PDF superior ASET 2011- Segura, Yansen y Zukerfeld – Los Procesos Productivos de Software en la CABA

ASET 2011- Segura, Yansen y Zukerfeld – Los Procesos Productivos de Software en la CABA

ASET 2011- Segura, Yansen y Zukerfeld – Los Procesos Productivos de Software en la CABA

e) La Producción No Laboral: El software Libre y la Producción Colaborativa. La producción de software libre tiene rasgos que la distinguen radicalmente de las modalidades usuales en las empresas del período industrial. En varios aspectos es la forma más pura, el tipo ideal weberiano, de los procesos productivos de software. Abundan los trabajos sobre sus rasgos en términos organizativos y de licenciamiento, y no tiene sentido volver aquí sobre ellos (Vidal, 2000; Benkler, 2006; Bauwens, 2006; Zukerfeld, 2010). En cambio, podemos comentar un proceso productivo de software libre en particular, el de Debian, en el que participa una de nuestras entrevistadas. Debian es, aún dentro del mundo del SL, un ámbito de vanguardia. Un aspecto particularmente interesante es el hecho de que, a diferencia de lo que ocurre con otras redes de programadores (llamadas usualmente “comunidades”), en Debian las inclusiones y exlclusiones están claramente delimitadas. Si bien toda clase de usuarios puede colaborar con el desarrollo de Debian, sólo unos pocos alcanzan el grado de “Debian Developer”, esto es, de miembros plenos de la comunidad. El equivalente a un documento de identidad que certifica tal pertenencia es el correo electrónico con un dominio @debian.org. Para obtener la jerarquía y su aval es necesario, por un lado, haber pasado una cantidad de tiempo más que prudencial realizando aportes al menos a un subgrupo determinado. Pero luego es necesario rendir una especie de examen ante un referente o guía desarrollador que irá evaluando cuando el aspirante puede ser miembro pleno. Es importante destacar que en esa evaluación no sólo se consideran aspectos téncicos generales y de conocimientos específicos sobre Debian, sino también cuestiones relativas a la filosofía del software libre y sus aplicaciones prácticas. Previsiblemente, la titulación formal no es evaluada ni representa una ventaja para este proceso productivo.
Mostrar más

25 Lee mas

III-AEDA Yansen, Zukerfeld, Segura-Una tipología de los procesos productivos de software

III-AEDA Yansen, Zukerfeld, Segura-Una tipología de los procesos productivos de software

Optamos por lidiar con la enorme heterogeneidad de esta categoría descomponiéndola del siguiente modo: primero dividimos entre los procesos productivos que son autónomos y los que son heterónomos. En los Autónomos, las decisiones respecto de qué y cómo producir se toman en la unidad productiva misma. Los separamos en función de la cantidad de empleados (y ayudándonos en algún caso con el nivel de facturación). Hay que señalar, siguiendo al OEDE y otras instituciones, que los cortes entre distintos tamaños varían en cada actividad, y que en los procesos productivos de software empresas que parecerían minúsculas en otras ramas pueden ser medianas o grandes. Así, consideramos usualmente como Microempresas a las que ven involucrados en sus procesos productivos hasta cuatro miembros. Pequeñas y medianas empresas serán aquellas que tienen, y aquí nos separamos del criterio del OEDE, menos de 40 empleados. En nuestro trabajo concreto, la distinción entre pequeñas y medianas no resultó significativa. Consideramos Grandes a aquéllas unidades productivas que cuentan con una cantidad mayor de empleados. Naturalmente, es difícil establecer la barrera divisoria entre empresas medianas y grandes de manera abstracta. Pero, otra vez, es relativamente simple hacerlo respecto de los casos concretos que encontramos en el campo, y en nuestra investigación las empresas que rondaban las cuatro decenas de miembros se nos presentaron como radicalmente distintas de las que contaban con una quincena. Puede objetarse que esta división no contempla a las empresas radicalmente mayores, y mezcla bajo la denominación de grandes a una modesta empresa local con un pulpo internacional que puede contar con miles de empleados. La respuesta a esta objeción, en nuestra opinión, viene dada por la otra categoría utilizada: la de los procesos productivos Heterónomos. En ellos las decisiones respecto de qué y cómo producir están supeditadas a otras unidades productivas. El caso más evidente es cuando esa decisión recae en una casa matriz. Allí estamos frente a una Filial de Multinacional. Una segunda posibilidad es que las decisiones se tomen de manera razonablemente horizontal entre un conjunto de unidades productivas que han establecido, en condiciones de relativa igualdad, vínculos para elaborar determinado producto. A esa modalidad la denominamos Producción en red. Una última posibilidad es que, de manera regular, la unidad productiva en cuestión tenga un demandante y decisor externo pero casi exclusivo de su producción. A esta situación de tercerización permanente le llamamos Producción Escalonada. Este esquema es, ciertamente,
Mostrar más

24 Lee mas

Dughera, L; Ferpozzi, H;, Mura, N;, Segura, A; Yansen, G y Zukerfeld, M. (2010) Cuestionario de Investigación, Procesos Productivos de Software en la Ciudad de Buenos Aires, PRI UBA R10-279.

Dughera, L; Ferpozzi, H;, Mura, N;, Segura, A; Yansen, G y Zukerfeld, M. (2010) Cuestionario de Investigación, Procesos Productivos de Software en la Ciudad de Buenos Aires, PRI UBA R10-279.

(2010) Cuestionario de Investigación Procesos Productivos de Software. http://trabajoinformacional.wordpress.com 5.11) “¿Por qué te parece eso?”. Mecanismos de apropiabilidad[r]

30 Lee mas

SSI-2011- Dughera, Segura, Yansen y Zukerfeld- Sobre el aprendizaje de los trabajadores informáticos – Extendido con notas al final

SSI-2011- Dughera, Segura, Yansen y Zukerfeld- Sobre el aprendizaje de los trabajadores informáticos – Extendido con notas al final

En síntesis, a la hora de explicarse el origen de las técnicas de los informáticos la educación formal tiende a ser poco jerarquizada por quiénes han desertado de ella, pero tampoco es altamente valorada por los titulados. Lo mismo ocurre cuando preguntamos respecto de qué tipo de saberes habían sido requeridos para ingresar en los procesos productivos en cuestión: tanto los oferentes como los demandantes coinciden en relegar a la educación formal y, especialmente, a la titulación. Sin embargo, esto puede variar según el tipo de proceso productivo. En algunos casos las empresas de mayor tamaño exigen, sobre todo para determinados puestos, ciertas calificaciones formales. Por supuesto, se trata de los puestos más atractivos, en términos jerárquicos y, consecuentemente, mejor remunerados. A su vez, y de manera más general, los titulados obtienen, en promedio, mejores niveles de ingreso que los no titulados. Este resumen aloja algunas contradicciones que deberán ser saldadas en estudios futuros. Ellas pueden resumirse así: si los titulados no poseen técnicas más relevantes que los no titulados, ¿cómo es posible que ganen más y ocupen roles más prominentes? En el mismo sentido, si los titulados ganan más ¿cómo es posible que los entrevistados no valoren la titulación? Al menos dos hipótesis conjeturales pueden ser introducidas como coda de esta sección. La primera es relativa a la segunda pregunta. Una opinión insuficiente, a nuestro juicio, sería la de creer que hay un problema de falta de información: los informáticos no saben que ganarán más a futuro si siguen una carrera universitaria. Por el contrario, parecería que para muchos informáticos, que aman su trabajo, los incentivos económicos no son decisivos. El caso límite, el tipo ideal weberiano de esta noción, es la que se pone de manifiesto en los procesos productivos de software libre. Programadores que manejan altos niveles de complejidad desarrollan tareas sin recompensa monetaria –al menos en muchos casos-. Pero dejando esta situación extrema, algo de ese espíritu consumatorio de la actividad parece estar presente en casi todos los entrevistados que realizan tareas de desarrollo y programación, aunque mucho menos en quiénes ocupan cargos gerenciales –que sí parecen más sensibles a los estímulos económicos-.
Mostrar más

30 Lee mas

SSI-2011-Dughera, Segura, Yansen y Zukerfeld-  Sobre el aprendizaje de los trabajadores informáticos- Enviado

SSI-2011-Dughera, Segura, Yansen y Zukerfeld-  Sobre el aprendizaje de los trabajadores informáticos- Enviado

Finalmente, es necesario detenernos en un conjunto de técnicas informales que no hemos abordado pero que tienen una gran relevancia en los procesos productivos de software (y en las empresas del capitalismo informacional en general). Se trata de las habilidades actitudinales: aquéllas relativas al carácter, el estilo, el trato interpersonal, las facultades comunicativas, etc. Nótese que hemos hablado de ellas al tratar a la educación no formal. Efectivamente, las firmas ofrecen toda clase de capacitaciones para desarrollar esas técnicas. A su vez, es evidente que muchas de esas técnicas referidas al carácter se adquieren de manera informal, tácita e inconciente. Pero por su misma naturaleza inasible, resultan difíciles de situar en algún cuadrante dado. Sin dudas se producen en la relación entre pares dentro y fuera del trabajo (c y d), pero también se “aprenden haciendo” (a y c). En menor medida, algunas de ellas pueden cultivarse recurriendo a distintos tipos de información (e,f,g y h). En cualquier caso, el punto clave es que, si bien no podemos precisar cómo esas técnicas actitudinales se incorporan de manera informal, sí podemos remarcar la enorme importancia que a ellas les dan los entrevistados. Resumidamente, encontramos tres ejes alrededor de los cuales agrupar a las técnicas actitudinales más mencionadas.
Mostrar más

26 Lee mas

2011-Dughera, Mura, Yansen, Zukerfeld-Disciplina_y_control_en_procesos_productivos_de_software

2011-Dughera, Mura, Yansen, Zukerfeld-Disciplina_y_control_en_procesos_productivos_de_software

antecedentes ii . Aquí nos basta, apenas, con recuperar algunos conceptos que hemos discutido en trabajos precedentes. Ellos parten de una perspectiva materialista respecto de los flujos de conocimientos y de una crítica a los aportes conceptuales previos (especialmente a la inclusión de estas modalidades en el sector servicios) iii . Desde nuestra perspectiva, denominamos Sector Información a aquél compuesto por el conjunto de unidades productivas cuyo output principal son Bienes Informacionales primarios, aquellos que están hechos puramente de información digital (música, textos, datos y, ciertamente, software). Algunos ejemplos son los estudios de grabación de música, las consultoras, los call centers, las microempresas dedicadas al diseño gráfico, las firmas abocadas al diseño industrial, y las empresas de software (pero también las unidades productivas no mercantiles, como las redes que elaboran software libre), entre otras. Usamos la categoría de Trabajo Informacional para referir a las tareas productivas de aquellos trabajadores que utilizan como principal medio de trabajo un bien informacional secundario, aquellos que procesan, transmiten y/o almacenan información digital (como PC´s, smartphones u otras tecnologías digitales), y que obtienen como producto un bien informacional primario. Diseñadores gráficos, ´data entry´, músicos, periodistas y, por supuesto, programadores, representan ejemplos de este tipo de trabajadores. iv Por supuesto, creemos que el Trabajo Informacional y el Sector Información tienen una fisonomía propia, y hemos planteado un conjunto de hipótesis respecto de ellos en otros artículos v . De aquellas, la que nos interesa rescatar es: “El mecanismo de poder prototípico del Trabajo Informacional es el Control: la gestión por resultados, la libertad del proceso, el gesto descontracturado” (Zukerfeld; 2010:16). Esto es, si puede aislarse teóricamente un tipo de trabajo definido como informacional, debe poder encontrarse un correlato en términos de los mecanismos de poder que sobre él se aplican, diferente de lo que ocurre en el trabajo industrial y que, a su vez, tome en cuenta las variables sobre las cuales se define el mismo. Sin embargo, esta hipótesis dista de significar la existencia de uno u otro mecanismo exclusivamente o la simple ruptura tajante entre ambos períodos y mecanismos. Bien por el contrario, aquí nos proponemos indagar esa relación para el caso de los procesos productivos de software partiendo de la hipótesis de que la heterogeneidad de tales procesos no permite plantear la existencia unívoca de ninguno de ambos mecanismos, de manera que ambos se combinan de forma variable según el tipo de proceso productivo del que se trata.
Mostrar más

20 Lee mas

III AEDA- Dughera, Yansen, Segura, Zukerfeld- Las tecnicas de los trabajadores informáticos-AEDA

III AEDA- Dughera, Yansen, Segura, Zukerfeld- Las tecnicas de los trabajadores informáticos-AEDA

Finalmente, es necesario detenernos en un conjunto de técnicas informales que no hemos abordado pero que tienen una gran relevancia en los procesos productivos de software (y en las empresas del capitalismo informacional en general). Se trata de las habilidades actitudinales: aquéllas relativas al carácter, el estilo, el trato interpersonal, las facultades comunicativas, etc. Nótese que hemos hablado de ellas al tratar a la educación no formal. Efectivamente, las firmas ofrecen toda clase de capacitaciones para desarrollar esas técnicas. A su vez, es evidente que muchas de esas técnicas referidas al carácter se adquieren de manera informal, tácita e inconciente. Pero por su misma naturaleza inasible, resultan difíciles de situar en algún cuadrante dado. Sin dudas se producen en la relación entre pares dentro y fuera del trabajo (c y d), pero también se “aprenden haciendo” (a y c). En menor medida, algunas de ellas pueden cultivarse recurriendo a distintos tipos de información (e,f,g y h). En cualquier caso, el punto clave es que, si bien no podemos precisar cómo esas técnicas actitudinales se incorporan de manera informal, sí podemos remarcar la enorme importancia que a ellas les dan los entrevistados. Resumidamente, encontramos tres ejes alrededor de los cuales agrupar a las técnicas actitudinales más mencionadas.
Mostrar más

24 Lee mas

Dughera, Mura, Yansen, Zukerfeld. Disciplina y Control en producción de software 1.0

Dughera, Mura, Yansen, Zukerfeld. Disciplina y Control en producción de software 1.0

En síntesis, respecto de la pautación de las tareas, el resultado es mixto. Por un lado, si bien es cierto que el manejo de los tiempos es flexible, la idea de que los trabajadores informáticos laboran en condiciones de alta creatividad no se verifica más que en algunos procesos productivos. Esto no quiere decir que se mantenga la lógica disciplinaria del trabajo industrial, pero sí que hay que evitar creer que se trata de actividades siempre novedosas. Así, en la mayoría de los casos no se presentan ni la rigidez de los tiempos disciplinarios, ni la innovación constante del control. Hay una estructura de tareas perfectamente establecidas y usuales por las cuáles el trabajador puede transitar manejando los tiempos del modo que le plazca. Este último aspecto sí nos lleva a inclinar la balanza a favor del control en detrimento de la disciplina: si se cumplen los objetivos, la forma en que se maneje el tiempo no es relevante. Como ilustración cualitativa, es interesante lo que señalan algunos de nuestros entrevistados, de distintos procesos productivos y roles:
Mostrar más

34 Lee mas

Dughera- Segura-Yansen-Zukerfeld -Sobre el aprendizaje de los trabajadores informáticos-Revista Educación y Pedagogía

Dughera- Segura-Yansen-Zukerfeld -Sobre el aprendizaje de los trabajadores informáticos-Revista Educación y Pedagogía

Finalmente, es necesario detenernos en un conjunto de técnicas informales que no hemos abordado pero que tienen una gran relevancia en los procesos productivos de software (y en las empresas del capitalismo informacional en general). Se trata de las habilidades actitudinales: aquéllas relativas al carácter, el estilo, el trato interpersonal, las facultades comunicativas, etc. Nótese que hemos hablado de ellas al tratar a la educación no formal. Efectivamente, las firmas ofrecen toda clase de capacitaciones para desarrollar esas técnicas. A su vez, es evidente que muchas de esas técnicas referidas al carácter se adquieren de manera informal, tácita e inconciente. Pero por su misma naturaleza inasible, resultan difíciles de situar en algún cuadrante dado. Sin dudas se producen en la relación entre pares dentro y fuera del trabajo (c y d), pero también se “aprenden haciendo” (a y c). En menor medida, algunas de ellas pueden cultivarse recurriendo a distintos tipos de información (e y f). En cualquier caso, el punto clave es que, si bien no podemos precisar cómo esas técnicas actitudinales se incorporan de manera informal, sí podemos remarcar la enorme importancia que a ellas les dan los entrevistados. Resumidamente, encontramos tres ejes alrededor de los cuales agrupar a las técnicas actitudinales más mencionadas.
Mostrar más

25 Lee mas

ASET-2011- Dughera, Segura, Yansen, Zukerfeld-Aprendizajes-formales-e-informales-en sw

ASET-2011- Dughera, Segura, Yansen, Zukerfeld-Aprendizajes-formales-e-informales-en sw

manipulación de información digital han contribuido, parcialmente, a trastocar la relación entre producto bruto y titulación. Más específicamente, las tecnologías digitales, la información digital (y los procesos más amplios con los que dialogan) obligan a reconsiderar ciertos supuestos asociados a las nociones usuales de educación y aprendizaje. Eso hacemos en la segunda sección. Partiendo de los límites de la educación formal para dar cuenta de las habilidades utilizadas en los procesos productivos informacionales, señalamos tres tipos de educación reconocidas por la literatura: Formal (la que ocurre en el sistema educativo público y privado), No Formal (las capacitaciones, cursos y certificaciones) e Informal (aprendizajes no institucionales en el puesto de trabajo o el tiempo extralaboral). Por supuesto, los procesos productivos de software son el caso paradigmático de las tendencias mencionadas. A ellos dedicamos el grueso del artículo. En la tercera sección relevamos cómo esa relación entre producción de software y educación ha sido tratada en la literatura previa. Luego nos focalizamos en los resultados de nuestro trabajo de campo cualitativo ii . Recurriendo a los conceptos planteados previamente, se organiza en torno a tres tipos de preguntas. En la cuarta sección intentamos responder a interrogantes como: ¿Cuál es la relación entre los productores informáticos y el mundo académico? ¿Cuántos obtienen titulaciones de grado y posgrado? ¿Qué tanto les son requeridas esas titulaciones en las firmas en las que se desempeñan? ¿Qué tanto valoran los informáticos, más allá de las credenciales, los aprendizajes que reciben en las universidades? La sección quinta está signada por el mundo de las certificaciones y los cursos: ¿Qué importancia tienen estos aprendizajes breves y no académicos pero relativamente formales? ¿Qué peso relativo tienen desde la perspectiva de las firmas? ¿Qué aporte hacen a la adquisición de técnicas por parte de los trabajadores? En la sexta sección nos ocupamos de los distintos aprendizajes informales. Entre otras preguntas, intentamos responder a las siguientes: ¿Qué tipos de aprendizajes en el tiempo de ocio son los que suelen edificar las técnicas de los productores de software? ¿Qué rol juega el aprendizaje a través de Internet? ¿Cuál es la relevancia del aprendizaje en el puesto de trabajo?¿Qué técnicas actitudinales resultan relevantes? Finalmente, presentamos nuestras conclusiones.
Mostrar más

25 Lee mas

Dughera, _Segura, Yansen, Zukerfeld-¿Cómo aprenden los productores de software?

Dughera, _Segura, Yansen, Zukerfeld-¿Cómo aprenden los productores de software?

las limitaciones de la educación formal. Nuestras conclusiones sobre las certificaciones, tentativas, son las siguientes: i) Parecen ser objetos estrictamente vinculados a las empresas grandes o multinacionales. ii) Pese a que los entrevistados que las tomaron estando fuera de los procesos productivos en los que se querían insertar, las concebían jerarquizando su aval, no está claro que la credencial resulte para el ingreso a las firmas. Por el contrario, en algunos casos quizás sean las técnicas que proveen esos costosos cursos las que ayudan a franquear la entrada a las empresas. iii) Sin embargo, una vez dentro de tales empresas, las certificaciones parecen resultar útiles desde las firmas no sólo para transmitir saberes sino para el balizado de sus trabajadores. Por su parte, las capacitaciones y cursos son mucho más frecuentes que las certificaciones. Ambos, pero sobre todo las primeras, predominan en las unidades productivas de mayor tamaño. En algunos casos, se plantean problemas de apropiabilidad respecto de la inversión que las unidades productivas realizan en las distintas modalidades de educación no formal. Parece conducente estudiar estos problemas relativos a los conocimientos portados por las subjetividades de los trabajadores juntos con las dificultades relativas a la apropiabilidad de conocimientos en otros soportes (como información digital, tecnologías, etc.), desde una perspectiva de propiedad intelectual.
Mostrar más

20 Lee mas

ASET 2011- Yansen-mura-zukerfeld- Genero, tecnología y software

ASET 2011- Yansen-mura-zukerfeld- Genero, tecnología y software

proporciones de mujeres en los procesos productivos de software y en las aulas donde se enseña informática son dos fenómenos relacionados, pero que cuentan con dinámicas parcialmente autónomas. Por otro lado, la renuencia de las mujeres a inscribirse, persistir y graduarse en las carreras universitarias de este rubro tiene causas que exceden a la educación informática misma. En efecto, al menos los tres factores que hemos considerado en las secciones precedentes ya han tallado la subjetividad femenina mucho antes de que las mujeres analicen los beneficios y perjuicios que supondría realizar una carrera académica en informática. Así, la discusión respecto de la mala relación de la educación superior con el género femenino debe distinguir entre estos dos órdenes de cosas: i) los factores previos que precondicionan la inserción y ii) los factores que surgen del mismo diseño, contenidos y dinámica de las carreras mismas. De hecho, las citas precedentes apuntan a los primeros factores y no tanto a los segundos. Esto es, no se señalan demasiados elementos internos a las carreras que resulten excluyentes en términos de género.
Mostrar más

26 Lee mas

MZ-Procesos Productivos de Software-0.2

MZ-Procesos Productivos de Software-0.2

En los últimos años el llamado “sector del software y servicios informáticos” (SSI) ha sido nombrado reiteradamente a la hora de señalar prioridades para las políticas públicas en la Argentina. Así, por ejemplo, en el año 2004 se sancionaron las leyes 25.856 y 25.922, dando status industrial a la actividad, generando beneficios impositivos y crediticios y creando un fondo para financiar I+D en el rubro (Fonsoft). Sin embargo, las indagaciones respecto de las principales variables económicas relativas al sector no resultan aún satisfactorias. Por caso, las estimaciones respecto de la cantidad de unidades productivas y trabajadores incluidos en ellas no son coincidentes ni claras. En parte, ello obedece a que los altos niveles de descentralización y tercerización, la enorme heterogeneidad (incluyendo modalidades ajenas a los mecanismos mercantiles) y la considerable informalidad de los procesos productivos de software han conspirado en contra de su tipologización sistemática y exhaustiva. Más aún, en la literatura específica la producción de software en grandes empresas (que es la única que se ha medido de manera consistente) se asume como equivalente a la totalidad del universo de la producción de software, que es, a todas luces, mucho más amplio.
Mostrar más

17 Lee mas

ASET2011-Dughera,Mura, Yansen, Zukerfeld-Disciplina y_control_en_produccion_de_software

ASET2011-Dughera,Mura, Yansen, Zukerfeld-Disciplina y_control_en_produccion_de_software

mecanismos homogeneizadores de la disciplina se manifiestan a través de la surveillance del aspecto del individuo. Ciertos arreglos del pelo, ciertos modos de caminar o pararse, en fin, ciertos modos de vivir expresados corporalmente se incentivan, mientras otros se prohíben. Sin embargo, el objeto privilegiado por la disciplina de la sociedad industrial a la hora de normalizar y jerarquizar los cuerpos es el uniforme. Las ropas de fajina militares, los vestidos policiales, los delantales de los estudiantes y los médicos, el overol del trabajador manual, el traje a rayas del preso y muchos otros estereotipos transforman el caos de lo múltiple en un conjunto de grupos fácilmente asociables a un status y un rol. Actuando como un código de barras que identifica al cuerpo con una actividad y una jerarquía, la vestimenta estandarizada ocupó un lugar decisivo en la organización de las grandes urbes capitalistas, neutralizando la amenaza del otro anónimo e inasimilable. Aún hacia fines del siglo XX esta clasificación social operacionalizada en vestimentas se expresaba en la idea de que los trabajadores de ¨cuello blanco¨ estaban desplazando a los trabajadores de ¨cuello azul¨. Esto es, las camisas reemplazaban a los overoles. Y aunque las vestimentas del ejecutivo, el cadete o el administrativo puedan variar entre un empleado y su compañero, no ha de perderse de vista la uniformización brutal que se produce en los empleos no manuales mediante el traje, la camisa y la corbata. Estas ropas son la última estocada, incisiva y disimulada, de la estética disciplinaria laboral. (Morayta Pirillo y Zukerfeld, 2008:22)
Mostrar más

25 Lee mas

GY. AEDA-pp-software-1.2

GY. AEDA-pp-software-1.2

Optamos por lidiar con la enorme heterogeneidad de esta categoría descomponiéndola del siguiente modo: primero dividimos entre los procesos productivos que son autónomos y los que son heterónomos. En los Autónomos, las decisiones respecto de qué y cómo producir se toman en la unidad productiva misma. Los separamos en función de la cantidad de empleados (y ayudándonos en algún caso con el nivel de facturación). Hay que señalar, siguiendo al OEDE y otras instituciones, que los cortes entre distintos tamaños varían en cada actividad, y que en los procesos productivos de software empresas que parecerían minúsculas en otras ramas pueden ser medianas o grandes. Así, consideramos usualmente como Microempresas a las que ven involucrados en sus procesos productivos hasta cuatro miembros. Pequeñas y medianas empresas serán aquellas que tienen, y aquí nos separamos del criterio del OEDE, menos de 40 empleados. En nuestro trabajo concreto, la distinción entre pequeñas y medianas no resultó significativa. Consideramos Grandes a aquéllas unidades productivas que cuentan con una cantidad mayor de empleados. Naturalmente, es difícil establecer la barrera divisoria entre empresas medianas y grandes de manera abstracta. Pero, otra vez, es relativamente simple hacerlo respecto de los casos concretos que encontramos en el campo, y en nuestra investigación las empresas que rondaban las cuatro decenas de miembros se nos presentaron como radicalmente distintas de las que contaban con una quincena. Puede objetarse que esta división no contempla a las empresas radicalmente mayores, y mezcla bajo la denominación de grandes a una modesta empresa local con un pulpo internacional que puede contar con miles de empleados. La respuesta a esta objeción, en nuestra opinión, viene dada por la otra categoría utilizada: la de los procesos productivos Heterónomos. En ellos las decisiones respecto de qué y cómo producir están supeditadas a otras unidades productivas. El caso más evidente es cuando esa decisión recae en una casa matriz. Allí estamos frente a una Filial de Multinacional. Una segunda posibilidad es que las decisiones se tomen de manera razonablemente horizontal entre un conjunto de unidades productivas que han establecido, en condiciones de relativa igualdad, vínculos para elaborar determinado producto. A esa modalidad la denominamos Producción en red. Una última posibilidad es que, de manera regular, la unidad productiva en cuestión tenga un demandante y decisor externo pero casi exclusivo de su producción. A esta situación de tercerización permanente le llamamos Producción Escalonada. Este esquema es, ciertamente,
Mostrar más

23 Lee mas

“LOS INSTRUMENTOS PARA LA TUTELA DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES EN ESPAÑA Y EN ITALIA. LA PREVISIÓN Y LA AUSENCIA DEL AMPARO CONSTITUCIONAL

“LOS INSTRUMENTOS PARA LA TUTELA DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES EN ESPAÑA Y EN ITALIA. LA PREVISIÓN Y LA AUSENCIA DEL AMPARO CONSTITUCIONAL

esta institución, a principios del siglo XX, había sido determinada por la influencia del sistema austriaco de justicia constitucional (con su Beschwerde) y como [r]

54 Lee mas

“PLAN DE MEJORA DE LA PRODUCTIVIDAD A TRAVÉS DEL SOFTWARE ARENA – CASO FABRICA DE CHOCOLATE ORGANICO”

“PLAN DE MEJORA DE LA PRODUCTIVIDAD A TRAVÉS DEL SOFTWARE ARENA – CASO FABRICA DE CHOCOLATE ORGANICO”

SIMULACIÓN POR ORDENADOR (OSCAR, 2006).- La simulación por ordenador se refiere a unos métodos para estudiar los modelos de los sistemas reales mediante una evaluación numérica usando un software designado para imitar las características y operaciones del sistema. Desde un punto de vista práctico la simulación es el proceso de diseñar y crear un modelo computarizado de un sistema real propuesto para llevar a cabo experimentos numéricos, que nos proporcionarán un mejor entendimiento del comportamiento del sistema para unas condiciones dadas. Aunque se puede utilizar para estudiar sistemas simples, el verdadero poder de esta técnica se aplica en el estudio de los sistemas complejos.
Mostrar más

113 Lee mas

Estudio del proceso de control de asistencia y gestión de calificaciones de los estudiantes de la Escuela de Conducción del Sindicato de Choferes Profesionales del cantón puerto López periodo 2011..

Estudio del proceso de control de asistencia y gestión de calificaciones de los estudiantes de la Escuela de Conducción del Sindicato de Choferes Profesionales del cantón puerto López periodo 2011..

Involucra fuertemente al usuario o cliente del sistema, por tanto tiene matices muy subjetivos y es difícil de modelar con certeza o aplicar una técnica que sea «la más cercana a la adecuada» (de hecho no existe «la estrictamente adecuada»). Si bien se han ideado varias metodologías, incluso software de apoyo, para captura, elicitación y registro de requisitos, no existe una forma infalible o absolutamente confiable, y deben aplicarse conjuntamente buenos criterios y mucho sentido común por parte del o los analistas encargados de la tarea; es fundamental también lograr una fluida y adecuada comunicación y comprensión con el usuario final o cliente del sistema.
Mostrar más

76 Lee mas

Efecto de una estrategia de mejora de la calidad asistencial basada en la medición sistemática de indicadores en tres procesos clínicos de alta prevalencia en urgencias y comunicación de los resultados a los profesionales

Efecto de una estrategia de mejora de la calidad asistencial basada en la medición sistemática de indicadores en tres procesos clínicos de alta prevalencia en urgencias y comunicación de los resultados a los profesionales

Método: En el año 2005 se inició una política de medición sistemática de distintos as- pectos de la atención médica en diferentes patologías prevalentes en urgencias de acuerdo a protocolos consensuados y se definieron indicadores para su cuantificación. Cuando se observaban desviaciones destacables de los estándares, se pusieron en mar- cha sesiones informativas, revisión de casos y acciones formativas continuadas basadas en sesiones clínicas. Se analizan los resultados del periodo 2006-2012. Se cuantificaron mensualmente de forma retrospectiva los siguientes indicadores: A) agudización asmá- tica: registro de la frecuencia respiratoria, realización del peak-flow, radiografía de tórax y gasometría arterial, e indicación de ingreso; B) cólico nefrítico: medición del grado de dolor mediante una escala de categoría numérica (ECN), realización de radiología de abdomen y de ecografía, interconsulta al servicio de urología, ingreso en observa- ción de urgencias o en hospitalización y reatenciones en urgencias en menos de 72 ho- ras; y C) empleo de opiáceos mayores en los procesos habituales.
Mostrar más

9 Lee mas

LA INDEFENSIÓN DE LOS OPOSITORES Y LA IMPUNIDAD DE LOS ÓRGANOS DE SELECCIÓN EN LAS PRUEBAS O EJERCICIOS ORALES DE ACCESO AL EMPLEO PÚBLICO: HACIA UN CAMBIO NECESARIO E IMPRESCINDIBLE

LA INDEFENSIÓN DE LOS OPOSITORES Y LA IMPUNIDAD DE LOS ÓRGANOS DE SELECCIÓN EN LAS PRUEBAS O EJERCICIOS ORALES DE ACCESO AL EMPLEO PÚBLICO: HACIA UN CAMBIO NECESARIO E IMPRESCINDIBLE

Por otra parte, y como veremos, resulta ciertamente sorprendente que en ámbito del desarrollo de los procesos selectivos la jurisprudencia haya evolucionado y avanzado notablemente en el ejercicio de un control judicial real y efectivo de las pruebas de acceso al empleo público, y que sin embargo no se haya cuestionado de forma profunda uno de los aspectos que, sin duda, ha quedado sistemáticamente al margen de cualquier control o verificación judicial por parte los órganos jurisdiccionales constituyendo un auténtico “ ángulo muerto” o “punto ciego” que puede generar una indefensión material, real y efectiva para los aspirantes en este tipo de procesos selectivos, y que potencialmente es susceptible de permitir y no enmendar conductas arbitrarias o que vulneren los principios de igualdad, mérito y capacidad por parte de los órganos de selección.
Mostrar más

14 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects