PDF superior El fomento de las sociedades cooperativas

El fomento de las sociedades cooperativas

El fomento de las sociedades cooperativas

Ahora bien, aunque las sociedades cooperativas no son ajenas a la crisis, lo cierto es que son la fórmula societaria, o por lo menos, una de las fórmulas societarias, que mejor aguanta los envites de la crisis ya que su flexibilidad les facilita la realización de aquellos ajustes económicos que resulten precisos. Han demostrado una importante capacidad de reacción mediante la adopción de medidas que, dejando a un lado la renuncia a la búsqueda de un beneficio a corto plazo, parten de los principios coope- rativos como la solidaridad o la preocupación por el entorno. Algunas cooperativas, ante esta situación económica, han adoptado medidas como las siguientes: renuncia a la percepción de pagas extras, congelación de las retribuciones y capitalización de los intereses, manteniendo el empleo; recolocaciones de los trabajadores en otras cooperativas del grupo, aplicación de los fondos a otras cooperativas con mayores problemas, etc. Medidas, todas ellas, tendentes a la readaptación económica de la empresa; verdaderas “reestructuraciones empresariales” de “cirugía menor”, si se me permite expresarlo así; menos invasivas y traumáticas, pero tan efectivas como las reestructuraciones de mayor calado (transformación, fusión, escisión...). Como podemos comprobar, las sociedades cooperativas, no sólo resisten mejor a la crisis sino que, son más resilentes 8 , es decir, tienen una mayor capacidad de recuperación
Mostrar más

21 Lee mas

Las Sociedades cooperativas y la adaptación de sus principios al mercado, de Antonio José Macías Ruano

Las Sociedades cooperativas y la adaptación de sus principios al mercado, de Antonio José Macías Ruano

Finaliza el autor con un interesante apartado dedicado a la tutela pública de las cooperativas y entidades de la economía social. A pesar de la aparente contra- dicción que el principio de independencia y autonomía de las cooperativas y enti- dades de economía social pueda representar respecto a la previsión legal conte- nida en la D.A. de la ley 27/1999 de 16 de julio de cooperativas donde se crea el Consejo para el fomento de la Economía Social como órgano asesor y consul- tivo para las actividades relacionadas con la economía social, y en este sentido como organismo autónomo público que interviene de la forma que sea en los agentes que actúan en el marco de la economía social, a pesar de ello, decimos, el autor hace mención expresa también al mandato que a nivel constitucional se contiene en el art. 129.2 CE. Igualmente, y a nivel europeo, las instituciones de la U.E. han ido creando, modificando, y ampliando instituciones públicas para el fomento y promoción de la economía social, dentro de cuyo seno han ido surgiendo disposiciones legales europeas de protección e intervención de los agentes que actúan en el marco de la economía social.
Mostrar más

5 Lee mas

Aspectos económico-contables de las sociedades cooperativas

Aspectos económico-contables de las sociedades cooperativas

En este sentido, las entidades cooperativas, podrían considerarse, en cierta medida, como un tipo especial de empresas, a caballo entre las empresas capitalistas tradicionales y las empresas de economía solidaria, al aunar un objetivo económico junto a uno social. El objetivo social, consistiría en la satisfacción de las necesidades de sus socios, que pueden ser, entre otros, la obtención de empleo, las necesidades de consumo de ciertos bienes o servicios, prestar suministros y servicios y realizar operaciones que mejoren desde un punto de vista económico-técnico sus propias explotaciones o actividades, pero además, buscan obtener un resultado económico positivo, con un doble destino. Una parte de dicho resultado positivo se asignará a la realización de labores sociales, de fomento del cooperativismo y de formación en los valores que propugna, así como al mantenimiento y solvencia de la entidad, todo ello, mediante la imputación de parte del resultado a los fondos sociales obligatorios. Sin embargo, una vez dotados dichos fondos, y por tanto cumplidos los objetivos sociales, el resto del beneficio podrá distribuirse a los socios, como ocurre en las sociedades capitalistas con el reparto de dividendos aunque, a diferencia de estas últimas, no en proporción al capital aportado, sino en función al trabajo cooperativo que han realizado los mismos socios.
Mostrar más

537 Lee mas

La representación de las sociedades cooperativas en la Ley Andaluza

La representación de las sociedades cooperativas en la Ley Andaluza

Como ha reiterado el maestro Vicent Chuliá, el régimen de los órganos sociales “es una de las materias en las que menos afloran las peculiaridades” de la sociedad cooperativa1. Hoy, hemos de insistir en esta idea, reclamando que la tupida legislación cooperativa patria no debe abonar, artificialmente, la proliferación de peculiaridades del tipo social cooperativo, al menos, en los aspectos básicos de su régimen sustan- tivo. La representación orgánica en las sociedades cooperativas es una materia donde, especialmente, es necesaria la armonización legislativa. Como hemos apun- tado, la legislación autonómica no establece una solución uniforme, lo que no deja de ser un contrasentido contrario a la seguridad jurídica, a la unidad de mercado y al fomento del cooperativismo2. Incluso en las relaciones intercooperativas –conte- nido del sexto principio cooperativo- pueden surgir dudas y conflictos, pues las
Mostrar más

14 Lee mas

Comentarios en torno a las sociedades cooperativas en México

Comentarios en torno a las sociedades cooperativas en México

Ruiz de Chávez comenta al respecto que el proyecto de decreto que se presentó no fue de «fomento cooperativo» sino que fue sim- plemente de «sociedades cooperativas», cambiando con ello la esen- cia original tendiente a convertirlas en sociedades mercantiles, dejando drásticamente al movimiento cooperativo a su suerte, sin siquiera una buena política, olvidando que para que las cooperativas puedan tener éxito los gobiernos deben crearles un entorno favorable para su cre- cimiento y desarrollo, siendo importante valorar la labor que realiza la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y las Naciones Unidas (ONU) en concierto con la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) so- bre el establecimiento de los marcos de referencia de políticas públicas que definan el papel del Estado en materia de cooperativas, dadas las ventajas que ofrecen y que bien que pueden mejorar la vida de las per- sonas en todas partes 7 .
Mostrar más

12 Lee mas

La Economía Social en España  Cooperativas y Sociedades Laborales

La Economía Social en España Cooperativas y Sociedades Laborales

La Exposición de Motivos de la Ley de Cooperativas 8 (Ley 27/1999, de 16 de Julio) aparte de reconocer el especial protagonismo de este modelo societario en la búsqueda de “nuevos yacimientos de empleo”, así como la necesidad de un soporte jurídico firme que lo ampare, al quedar demostrado que los conceptos de rentabilidad y competitividad (conceptos esencialmente mercantiles) son perfectamente compatibles con los valores (entendemos que filosóficos) que inspiran la actividad cooperativa, retoma el mandato del apartado 2 del Artículo 129 de la Constitución Española, cuando ordena a los poderes públicos específicamente el fomento de la sociedades cooperativas mediante una legislación adecuada para canalizar de forma apropiada y efectiva las iniciativas colectivas de los ciudadanos.
Mostrar más

49 Lee mas

Los socios de los grupos de Sociedades Cooperativas: requisitos, condiciones

Los socios de los grupos de Sociedades Cooperativas: requisitos, condiciones

En un mundo en el que, como consecuencia de la disponibilidad —casi gratuita— de información, cada vez más las instituciones remiten y las organizaciones avanzan —pero no como una concesión sino como un derecho legítimamente conseguido—; en un mundo en el que la partici- pación de las personas en la economía es cada vez mayor, los socios de las sociedades cooperativas deben asumir, promover y desarrollar su condición de empresarios mediante procesos efi cientes de educación (que no sólo de formación o adiestramiento) o de asunción de criterios para la vida.
Mostrar más

18 Lee mas

La percepción sobre la responsabilidad social en las sociedades cooperativas de trabajo asociado y las sociedades laborales : un análisis en el ámbito de la ciudad de Madrid / Juan Carlos García Villalobos     [et al ]

La percepción sobre la responsabilidad social en las sociedades cooperativas de trabajo asociado y las sociedades laborales : un análisis en el ámbito de la ciudad de Madrid / Juan Carlos García Villalobos [et al ]

Esta investigación analiza la percepción de las empresas de participación o de economía social de la ciudad de Madrid, en concreto de las sociedades cooperativas de trabajo asociado y de sociedades laborales, sean anónimas o limitadas, sobre diferentes aspectos relativos a la denominada Responsabilidad Social Corporativa. El trabajo realizado se basa en la obtención de las valoraciones de los responsables de las sociedades objeto de estudio, a través de un cuestionario dirigido a una muestra de estas empresas, el cual ha sido complementado con reuniones de trabajo y entrevistas personales. En el mismo se ha podido constatar que existe cierta preocupación y concienciación sobre la responsabilidad de las empresas con la sociedad y su entorno, sobre todo por parte de los socios trabajadores de estas empresas. Por otro lado, también se ha detectado que es necesario fomentar la asunción de los criterios socialmente responsables por parte de las empresas, potenciar el desarrollo de memorias de sostenibilidad y una mayor implicación de todos los colectivos vinculados con las empresas no sólo los socios trabajadores sino también los socios que sólo aportan capital,
Mostrar más

23 Lee mas

Crisis e intercooperación: las cooperativas de segundo o ulterior grado como instrumento de colaboración empresarial

Crisis e intercooperación: las cooperativas de segundo o ulterior grado como instrumento de colaboración empresarial

El artículo 77.6 de la LCOOP al trazar el cuadro de fuentes jurídicas aplicables a las CSG, señala que, en lo no previsto en el mismo, estas cooperativas «se regirán por la regulación de carácter general estable- cida en esta Ley en todo aquello que resulte de aplicación». Al prin- cipio, el precepto fue muy criticado por considerar que ordenaba una rígida e inmediata aplicación supletoria de la normativa sobre coope- rativas de primer grado. Sin embargo, en la actualidad, no faltan auto- res que consideran que con el tenor literal del precepto no se limita la capacidad de autorregulación de las CSG 16 . Consideran que el recurso
Mostrar más

12 Lee mas

La integración de las sociedades cooperativas en el sector de la salud : una sanidad participativa / Javier Iturrioz del Campo

La integración de las sociedades cooperativas en el sector de la salud : una sanidad participativa / Javier Iturrioz del Campo

Alas cooperativas de segundo y ulterior grado que incluyen coma entidades de base alas diferentes sociedades cooperativas del sector de la salud farmaceuticas y de asistencia sanitaria y[r]

22 Lee mas

Conveniencia de incorporar capital a las sociedades cooperativas. Las cooperativas mixtas y su comparativa con el sistema italiano

Conveniencia de incorporar capital a las sociedades cooperativas. Las cooperativas mixtas y su comparativa con el sistema italiano

‘predominante’ con sus propios socios y en beneficio de los mismos en cuanto a las cooperativas de consumo. Por su parte, las cooperativas de trabajo emplearán preferentemente prestaciones de trabajo de los socios y en el caso de las coopera- tivas de producción se utilizarán los bienes y servicios aportados por los mismos. También resultan destacables otros extremos de la reforma indicada como: el establecimiento de determinados presupuestos especiales respecto de la conside- ración del socio cooperativo (art. 2527 del mismo texto); la previsión de un órgano de control y de un particular sistema de administración (arts. 2543 y 2544 del Codice, respectivamente); y el régimen de aplicación reconocido en materia de transformación de las sociedades cooperativas (art. 2545 decies del Codice civile). Unido a lo anterior es de interés reseñar la admisión de la creación de cooperativas de responsabilidad limitada de forma estricta y únicamente si se componen de menos de veinte socios o cuando el activo patrimonial de la misma resulte inferior a un millón de euros (art. 2519 del Codice civile), a pesar de que con anterioridad a la reforma se establecía de forma expresa la posibilidad de crear sociedades cooperativas de responsabilidad limitada y de responsabilidad ilimitada como norma general (anteriores arts 2511-2515 del Codice civile). La razón de este cambio deriva, en parte, de que en las sociedades de responsabi- lidad limitada son los socios los que tienen la facultad de negociar la posición que ocupan en la entidad y en lo que se refiere a los beneficios sociales. Consideración que, como justifica una línea doctrinal, no cabe aplicar a las coope- rativas por la asimetría existente entre la posición contractual de los socios y el aspecto económico que singulariza a la entidad en sí misma (Zoppini, 2004: 303).
Mostrar más

27 Lee mas

La Financiación de las Sociedades Cooperativas: un estudio desde la perspectiva de la Ley de Cooperativas del País Vasco

La Financiación de las Sociedades Cooperativas: un estudio desde la perspectiva de la Ley de Cooperativas del País Vasco

En la Legislación vigente, después de la promulgación de la Ley 2/1995, de 23 de marzo, de sociedades de responsabilidad limitada (artículo 9 y Disposición adicional 3.ª), únicamente pueden acudir al ahorro colectivo como medio directo de financiación las sociedades comanditarias por acciones, las sociedades anónimas y las socieda- des cooperativas. Para ello se requerirá acuerdo de la asamblea adoptado por la mayoría ordinaria —más de la mitad de los votos válidamente emitidos— y que el régimen de la emisión se ajuste a lo dispuesto en la Ley 211/1964, de 24 de diciembre, sobre regula- ción de la emisión de obligaciones por sociedades que no hayan adoptado la forma de sociedades anónimas, asociaciones u otras personas jurídicas y la constitución del sindicato de obligacionistas. Igualmente, la asamblea puede acordar, a través de emisiones en serie, la admisión de financiación voluntaria de los socios o de ter- ceros bajo cualquier modalidad jurídica (cualquier valor que cree una deuda; por ejemplo, la emisión de pagarés) y con el plazo y condiciones que se establezcan (artículo 65.4). Aunque la Ley no se refiere a ello parece que estas emisiones deberán regirse por lo dis- puesto en la Ley 211/1964, ya que, en caso contrario, podría evitar- se su aplicación mediante la emisión de estos valores análogos a las obligaciones 12 .
Mostrar más

17 Lee mas

Contabilidad de las sociedades cooperativas: aspectos específicos

Contabilidad de las sociedades cooperativas: aspectos específicos

La   especial   estructura   financiera   de   las   sociedades   cooperativas,   así   como  la  división  en  sus  resultados  entre  los  que  provienen  de  operaciones  con   los  socios  o  resultados  cooperativos  y  los  de  operaciones  con  terceros  o  extra-­ cooperativos,  ha  generado  durante  años  importantes  discrepancias  que  daban   origen   a   grandes     problemas   respecto   de   la   calificación   de   algunas   partidas   como  deudas,  o  como    fondos  propios,  lo  que  lógicamente  conllevaba  grandes   problemas  y  dudas  en  la  interpretación  de  los  análisis  económico-­  financieros  y   patrimoniales   que   pudieran   efectuarse,   dificultando   la   comparación     incluso   entre  cooperativas.  
Mostrar más

34 Lee mas

Las altas de los/as socios/as en las sociedades cooperativas

Las altas de los/as socios/as en las sociedades cooperativas

Resumen: En el presente trabajo analizaremos la plasmación práctica de uno de los principios cooperativos, «adhesión voluntaria y libre», refiriéndonos al alta de los y las socios y socias en las sociedades cooperativas. Para ello, ex- plicaremos en primer lugar el significado de ese principio, para posteriormente traer a colación su regulación normativa, haciendo especial hincapié en aque- llos aspectos en los que difieren nuestras leyes autonómicas, y finalizando con una breve referencia al aspecto económico y los diferentes modos de realizar las respectivas aportaciones y sus consecuencias.
Mostrar más

19 Lee mas

Singularidades del régimen jurídico contable de las sociedades cooperativas

Singularidades del régimen jurídico contable de las sociedades cooperativas

contabilidad; otras, realizan una remisión expresa a la normativa nacional, sin regular dichos extremos. Estas primeras soluciones hemos de considerarlas las más acertadas puesto que son coherentes con el sistema constitucional de reparto de competencias, e implican necesariamente la aplicabilidad de la normativa nacional. Otras normas adoptan una posición también admisible pero menos adecuada consistente en la transcripción –literal o no- de la normativa contable nacional. A diferencia de la primera solución, las regiones que optan por esta solución se enfrentan con el problema de tener que coordinar constantemente sus normas para que sean acordes a la normativa nacional, corrigiendo el texto de aquéllas ante cualquier modificación normativa estatal. En cualquier caso, esta técnica crea un riesgo innecesario de que se produzcan antinomias. Finalmente, ciertas leyes regionales llevan a cabo una regulación pormenorizada de algunos extremos del deber contable apartándose de la normativa nacional. Tales desvia- ciones afectan a los plazos de legalización de libros contables, el tiempo de conser- vación de los libros de contabilidad, el plazo del que se dispone para la redac- ción de cuentas anuales, el sometimiento de éstas a auditoría o el plazo para depositar las cuentas en el registro correspondiente. Incluso alguna norma –País Vasco- dispensa del deber de redactar el informe de gestión del Consejo Rector a las cooperativas que no estén obligadas a someter sus cuentas a auditoría, con merma no sólo de la información contable, sino de información sobre la actua- ción de la administración cooperativa. Entendemos que estas normas desviadas del tenor de la normativa nacional, si bien no son demasiado numerosas, son inadecuadas e implican una vulneración del orden constitucional de distribu- ción de competencias.
Mostrar más

39 Lee mas

Los órganos sociales en la Ley Estatal de Sociedades Cooperativas

Los órganos sociales en la Ley Estatal de Sociedades Cooperativas

gano colegiado de gobierno al que corresponde, al menos, la alta gestión, la supervisión de los directivos y la representación de la socie- dad cooperativa, con sujeción a la Ley, a los estatutos y a la política general fijada por la asamblea general». Y le atribuye, al igual que la Ley vasca, competencia residual sobre todas aquellas facultades no re- servadas por Ley o por los estatutos a otros órganos sociales (y, en su caso, la facultad de acordar la modificación de los estatutos cuando consista en el cambio de domicilio social dentro del mismo término municipal). Sin embargo, esta coincidencia no nos debe llevar a pen- sar que la estructura organizativa definida en la LC y en la Ley vasca es similar. Como ha quedado apuntado al tratar el tema de las com- petencias de la asamblea, los modelos seguidos por ambas normas son muy distintos: LC admite que los socios puedan participar en la gestión de la empresa, mientras la Ley vasca atribuye la gestión de la cooperativa en exclusiva a los administradores (artículo 40.1). Este he- cho pone de manifiesto las diferencias existentes en una y en otra norma. La estructura organizativa de las cooperativas reguladas por la Ley vasca está legalmente fijada y no puede ser alterada por la volun- tad de los socios, a diferencia de la de las cooperativas reguladas por la Ley estatal en que la organización está en gran medida a disposi- ción de los socios, de forma que pueden por sí mismos determinar el destino de la sociedad y de la actividad empresarial desarrollada en forma societaria 8 . Esas diferencias estructurales denotan una diferente
Mostrar más

23 Lee mas

Las sociedades cooperativas agroalimentarias ante la aplicación de las normas de competencia

Las sociedades cooperativas agroalimentarias ante la aplicación de las normas de competencia

Las sociedades cooperativas agroalimentarias están sometidas a las normas de compe- tencia, tanto nacionales como europeas. Los expertos advierten que éste es uno de los retos a los que deben de enfrentarse estas sociedades a la hora de competir en el mercado. Sin embargo, hay pocos estudios doctrinales sobre qué implicaciones supone, para el sector cooperativo agroalimentario, estar sometido a un control cada vez más estricto por parte de las autoridades de competencia. Nuestro propósito es estudiar cómo se aplican las normas de competencia a este sector, así como mostrar la dificultad que presenta establecer los límites de compatibilidad entre los dos conjuntos normativos: el que regula al sector agroalimentario y el que regula al sector de la competencia. Muestra de ello son los cambios que se han ido produciendo en los criterios de política jurídica en cuanto a la interpretación convencional del Derecho de la competencia aplicado al sector agro- alimentario.
Mostrar más

23 Lee mas

El tratamiento del Capital en las Sociedades Cooperativas

El tratamiento del Capital en las Sociedades Cooperativas

Esta figura ha venido a sustituir al anterior asociado. Los asocia- dos, que parecían una pieza útil para capitalizar las cooperativas con escasez de financiación propia, eran en realidad poco viables. La prin- cipal razón es que no es fácil convencer a un capitalista para que in- vierta en una sociedad sobre todo cuando se le aparta prácticamente del poder de decisión (dándole un voto disminuido) y no puede nego- ciar sus títulos de capital en el mercado. Un inversor pide casi siempre libertad para mover el dinero ágilmente y no encaja el tener que espe- rar tres años antes de recuperar sus fondos, si es que los recupera.
Mostrar más

39 Lee mas

Consideraciones sobre el Capital de las Sociedades Cooperativas

Consideraciones sobre el Capital de las Sociedades Cooperativas

En cuanto a la disciplina contable, nos dice ya la Exposición de motivos de la Ley, que ésta, la publicidad y la transparencia de este tipo de sociedades queda reforzada, en línea con la última reforma mercantil, al exigir el depósito de las cuentas anuales en el Registro de Sociedades Cooperativas, con lo que comprobamos la tendencia cre- ciente a una cada vez mayor mercantilización de las Sociedades Coo- perativas. El artículo 61 ordena a estas sociedades llevar una contabili- dad con arreglo a lo establecido en el Código de comercio y normativa contable y remite a efectos de la presentación de las cuen- tas anuales a los correspondientes artículos de la Ley de Sociedades Anónimas.
Mostrar más

8 Lee mas

La Financiación de las Sociedades Cooperativas

La Financiación de las Sociedades Cooperativas

Sumario: Introducción.—I. La Sociedad Cooperativa: gene- ralidades. I.1. El concepto de cooperativa. I.2.La cooperativa empresa y la cooperativa empresario.—II. La Financiación de las Sociedades Cooperativas. II.1. Planteamiento general. II.2. La estructura económica de la cooperativa. II.2.1. Los fondos propios. II.2.1.1. El capital social. a) Las aportaciones obligatorias. b) Las aportaciones voluntarias. c) La transmi- sión y el reembolso de las aportaciones. d) La actualización de las aportaciones. II.2.1.2. Los excedentes no repartidos. a) Determinación de los excedentes. b) El fondo de reserva obligatorio. c) Los fondos de reserva voluntarios. II.2.2. Los recursos ajenos. II.2.2.1. Las cuotas de ingreso y las cuotas periódicas. II.2.2.2. La entrega de bienes para la gestión de la cooperativa y los pagos del socio para la obtención de ser- vicios cooperativos. II.2.2.3. Las participaciones especiales. II.2.2.4. Las obligaciones emitidas. II.2.2.5. Los títulos parti- cipativos. II.2.2.6. Las cuentas en participación.—Reflexión final.—Bibliografía consultada
Mostrar más

24 Lee mas

Show all 10000 documents...