PDF superior Construcción de ciudadanía y democracia liberal en Colombia

Construcción de ciudadanía y democracia liberal en Colombia

Construcción de ciudadanía y democracia liberal en Colombia

Sin embargo, no se puede afirmar que la democracia en Colombia dio un salto completo de la formalidad a la sustancialidad, pues en algunos aspectos prevalecieron los procedimientos y la burocracia institucional. Eso se puede visualizar en espacios como el Consejo Nacional de Planeación (CNP) inaugurado por la Constitución Política (art. 340). Es importante decir que aunque esta figura se introdujo con la finalidad de involucrar a la sociedad civil en los temas de distribución del gasto, y de acercar el Estado y la Administración Pública al ciudadano, lo cierto es que la participación de la ciudadanía es limitada, pues lo dicho en estos espacios no es vinculante para las instancias que más tarde se ocupan del plan de desarrollo. Así mismo, porque los individuos que toman parte en los foros y congresos informativos no cuentan con la información necesaria y difícilmente logran comprender un texto denso y técnico como un plan de desarrollo, por lo que sus aportes, la mayoría de las veces, carecen de rigurosidad. De suerte que uno de los espacios más importantes de participación se convierte en una ilusión de inclusión, donde ni la ley, ni la Carta Política logran precisar los alcances de un foro para la discusión del plan de desarrollo convirtiendo esta discusión en un ejercicio burocrático de procedimiento. 76
Mostrar más

59 Lee mas

La construcción de ciudadanía en Colombia un hecho marcado por la violencia

La construcción de ciudadanía en Colombia un hecho marcado por la violencia

El siguiente análisis plantea como la construcción de ciudadanía en Colombia, ha sido permeado directamente por la violencia. El concepto de Ciudadanía moderna se relaciona a Thomas Humphrey Marshall, este sociólogo británico aboga por una ciudadanía que además de descifrarse en una posesión de derechos, lo haga también en términos de la incorporación del sujeto como miembro pleno de una sociedad de iguales. Para Marshall, la ciudadanía se va configurando a través de un desarrollo secuencial que parte con el desarrollo de la ciudadanía civil, como una condición necesaria aunque no suficiente de un posterior desarrollo de la ciudadanía política. Las constituciones políticas que adoptó Colombia, en su transcurrir como nación hasta la actualidad, se ha tejido en torno al eje de las guerras y la violencia, sucesos que confirman el hecho de que en Colombia se adquirieron primero los derechos políticos antes que los civiles (O´Donnell, 2001). El análisis del estudio sobre Informe sobre la calidad de la ciudadanía y la democracia en Colombia 2018 (Pontificia Universidad Javeriana, 2018), deja entrever como la ciudadanía en Colombia se ha construido sobre una débil institucionalidad, con la presencia de un prolongado conflicto armado especialmente en las zonas rurales y la asociación de la política con prácticas vinculadas a la corrupción, el clientelismo y el narcotráfico, denotan los escasos vínculos de confianza de los ciudadanos entre sí y con las autoridades.
Mostrar más

6 Lee mas

Las limitantes de construcción de ciudadanía integral en miembros de iglesias evangélicas con antecedentes de participación política en Colombia. Caso de estudio: La iglesia Misión Carismática Internacional

Las limitantes de construcción de ciudadanía integral en miembros de iglesias evangélicas con antecedentes de participación política en Colombia. Caso de estudio: La iglesia Misión Carismática Internacional

Si los derechos relacionados con la ciudadanía política pueden resumirse en el derecho de elegir y ser elegido, puede decirse que para el caso de la MCI, la decisión de participar en los comicios electorales con candidatos en nombre del PNC y el despliegue de tareas como pegar afiches y cuidar votos implica el uso de ciertos derechos no solo políticos sino civiles como ya se vio, representa un aporte para incentivar a muchos colombianos a participar políticamente, fortalece la oferta del espectro político del país y su reconocimiento a los mecanismos de elección de cargos públicos del país los hace una organización simpatizante con la democracia. Pero, el Partido, al no crear mecanismos que desaten procesos democráticos en su interior coarta no solo el derecho a escoger y elegir libremente con las reglas democráticas, y a otros ejercicios importantes como el debate en el seno de las fuerzas políticas.
Mostrar más

75 Lee mas

Qu democracia tenemos? Democracia real y democracia liberal representativa

Qu democracia tenemos? Democracia real y democracia liberal representativa

La idea de este artículo es hacer un breve repaso por la evolución y construcción del modelo democrático actual (compartido en occidente e importado, con mayor o menor éxito, al resto del planeta) así como concretar una serie de características de esta nuestra democracia que se ponen en tela de juicio por movimientos sociales que reaccionan frente a ella, así como la dificultad o imposibilidad de implementar buena parte de estas demandas con los modelos actuales y con el exilio voluntario de buena parte de la ciudadanía. No encontraremos ninguna reflexión, artículo o escrito en general dedicado a la democracia que no comience por la Grecia clásica. Buena parte de los términos que aún hoy se utilizan proceden de aquella época, si bien, como veremos, nunca más se ha reproducido experiencia tal, ha sido criticada durante siglos y rechazada su denominación y sustituida por un término más adecuado como es República. Por si fuera poco, estudios más o menos recientes han constatado que determinadas instituciones y prácticas ya eran utilizadas en el pasado, pudieron ser importadas de otras culturas previas. En todo caso, la Grecia clásica de los siglos VI y V son el comienzo de todo el proceso que ha desembocado en nuestros días.
Mostrar más

14 Lee mas

Democracia, ciudadanía y periodismo.

Democracia, ciudadanía y periodismo.

107 Si bien en sus inicios ese proyecto se desarrolló en términos muy similares a los planteados por el movimiento norteamericano, con el correr de los años se fueron estableciendo algunas diferencias significativas entre ambas perspectivas. Miralles menciona cuatro. En primer lugar, la “búsqueda de soluciones” es un objetivo compartido sólo parcialmente en la propuesta latinoamericana, ya que “lo principal” tiene que ver con la construcción de una agenda ciudadana que permita identificar los problemas comunes; “el tema de las soluciones y sus aplicaciones correspondería a otra de las fases de intervención en lo público que rebasa el campo periodístico y se acerca a las actividades de gobierno o de ONGs” (Miralles, 2002a: 60). En segundo lugar, la perspectiva comunitarista sobre la que, según la autora, se basa la propuesta norteamericana, no está tan presente en el proyecto colombiano. Éste último se ha elaborado sobre el debate planteado entre la teoría liberal y el republicanismo cívico, “sin identificarse con una sola de las dos vertientes” (Ibid.: 63). En vinculación con ello, la propuesta de Voces Ciudadanas no ha estado orientada a “construir comunidad”, sino a “construir públicos que provean temas y enfoques para la vida pública. Por ello en Colombia las conversaciones ciudadanas no son para crear tejido social –tampoco lo impedimos- sino para escuchar y entender mejor las perspectivas de la ciudadanía” (Miralles, 2000: 52-53); es decir, no se busca lograr el involucramiento de los ciudadanos comprometiéndose en una acción cívica, sino que sólo se busca la expresión de su punto de vista. Finalmente, el alcance de las experiencias en Colombia ha sido mucho mayor, ya que se han desarrollado en las ciudades más grandes del país y han tendido a involucrar al conjunto de la población, a diferencia de lo que ha ocurrido en los Estados Unidos, donde –según la autora- los proyectos han sido propios de las ciudades y los medios pequeños y medianos (Ibid.: 52).
Mostrar más

235 Lee mas

El concepto de ciudadanía en la democracia liberal y sus límites

El concepto de ciudadanía en la democracia liberal y sus límites

El concepto de “representación social” ha sido elaborado por la escuela europea de psicología social (Jodelet 1989: 32), recuperan- do y poniendo en operación un término de Durkheim por mucho tiempo olvidado. Se trata de construcciones sociocognitivas propias del pensamiento ingenuo o del “sentido común”, pueden definirse como “conjunto de informaciones, creencias, opiniones y actitudes a propósito de un objeto determinado” (Abric 1994: 19). Las repre- sentaciones sociales serían, entonces, “una forma de conocimiento socialmente elaborado y compartido, y orientado a la práctica, que contribuye a la construcción de una realidad común a un conjunto social” (Jodelet 1989: 36). Las representaciones sociales así defini- das —siempre socialmente contextualizadas e internamente estruc- turadas— sirven como marcos de percepción y de interpretación de la realidad, y también como guías de los comportamientos y prácticas de los agentes sociales. 2 (Giménez 2005: 25).
Mostrar más

18 Lee mas

Umbrales de reconciliación, perspectivas de acción política noviolenta

Umbrales de reconciliación, perspectivas de acción política noviolenta

ni de la sabiduría ni de la benevolencia. no obstante, aquí no proponemos una ingenua demonización del mercado, más bien sostenemos perspectivas provechosas de la lógica del intercambio que, al menos, nos permitan hacer menos desigual y sesgado el mercado de la justicia social. tema que no puede ser objeto de negociación, para el que no existe precio alguno para transar, y que llama a horizontes que la desobediencia y resistencia civil como acciones políticas estratégicas útiles construyan y posibiliten. Un mercado que hasta ahora es controlado por el estado, debe ser en cambio controlado por la ciu- dadanía. ésta es una de las soluciones posibles que proponemos para resolver el complejo problema de la justicia en colombia; siendo la democracia liberal una meta tan deseable como cuestionable, que muchas veces sólo garantiza un cuestionable monopolio de la fuerza y de la justicia parcialmente intervenido por parte de la ciudadanía. para que la mayor capacidad de gobierno (lealtad de la ciudadanía con los gobernantes, mayores niveles de tributación, etc.) no desemboque en autoritarismo, además de la constitución y la división del poder político, deben existir mecanismos de control ciudadano y expansión de los derechos civiles y políticos de los últimos, conscientes de que en tal escenario, si bien la tensión entre gobernantes y gobernados puede persistir y, posiblemente, la justicia tendrá menores niveles de adulteración, es un riesgo que se puede correr.
Mostrar más

18 Lee mas

SOBRE LA IDEA DE CIUDADANÍA

SOBRE LA IDEA DE CIUDADANÍA

El trabajo explora los aportes de J. S. Mill y T. H. Marshall a la definición de los perfiles de la ciudadanía contemporánea. Para hacerlo analiza las notas que caracterizan a los pares ciudadanía republicana / ciudadanía liberal y democracia directa / democracia representativa. A continuación se concentra en las obras “Del gobierno representativo” de Mill y “Ciudadanía y clase social de Marshall”. El punto de partida en el examen del pensamiento de ambos autores a propósito de las obras mencionadas es la afinidad que puede observarse en la preocupación común que revelan por articular una idea de ciudadanía con las formas representativas de gobierno representativo. En el análisis de “Del gobierno representativo” especialmente se considera la forma en que Mill logra vaciar una concepción de la ciudadanía que guarda proximidad con la ciudadanía antigua en el contexto del gobierno representativo. Tratándose de “Ciudadanía y clase social” de Marshall el trabajo se detiene en su construcción de la ciudadanía como una manifestación de la igualdad frente a la desigualdad tributaria de la diferencia de clase social, en el marco de las sociedades capitalistas modernas. El trabajo invita a pensar que la ciudadanía marshalliana aún cuando se inscribe en la tradición de la ciudadanía liberal con su acento en la igualdad actúa como sustrato basilar de la posibilidad de desarrollar una ciudadanía republicana, sin que ello implique desconocer que ambos modelos de ciudadanía responden a principios, valores y tradiciones por completo diferentes.
Mostrar más

9 Lee mas

Populismo y democracia liberal Una tensa relación

Populismo y democracia liberal Una tensa relación

El populismo suele ser asociado a la tradición democrática más por ciertos componentes que rememoran su fuerza homogeneizadora y su concepción antropomórfica de una voluntad unanimista del pueblo, que por su parentesco con la democracia liberal. Es el señalamiento de esa fuerza centralizadora que subyace a la noción rousseauniana de voluntad general la que ha estado en la base de posicionamientos contrapuestos: los unos subrayando su potencia igualitarista, los otros denunciando el riesgo totalitario. Rasgos estos que, como hemos expresado, se corresponden más a ciertas concepciones de la democracia en un sentido clásico que al populismo propiamente dicho. También suele ser bastante común atribuir un carácter democrático a los populismos aduciendo los procesos de expansión de derechos que ciertas experiencias latinoamericanas llevaron a cabo. Parece indudable que muchas sociedades de la región fueron más igualitarias luego de que experiencias de tipo populista expandieran derechos civiles, sociales o políticos a sectores hasta entonces vedados de su disfrute. Por este camino lo que se produce es un deslizamiento y confusión entre lo que son procesos de democratización social y lo que es el régimen político democrático. Un gobierno fuertemente autoritario, también puede producir efectos de democratización social. La democratización puede ser concebida como un requisito para la existencia de una democracia sólida, pero no puede confundirse con la misma.
Mostrar más

22 Lee mas

De la democracia liberal a la comunitaria, un cambio epistémico.

De la democracia liberal a la comunitaria, un cambio epistémico.

Los partidos políticos son la élite que designa a los que van a repre- sentar a los electores. La estructura del poder es el resultado de un par de fuerzas antagónicas: las creencias, por una parte y las necesidades prác- ticas, por otra. En consecuencia, la dirección de los partidos presenta el doble carácter de una apariencia democrática y de una realidad oligárquica (Duverger, 2006), se tiene acceso al poder pero no todos los miembros de la organización sino algunos con características específicas. Los partidos políticos buscan parecer democráticos pero no siempre lo son, para apa- rentar esa democracia es frecuente que hagan uso de las manipulaciones electorales y de presentar dirigentes aparentes cuando otros son los diri- gentes reales.
Mostrar más

20 Lee mas

Desarrollo y democracia desde la ciudadanía.

Desarrollo y democracia desde la ciudadanía.

Estos elementos en su conjunto reflejan un de- safío para el desarrollo del país, entendiendo que la gobernabilidad del mismo depende en buena manera, de la capacidad de mantener un orden y una respuesta frente a las crecientes demandas de la ciudadanía. En la actualidad es posible dar cuenta de una creciente percep- ción de desigualdad, la cual abre espacios una sociedad en la cual aumenta la frustración, el sentido de marginación de los individuos y sus sentimientos de injusticia (Calderón, 2012: 114). A lo anterior, podemos conciliar que la “ciuda- danía” pareciera ser una deuda en todas sus di- mensiones para la democracia actual, especial- mente en países y regiones como la nuestra, en donde los niveles de asimetría y desigualdad parecieran obstáculos permanentes para un desarrollo sostenible que contemple el fortale- cimiento de una ciudadanía en sus dimensio- nes civil, política, social y cultural.
Mostrar más

14 Lee mas

La democracia republicana: problemas y lmites de un modelo alternativo a la democracia liberal

La democracia republicana: problemas y lmites de un modelo alternativo a la democracia liberal

Una vez conocidos los fines del modelo democrático alternativo al sistema representativo, la cuestión crucial es la de saber por qué medios podría ese modelo llevarse a la práctica. El presente trabajo intentará responder a las siguientes preguntas: ¿Existen propuestas institu- cionales que permitan hacer realidad el modelo normativo de la democracia republicana? ¿Son idóneas esas propuestas, en su caso, para superar las deficiencias de la democracia liberal? ¿Qué implicaciones podría tener la eventual institucionalización del modelo demo- crático republicano? El tamaño del Estado moderno constituye un evidente obstáculo para la materialización de una democracia republicana a gran escala. Para salvar esta objeción empírica, algunos teóricos neorrepublicanos españoles postulan la reformulación del con- cepto de representación política y la asunción de la llamada representación participativa o directa, que, a su juicio, posibilitaría el autogobierno democrático y la adopción de las deci- siones políticas mediante procedimientos deliberativos. Tras discutir el concepto de repre- sentación participativa, en la próxima sección se propone el análisis de algunas instituciones políticas neorrepublicanas conforme al «cálculo de medios» descrito por Sartori (1996). En las secciones tercera y cuarta se intentará mostrar que, de acuerdo con dicho cálculo, las instituciones propuestas no son idóneas para remediar los problemas de las democracias liberales, que no serían tampoco adecuadas para hacer realidad, al menos en grado suficien- te, el ideal de una democracia más participativa y deliberativa, y, en fin, que otros ideales políticos irrenunciables para las sociedades contemporáneas, especialmente el de la libertad individual, podrían verse comprometidos con la institucionalización de las propuestas neo- rrepublicanas.
Mostrar más

22 Lee mas

SECCIÓN DE OBRAS DE SOCIOLOGÍA

SECCIÓN DE OBRAS DE SOCIOLOGÍA

“En muchos países, y también en el mío, la diferen- cia [entre democracia electoral y democracia ciuda- dana] es establecida para subestimar —cuando no criticar— la democracia electoral, como si los resul- tados de las elecciones u otros procesos de medi- ción de la voluntad popular no coincidieran concretamente con otros paradigmas más genera- les de democracia ciudadana. Para ser más claro: se dice con frecuencia que es cierto que hay una ten- dencia electoral en tal o cual dirección, pero que eso corresponde al hecho de que hay un bajo nivel de conciencia social, un bajo nivel de constitución de ciudadanía. El concepto de democracia ciuda- dana, aunque absolutamente pertinente desde el punto de vista teórico, puede servir en la práctica como criterio para descalii car la democracia elec- toral.” (Alto funcionario del pe de Brasil, 26/04/10.) “Las entidades subregionales tienen que cuidar el activo de tener democracia en la región. […] Es poco lo que pueden involucrarse y tener injerencia sobre el ejercicio democrático de cada país. Pero sí pueden garantizar que haya un proceso de compe- tencia electoral absolutamente transparente, por- que incluso los gobiernos que subordinan lo institucional al ejercicio del poder pueden ser derrotados en las urnas. Las instituciones regiona- les deben vigilar con mucho esmero que haya pro- cedimientos transparentes en la competencia electoral.” (Ex diputado y ex vicepresidente de Argentina, 27/04/10.)
Mostrar más

260 Lee mas

La gestación de la Constitución de 1991. Papel de la soberanía popular y debates en torno a ella

La gestación de la Constitución de 1991. Papel de la soberanía popular y debates en torno a ella

El mismo día que se votó el plebiscito del decreto 927, fue elegido presidente el candidato por el Partido Liberal, Cesar Gaviria Turjillo. Al igual que su antecesor continuó promoviendo la realización de una Asamblea Constitucional. El vínculo entre Gaviria y Barco no fue un vínculo solo de partido. Gaviria había sido su ministro de gobierno, le había ayudado a promover la reforma constitucional desde 1988 y durante su gobierno contó con la asesoría de en temas constitucionales de Manuel José Cepeda y del dirigente del Movimiento Estudiantil Todavía Podemos Salvar a Colombia, Fernando Carrillo (De la Calle, 2004, p. 72).
Mostrar más

153 Lee mas

Continuum de la violencia: un desafío para las políticas públicas

Continuum de la violencia: un desafío para las políticas públicas

Las anteriores son las cifras de violencia sexual reportadas por el Instituto Nacional de Medicina Legal, a pesar de su magnitud, que da cuenta de que en Colombia cada día se practican 42 exámenes sexológicos a mujeres mayores de edad; todos los expertos e investigaciones coinciden en que las cifras oficiales representan una mínima parte de los casos que ocurren y permanecen ocultos. Datos más cer- canos a la realidad son los reportados por PRO- FAMILIA a partir de la Encuesta Nacional de Demo- grafía y Salud de 2005, que señalan: «en el país cerca de 722.000 niñas y mujeres, de entre 13 y 49 años, han sido violadas una o más veces a lo largo de su vida…Siendo la mitad de las afectadas, víctimas de abuso antes de cumplir los 15 años» (EL TIEMPO, 2007).
Mostrar más

7 Lee mas

La construcción del estado liberal..pdf

La construcción del estado liberal..pdf

El radicalismo liberal del gobierno de Calatrava y de su ministro de Hacienda, Mendizábal, alarmó a las fuerzas conservadoras. En las elecciones de octubre de 1837, los moderados consiguieron llegar al poder. Hasta 1840 se sucedieron varios gobiernos de signo moderado. Durante estos años se fueron radicalizando las posturas entre moderados y progresistas, sobre todo por el intento de los primeros de aprobar unas leyes que pretendían acabar con la Milicia Nacional, además de hacerse con el control efectivo de los

19 Lee mas

Chasqui. Revista Latinoamericana de Comunicación (REVISTA COMPLETA).

Chasqui. Revista Latinoamericana de Comunicación (REVISTA COMPLETA).

El chileno Cristian Alarcón, por su parte, hablaba de la necesidad de depurar la agenda. “No todas las realidades pueden ser narradas. Hay hechos que se pueden contar de otra manera. Hay que ver la cantidad de basura que producen quienes creen que todo lo que uno ve se puede convertir en crónica”. Desde Colombia, Camilo Jiménez subrayaba cierto vacío en el periodismo narrativo para ponerse en sintonía con los problemas de su país, que “dejó de ser un país cafetero y se volvió un país minero, y de esto no nos dimos cuenta por estar escribiendo las mismas historias de siempre”. Pero si existió una posición crítica con respecto al trabajo de los cronistas, o los periodistas que privilegian los géneros narrativos, esa fue la de la chilena Rocío Montes, quien, en un artículo escrito a propósito del encuentro en tierras mexicanas, sostenía que este tipo de periodismo “ha sido profanado por quienes escriben bajo fórmulas literarias probadas y se amparan en la rareza por la rareza para ganar fama y lectores” (Montes, 2012). Que ese estilo de escribir crónicas se había consolidado de alguna manera en su país, al igual que en el resto de América Latina; por esa razón, exponía, lo narrativo no ha sido considerado como una posibilidad unánime en el periodismo de la región.
Mostrar más

124 Lee mas

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio en Ecuador: Entre la legitimidad y la legalidad de sus actuaciones.

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio en Ecuador: Entre la legitimidad y la legalidad de sus actuaciones.

Los diferentes procesos históricos-políticos dan fe de la constante dinámica que ha tenido la legitimidad con la legalidad. Las principales revoluciones que se han dado como parte de los procesos sociales han sido evidentemente antilegales, debido a que han generado contradicción con las normas jurídicas que estaban vigentes en el espacio y tiempo en el que se desarrollaron. No obstante, han existido diferentes perspectivas para comprender la legitimidad dentro del proceso social y jurídico. Pensadores como Weber han concebido tres puntos fundamentales de legitimidad: el lado carismático, enfocado en el poder personal de quien tiene un prestigio intachable; el aspecto tradicional, que corresponde a la construcción que se genera de manera constante en el tiempo; y lo racional, que se vincula de forma directa con la legalidad democrática 9 . La legitimidad tiene como fundamento el respeto y la voluntad de los individuos que la generan como un hecho social, no solo individual. La legitimidad no tiene origen en la obediencia sin objeción en la norma, ni tampoco en la coacción del Estado a los ciudadanos que solo generaría discrecionalidad y arbitrariedad.
Mostrar más

12 Lee mas

Ciudadanía y democracia continua

Ciudadanía y democracia continua

47 diputados nacionales cercano a la mayoría absoluta de la cámara. Ese partido había sido tercero en la lid presidencial y representaba el pasado de poder hegemónico que se prolongó por varias décadas. 27. La competencia por definir al candidato presidencial entre los dos partidos de derecha Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN) se había trasladado a las elecciones nacionales y quien prevaleciera para el ballotage sería respaldado por la fuerza relegada. En 2009 fueron las encuestas las que permitieron postular a S. Piñera como candidato evitando así, a entender de los aliados, el desgaste de una competencia pública. El candidato de derecha se presentó como una alternativa de renovación ante una Concertación que luego de veinte años de gobierno se había erosionado sufriendo deserciones. En Colombia el candidato presidencial oficialista hubiese sido Uribe de aprobarse un referendo revocatorio para autorizar un tercer período, pero la Corte Constitucional en febrero de 2010 ‒tres meses antes de las elecciones‒ lo declaró inconstitucional (Lozada, 2010). En marzo una asamblea del Partido de la U proclamó como candidato continuista a J. M. Santos quien representó el legado de haber recuperado la soberanía del Estado sobre muchas regiones que en el pasado eran controladas por la guerrilla, así como de haber rescatado exitosamente rehenes con una política de seguridad nacional dura. Pese a los cuestionamientos sobre el respeto a los derechos humanos y a la connivencia con grupos parapoliciales la mayoría convalidó un liderazgo exitoso y su sucesión. Uribe también ‒como líderes de otro signo político de la región‒ se consolidó desplazando los partidos políticos tradicionales.
Mostrar más

31 Lee mas

Democracia Liberal

Democracia Liberal

Por supuesto, resulta exagerado sostener que estas dos tradiciones, de las que hablaremos y que adornan nuestras clases y nuestros libros, están arraigadas en los países de América Latina, como lo están en cambio en el mundo anglosajón, y por lo mismo debemos tener dudas de si en nuestro caso merecen llamarse en verdad tradiciones, porque cuando en nuestro país discutimos sobre demo- cracia liberal, como lo vamos a hacer ahora, no estamos discutiendo propiamente de realidades acu- ciantes que estén fuertemente instaladas en nuestra cultura política y que hayamos heredado de nues- tros padres, sino que estamos participando más bien de un debate de ideas, que en el caso latinoameri- cano luchan más bien por convertirse en realidades todavía.
Mostrar más

6 Lee mas

Show all 10000 documents...