PDF superior Conformidad con el rol de género femenino, orientación sexual y salud mental

Conformidad con el rol de género femenino, orientación sexual y salud mental

Conformidad con el rol de género femenino, orientación sexual y salud mental

sostienen que el Apoyo social percibido en mujeres lesbianas es mayor que el percibido por las mujeres heterosexuales, y que las bisexuales son las que más escaso apoyo perciben de sus propios colectivos (Colledge et al., 2015; Frediksen et al., 2010; Mattews et al., 2002). El Perfil No conforme tiene una elevada proporción de mujeres lesbianas y bisexuales y el Perfil Asistemático es el que más cuida las relaciones con los demás. Comparar la variable Apoyo social en función de la Orientación sexual entre los diferentes perfiles, podría ayudar a comprender mejor si el Apoyo percibido en realidad correlaciona con la Orientación sexual, con el Perfil de conformidad, o con ambos. Algunos investigadores, habiendo utilizado en sus estudios escalas unidimensionales de Conformidad con el rol de género femenino, defienden que la Orientación sexual es más maleable y fluida que la feminidad (Pepplau et al., 2000). Estas escalas, tal y como se expuso en el capítulo primero de este trabajo, han sido criticadas por medir más bien rasgos de personalidad que el constructo social de feminidad. Por este motivo, es posible que la feminidad entendida desde el paradigma de Mahalik y colaboradores (2005) sea un constructo más fluido de lo que se ha podido observar hasta el momento, lo que haría también recuperar el debate sobre si es la Orientación sexual la que determina la Conformidad de rol (Gottschalk, 2003) o a la inversa (Drummond et al., 2008), o si es posible que ambas variables influyan una sobre otra, de manera mutua. Además, en función de cuán fluida se manifestara la Conformidad con el rol de género, cabría la pregunta de si el Perfil Asistemático muestra ese patrón como resultado de un proceso de maduración personal, el cual ocurre gracias a la elevada Autoestima que presentan estas mujeres, y es esta sana Autoestima la que les permite transgredir aquellos mandatos sociales con los que no se sienten en comunión, o si es en realidad el propio Perfil de conformidad lo que determina en parte la Autoestima.
Mostrar más

242 Lee mas

Rol de género y su influencia en la salud

Rol de género y su influencia en la salud

Esta caracterización biosocial mostró que la mayoría de los matrimonios estaban compuesto por personas de edad adulta, pero en el caso de la mujer frecuentemente se casan jóvenes en los hombres motivadas por las limitaciones que para la vida sexual y social le pautan las expectativas sociales con relación al género femenino al tener menos oportunidad de información, educación y apoyo social para la vida sexual activa 4 . En este estudio ambos género tienen buen nivel de

7 Lee mas

Abuso sexual y rol de género en mujeres adolescentes

Abuso sexual y rol de género en mujeres adolescentes

Con respecto a la salud sexual, se ha propuesto que las mujeres que asumen roles tradicionales (o negativos) tanto masculinos como femeninos (es decir, machistas y sumisos) pueden incrementar el riesgo de involucrarse en relaciones violentas y poco saludables (Meras, 2005), presentando tasas más altas de comportamiento sexual de riesgo (Tamara, 2010) tales como la preservación de múltiples parejas sexuales (Lucke, 1998). Tal parece que los roles femeninos tradicionales limitan a las mujeres a mantener una adecuada comunicación y negociación acerca de un comportamiento sexual deseable con su pareja, lo que se manifiesta a través de poca habilidad para comenzar una actividad sexual, para rechazar una actividad sexual no deseada, así como para usar anticonceptivos y por lo tanto para tener un comportamiento sexual seguro (Greene & Faulkner, 2005). También, se ha señalado que con respecto a la salud mental rasgos asociados a los roles de género tradicionales, como la sumisión, pueden favorecer la aparición de trastornos mentales como la depresión (Weissman & Klerman, 1977), el neurotismo, la psicosis (Lara, 1991), la angustia y la ansiedad (Möller et al., 2002).
Mostrar más

90 Lee mas

ROL DE GÉNERO Y SU INFLUENCIA EN LA SALUD.

ROL DE GÉNERO Y SU INFLUENCIA EN LA SALUD.

Esta caracterización biosocial mostró que la mayoría de los matrimonios estaban compuesto por personas de edad adulta, pero en el caso de la mujer frecuentemente se casan jóvenes en los hombres motivadas por las limitaciones que para la vida sexual y social le pautan las expectativas sociales con relación al género femenino al tener menos oportunidad de información, educación y apoyo social para la vida sexual activa 4 . En este estudio ambos género tienen buen nivel de

7 Lee mas

GUÍA DE SALUD MENTAL CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

GUÍA DE SALUD MENTAL CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

Según Naciones Unidas, la violencia contra la mujer es «todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada». La violencia contra las mujeres tiene su origen en un sistema de relaciones de gé- nero anclado en la organización social y en la cultura que, a lo largo de la his- toria, ha defendido que hombres y mujeres deben tener o tienen distin- tas cualidades y roles, donde prima la superioridad de lo masculino. Estos roles estereotipados asignan la dominación, el control y el poder a los hombres, y la obediencia, la aceptación de la auto- ridad masculina y la dependencia a las mujeres. En ese con- texto, se tolera socialmente que los hombres hagan uso de la violencia dentro del ámbito familiar para afianzar su au- toridad. La educación y socialización de hombres y mujeres precisamente ha contribuido a perpetuar ese orden social es- tablecido. Por tanto, el maltratador no nace como un agresor, sino que aprende cultural y socialmente a ser violento.
Mostrar más

58 Lee mas

PROYECTO "GUÍA de SALUD MENTAL con PERSPECTIVA de GÉNERO"

PROYECTO "GUÍA de SALUD MENTAL con PERSPECTIVA de GÉNERO"

3.1 FORMACIÓN BÁSICA SOBRE VIOLENCIA DE GENERO Según Naciones Unidas, la violencia contra la mujer es «todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada». La violencia contra las mujeres tiene su origen en un sistema de relaciones de gé- nero anclado en la organización social y en la cultura que, a lo largo de la his- toria, ha defendido que hombres y mujeres deben tener o tienen distin- tas cualidades y roles, donde prima la superioridad de lo masculino. Estos roles estereotipados asignan la dominación, el control y el poder a los hombres, y la obediencia, la aceptación de la auto- ridad masculina y la dependencia a las mujeres. En ese con- texto, se tolera socialmente que los hombres hagan uso de la violencia dentro del ámbito familiar para afianzar su au- toridad. La educación y socialización de hombres y mujeres precisamente ha contribuido a perpetuar ese orden social es- tablecido. Por tanto, el maltratador no nace como un agresor, sino que aprende cultural y socialmente a ser violento.
Mostrar más

60 Lee mas

Política de Orientación Sexual y de expresión de Género

Política de Orientación Sexual y de expresión de Género

2,2 PATOLOGÍA. Aunque la motivación para luchar contra una visión de las personas LGBT como moralmente defectuoso, en el hemisferio norte en los primeros investigadores sexuales del siglo 20 comenzó caracterizar las conductas del mismo sexo y las atracciones como patología, específicamente como formas de enfermedad psiquiátrica. Esta caracterización de las personas LGB como psiquiátricamente enfermos a su vez marcó el comienzo de una era de "tratamientos" involuntarias y voluntarias para estos trastornos que eran menudo punitivo y casi siempre ineficaz. Las personas LGBT que viven con ellos de diagnóstico reglas " en los libros " podrían haber considerado a sí mismos "enfermo" por definición y se vulnerables a los tratamientos de salud mental no deseada o involuntaria. A partir de la década de 1970, activistas que entienden las personas LGBT de representar la variación normal en el ser humano funcionamiento eran capaces de efectuar en los sistemas psiquiátricos cambio de diagnóstico que declarado ellos desordenada. En muchos contextos nacionales , sin embargo , todavía hay mentales profesionales de la salud que promueven tratamientos para cambiar una identidad LGBT no deseado a pesar del hecho de que un consenso científico ha surgido que tales tratamientos son , en el mejor efectos negativos ineficaces y en el peor, puede tener larga duración ( NASW , 2000 ; APA,2009 ) . Recientemente en los Estados Unidos, dos estados han promulgado leyes que hacen la prestación de estos tratamientos a los niños y jóvenes ilegal como un intento de proteger a jóvenes las personas cuyos padres o tutores pueden buscar esos tratamientos para ellos. Comprensión que la diversidad de la identidad de género y expresión de género refleja individuo natural y variación sociales, los esfuerzos mundiales para despatologozar, no conformidad de género en todos los formales sistemas de clasificación de las enfermedades y hacer un alto para continuar ineficaz y perjudicial esfuerzos médicos o de salud mental para cambiar esas identidades o expresiones de mosto de género continuar.
Mostrar más

10 Lee mas

Salud mental, género y violencia estructural

Salud mental, género y violencia estructural

The age of patients seems to be well- distributed over the interval, varying from 23 to 84 years-old, with the register of birth year from 1928 and 1989. However, comparing this average with data from 2010 Census of IBGE 36 , one can conclude that, in fact, the sampled patients are in higher age groups, that is, they are older than the population of Brazil as a whole 37 . Besides, the average age of women is higher if compared with men’s.Carvalho and Coelho 38 point out the high rate of depression diagnosis among fourty to sixty years old women. According to the authors, such association is usually related to hormonal changes and the self-image of menopausal women. However, little is heard about these women lives. Regarded by the authours as one of the usual factors that occur in this populational group, there is violence vulnerability, mainly when coming from close people or family (husband, children, etc.). According to Mendonça, Carvalho Vieira and Adorno 39 , after the fourties, the use of mental healthcare services becomes more intense among women. This research highlights that the most usual complaints registered in medical records of older women were sadness, depression, anxiety, madness and nervous tension. For the authors, elderly women starts to face conflicts and day-to-day issues through the use of medicines, intensifying the consumption of tranquilizers and in many cases developing legal addiction. Family conflicts almost never come to the doctor, only symptoms 39 . In this respect, the procedure is to medicalize the social factor, either the professional side or the own patients demand 11 .
Mostrar más

15 Lee mas

Orientación sexual, características sexuales e identidad y expresión de género

Orientación sexual, características sexuales e identidad y expresión de género

Las personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI) enfrentan obstáculos sus- tantivos en el ejercicio de todo tipo de derechos. En el acceso a la educación, al empleo o a la salud, e incluso en el mismo proceso de desarrollo de la identidad, las personas que tienen una orientación sexual, identidad o expresión de género, o características sexuales diversas encuentran barreras motivadas por prejuicios sociales u omisiones legales. Generalmente, dichos prejuicios provienen de la valoración positiva que se da a la heterosexualidad, así como a la presunta con- gruencia que se cree debería existir entre la identidad de género de una persona y el sexo que le fue asignado al nacer, o bien a las características corporales que se consideran “normales”. En ocasiones, esto contribuye a casos de violencia que pueden terminar con la vida de las personas.
Mostrar más

7 Lee mas

Discriminación laboral por identidad de género y por orientación sexual en el Ecuador

Discriminación laboral por identidad de género y por orientación sexual en el Ecuador

De igual forma, existe una doble exclusi´ on del mercado laboral al pertenecer a una minor´ıa ´etnica y tener diferente orientaci´ on sexual e identidad de g´enero. Es decir que, las posi- bilidades de trabajar se ven mucho m´ as limitadas e inducen a buscar trabajos informales que, en general, no cuentan con los derechos estipulados para los trabajadores. Asimismo, se reducen las posibilidades de conseguir un trabajo si una persona del grupo LGBTI tiene hijos o est´ a en uni´ on estable. En general, para personas heterosexuales u homose- xuales esta restricci´ on est´ a presente en la actualidad, ya que a un empleador le genera un costo monetario tener que conferir derechos a asistencia m´edica, pensiones, licencia de maternidad, etc. Es interesante el resultado sobre el nivel educativo, concluyendo que, el nivel de instrucci´ on superior no es relevante al momento de conseguir un empleo, siendo que el estigma social est´ a por encima de la preparaci´on profesional, t´ecnica y especializada.
Mostrar más

83 Lee mas

Discriminación laboral por orientación sexual e Identidad de Género en El Salvador

Discriminación laboral por orientación sexual e Identidad de Género en El Salvador

Durante los años 1997 y 2009 la marcha fue realizada por la organización “Entre Amigos”, en ese último año se presentó una propuesta de reforma constitucional que pretendía cerrar la posibilidad definitiva del acceso al matrimonio a las personas del mismo sexo en la legislación salvadoreña. Por lo que las organizaciones lgbti existentes se unificaron y crearon la Alianza por la Diversidad Sexual, y así oponerse a dichas reformas por medio de una Marcha que ya no sería del orgullo gay, sino que pasó a llamarse Marcha por la Diversidad Sexual. Luego de eso, en 2010 se crea el Comité 28 de Junio que también está conformado por representantes de las distintas comunidades lgbti y desde entonces han sido los encargados de organizar la Marcha de la Diversidad Sexual. Siempre en el 2010 se promulga el Decreto Ejecutivo N° 56 por el Presidente de la República Mauricio Funes y se crea la Dirección de Diversidad Sexual como parte de la Secretaría de Inclusión Social (Gómez, 2015, pp. 58-60).
Mostrar más

71 Lee mas

DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD MENTAL. ROL DE LA RELIGIOSIDAD

DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD MENTAL. ROL DE LA RELIGIOSIDAD

una serie de opciones deseables para realizar el proyecto de vida que valora, por lo que el Estado y la sociedad tienen un rol en dar oportunidades a las personas. En primer lugar, existen determinantes estructurales como la educación, el ingreso, la cohesión social, la etnia o el género, y otros determinantes intermedios como las condiciones de vida y de trabajo, el acceso a los alimen- tos, los comportamientos de las personas y las barreras para adoptar estilos de vida saludables. De acuerdo con Sen, las capacidades se encuentran influencias por cuatro fuentes de variación: heterogeneidades perso- nales, diversidades en el ambiente social (atención, educación, violencia, relaciones comunitarias y capital social), variaciones en el ambiente físico y diferencias en perspectivas de relaciones personales (variación social y cultural) (13). Para Sen, se necesitan mecanismos sociales que promuevan las libertades y oportunidades individuales a fin de mejorar las condiciones de vida y salud (14). El análisis de la salud requiere abordarse desde cuatro niveles interrelacionados: histórico-social, ecológico, biológico y ontológico, que han de entrar en diálogo, de manera que la salud se experimenta desde lo biológico, psicológico, afectivo, intelectual, sociocultural e histórico (15).
Mostrar más

13 Lee mas

La orientación sexual e identidad de género como causa de protección internacional.

La orientación sexual e identidad de género como causa de protección internacional.

La doctrina especializada (Acosta 2008; Decena 2008; Jordan & Morrissey, 2013; Lewis & Naples, 2014; Vogler, 2016; McGuirk, 2018) y los teóricos de la OSIG (Foucault, 1990; Jagose, 1996) insisten en la importancia de abandonar la concepción occidental de auto- identificación elaborada por Vivian Cass (1979): una progresión linear de evolución personal a través de la cual se pasa de un intenso auto-desprecio a una auto-aceptación liberadora, que culmina en una “salida del armario” que ha hecho al solicitante visible (por pasar a manifestar esos estereotipos). Esta noción ignora las múltiples y diversas formas de desarrollo de la identidad sexual y de género de una persona, con resultados que discurren en un espectro cuyos extremos son, por un lado, la rigidez, y por otro, la máxima fluidez (Horley & Clarke, 2016). Es de tal forma limitada esta visión, que desconoce las diversas formas de entender la OSIG en el resto del mundo. Vogler (2016: 876) relata distintos casos en los que solicitantes de asilo de América Latina se identificaban como “gay”, y sin embargo, para el parecer estadounidense, su descripción se correspondería con el de una persona transgénero. Asimismo, tras la experiencia en CEAR, podemos afirmar también que es frecuente que hombres musulmanes que mantienen relaciones sexuales con otros hombres no se identifiquen como homosexuales porque desempeñan un rol “activo”, entendiéndolo como el papel del “hombre” en la relación. Como respuesta al cuestionamiento de la identidad del solicitante de asilo, el ACNUR (2012: párr. 63.i) afirma de forma tajante que, a causa del “trasfondo social y cultural del solicitante”, que “puede afectar la forma en que la persona se identifica”, la autoidentificación como persona LGBTI debe tomarse como indicación de su verdadera orientación sexual y/o identidad de género. Sin embargo, en la Sentencia de 19 de diciembre, la Audiencia Nacional no tuvo en cuenta estas posibles barreras culturales o lingüísticas cuando deniega el reconocimiento de la condición de refugiado a un hombre gay mauritano al constatar que:
Mostrar más

60 Lee mas

El derecho de asilo por motivos de orientación sexual e identidad de género

El derecho de asilo por motivos de orientación sexual e identidad de género

El Consejo de Estado de los Países Bajos, órgano supremo jurisdiccional neerlandés, solicitó en 2012 al TJUE que arrojara luz respecto a la interpretación de los arts. 9 y 10 de la Directiva de Reconocimiento 2004/83/CE. En particular, la cuestión prejudicial instó al Tribunal de Luxemburgo que abordara dos cues- tiones fundamentales respecto a la protección internacional por motivo de la orientación sexual del solicitante. En primer lugar, le pidió que se pronunciara respecto al denominado requisito de discreción, exigido por algunas autoridades de asilo que no otorgan protección internacional en aquellos casos en los que el solicitante pueda ocultar su orientación sexual en su país de origen. En segundo lugar, le solicitó que señalara si la criminalización de los actos sexuales mante- nidos entre personas del mismo sexo puede constituir un acto de persecución, o si, en segundo término, además se necesita que la legislación sea efectivamente aplicada; requisito de efectiva aplicación de la norma, o si, por último, se requie- re que sea aplicada la norma punitiva con respecto al solicitante; requisito doble de aplicación efectiva de la norma penal y de individualización de la condena.
Mostrar más

46 Lee mas

Tendencias de investigación en ciencias de la salud sobre la salud mental y su orientación comunitaria

Tendencias de investigación en ciencias de la salud sobre la salud mental y su orientación comunitaria

Carta Comunitaria. Vol. 24. Número 137. Marzo - Abril 2016 42 actualidad en las diferentes concepciones teóricas fruto de la investigación científica. Esta doble línea de interés por el tema llevó a que por mucho tiempo la salud mental estuviese fluctuando en la sociedad entre lo público y lo privado, lo que retrasó su incorporación como problema de salud pública. Según Restrepo (4) la incorporación de la salud mental en la salud pública es un tema prioritario a nivel profesional, académico y político, confirmado por los diferentes estudios epidemiológicos que muestran las contribuciones realizadas por los trastornos mentales a la carga de enfermedades a nivel mundial. Sin embargo, presenta algunas dificultades de orden epistemológico y conceptual que no son fáciles de resolver y condicionan la forma de investigar e intervenir en el ámbito de la salud.
Mostrar más

7 Lee mas

Salud mental y género: algunos interrogantes en la formación de grado

Salud mental y género: algunos interrogantes en la formación de grado

De este modo se evidencia que en las intervenciones profesionales y en las políticas de las instituciones de salud en sus diferentes subsectores, la atención de la salud continúa primando un fuerte arraigo sobre lo biológico y se reproduce los estereotipos de mujer- hombre. Procesos estos que inciden en la atención de la salud y condicionan la accesibilidad de las personas a los servicios.

5 Lee mas

ORIENTACIÓN SEXUAL E IDENTIDAD DE GÉNERO EN EL DERECHO INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

ORIENTACIÓN SEXUAL E IDENTIDAD DE GÉNERO EN EL DERECHO INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

Existen variantes de la identidad de género : R EL TRANSGENERISMO (personas trans) es un término uti- lizado para describir las diferentes variantes de la identidad de género, cuyo común denominador es la no conformidad entre el sexo biológico de la persona y la identidad de género que ha sido tradicionalmente asignada a este. Una persona trans puede construir su identidad de género independiente- mente de intervenciones quirúrgicas o tratamientos médicos. Existe un cierto consenso para referirse o autoreferirse a las personas transgénero, como mujeres trans cuando el sexo biológico es de hombre y la identidad de género es feme- nina; hombres trans cuando el sexo biológico es de mujer y la identidad de género es masculina; o persona trans o trans, cuando no existe una convicción de identificarse dentro de la categorización binaria masculino-femenino. El transgene- rismo se refiere exclusivamente a la identidad de género del individuo y no a su orientación sexual que por lo tanto puede ser heterosexual, homosexual o bisexual.
Mostrar más

8 Lee mas

TRABAJOS ORIGINALES INFLUENCIA EN LA SALUD DEL ROL DE GÉNERO

TRABAJOS ORIGINALES INFLUENCIA EN LA SALUD DEL ROL DE GÉNERO

RESUMEN : Se realizó un estudio descriptivo retrospectivo para determinar las diferencias de género en cuanto a características biosociales, roles productivo, reproductivo, comunitario y aspec- tos que afectan la salud. La muestra fue de 150 hombres y 150 mujeres, con relación matrimonial entre sí, a los cuales se les aplicó una encuesta. Los principales resultados arrojaron que el 39,3 % de las mujeres estaban sin ocupación laboral, los hombres tenían mayor ingreso salarial, satisfacción laboral, posibilidades de superación; las mujeres ejecutaban generalmente las labores domésticas y la planificación de la economía familiar, así como participaban en mayor medida que los hombres en actividades religiosas, y eran víctimas de maltratos físicos, psicológicos o sexuales más frecuente- mente. Se concluyó que en el rol reproductivo hubo iniquidad de género desfavorable al sexo femenino, en el rol productivo hubo iniquidad de género favorable a los masculinos, en el rol de gestión comunitario hubo predominio de equidad genérica y la mujer tuvo un número mayor de variables que afectan su salud.
Mostrar más

7 Lee mas

Competencias en Orientación Educativa. Educación para la Salud Alimentaria y Sexual

Competencias en Orientación Educativa. Educación para la Salud Alimentaria y Sexual

4.5. Consecuencias del embarazo adolescente En la pubertad aparece la posibilidad de quedar embarazada tras la menarquía pero la capacidad para crear niños sanos sin peligro es bastante más baja que la de las mujeres con una madurez biológica y que comienza cinco años después de la menarquía. Por eso, pueden ocurrir complicaciones, en la salud física, durante la gestación (anemias, aborto espontáneo) o durante el parto. Además, la maternidad no sólo exige madurez biológica, sino también madurez psicológica ya que el embarazo conlleva, especialmente, sentimientos de culpabilidad, ansiedad o depresión El psicólogo Félix López (1995) resume en un cuadro algunas secuelas orgánicas, psicológicas y educativas para la adolescente embarazada tanto si decide abortar como si decide tener un hijo existen consecuencias a corto y largo plazo (el cuadro aparece como anexo pues se entregará a las alumnas en la sesión 3, Anexo X)
Mostrar más

51 Lee mas

Show all 10000 documents...