PDF superior El indiano en la comedia española del Setecientos

El indiano en la comedia española del Setecientos

El indiano en la comedia española del Setecientos

Un dato a favor de la obra es, como en otros casos, el origen exótico del mago que, desde otra perspectiva, también nos inclina a incluirla ya que ese exotismo dimana de que el mago es un indio. Emerge, en efecto, del interior de un árbol del bosque de Chapulte- pec, “vestido de pieles y barba larga” y declara que se ha retirado de la ciudad cuando fue restaurada por Cortés, a quien menciona perifrásticamente como “el campeón valiente de la Historia”. Irrum- pe así en la que podría ser una comedia de capa y espada con un romance central y otros secundarios por cuya intervención, que con- tribuye a un final feliz, se convierte en una comedia de magia. Para no extraviarse en el laberíntico ir y venir de los amantes principales y accesorios, basta recordar que D. juan –el amante protagónico– se
Mostrar más

21 Lee mas

Información bibliográfica para el estudio del Derecho Canónico Indiano

Información bibliográfica para el estudio del Derecho Canónico Indiano

Primer Sínodo diocesana, celebróla el Ilmo. Señor Doctor D. Pedro Felipe de Azúa e Iturgoyen del Consejo de Su Majestad, Obispo de esta Santa Iglesia de la Concepción de Chile, después electo Arzobispo de la Metropolitana de Santa Fé del Nuevo Reino de Granada, en la Santa Iglesia Catedral de dicha ciudad de la Concepción a que se dio principio en doce de octubre, de mil, setecientos, cuarenta, i cuatro años., Santiago de Chile 1867.

215 Lee mas

Metateatralidad y representación del indiano en una mojiganga de Suárez de Deza

Metateatralidad y representación del indiano en una mojiganga de Suárez de Deza

A partir de estas ideas no conectadas entre sí, este trabajo consistió en vincular los componentes metateatrales -de incidencia fundamental en la estructura y significación de la mojiganga- con las representaciones sociales que se tenían de ese «otro», el indiano, en la metrópoli española del siglo XVII, perceptibles al trasluz del epidérmico efecto de comicidad, y averiguar el plus de significación que añaden los unos a las otras. Para ello, será necesario, en primer lugar, referir sintéticamente la intriga de Los casamientos. En Carnestolendas, la viuda doña Tomasa va de visita con su escudero, un vejete llamado Hernández. La discusión entre ambos muestra la constante contradicción de la dueña. Explica su propósito de cumplir el mandato de su difunto marido de casar a tres vecinas con tres indianos pobres que llegan con «pretensiones» a la Corte. Encarga al vejete que los busque y les entregue tres billetes, pero que si no los encuentra, se los dé a los primeros que vea. El Escudero se topa en la calle con tres galanes -1 (don Macario, soldado), 2 (don Pascasio) y 3 (don Hilario) 5 - deseosos de algún «entretenimiento», a quienes toma por los novios indianos. El malentendido del Escudero da pie a la burla pues el Galán 2 inventa que han llegado hace un mes y que ya tienen tres casamientos en puerta. Hernández les hace leer desopilantes billetes en los que la dueña los cita a diferentes horas. Los galanes deciden proseguir con la «comedia» y acompañan al Escudero a ver a doña Tomasa y a las candidatas. Entretanto, las novias -que son unos hombres barbados- primero se resisten al casamiento, pero al acceder, reciben consejos de la dueña acerca de los roles que deben asumir (sordera, mudez y ceguera). Doña Tomasa se sorprende al ver los tres novios disfrazados con vestimentas de soles, lunas y estrellas pues han interpretado literalmente las indicaciones sobre las horas referidas en los billetes. La renuencia de los galanes al ver a los hombres se afirma al conocer los defectos de las supuestas novias, pero acceden a casarse «por esta vez» (bodas bufas típicas de las representaciones carnavalescas). La mojiganga culmina con el ensayo de un baile, por si se les pide que vayan a palacio.
Mostrar más

14 Lee mas

Teoría y práctica de Lope y Moratín: la nueva comedia, La comedia nueva

Teoría y práctica de Lope y Moratín: la nueva comedia, La comedia nueva

período / de un sol» (vv. 188-189)— y, reconociendo que «ya le perdimos el respeto» (v. 190), acaba recomendando que «pase en el menos tiempo que pueda» (v. 193), no descartando el pasar de los años ni los largos viajes, «si fuere fuerza» (v. 197), para acabar concluyendo que «no vaya a verlas quien se ofende» (v. 200). Frente a este sentido tan laxo de la unidad temporal, Moratín llegará incluso a hacer coincidir, en La comedia nueva, el tiempo representado con el de la representación: en un par de horas —la acotación inicial lo destaca— sucederá todo, como si el espectador estuviese asistiendo, en directo, al suceso. Así resurgirá —siempre en función de lograr el mayor grado de ilusión escénica— el principio clásico de las tres unidades, destacadas en los paratextos y dos de las cuales —la de acción y la de lugar— se elevan a nivel titular en La comedia nueva
Mostrar más

14 Lee mas

DE LA COMEDIA POPULAR TARDOFRANQUISTA A LA COMEDIA URBANA DE LA TRANSICIÓN: TRADICIÓN Y MODERNIDAD

DE LA COMEDIA POPULAR TARDOFRANQUISTA A LA COMEDIA URBANA DE LA TRANSICIÓN: TRADICIÓN Y MODERNIDAD

Tras la muerte de Franco, la comedia española evolucionó y fue ampliando tanto sus cualida- des expresivas como su catálogo de temas. Por supuesto, quedaron rescoldos de las anteriores producciones populares, si bien derivaron hacia una nostalgia reaccionaria –representada sobre todo por el escritor Fernando Vizcaíno Casas, quien adaptó para la pantalla sus novelas …Y al tercer año, resucitó (Rafael Gil, 1980) o De ca- misa vieja a chaqueta nueva (Rafael Gil, 1980)– o hacia una combinación del "destape" con el humor paródico liderado por el dúo Paja- res/Esteso –o trío, pues cabría incluir al director Mariano Ozores, responsable tras la cámara de Los bingueros (1979), Todos al suelo (1982) o
Mostrar más

12 Lee mas

El Seminario Conciliar de Mallorca durante el Setecientos. Entre el florecimiento y la decadencia

El Seminario Conciliar de Mallorca durante el Setecientos. Entre el florecimiento y la decadencia

Pero lo cierto es que el asunto del Seminario no solo preocupó a los obispos del momento, sino que se tradujo una cuestión en boga de las principales instituciones de poder de la Mallo[r]

18 Lee mas

Clero catedralicio y consumo de chocolate en el Burgos del Setecientos

Clero catedralicio y consumo de chocolate en el Burgos del Setecientos

Además de por su carácter sociabilizador y alimenticio, con el chocolate como ingrediente notable en el quehacer de prácticas colectivas del Cabildo en su conjunto o, de una manera más íntima, en la tranquilidad de los interiores domésticos, la ingesta de este nutritivo brebaje llegado de América conoció un gradual incremento en su degus- tación, y en el incremento de las posibilidades de su adquisición comercial, al ritmo del vaivén de los empeoramientos y mejorías en las vicisitudes meteorológicas y climáticas del Setecientos. Los «yelos» de los crudos inviernos castellanos impelían a su consumo, si bien su apreciado sabor y dulzura lo hacía apto para cualquier estación del año. El devenir del xviii en lo tocante a mayores cuotas de confort en la cultura material y en las capacidades adquisitivas y de consumo, propias de una aproximación significativa en la España de La Ilustración a una revolución industriosa, tibia pero sostenida, se apreció también en el dinamismo en el consumo de chocolate, que atrapó a las gentes de la aristocracia, nobleza y clero, y a los más humildes. Degustar chocolate se convirtió en un ritual cotidiano, alimenticio, sociabilizador, excitante y terapéutico, a la vez, para una gran parte de la población del Setecientos, ya fueran ricos y aristócratas, ya fueran humildes o modestos.
Mostrar más

18 Lee mas

Historia general de el reyno de Chile : Flandes indiano

Historia general de el reyno de Chile : Flandes indiano

Consoló a Quilacante y a los demas caciques, prometiéndoles darles libertad y diciéndoles que hablassen a su gente y les persuadiessen a ser firmes en la obediencia de su Magestad, y les[r]

18 Lee mas

Cultura material entre nupcias y óbitos en el Burgos del Setecientos

Cultura material entre nupcias y óbitos en el Burgos del Setecientos

«Los hallazgos llegan cuando uno está preparado para entenderlos». Sierra, Javier (2008). La dama azul. Estella, Planeta, p. 94. RESUMEN: La disponibilidad de inventarios de bienes elaborados, en primera instan- cia, en el alegre momento de las nupcias y, en último término, en las atribuladas circunstancias del óbito de uno de los cónyuges, generalmente el varón, por lo tocante a 14 hogares de la ciudad de Burgos en el devenir del siglo xviii posibilita, a mi entender, efectuar un análisis crítico de la diacronía de la cultura material y sus niveles de fortuna de una manera atrevida y novedosa. Todo ello desde la perspectiva de los sesgos evolutivos de las categorías sociopro- fesionales y socioeconómicas en que cada uno de dichos hogares se encontraba incardinado. Con estas páginas la reconstrucción histórica de la cultura material del Setecientos se adentra en un territorio escasamente tratado en la historiografía modernista, salvo excepcionales y modélicas aportaciones.
Mostrar más

28 Lee mas

Moda, mujer y sociedad en la Monarquía Hispánica del Setecientos

Moda, mujer y sociedad en la Monarquía Hispánica del Setecientos

Mientras que en España durante el Setecientos hubo influencias de la moda francesa en los vestidos de la nobleza, pero también convivieron con elementos que tomaron de los trajes populares. Además, de un interés por crear un traje nacional, pero cuyo resultado fue una serie de trajes regionales que hoy día conservamos, como bien decía Cadalso “esta península, dividida tantos siglos en diferentes reinos, ha tenido siempre variedad de trajes, leyes, idiomas y monedas” 103 , señalando las diferencias regionales del país que acabaron reflejándose en los ropajes. El ensayista señaló que “un andaluz en nada se parece a un
Mostrar más

47 Lee mas

Instituciones y Derecho Indiano en una renovada Historia de América

Instituciones y Derecho Indiano en una renovada Historia de América

Según expresaba Ots, se trataba de la «proyección en las Indias del Derecho castellano peninsular y nacimiento y desarrollo del Derecho pro- piamente indiano». En cuanto a sus predecesores en la materia, destacaba la existencia de dos obras que le habían sido de gran utilidad: la Introducción a la Historia del Derecho Indiano de Ricardo Levene de 1924 y las leccio- nes de un curso sobre instituciones de derecho público hispano-americano explicado en Sevilla por el profesor norteamericano Clarence H. Haring. La obra de Levene —según decía— representaba el «primer intento, feliz- mente logrado, de orientar sistemáticamente a los universitarios america- nos en el estudio histórico del derecho colonial»; y agregaba un juicio más contundente sobre lo que representaba la labor universitaria de Levene en el campo del derecho indiano, al situarla en el mismo nivel a la que estaba realizando el maestro Altamira desde la cátedra madrileña.
Mostrar más

24 Lee mas

Historia general de el Reyno de Chile :  Flandes Indiano

Historia general de el Reyno de Chile : Flandes Indiano

En la retirada qiie hizo el capitan Martin de Ariza del fuerte de Tucapel tan iiialaiiiente niirada y tan seiitida clel Gobernador, que le llegó d a h a por la abilaiitcz de los indios, [r]

568 Lee mas

El estado en el derecho indiano : época de fundación (1492 1570)

El estado en el derecho indiano : época de fundación (1492 1570)

El gobierno tiene su poder, dice Alois Dempf comentando la teoria de Vitoria, no por u n pacto constitucional, como tampoco las leyes positivas reciben su poder moral del legislador, sin[r]

326 Lee mas

Los virreyes y la interrelación de poderes en el sistema jurídico indiano

Los virreyes y la interrelación de poderes en el sistema jurídico indiano

Como puede apreciarse, hay una gran presencia de la Audiencia en la tarea gubernativa del virrey, informes de aquélla sobre candidatos u oficios, presen- cia del virrey en los debates j[r]

12 Lee mas

Historia general de el Reyno de Chile: Flandes Indiano

Historia general de el Reyno de Chile: Flandes Indiano

pie la gente del eneniigo era poca. coiiscso fu8 para iueterlos ea cle junta que por aquel cainino. :staba esperaiiclo a 10s espafioles, coiiio sc[r]

668 Lee mas

Flandes Indiano Chiloense: un patrimonio invencible en el tiempo

Flandes Indiano Chiloense: un patrimonio invencible en el tiempo

Esta batería, marítima y permanente, según Guarda, basado en las crónicas de Rodríguez Ballesteros, se situaba más adelante que la de Campo Santo e inmediata a Puguñum. Sus coordenadas geográficas eran: 41° 51' 44. 04" Latitud Sur y 73° 49' 52. 24" Longitud oeste y a una altitud de 8 m.s.n.m. Debía su nombre al Santo Patrono que protegía este recinto militar. Sin duda, una clara muestra de la evangelización española en esta zona. Hay quienes asocian su nombre con el del gobernador español que la mandó a construir: Don Antonio de Quintanilla y Santiago.
Mostrar más

27 Lee mas

La sexualidad en el Perú pre-colombino: Kamasutra Indiano

La sexualidad en el Perú pre-colombino: Kamasutra Indiano

El arte erótico mochica –como el de otras culturas peruanas y americanas, y aún de Europa, Asia o África, que en todas partes se cuecen habas o pallares— se desarrolló dentro un espacio tiempo como expresión de la creatividad humana, bajo el influjo de una coyuntura social, política, económica y religiosa muy complejas que nos dejó la expresividad plástica de su cotidianeidad. La cerámica erótica, al igual que los huacos retratos, eran una forma de comunicación intensamente humana, de emociones y gestos propios de aquellas gentes. Todo esto; más nunca "pecado nefando" –al decir de un cronista de la Conquista española—, jamás morbo, muchísimo menos ese "sadomasoquismo" propio de nuestra "modernidad". Todo aquí tiene una lógica; el arte de los huacos retratos o eróticos tuvo una finalidad práctica o religiosa: rito, magia, sensaciones y representaciones de vivencias o estados de ánimo, alegría, tristeza, miedo, angustia, enfermedad, castigo, premio, dolor, placer. Todas obras de arte fueron creadas precisamente para eso: para representar la humanidad de los hombres y mujeres, niños y ancianos, de los valles donde vivieron y, como tal, y para que perduraran para siempre, pasaron a formar parte de ajuares funerarios, depositados con delicadeza en las tumbas de los difuntos por sus seres queridos; los huacos terminaron acompañando los yertos despojos humanos en su viaje al más allá. Aquí, entonces, no hay nada de eso que algunos malintencionadamente llaman "pornografía". Esta es una palabreja que simplemente no encaja en el antiguo Perú y que no la inventaron ellos, los antiguos peruanos, sino la estupidez de nuestra "moderna civilización" occidental. Esta "modernidad" donde el consumismo y el capitalismo salvajes empobrecen y hambrean a millones a cambio de la riqueza de unos pocos; que cosa peor que ese neoliberalismo inmoral y criminal, tanto peor que la pretendida "indecencia" de ese mágico erotismo del arte precolombino.
Mostrar más

92 Lee mas

Una nueva interpretación de la teoría del regio vicariato indiano

Una nueva interpretación de la teoría del regio vicariato indiano

pero el papado entiende que los privilegios concedidos por la Santa Sede a los reyes, si acaso requieren interpretación o pueden crear con ella perjuicio o menos[r]

38 Lee mas

Apuntes liminares de derecho canónico indiano

Apuntes liminares de derecho canónico indiano

En cuanto hace al derecho secular indiano, sus fuentes han sido rese- ñadas y tratadas extensamente por diversos especialistas, donde conviene remitirse. Sin perjuicio de ello, más adelante volveremos sobre el particular en alguna cuestión concreta. Únicamente tal vez convenga poner de mani- fiesto la necesidad de contar con el concurso de las resoluciones locales que pudieran haberse tomado en materia eclesiástica.

10 Lee mas

Historia general de el Reyno de Chile: Flandes Indiano

Historia general de el Reyno de Chile: Flandes Indiano

Y los egemplares no se han de seguir cuando se sabe que son malos y errados, sino los buenosy acertados, como lo fué el del gobernador Don Francisco Lazo de la Vega, que le sucedió, que [r]

492 Lee mas

Show all 4679 documents...