PDF superior De príncipe a rey; de rey a ciudadano

De príncipe a rey; de rey a ciudadano

De príncipe a rey; de rey a ciudadano

A partir del anuncio, los acontecimientos se sucedieron con gran rapidez: el 17 de junio el Congreso de los Diputados (299 votos a favor de un total de 350 diputados) y el Senado (90% de los senadores votó a favor), aprobaron una Ley Orgánica de artículo único —la última ley firmada por Juan Carlos I— en la que se determina que a partir de su publicación en el BOE (0 horas del día 18 de junio), don Juan Carlos I, por abdicación aceptada por las Cortes, deja de ser rey y la corona de España pasa sin solución de continuidad a su hijo don Felipe, que reinará con el nombre de Felipe VI: el mismo día 18, el rey cesante impone a su sucesor la faja de capitán general en jefe de los ejércitos españoles; el 19, Felipe VI es proclamado rey por las Cortes en sesión plenaria conjunta de las dos cámaras (Congreso y Senado) y pronuncia su primer discurso en el que delinea a grandes trazos los propósitos de su reinado.
Mostrar más

7 Lee mas

El teatro y el Príncipe . La representación del rey en la Henriada de W. Shakespeare

El teatro y el Príncipe . La representación del rey en la Henriada de W. Shakespeare

Si pasamos a la siguiente obra dramática, la 1a. parte de  Enrique IV , el  personaje destacado es Falstaf, otra de las célebres creaciones shakesperianas.  Si establecemos una comparaci[r]

13 Lee mas

José Luis Martín, "Enrique IV de Castilla, Rey de Navarra, príncipe de Cataluña"

José Luis Martín, "Enrique IV de Castilla, Rey de Navarra, príncipe de Cataluña"

Ambas cesiones no tenían nada que ver con un supuesto sentimiento de unidad hispánica, como muy bien explica José Luis Martín, sino más bien con las pasadas luchas entre las dos ramas de[r]

10 Lee mas

El rey en el Trauerspiel

El rey en el Trauerspiel

Este aspecto está relacionado a un proceso de más larga data, generado a principios del siglo XVI tras los hechos de la Reforma Protestante, que condujo a una secularización del poder del príncipe por fuera de la legitimidad que le brindaba la Iglesia. Los príncipes protestantes se transformaron en los representantes de la Iglesia en su reino. Esta transformación produjo grandes cambios en la concepción del poder de la monarquía, pues, por un lado el rey pasaría a estar vinculado directamente con Dios, no necesitando de ahora en adelante la intermediación papal para esto. A través de esta relación directa con la divinidad, la legitimidad monárquica estaría en debate, entre los supuestos teocráticos de esta idea, que generarían la teoría del Derecho Divino del rey, y los límites que se le impondrían a través de la noción más general de su legitimidad a través del ejercicio del gobierno.
Mostrar más

16 Lee mas

EDIPO REY – Texto

EDIPO REY – Texto

En mi caminar llego a ese lugar en donde tú afirmas que murió el rey. Y a ti, mujer, te revelaré la verdad. Cuando en mi viaje estaba cerca de ese triple camino, un heraldo y un hombre, cual tú describes, montado sobre un carro tirado por potros, me salieron al encuentro. El conductor y el mismo anciano me arrojaron violentamente fuera del camino. Yo, al que me había apartado, al conductor del carro, le golpeé movido por la cólera. Cuando el anciano ve desde el carro que me aproximo, apuntándome en medio de la cabeza, me golpea con la pica de doble punta. Y él no pagó por igual, sino que, inmediatamente, fue golpeado con el bastón por esta mano y, al punto, cae redondo de espaldas desde el carro. Maté a todos. Si alguna conexión hay entre Layo y este extranjero, ¿quién hay en este momento más infortunado que yo? ¿Qué hombre podría llegar a ser más odiado por los dioses, cuando no le es posible a ningún extranjero ni ciudadano recibirle en su casa ni dirigirle la palabra y hay que arrojarle de los hogares? Y nadie, sino yo, es quien ha lanzado sobre mí mismo tales maldiciones. Mancillo el lecho del muerto con mis manos, precisamente con las que le maté. ¿No soy yo, en verdad, un canalla? ¿No soy un completo impuro? Si debo salir desterrado, no me es posible en mi destierro ver a los míos ni pisar mi patria, a no ser que me vea forzado a unirme en matrimonio con mi madre y a matar a Pólibo, que me crió y engendró. ¿Acaso no sería cierto el razonamiento de quien lo juzgue como venido sobre mí de una cruel divinidad? ¡No, por cierto, oh sagrada majestad de los dioses, que no vea yo este día, sino que desaparezca de entre los mortales antes que ver que semejante deshonor impregnado de desgracia llega sobre mí!
Mostrar más

26 Lee mas

edipo rey pdf

edipo rey pdf

EDIPO.- Suplicas. Y de lo que suplicas podrías obtener remedio y alivio en tus desgracias, si quisieras acoger mis palabras cuando las oigas y prestar servicio en esta enfermedad. Y yo diré lo que sigue, como quien no tiene nada que ver con este relato ni con este hecho. Porque yo mismo no podría seguir por mucho tiempo la pista sin tener ni un rastro. Pero, como ahora he venido a ser un ciudadano entre ciudadanos, os diré a todos vosotros, cadmeos, lo siguiente: aquel de vosotros que sepa por obra de quién murió Layo, el hijo de Lábdaco, le ordeno que me lo revele todo y, si siente temor, que aleje la acusación que pesa contra sí mismo, ya que ninguna otra pena sufrirá y saldrá sano y salvo del país. Si alguien, a su vez, conoce que el autor es otro de otra tierra, que no calle. Yo le concederé la recompensa a la que se añadirá mi gratitud. Si, por el contrario, calláis y alguno temiendo por un amigo o por sí mismo trata de rechazar esta orden, lo que haré con ellos debéis escucharme. Prohíbo que en este país, del que yo poseo el poder y el trono, alguien acoja y dirija la palabra a este hombre, quienquiera que sea, y que se haga partícipe con él en súplicas o sacrificios a los dioses y que le permita las abluciones. Mando que todos le expulsen, sabiendo que es una impureza para nosotros, según me lo acaba de revelar el oráculo pítico del dios. Ésta es la clase de alianza que yo tengo para con la divinidad y para el muerto. Y pido solemnemente que, el que a escondidas lo ha hecho, sea en solitario, sea en compañía de otros,
Mostrar más

26 Lee mas

Un temprano testimonio de la presencia de la poesía latina en Manila : las exequias fúnebres en honor del príncipe Baltasar Carlos de 1648

Un temprano testimonio de la presencia de la poesía latina en Manila : las exequias fúnebres en honor del príncipe Baltasar Carlos de 1648

El día 7 de ocrubre de 1646 falleció en Zaragoza Balrasar Carlos, hijo del rey Felipe IV de España y de la reina Isabel de Barbón, príncipe de Asturias y heredero de la corona de España.[r]

12 Lee mas

Descargar
			
			
				Descargar PDF

Descargar Descargar PDF

por el pobre diablo, refiriéndose al ciudadano de pie, y en especial el marginado o excluido. López Rey, Criminología, criminalidad y planificación de la política criminal, Madrid, Ag[r]

28 Lee mas

Gaspar de Vega: entrada al servicio real, viajes por Inglaterra, Flandes, Francia y regreso a España

Gaspar de Vega: entrada al servicio real, viajes por Inglaterra, Flandes, Francia y regreso a España

106 «El Príncipe.—Contadores maiores de la católica reina y emperador y rey, mis señores: Bien sabeis, o deueis saber, como al tiempo que el año pasado de mill y quinientos y Çinquenta y[r]

32 Lee mas

"La mano oculta" y "El poder moderador", unas notas sobre las campañas periodísticas de Unamuno entre 1918 y 1923. - e-spacio

"La mano oculta" y "El poder moderador", unas notas sobre las campañas periodísticas de Unamuno entre 1918 y 1923. - e-spacio

El asesinato del rey y del príncipe heredero en las calles de Lisboa en 1908 y la declaración de una república portuguesa dos años más tar- de, sirvieron no sólo para dar ánimos a grupo[r]

19 Lee mas

Cuando la vida se hace un cuento : una experiencia colaborativa entre la Universidad y la escuela / Cuentos de Rafaela García Gómez ; Prólogo de Eduardo Barrera Romero ; María del Carmen Sánchez Sánchez (coord )

Cuando la vida se hace un cuento : una experiencia colaborativa entre la Universidad y la escuela / Cuentos de Rafaela García Gómez ; Prólogo de Eduardo Barrera Romero ; María del Carmen Sánchez Sánchez (coord )

Una mamá, Luisa, y su hija Josefa, eran muy malas y cuando los niños querían ir a jugar al parque que había en su castillo, los asustaba y les decía que iba a salir del lago un fantasma que se comía a los niños. Los niños, asustados, se iban y ya no volvían más. En el parque, con el tiempo, sin niños jugando, las flores, los pájaros, las ranas, los patos, se ponían tristes y se morían. Un día pasó por el castillo un rey que se llamaba Jorge, y la malvada Luisa, al verlo, se enamoró de él. Luisa invitó a Jorge a su castillo y el rey aceptó. Cuando entró al castillo le dijo a Luisa: “¿Qué ha pasado en tu parque?” A lo que Luisa contestó rápidamente: “nada vamos adentro”.
Mostrar más

36 Lee mas

El Rey y las Fuerzas Armadas

El Rey y las Fuerzas Armadas

En primer lugar, el mando supremo de las Fuerzas Armadas, que constituye una dirección propiamente política de las mismas tanto en tiempos de paz como de guerra, corresponde al rey baj[r]

18 Lee mas

Leandro 
		lvarez Rey 

Leandro lvarez Rey 

RESULTANDO: Que a pesar del contenido de las instrucciones de la Dirección General de Reforma Agraria de primero de agosto de 1933 que imponían a las Juntas Provinciales la obligación [r]

49 Lee mas

Yukichis: El rey de los buñuelos

Yukichis: El rey de los buñuelos

Aunque se encuentre en el día en día en los diferentes restaurantes de la capital, este producto no posee competencia alguna en supermercados por lo que se entiende que tiene[r]

31 Lee mas

Ricos y pobres en un siglo de crisis

Ricos y pobres en un siglo de crisis

Los representantes de los concejos protestaban contra los abusos de los oficiales del rey y de la familia real, o del rey/serior que atentaba contra las libertades municipales; contra el[r]

14 Lee mas

3. LA FORMACIÓN DE LA MONARQUÍA HISPÁNICA, 1474 1700.

3. LA FORMACIÓN DE LA MONARQUÍA HISPÁNICA, 1474 1700.

Unas y otras apuntaban hacia lo democrático. Inicialmente tuvieron bastantes partidarios entre la pequeña y mediana burguesía e, incluso, entre algún sector de la nobleza que aspiraba, como siempre a debilitar la autoridad del Rey. Pero cuando Comunidades y Germanías se radicalizaron y apuntaron hacia el igualitarismo (hoy democracia), la nobleza y la alta burguesía se pusieron sin reservas de parte de la legalidad vigente (Carlos I) que, al fin y al cabo, les permitía mantener sus privilegios y propiedades.

17 Lee mas

Imaginando a Fernando VII, rey católico y felón

Imaginando a Fernando VII, rey católico y felón

Sin embargo, sería el capítulo VII el que suscitó mayores críticas entre los grupos absolutistas, pronto denominados “serviles”. Su artículo único, el 131, designaba las competencias de las Cortes y sometía a control parlamentario un buen número de prerrogativas que hasta entonces habían sido fundamental- mente regias. Para empezar, el Rey debía jurar sumisión a las Cortes y a la Cons - titución, algo que ni remotamente le pasó nunca por la cabeza a Fernando VII. Cuestiones tan delicadas como la designación de regentes, nombrar tutores a un rey menor de edad o la sucesión de la Corona, también quedaban some- tidas al control parlamentario. Siempre con la aprobación regia, el ius belli igualmente quedaba dominado por el Parlamento. Así, la declaración de guerra, la organización interna de las tres ramas del ejército y de la milicia nacional, así como la asignación de recursos humanos y materiales a las mismas sería deter- minada por el poder legislativo en cooperación con el rey. El texto aprobado también otorgaba a las Cortes poderes extraordinarios en todas las ramas de la administración, la hacienda y la seguridad del reino. Dicho reparto de poder, rea- lizado bajo las circunstancias revolucionarias y de crisis imperial ya aludidas, se vería eliminado con la vuelta a España del sacralizado Fernando VII.
Mostrar más

21 Lee mas

Caso Chocolates El Rey

Caso Chocolates El Rey

La revista Chocolatier incluyó a El Rey entre los proveedores recomendados para la elaboración de sus rece- tas, junto a nombres tales como Valrhona, Lindt, Ghirardelli, Perugina y Guitard (Chocolatier, 2003:49). Los chefs invitados, que llegaron a sumar veinticinco, importunaban a sus proveedores solicitando los productos de El Rey. Por otra parte la empresa se dedicó a asistir a las ferias más importantes del ramo, en las cuales exhibía diferentes variedades de cacao en grano y degustación de discos de chocolate preparados con ellas. También presentaban películas en inglés sobre el cacao venezolano. Entre ellas destaca el American Food Show, en sus dos ediciones anuales. Allí establecían contacto con los distri- buidores, algunos de los cuales habían recibido las llamadas de chefs interesados o leído los artículos publicados. Las puertas se abrían con gran facilidad. Sin embargo, el despegue de las exportaciones se hizo esperar unos seis años desde los inicios del programa de promoción.
Mostrar más

14 Lee mas

Historia del Derecho Penal en México

Historia del Derecho Penal en México

pueblo, para el traidor al Rey o al Estado, para el que en la guerra usara las insignias reales, pa- ra el que maltratara a un Embajador, guerrero o Ministro del Rey, para los que destru[r]

7 Lee mas

T 2 LA EUROPA MEDIEVAL

T 2 LA EUROPA MEDIEVAL

► El feudo eran las tierras que el rey le daba a un noble El feudo eran las tierras que el rey le daba a un noble ► Las mejores tierras eran para el noble y se llamaban Las mejores tier[r]

24 Lee mas

Show all 10000 documents...