PDF superior Del fin del arte a la antropología del arte

Del fin del arte a la antropología del arte

Del fin del arte a la antropología del arte

Sin embargo, no quiere decir esto que se debe descartar la filosofía o la historia dentro del estudio de la expresión artística, sus contribuciones son inestimables e imperecederas, pero es necesario contemplar el arte desde otros campos de conocimiento que seguramente lograrán ampliar la visión que se tiene del acontecer artístico y su contribución se hace cada vez más necesaria en tiempos como los actuales donde el arte se sale de los museos y galerías, espacios por excelencia impuestos por la estética tradicional y su saber específico universitario, un saber histórico sobre un paradigma que prima la mirada y el tacto (DIDI- HUBERMAN, 1990 Pag. 44) y que deja a un lado la estructura simbólica del arte contemporáneo.
Mostrar más

34 Lee mas

Fisuras de la Historia del Arte

Fisuras de la Historia del Arte

funcionaban como parte de una especie de rituales vudú que, después de la ceremo- nia, se destruían lanzándolas al fuego o se derretían poniéndolas al sol, sellando así un deseo secreto e infinito. La misma cera a la que atribuían capacidades esotéricas, tenía un importante papel en la momificación y en los rituales de embalsamamiento. Solía utilizarse para cubrir la boca y la nariz. Otro de los usos que le daban era la impermeabili- zación de materiales de construcción y vasi- jas. Para cerrar heridas y en cosmética, para cubrir tablillas de madera en las que se escri- bían o se dibujaba con punzón metálico y, por supuesto, jugó un papel fundamental en la elaboración de los retratos de El Fayum. Y una vez más la mitología nos da pistas para entender todas las atribuciones que les daban a este material atemporal. Avanzar, retroceder... antes que Pigmalión estaba La- odamía, que dormía con un hombre de cera hecho a imagen de quien amaba, su Romeo. Él no era una mera estatua: sí existió, pero había muerto. Hay dos versiones del fin de Laodamía. Una es la que relata como Apo- lo concede tres horas juntos a los esposos; después retornará de nuevo al difunto a su lugar en los infiernos. Cuando acaba el tiem- po y el esposo debe marchar de nuevo, Lao- damia no lo soporta y decide acompañarlo para no separarse más de él:
Mostrar más

9 Lee mas

Historias de vida del Barroco

Historias de vida del Barroco

Así fui gastando mis años entre pueblos y ciudades: Córdoba, Jaen, Granada, Málaga, y tantos otros… y al fin de muchas peregrinaciones fui a parar a Cádiz. Una tarde, ya terminada la función, mientras el viento soplaba blando y próspero… me acerqué al puerto a conocer esas grandes embarcaciones de las que tanto se hablaba partían a tierras extrañas. Una gresca llamó mi atención. Me detuve a mirar a esos miserables que golpe tras golpe se resistían a perder su batalla. Entre gritos, piedras que volaban y una gran confusión, me sentí desmayar. No sé cuánto tiempo pasó, pero cuando desperté me encontré en la bodega de un barco, lejos de mi tierra. Alguien dijo que estaba camino a “las Indias, refugio y amparo de los desesperados de España, iglesia de los alzados, salvoconducto de los homicidas, pala y cubierta de los jugadores a quien llaman ciertos los peritos en el arte, añagaza general de mujeres libres, engaño común de muchos y remedio particular de pocos.” 2
Mostrar más

42 Lee mas

Historia General del Arte  Cuadernillo 2

Historia General del Arte Cuadernillo 2

a-Obras pictóricas, escultóricas, textiles, cerámicas, en las que se fundamenta - visualmente- la construcción del personaje (al menos cinco imágenes correspondientes a producciones reales de la época en la que transcurre la vida del personaje, máximo tres páginas aprox., con referencia a las características del arte de esa época y/o región).

17 Lee mas

Tatarkiewicz, Historia de seis ideas

Tatarkiewicz, Historia de seis ideas

lc6ricos anteriores ni siquiera emplearon la palabra «expresión»: uno de ellos, Francesco Patrizi (Della poetica, 1586, p. Los protagonistas principales de esta definición fuero[r]

192 Lee mas

ILEA Cuadernillo teórico Unidad I – Normas APA 2016

ILEA Cuadernillo teórico Unidad I – Normas APA 2016

Los más productivos en este sentido son los géneros literarios: en ellos, un estilo individual forma parte del propósito mismo del enunciado, es una de las fina[r]

29 Lee mas

Programa Hernandez Celiz Historia del Arte y el Diseño I 2 2018

Programa Hernandez Celiz Historia del Arte y el Diseño I 2 2018

Nos proponemos acompañar al alumno en el reconocimiento de sus saberes previos, en la construcción de nuevos saberes. Pretendemos brindar herramientas y métodos para la transposición de los mismos a nuevos contextos (otras asignaturas de la carrera, futuras producciones visuales y audiovisuales, posterior ejercicio profesional). Para esto consideramos importante que a partir de la conjunción entre la teoría y la práctica se generen criterios para analizar las artes visuales en relación con otras prácticas culturales en el marco de los procesos de transformación de las sociedades europeas y americanas, que se reconozca la terminología básica de la Historia del Arte y del Diseño y sus principales categorías, que se identifique y contraste las distintas metodologías de la historia y la historiografía del arte, que se analice la transformación del pensamiento estético y las diferentes formas de valorar la expresión artística a lo largo de la Historia del Arte y del Diseño, que se valore la dimensión estética relativa a diferentes momentos históricos, que se entre en contacto con distintos conceptos estéticos, desde la antigüedad a la actualidad, para que se configure y desarrolle un espíritu crítico, que se comprendan los emergentes artísticos y culturales desde las primeras manifestaciones artísticas hasta los comienzos de la modernidad y la conformación de los diversos paradigmas artísticos, que se reflexione en torno a las categorías arte, artista, artesanía, diseño y público de arte, así como categorías asociadas. También consideramos necesario que se reconozcan los circuitos de circulación de las producciones artísticas, en las distintas épocas abordadas y que los estudiantes puedan reconocer en su hacer los orígenes y relaciones con prácticas artísticas y concepciones estéticas pre-existentes.
Mostrar más

10 Lee mas

El mercado del arte: consideraciones generales

El mercado del arte: consideraciones generales

La presente sección pretende ser un breve panorama del mercado artístico con atención específica al arte de época moderna y centrado fundamentalmente en el arte renacentista, sobre todo pintura y escultura, pero también de artes decorativas. Como se trata de un propósito que empieza con la edición de este primer número y tratará de manera retrospectiva lo sucedido en el año, en este artículo aprovechamos para trazar una breve descripción general de la situación del mercado de arte mundial, de las principales casas de subastas y de la evolución que está teniendo la oferta y la demanda en estos tiempos de crisis mundial, más acuciante en la sociedad occidental y sobre todo europea.
Mostrar más

12 Lee mas

De la Peña Gomez Historia del Arte General

De la Peña Gomez Historia del Arte General

Peter Paul Rubens (1577-1640) es el pintor más importante, con influencia en toda Euro- pa, principalmente en Italia, Inglaterra y España, debido a que combina su carrera artística con la diplomática, trabajando siempre para las monarquías y la Iglesia Católica. Su primera formación transcurre en Amberes, la capital de los Países Bajos españoles, y después se com- pleta en Italia, donde desde 1600 a 1608 se pone al servicio de Vicenzo Gonzaga, duque de Mantua (m. 1627), motivo por el cual realiza su primera visita a España (1603-1604). En estos ocho años asimila más que ningún otro artista del norte europeo el arte italiano, desde la escultura antigua hasta las obras del Renacimiento y las primeras del Barroco, como las de Caravaggio. Pero, tras esta estancia, regresa a Amberes, donde en 1609 es nombrado pintor de la corte por los archiduques Alberto e Isabel. Esto le exime de pagar los impuestos locales y de respetar las normas gremiales, por lo que en su gran taller acepta mayor número de alumnos, que en realidad se convierten en sus colaboradores, con lo que puede atender muchos encargos. Al mismo tiempo, es el artista predilecto de los gremios que recomponen las iglesias de Amberes, en lo que él participa nada más llegar (Descendimiento de la cruz). Desde 1626 a 1630 se dedica más a sus obligaciones diplomáticas que a la pintura, pues tiene que mediar entre España, Inglaterra y Francia, entonces en plena Guerra de los Treinta Años (1618-1648). Por ello, va por segunda vez a Madrid (1628-1629), donde conoce a Diego de Velázquez y hace copias de Tiziano, y después visita Londres (1629-1630), donde se le concede el título de caballero. Pero al final renuncia a su carrera política para vivir en Ambe- res su última etapa, muy positiva en lo artístico y en lo personal (Elena Fourment con sus hijos). En cuanto a su aportación pictórica, Rubens realiza una síntesis entre lo italiano y lo fla- menco que le lleva a decantarse por la tendencia clasicista, pero dándole
Mostrar más

200 Lee mas

Pernoud Régine  Para acabar con la Edad Media

Pernoud Régine Para acabar con la Edad Media

Sólo evocamos aquí la escultura, porque la pintura —o, diga- mos mejor, el color— horrorizaba hasta tal punto a los siglos clá- sicos que no se encontró otra solución que recubrir con enlucido los frescos románicos o góticos, o romper los vitrales para susti- tuirlos por cristales blancos. Es lo que ocurrió un poco en todas partes. Podemos considerar que en Chartes, Le Mans, Estrasbur- go o Bourges, sólo unos felices olvidos nos permiten hoy tener una idea de lo que fue el ornamento de color en la época; los rosetones del crucero de Notre-Dame de París sólo se conserva- ron —si prescindimos de los estragos de la época revoluciona- ria— porque se temía no poder, técnicamente, rehacerlos —lo que, entre nosotros, era rendir un bello homenaje a los construc- tores de la Edad Media—. El gran arte de los tiempos clásicos era la escultura, el alto relieve, que precisamente se da muy poco en los siglos medievales, y ello por toda clase de razones, pero sobre todo porque se prefiere animar una superficie a ejecutar un objeto de tres dimensiones. Por otra parte, una cuestión crucial para el historiador del arte de la Edad Media ha sido: ¿cómo los escultores pudieron «reaprender» a esculpir? Se partía del prin- cipio de que la escultura había sido un arte «olvidado». Todas las veces que se intenta practicar se queda en «ensayos inhábiles, dignos de un niño» (el término es de desdén y no de admiración, como sin duda sería el caso hoy). De ahí los juicios de valor emi- tidos por los historiadores del arte: estatua «de una fealdad sal- vaje» (se trata de la famosa Sainte-Foy del tesoro de Conques), «ilustraciones muy toscas» (se trata de la famosa Biblia de Amiens), «una hoiTorosa caricatura de la figura humana 4 »...
Mostrar más

173 Lee mas

Historia General del Arte  Cuadernillo 2do Cuatrim  2019

Historia General del Arte Cuadernillo 2do Cuatrim 2019

a) En grupo, seleccionen una Pieza-objeto (correspondiente a una cultura "no occidental") que vean en el libro asignado, en la que reconozcan su carácter artístico, y una pieza que les parezca que no se vincula con el arte. Todos los textos fueron editados por Centro Editor de América Latina en la década del '70 del pasado siglo. b) Contextualicen dichas piezas, ¿qué dice el libro acerca del uso real de los objetos seleccionados.

17 Lee mas

Cultura Caral  5000 AP moneda 158 11

Cultura Caral 5000 AP moneda 158 11

La precoz formación de la civilización Caral se debió a una visión integral de la realidad ecológica para el adecuado aprovechamiento de los recursos del territorio, que aplicaron mediante el trabajo organizado de los pobladores. Caracterizó a esta civilización la complementariedad económica entre agricultores y pescadores para acceder a una dieta alimenticia adecuada; la implementación de un sistema dual de autoridades civiles y políticas para el manejo de los recursos básicos, la tierra y el agua, respectivamente, un Estado funcional; la distribución de la población en centros urba- nos; la diferenciación social entre asentamientos y al interior de los centros urbanos, en cuanto a extensión del espacio ocupado y al volumen de los edificios construidos; la aplicación de un diseño compartido en la construcción arquitectónica de los centros poblados, por lo menos, un edificio público monumental con una plaza circular hun- dida anexa; la división del trabajo y la identifica- ción de especialistas que produjeran información y tecnologías para mejorar las condiciones de vida (en ingeniería, cultivo agrícola, pesquería, astro- nomía para el control del tiempo y de los cambios climáticos, plantas medicinales, en calidad y resis- tencia de fibras vegetales, en mecánica de fluidos, etc.); la implementación de una fuerte ideología, que sustentara la fuerza de trabajo organizada y la reproducción del sistema social, la religión fue institucionalizada como instrumento de cohesión y coerción; el tendido de redes de interacción e intercambio con otras poblaciones del área nor- central del Perú, relación que dinamizó la eco- nomía, en su beneficio, y promovió el desarrollo a nivel regional e interregional; la importancia que le dieron al arte y la música, en particular, los varios instrumentos creados fueron ejecutados en conjuntos de músicos organizados y preparados para determinadas ceremonias especiales.
Mostrar más

7 Lee mas

Duby Georges – Guerreros Y Campesinos

Duby Georges – Guerreros Y Campesinos

. Por esta razón, la mejora del tejido se asoció íntimamente con otras operaciones: el batanado, cuyo fin es hacer el paño más espeso, más suave, más pesado —y cuyas necesidades hicieron difundirse al mismo tiempo y al mismo ritmo los batanes— el tinte, que distingue el tejido de los de fabricación corriente. Estas operaciones complementarias, que exigían grandes cuidados, fueron confiadas a otros especialistas. Por primera vez, en el curso de la segunda mitad del siglo XI, en el noroeste del reino de Francia y para la confección de paños de lujo, una operación artesanal adoptó la forma de un complejo en el que el trabajo se dividía entre muchos «oficios». Adaptación esencial: el valor del producto, es decir, la salida que podía tener, y que tuvo efectivamente de una punta a la otra de la cristiandad, entre los consumidores más ricos y exigentes, dependía de la repartición de las tareas. Esta división del trabajo exigía una organización minuciosa, unas prácticas de asociación, una disciplina colectiva, la reunión de todos los tejedores, bataneros, tintoreros en el seno de un verdadero «municipio» en el que cada uno se comprometiese a respetar un reglamento, garantía del renombre de la producción y de su homogeneidad. Este marco sólo las ciudades podían ofrecerlo, y las ciudades que no dependieran demasiado estrechamente de un señor. En esta situación se hallaban las aglomeraciones que se habían formado en Flandes, en Artois, en los lugares de cruce de la navegación por barco. Ciudades igualmente —los portus flamencos eran de esta clase— que frecuentaban los mercaderes de larga distancia. Porque la clave del éxito se hallaba en manos de los mercaderes. Y los mercaderes fueron de hecho los verdaderos responsables de la organización de la nueva pañería.
Mostrar más

184 Lee mas

Texto 2 Menendez y ot – El Arte En La Prehistoria

Texto 2 Menendez y ot – El Arte En La Prehistoria

eclesiásticos y de la sociedad en general reticentes a admitir tanto las teo- rías darwinianas como la antigüedad antidiluviana de algunos hallazgos y varios arqueólogos que como Jacques Boucher de Perthes (1788-1868), E. Lartet (1801-1871), Gabriel de Mortillet (1821-1898), etc., encuentran con cierto asombro, a través de estudios estratigráficos y geológicos (no olvi- demos que las raíces de la prehistoria y de muchos de los arqueólogos pre- historiadores residen en esa rama del conocimiento), las huellas materia- les de un pasado humano muy remoto. La necesidad de llevar a cabo tanto la clasificación de los objetos como la definición de una serie de tipos para sistematizar la Prehistoria en periodos cronoculturales («tipologías») que permitieran un mejor estudio de la misma pudo también contribuir de algún modo a fijar ideas evolutivas en los objetos, introduciendo juicios de valor sobre la calidad (perfección o belleza) de sus ejecuciones que des- embocan inexorablemente en comparaciones. La aceptación de la existen- cia de arte mueble pleistocénico por parte de los primeros estudiosos pue- de tener relación con una supuesta fracturación en la valoración del fenómeno artístico, «cisura que posibilita la distinción entre artesanía y arte, entre artes menores y mayores, entre arte de pequeño formato y arte de gran formato, entre el gusto inocente por el adorno y la sofisticada afi- ción por las Bellas Artes, etc.» (Moro y González Morales, 2004: 121). De modo que estas piezas de arte mueble tan antiguo comportaban única- mente un concepto de arte menor, artesanía, y así ayudaban a digerir en la mentalidad decimonónica el reconocimiento de formas artísticas en pueblos «tan poco evolucionados».
Mostrar más

122 Lee mas

Texto 3 Jardon y ot – Prehistoria y cine

Texto 3 Jardon y ot – Prehistoria y cine

Son pocas las películas que transcurren en un contexto espacio temporal concreto y sin anacro- nismos, de manera que pudieran encajar en un supuesto «género histórico» (Hernández Descalzo, 1997). Algunas de estas producciones se basan en novelas ambientadas en tiempos prehistóricos como En busca del fuego (La guerre du feu, Jean Jacques Annaud, 1981) El clan del oso cavernario (The clan of the cave bear, Michael Chapman, 1986) o Ao,le dernier néandertal (Jacques Malaterre, 2010), recogen, con mayor o menor acierto, los resultados de las investigaciones del momento (Rosny, J.H. 1909; Auel, J.M. 1980; Klapczynski, M. 2007). En ellas se tratan temas como la coexistencia de diferentes especies del género homo, la hibridación entre nean- dertales y cromañones, la especificidad de la sexualidad humana, la importancia del fuego, la práctica de la violencia, del canibalismo, el descubrimiento de las emociones (la risa, el llanto, el amor, la pérdida...), la autoconsciencia, la aparición del arte y el pensamiento simbólico... temas que han sido objeto de debate científico y que en cierta medida podemos considerar pertinentes en un cine de temá- tica prehistórica. Es precisamente el excepcional tratamiento de estos temas el que ha convertido a En busca del fuego en la película de Prehistoria mejor valorada hasta el momento por los investigadores y por el público. Tanto en estas películas como en las anteriormente mencionadas, las ficciones que con- textualizan estos temas presentan esquemas narrativos universales que se reproducen una y otra vez tanto en el cine como en la literatura y que tienen origen en la tradición oral (la búsqueda del tesoro, el intruso benefactor o destructor, el ser desdoblado, el conocimiento de sí mismo, el amor redentor ...). Repasando los temas apuntados por Balló y Pérez en la Semilla Inmortal (Balló y Pérez, 2000) reconocemos en las películas que nos ocupan, este tipo de narraciones.
Mostrar más

175 Lee mas

Neoclásico y GOYA.pdf

Neoclásico y GOYA.pdf

recibe influencia de los últimos pintores rocosos contra los que después arremeterá. Después se pasa a cultivar la pintura de tema clásico escenografiando pasajes de la antigüedad con una técnica realista, una cierta rigidez y seriedad en el tratamiento de las figuras y un cromatismo muy vivo. A este periodo corresponde El juramento de los Horacios (1785). Pero al estallar la Revolución, David se entrega ciegamente a la política. Es nombrado superintendente de Bellas Artes y decidió suprimir la Academia por sus reminiscencias rococós y someter el arte a una dictadura personal. Sus discípulos llegaron apedrear obras de Watteau.
Mostrar más

6 Lee mas

barrocoarquitectura.pdf

barrocoarquitectura.pdf

• se combina con vegetación • más irregular.[r]

31 Lee mas

barrocopinturaflandes-holanda.pdf

barrocopinturaflandes-holanda.pdf

Como sólo pagaron dieciséis. • sólo algunos son reconocibles el rostro.[r]

24 Lee mas

renacimientocinquecenttopinturamiguelang

renacimientocinquecenttopinturamiguelang

• contornos bien marcados que potencian relieve, preocupación por desarrollo. • de personajes (profundo estudio anatómico de musculaturas y de expresiones[r]

16 Lee mas

Show all 10000 documents...