PDF superior La concepción del mundo como un problema de sentido "Azar, carácter y destino"

La concepción del mundo como un problema de sentido "Azar, carácter y destino"

La concepción del mundo como un problema de sentido "Azar, carácter y destino"

de culpa, de modo que el destino aparece pues como una vida que ha sido en prin- cipio condenada y que ha devenido en consecuencia culpable. El destino, a través de lo azaroso habría terminado por “echar a perder” un carácter que ha terminado siendo condenado. Casi como reacción antagónica a esto aparece el deseo de la ausencia de destino y de tan sólo, como los dioses afortunados, tener sólo carácter. El carácter, estable y dado de una vez se propone como principio rector de la acción, fuente de criterio para la acción que asegura su pervivencia a través de los hecho y que permite a quien lo cumple vivir bajo el orden del sentido, que explica sus accio- nes y se sobre pone a los imprevistos de la vida, reducidos estos a meras cuestiones “técnicas”. Sólo bajo esta concepción tiene sentido la proposición «ser fiel a uno mismo». Así pues y con las palabras que el propio Benjamin dice por boca de Nietzsche «si alguien tiene carácter, vive también una experiencia que siempre retorna». Frente a esa estabilidad de lo que retorna aparece lo irracional lo incontro- lable que nombra al azar bajo la figura de la fortuna, «la fortuna como sinónimo de lo azaroso e incontrolable por parte del hombre». Así pues:
Mostrar más

18 Lee mas

El lugar dentro de la concepción de destino turístico

El lugar dentro de la concepción de destino turístico

Esto último provoca que haya una desarticulación entre lo global y lo local, provocando en ocasiones la pérdida de identidad y la generación, a la vez, de una cultura idéntica en todo el mundo y de un espacio globalizado (Velázquez, 2009). Tal y como manifiesta Jiménez (2010) “se ha perdido identidad precisamente en función de una estandarización de productos y servicios concebidos siempre para el otro , el de fuera” (Jiménez, 2010, p.210) En el caso particular de las empresas transnacionales, las decisiones sobre gestión se toman a escala mundial desatendiendo, muchas veces, los factores socioculturales y económicos específicos de un territorio. Las ETN apuntan su actividad comercial a escala mundial, generando muchas veces que su jurisdicción se contraponga “a la soberanía de los estados nacionales” (Ramírez Cruz, 2008, p.8). Conforme a lo anterior puedo decir que la globalización lleva a un modelo de desarrollo exógeno, “debido al carácter crecientemente alienígeno de quienes toman las decisiones” (Boisier, 2005, p. 54) (Buhalis, 1999)
Mostrar más

61 Lee mas

Carácter, destino y emociones

Carácter, destino y emociones

Es preciso recalcar que en los cuatro autores mencionados hay una reivindica- ción de las bases orgánicas del sujeto que, a su vez, fundan los demás aspectos de la existencia, incluidas sus disposiciones y tendencias anímicas y morales. La única forma de construir bien la identidad es tomar conciencia de los condicionantes pre- vios y de las posibilidades inherentes, sin olvidar que son los cauces que permiten un desarrollo real (no ilusorio) de la persona, a la par que limitan su trayectoria. ahí está implícito, claro está, el problema de la libertad y todos ellos han sido conside- rados deterministas en diferente medida, sin embargo el asunto no admite las res- puestas simples que giran en torno a una oposición abstracta entre lo libre y lo nece- sario. Quizá sería útil pasar desde la perspectiva macrológica (concatenación cau- sal) del todo hacia la microfísica de las partes (dotadas de intenciones y motivos), esto es, ver a los humanos desde el interior, como algo vivo y complejo, donde lo que rige no es un determinismo genérico, sino una determinación en varios senti- dos: a) psicofisiológico, en cuanto que la mente surge de las capacidades del cuer- po y no al revés, pero hay continuidad y retroacción entre ambos planos; b) prácti- co, en cuanto que la acción arraiga en la tremenda densidad de las vivencias de todo tipo (inconscientes y vegetativas, emocionales e intelectuales, etc.) y no obedece a la sola voluntad, sino a multitud de factores; y c) ontológica, en cuanto que todo sujeto está conformado por relaciones e inmerso en una circunstancia concreta, puesto en situación y atravesado por el mundo, con el que intenta negociar. Cada autor requeriría, desde luego, sus matizaciones (p. ej., los dos primeros se mantie- nen en la búsqueda de la verdad y los últimos la sustituyen por el arte), pero puede buscarse otro mínimo común denominador en que hablan de necesidad en un senti- do neutro, no moralizante: es entendida antes que nada como la afirmación misma del ser (del general y del particular de cada uno), no como su negación, y la liber- tad realista que proponen se basa en la lucidez previa respecto a ese espesor del yo unido al entorno que nos limita. se trata de hacer valer hasta donde sea posible la propia naturaleza en el seno de la naturaleza común y no hay una mera conciencia pasiva del orden cósmico, sino que cada cual es una fuerza activa capaz de actuar por sí mismo según razones propias (que aúnan impulso y lucidez) debido justa- mente a que es parte de lo real, es decir, al hecho de participar de la afirmación/necesidad del Logos, la potencia, la Voluntad y la Materia del mundo,
Mostrar más

27 Lee mas

El problema del sentido de la ciencia

El problema del sentido de la ciencia

En apreciación de Weber, es el intelectual quien inventa la concepción del mundo como un problema de sentido. Sostiene este autor que "la salvación" que busca el intelectual es siempre una salvación de la "indigencia inte- rior" y por consiguiente, más extraña a la vida y de carácter más sistemático que la salvación de la necesidad exterior que caracteriza a las capas sociales no privilegiadas. Por lo tanto, el intelectual busca, por caminos cuya casuística llega al infinito, dar un sentido único a su vida, busca unidad consigo mismo, con los hom- bres, con el cosmos. Puede suceder, así parezca contradictorio, que cuanto más rechaza el in- telectualismo la creencia de la magia, desen- cantando los procesos del mundo, estos pier- den el s e n t i d o m á g i c o y sólo "son" y "acontecen" pero nada "significan", tanto más urgente se hace la exigencia de que el mundo y el "estilo de vida" alberguen un sentido y posean un orden".
Mostrar más

13 Lee mas

Carácter moral y responsabilidad: sobre un sentido de ser agente de sí mismo

Carácter moral y responsabilidad: sobre un sentido de ser agente de sí mismo

La pregunta, por supuesto, puede plantearse también en la otra dirección. Si suponemos que no es suficiente con que accidentalmente se atine a un blanco para ser llamado un arquero, y que es en virtud de quien desempeña la actividad que ésta puede definirse – no habiendo dicho nada respecto de las características, condiciones o rasgos que éste deba tener–, podríamos preguntar si acaso eso que hace el niño constituye realmente una instancia de arquería en sentido propio, o si acaso lo llamamos así tan solo figuradamente en virtud de ciertas similitudes con lo que realmente es la actividad de la arquería. La cuestión que está de fondo a esto tiene que ver con cuáles son los criterios básicos de la mutua relación entre actividad y agente; a saber, si acaso alguien que falla en cumplir con las condiciones para hablar de agencia está actuando en el sentido que parece ser importante para poder plantear discusiones sobre responsabilidad moral. Lo que estas preguntas ponen de manifiesto es que la relación de ‘mutua definición’ que se establece entre una actividad y su agente supone, en primer lugar, una concepción de la actividad que no se agota en una acción –ni siquiera en varias, o muchas acciones–, entendida meramente como un estado de cosas en el mundo, indiferente a las condiciones por las cuales es producida. En otras palabras, suponemos que si una acción puede ser descrita como una instancia de arquería, esta descripción resulta adecuada en tanto que el efecto producido sobre el mundo no sea azaroso, accidental, o aislado. Esto implica que dentro de las condiciones para considerar a la arquería como una actividad –y no simplemente como un conjunto de eventos azarosamente producidos que comparten tan sólo las condiciones ‘materiales’ del arco, flecha, y blanco atinado– sean las habilidades propias para ejercer la arquería las que producen los efectos que llamamos instancias de ésta. Dicho de otra forma, la arquería es la actividad que manifiesta el ejercicio de unas habilidades particulares a la arquería por parte de alguien, a quien llamamos arquero no sólo por atinar a blancos con arco y flecha, sino por poseer y ejercer las habilidades que requiere la arquería. Así tenemos, en segundo lugar, que la conexión entre arquero y arquería se da no sólo en términos de la conexión causal entre agente y actividad, sino en virtud del ejercicio de habilidades particulares a la actividad, determinadas por el fin que persigue la actividad misma. ¿Podemos, entonces, aislar o definir cuáles son las habilidades particulares a la actividad de la arquería y, si ha de servir para algo el símil propuesto, saber a partir de eso cuáles serían las habilidades particulares para la agencia?
Mostrar más

150 Lee mas

¿Qué es la tercera vía? : hacia un mundo con sentido

¿Qué es la tercera vía? : hacia un mundo con sentido

conferencias que debió Calvino pronun- ciar en 1984 en un ciclo anual para auto- res eméritos en la universidad de Harvard (su muerte le impidió escribir la sexta), declara que su intención fue entresacar y resaltar aquellos rasgos que la moderni- dad considera que serán los fundamenta- les en el próximo milenio a través del es- pejo de la literatura. Explica que su labor como intelectual, escritor y filólogo con- sistió siempre en quitar peso a las histo- rias, a los personajes y escenarios de su literatura, a fin de que pudieran aflorar las cumbres que marcan el sentido o el significado con que ella, tal vez sin sa- berlo, define la realidad y nuestra rela- ción más íntima con ésta. Él ejemplifica cada uno de estos rasgos en textos extraidos de la literatura universal y, so- bre todo, escoge a aquellos que esbozan las características claves del mundo del futuro. Esos rasgos son la levedad, la ra- pidez, la exactitud, la visibilidad, la mul- tiplicidad y la coherencia. El primer paso en el azaroso camino que Calvino nos in- vitó a recorrer entonces en busca del fu- turo consiste, naturalmente, en comparar esas características con los rasgos centra- les de las sociedades autoritarias, centra- listas, industriales, nacionalistas, milita- res, imperialistas, socialmente estratifi- cadas y clasistas, burocráticas y, en suma, esencialistas propias de la modernidad madura, de la cual tal vez sin percatarnos estamos saliendo, en medio de inmensos traumas, para adentrarnos sin mapas en una terra ignota, en unas sociedades invi- sibles que no tendrán el privilegio de cons- truirse de acuerdo con modelos previos ejecutados por los poderes dominantes,
Mostrar más

26 Lee mas

Representación y sentido del sol en el mundo amerindio

Representación y sentido del sol en el mundo amerindio

XIS La crónica de Bernal Díaz del Castillo complemen- ta la anterior. Quien dice relatar la verdadera his- toria de la conquista de la Nueva España da cuenta de uno de los momentos más trascendentales en el encuentro de los dos mundos: la llegada de Hernán Cortés a la capital misma del poderoso imperio azteca, o lo que es lo mismo, la confusión histórica entre mito y realidad. Sabemos que los mexicas esperaban el regreso del Dios Quetzalcoátl, que había partido –por donde sale el sol- de aquellas tierras en una edad anterior, con la promesa de re- gresar en el año Ce Acatl y comprobar si su pueblo había cuidado adecuadamente su tierra. Ese año, en los calendarios europeos correspondía aproxi- madamente a 1519, año en que Hernán Cortés, con su medio millar de hombres desembarcó en la Costa de Veracruz y emprendió el camino que lo llevaría a tomar la ciudad más poderosa de todo el mundo prehispánico norteamericano: Tenochtitlán. Cuando los aztecas vieron llegar a los hombres blancos y barbados, creyeron estar presenciando el retorno profetizado del príncipe Quetzalcoátl. Este capricho temporal le costó a Montezuma la pérdida de su imperio. ¿Era Cortés el dios que regresaba tal como indicaba la profecía, y entonces debía obedecer- lo y servirlo; o eran seres extranjeros y monstruosos a quienes debía enfrentar? La fuerza del mito para el hombre indígena era tal, que el rey Montezuma nunca supo claramente qué estaba sucediendo frente a sí, y esa debilidad llevó a su pueblo a la ruina.
Mostrar más

14 Lee mas

Consumos de riesgo: menores y juegos de azar online.  El problema del “juego responsable”.

Consumos de riesgo: menores y juegos de azar online. El problema del “juego responsable”.

de las chicas). Gendron y sus colegas (2009) llevaron a cabo un estudio con 1.876 estudiantes de enseñanza secundaria en Canadá, de entre 14 y 18 años (46% chicos y 54% chicas). El 93,5% de total dijo que había participado en algún juego de azar en los últimos doce meses y el 8% del total (13% de los chicos y 3% de las chicas) dijo que había jugado online en el mismo periodo de tiempo. Olason y sus colaboradores (2011) encuestaron a 1.537 adolescentes islandeses (768 chicos y 747 chicas) de entre 13 y 18 años. Los cuestionarios incluían preguntas sobre la participación en juegos de azar online disponibles en sitios web nacionales (lotto, apuestas deportivas) y en sitios web internacionales (poker, casino, apuestas deportivas y apuestas ‘gratis’). El 57% de los encuestados había jugado alguna vez, el 8% jugaban regularmente, el 24% habían jugado alguna vez online y algo más del 4% jugaban online habitualmente. Griffi ths y Parke (2010) concluyen, con base en su amplia revisión de la literatura que un porcentaje pequeño pero signifi cativo de adolescentes participa en juegos de azar online: los datos varían, en función de la edad y el contexto cultural, entre un 2% y un 8% si bien la mayoría de los estudios informan de un porcentaje de participación de alrededor de un 4%. Los datos se incrementan con la edad de los encuestados y resultan más elevados en Reino Unido y Quebec y algo menores en Estados Unidos y Australia. La participación en los juegos de azar entre adolescentes puede verse como un continuo entre la participación social, ocasional, recreativa, y la implicación excesiva hasta el punto de convertirse en una actividad compulsiva, patológica o “desordenada” (este último es el término escogido por la DSM-5 para referirse al juego seriamente problemático). En el estudio de Wiebe y Falkowsky-Ham (2003) casi un 4% de los adolescentes de 11-16 años decían haber sufrido problemas relacionados con el juego como discusiones, peleas o pérdidas económicas. Hasta un 16% indicaba que algunos de sus amigos han sufrido este tipo de problemas. Gendron et al., (2009) informan que el 3% del total de los adolescentes participantes en su estudio sufrieron problemas con relación al juego. La probabilidad de ser jugadores problemáticos se elevaba al 11% entre los jugadores online. Olason et al., (2011) infoman de que la prevalencia de juego problemático entre los adolescentes de su estudio era del 3%. Sin embargo, entre aquellos que habían jugado online, el índice de prevalencia del juego problemático era signifi cativamente más elevado, hasta alcanzar un 7,5%. Parece, pues, que existe una relación más intensa entre aquellos jóvenes que juegan en Internet y el desarrollo de problemas con el juego.
Mostrar más

25 Lee mas

La concepción científica del mundo: el Círculo de Viena

La concepción científica del mundo: el Círculo de Viena

2. El Círculo en torno a Schlick En 1922 fue llamado Moritz Schlick de Kiel a Viena. Sus actividades encajaban bien en el desarrollo histórico de la atmósfera científica vienesa. Siendo él mismo originalmente físico, despertó a una nueva vida la tradición que habían empezado Mach y Boltzmann y que en algún sentido había continuado Adolf Stóhr, quien era también de inclinación anti-metafísica. (Estuvieron sucesivamente en Viena: Mach, Boltzmann, Stóhr, Schlick; en Praga: Mach, Einstein, Ph. Frank.). Con el transcurso de los años se formó en torno a Schlick un Círculo cuyos miembros unieron distintos esfuerzos en la dirección de una concepción científica del mundo. A través de esta concentración se produjo una fructífera estimulación mutua. Los miembros del Círculo son nombrados en la bibliografía (p. 33 [p. 126]), en la medida en que existen publicaciones suyas. Ninguno de ellos es de los así llamados filósofos "puro", sino que todos han trabajado en algún ámbito científico particular. Ellos provienen, más precisamente, de diferentes ramas de la ciencia y originalmente de distintas posiciones filosóficas. Con el transcurso de los años, sin embargo, apareció una creciente unidad; esto también fue el efecto de la orientación específicamente científica: "lo que se puede decir [en lo absoluto], se puede decir claramente" (Wittgenstein); en las diferencias de opinión es finalmente posible, y de allí que se exija, un acuerdo. Se mostró cada vez más patente que el objetivo común de todos ellos era no solamente lograr una posición libre de metafísica, sino también anti-metafísica. También se reconoce un acuerdo notable en las cuestiones de la vida, aun cuando estos asuntos no estuvieron en el primer plano de los temas discutidos dentro del Círculo. No obstante, esas actitudes tienen una afinidad más estrecha con la concepción científica del mundo de lo que pudiera parecer a primera vista desde un punto de consideración puramente teórico. Así muestran, por ejemplo, los esfuerzos hacia una nueva organización de las relaciones económicas y sociales, hacia la unión de la humanidad, hacia la renovación de la escuela y la educación, una conexión interna con la concepción científica del mundo; se muestra que estos esfuerzos son afirmados y vistos con simpatía por los miembros del Círculo, por algunos también activamente promovidos.
Mostrar más

15 Lee mas

LOS SAGRADOS ADOBES DE PARTO Y LA CONCEPCIÓN DEL DESTINO EN EL ANTIGUO EGIPTO

LOS SAGRADOS ADOBES DE PARTO Y LA CONCEPCIÓN DEL DESTINO EN EL ANTIGUO EGIPTO

R esumen : En el antiguo Egipto la mujer paría en cuclillas sobre cuatro adobes. El parto, debido lógi- camente al riesgo implícito para madre e hijo, fue concebido como un instante de vital trascen- dencia, pero no sólo desde el punto de vista de la supervivencia del neonato sino que también se percibió como un evento que podía determinar el destino del recién nacido. El pensamiento egipcio, siempre tendente al fetichismo y al animismo, divinizó y personalizó estos cuatro adobes, atribuyéndoles una notable influencia en el devenir vital de cada persona. La estrecha relación concebida entre el alumbramiento y el destino se hace evidente en la iconografía tra- dicional del juicio de Osiris.
Mostrar más

22 Lee mas

La construcción social del territorio y su incidencia en la concepción del destino turístico

La construcción social del territorio y su incidencia en la concepción del destino turístico

La naturaleza del turismo exige de una continua interacción y cooperación entre los distintos actores que configuran el destino. La idea es no solo garantizar buenas condiciones para las empresas turísticas y satisfacer al turista, como comúnmente se piensa; sino también tener en cuenta las cualidades de un determinado lugar y territorio ya que “son la base de lo que será su futuro como destino turístico” (Ávila Bercial y Barrado Timón, 2005, p.34).

15 Lee mas

La nueva Europa y el complejo problema de su auténtico destino

La nueva Europa y el complejo problema de su auténtico destino

La nueva Europa y el complejo problema de su aut?ntico destino LA NUEVA EUROPA Y EL COMPLEJO PROBLEMA DE SU AUTENTICO DESTINO FACTORES DE SIMBIOSIS Y DE DISPERSI?N EN POL?TICA INTERNACIONAL Consideram[.]

32 Lee mas

La argumentación en tomo al problema del destino en el De fato de Cicerón.

La argumentación en tomo al problema del destino en el De fato de Cicerón.

M. NA V A CONTRERAS - LA ARGUMENTACIÓN EN TORNO... 265 Este es, sin duda, el secreto de su fecundidad7. El pequeño tratado Acerca del destino, compuesto hacia mayo del año 44 a.C., es una disputatio8 destinada a refutar la creencia estoica en la fatalidad de las acciones humanas. Está concebida según el procedimiento de las escuelas filosóficas, las scholaí griegas. En este caso particular, Cicerón tiene en mente el método usual de Caméades y los neoacadémicos, según el cual, el maestro expone y refuta una a una las doctrinas de las otras escuelas, para después exponer la propia9. El texto se ha transmitido de manera bastante incompleta, tal vez sólo la mitad, debido a la presencia de numerosas lagunas, al punto de que se ha sugerido que sólo se trata de la traducción de algún libelo griego actualmente perdido10• Según refiere la anécdota, se halla Cicerón en su propiedad de Puzol junto al cónsul Aulo Hircio11, amigo suyo y antiguo compañero de estudios de retórica, quien lo invita a disertar (oratorias exercitationes [ .. .} possumne audire ?) sobre algún tema filosófico que fuera de su agrado . Así, el Arpinate escoge el relativo a la tensión entre el hado y la libertad humana (1, 1 a JI, 3). El tratado, pues, parece articularse en tomo a dos
Mostrar más

20 Lee mas

Concepción Cristiana del tiempo y la búsqueda de sentido del sujeto globalizado

Concepción Cristiana del tiempo y la búsqueda de sentido del sujeto globalizado

El ser humano en su afán de búsqueda de sentido le otorga al mundo un orden específico que varía según su contexto sociocultural, en este sentido el hombre occidental ha consolidado su orden a través de un concepto de tiempo que además implica una ideología religiosa. Es decir, el hombre además de ser naturalmente religioso construye el tiempo y lo sacraliza. Mas aún, tal sacralización se encuentra abalada por un complejo y válido sistema para la sociedad globalizada: La ciencia. Entonces el sujeto conforma de dos formas su mundo. Por una parte humaniza a través de la religión, dando un carácter humano a su entorno y a la naturaleza (concepción cristiana del tiempo) y por otra parte, crea su mundo en un intento de naturalización, debido a que el sujeto luego de haber aprendido el tiempo lo olvida, entonces aparece como natural y reflejado en los ritmos de la naturaleza. Nace, crece, se reproduce y muere, el ritmo de la vida entonces es naturalizada y humanizada.
Mostrar más

33 Lee mas

Análisis del problema del sentido en las ciencias en perspectiva fenomenológica

Análisis del problema del sentido en las ciencias en perspectiva fenomenológica

Recuérdese que “no se debe confundir la universalidad limitada de las leyes de la naturaleza con la universalidad esencial”. (Husserl, 1993, p. 27). La cuestión es que esta merma ontológica (que provoca que también el hombre pierda su identidad esencial para no ser sino otro objeto) convierte en pilares del conocimiento lo que no son más que endebles materiales sobre los cuales toda construcción estará permanentemente acusando de derribo. Reducir toda objetividad al campo de los hechos es renunciar definitivamente al hallazgo de sólidos cimientos sobre los que debe pivotar el auténtico renacimiento de Europa. Implica, pues, abandonarse en manos de la contingencia de la historia en vez de en la apodiciticidad de la razón. Supone abandonar la vida trascendental que dota de sentido y significado la existencia del hombre en el mundo. He aquí el escepticismo de toda una concepción de la ciencia fraguada desde el empirismo radical: el escepticismo que obliga a la ciencia a renunciar a las cuestiones humanamente más urgentes. El escepticismo que reduce el mundo al conjunto de hechos y conmina al silencio todas las preguntas sobre el sentido porque de ellas no se puede hablar, recordando las célebres proposiciones del Wittgenstein del Tractatus. El escepticismo que surge ante el posible hallazgo de fundamentos que estén más allá de los hechos y ante la posibilidad de conocerlos. El escepticismo, en definitiva, que renuncia a la posibilidad de una metafísica, por tanto, de una filosofía universal, de una filosofía perennis. ¿Qué puede hacer la filosofía en esta situación de crisis? “La fenomenología, vista desde el contexto sociopolítico en el que está inmersa, - explica San Martín (2008, p. 43)- aparece como el ensayo de proclamar que la resolución de la crisis antropológica pasa por la restauración de un sujeto racional”. La fenomenología, en consonancia con el ideal griego y renacentista, quiere presentarse como la expresión de este saber radical y universal, omniabarcante y global que históricamente ha poseído la filosofía entendida ahora como ciencia omniabarcante. La función de la filosofía consistirá en recordar al hombre su vinculación con la totalidad del ser, “ihr die Form des bewussten Bindung zu verleihen, einer Bindung, in der Seine spezifische Würde und Seine Freiheit verwurzelt ist”. (Landgrebe, 1974, p. 36)
Mostrar más

17 Lee mas

CONSIDERACIONES ACERCA DE LA CONCEPCIÓN KANTIANA DE LA LIBERTAD EN SENTIDO POLÍTICO

CONSIDERACIONES ACERCA DE LA CONCEPCIÓN KANTIANA DE LA LIBERTAD EN SENTIDO POLÍTICO

12 El pueblo no participa directamente en la elaboración de las leyes que han de gobernarlo, ni tiene el derecho de resistir aquellas leyes en las que no vea refl ejada su voluntad sobe- rana. He aquí dos puntos que indican la distancia irreductible entre la doctrina política kantiana y el pensamiento de Rousseau: si bien Kant invoca en sus escritos los conceptos rousseaunianos de voluntad general y de contrato social, atribuye a estas nociones un carácter puramente formal, al establecer que estas ideas no pueden ser invocadas por el pueblo a fi n de justifi car un acto de resistencia (se trata aquí, por tanto, de principios que han de inspirar la tarea del legislador y la administración del gobierno, mas no de ideas que puedan ser reivindicadas por los ciudadanos ante la injusticia de las leyes o del poder público).
Mostrar más

17 Lee mas

El problema del mal y la necesidad de repensar el sentido de la responsabilidad

El problema del mal y la necesidad de repensar el sentido de la responsabilidad

Dentro de un esquema psicológico cognitivo la atribución se hace de modo coherente a las creencias, de todas maneras, la idea de ideología como proceso social permite ver algunas grietas frente a esto, como lo es, la reducción de procesos sociales a individuales. Según Ichheiser percibimos a los otros y al mundo de modo no problemático, pero, eso mismo debe ser el foco de la crítica, su carácter de obviedad. La estructuración de la obviedad tiene un carácter ideológico que impregna el modo habitual de percibir de la sociedad, pues “Existen ciertos rasgos de nuestra cultura que inciden directamente en la atribución de responsabilidad como fruto de una ideología cotidiana” (Crespo & Freire, 2014, p 276). Para aclarar lo anterior, volvamos con el ejemplo de la ideología del éxito, que dice que los resultados se deben a los méritos y no a factores situacionales —cada uno tiene lo que merece—. Lo interesante aquí es que Ichheiser no va a entender el error fundamental de atribución como un sesgo cognitivo sino como el producto de una ideología. Si Heider entiende al proceso de atribución como una inferencia psicológica, Ichheiser lo va a considerar como un proceso ideológico socialmente construido. Este sesgo pareciera que se fundara en la idea de que es más fácil cambiar al individuo para que se adapte a lo social que cambiar lo social, nótese que “las fallas o dificultades para alcanzar un objetivo predeterminado (i.e, el éxito) son atribuidas por el mismo individuo a sus capacidades, subestimando el impacto que tienen factores sociales” (Parales, 2010, p. 171).
Mostrar más

67 Lee mas

EL SENTIDO DEL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO EMPÍRICO Y EL PROBLEMA DE LA RACIONALIDAD

EL SENTIDO DEL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO EMPÍRICO Y EL PROBLEMA DE LA RACIONALIDAD

empírica intersubjetiva acaba remitiendo, como es obvio, a determinaciones empíricas particulares. En esta medida, cuestionarse sobre el modo como la pretensión de objetividad puede tomar cuerpo en el conocimiento científico empírico quiere decir cuestionarse acerca del modo como se llega a deter- minaciones empíricas que, en principio, pretenden tener validez intersubje- tiva. Se ha indagado, por ello, el carácter de las determinaciones métricas elaboradas, esto es, de aquellas determinaciones realizadas por medio de conceptos definidos en un continuo –por ser éstas las que primariamente funcionan en la física matemática moderna–. De manera más general, se ha indagado también de qué manera puede la búsqueda de objetividad empíri- ca orientarse en el horizonte que es propio al conocimiento científico empíri- co, esto es, en qué medida encuentra esta búsqueda una orientación en al- gún carácter formal de la experiencia inmediata. A continuación se señalan algunos de los resultados que al respecto han podido ser puestos de relieve. En la investigación se ha constatado que toda determinación empírica, por elaborada que sea, acaba remitiéndose a una determinación cualitativa in- mediata de la experiencia. Se ha constatado también que la búsqueda de objetividad en las determinaciones empíricas elaboradas no encuentra un fundamento de principio en un carácter formal de la experiencia cualitativa inmediata. La objetividad, por tanto, funciona como un criterio regulativo en base al cual se discrimina qué determinaciones empíricas elaboradas son relevantes para el conocimiento científico empírico. En consonancia con esto se ha podido mostrar que la introducción de determinaciones empíricas ela- boradas no encuentra sin más su fundamento en la experiencia sino que ellas han de ser proyectadas o puestas en juego antecedentemente. Por otra parte, se ha podido mostrar también que en el conocimiento científico empírico, la constitución e introducción de determinaciones métricas elabo- radas está regulada por criterios de simplicidad y generalidad descriptiva dentro del marco teórico global donde ellas funcionan.
Mostrar más

14 Lee mas

Una nueva concepción de escuela: el sentido de la escuela para la comunidad rural

Una nueva concepción de escuela: el sentido de la escuela para la comunidad rural

La concepción de la escuela como un lugar que forma, en la connotación de formación escolar, hace especial énfasis en el cuidado, en la presentación personal y el seguimiento de algunos modelos ideales de comportamiento, apareciendo el acceso al conocimiento como algo secundario. Una madre de familia describe de esta manera la rutina escolar cuando era estudiante: “Rezábamos, cantábamos, y luego la profesora nos hablaba un ratico de la disciplina; regañaba a los que llegaban tarde, nos revisaban que estuviéramos limpios y sin piojos, las uñas, las orejas, porque no teníamos uniforme, pero sí teníamos que ir muy limpios; mandaban a lavar los zapatos a los que los tuvieran muy empantanados y luego entrábamos al salón”. La formación, como es posible verlo, estaba sustentada en el cumplimiento de algunas formalidades y normas y de manera secundaria, el acceso al conocimiento científico.
Mostrar más

113 Lee mas

Prolegómenos al sentido de la responsabilidad social: en búsqueda de una concepción humanista

Prolegómenos al sentido de la responsabilidad social: en búsqueda de una concepción humanista

En síntesis, el concepto de responsa- bilidad social corresponde a una visión integral de la sociedad y la naturaleza, li- gada al desarrollo sostenible, a la bioética, a los principios de la economía con rostro humano, asociados estos con la calidad de vida, la solidez de las instituciones políticas y democráticas, las libertades, los derechos humanos, la sostenibilidad de la naturaleza y el mejoramiento integral de la calidad de vida para todas las per- sonas sin exclusiones de ninguna clase, y sin más diferencias que las propias de la naturaleza humana y de las inclina- ciones propias de cada persona, con un profundo sentido de la dignidad y del reconocimiento del otro en la medida de sus derechos fundamentales.
Mostrar más

13 Lee mas

Show all 10000 documents...