del coste del elemento; g) dos deducciones propias en la cuota ínte- gra, una aplicable desde el 2000, para el fomento de las tecnologías de la información y de la comu- nicación (art. 36 TRLIS), y otra designada para los ejercicios iniciados a partir del año 2002, por inversiones destinadas al aprovechamiento de fuentes de energía renovables (art. 39 TRLIS)
Mostrar más

19 Lee mas

Sociedades cooperativas de banca alternativa

Sociedades cooperativas de banca alternativa

Desde este punto de vista, las sociedades cooperativas de servicios financieros presentan una clara debilidad por su configuración flexible ajena al control del Banco de España. El cumplimiento de la normativa de disciplina sectorial – que se exige a bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito e, incluso, a otro tipo de entidades que no pueden captar fondos del público para financiar sus actividades – no puede sino interpretarse como un indicio de madurez sectorial, de profesionalidad y de compromiso, amparando su continuidad bajo una estructura oficialmente supervisada, más segura y confidente que la simple autorregulación.
Mostrar más

21 Lee mas

La estructura financiera de las cooperativas andaluzas: particularidades y consecuencias concursales

La estructura financiera de las cooperativas andaluzas: particularidades y consecuencias concursales

sivamente de la novedad de las reformas, sino del particular régimen de las socie- dades cooperativas. Éstas tienen una especial idiosincrasia que las diferencia del resto de sociedades, por los principios que inspiran su régimen y que afectan a su estructura financiera y modo de desarrollar su actividad económica. Debido a las singularidades del tipo societario cooperativo frente a las sociedades mercan- tiles de capital (que son las que tenía en mente el legislador a la hora de regular el concurso de acreedores), encontramos puntos oscuros al interpretar preceptos de la Ley concursal en relación con el régimen de las cooperativas. El fin de este trabajo es adentrarnos en estos aspectos de difícil interpretación y, siempre que se pueda, buscar soluciones razonables y adecuadas. Tarea para nada fácil, pues la legislación adolece de tal falta de claridad que en ciertos casos, con humildad y honradez intelectual, habrá que reconocer que corresponde al legislador solven- tarlos.
Mostrar más

32 Lee mas

Bom governo e sociedades cooperativas: disposições e recomendações para o bom governo das sociedades cooperativas

Bom governo e sociedades cooperativas: disposições e recomendações para o bom governo das sociedades cooperativas

Del Consejo de Administración, expresamente se dice “asumirá, colectiva y uni- tariamente, la responsabilidad directa sobre la administración social y la supervisión de la dirección de la sociedad, con el propósito común de promover el interés social”. Tendrá una dimensión precisa para favorecer su eficaz funcionamiento, la partici- pación de todos los consejeros y la agilidad en la toma de decisiones. La política de selección de consejeros promoverá la diversidad de conocimientos, experiencias y género en su composición (y, en concreto, se recomienda que la política de selección de consejeros promueva el objetivo de que en el año 2020 el número de consejeras represente, al menos, el 30% del total de miembros del consejo de administración). El Consejo tendrá una composición equilibrada, con una amplia mayoría de consejeros no ejecutivos y una adecuada proporción entre consejeros dominicales e indepen- dientes, representando estos últimos, con carácter general, al menos la mitad de los consejeros. Las causas de separación y dimisión de los consejeros no condicionarán su libertad de criterio, protegerán la reputación y crédito de la sociedad (se recomien- da, en concreto, que las sociedades establezcan reglas que obliguen a los consejeros a informar y, en su caso, a dimitir en aquellos supuestos que puedan perjudicar al crédito y reputación de la sociedad). El consejo evaluará periódicamente su desem- peño y el de sus miembros y comisiones. Se establecen una serie de garantías y recomendaciones en el nombramiento, composición y funciones de las comisiones de Nombramientos, Retribuciones, y Auditoría.
Mostrar más

30 Lee mas

Bases legales para la transformación de Sociedades Civiles en Sociedades Cooperativas

Bases legales para la transformación de Sociedades Civiles en Sociedades Cooperativas

Para luchar contra la exclusión social, potenciar la autonomía de las personas para que desempeñen un papel activo en la sociedad y promover la participación en el mercado laboral, deben reforzarse aún más los sistemas de protección social y las políticas de inclu- sión, a fin de crear posibilidades y perspectivas de empleo, teniendo en cuenta las diversas necesidades y responsabilidades, en distintas etapas de las vidas de las personas, protegerlas contra los riesgos de exclusión y facilitar apoyo, en particular a aquellos más alejados del mercado de trabajo, para que puedan acceder a empleos de ca- lidad.
Mostrar más

12 Lee mas

El capital social en las sociedades cooperativas. Las Normas sobre los aspectos contables de las sociedades cooperativas a la luz de los principios cooperativos

El capital social en las sociedades cooperativas. Las Normas sobre los aspectos contables de las sociedades cooperativas a la luz de los principios cooperativos

En España, como en otros países europeos, ha prevalecido la opción de regular las sociedades cooperativas con leyes especiales. Si se hubiera optado por no diferenciarlas jurídicamente, las coo- perativas configurarían su idiosincrasia adaptando “de hecho” -que no de derecho- las pautas de fun- cionamiento de las sociedades capitalistas convencionales. En la medida que la legislación española opta por dar un revestimiento jurídico a la cooperativa –la personalidad jurídica de sociedad coope- rativa-, dicha legislación debe reconocer su naturaleza propia, y reflejarla lo más fielmente posible en sus leyes. La norma contable debe describir adecuadamente las operaciones económicas y socie- tarias que tienen en su seno.
Mostrar más

24 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects