PDF superior Cristo y el Espíritu Santo (esbozo de una Cristología pneumatológica)

Cristo y el Espíritu Santo (esbozo de una Cristología pneumatológica)

Cristo y el Espíritu Santo (esbozo de una Cristología pneumatológica)

La Unción constituye a Cristo en la segunda raíz de la nueva Humanidad, en primicia de la nueva raza, porque es vía y principio activo (ápxri) en el descenso del Espíritu durante[r]

71 Lee mas

Catecismo EL MISTERIO PASCUAL El Espíritu Santo recuerda el misterio de Cristo

Catecismo EL MISTERIO PASCUAL El Espíritu Santo recuerda el misterio de Cristo

El Espíritu Santo es quien da a los lectores y a los oyentes, según las disposiciones de sus corazones, la inteligencia espiritual de la Palabra de Dios. A través de las palabras, las acciones y los símbolos que constituyen la trama de una celebración, el Espíritu Santo pone a los fieles y a los ministros en relación viva con Cristo, Palabra e Imagen del Padre, a fin de que puedan hacer pasar a su vida el sentido de lo que oyen, contemplan y realizan en la celebración.

6 Lee mas

EL DON POR EXCELENCIA DEL ESPÍRITU SANTO: NUESTRA IDENTIFICACIÓN CON CRISTO (Una meditación sobre Jn 14,15-26)

EL DON POR EXCELENCIA DEL ESPÍRITU SANTO: NUESTRA IDENTIFICACIÓN CON CRISTO (Una meditación sobre Jn 14,15-26)

La enseñanza que el Espíritu Santo nos proporciona, consiste básicamente en el desentrañamiento de la Palabra Revelada en su relación con nuestra existencia humana. Viene para enseñarnos a ser hombres y mujeres fieles a sí mismos y con conciencia de misión en la vida. Estos dos valores nos identifican con el testimonio de Jesús, que llegó a la Resurrección precisamente por haber llegado a la muerte en fidelidad a sí mismo y a la misión encomendada por el Padre. Quienes se dejan iluminar por esta enseñanza, que junto con la revelación de Dios como Padre de Misericordia infinita, son los dos contenidos fundamentales de todo lo que Jesús nos ha enseñado, vive su identificación con Cristo, y la fuerza y la gloria de la Resurrección le acompañan y se manifiestan a través de sus vidas.
Mostrar más

7 Lee mas

Lección 12. La Doctrina de Cristo: Bautizado con el Espíritu Santo

Lección 12. La Doctrina de Cristo: Bautizado con el Espíritu Santo

Hay muchos ejemplos en el Nuevo Testamento de la diferencia entre la salvación por la vivificación del Espíritu, y el Bautismo del Espíritu Santo. Por ejemplo: En Juan 20:22, los discípulos de Jesús recibieron el Espíritu Santo, pero a los pocos días fueron realmente bautizados con el Espíritu Santo (Hechos 2:1-4)Los samaritanos, en Hechos 8:12, creyeron en Cristo y fueron bautizados y salvos, sin embargo, fueron bautizados con el Espíritu Santo días más tarde (ver Hechos 8:16-17). En Hechos19:1-7, el apóstol Pablo se encuentra varios discípulos que creyeron en Cristo, pero que no recibieron el bautismo del Espíritu Santo. El versículo 6 dice que "... cuando Pablo les impuso las manos, el Espíritu Santo descendió sobre ellos, y hablaron en lenguas, y profetizaron."
Mostrar más

12 Lee mas

Son Cristianos los "Testigos de Jehová"? Doctrina, enseñanza sobre Dios, Cristo, el Espíritu Santo y otros puntos esenciales de la Biblia

Son Cristianos los "Testigos de Jehová"? Doctrina, enseñanza sobre Dios, Cristo, el Espíritu Santo y otros puntos esenciales de la Biblia

había transformado en gases. Los Testigos no creen en la resurrección del cuerpo de Cristo, y afirman que Él engañaba a sus discípulos.. RESURRECCIÓN DE CRISTO. „ ¿Por qué los Testigo[r]

17 Lee mas

REFLEXIONES SOBRE EL ESPÍRITU SANTO

REFLEXIONES SOBRE EL ESPÍRITU SANTO

Es incuestionable que con cualquier caída sexual, resucita de hecho y por derecho propio algún elemento subjetivo infrahumano. Por eso nuestro Señor el Cristo dijo: “El discípulo no debe dejarse caer, porque el discípulo que se deja caer tiene después que luchar muchísimo para recuperar lo perdido”.

5 Lee mas

EL FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO

EL FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO

El pámpano no puede producir fruto en forma independiente de la vid. Por lo tanto, sólo aquellos que mantienen una relación positiva con Cristo pueden esperar tener su aprobación final. El discípulo debe permanecer en Cristo para mantener la vida y ser productivo. Jesús dijo, “Permaneced en mí y yo en vosotros.” Literalmente significa que el pámpano no puede continuar dando

7 Lee mas

CONVERSACIONES SOBRE EL ESPÍRITU SANTO

CONVERSACIONES SOBRE EL ESPÍRITU SANTO

espíritu de paz del Señor, que conduce al hombre a la verdad plena. Los sacrificios de Serafín, y el premio que Dios le concedió, reaniman el espíritu del cristiano para realizar el bien ‘por amor a Cristo’. Para el mundo contemporáneo es útil comprender la verdadera ascesis como una obra creativa ofrecida a Dios para guardar, cultivar y embellecer el mundo confiado por Dios al hombre; como una victoria sobre las divisiones causadas por el odio, sobre la mentira y la false- dad que están tanto fuera como dentro de cada ser humano. Captar la finalidad de la ascesis ortodoxa puede preservar a muchos de la muerte psíquica y espiritual» 6 .
Mostrar más

13 Lee mas

APODÉRENSE DEL ESPÍRITU SANTO!

APODÉRENSE DEL ESPÍRITU SANTO!

Dios es Misericordia infinita y por eso puede derramarla sobre la humanidad de todos los tiempos sin que se agote. Dios es mi Padre y por eso me ama y valgo tanto para Él. Cristo, el Verbo Encarnado, es mi Salvador, mi Hermano y me ama a tal grado que aceptó por mi amor la muerte ignominiosa de la cruz y las limitaciones que tuvo que sufrir durante su paso temporal por este mundo.

16 Lee mas

Conociendo Al Espíritu Santo

Conociendo Al Espíritu Santo

La era del Espíritu Santo se inició en el día de pentecostés, cincuenta días después de la celebración de la pascua, cumpliéndose la promesa de (Juan 14:16) que vendría El consolador, para aconsejarnos, asesorarnos y llevarnos a toda la verdad de Jesús. En el inicio de esta era hubo un cambio de poderes, hubo un traslado de poderes entre la persona del Hijo y la del Espíritu Santo. Cristo Jesús llevó a cabo la obra de redención, el Espíritu Santo lleva a cabo la obra de regeneración, el Espíritu Santo vino a habitar en el cuerpo místico de Cristo, la Iglesia de la cual cada uno somos miembros en particular (1a. Corintios 12:27).
Mostrar más

30 Lee mas

EL ESPÍRITU SANTO Y LA ESPIRITUALIDAD

EL ESPÍRITU SANTO Y LA ESPIRITUALIDAD

// Lección 5 Viernes 3 de febrero PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Es natural que cualquier persona desee controlar su propia vida. Normalmente dependemos de nuestros propios es- fuerzos para lograr todo lo que podamos. Mientras que muchas personas de- dican sus vidas a buscar ese control, otros tienen un temor enfermizo de perder el control. Este dilema humano encuentra una respuesta solamente en Dios. Él desea que le des a él, tu Creador y Redentor, el control total. Él te conoce y te ama como ningún otro puede; y esto abre la puerta para que obre en tu vida. Al elegir someter tu voluntad a la dirección del Espíritu Santo de Dios, tendrás su paz sobrenatural e incontables oportunidades de ser una bendición para los demás. Sin embargo, necesitamos el deseo de este poder en nuestra vida. Dios no fuerza a nadie; para ser seres morales, necesitamos ser seres libres. Y, a fin de ser verdaderamente libres en Cristo, necesitamos un sentido de abandono (el de desear abandonar nuestros antiguos caminos pecaminosos y caídos) y un sentido de permanencia (el de permanecer en el poder del Espíritu Santo). A fin de ser verdaderamente libres, debemos estar completamente entregados al control del Espíritu Santo. Y aquí no hay contradicción; nuestra libertad se halla en la liberación de la condenación y del poder del pecado, que siempre nos esclaviza y nos lleva a la muerte. Más bien, al entregarnos al Señor y al abrirle paso a la presencia del Espíritu Santo en nuestra vida, no solamente estaremos sin condenación (ver Rom. 8:1), sino también viviremos una vida no “conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”. Siendo seres pecadores y caídos, esa es la única libertad verdadera a la que podemos acceder.
Mostrar más

96 Lee mas

EL ESPÍRITU SANTO Y LA ESPIRITUALIDAD

EL ESPÍRITU SANTO Y LA ESPIRITUALIDAD

// Lección 5 Viernes 3 de febrero PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Es natural que cualquier persona desee controlar su propia vida. Normalmente dependemos de nuestros propios es- fuerzos para lograr todo lo que podamos. Mientras que muchas personas de- dican sus vidas a buscar ese control, otros tienen un temor enfermizo de perder el control. Este dilema humano encuentra una respuesta solamente en Dios. Él desea que le des a él, tu Creador y Redentor, el control total. Él te conoce y te ama como ningún otro puede; y esto abre la puerta para que obre en tu vida. Al elegir someter tu voluntad a la dirección del Espíritu Santo de Dios, tendrás su paz sobrenatural e incontables oportunidades de ser una bendición para los demás. Sin embargo, necesitamos el deseo de este poder en nuestra vida. Dios no fuerza a nadie; para ser seres morales, necesitamos ser seres libres. Y, a fin de ser verdaderamente libres en Cristo, necesitamos un sentido de abandono (el de desear abandonar nuestros antiguos caminos pecaminosos y caídos) y un sentido de permanencia (el de permanecer en el poder del Espíritu Santo). A fin de ser verdaderamente libres, debemos estar completamente entregados al control del Espíritu Santo. Y aquí no hay contradicción; nuestra libertad se halla en la liberación de la condenación y del poder del pecado, que siempre nos esclaviza y nos lleva a la muerte. Más bien, al entregarnos al Señor y al abrirle paso a la presencia del Espíritu Santo en nuestra vida, no solamente estaremos sin condenación (ver Rom. 8:1), sino también viviremos una vida no “conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”. Siendo seres pecadores y caídos, esa es la única libertad verdadera a la que podemos acceder.
Mostrar más

96 Lee mas

MARAVILLAS DEL ESPÍRITU SANTO

MARAVILLAS DEL ESPÍRITU SANTO

28 Triste experiencia Una de las experiencias más tristes que tenemos es la de nuestra terrible debilidad para caer en pecado. Vivimos en una continua lucha entre amor y resentimiento, entre santidad y pecado, entre tentación y fidelidad. Hay ocasiones y momentos en los cuales resulta terriblemente difícil permanecer fiel. La tentación salta donde menos se espera. Se encuentran peligros muy serios aun en las labores más espirituales. En todas partes tenemos peligros, tentaciones y nos sentimos débiles, capaces de hacer el mal, de cometer el pecado. Se cumple lo que dice la Imitación de Cristo: "No te hagas ilusiones: dondequiera que vayas tendrás peligro de pecado, porque te llevas a tí mismo con todas tus malas inclinaciones y debilidades". Todos tenemos luchas íntimas que a nadie podemos revelar sino a Dios. Pero afortunadamente tenemos también la ayuda del Espíritu Santo el cual con su Don de fortaleza nos concede fuerzas que antes ni sospechábamos poder llegar a tener y nos concede luces iluminadoras que nos sacan del túnel oscuro de nuestras miserias. Y se cumplirá siempre lo que anunció el Señor por medio del profeta Isaías: "Los que confían en Dios renovarán sus fuerzas, adquirirán poder de elevarse a los espíritus como si les hubieran dado alas de águila y correrán sin cansarse y marcharán sin desanimarse" (Is. 40, 31).
Mostrar más

42 Lee mas

El Espíritu Santo en la teología de Santo Tomás de Aquino

El Espíritu Santo en la teología de Santo Tomás de Aquino

A la pregunta de cuál es para santo Tomás la importancia y el rol del Espíritu Santo en la vida de la Iglesia, encontramos una respuesta detallada en los comentarios sobre las Cartas de san Pablo y sobre los Evangelios según san Mateo y san Juan. El evangelista Mateo narra el bautismo de Cristo en el Jordán: cuando salió del agua, vio abrirse los cielos y al Espíritu de Dios descender como una paloma y venir sobre Él. Tomás comenta que esta paloma era un signo visible para Jesús y las personas presentes, que indicó la presencia y acción del Espíritu Santo, como la llama de fuego en medio de una zarza fue un signo visi- ble del ser eterno, espiritual e inmutable de Dios. ¿Por qué una paloma? En primer lugar por causa del simbolismo del amor: la paloma es un ave mansa y es un símbolo de sencillez y de ino- cencia, de modo que Jesús podía decir a sus discípulos que debí- an ser sencillos como palomas (Mat. 10, 16). El cantar de una paloma es más bien un suspirar: así el hombre debe gemir por sus pecados, como dice el profeta Nahum 2, 7: «... sus servido- ras lloran y gimen como palomas». Por fin, la paloma es tam- bién un símbolo de fertilidad, de modo que la Ley Antigua pres- cribía que al consagrar a un niño varón a Dios en el templo, los padres debían ofrecer un par de tórtolas 10 .
Mostrar más

26 Lee mas

EL TUTOR: EL ESPÍRITU SANTO

EL TUTOR: EL ESPÍRITU SANTO

Como el Padre le mostraba a Cristo, así Él hacía. Por ejemplo, los milagros que llevaba a cabo, Él los veía primero en visión; y luego Él actuaba y las cosas ocurrían. Pero era el Espíritu de Dios, Dios en Espíritu el que hacía los milagros. Él dice que nada hacía de Sí mismo, era el Padre que moraba en Él el que por medio del Espíritu Santo, el Ángel del Pacto, llevaba a cabo los milagros. Es importante comprender estas cosas para ver que la Iglesia también actúa y tiene que actuar como Cristo hizo en Su ministerio, porque en la Iglesia continúa la Obra que comenzó el Espíritu Santo en Jesús.
Mostrar más

8 Lee mas

Pentecostés Y Espíritu Santo

Pentecostés Y Espíritu Santo

Pablo presenta dos personas y no una trinidad, más adelante escribe: “Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer y Dios la cabeza de Cristo” 1 de Corintios. 11:3. Note que solo menciona dos personas y cuando enseña lo del Espíritu Santo en ningún momento lo presenta como persona, sino como la súper eminente grandeza del poder de Dios: “Y cual la súper eminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos según la operación del poder de su fuerza la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos, y sentándole a su diestra en los lugares celestiales” Efesios 1: 19-20 . Aquí Pablo nos revela que Dios regresó a la vida a
Mostrar más

9 Lee mas

Representaciones Del Espíritu Santo

Representaciones Del Espíritu Santo

INTRODUCCION: El Todopoderoso mediante su Palabra Escrita nos revela la existencia de su Espíritu Santo y nos lo presenta de varias formas, de tal manera que se nos haga fácil entender este Misterio. Por supuesto que inquirir en este tópico no es nada fácil, desde los años trescientos después de Cristo hasta este presente tiempo a los teólogos les ha costado mucho poder establecer que en los documentos Sagrados se nos enseñe una trinidad, palabra que quiere decir “Tres dioses iguales”. Desde el concilio de Constantinopla el Cristianismo Romano tuvo que recurrir a muchos enredos filosóficos forzando las Escrituras e incluso adulterando ciertos textos para configurar en la mente de sus prosélitos lo que hoy está tan acendrado como trinidad, pero los Santos Escritos no presentan en ninguna parte de sus registros a un Dios Trino, esta doctrina fue copiada de las ideas egipcias, de su trinidad “Osiris, Isis y Horus”. Hasta la muerte de los apóstoles no se habló de un Dios Triuno, fueron el obispo Alejandro de Alejandría y su discípulo
Mostrar más

8 Lee mas

LA DIVINIDAD DEL ESPÍRITU SANTO

LA DIVINIDAD DEL ESPÍRITU SANTO

Lección 3 // Jueves 19 de enero LA IMPORTANCIA DE SU DIVINIDAD ¿Qué se perdería si el Espíritu Santo no fuera Dios? Lo que significaría para la salvación y la adoración si el Espíritu Santo no fuera plenamente Dios es serio. La Biblia nos dice que el Espíritu es responsable por la regeneración de los cre- yentes. Habita en nosotros y nos llena. Renueva nuestro pensar y cambia nuestro carácter. Tiene el poder para resucitar y hace a los seguidores de Cristo como es Dios: santo. Si el Espíritu Santo no es Dios, ¿cómo podemos estar seguros de que no solo puede hacer cualquiera de estas cosas, sino también que puede hacerlas de tal manera que sean aceptables ante Dios?
Mostrar más

7 Lee mas

Francisco Fernández Carvajal. Decenario al Espíritu Santo. LOS FRUTOS DEL ESPíRITU SANTO

Francisco Fernández Carvajal. Decenario al Espíritu Santo. LOS FRUTOS DEL ESPíRITU SANTO

En primer lugar figura el amor, la caridad, que es la primera manifestación de nuestra unión con Cristo. Es el más sabroso de los frutos, el que nos hace experimentar que Dios está cerca, y el que tiende a aligerar la carga a otros. La caridad delicada y operativa con quienes conviven o trabajan en nuestros mismos quehaceres es la primera manifestación de la acción del Espíritu Santo en el alma: «no hay señal ni marca que distinga al cristiano y al que ama a Cristo como el cuidado de nuestros hermanos y el celo por la salvación de las almas» 3 .
Mostrar más

5 Lee mas

NOVENA DEL ESPÍRITU SANTO

NOVENA DEL ESPÍRITU SANTO

Dame gracia eficaz con que pueda cumplir los Mandamientos y recibir dignamente los Sacramentos. Dame las cuatro virtudes cardinales, tus siete dones y los doce frutos. Llévame a perfección en el estado de vida al cual me has llamado y después de una muerte dichosa concédeme la vida eterna. Te lo pido por Cristo nuestro Señor. Amén.

5 Lee mas

Show all 9922 documents...