Top PDF El complejo de Edipo en Sigmund Freud y en Melanie Klein

El complejo de Edipo en Sigmund Freud y en Melanie Klein

El complejo de Edipo en Sigmund Freud y en Melanie Klein

Ahora bien, al hacer una primera lectura de dicho texto notamos que la situación no es tan simple como inicialmente se hacía ver, no obstante, el hecho de contar con un texto compilatorio de la comprensión kleiniana del proceso edípico, es cierto que existe una complejidad y grandeza en esta teoría que nos plantea un reto investigativo mayor. En realidad, basta una simple lectura rápida para quedar apabullados frente a la grandeza de las concepciones kleinianas, siendo tal el grado de elaboración presente en sus escritos que sus argumentos alcanzan el mismo grado de depuración y profundidad que el de cualquier psicoanalista de la época. Así las cosas, una comprensión acabada del complejo edípico kleiniano requiere mucho más que la lectura del texto antedicho, exige además la revisión de una serie de ideas pertenecientes a múltiples núcleos conceptuales y que han sido expresados con fines argumentativos diferentes, pero que de igual manera son imprescindibles para comprender la lógica de la teoría kleiniana. Con base en esto, habrá momentos en los que será necesario traspasar los linderos de la lectura propuesta, pues en los planteamientos kleinianos el complejo de Edipo se asocia con una gran cantidad de procesos y estratos de la vida psíquica, que requieren al mismo tiempo ser identificados y comprendidos de manera independiente. Lo anterior queda ejemplificado con el asunto de la organización psíquica, pues en base a éstas se define la naturaleza de la agresión y la angustia, punto clave para el entendimiento de la conflictiva edípica y del cual Melanie Klein se ocupa en escritos diferentes al que hemos elegido como fuente de estudio.
Show more

170 Read more

Sigmund Freud

Sigmund Freud

Al mismo tiempo, otro aporte teórico creciente abría nuevo espacio para el estudio de la personalidad: el conocimiento de los procesos de identificación y de la función que ellos tienen en la constitución de la personalidad se amplió por la descripción de las distintas formas del complejo de Edipo y de sus diversos resultados, por el análisis de la melancolía (estado en el que el sujeto dirige contra sí mismo la hostilidad sentida contra un objeto erótico perdido, con el que se ha identificado inconscientemente), y por la noción de narcisismo. Todo eso preparó la llamada “segunda tópica”, en la que no se trata ya tanto de “lugares” o sistemas, sino más bien de instancias, en un sentido menos tópico que dinámico, porque se trata sobre todo de representar entidades que actúan o interactúan en el individuo. Ante todo, el ello como polo de la personalidad en el que combaten los dos tipos de pulsiones y que hace que con frecuencia experimentemos que somos “vividos” por fuerzas enigmáticas e irresistibles (Freud, 1981ñ, p. 2707), a las que, en definitiva, habría que remitirse para poder entender lo que tantas veces preocupó y ocupó a poetas, moralistas y filósofos: “deseo lo que sé que es mejor y, sin embargo, sigo lo que es peor”. Desde ese ello desconocido e inconsciente, regido sólo por el principio del placer, surge el yo como parte transformada del mismo. Si el individuo es sobre todo un ello psíquico, el contacto con la realidad distinta de él lo transforma en su superficie: a partir de las percepciones se forma esa nueva instancia que es el yo, del que Freud dice que es “ante todo, un ser corpóreo, y no sólo un ser superficial, sino incluso la proyección de una superficie”; idea ampliada en una nota que, aunque no escrita por él, le pertenece por la exactitud interpretativa y por aprobación expresa: “El yo se deriva en último término de las sensaciones corporales, principalmente de aquellas producidas en la superficie del cuerpo, por lo que puede considerarse al yo como una proyección metal de dicha superficie del
Show more

31 Read more

Reflexiones sobre el Complejo de Edipo 1

Reflexiones sobre el Complejo de Edipo 1

Melanie Klein (1923), por ejemplo, al presentar a su paciente “Félix”, un muchacho de trece años, formuló una psicodinamia del futbol, ella propone que los juegos de pelota pueden funcionar como sustitutos del onanismo, de fantasías de masturbación y de coito, los cuales son reemplazados por el futbol. Y que el juego, refuerza una protección contra estas fantasías, las reprime y las expresa de una manera consonante con el yo. Dice (1923): “Descubrí con el análisis, tanto de varones como de niñas, que era típico este significado del futbol y también de todo tipo de juegos con pelotas” (Klein, 1923, pág. 101)
Show more

10 Read more

Religiosidad: Una visión desde el psicoanálisis de Sigmund Freud

Religiosidad: Una visión desde el psicoanálisis de Sigmund Freud

Continuando, este superyó se encarga de velar por que el individuo gobierne su actuar de acuerdo a normas morales establecidas por la sociedad, cabe aclarar que esta instancia psíquica tiene relación con el fenómeno infantil referente al complejo de Edipo en el cual, el individuo en la niñez, al sentir que su padre le robaba su primer objeto de amor y erótico quiere acabarlo, pero no puede porque las fuerzas de su padre son superiores a las suyas, al tiempo el padre, le brinda una protección de lo externo. Como lo expresa Freud: “el niño carga de libido a la madre y su punto de partida el seno materno. Del padre se apodera el niño por identificación hasta que, por la identificación de los deseos sexuales orientados hacia la madre y por la percepción de que el padre es un obstáculo opuesto a la relación de tales deseos surge el complejo de Edipo.” 11
Show more

60 Read more

Sigmund Freud Psicología de las masas y análisis del yo

Sigmund Freud Psicología de las masas y análisis del yo

Simultáneamente a esta identificación con el padre o algo más tarde, comienza el niño a tomar a su madre como objeto de sus instintos libidinosos. Muestra, pues, dos órdenes de enlaces, psicológicamente diferentes. Uno, francamente sexual a la madre, y una identificación con el padre, al que considera como modelo que imitar. Estos dos enlaces coexisten durante algún tiempo sin influirse ni estorbarse entre sí. Pero a medida que la vida psíquica tiende a la unificación van aproximándose, hasta acabar por encontrarse y de esta confluencia nace el complejo de Edipo normal. El niño advierte que el padre le cierra el camino hacia la madre, y su identificación con él adquiere por este hecho, un matiz hostil, terminando por fundirse en el deseo de sustituirle también cerca de la madre. La identificación es, además, desde un principio, ambivalente, y puede concretar, tanto en una exteriorización cariñosa como en el deseo de supresión. Se comporta como una ramificación de la primera fase, la fase oral, de la organización de la libido, durante la cual el sujeto se incorporaba al objeto ansiado y estimado, comiéndoselo, y al hacerlo así, lo destruía. Sabido es que el caníbal ha permanecido en esta fase: ama a sus
Show more

40 Read more

Una aproximación al concepto de sujeto en Sigmund Freud

Una aproximación al concepto de sujeto en Sigmund Freud

En miras a desarrollar el interrogante anterior, este capítulo se dividirá en cinco bloques. En primer lugar, se definirán brevemente dos conceptos que permiten comprender y fundamentar parte de la definición de sujeto en el campo del psicoanálisis: la represión y el síntoma. En segundo lugar, se dará una explicación del lugar del lenguaje en la construcción del ser humano junto con el papel de la sexualidad en la cimentación del acontecer psíquico. En tercer lugar, se describirá la importancia de la pulsión en el sujeto freudiano. En cuarto lugar, se expondrá la concepción freudiana de conducta ambivalente, la cual esclarece el conflicto entre pulsión y prohibición fundamental para la comprensión de la psiquis del sujeto. Por último, se hará una exposición del complejo de Edipo, el cual desempeña un papel importante en el origen de la organización social y en la constitución del psiquismo individual del sujeto de lo inconsciente. Se tomará como punto de partida para llevar acabo lo anterior, el libro Tótem y tabú de Freud. Allí, Freud define particularidades del sujeto, desde la explicación de las dos prohibiciones tabú más antiguas: la prohibición del incesto y la prohibición de matar al animal totémico.
Show more

83 Read more

Klein, Melanie – El Papel De La Escuela En El Desarrollo Libidinal Del Niño (1923) [doc]

Klein, Melanie – El Papel De La Escuela En El Desarrollo Libidinal Del Niño (1923) [doc]

La vasta importancia del complejo de castración en la formación de las neurosis es bien conocida. En su trabajo Introducción del narcisismo, Freud establece la importancia que tiene el complejo de castración en la formación del carácter y se refiere a esto repetidas veces en su trabajo sobre neurosis infantil (33). Debemos referir el establecimiento de todas las inhibiciones, que afectan al estudio y todo desarrollo posterior, a la época del primer surgimiento de sexualidad infantil, el cual, con el advenimiento del complejo de Edipo, es lo que más activa el temor a la castración. Me refiero al período temprano entre tres y cuatro años de edad. Es la represión subsiguiente de los componentes activos masculinos -tanto en las niñas como en los varones- lo que provee la base principal para las inhibiciones en el aprender. La contribución que hace el componente femenino a la sublimación resulta ser siempre la receptividad y la comprensión, que constituyen una parte importante de toda actividad; la parte ejecutora e impulsora, sin embargo, que realmente constituye el carácter de cualquier actividad, se origina en la sublimación de la potencia masculina. La actitud femenina hacia el padre, conectada con la admiración y el reconocimiento del pene paterno y sus proezas, se convierte, por sublimación, en la base de la comprensión de proezas artísticas y otras más generales. Pude ver, constantemente, en los análisis de varones y niñas, la importancia que podía tener la represión de esta actitud femenina, a causa del complejo de castración, pues, como es parte esencial de toda actividad, su represión contribuirá en forma importante a la inhibición de cualquier actividad.
Show more

12 Read more

El destino irónico del psicoanálisis feminista: El caso de Melanie Klein

El destino irónico del psicoanálisis feminista: El caso de Melanie Klein

historia de la vida personal. Ésta, en cualquier caso, es la aproximación que desarrollaré en este ensayo, que se centra en las contribuciones de Melanie Klein. En la Europa Central, donde el psicoanálisis se constituyó como una disciplina especializada antes de la aparición de Klein, la vida privada permanecía como un proyecto contracultural de enclaves de vanguardia y sólo estaba comenzando a considerarse como una posibilidad masiva. Así, el análisis fue por mucho tiempo marginal a las luchas de las clases obreras, a pesar de los esfuerzos de Wilhelm Reich. Durante las décadas de 1930 y 1940 en Inglaterra, de cualquier modo, el destino del análisis se enredó con la creación del moderno Estado de bienestar socialdemócrata, comprometido con asegurar a todos las bases materiales de la vida personal. Ahí, los analistas británicos, escribiendo en el contexto del énfasis que se hacía en la ruptura —y en la conexión— con la figura materna, desarrollaron una novedosa mirada objetivo-relacional sobre el ego como éticamente responsable. Para ellos, la responsabilidad ética era menos una cuestión de respetar normas morales universales que de vincularse con los demás individuos por medio de obligaciones concretas. Expresando una nueva orientación hacia la vida personal, esta ética representaba, en efecto, una alternativa femenina al trabajo de Sigmund Freud —una ética del cuidado en lugar de una de la justicia— . En primer lugar, porque, como se verá, el ego relacional fue asociado con la vida personal más allá de la familia: el terreno de los amigos, los colegas, los vecinos. Después, en cualquier caso, cuando el análisis llegó a estar integrado de una manera más importante en la sociedad británica, se centró en asuntos más complejos, tales como el grupo y la familia nacional.
Show more

22 Read more

Bibliotecas de Psicoanálisis Obras Completas de Melanie Klein

Bibliotecas de Psicoanálisis Obras Completas de Melanie Klein

través de la labor de duelo reinstala el objeto perdido tanto como los objetos internos amados que sintió que había perdido. De este modo recupera lo que había logrado ya en la infancia. En el curso del desarrollo temprano, como sabemos, el niño instala sus padres en el yo. (Fue la comprensión del proceso de introyección en la melancolía y en el duelo normal lo que como es sabido condujo a Freud a reconocer la existencia del superyó en el desarrollo normal.) Pero en cuanto a la naturaleza del superyó y a la historia de su desarrollo individual, mis conclusiones difieren de las de Freud. Como he señalado a menudo, el proceso de introyección y proyección, desde los comienzos de la vida, conduce a la institución, dentro de nosotros mismos, de objetos amados y odiados, que son sentidos como "buenos" y "malos", que están interrelacionados los unos con los otros y con el sujeto; es decir: constituyen un mundo interno. Este conjunto de objetos internalizados se organiza, junto con la organización del yo, y en los más altos estratos de la mente llega a hacerse perceptible como superyó. En términos generales, lo que Freud vio como las voces y la influencia de los padres reales establecidos en el yo, es, de acuerdo con mis hallazgos, un mundo complejo de objetos sentido por el individuo en las más profundas capas de su inconsciente como algo concreto dentro de sí, razón por la cual yo y algunos de mis colegas usamos los términos "objetos internalizados" y "mundo interno". Este mundo interno consiste en una gran cantidad de objetos dentro del yo que corresponden en parte a multitud de aspectos variados buenos y malos en que los padres (y las otras personas) aparecen en el inconsciente del niño, a través de las varias fases de su desarrollo. Aun más, también representan todas las personas que internaliza continuamente en una gran variedad de situaciones que provienen de las múltiples y siempre cambiantes experiencias del mundo externo, tanto como de las fantaseadas. Además, todos estos objetos están en el mundo interno en una relación infinitamente compleja, tanto los unos con los otros, como con el sujeto mismo.
Show more

28 Read more

Klein, Melanie – El Desarrollo De Un Niño (1921) [doc]

Klein, Melanie – El Desarrollo De Un Niño (1921) [doc]

Por grandes que puedan ser las esperanzas asociadas con una educación general de este tipo para el individuo y la colectividad, no es de temerse un efecto de enormes alcances. Siempre que nos enfrentemos con el inconsciente del niño muy pequeño, seguramente nos encontramos también con todos sus complejos. ¿En qué medida son estos complejos filogenéticos e innatos, y en qué medida adquiridos ontogenéticamente? Según A. Stärcke, el complejo de castración tiene una raíz ontogenética en el bebé, por la desaparición periódica del pecho materno, al que considera de su pertenencia. La expulsión de las heces se considera como otra raíz del complejo de castración. En el caso de este niño, con el que nunca se utilizaron amenazas y que mostraba con franqueza y sin temor su placer en la masturbación, apareció sin embargo un complejo de castración muy marcado que por cierto se había desarrollado en parte sobre la base del complejo de Edipo. Sin embargo en cualquier caso, en este complejo y en realidad en toda formación de complejo, las raíces yacen demasiado profundamente como para que podamos penetrar hasta ellas. En el caso descrito, los fundamentos de sus inhibiciones y rasgos neuróticos me parece que estaban antes incluso de la época en que empezó a hablar. Seguramente hubiera sido posible superarlos antes y mas fácilmente de lo que se hizo, aunque no abolir completamente las actividades de los complejos en que se originaron. Seguramente no hay razón para temer un efecto de enormes alcances por el análisis temprano, un efecto que pueda hacer peligrar el desarrollo cultural del individuo y con ello la riqueza cultural de la humanidad. Por lejos que podamos ir hay siempre una barrera ante la que forzosamente debemos detenernos. Mucho de lo que es inconsciente y entretejido de complejos seguirá activo en el desarrollo del arte y la cultura. Lo que el análisis temprano puede hacer es procurar protección de graves shocks y superar inhibiciones. Esto ayudará no sólo a la salud del individuo sino también a la cultura, porque la superación de inhibiciones abrirá nuevas posibilidades de desarrollo. En el niño que observé fue notable cuánto se estimuló su interés general luego de satisfacerse parte de sus preguntas inconscientes, y cuánto decayó nuevamente su impulso a investigar porque habían surgido más preguntas inconscientes que monopolizaban todo su interés.
Show more

32 Read more

21. EL COMPLEJO DE EDIPO A LA LUZ DE LAS ANSIEDADES TEMPRANAS - Klein, Melanie – El complejo de edipo a la luz de las ansiedades tempranas (1941)

21. EL COMPLEJO DE EDIPO A LA LUZ DE LAS ANSIEDADES TEMPRANAS - Klein, Melanie – El complejo de edipo a la luz de las ansiedades tempranas (1941)

Sus deseos de apoderarse del pene del padre y de desempeñar el papel paterno con la madre eran indicaciones claras de su envidia del pene. Esto fue ilustrado en el material de juego que ya he citado: Viajaba con su osito de juguete, que representaba su pene, a casa de una "mujer buena", que les iba a ofrecer un "agasajo maravilloso". Sin embargo, su deseo de poseer un pene propio era reforzado fuertemente -como me lo demostró su análisis- por ansiedades y sentimientos de culpabilidad relacionados con la muerte de su madre querida. Estas ansiedades, que ya anteriormente habían dañado su relación con la madre, contribuyeron mucho al fracaso de su evolución edípica positiva. Tuvieron también la consecuencia de reforzar los deseos de Rita de poseer un pene, porque sentía que únicamente podía reparar el daño hecho a su madre y reponer los niños, que en su fantasía ella le había robado, poseyendo un pene propio, con el cual satisficiese a su madre y le diese niños. Las dificultades excesivas de Rita para manejar su complejo de Edipo invertido y positivo estaban, por lo tanto, arraigadas en su posición depresiva. Juntamente con la disminución de estas ansiedades, se hizo Rita más capaz de tolerar sus deseos edípicos y de alcanzar más intensamente una actitud femenina y maternal. Hacia el final de su análisis, que se interrumpió prematuramente por circunstancias externas, la relación de Rita con ambos progenitores, así como con sus hermanos, había mejorado. Su aversión hacia el padre, que hasta entonces había sido muy patente, fue sustituida por cariño hacia él; la ambivalencia hacia su madre disminuyó, desarrollándose una relación más amistosa y estable entre ambas.
Show more

38 Read more

Klein Melanie – Sobre La Identificacion

Klein Melanie – Sobre La Identificacion

Yo veo en los detalles de este episodio revivido el poderoso deseo de Fabián por el pecho materno con la consiguiente frustración y odio; su deseo de pisotear el pan con sus zapatos negros expresa sus ataques anal- sádicos, y su furioso morder en el pan su canibalismo y sus impulsos oral- sádicos. Toda la situación parece estar internalizada y todas sus emociones, con la desilusión y los ataques subsiguientes, se aplican también a la madre internalizada. Esto está demostrado por el furioso triturar de los remanentes del panecillo en su bolsillo, por la sensación de que una miga se le ha atascado como una piedra en la garganta e (inmediatamente después) que un segundo y más grande corazón latía dentro suyo encima del estómago. En este mismo episodio la frustración experimentada frente al pecho y en la relación más temprana con la madre parece estar estrechamente vinculada a la rivalidad con el padre. Esto representa una situación muy primitiva cuando el niño, privado del pecho de la madre, siente que algún otro, antes que nadie el padre, se lo ha quitado y lo está gozando -una situación de envidia y celos que me parece parte de las etapas mas tempranas del complejo de Edipo. Los apasionados celos de Fabián-Fruges frente al hombre que, según cree, posee a la panadera por la noche, se relacionan también con una situación interna, dado que siente que puede oír dentro suyo la voz del hombre hablando a la mujer. Yo sacaría en conclusión que el incidente que ha presenciado con tan fuerte emoción representa la escena primaria que ha internalizado en el pasado. Cuando, en este estado emocional, cubre sus ojos con su mano, está reviviendo -pienso- el deseo del niño pequeño de no haber nunca visto ni incorporado la escena primaria.
Show more

35 Read more

Freud, Sigmund – Disolucion del complejo de Edipo, La

Freud, Sigmund – Disolucion del complejo de Edipo, La

subsistiendo, inconsciente, en el Ello y manifestará más tarde su acción patógena. La observación analítica permite reconocer o adivinar estas relaciones entre la organización fálica, el complejo de Edipo, la amenaza de castración, la formación del super-yo y el período de latencia. Ellas justifican la afirmación de que el complejo de Edipo sucumbe a la amenaza de castración. Pero con ello no queda terminado el problema: queda aún espacio para una especulación teórica que puede destruir el resultado obtenido o arrojar nueva luz sobre él. Ahora bien: antes de emprender este camino habremos de examinar una interrogación que surgió durante la discusión que antecede y hemos dejado aparte hasta ahora. El proceso descrito se refiere, como hemos dicho expresamente, al sujeto infantil masculino. Qué trayectoria seguirá el desarrollo correspondiente en la niña? Nuestro material se hace aquí incomprensiblemente mucho más oscuro e insuficiente. También el sexo femenino desarrolla un complejo de Edipo, un super-yo y un período de latencia. Pueden serle atribuidos asimismo un complejo de castración y una
Show more

5 Read more

Sigmund Freud en su tiempo y en los inicios del siglo XXI

Sigmund Freud en su tiempo y en los inicios del siglo XXI

Siempre responsable, Freud no dejaba carta sin responder. Los destinatarios de sus misivas eran tanto grandes personalidades, entre ellas Romain Rolland (1866-1944), Thomas Mann (1875-1955) o Herbert George Wells (1866-1946), como también simples mortales. Famosa es la carta que dirige a una madre en la que le informa que la homosexualidad de su hijo en modo alguno es pecado ni motivo de vergüenza. Las cartas suyas transmiten algo de ese aire de dignidad y de grandeza que todos percibían en el trato personal con él. Como no podía ser de otra forma, también en ellas se ponían de manifiesto las aristas de su personalidad. El recurso al argumento sólido y al mismo tiempo imaginativo, así como la réplica puntual y casi siempre ajena a titubeos y concesiones en el plano doctrinario, la ironía decantada a lo largo de tantos años de atención a pacientes y enriquecida por su poderosa fuerza de observación, así como la imperturbabilidad que le era característica en materia de sus convicciones: todo esto se refleja en sus misivas.
Show more

17 Read more

18. EL DESTETE - Klein, Melanie – El Destete (1936) [doc]

18. EL DESTETE - Klein, Melanie – El Destete (1936) [doc]

Como afirmé previamente, el objeto de todas estas fantasías es el pecho materno. Parecerá curioso que el interés del bebé se limite sólo a una parte de la persona y no a toda la persona; pero debemos tener presente que en esta etapa su percepción, tanto física como mental, es muy limitada y además que sólo se preocupa del hecho fundamental de satisfacerse de inmediato, o bien de que no está siendo satisfecho, lo que Freud denominó el "principio del placer-displacer". Es de este modo como el pecho de la madre, que gratifica o priva de la gratificación, se torna en la mente del bebé en "bueno'' o "malo". Lo que denominamos pecho "bueno" se convierte en el prototipo de lo que a lo largo de la vida será beneficioso y bueno, mientras que el pecho "malo" representa todo lo malo y lo persecutorio. Esto podemos explicarlo considerando que cuando el niño dirige su odio contra el pecho frustrador o "malo" le atribuye todo su propio odio activo mediante un proceso denominado proyección
Show more

11 Read more

Melanie Klein en las publicaciones de la Revista de Psicoanálisis (1943-1955)

Melanie Klein en las publicaciones de la Revista de Psicoanálisis (1943-1955)

En los pr imeros números de la Rev ista de Ps icoaná l is is ex iste una amp l ia var iedad de re ferenc ias a la producc ión ps icoana l ít ica norteamer icana e ing les[r]

4 Read more

Sigmund Freud: más allá del principio de modernidad

Sigmund Freud: más allá del principio de modernidad

Las inversiones dialécticas realizadas por Freud en su trabajo interpretativo son varias y variadas. Tal vez sea la más representativa de éstas aquél aforismo presentado en el caso Dora y que tantas veces es repetido por los psicoanalistas: “qué hay de usted en todo esto” cuando se habla de un otro. La identificación de una dialógica (al estilo de la Mayéutica socrática) en las interpretaciones freudianas es frecuentemente acudida en el trabajo con el diván. No obstante, siempre surge la pregunta ¿cuándo interpretar? ¿cómo interpretar (intensidad y singularidad) y qué interpretar? “Los datos de la consciencia incompletos” son abordados desde dos flancos: por un lado se articulan en la razón en los rieles del lenguaje; y por el otro una suerte de intuición interpretativa trasmitida en las enseñanzas de los psicoanalistas en ese otro aforismo que dice que en análisis se trabaja “de un inconsciente a otro.” ¿Qué quiere decir esto?
Show more

16 Read more

Edipo Rey? Vigencias e implicancias. Freud, Lacan, Masotta: El complejo de Edipo ampliado

Edipo Rey? Vigencias e implicancias. Freud, Lacan, Masotta: El complejo de Edipo ampliado

La ocasión de esta contribución me lleva a repasar los contenidos del complejo de Edipo en Freud, para poder ubicar la modificación de Lacan. Creo que a pesar de que pueda sonar algo escolar su lectura llevará a introducirse en los contenidos mismos del Edipo, desde el interior de este drama y establecer una base común; este es un motivo importante de mi contribución.

5 Read more

Lacan en la Argentina: Masotta y los Cuadernos Sigmund Freud

Lacan en la Argentina: Masotta y los Cuadernos Sigmund Freud

La recepción del lacanismo que opera Oscar Masotta está presidida por una operación que pretende preservar el carácter teórico de la praxis intelectual. Este movimiento se lleva a cabo en el pasaje entre el existencialismo y el estructuralismo que el propio autor transita: el abandono del sartrismo y su modelo de intelectual “comprometido” con las cuestiones seculares es ahora reemplazado por la figura de un intelectual especialista que, sin rechazar el vínculo con la política, intenta preservar la lógica inmanente de su experticia (y que por ende rechaza la idea del intelectual “total”). A su vez, la instalación de Masotta y su grupo en el campo del psicoanálisis supone conversión de un capital adquirido en un campo (el de la filosofía y la crítica literaria) a otro (el del psicoanálisis). El éxito que corona a las estrategias utilizadas a tal efecto (primordialmente el privilegio de la teoría sobre la clínica y en segundo lugar la difusión de un discurso antiinstitucional), así como también las condiciones desfavorables desde la que representantes encumbrados en la jerarquía del campo psicoanalítico aceptan debatir, testimonian la crisis de hegemonía por la que estaba atravesando el “mundo psi”. Sin embargo, las condiciones políticas de la Argentina de entonces, en particular el vínculo con el campo intelectual, del cual la política demandaba una alineación que terminaría, en algunos casos, por negar la especificidad del propio campo, tensionaron fuertemente este movimiento. Los intentos por mantener a raya a la política, evidenciados en las concepciones sobre el rol “teórico” del intelectual, sobre el papel del psicoanálisis en relación con la política, así como también en la propia “gramática” de Cuadernos Sigmund Freud, se desplomaron con la amenaza de muerte que Masotta recibe por
Show more

9 Read more

Lectura del texto “Introducción del narcisismo” (1914) de Sigmund Freud

Lectura del texto “Introducción del narcisismo” (1914) de Sigmund Freud

Lo dicho sobre el amor de las mujeres, dice Freud que hay que matizarlo, ya que las hay que aman según el modelo masculino, desplegando la correspondiente sobrestimación sexual, así como las mujeres que son muy narcisistas y que encuentran en el hijo la posibilidad de desplegar un pleno amor de objeto. En términos generales se puede decir que el amor es un fenómeno puramente imaginario, de carácter autoerótico y de una estructura fundamentalmente narcisista, ya que es al propio yo al que uno ama en el amor. El amor involucra una reciprocidad imaginaria, ya que “amar es, esencialmente, desear ser amado” (Lacan, 1991). 1 Es esta reciprocidad entre “amar” y “ser amado” lo que constituye la ilusión del amor. El amor es un fantasma ilusorio de fusión con el amado, y como tal, es engañoso. “Como espejismo especular, el amor es esencialmente engaño” (Lacan, 1991). 2
Show more

13 Read more

Show all 2669 documents...