PDF superior Caracterización físico mecánica de la madera de Fagus sylvatica L y Quercus robur L

Caracterización físico mecánica de la madera de Fagus sylvatica L  y Quercus robur L

Caracterización físico mecánica de la madera de Fagus sylvatica L y Quercus robur L

Fagus sylvatica L. es el denominado haya común. Es un árbol con un porte robusto y gran tallo, que alcanza los 35 ó 40 m, con un tronco recto que lo hace muy valioso, y una copa ovalada en su tercio superior. Si el árbol crece aislado cambia radicalmente, se abre muy pronto, siendo algo irregular, ramificándose desde abajo y variando mucho la copa. Si a esto le añadimos la disposición horizontal de las hojas, para captar la mayor cantidad de luz, tendremos unos bosques con un aspecto un tanto sombrío, no permitiendo crecer en el suelo a apenas ninguna otra planta. Frecuentemente, sin embargo, crece en bosques mixtos con el abeto y otras especies del bosque caducifolio.
Mostrar más

146 Lee mas

Caracterización físico-mecánica de la madera de Fagus sylvatica L. y Quercus robur L.

Caracterización físico-mecánica de la madera de Fagus sylvatica L. y Quercus robur L.

CARACTERIZACION FISICO-MECANICA DE LA MADERA DE FAGUS SYLVATICA L. Y QUERCUS ROBUR L. ANTECEDENTES Simbología El entorno donde se desarrolla el haya es muy singular, le gusta vivir en bosques húmedos, donde, por su transpiración, forma una neblina. Sus largas ramas se extienden horizontalmente y constituyen estancias de gran oscuridad debido a su denso follaje, así conservan este ambiente húmedo, incluso en la seca estación estival. Por estas imágenes oníricas que forman los hayedos, siempre han estado relacionados con historias fantásticas. Se cuenta que son los lugares predilectos de las hadas y de otras criaturas extraordinarias de los bosques, pues en estas frondosidades pueden vivir y ocultarse de las miradas de los escépticos.
Mostrar más

146 Lee mas

Efectos de la historia del dosel y el clima sobre los patrones de crecimiento radial de Fagus sylvatica L. y Quercus robur L.

Efectos de la historia del dosel y el clima sobre los patrones de crecimiento radial de Fagus sylvatica L. y Quercus robur L.

referencia individual, y se registraron su diámetro a la altura del pecho (dap, medido a 1,30 m sobre el sue- lo) y su altura total, la cual fue estimada con un hip- sómetro. De todos los árboles marcados se extrajeron testigos de madera mediante una barrena Pressler de 40 cm de longitud. Usualmente se extrajo un único tes- tigo por árbol, pero en algunos de ellos se tomaron dos testigos para obtener al menos uno apropiado para los objetivos de la investigación. Los testigos se secaron al aire durante varios días y posteriormente se enco- laron en soportes de madera, se pulieron con lijas de grano cada vez más fino, y se dataron siguiendo los protocolos establecidos (Stokes y Smiley, 1968). Las series de anchuras de los anillos de cada testigo se mi- dieron bajo lupa binocular con una precisión de 0,01 mm. La medición se realizó con una plataforma Vel- mex UniSlide de medición de incrementos conectada a un ordenador, el cual registró automáticamente las anchuras de los anillos de crecimiento.
Mostrar más

13 Lee mas

Efectos de la historia del dosel y el clima sobre los patrones de crecimiento radial de Fagus sylvatica L. y Quercus robur L.

Efectos de la historia del dosel y el clima sobre los patrones de crecimiento radial de Fagus sylvatica L. y Quercus robur L.

El haya (Fagus sylvatica L.) y el roble peduncula- do (Quercus robur L.) son especies apropiadas para la realización de investigaciones dendrocronológicas. Ambas especies se encuentran bien representadas en el norte de la Península Ibérica. Los restos arqueoló- gicos de madera de roble se han usado para datar edi- f icaciones históricas (Barefoot et al., 1978; Guibal, 1987; Morgan et al., 1987; Hillam, 1992; Rozas y Ca- bo, 2002), y los de haya solamente en ocasiones par- ticulares (Bourquin-Mignot, 1994). A partir de ma- dera subfósil de roble preservada en turberas y graveras de ríos, se han elaborado cronologías de gran longitud, adecuadas para la calibración radiocarbóni- ca (Pilcher et al., 1977, 1984; Becker, 1993; Krapiec, 1996). La respuesta del crecimiento del roble a las avenidas fluviales fue estudiada en una sola ocasión (Astrade y Bégin, 1997), mientras que la respuesta climática del roble y el haya ha sido ampliamente es- tudiada en Europa (Hughes et al., 1978; Gray et al., 1981; Pilcher y Gray, 1982; Bednarz y Ptak, 1990; Biondi, 1993; Tessier et al., 1994; Dittmar et al., 2003). Sin embargo, los estudios sobre la dendroeco- logía y dendroclimatología de ambas especies de ár- boles en la Península Ibérica son muy escasos (Gu- tiérrez, 1988; Rozas, 2001).
Mostrar más

13 Lee mas

Influencia de la orientación en la respuesta bioclimática de Quercus robur L.: un ejemplo del empleo de años característicos como indicadores ecológicos

Influencia de la orientación en la respuesta bioclimática de Quercus robur L.: un ejemplo del empleo de años característicos como indicadores ecológicos

El estudio del conjunto de años característicos en ambas laderas muestra que, si bien existe un cierto número de años comunes a ambas, 10 cual cabría esperar para un[r]

10 Lee mas

CRIOCONSERVACIÓN DE EJES EMBRIONARIOS Y ÁPICES CAULINARES DE CASTAÑO (Castanea sativa Mill.) Y ROBLE (Quercus robur L.)

CRIOCONSERVACIÓN DE EJES EMBRIONARIOS Y ÁPICES CAULINARES DE CASTAÑO (Castanea sativa Mill.) Y ROBLE (Quercus robur L.)

3. Integridad genética del material crioconservado La crioconservación es un método importante en la conservación a largo plazo de los recursos vegetales como estrategia en la conservación de los recursos ex situ (Ashmore, 1997). La crioconservación puede provocar la modificación a nivel genético, de los cultivos y plantas regeneradas, al exponer el material a un estrés físico, químico y fisiológico, en las distintas etapas a las que se somete el material antes y después de la congelación (Harding, 2004). La estabilidad genética se puede ver afectada por reacciones químicas como la formación de radicales libres y daño a nivel de la estructura del ADN, en el momento en que el material es congelado. Además el uso de crioprotectores como el DMSO (dimetilsulfóxido), sólo o en combinación con otros compuestos en una concentración mayor al 10%, puede generar un riesgo adicional de cambios a nivel genético o epigenéticos (Harding, 1999). Independientemente de los métodos utilizados para la crioconservación, es importante investigar la estabilidad genética de las plantas regeneradas después de la congelación, para asegurar que no se han producido alteraciones y que son idénticas genéticamente al material de partida (Peschke y Phillips, 1992; Karp, 1993; Phillips y col., 1994). Esto es determinante en un programa de clonación forestal, ya que se espera la producción de individuos idénticos al parental, el cual ha sido seleccionado por sus características interesantes y deseables (Ahuja, 1993).
Mostrar más

236 Lee mas

Modelización de la respuesta climática de Fagus sylvatica en el Parque Natural del Moncayo

Modelización de la respuesta climática de Fagus sylvatica en el Parque Natural del Moncayo

La Península Ibérica se está viendo afectada por un proceso de cambios en el clima que están provocando impactos en las distribuciones de especies vegetales. En este sentido se ha estudiado la especie Fagus sylvatica la cual se encuentra ampliamente distribuida en Europa teniendo en España su límite sur debido a factores climáticos limitantes. Se han analizado muestras de Fagus sylvatica de ese límite sur de la especie, localizado en el Parque Natural del Moncayo, integrando información climática e información geográfica en un SIG con el objetivo de obtener las funciones respuesta de Fagus sylvatica. Conociendo el comportamiento de la especie ante el clima actual, se puede intentar predecir cuál va a ser su respuesta ante posibles escenarios de cambio climático futuros y de este modo aplicar medidas de gestión. Finalmente se han generado cartografías analizando las funciones respuesta de Fagus sylvatica con respecto al clima y en gradiente altitudinal en el Parque Natural del Moncayo.
Mostrar más

74 Lee mas

Quercus petraea and Quercus robur : 
recent genetic research

Quercus petraea and Quercus robur : recent genetic research

A German Q. robur tree was used as female in crosses with three Q. robur and two Q. petraea trees as males to generate 144 seedlings for a QTL study of flushing date ( Gailing et al. 2005 ). Based on three recordings of bud flushing at ages 3 and 6, the within-year correlations for flushing date were 0.56 and 0.71 for ages 3 and 6, respec- tively. The between-year correlations were weaker, 0.38. Sixteen early and 16 late flushing seedlings were used to identify association between flushing and AFLP frag- ments, which resulted in association with ten fragments. Only one fragment showed significant association at both ages 3 and 6. Two other fragments were weakly but sig- nificantly associated with flushing at age 3. Two former- ly identified QTL loci in linkage groups 2 and 7 ( Scot- ti-Saintagne et al. 2004a ) revealed 12 AFLP fragments with significant correlations with flushing in the earlier study. Two of these fragments were significantly associat- ed with flushing in the five German families with a total of 144 seedlings. However, two of the markers from the ear- lier study ( Scotti-Saintagne et al. 2004a ), which showed strong association with early flushing showed weak asso- ciation with late flushing in the German material. Three marker loci were located to each of linkage group 2 and 7 while two marker loci were not linked to groups 2 or 7. Two of the markers had a strongly significant effect on bud flushing. There were strong associations between the two alleles in a marker locus, early and late, and flush- ing date at age 6, but only a weak association at age 3. Another microsatellite marker, whose early and late al- leles were significantly associated with flushing, ex- plained 6.7% of the phenotypic variance at age 3 and 22.8% at age 6. Considering all markers at linkage group 7, 10,9% of the phenotypic variance was explained at age 3 and 22.3% at age 6. It is disturbing that strong associa- tion with markers occur at one age and not at another age. The authors were aware of the problems involved in the search for QTL such as small families and absence of linkage disequilibrium. The authors also pointed out the polygenic inheritance of flushing date as one explanation for limited degree of explanation of the QTLs.
Mostrar más

104 Lee mas

EFECTO DEL PASTOREO CON CERDO CELTA SOBRE EL COMPONENTE EDÁFICO Y LA PRODUCCIÓN DE PASTO EN UN BOSQUE DE QUERCUS ROBUR L.

EFECTO DEL PASTOREO CON CERDO CELTA SOBRE EL COMPONENTE EDÁFICO Y LA PRODUCCIÓN DE PASTO EN UN BOSQUE DE QUERCUS ROBUR L.

bcc¡[ J @V:@9; ?iI 8=g< E D:@A8@I ?L@9z@gDE A?L@A8 LC8I ?@ L8@ D8>< ; :@ 8>@ I :@ AE L=E >CDE F>@ A8@ I :@ :D< E PE A:A iE ?I FHE D:@fC8@E >DE A8@>8H:< E P:=8>< 8@8>@I :@< :L: A8@=E >8; :I E _:DE F>@A8@I :@=:< 8; E :@?; Hg>E D:@u@I : >E < ; E j E D:DE F>` @ u@ 9?; @ < :>< ?@ 8>@ I :@ AE L=E >CDE F>@ A8@ I : AE L9?>E iE I E A:A@ A8@ >E < ; FH8>?J @ ‹A8=gL` @ :@ 9z@ gDE U A?L@ L8@ 8I 8P:@ 8I @ 9?; D8>< :a 8@ A8@ L:< C; :DE F>@ A8@ :I CU =E >E ?` @I ?@fC8@AE L=E >Cu8@I :@AE L9?>E iE I E A:A@A8 ?< ; ?@ 8I 8=8>< ?@ 9; E >DE 9:I @ 9:; :@ I :L@ 9I :>< :L@ D?=?@ 8L 8I @ j FLj ?; ?@ u@ L8@ :L?DE :@ D?>@ 9?LE iI 8L@ 9; ?iI 8=:L@ A8 j E < ?< ?kE DE A:AJ @ B?; @ ?< ; :@ 9:; < 8` @ I ?L@ 9z@ gDE A?L@ 8a 8; U D8>@ C>:@ E >j I C8>DE :@ 9?LE < E P:@ L?i; 8@ I :@ :LE =E I :iE I E U A:A@A8@I :@=:u?; @9:; < 8@A8@=E D; ?8I 8=8>< ?L
Mostrar más

6 Lee mas

Međugodišnja varijabilnost izmjene CO2 između šume hrasta lužnjaka (Quercus robur L.) i atmosfere

Međugodišnja varijabilnost izmjene CO2 između šume hrasta lužnjaka (Quercus robur L.) i atmosfere

NPP BM je određen zbrojem neto produkcije ukupne drvne biomase (NPP WBt ) te neto produkcije lišća (NPP L ) i plodova (NPP FR ). Produkcija debla je izračunata iz mjerenja prirasta na dendrometrima. Nakon što je iz mjerenja određen promjer na prsnoj razini za svaki termin mjerenja, Schumacher Hall- ovom jednadžbom [Schumacher i Hall 1933] izračunat je volumen debla i grana do 3 cm promjera. Pretpostavljeno je da volumen sitnih grančica iznosi 5% volumena debla [Balboa-Murias i sur. 2006] te je dodan volumenu debla. Volumen korijenja izračunat je množenjem volumena debla i sitnih grančica s omjerom podzemnog i nadzemnog dijela stabla (engl. root-to-shoot ratio) koji je iznosio 0.257. Omjer podzemno/nadzemno izračunat je kao srednja vrijednost omjera za sastojine s hrastom lužnjakom objavljenih u Cairns i sur. [1997]. Volumen korijena dodan je volumenu debla i sitnih grančica, te je taj ukupni volumen pretvoren u biomasu korištenjem specifičnih drvnih gustoća za svaku vrstu drveća posebno [Šumarska enciklopedija 1959]. Biomasa je zatim preračunata u masu ugljika množenjem s faktorom 0.5 [IPCC 2003, IPCC 2006]. Ukupni NPP WBt izračunat je kao srednja vrijednost od svih NPP WBt na 24 plohe. Prikupljeni šumski otpad iz košara razvrstan je na lišće, grančice i plodove. Uzorci su osušeni i izvagani te je masa suhe biomase pomnožena s faktorom 0.5 kako bi se odredio NPP lista i ploda. Na kraju su NPP L i NPP FR zbrojeni te dodani NPP WBt -u kako bi se odredio NPP BM . Unutar-sezonska dinamika NPP BM -a aproks imirana je logističkom funkcijom (jedn. 3.70).
Mostrar más

119 Lee mas

Estudio de la estructura del bosque de Fagus sylvatica en el Macizo del Moncayo

Estudio de la estructura del bosque de Fagus sylvatica en el Macizo del Moncayo

This paper analyzes the structure of the forest formation of Fagus sylvatica located on the northwest slope of the massif of the Moncayo and its relationship with physical variables such as altitude, slope or orientation. In it, we find out the relationship between these variables and the parameters obtained by means of a recent design methodology, based on vegetation transects, supplemented with information obtained through remote sensing and analyzed with automatic mapping tools. The results of the work have been statistically processed and allowed to develop predictive models on four aspects of the structure of the forest, taking into account only the woody plant species. The final information obtained provides approximate results to plan into the future in a more efficient way the management of this forest mass.
Mostrar más

100 Lee mas

Caracterización de poblaciones marginales españolas de Quercus suber L.

Caracterización de poblaciones marginales españolas de Quercus suber L.

suber respec- to al regenerado de otras especies (B), mues- tra la tendencia en todas las poblaciones a la pérdida de dominancia del alcornoque, muy acusado en el caso de Car[r]

10 Lee mas

Fenología de Quercus ilex L. y Quercus suber L. en una dehesa del Centro Peninsular

Fenología de Quercus ilex L. y Quercus suber L. en una dehesa del Centro Peninsular

Quercus suber pertenece al subgénero Cerris y define la sección Suber , que se caracteriza por sus hojas persistentes o subpersistentes, aovadas, enteras o dentadas, a veces con dientes mucronados y sus bellotas de maduración normalmente anual. El alcornoque es un árbol inerme, robusto y fuerte; de mediana talla, mide hasta 20 m por lo común. Posee un sistema radical vigoroso y profundo que se desarrolla en todas direcciones; el sistema secundario es parecido al de la encina. En estado natural y acompañado de más ejemplares, su tronco es derecho y esbelto; sin embargo, cuando la copa se abre por el tratamiento o cuando se encuentra aislado, el tronco es corto y grueso. Su corteza al principio es lisa, pardo-oscura; pero pronto comienzan a surgir prominencias lineales que se abren y se agrietan, apareciendo la cubierta de corcho asalmonado; a este primer corcho se le denomina bornizo. Bajo el corcho aparece la casca, de color amarillo claro, que luego pasa a canela y, más tarde, después del primer descorche, a negro rojizo. Con posterioridad se forma el corcho segundero, su capa externa es oscura y se denomina raspa; posteriores descorches dan lugar a la formación de segundero semejante (Ruiz de la Torre, 2006).
Mostrar más

100 Lee mas

Gestion versus no gestion. Estructura de bosque de hayas (Fagus sylvatica L.) al cabo de 50 años de crecimiento, Bohemia Central

Gestion versus no gestion. Estructura de bosque de hayas (Fagus sylvatica L.) al cabo de 50 años de crecimiento, Bohemia Central

In this f ield, the forest structure described from small unmanaged stands (with no management inter- vention for the last 50 years) and adjacent forest stands with intensive forest management may prove an inte- resting source of knowledge. The aim of the current study is to investigate the influence of management in- terventions, respectively the absence of forest mana- los estratos medio y bajo, y por transición de la distribución diamétrica normal hacia la distribución en forma de J in- vertida. El volumen total de madera muerta en una de las parcelas no manejadas alcanzó 48.10 m 3 · ha –1 , que equivalen al 9,5% del volumen total de la madera viva. A partir de esta investigación se discute el uso de los diferentes métodos de evaluación estructural y espacial como indicadores del desarrollo espontáneo del bosque.
Mostrar más

17 Lee mas

FENOLOGÍA DEL CAMBIUM Y DE LA FORMACIÓN DE LA MADERA DEL ALCORNOQUE (QUERCUS SUBER L.) EN EL SUR DE ESPAÑA

FENOLOGÍA DEL CAMBIUM Y DE LA FORMACIÓN DE LA MADERA DEL ALCORNOQUE (QUERCUS SUBER L.) EN EL SUR DE ESPAÑA

4:<:J4A8 7 6A<9J4A8 7 6A<d6A8 6<œ<E h :46AK <X4<657 4@? 6 ? CJ6E 94:8 4< 4E < j? E 496< 4:< D 6A4< =4< 4E ;:C6@? `:< ;< 4: D ;7 96@? `:<] Ã4_ <] Z? CJ7 6<T@F =_ <kJ4<5;A44<¼:? @6M 94:8 4< 567 4=< 57 ? 967 ? 6< i< A4< 8 ? ^4< @;:< E 6< @;E ;7 6@? `: 4:< 6bJE K < YE < j? E 496< 4:< 57 ;@4A;< =4< E ? C:? D ? @6@? `:< =4 E 6<567 4=<@4E JE 67 <] Ã5_ <57 4A4:8 6<E 6<567 4=<@4E JE 67 A4@J:=67 ? 6< =4< @;E ;7 < 6bJE < ] Z? CJ7 6< T=_ K < Y:< 4A8 6< D 6A4 4A< =4< C7 6:< 6iJ=6< 8 7 6Q6g 67 < @;:< E Jb< 5;E 67 ? b6=6< i6 kJ4< A4< H? AJ6E ? b6< @;:< J:< E ? C47 ;< Q7 ? E E ;< 6bJE 6=;< kJ4 E ;< =? D 47 4:@? 6< =4< E 6< D 6A4< =4< 4E ;:C6@? `:< 4:< E 6< kJ4 :;< A4< 657 4@? 6< :? :C¼:< Q7 ? E E ;K < L;7 < ¼E 8 ? 9;< A4< 5J4=4 =? A8 ? :CJ? 7 <4E <j? E 496<96=J7 ;<;<E ? C:? D ? @6=;<] Ã9_ kJ4< A4< 8 ? ^4< =4< 7 ;g ;< i< kJ4< 57 4A4:8 6< J:< Q7 ? E E ;< ? :8 4:M A;< 7 ;AP@4;< @J6:=;< A4< H? AJ6E ? b6< @;:< E Jb< 5;E 67 ? b6M =6K < L67 6< =? D 47 4:@? 67 < Q? 4:< E 6A< D 6A4A< =4E < j? E 496< 4A 9Ji< ¼8 ? E < E 6< H? AJ6E ? b6@? `:< @;:< E Jb< 5;E 67 ? b6=6K <
Mostrar más

7 Lee mas

Caracterización físico-mecánica de la madera de Eucalyptus camaldulensis para uso estructural proveniente de Restinga, Brasil

Caracterización físico-mecánica de la madera de Eucalyptus camaldulensis para uso estructural proveniente de Restinga, Brasil

River Red Gum (Wallis 1970; Boland et al. 2006; IICA 2007) o eucalipto rojo (FAO/UN 2011) se refieren a los nombres comerciales, res pectivamente en inglés y español, del Eu­ calyptus camaldulensis Dehnh. var. camaldu­ lensis, el cual se sitúa entre las diez especies más importantes de la industria australiana de la madera (FAO/UN 1981). Las principales áreas de aparición del Eucalyptus camaldulen­ sis son entre las latitudes de 15,5° a 38° S, en altitudes variando de 30 a 600 metros, predom- inantemente en las márgenes de los ríos (Fe- rreira 1979). De copa grande y tronco grueso, el eucalipto rojo es un árbol de tamaño entre medio y alto, que supera los 20 metros de al- tura y diámetro entre 1 y 2 metros (Boland et al. 2006). Es una de las especies más adecua- das para zonas críticas de reforestación, en los cuales, problemas ligados al suelo y a deficien- cias hídricas sean factores limitantes para otras especies (Ferreira 1979).
Mostrar más

11 Lee mas

Injerto en serie "acelerado" de Quercus robur adulto

Injerto en serie "acelerado" de Quercus robur adulto

Enraizamiento in vitro: El porcentaje de enraizamiento del material control e injertado (Figura 4) es en general bajo (0-43%), frecuente en Quercus robur adulto (S ÁNCHEZ et al., 1996). Se detectan raíces desde los 14 días, alcanzándo- se el máximo enraizamiento sobre los 28 días. No se percibe un efecto positivo del injerto sobre el enraizamiento, ahora bien, el efecto del subculti- vo continuo podría enmascarar el del injerto, pues el subcultivo continuo mejora en algunos casos el enraizamiento (F AVRE & J UNCKER , 1987). Para discernir el efecto del injerto, las pruebas compa- rativas deben realizarse entre materiales subculti- vados el mismo número de veces.
Mostrar más

6 Lee mas

Intoxicación experimental por roble (Quercus robur) en bovinos

Intoxicación experimental por roble (Quercus robur) en bovinos

La reproducción experimental se realizó en 2 bovinos para confirmar el diagnostico de intoxicación por Quercus robur en el Uruguay.. 6.2.1) Experimento 1[r]

37 Lee mas

Caracterización físico-mecánica de la madera de roble albar, roble cerrioide y roble andaluz de Cataluña

Caracterización físico-mecánica de la madera de roble albar, roble cerrioide y roble andaluz de Cataluña

En cuanto a la densidad, las tres muestras presentan diferencias significativas entre ellas, siendo el roble andaluz el más ligero y el roble albar el más pesado. Para la contracción y el coeficiente de contracción volumétrica, la comparación de medias de Tukey indica que las diferencias aparecen debido a los altos valores que presenta el roble albar respecto los otros dos robles. Por otro lado, el lote de madera de roble cerrioide ha resultado ser significativamente más higroscópico que el de roble albar y el del roble andaluz. En la dureza, en cambio, el roble andaluz ha resultado ser más blando, y no se han hallado diferencias significativas entre las otras dos especies. Finalmente, Quercus petraea y Quercus
Mostrar más

11 Lee mas

Mortaliteta in osutost krošenj doba (Quercus robur L.) na trajnih ploskvah - 20-letni pregled

Mortaliteta in osutost krošenj doba (Quercus robur L.) na trajnih ploskvah - 20-letni pregled

Pedunculate oak (Quercus robur L.), one of the im- portant and key tree species of European forests, is naturally widely distributed in the different climatic areas. It covers the widest area of all European oaks (Trinajstić 1996); in humid Atlantic region it coincides well with sessile oak (Q. petraea (Matt.) Liebl.), while in Scandinavian and the East-European region it reach- es even further (Krahl-Urban 1959, Leibundgut 1991). In the areas located east and south-east of the Alps and where under the influence of the Mediterranean and

10 Lee mas

Show all 10000 documents...