PDF superior Economía e historia del turismo español del siglo XX

Economía e historia del turismo español del siglo XX

Economía e historia del turismo español del siglo XX

El censo de 1970 ya revelaba con cierta nitidez la influencia que el fenómeno turístico comenzaba a tener en la configuración urbana y en la dinámica demográfica española. El aumento importante, y excep- cional con relación a la tendencia general, de la población de munici- pios de entre 10 y 50 mil habitantes registrada en las provincias de Alicante, Baleares, Castellón, Gerona, Málaga, Murcia, Las Palmas, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife, no podrían explicarse sin atender al influjo de las corrientes turísticas. El turismo se presentaba enton- ces como un fenómeno que colaboraba a acentuar, en cierta medida, las tradicionales tensiones centro-periferia que venían caracterizando la formación y desarrollo regional de la sociedad industrial española. Este influjo es más evidente en la década de los ochenta, cuando los crecimientos demográficos se estancan. Hay que tener en cuenta que en el período intercensal de 1981-1991, sólo las comunidades insula- res, y las del litoral mediterráneo, presentaban ritmos de crecimiento por encima del nivel vegetativo. Esa tendencia no parece haber desa- parecido en los noventa. Prueba de ello es que, entre 1991 y 1996, Ca- narias y nueve de las once provincias mediterráneas (Baleares inclui- da) encabezan, con Navarra, Guadalajara, Toledo y Sevilla, los saldos migratorios más intensos 11 . Estamos ante otro dato que refuerza la ne- cesidad de reconsiderar el turismo como factor relevante para la expli- cación, no sólo de la dinámica demográfica sino, más ampliamente, del desarrollo español contemporáneo.
Mostrar más

30 Lee mas

Historia de la Economía Global en el siglo XX

Historia de la Economía Global en el siglo XX

La asignatura proporciona una visión de conjunto y articulada de las diferentes dimensiones de la economía global así como de su evolución además de fomentar la a[r]

7 Lee mas

Historia de la Economía global en el siglo XX

Historia de la Economía global en el siglo XX

El patrón oro y la expansión de la economía global en los primeros años del siglo veinte. El comercio internacional y el libre comercio como idea dominante en los primeros años del siglo veinte. El desarrollo del centro y de la periferia de la economía global y los fracasos de desarrollo. El imperialismo, el colonialismo y el subdesarrollo. El factor trabajo, migraciones y el crecimiento global. Las inversiones internacionales y el crecimiento global. La innovación tecnológica y su difusión y el desarrollo industrial en las principales economías: Reino Unido, Alemania, Francia y los EE.UU. Las consecuencias económicas de la Primera Guerra Mundial. La Gran depresión y el retorno del proteccionismo. Las economías en guerra, 1939-45. El dólar en la economía global desde 1945. La reconstrucción económica. El proceso de integración económica en Europa. Descolonización y desarrollo. El socialismo y sistemas socialistas. El colapso del sistema de Bretton Woods y el sistema monetario internacional. La crisis de los años setenta. El colapso del comunismo y transición económica. La evolución de la UE.
Mostrar más

6 Lee mas

Municipio de El Viejo : Economía, cultura y sociedad en el siglo XX

Municipio de El Viejo : Economía, cultura y sociedad en el siglo XX

trabajo de investigación realizado para optar al Grado de Maestro en Estudios Históricos Latinoamericanos y del Caribe y cuyo autor es el Lic. Marvin Antonio Villalta, representa un importante aporte, no solo en el interés de ir fortaleciendo la línea de estudios de investigación en historia regional y local, sino como una importante contribución a uno de los espacios geográficos con más historia y relevancia dentro de la configuración del territorio nicaragüense y su historia: el municipio de El Viejo, el que tuvo una larga trayectoria dentro de la ruta marcada por la influencia desde el siglo XVII del puerto de El Realejo de los enclaves dirigidos a apuntalar el proyecto colonial español en suelo hispanoamericano. El Viejo pugna hoy en día por ser un municipio de gran prosperidad en el contexto del desarrollo de Nicaragua. Es, a su vez, uno de las localidades con mayor tradición cultural.
Mostrar más

161 Lee mas

Historia de la atencin a la salud en el estado de Quintana Roo durante el siglo XX

Historia de la atencin a la salud en el estado de Quintana Roo durante el siglo XX

cias, insuficientes y deficientes vías de comunica- ción tanto marítimas como terrestres y a una pobre economía, a pesar del cultivo del henequén y de la existencia de maderas preciosas, prácticamente se encontraban aislados del resto de la República Mexi- cana; de hecho no había organismos públicos, las pocas tareas médicas y sanitarias se realizaban en un marco bélico, la Guerra de las Castas, el fondo de la pugna era étnico, cultural, religioso y económico; los combatientes eran el ejercito federal y los mayas.

5 Lee mas

John Lukacs: “Historia Mínima del Siglo XX”

John Lukacs: “Historia Mínima del Siglo XX”

La construcción de la Unión Europea encuentra encaje en el siguiente capítulo, decimoquinto. En él se hace hincapié en las deficiencias detectadas desde los primeros pasos, caracterizados por un énfasis en los asuntos económicos y financieros sobre los estatales y políticos: “Existía la creencia de que la economía debía ir antes que el gobierno, pero esto es y no es así. Pasaron cuarenta o cincuenta años a partir de 1948, y no había gobierno europeo, ni poder ejecutivo europeo, ni ejército europeo”. Asimismo se hace un repaso de los eventos que sentaron las bases de la descomposición de la hegemonía soviética y pusieron término a la guerra fría. Como recapitulación, sin embargo, el autor nos lanza algunas advertencias: “La guerra fría se acabó. El siglo de las grandes guerras europeas se acabó. La división de Europa se acabó. Pero también se acabó la Edad Europea, la primacía de Europa sobre el resto del mundo”.
Mostrar más

6 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX – ERIC HOBSBAWN

HISTORIA DEL SIGLO XX – ERIC HOBSBAWN

que desencadenó (y que hemos examinado superficialmente) en un período de meses o de pocos años, desde Japón a Irlanda, desde Suecia a Nueva Zelanda y desde Argentina a Egipto. Pero por dramáticas que fueran, las con- secuencias políticas inmediatas no son el único ni el principal criterio para juzgar la gravedad de la Depresión. Fue una catástrofe que acabó con cual- quier esperanza de restablecer la economía y la sociedad del siglo xix. Los acontecimientos del período 1929-1933 hicieron imposible, e impensable, un retorno a la situación de 1913. El viejo liberalismo estaba muerto o parecía condenado a desaparecer. Tres opciones competían por la hegemonía político- intelectual. La primera era el comunismo marxista. Después de todo, las predicciones de Marx parecían estar cumpliéndose, como tuvo que oír incluso la Asociación Económica Norteamericana en 1938, y además (eso era más impresionante aún) la URSS parecía inmune a la catástrofe. La segunda opción era un capitalismo que había abandonado la fe en los principios del mercado libre, y que había sido reformado por una especie de maridaje infor- mal con la socialdemocracia moderada de los movimientos obreros no comu- nistas. En el período de la posguerra demostraría ser la opción más eficaz. Sin embargo, al principio no fue tanto un programa consciente o una alternativa política como la convicción de que era necesario evitar que se produjera una crisis como la que se acababa de superar y, en el mejor de los casos, una dis- posición a experimentar otras fórmulas, estimulada por el fracaso del libera- lismo clásico. La política socialdemócrata sueca del período posterior a 1932, al menos a juicio de uno de sus principales inspiradores, Gunnar Myrdal, fue una reacción consciente a los fracasos de la ortodoxia económica que había aplicado el desastroso gobierno laborista en Gran Bretaña en 1929-1931. En ese momento, todavía estaba en proceso de elaboración la teoría alternativa a la fracasada economía de libre mercado. En efecto, hasta 1936 no se publicó la obra de Keynes Teoría general del empleo, el interés y el dinero, que fue la más importante contribución a ese proceso de elaboración teórica. Hasta la segunda guerra mundial, y posteriormente, no se formularía una práctica de gobierno alternativa: la dirección y gestión macroeconómica de la economía basada en la contabilidad de la renta nacional, aunque, tal vez por influencia de la URSS, en los años treinta los gobiernos y otras instancias públicas comenzaron ya a contemplar las economías nacionales como un todo y a estimar la cuantía de su producto o renta total. 10
Mostrar más

611 Lee mas

Colombia   Historia de la Violencia del Siglo XX

Colombia Historia de la Violencia del Siglo XX

Es en esa coyuntura precisa y en las zonas marcadas, además, por el auge de las reivindicaciones sociales y la presencia activa de las organizaciones revolucionarias FARC y ELN donde "el nuevo paramilitarismo" o "paramilitarismo de nuevo cuño", modernizado y bien apertrechado militarmente, hace su aparición en condición no solo de agentes de una "mercancía" apetecida en el exterior, particularmente en los Estados Unidos, y que va a darle un renovado e inusitado impulso a la economía nacional, sino como socio privilegiado del gobierno en la "guerra sucia" contra los movimientos sociales y populares, a cambio de la impunidad en sus tropelías y participación política en las instituciones del Estado.
Mostrar más

14 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

Nada demuestra mejor la universalidad de la Gran Depresión y la gravedad de sus efectos que el carácter universal de las insurrecciones políticas que desencadenó (y que hemos examinado superficialmente) en un período de meses o de pocos años, desde Japón a Irlanda, desde Suecia a Nueva Zelanda y desde Argentina a Egipto. Pero por dramáticas que fueran, las consecuencias políticas inmediatas no son el único ni el principal criterio para juzgar la gravedad de la Depresión. Fue una catástrofe que acabó con cualquier esperanza de restablecer la economía y la sociedad del siglo XIX. Los acontecimientos del período 1929-1933 hicieron imposible, e impensable, un retorno a la situación de 1913. El viejo liberalismo estaba muerto o parecía condenado a desaparecer. Tres opciones competían por la hegemonía político-intelectual. La primera era el comunismo marxista. Después de todo, las predicciones de Marx parecían estar cumpliéndose, como tuvo que oír incluso la Asociación Económica Norteamericana en 1938, y además (eso era más impresionante aún) la URSS parecía inmune a la catástrofe. La segunda opción era un capitalismo que había abandonado la fe en los principios del mercado libre, y que había sido reformado por una especie de maridaje informal con la socialdemocracia moderada de los movimientos obreros no comunistas. En el período de la posguerra demostraría ser la opción más eficaz. Sin embargo, al principio no fue tanto un programa consciente o una alternativa política como la convicción de que era necesario evitar que se produjera una crisis como la que se acababa de superar y, en el mejor de los casos, una disposición a experimentar otras fórmulas, estimulada por el fracaso del liberalismo clásico. La política
Mostrar más

210 Lee mas

Historia del Siglo XX – Mayo del 68 Eric Hobsbawn

Historia del Siglo XX – Mayo del 68 Eric Hobsbawn

afluencia hacia las universidades haya sido menos marcada en los países socialistas, a pesar de su orgullo por la educación masiva; en todo caso, el caso de la China de Mao es aberrante. El Gran Camarada abolió virtualmente la educación superior durante la Revolución Cultural (1966-76). Cuando los problemas en los sistemas socialistas aumentaron en los 70's y 80's, quedaron aún más atrás respecto a Occidente. Hungría y Checoslovaquia tenían un porcentaje de su población en educación superior menos al de prácticamente todos los demás estados europeos. ¿Es esto curioso a segunda vista? Quizás no. El extraordinario crecimiento de la educación superior, que a principios de los 80's produjo al menos siete países con más de 100.000 profesores en el ámbito universitario, se debió a presión de los consumidores, a la cual los sistemas socialistas no respondían. Era obvio para los planificadores y los gobiernos que la economía moderna requería muchos más administradores, profesores y expertos técnicos que en el pasado, que tenían que haber sido entrenados en alguna parte -y las universidades y otras instituciones similares de educación superior habían funcionado largamente, por antigua tradición, como escuelas de entrenamiento para el servicio público y los profesionales especializados. Pero mientras esto, así como una tendencia democrática general, justificaba una expansión substancial de la educación superior, la escala de la explosión estudiantil excedió con mucho lo que la planificación racional pudo haber previsto.
Mostrar más

17 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

británicos de visita, cuyas opiniones, a su vez, tampoco se basaban en conocimiento alguno de lo que realmente sucedía en la economía soviética. Todos acertaron al suponer que el sistema existente (o más bien la economía planificada, mientras existía) era muy inferior a las economías basadas principalmente en la propiedad privada y la empresa privada, y que el viejo sistema, incluso en una forma modificada, estaba condenado a desaparecer. Pero todos fracasaron en la tarea de enfrentarse al problema real de cómo una economía de planificación centralizada podía, en la práctica, transformarse en una u otra versión de una economía dinamizada por el mercado. En lugar de ello, se limitaron a repetir demostraciones de primer curso de económicas acerca de las virtudes del mercado en abstracto, que, sostenían, llenaría los estantes de las tiendas con mercancías ofrecidas por los productores a precios razonables, así que se permitiera el libre juego de la oferta y la demanda. La mayoría de los sufridos ciudadanos de la Unión Soviética sabían que esto no iba a ocurrir, y en efecto, después del breve tratamiento de shock de la liberalización, no ocurrió. Por otra parte, ningún conocedor serio del país creía que en el año 2000 el estado y el sector público de la economía soviética no seguirían siendo fundamentales. Los discípulos de Friedrich Hayek y Milton Friedman condenaban la mera idea de una economía mixta de este tipo, pero no tenían ningún consejo que ofrecer acerca de cómo se podía dirigir o transformar. Sin embargo, cuando llegó, la crisis final no fue económica sino política. Para prácticamente la totalidad del establishment de la Unión Soviética —desde el partido, pasando por los planificadores y los científicos, por el estado, las fuerzas armadas, el aparato de seguridad y las autoridades deportivas—, la idea de una ruptura total de la URSS era inaceptable. No podemos saber si un número considerable de ciudadanos soviéticos —dejando a un lado los de los estados bálticos— deseaban o siquiera imaginaban esta ruptura aun después de 1989, pero parece dudoso: cualesquiera que sean las reservas que tengamos sobre las cifras, el 76 % de los votantes en el referéndum de marzo del 1991 se manifestaron a favor del mantenimiento de la Unión Soviética
Mostrar más

190 Lee mas

HISTORIA DEL SIGLO XX

HISTORIA DEL SIGLO XX

Sin embargo, lo más notable de esta época es hasta qué punto el motor aparente de la expansión económica fue la revolución tecnológica. En este sentido, no sólo contribuyó a la multiplicación de los productos de antes, mejorados, sino a la de productos desconocidos, incluidos muchos que prácticamente nadie se imaginaba siquiera antes de la guerra. Algunos productos revolucionarios, como los materiales sintéticos conocidos como «plásticos», habían sido desarrollados en el período de entreguerras o incluso habían llegado a ser producidos comercialmente, como el nylon (1935), el poliéster y el polietileno. Otros, como la televisión y los magnetófonos, apenas acababan de salir de su fase experimental. La guerra, con su demanda de alta tecnología, preparó una serie de procesos revolucionarios luego adaptados al uso civil, aunque bastantes más por parte británica (luego también por los Estados Unidos) que entre los alemanes, tan amantes de la ciencia: el radar, el motor a reacción, y varias ideas y técnicas que prepararon el terreno para la electrónica y la tecnología de la información de la posguerra. Sin ellas el transistor (inventado en 1947) y los primeros ordenadores digitales civiles (1946) sin duda habrían aparecido mucho más tarde. Fue tal vez una suerte que la energía nuclear, empleada al principio con fines destructivos durante la guerra, permaneciese en gran medida fuera de la economía civil, salvo como una aportación marginal (de momento) a la producción mundial de energía eléctrica (alrededor de un 5 % en 1975). Que estas innovaciones se basaran en los avances científicos del período de posguerra o de entreguerras, en los avances técnicos o incluso comerciales pioneros de entreguerras o en el gran salto adelante post-1945 —los circuitos integrados, desarrollados en los años cincuenta, los láseres de los sesenta o los productos derivados de la industria espacial— apenas tiene importancia desde nuestro punto de vista, excepto en un solo sentido: más que cualquier época anterior, la edad de oro descansaba sobre la investigación científica más avanzada y a menudo abstrusa, que ahora encontraba una aplicación práctica al cabo de pocos años. La industria e incluso la agricultura superaron por primera vez decisivamente la tecnología del siglo XIX.
Mostrar más

171 Lee mas

Breve historia de los refugiados en Argentina durante el siglo XX

Breve historia de los refugiados en Argentina durante el siglo XX

La Argentina se hizo cargo de los asuntos de la República Oriental del Uruguay, así como también de sus asilados españoles, acogidos en la sede madrileña. Pero surgió un problema: vaciada la sede diplomática argentina en Madrid, cesaba la extraterritorialidad de los asilados (ya que las sedes consulares, locales o refugios adicionales no constituían en rigor lugares de asilo reconocido), por lo tanto, los asilados en sede uruguaya quedaban amparados únicamente por la responsabilidad de los diplomáticos argentinos y la protección oficial. La situación de los asilados uruguayos, sobre los que el Gobierno de Uruguay reitera que entiende haberles dejado bajo el amparo argentino, en el ámbito legislativo uruguayo es visto como abandono, contrario a la posición que manifestare el Ejecutivo. Además, el Ministerio de Estado español no era proclive a darle el mismo trato preferencial a los asilados uruguayos que el dispensado a los argentinos. Recién cuando las negociaciones entre los embajadores de Chile y España en Londres concluyeron, luego de agónicos meses en lo que los asilados sólo sufrían un incierto destino, evacuaron a los asilados en las embajadas extranjeras acreditadas ante el Gobierno español. Hasta fines de 1936, más de ochocientos argentinos habían sido evacuados fuera de España a expensas del Gobierno de Buenos Aires. Algunos permanecieron en Francia (cuando el Tucumán pasó por Marsella), pero la mayoría volvieron a Argentina. Otros regresaron desde Génova, Málaga, Almería y Gibraltar.
Mostrar más

13 Lee mas

La trama de los noventa. Historia crítica del cine documental español a finales del Siglo XX (1989¿1999)

La trama de los noventa. Historia crítica del cine documental español a finales del Siglo XX (1989¿1999)

ver si las televisiones podían seguir cargando con los tremendos gastos asociados a los derechos de antena; además, la débil relación entre los tres sectores del cine – distribución, exhibición y producción– hacía muy difícil el desarrollo de una industria fuerte y con posibilidades de enfrentarse a unos agentes externos que la estaban controlando –sobre todo al sector de la distribución– y a una nueva realidad que estaba sacando a los espectadores de la sala –televisión, vídeo, nuevas ofertas culturales– (Mozoncillo, 1993: 327–333). Al hacer esta breve comparación entre dos estudios de inicio y final de la década –uno es de 1993 y otro de 1999– parece que las únicas conclusiones en materia industrial que se pueden entrever son que el cine español únicamente descendió y aumentó en sus cifras: número de espectadores, películas, salas y cuota de mercado pero ninguna de las modificaciones administrativas que sufrió pudo solucionar los problemas que tenía desde un principio. Dando lugar a que las continuas legislaciones parezcan únicamente textos inútiles que se superponen unos a otros y que poco o nada pueden lograr más allá de maquillar unas cifras y lanzar cortinas de humo. Ya se aventuraba Mozoncillo a hablar de España como un país con unos “bruscos reajustes de la regulación y la protección” (Mozoncillo, 1993: 343) en lo que se refiere al cine, y continuos podríamos decir también, que poco o nada avanzan “en la regulación del sector audiovisual” (Mozoncillo, 1993: 343). Dejando un panorama, desde un punto de vista económico, muy poco deseable. También, en uno de los primeros análisis con una perspectiva económica que se realizaron en relación a ese fomento del cine español, se entendía, a principios de los noventa, que estas políticas administrativas habían propiciado la desaparición de la figura del productor dando lugar a una atomización empresarial y a la ausencia de empresas con la entidad suficiente de la que estamos hablando (Vallés Copeiro del Villar, 1992: 214). Ahora la iniciativa de un director será suficiente para llevar a cabo la producción de una película. Algo que, en lo relativo al cine documental, hará que se puedan producir algunos de los pocos títulos de los que se disponen en este periodo porque son trabajos que en materia de producción no se acoplan al deseado sistema industrial.
Mostrar más

615 Lee mas

Las juventudes en la historia Colombiana del siglo XIX y XX

Las juventudes en la historia Colombiana del siglo XIX y XX

A finales de la década de los 80, la violencia tocó fondo. Tres candidatos presidenciales fueron asesinados, el Cartel de Medellín puso en jaque al Estado con atentados terroristas, secuestros y asesinatos selectivos. Por su parte las guerrillas arreciaban en los campos mientras se consolidaban las fuerzas paramilitares de autodefensas para enfrentarlas, ocasionando una debacle aún más grande. Cientos de jóvenes y niños fueron reclutados por los bandos en contienda. Miles murieron en los combates, en los atentados y en las refriegas donde también algunos estudiantes cayeron víctimas de la guerra. Paradójicamente, al mismo tiempo se levantaron voces juveniles contra la situación, desde escenarios radicales como los del mundo del underground en Medellín y Bogotá. Metaleros y Punkeros reaccionaron con canciones y letras de denuncia y crítica a la violencia de todo tipo, mientras que en los sectores menos radicales se impulsó desde la radio la expansión del “rock en tu idioma”, el “rock en español”, inspirado por las agrupaciones principalmente del sur del continente como Chile y Argentina. El “Concierto de Conciertos” realizado en septiembre de 1988, se convirtió en un hito generacional. En medio de un ambiente enrarecido, en 1990, se inició el proceso de apertura económica que permitió la llegada de una avalancha de productos, bienes y servicios nunca antes vistos. Se consolidó el proceso de privatización de algunas empresas del Estado y se impulsó el consumo. Mientras tanto un grupo de estudiantes de universidades públicas y privadas, se movilizó para proponer una reforma constitucional, en las elecciones parlamentarias de ese año. El movimiento adquirió tal fuerza que se denominó Movimiento de la Séptima Papeleta. La iniciativa fue votada mayoritariamente y se citó a una Asamblea Nacional Constituyente que concluyó con el cambio de la constitución de 1886 y proclamó una nueva, donde se estableció el reconocimiento multicultural y el libre desarrollo de la personalidad, otorgando a los niños y los jóvenes, amplios derechos, que debían ser organizados jurídicamente. El diseño de una política para la infancia y la juventud fue sancionada años más tarde.
Mostrar más

18 Lee mas

El triunfo de la democracia a finales del siglo XX: ¿fin de la Historia?

El triunfo de la democracia a finales del siglo XX: ¿fin de la Historia?

Las transiciones del Cono Sur latinoamericano, por ejemplo, partieron de regímenes no democráticos muy distintos a los de la Europa meridional, cen- tral u oriental porque, para comenzar, las circunstancias que provocaron su irrupción tampoco fueron las mismas. Si en España, Portugal, la ex URSS o ex Yugoslavia y los antiguos PECOs, hemos de retroceder hasta verdaderos acon- tecimientos bélicos a escala nacional o internacional, a partir de los cuales queda enclavada la legitimidad tradicional de sus sistemas no democráticos, los regímenes burocrático-autoritarios latinoamericanos acudirán al auxilio de la civilización cristiana occidental, amenazada por la subversión revolucionaria de los años sesenta-setenta. De este modo, los regímenes burocráticos autori- tarios latinoamericanos contarán desde su inicio con una legitimidad sensible- mente inferior a la de los sistemas totalitarios soviéticos o autoritario luso y español (aunque la presencia cíclica de los militares en el poder no suponga tampoco una novedad en la historia política latinoamericana) (Rouquié, 1984). Máxime en países como el Uruguay, pongamos por muestra, donde la verda- dera tradición era la democracia y no el intervencionismo militar en la vida política 8 .
Mostrar más

23 Lee mas

Historia de la Inmunologa en Cuba de 1850 hasta mediados del siglo XX

Historia de la Inmunologa en Cuba de 1850 hasta mediados del siglo XX

En el año 1863, fue designado Secretario de la Junta de Sanidad el médico español Vicente Luis Ferrer González, quien, para 1867, logró convertir en ley muchas medidas relacionadas con la inmunización: vacunación obligatoria, ejecutada por cualquier médico registrado y por un reducido cuerpo de vacunadores vinculado a las autoridades civiles; debe destacarse que España adoptó una legislación similar solo 40 años después 3 .

16 Lee mas

Economía y espacio en el Papaloapan veracruzano. Siglo XVII-XX

Economía y espacio en el Papaloapan veracruzano. Siglo XVII-XX

Para terminar, no me queda mas que felicitar a los autores y a los coor- dinadores, Josif Velasco Toro y Luis Alberto Montero Garcfa, por ofrecer- nos este excelente libro de historia [r]

7 Lee mas

Colombia siglo XX : una historia a ritmo de ranchera

Colombia siglo XX : una historia a ritmo de ranchera

Así, parece fundado sostener que la cultura mexicana, a partir de las primeras décadas del siglo XX, invadió con su música, su cine, su televisión y su tequila las vidas, de los colombianos y se inmiscuyó en la intimidad de sus ritos, pasiones y esperanzas. Ahora bien, ninguna cultura permanece totalmente cerrada y hermética a las influencias de las demás culturas con las que entra en contacto. Y cuando ello sucede, las formas culturales propias se ven modificadas a causa de otras formas culturales no propias: Véase el caso por ejemplo del fuerte influjo del idioma español a través de la entrada de la comunidad hispana en Norteamérica, o la norteamericanización de pueblos fronterizos como Chihuahua en México. No sorprende que esto haya sucedido con la cultura colombiana a causa del impacto que tuvo sobre ella la cultura mexicana – y no solo de esta, sino de muchas otras, como la venezolana, la brasileña, la puertorriqueña y, por supuesto, la estadounidense-.
Mostrar más

131 Lee mas

La renovación del teatro español en el último tercio del Siglo XX

La renovación del teatro español en el último tercio del Siglo XX

En lo que respecta al teatro convencional, son figuras señeras del mismo Jaime Salom o Juan José Alonso Millán, que prosiguen produciendo en la democracia, sin menoscabo de su éxito. Jaime Salom trata con preferencia la crítica a la burguesía y en esa línea estrena en 1976 La piel de limón, pieza en la cual “aboga por el divorcio desde un punto de vista que adopta alguna de las coordenadas del feminismo del momento (42) ”. A esta obra siguen otras, como Una hora sin televisión, (1987), Mariposas negras (1994), etc. Alonso Millán es ya un escritor teatral consolidado y veterano, autor de más de ochenta obras, algunas de las cuales han merecido el elogio de la crítica y, muchas, el del público. En la democracia, logra gran éxito también con El camino verde y Capullito de alhelí ambas de 1985, Cuéntalo tú que tienes más gracia (1989) o Sólo para parejas (1995). Por último, pero no menos importante, mencionaremos a Antonio Gala, heredero de la larga tradición que emana de Jacinto Benavente y de Alejando Casona, aunque “en los inicios de su obra más bien parecía seguir la trayectoria de Antonio Buero Vallejo (43) .”. Gala es un ejemplo paradigmático de las dificultades que ofrece todo intento prematuro de clasificación, pues si con frecuencia se centra preferentemente en el teatro tradicional, sin embargo algunas de sus obras no pueden, en puridad, catalogarse en ese tipo de teatro: es el caso, por ejemplo, de ¿Porqué corres, Ulises? (1975), o de su llamada trilogía de la libertad: Petra Regalada (1980), La vieja señorita del paraíso, (1980) y El cementerio de los pájaros (1982). Después de esta trilogía, Antonio Gala ha dedicado la mayor parte de sus afanes a la novela, campo en el cual ha obtenido muchos laureles, pero sin embargo no ha renunciado a sus orígenes, como demuestran Samarkanda (1985) o El hotelito (1985), “una historia española en la que el autor pretende que nos riamos de nuestra propia sombra y al mismo tiempo se reflexione sobre nuestras propias fronteras interiores (44) ” y Séneca o el beneficio de la duda (1987), títulos todos que han gozado de los parabienes del público y del rechazo frecuente de la crítica.
Mostrar más

17 Lee mas

Show all 10000 documents...