PDF superior El desarrollo de la protección internacional de los derechos humanos a partir de las declaraciones universal y americana

El desarrollo de la protección internacional de los derechos humanos a partir de las declaraciones universal y americana

El desarrollo de la protección internacional de los derechos humanos a partir de las declaraciones universal y americana

Sin restar importancia a lo señalado, debe considerarse que, el ser actualmente puesta en duda la validez y obligatoriedad jurídica de las Declaraciones, el concepto de "jus cogens" puede ayudar: un gobierno podrá cuestionar que una declaración sea obligatoria, pero no podrá hacerlo seriamente respecto a algunas de sus disposiciones, si forman parte del "ius cogens". Lo anterior, ha sido corroborado por la aplicación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quien ha sostenido que "… Para que una norma del Derecho Internacional consuetudinario sea obligatoria para el Estado que la ha protestado, esta norma debe adquirir el status de jus cogens …", y que, aplicando el artículo I de la Declaración Americana "… La Comisión considera que los Estados Miembros de la OEA reconocen una norma de jus cogens que prohibe la ejecución de niños menores de edad …" 70 .
Mostrar más

17 Lee mas

Madres en prisión con hijos menores de edadMothers in prison with minor children

Madres en prisión con hijos menores de edadMothers in prison with minor children

2 La Reforma Constitucional de 1994 incorporó en el artículo 75 una cantidad de Tratados Internacionales y Convenciones de Derechos Humanos con jerarquía constitucional. Entre ellos podemos citar: “La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; la Declaración Universal de Derechos Humanos; la Convención Americana sobre Derechos Humanos; el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y su Protocolo Facultativo; la Convención sobre la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio; la Convención Internacional sobre la Elimi- nación de todas las formas de Discriminación Racial; la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer; la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes; la Convención sobre los Derechos del Niño […]”. Por otra parte, es de agregar las ratificaciones posteriores realizadas por el Estado Argentino de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad (2006) y la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas (2006).
Mostrar más

11 Lee mas

Madres en prisión con hijos menores de edad / Mothers in prison with minor children

Madres en prisión con hijos menores de edad / Mothers in prison with minor children

2 La Reforma Constitucional de 1994 incorporó en el artículo 75 una cantidad de Tratados Internacionales y Convenciones de Derechos Humanos con jerarquía constitucional. Entre ellos podemos citar: “La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre; la Declaración Universal de Derechos Humanos; la Convención Americana sobre Derechos Humanos; el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y su Protocolo Facultativo; la Convención sobre la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio; la Convención Internacional sobre la Elimi- nación de todas las formas de Discriminación Racial; la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer; la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes; la Convención sobre los Derechos del Niño […]”. Por otra parte, es de agregar las ratificaciones posteriores realizadas por el Estado Argentino de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad (2006) y la Convención Internacional para la Protección de todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas (2006).
Mostrar más

10 Lee mas

Programa Barcelona Ciudad de los Derechos : medida de gobierno

Programa Barcelona Ciudad de los Derechos : medida de gobierno

El enfoque basado en derechos humanos (EBDH) ha estado desarrollado por Naciones Unidas con el marco conceptual que coloca el respeto, la protección y la garantía de los derechos humanos con el fundamento, el objetivo y las herramientas para hacer posible un desarrollo humano sostenible. Este enfoque plantea una serie de indicadores y de herramientas metológicas, hasta ahora aplicadas sobretodo en la identificación y formulación de proyectos, que ya están empezando a ser utilizadas por las administraciones públicas, sobretodo las locales, a la hora de proponer e implementar políticas públicas concretas. Así, el desarrollo adaptado a políticas municipales y la aplicación del EBDH será uno de los objetivos de la medida Barcelona Ciudad de Derechos, objetivo que nos ayudará a concretar en políticas reales los grandes principios y declaraciones de derechos humanos y que colocará a Barcelona, una vez más, en la vanguardia de la propuesta de políticas públicas a nivel internacional.
Mostrar más

20 Lee mas

La protección de los derechos humanos: haciendo  efectiva la progresividad de los derechos económicos,  sociales y culturales – PEDRO NIKKEN

La protección de los derechos humanos: haciendo  efectiva la progresividad de los derechos económicos,  sociales y culturales – PEDRO NIKKEN

Adicionalmente, aun con respecto a derechos que no están definidos en términos que permitan su aplicación inmediata por el juez, nor- mal mente será posible identificar DESC, o aspectos de ellos, que son justiciables. Por ejemplo, estando garantizado el derecho a la vivienda de manera genérica, será difícil formular una pretensión ante el juez para que éste asigne vivienda a todo aquel que acuda a demandar esa pretensión; pero sí podrá prohibir desalojos arbitrarios o la demolición de viviendas que no contemple solución habitacional para los afectados. En todo caso, a la luz de la jurisprudencia (tanto nacional como internacional) y de la práctica de entidades internacio- nales competentes, puede verificarse que numerosos DESC son justiciables, con base en los más variados mecanismos. Por sí mismos, son justiciables la no discriminación, particularmente en el acceso a la satisfacción de prestaciones; la libertad de reunión y de asociación, en especial con fines económicos, laborales, sociales, culturales o deportivos; los derechos de la familia; los derechos del niño; el derecho de propiedad (CADH, art. 21.1); la prohibición de la usura y de cualquier forma de explotación del hombre por el hombre (CADH, art. 21.3); y la libertad de educación (PSS, art. 13). Se han identificado asimismo numerosas situaciones en la cuales la justiciabilidad internacional de los DESC se ha afincado sobre diversos pivotes que proporcionan los derechos civiles y políticos, como lo son el derecho a la vida 132 , al debido proceso o a un recurso efectivo 133 .
Mostrar más

91 Lee mas

Comparacion esquematica

Comparacion esquematica

se lleva esto muy lejos, existe el riesgo de que se comprometa la idea de la universalidad de los derechos humanos. La existencia de sistemas regionales de derechos humanos permite adoptar mecanismos de cumplimiento que se pueden combinar mejor con las condiciones locales de lo que puede un sistema global e universal de mecanismos de cumplimiento. Por ejemplo, un enfoque más jurídico más judicial del cumplimiento puede ser apropiado para una región como Europa, mientras un enfoque que también abra espacio para mecanismos no jurídicos, como comisiones y revisión de pares, puede ser más apropiado para una región como África. El sistema universal no tiene esa flexibilidad.
Mostrar más

10 Lee mas

El campo y los dilemas de los estudios por la paz – ADAM CURLE

El campo y los dilemas de los estudios por la paz – ADAM CURLE

Habiéndome comprometido durante muchos años en -problemas del Tercer Mundo, y motivado en gran parte por la violencia y el sufrimiento que veía, he intentado comprender sus orígenes. Luego, durante un periodo de cuatro o cinco años, he estado directamente implicado en intentos de mediación en guerras de Africa y Asia, y mis ideas rudimentarias sobre la paz y la violencia comenzaron a referirse a problemas de la negociación internacional. Sin embargo, cuando iba a desarrollar mis conclusiones, me dí cuenta de que mi enfoque era demasiado restringido. Un negociador hábil puede suavizar una situación particular, pero no suprimir las circunstancias que la provocan: las rivalidades, la opresión, la escasez de recursos. Además, incluso si se pone fin a las guerras, en grandes áreas del mundo continuarán muchas de las condiciones asociadas a la guerra: gente expulsada de sus hogares, encarcelada injustamente, separada de sus familias, arrojada a campos de prisioneros, virtualmente esclavizada, explotada por los patronos, represaliada por la policía, llevada al hambre y la desnutrición a causa de la negligencia oficial o las políticas oficiales; gente humillada y con percepciones distorsionadas por la propaganda; muchos muertos de hecho a causa de estas condiciones. Semejantes circunstancias infligen tal daño a la vida humana, la salud, la capacidad para una existencia y trabajo creativos y felices, y al desarrollo de las potencialidades, que me es imposible referirme a ellas como pacíficas: infligen a los seres humanos, aunque de una forma menos directa y concentrada, muchos de los horrores destructivos de la guerra.
Mostrar más

12 Lee mas

Quijano Molinos de viento

Quijano Molinos de viento

Aunque ahora las ideas de “color” y de “raza” son virtualmente intercambiables, esa relación entre ambas es tardía: viene desde el siglo XVIII, y hoy testimonia la lucha social, material y subjetiva, acerca de ellas. Originalmente, desde el momento inicial de la Conquista, la idea de raza es producida para dar sentido a las nuevas relaciones de poder entre “indios” e ibéricos. Las víctimas originales, primordiales, de esas relaciones y de esa idea, son pues los “indios”. Los “negros”, como se llamaba a los futuros “africanos”, eran un “color” conocido por los “europeos” desde miles de años antes, desde los romanos, sin que la idea de raza estuviera en juego. Los esclavos “negros” no serán embutidos en esta idea de raza sino mucho más tarde en América colonial, sobre todo desde las guerras civiles entre los encomenderos y las fuerzas de la Corona, a mediados del siglo XVI. 8 Pero el “color” como signo emblemático de raza, no será impuesto sobre ellos sino desde bien entrado el Siglo XVIII y en el área colonial británico-americana. En ésta se produce y se establece la idea de “blanco”, porque allí la principal población racializada y colonialmente integrada, esto es, dominada, discriminada y explotada dentro de la sociedad colonial britano-americana, eran los “negros”. En cambio, los “indios” de esa región no formaban parte de esa sociedad y no fueron racializados y colonizados allí sino mucho más tarde. Como se sabe, durante el siglo XIX, tras el masivo exterminio de su población, de la destrucción de sus sociedades y de la conquista de sus territorios, los sobrevivientes “indios” serán arrinconados en “reservas” dentro del nuevo país independiente, Estados Unidos, como un sector colonizado, racializado y segregado. 9
Mostrar más

26 Lee mas

Aspectos Institucionales y Procesales – Ledesma

Aspectos Institucionales y Procesales – Ledesma

Aunque los conceptos empleados por la Convención tienen un carácter autónomo, independiente del contenido y alcance que se asigne a los mismos en el Derecho interno de los Estados, muchos de ellos no están exentos de una dosis de subjetividad que, implícitamente, confiere al Estado un cierto margen de apreciación en la determinación de las circunstancias allí previstas; por ejemplo, la determinación de las medidas legislativas o de otro carácter necesarias para hacer efectivos los derechos consagrados en la Convención, a la cual se hace referencia en el art. 2 de la Convención, la determinación de que concurren los supuestos de una situación de emergencia de la naturaleza prevista en el art. 27.1 de la Convención, o la determinación de lo que constituye una amenaza a la seguridad nacional (o a la moral pública) según el art. 13.2 de la Convención, o lo que -de acuerdo con el art. 22.3 de la Convención- se considera indispensable, en una sociedad democrática, para prevenir infracciones penales y restringir el derecho de circulación, o las restricciones que, con los propósitos precisamente señalados por la Convención, pueda imponer la ley a los derechos de reunión (art. 15 de la Convención) o asociación (art. 16 de la Convención). Ese margen de apreciación también le permitiría al estado una cierta discrecionalidad en la determinación de cómo se indemnizará a una persona que haya sido condenada debido a un error judicial (art. 10 de la Convención), o fijar las condiciones en que se podrá ejercer el derecho de rectificación o de respuesta (art. 14 N° 1 de la Convención), o reglamentar la forma de asegurar el derecho de toda persona a un nombre propio y a los apellidos de sus padres (art. 18 de la Convención), o determinar las bases para adquirir la nacionalidad respecto de quienes no hayan nacido en el territorio del Estado (art. 20 de la Convención), o a reglamentar el ejercicio de los derechos políticos (art. 23 de la Convención), o a optar entre una democracia directa y una democracia representativa (art. 23, N° 1 letra a, de la Convención), o a determinar la periodicidad con la que se celebrarán sus elecciones (art. 23, N° 1 letra b, de la Convención), o la determinación de los recursos judiciales idóneos que amparen
Mostrar más

1084 Lee mas

Los Derechos Fundamentales y el Orden Jurídico e Institucional de Cuba

Los Derechos Fundamentales y el Orden Jurídico e Institucional de Cuba

extranjero, principalmente de Miami, que exhortan a la desobediencia civil, tergiversan los acontecimientos históricos y la actuación de personalidades e ilustres pensadores y patriotas revolucionarios, con apología hacia la economía de mercado y a la liberación de la función reguladora del Estado sobre la actividad económica del país, con marcado interés político de subvertir ideológicamente al lector, con el claro propósito, de mediante la confusión, sumar personas a la contrarrevolución y provocar la destrucción del orden político, económico y social existente en Cuba, que es defendido por la inmensa y aplastante mayoría de su pueblo; bibliografía que divulgaba entre los integrantes de su grupo y de otras personas, ocupándose en registro efectuado en su domicilio en fecha 19 de marzo de 2003, los ejemplares de esta biblioteca, consistentes en 32 folletos sobre la carta de los derechos humanos; un manual sobre Seguridad e Higiene del Trabajo; un boletín del comité cubano pro derechos humanos en España; dos ejemplares con informaciones de la Diócesis del Santísimo Salvador; un folletín sobre Democracia Participativa; un paskín sobre censura a los colaboradores; copias de varios discursos pronunciados por diferentes personas en la entrega del premio Sajarov a Oswaldo Payá Sardiñas”.
Mostrar más

288 Lee mas

Estudio sobre el Acceso y Protección de la Información (GIS) y Documentos Confidenciales

Estudio sobre el Acceso y Protección de la Información (GIS) y Documentos Confidenciales

Varias declaraciones internacionales sobre el derecho a la información tocan este tema. Por ejemplo, las Normas de la ONU anotan que el costo de acceso “no debe ser tan alto que desmotive a potenciales solicitantes, negando la intención de la misma ley”. El Principio 5 del CJI, mencionado anteriormente, pide que el acceso sea “gratuito o de bajo costo”. El Principio VII de la Recomendación COE es más específico, exigiendo que sea gratuito consultar los documentos y que los cobros por copias no excedan de los costos realmente incurridos.

15 Lee mas

lucha de clases guerra civil y genocidio en la argentina

lucha de clases guerra civil y genocidio en la argentina

momentos del trabajo también colaboraron Miriam Aloe, Mónica Bankirer, Pablo Bonacalza, Marcela Cairoli, Florencia Ferrer, Sandra Gil, Andrea Guerra, Graciela Kissilevsky, Silvia Lezcano, Mariana Maañón, Matilde Mercado, Gloria Morelli, Roberto Paiva, María Elena Sinnot, Claudia Teodori, Alejandro Villar y Ricardo Zofío. Ricardo Zofío continuó en el trabajo hasta 1998. Ana Bas Cortada, Marta Danieletto y Matilde Mercado, se sumaron como asistentes de inves- tigación. Agustín Santella se incorporó como ayudante alumno en 1995 y prosigue hoy, ya doctorado, analizando las luchas obreras. En ese año también se sumó María Maneiro, que hoy también ha culminado su doctorado. A partir de 2001 se incorporaron como ayudantes de investigación Verónica Mundt; como becarios y ayudantes de investigación Gabriela Roffinelli, Matías Artese y María Carla Bertotti; los dos últimos, junto con Marcela Cairoli, me ayudaron durante muchos meses con la carga de datos. Carla Bertotti es autora además de un capítulo sobre el genocidio en Córdoba y Paula Guitelman nos ofrece un texto que sintetiza su investiga- ción sobre la tarea de construcción ideológica que realizó la dictadura en las mentes infantiles. Con todos ellos colaboró y aportó su experiencia Mercedes Vega Martínez, que hoy tiene su propio grupo de investigación y docencia, y forma parte del Programa de Investigación en Conflicto Social. En 2002 se incorporaron Leandro Gielis, Claudio Calot y Lucrecia Molinari. Hoy perma- necen en el equipo que ha llevado adelante este libro Matías Artese, Pablo Bonavena, Fanny Brudny, Marta Danieletto, María Maneiro, Flabián Nievas, Gabriela Roffinelli y Agustín Santella. Quiero destacar la tarea que llevó adelante Marta Danieletto, que ha sido de enorme valor, aunque parezca invisible. Se ofreció, y todos aceptamos encantados, a hacer la lectura crítica de cada uno de nuestros trabajos, lo que a algunos nos puso en crisis y a todos nos obligó a volver a trabajar sobre nuestros escritos y a discutirlos en conjunto. Las reuniones de trabajo y de discu- sión, debo decirlo, han sido y son enormemente placenteras, de muy buen nivel intelectual y creo que, para siempre, nos han constituido como equipo.
Mostrar más

464 Lee mas

De la protección a la securitización: los derechos humanos en la Declaración Unión Europea-Turquía

De la protección a la securitización: los derechos humanos en la Declaración Unión Europea-Turquía

Una distinción es precisa aquí: entre migran- tes forzados (entre los que están los refugia- dos) y económicos (tradicionalmente parte de la categoría de migrantes voluntarios). Espinar Ruiz (2010) plantea, recogiendo es- pecificaciones de ACNUR, que un migrante económico suele irse voluntariamente de su país para buscar una mejor vida u oportu- nidades [8]. Incluso si quieren o no volver a su país de origen, siguen recibiendo su pro- tección. En cambio, un refugiado, al irse for- zosamente, no puede volver en condiciones de seguridad a su país de origen mientras las circunstancias de su huida prevalezcan [9]. Un problema es que los solicitantes de asi- lo, como señala Castles (2003), tienden a ser asociados con los migrantes económicos, no merecedores de la protección de refugio. Sin embargo, se reconoce cada vez más que los flujos mixtos migratorios, entre los que hay refugiados de facto, solicitantes de asilo y migrantes económicos, son más habituales, lo cual dificulta la acción de los Estados y de los medios en el tratamiento de la temática. La Declaración de Nueva York para Refugia- dos y Migrantes de 2016 reconoce esta parti- cularidad de la situación actual.
Mostrar más

12 Lee mas

Diagnóstico Legal y Propuestas de Ley Sobre la Conciliación Laboral y Familiar en México  Perspectiva de Derecho Comparado  Edición Única

Diagnóstico Legal y Propuestas de Ley Sobre la Conciliación Laboral y Familiar en México Perspectiva de Derecho Comparado Edición Única

Por lo que respecta a la legislación nacional el artículo 4 constitucional señala que el varón y la mujer son iguales ante la ley, aunado a lo que se dispone en la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación la cual indica que por discriminación se entenderá toda distinción, exclusión o restricción que, basada en el origen étnico o nacional, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, condiciones de salud, embarazo, lengua, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra, tenga por efecto impedir o anular el reconocimiento o el ejercicio de los derechos y la igualdad real de oportunidades de las personas. También se entenderá como discriminación la xenofobia y el antisemitismo en cualquiera de sus manifestaciones 33 .
Mostrar más

108 Lee mas

Las obligaciones de los Estados en el sistema universal de protección de los Derechos Humanos

Las obligaciones de los Estados en el sistema universal de protección de los Derechos Humanos

el objeto y el fin del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, pa- rece lógico pensar que, aunque así sea, los Estados que son parte en el Pacto están obligados a cumplir sus disposiciones. La práctica habitual del Comité de Derechos Humanos concuerda con esta interpretación. [...] Los trabajos preparatorios del Pacto confirman la interpretación que el Comité hace del artículo 2 de dicho instrumento. De ellos surge que, al adoptar la formulación elegida, los redactores del Pacto no tenían la intención de permitir que los Es- tados eludieran sus obligaciones al ejercer su jurisdicción fuera del territorio nacional. Su única intención fue impedir que las personas residentes en el ex- tranjero hicieran valer, respecto de su Estado de origen, ciertos derechos que no eran de competencia de dicho Estado sino del Estado de residencia (véase el debate sobre el proyecto preliminar celebrado en la Comisión de Derechos Humanos, E/CN.4/SR.194, párr. 46; y Naciones Unidas, Documentos Ofi- ciales de la Asamblea General, décimo período de sesiones, Anexos, A/2929, Part II, capítulo V, párr. 4 [1955]). [...] En conclusión, la Corte considera que el Pacto de Derechos Civiles y Políticos es aplicable con respecto a los actos de un Estado en el ejercicio de su jurisdicción fuera de su propio territorio» 58 .
Mostrar más

44 Lee mas

Structural violence: obstacles contravening the human rights of poor women

Structural violence: obstacles contravening the human rights of poor women

Hay grupos sociales mucho más expuestos a la pobreza en los que las mu- jeres están sobre-representadas, por ejemplo, las personas desempleadas, las fa- milias monoparentales (principalmente las mujeres), las personas mayores que viven solas (principalmente mujeres) y las familias numerosas. Un caso especial de riesgo de pobreza y exclusion social es la de los jóvenes con dificultades y sin cualificación para acceder al mercado de trabajo. En 2002, un 19% de las personas entre 18 y 24 años abandonaron el sistema escolar prematuramente y no siguieron ninguna formación ocupacional. En el caso de los menores, hay muchos de ellos en situación de vulnerabilidad con mayores tasas de pobreza de ingreso que los adultos (19% en 2001), con el agravante de que las depriva- ciones materiales en edades tempranas tienen graves consecuencias en todos los aspectos de su desarrollo y, por lo tanto, se reducen sus oportunidades futu- ras como adultos. Se estima que un 10% de la población menor de la UE está viviendo en hogares en los que ningún adulto tiene empleo 20 .
Mostrar más

16 Lee mas

Impugnación de paternidad, legitimación en causa y caducidad de la acción

Impugnación de paternidad, legitimación en causa y caducidad de la acción

Los doctrinarios coinciden en que la retractación posterior del consentimiento dado para reconocer voluntariamente un hijo que no lo es o concebido por un método distinto al natu ral, alterando el nexo o vínculo de “causalidad biológica” cae en el campo de la “DOCTRINA DE LOS ACTOS PROPIOS”, que basada en la buena fe, no pueden ser revocados por quien los ejecutó, por cuanto supone un comportamiento posterior contradictorio, que frustra las expectativas creadas por el anterior, en virtud del cual un tercero adquirió derechos, creando una situación en la que concurren aspectos de interés general, sino a instancias de la persona en quien quedaron radicados, ya que el acto jurídico voluntario en materia de filiación, es válido e irrevocable, excepto por causa de nulidad. 57
Mostrar más

106 Lee mas

DOCUMENTACIÓN INTERNACIONAL

DOCUMENTACIÓN INTERNACIONAL

DOCUMENTACI?N INTERNACIONAL LAS NUEVAS DECLARACIONES UNIVERSALES DE DERECHOS HUMANOS El tema de las Declaraciones de Derechos Humanos, pertenece a varias dis ciplinas, emparentadas entr? s?, pero neta[.]

70 Lee mas

Sousa – Concepción multicultural de DDHH

Sousa – Concepción multicultural de DDHH

del diálogo intercultural fácilmente olvidará que dicho diálogo sólo se hace posible por la simultaneidad temporal de dos o más contemporaneidades diferentes. Los compañeros en este diálogo son sólo superficialmente con- temporáneos; cada uno de ellos se siente contemporáneo o contemporánea únicamente en relación con la tradición histórica de sus culturas respecti- vas. Éste es el caso más común cuando las diferentes culturas involucradas comparten un pasado de intercambios desiguales entrelazados. ¿Cuáles son las posibilidades de un diálogo intercultural cuando una de las culturas presentes ha sido moldeada por violaciones masivas y prolongadas de dere- chos humanos perpetradas en el nombre de otra cultura? Cuando las cul- turas comparten tal pasado, al momento de iniciar el diálogo el presente que comparten es, en el mejor de los casos, un quid pro quo y en el peor un fraude. El dilema cultural es el siguiente: desde que en el pasado la cultura dominante consideró como impronunciables algunas de las aspiraciones a la dignidad humana de la cultura subordinada, ¿es ahora posible pronun- ciarlas en el diálogo cross-cultural sin que de ese modo se justifique o forta- lezca su impronunciabilidad?
Mostrar más

26 Lee mas

alai476w

alai476w

beneficia a las multinacionales europeas que quieren expandir sus negocios en el extranje- ro, en general a expensas de las salvaguardas que protegen el desarrollo de los más pobres y el medio ambiente. Los grupos de la socie- dad civil han desarrollado, por mucho tiempo, campañas para liberar a la política de la UE del control de los grupos de lobby corporativo, pero la Comisión Europea resiste firmemente. El razonamiento erróneo que subyace es que lo que es bueno para el gran negocio, es bue- no para Europa -y para el resto del mundo-. La Comisión ha promovido, en los últimos 30 años, reformas neoliberales para expandir el rol de los mercados, en las políticas comercia- les internacionales, pero también dentro de la Unión Europea. Esto incluye la presión por “completar el mercado único” al someter a to- dos los sectores de la economía a las fuerzas del mercado, desde el transporte público hasta la energía y la salud. En algunos casos, como el agua, la oposición pública ha sido demasiado fuerte. Esta agenda de desregulación y privati- zación, naturalmente, favorece a los intereses corporativos.
Mostrar más

44 Lee mas

Show all 10000 documents...