PDF superior Edad de inicio de la pubertad precoz en pacientes con mielomeningocele

Edad de inicio de la pubertad precoz en pacientes con mielomeningocele

Edad de inicio de la pubertad precoz en pacientes con mielomeningocele

Para el muestreo se obtuvo inicialmente una base de da- tos en el archivo clínico del CRIT Estado de México con todos los menores con diagnóstico de mielomeningocele entre cuatro y ocho años en el caso de las mujeres y de los nueve años en los varones, quienes ya eran pacientes del Centro hasta el mes de marzo de 2003 y contaran con histo- ria clínica elaborada. Se revisaron los expedientes clínicos para determinar si contaban con los criterios de inclusión y no existían de exclusión.

6 Lee mas

Pubertad precoz y retraso puberal

Pubertad precoz y retraso puberal

El RCCP es más frecuente en varones, que llegan a consultar por este problema en proporciones de 9:1. Se considera una variante cronológica de la normalidad y, aunque puede presentarse de forma esporádica o idiopática, lo hace habitualmente en un contexto familiar de maduración tardía (60-90 % de los casos). El patrón de herencia es sugerente de una herencia autosómica dominante. Serían niños normales con un patrón madurativo familiar más lento que la media de la población. El cuadro clínico se caracteriza por un hipocrecimiento de inicio postnatal, con un patrón de crecimiento característico, que se acompaña de un retraso en la maduración ósea y en el inicio de la pubertad de 2 a 4 años. Son niños que hasta los 12-18 meses de edad crecen normalmente. A partir de ese momento y hasta los 3-4 años (fenómeno de canalización del crecimiento), experimentan una caída en el ritmo de crecimiento que les lleva a situarse en un carril de crecimiento inferior al que les correspondería para su contexto familiar, con frecuencia próximo o por debajo del percentil 3. Cuando existe un componente familiar importante de talla baja, el hipocrecimiento puede ser muy severo, con tallas por debajo de –3 SDS. A partir de los 3-4 años, los niños crecen a un ritmo normal, aunque habitualmente por debajo del percentil 50 de VC, y tienden a mantener el percentil de talla. Cuando alcanzan la edad en la que habi- tualmente se produce la pubertad, se observa un nuevo periodo de desaceleración del ritmo de crecimiento, lo que se conoce como “depresión prepuberal de la VC”, que los aleja nuevamente de los percentiles normales hasta que se inicia el estirón puberal. Éste se produce de forma normal aunque tardíamente y el pico de VC suele ser menor; de forma que, es un estirón me- nos aparente y se ganan menos centímetros que cuando éste se produce a una edad media o temprana, compensándose así el mayor número de años de crecimiento. La talla final se alcanza también tardíamente y suele ser acorde con el contexto familiar, aunque, en alrededor del 15 % de estos pacientes, por causas desconocidas, la talla final se sitúa por debajo de lo esperable para su contexto familiar (15) .
Mostrar más

27 Lee mas

Características Clínicoepidemiológicas de Pubertad Precoz en el Hospital Nacional Almanzor  Aguinaga Asenjo Durante el Período

Características Clínicoepidemiológicas de Pubertad Precoz en el Hospital Nacional Almanzor Aguinaga Asenjo Durante el Período

Al analizar cada una de las características clínicas estudias, pubarquia, telarquia y menarquía, se iniciará el comentario con el gráfico 01, donde se evidencia que del total de niñas sólo el 81.9% tuvieron telarquia y de las cuales el 83.9% presentaron crecimiento mamario evidente entre los 6 y 8 años de edad tal como se muestra en el cuadro 02. Al respecto Valdivia determina en pacientes del sexo femenino que la edad de inicio de las manifestaciones de pubertad precoz fue de alrededor de los 5 años informando que hubo demora en acudir al servicio de aprox. 2.14 años, que constituye un valor importante para el diagnóstico oportuno. El dato encontrado en el presente trabajo se relaciona al encontrado por Mejía, quien reporta la presencia de telarquia en el 96% de pacientes, con una edad de aparición en años 6.8 ± 1,8, aproximadamente 8,5 meses previos a la consulta. Kaplowitz demostró que de las nueve pacientes con Pubertad Precoz encontradas en su estudio, el 100% presentaron aparición de telarquia entre los 5.5 y 8 años, el cual no fue progresivo.
Mostrar más

50 Lee mas

Pubertad normal y Pubertad precoz (2009) pdf

Pubertad normal y Pubertad precoz (2009) pdf

El intervalo entre el inicio puberal y la menarquia es variable, porque es conse- cuencia de la exposición a estrógenos y no siempre indica el comienzo de la ovu- lación. Por término medio trascurren 2 años desde el botón mamario hasta la menarquia. La edad de la menarquia se correlaciona positivamente con la edad ósea, el índice de masa corporal (IMC) y negativamente con el remanente de cre- cimiento. Cuanto más prolongada ha si- do la exposición previa a estrógenos más cerca está de la talla adulta. Como media las chicas crecen de 4-6 cm tras la me- narquia. Sin embargo, las chicas que tie- nen la menarquia más jóvenes les pue- den quedar hasta 10 cm de crecimiento. A pesar de este ajuste, cuanto más joven se tiene la menarquia, menor tiempo to- tal de crecimiento y en general menor ta- lla adulta.
Mostrar más

16 Lee mas

Pubertad precoz central

Pubertad precoz central

La pubertad precoz se defi ne como el desarrollo de las ca- racterísticas sexuales antes de los nueve años de edad en los varones y de los ocho en las niñas. La pubertad precoz central (PPC) se debe a una activación prematura del eje hipotálamo-hipófi sis-gónada. Es más frecuente que se pre- sente en el sexo femenino y que sea de etiología idiopática. Los datos clínicos, además de la presencia de característi- cas sexuales secundarias, son la edad ósea adelantada y una velocidad de crecimiento acelerada. El tratamiento de primera línea son los análogos de la hormona liberadora de gonadotropinas (aGnRH). Se sugiere realizar la suspensión del tratamiento cuando las niñas alcanzan una edad ósea de 12 años y los varones de 14. El inicio del tratamiento antes de los seis años de edad es un factor de buen pronóstico para la estatura adulta fi nal. No existen sufi cientes estudios para evaluar a largo plazo el desarrollo de síndrome de ovario poliquístico y factores cardiometabólicos en etapa adulta en las mujeres con el antecedente de PPC. El pediatra debe realizar una revisión completa del paciente pediátrico al realizar el seguimiento de crecimiento y desarrollo, donde incluya revisión del estadio de Tanner.
Mostrar más

5 Lee mas

Pubertad precoz

Pubertad precoz

Se han establecido diversos trastornos relacionados con la pubertad precoz, entre los que se encuentran la obesidad, debido a que en la aromatización periférica en el tejido adiposo aumentado existe una mayor ac- tividad de la conversión esteroidogénica y, por tanto, estímulo a otros tejidos. Otra causa es el tipo de dieta que consume de forma regular la niña; la dieta a base de proteínas de origen animal se relaciona directamente con cambios vinculados con la pubertad por el aporte de aminoácidos, ya que en las niñas que preferentemente consumen dieta a base de frutas y verduras su pubertad ocurre a mayor edad, aunque dentro de los parámetros considerados normales. El sedentarismo también se ha establecido como un factor predisponente de pubertad a menor edad, ya que se utiliza menos energía que puede desviarse a otros sistemas y, por supuesto, puede tener una relación directa con el aumento de masa corporal. Además, se ha observado lo inverso en quienes realizan un ejercicio vigoroso; por ejemplo, las niñas que prac- tican gimnasia tienen su pubertad retardada. El estado familiar también tiene algún efecto en este trastorno, ya que en las niñas con mucha tranquilidad, por estabilidad familiar, el inicio de su pubertad ocurre a menor edad, en comparación con las que están bajo mucho estrés, quie- nes tienen la pubertad a mayor edad. 6-7 Por tanto, se ha
Mostrar más

7 Lee mas

La extracción de un hemograma antes de la valoración médica retrasa la administración de antibióticos en los pacientes con fiebre neutropénica en urgencias

La extracción de un hemograma antes de la valoración médica retrasa la administración de antibióticos en los pacientes con fiebre neutropénica en urgencias

Los resultados sugieren que el tener tanto una pauta de extracción de un hemograma en el triaje como los resultados disponibles con anterioridad a la valoración por el urgenciólogo no se asociaron a una disminución del tiempo puerta-antibiótico. Además, se documentó que los casos atendidos en fin de semana tuvieron más probabilidad de experimentar mayor retraso. Aunque la asociación no fue estadísticamente significativa, los pacientes que tuvieron constantes vitales alteradas tuvieron una mayor probabilidad de recibir de forma más rápida el tratamiento antibiótico. Según nuestro conocimiento, ningún estudio previo ha medido la asociación entre los diferentes factores de ur- gencias (relacionados con el sistema y el paciente) y el tiempo puerta-antibiótico en los pacientes con FN.
Mostrar más

6 Lee mas

Síndrome de McCune-Albright: multiples fracturas patologicas en paciente con menarquia precoz

Síndrome de McCune-Albright: multiples fracturas patologicas en paciente con menarquia precoz

Revista Científica Mundo de la Investigación y el Conocimiento. 3 (4). pp. 586-605 601 suelen encontrar casi exclusivamente en la tibia y el peroné, y son histológicamente distintos de la Displasia fibrosa. Por otro lado, El fibroma no osificante puede compartir similitudes radiológicas es histológicas con la Displasia Fibrosa en los huesos largos. Es recomendable realizar un diagnóstico diferencial con diversas afecciones como: Displasia fibrosa monostótica, Neurofibromatosis, Síndrome de Cushing, Hipertiroidismo, Terapia con hormonas tiroideas, Terapia con glucocorticoides, Pubertad precoz de tipo central, Gigantismo y acromegalia, Tumor funcionante de ovario, Raquitismo hipofosfatémico, , Síndrome de Proteus, Síndrome de Mazabraud y Enfermedad de Paget. (2)
Mostrar más

20 Lee mas

Evaluación de los componentes de la escala de probabilidad clínica de Wells en pacientes con sospecha de trombosis venosa profunda en el servicio de urgencias

Evaluación de los componentes de la escala de probabilidad clínica de Wells en pacientes con sospecha de trombosis venosa profunda en el servicio de urgencias

Métodos. Estudio multicéntrico prospectivo de cohortes, con inclusión de pacientes consecutivos atendidos en los SUH con sospecha de TVP. Se realizó una ecografía de compresión con Doppler de toda la extremidad a todos los pa- cientes. Se recogió la existencia de variables relacionadas con el riesgo de desarrollo de TVP y los componentes de las escalas de probabilidad. Finalmente se calculó la probabilidad clínica mediante las escalas de Wells y Oudega. Resultados. Se incluyeron 362 pacientes de 23 SUH (edad media 65 (DE 18) años, 52,8% mujeres). Se diagnosticó TVP a un total de 254 pacientes (70,16%), de los que 171 (47,2%) fueron TVP proximales (TVPP). La distribución de los pacientes según las categorías de probabilidad de la escala de Wells y la prevalencia de TVPP fue: 57 pacientes con probabilidad baja (14 casos con TVP, 24,6%), 124 con probabilidad intermedia (43 casos con TVP, 34,7%) y 181 con probabilidad alta (114 casos con TVP, 63%). Sólo cinco de los componentes de la escala de Wells se asociaron a la presencia de TVPP.
Mostrar más

5 Lee mas

Prevalencia de depresión en pacientes con cáncer de mama. Revisión de la literatura

Prevalencia de depresión en pacientes con cáncer de mama. Revisión de la literatura

• PUBMED, encontrados 28 artículos siendo solo 9 validos, por edad, tipo de estudio, actuales y que relacionaran el trastorno de la depresión con el cáncer de mama. • EMB[r]

11 Lee mas

Asistencia en pacientes ingresados en la sala de observación de urgencias

Asistencia en pacientes ingresados en la sala de observación de urgencias

La existencia de un área de o.bservación do.tada de 3 camas, que so.n atendidas po.r el mismo. perso.nal del Servicio. (2 enfermeras, 1 auxiliar y 2 médico.s po.r tur­ no.) no.s permite brindar una asistencia más amplia y co.mpleja a lo.s pacientes que po.r sus pato.lo.gías así lo. precisen. En esta sala pueden permanecer ingresado.s durante un perío.do. inferio.r a 24 ho.ras.

5 Lee mas

Influencia del apoyo social en la calidad de vida en pacientes mayores con VIH

Influencia del apoyo social en la calidad de vida en pacientes mayores con VIH

51 pacientes, con una media de edad de 59,2 años (DE 6,8). En 39 casos (76,5%) el apoyo social fue adecua- do y en 12 (23,5%) el apoyo fue bajo. Encontramos una mayor mediana (rango intercuartílico) de puntuación de calidad de vida en aquellos pacientes con adecuado apoyo social vs aquellos con bajo apoyo social, tanto en las puntuaciones EQ-5D (0,79 (0,23) vs 0,72 (0,26); p<0,05) como en la escala visual EVA (80 (20) vs 67 (32,5); p<0,05). Otros factores asociados a un menor apoyo social fueron el vivir o sentirse solo, la presencia de enfermedades psiquiátricas y el uso de metadona.
Mostrar más

13 Lee mas

Variabilidad en la oferta y en la solicitud de determinaciones de laboratorio en pacientes de servicios de urgencias hospitalarios

Variabilidad en la oferta y en la solicitud de determinaciones de laboratorio en pacientes de servicios de urgencias hospitalarios

La complejidad del hospital no alteró el patrón de solicitud de PL, lo que sugiere un funciona- miento similar en los SUH, independientemente del tipo de centro y complejidad de los pacientes. La demanda de hemograma fue ligeramente más elevada que la de glucosa, creatinina, sodio y potasio que prácticamente se solicitaban de forma conjunta, y fueron las que menor índice de varia- bilidad presentaron. Sugiere, dada su casi idéntica solicitud, que se pedían sistemáticamente a cual- quier paciente al que se solicitaba una exploración analítica, como si de un cribado (screening) de pa- ciente atendido en el SUH se tratara, a diferencia del paciente ambulatorio en que la solicitud de sodio y potasio es considerablemente menor 7,8 . A
Mostrar más

9 Lee mas

El trabajo diario con pacientes en riesgo de psicosis

El trabajo diario con pacientes en riesgo de psicosis

La consecuencia más importante de todo esto es que la historia personal del sufrimiento de las personas y sus puntos de vista son, relativamente, irrelevantes. Esta- mos tratando cerebros enfermos no mentes que sufren. Si tenemos en cuenta la mente es sólo como mani- festación de una función cerebral enferma. Eficacia se identifica con productividad: mientras menos minutos se dediquen a una persona más recetas se hacen. Y si atacamos cada síntoma con una medicación diferente, resulta imposible evaluar la complejidad de cada cóctel, por lo que ningún fabricante concreto es culpable de las dificultades posteriores mentales o físicas. Datos procedentes de diferentes estados de Norteamérica, según informan los directivos del programa de la Aso- ciación Nacional de la Situación de la Salud Mental y que confirman datos de Escandinavia, demuestran que los pacientes diagnosticados de esquizofrenia viven 25 años menos que las personas sanas de su misma edad. Unos poco mueren por suicidio, homicidio o accidente pero la mayoría mueren por enfermedad cardiovascular y metabólica, diabetes sobre todo. Antes de la introduc- ción de los antipsicóticos atípicos, los pacientes esqui- zofrénicos vivían “sólo” 15 años menos que los sanos (Web Nasmhpd). La medicación deja en silencio el sis- tema límbico pero también destroza los sistemas endo- crinos y cardiovasculares. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) hacen sus propias contribuciones a los problemas; y los complejos cócte- les que se recetan a la mayoría de estos pacientes tienen consecuencias neurológicas desconocidas, porque el cerebro trata de compensar los efectos de tales fárma- cos. A los que se forman en salud mental raramente se les enseñan los principios del trabajo psicodinámico. Tienen terror de la posibilidad de que el paciente les haga daño a ellos o a los demás, ya que entonces los abogados se ceban en el terapeuta. Éstos se imaginan la sala de un tribunal como la escena de un examen oral con muchísimo público y al fiscal bramando: “¿Y usted se llama a sí mismo un experto, doctor?”.
Mostrar más

10 Lee mas

Efectividad y seguridad de la terapia de alto flujo con cánulas nasales en pacientes con insuficiencia cardiaca aguda

Efectividad y seguridad de la terapia de alto flujo con cánulas nasales en pacientes con insuficiencia cardiaca aguda

Durante un periodo previo de 18 meses se atendie- ron en urgencias 1.988 pacientes con ICA, de los que 269 quedaron ingresados en la UCE y asociaban IR (sa- turación arterial menor del 90%). El tamaño muestral se calculó estimando un nivel de confianza del 95%, una precisión del 5% y una prevalencia de empeoramiento de la insuficiencia respiratoria a pesar de medidas con- vencionales del 3%, lo que arrojó una muestra estima- da de 38 Dado que se consideró un 10% de perdidas, la muestra final fue de 43 pacientes.

5 Lee mas

Evaluación de la Clasificación de Rockall  como predictor de mortalidad en pacientes  con hemorragia digestiva alta de origen no variceal

Evaluación de la Clasificación de Rockall como predictor de mortalidad en pacientes con hemorragia digestiva alta de origen no variceal

El presente estudio es un análisis retrospectivo en pacientes adultos sometidos a endoscopia digestiva alta de urgencia por sospecha de HDA en el Hospital Militar de Santiago, en el período comprendido entre enero 2005 y marzo 2007. La sospecha de hemorragia digestiva se estableció como evidencia de sangrado (hematemesis y/o melena) o caída brusca del hema- tocrito en más de tres puntos sin otra causa que lo explique. La base de datos se obtuvo del registro de endoscopias de llamados de urgencia y posteriormente se revisó la ficha médica de los pacientes para obtener las variables del estudio.
Mostrar más

9 Lee mas

Validación de la escala HEART en los pacientes con dolor torácico atendidos en los servicios de urgencias

Validación de la escala HEART en los pacientes con dolor torácico atendidos en los servicios de urgencias

Método: Análisis secundario del estudio COPeptin in Emergency Department (COPED) que se llevó a cabo en 28 SUH españoles. Para el presente estudio se inclu- yeron todos los pacientes de 18 o más años de edad con DTNT con menos de 12 horas de evolución, sin elevación del segmento ST en el momento de la prime- ra atención médica ni esperanza de vida menor de un año. Se excluyeron aquellos casos en los que no exis- tían los datos necesarios para el cálculo de la escala HEART o para realizar el seguimiento a los 30 días. Se recogieron los datos demográficos, los antecedentes personales, la anamnesis y los cambios electrocardiográ- ficos, así como los valores de troponina (TnT y TnI) me- dida con métodos contemporáneos seriados durante las 6 primeras horas. La variable de estudio fue la categoría
Mostrar más

9 Lee mas

Prevalencia de depresión en pacientes adultos  con enfermedad celíaca

Prevalencia de depresión en pacientes adultos con enfermedad celíaca

Del total, 188 personas respondieron la invitación a los que se les adjuntó en un segundo correo: a) el consentimiento informado; b) El cuestionario auto aplicable de depresión de Beck II (BDI-II) y c) una encuesta de datos generales (género, edad, estado civil, fecha de diagnóstico de EC, antecedente de de- presión, tratamiento antidepresivo y antecedentes de patologías concomitantes).

5 Lee mas

Entore precoz de vaquillonas. Pubertad y ciclicidad

Entore precoz de vaquillonas. Pubertad y ciclicidad

Esto sucede porque, en un rodeo en el que se elimina anualmente todo vientre improductivo, anticipar el entore un año no significa producir un ternero más en la vida de las vacas. La dinámica de un rodeo bajo los supuestos de nueve años de edad máxima permitida a las vacas y un 10% anual de eliminación por todo concepto, establece que solamente la mitad de las vaquillonas de entore precoz puedan cumplir la meta de lograr un ternero más. Por lo tanto, en promedio se obtiene medio ternero más en la vida de cada vaca en el rodeo con entore de vaquillonas a los 15 meses.
Mostrar más

13 Lee mas

Importancia de la presencia de cardiomegalia en el pronóstico de los pacientes con infarto agudo de miocardio

Importancia de la presencia de cardiomegalia en el pronóstico de los pacientes con infarto agudo de miocardio

Como limitaciones a nuestro estudio debemos seña- lar las inherentes a los estudios observacionales, tales como el sesgo no ajustado. Sin embargo, en nuestro caso el estudio es prospectivo y se reclutaron todos los pacientes ingresados consecutivamente en las dos uni- dades coronarias, además en nuestro análisis multivaria- ble se ha ajustado por 25 posibles factores de confu- sión. Por otra parte, la valoración óptima de la radiología de tórax debe ser con una proyección póste- roanterior; en nuestros pacientes, dada la situación de emergencia, la proyección inicial fue mayoritariamente anteroposterior. Sin embargo, cuando los pacientes es- tuvieron estables y en el caso de presencia de insufi- ciencia cardiaca o cardiomegalia, la radiología se realizó posteriormente en la proyección posteroanterior. Por úl- timo, la valoración de la cardiomegalia se realizó en ba- se al índice cardiotorácico como variable dicotómica, no realizamos valoración del mismo por estratos. Sin embargo, otros autores han indicado que puede tener también importancia pronóstica 29,30 .
Mostrar más

7 Lee mas

Show all 10000 documents...