PDF superior El menor como víctima de la violencia de género

El menor como víctima de la violencia de género

El menor como víctima de la violencia de género

Esta ley marcó la diferencia porque organizó la protección en diferentes aspectos, consiguió entre otras cosas crear unos Juzgados de Violencia sobre la Mujer específicos, conllevó la especialización de los Juzgados Penales y las Audiencias Provinciales que a partir de ese momento "fueron conocedores de las medidas de asistencia social, laboral y de apoyo económico en favor de las víctimas de violencia de género". También una Delegación de Gobierno específica, un Observatorio Nacional, unidades especializadas de policía, modificaciones en el Código Penal con endurecimiento de las penas, que se establecieran protocolos de actuación sanitarios, jurídicos y policiales, que se crearan unos servicios y recursos de apoyo y protección a las víctimas, etc.
Mostrar más

71 Lee mas

La declaración de la víctima de violencia de género en el proceso penal acusatorio.

La declaración de la víctima de violencia de género en el proceso penal acusatorio.

Con base en lo anterior podemos afirmar que en casos en que la defensa desde etapas previas a juicio tenga conocimiento de lo que la víctima le manifestó a los médicos o policías, deberá hacer uso de su derecho de interrogar y contrainterrogar a la víctima, pues de no hacerlo así, en sentencia no podrá alegar que se le violo el derecho de defensa en el rubro relativo a interrogar a la testigo. En efecto, en casos de violencia de género traen consigo afectaciones psicológicas resulta materialmente imposible que en la audiencia de juicio declare la víctima, el efecto no es absolver, sino como lo ha establecido la Corte Europea de Derechos Humanos, en el caso S.N. contra Suecia y diversos tribunales en distintos países, es necesario acudir a otros medios de prueba, y el derecho de defensa queda garantizado porque el defensor tuvo la oportunidad de contrainterrogar, pero decidió no hacerlo, de lo cual, como lo ha establecido el Comité de Derechos Humanos, no es responsabilidad del Estado; de ahí que la defensa no puede alegar imposibilidad de contrainterrogar a la fuente original. 3.4 La declaración de la víctima como prueba anticipada.
Mostrar más

78 Lee mas

Análisis sobre el derecho a no declarar de la víctima de violencia de género

Análisis sobre el derecho a no declarar de la víctima de violencia de género

49 Hay que tener presente que en este ámbito se requiere que se realice el proceso de forma eficaz, porque si se realiza un atestado policial y una fase de instrucción adecuada se logrará reunir suficiente prueba, recabando posibles testigos directos del delito como por ejemplo los vecinos, de tal forma que en el caso de que la víctima no declare se logre seguir con la causa, pero que se realice todo este procedimiento de forma correcta requiere una formación por parte de los profesionales. Como ya instaura la LO 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, en su Artículo 47 para la formación de los profesionales estableciendo que: “El Gobierno, el Consejo General del Poder Judicial y las Comunidades Autónomas, en el ámbito de sus respectivas competencias, asegurarán una formación específica relativa a la igualdad y no discriminación por razón de sexo y sobre violencia de género en los cursos de formación de Jueces y Magistrados, Fiscales, Secretarios Judiciales, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Médicos Forenses. En todo caso, en los cursos de formación anteriores se introducirá el enfoque de la discapacidad de las víctimas 84 ”.
Mostrar más

74 Lee mas

Exposición del menor a violencia de género: perspectiva de la madre

Exposición del menor a violencia de género: perspectiva de la madre

Debemos considerar a los menores como víctimas de la violencia de género, siendo ésta un tipo de maltrato infantil. Hemos de considerarlos víctimas porque ellos también sufren el ciclo de la violencia de género, que pasa por tres fases: acumulación de tensión, explosión y luna de miel. Hay dos tipos de víctimas: por un lado, hay menores que son víctimas directas, que serían los niños/as que sufren directamente la violencia física o psicológica; y por otro lado víctimas indirectas, es decir, siendo meros espectadores. Sin embargo, independientemente del tipo de víctima que sea, se va a ver afectado el sentimiento de seguridad y confianza, que es uno de los elementos básicos en el desarrollo del menor (Hudges, 1989; Salzinger, 1992; Sternberg, 1993). Además, el menor puede convertirse en un instrumento, que el agresor utilice como medio de control y dominación hacia la mujer.
Mostrar más

36 Lee mas

Calidad de vida de la mujer víctima de violencia de género.

Calidad de vida de la mujer víctima de violencia de género.

Se trata de uno de los conceptos más complejos de definir, y aún más de evaluar, por ello comprender el concepto calidad de vida es importante para poder evaluarlo. El reto que se propone en este estudio es evaluar la calidad de vida de la mujer víctima de violencia de género, uno de los colectivos más vulnerables con los que se interviene desde el trabajo social; un colectivo que representa la forma más brutal de machismo existente en nuestra sociedad, personifica los valores desiguales que manan del estado patriarcal en el cual la sociedad está inmersa. Se trata de un colectivo que existe desde épocas inmemoriales y que sigue vigente hoy en día con el nombre: víctima de violencia género, hace referencia a todas aquellas mujeres que sufren algún tipo de maltrato (físico, psicológico, o sexual) por parte de aquellas personas con las que tienen un vínculo sentimental.
Mostrar más

54 Lee mas

“El enfoque de género en la valoración del testimonio de la víctima en las contravenciones de violencia contra la mujer

“El enfoque de género en la valoración del testimonio de la víctima en las contravenciones de violencia contra la mujer

Considero que se ha vulnerado en este caso el principios a la presunción de inocencia del procesado ya que, la jueza ha considerado como única prueba el testimonio de la víctima, y de igual manera ha expresado frases que no demuestran una correcta aplicación del enfoque de género que el Art. 7 de la Ley para Prevenir y Erradicar la violencia contra la mujer ha señalado, frases como “…ya que basado en el género de la víctima y su condición de hombre, el procesado agrede verbalmente a la víctima…”; “…de las pruebas aportadas, también ha sido vulnerado por parte del procesado, pues con su actitud ha violentado, anulado y menoscabado todos y cada uno de los derechos humanos y las libertades consagradas en el mismo y que en el presente caso pertenecen a su hermana…” y finalmente, “…el procesado agrede verbalmente a su hermana, sin tomar en cuenta el temor que ocasione en ella, poniendo en riesgo su integridad psicológica, actuando de esta manera por el patrón estereotipado de comportamiento y práctica social y cultural que subordina e inferioriza a la mujer…”.
Mostrar más

93 Lee mas

Flexibilidad interna y cambio de lugar de trabajo de la víctima de violencia de género

Flexibilidad interna y cambio de lugar de trabajo de la víctima de violencia de género

Suspensión contractual”, en Mella Méndez, L., (dir.), Violencia de género y Derecho del Trabajo estudios actuales sobre puntos críticos, Edit. La ley, Madrid, 2012, p.399. En el estudio que hace la autora de la suspensión contractual como medida de protección de la mujer víctima, considera que el requisito para el ejercicio del derecho que consiste en que la trabajadora «se vea obligada a abandonar el puesto de trabajo», constituye una situación que se valora de forma personal por la trabajadora maltratada. Así que esta con el asesoramiento de los órganos de asistencia social decidirá. Y, concluye la autora que dicho requisito es de análisis interno. Dichos argumentos son aplicables al derecho en estudio, por cuanto la dicción de los derechos laborales de las víctimas comprende -tanto para la suspensión del contrato como el cambio de lugar- la expresión “que se vea obligada a abandonar” el puesto de trabajo, añadiéndose a la redacción del supuesto del art. 49 del ET la palabra “defi nitivamente”. Esta expresión ha de tener la misma inteligencia, por cuanto es una misma situación en la que se encuentra la mujer y, ante ello la norma contempla varias opciones que ella ha de analizar de acuerdo a sus circunstancias, con el objetivo que le permita proteger sus derechos fundamentales, previo el cumplimiento de los requisitos objetivos.
Mostrar más

20 Lee mas

Derechos laborales y prestaciones sociales y asistenciales de la mujer víctima de violencia de género

Derechos laborales y prestaciones sociales y asistenciales de la mujer víctima de violencia de género

En el año 2004 el Gobierno español aprobó la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, que concretó un marco de protección para las víctimas de violencia de género en bastantes ámbitos, entre los que se encontraban el social y el laboral. Para estos ámbitos, la Ley establece una serie de derechos laborales a los que la víctima puede acogerse en caso de necesidad para protegerse a sí misma manteniendo su puesto de trabajo, y manteniendo así su independencia económica, algo muy importante en esta situación. Además, la Ley, junto con otras normas, regula también una serie de prestaciones sociales para las víctimas, en caso de que se encuentren en estado de necesidad económica simplemente para ayudarles a hacer frente a esa situación.
Mostrar más

54 Lee mas

Violencia de género: derechos de la víctima y actuación procesal

Violencia de género: derechos de la víctima y actuación procesal

El Juzgado competente para adoptar la orden de protección es, como norma general, aquel que está conociendo del asunto penal en cada momento. Así, durante la fase de instrucción es el Juzgado de Violencia sobre la Mujer del lugar del domicilio de la víctima o el del lugar de comisión de los hechos, en virtud de lo dispuesto en el art. 15 LECrim: “En el caso de que se trate de algunos de los delitos o faltas cuya instrucción o conocimiento corresponda al Juez de Violencia sobre la Mujer, la competencia territorial vendrá determinada por el lugar del domicilio de la víctima, sin perjuicio de la adopción de la orden de protección, o de medidas urgentes del artículo 13 de la presente Ley que pudiera adoptar el Juez del lugar de comisión de los hechos”. En consecuencia, cabe la posibilidad de que sea el Juzgado de Instrucción en funciones de guardia el que adopte la orden de protección. Aunque el JVM tiene la competencia, la solicitud de orden de protección solo se podrá presentar ante el mismo en las horas de audiencia (que suele ser por las mañanas, de 9 a 14 horas). Fuera de ese horario, los fines de semana y festivos, será el Juzgado de Instrucción que esté en funciones de guardia el que tenga que hacerse cargo de la solicitud de orden de protección.
Mostrar más

51 Lee mas

Celebrities, violencia de género y derechos de las mujeres: ¿hacia una transformación del marco de reconocimiento?

Celebrities, violencia de género y derechos de las mujeres: ¿hacia una transformación del marco de reconocimiento?

Pocos fenómenos sociales tienen un espacio en la cultura popular tan relevante como las violencias fundamentadas en el régimen de género. Violaciones, violencia doméstica, abusos sexuales y muchas otras expresiones donde se representa la vulnerabilidad de las mujeres en los espacios públicos y privados constituyen un tema clásico del imaginario colectivo: películas de terror, de guerra, dramas, así como series de televisión (notoriamente criminales y forenses), pero también en la publicidad, los programas televisivos y en las noticias de televisión que documentan violencia de género. Estas narrativas se caracterizan por construir un sujeto-víctima de la violencia reificado para su consumo mediático: por una parte, permite su identificación como violencia de género —en su identificación con la violencia contra las mujeres— pero, por otra, dificulta su lectura desde una posición política que implique subvertir los ejes estructurales de opresión en los que se articulan los contextos de la violencia. El canon representacional, así pues, se caracteriza por desligar la violencia de género de las luchas feministas por la consecución de derechos y la promoción de libertades (Marugán-Pintos y Vega, 2002; De Miguel-Álvarez, 2003), individualiza las respuestas y victimiza de nuevo a las mujeres, ontologizando la violencia y negando su capacidad de agencia (Fernández-Romero, 2008; Faulkner y MacDonald, 2009; Gámez-Fuentes, 2012; Gámez-Fuentes y Núñez-Puente, 2013; Núñez- Puente y Fernández-Romero, 2015).
Mostrar más

20 Lee mas

Violencia de género: problemática procesal

Violencia de género: problemática procesal

En mi opinión, el hecho de que la pareja decida extinguir su vínculo matrimonial pero mantener en parte la relación conyugal, no implica que tengan intención de retomar su relación en el futuro, sino que detrás de esa situación pueden estar presentes motivos tan diversos como la intención de criar a los hijos menores de edad juntos o la existencia de dificultades económicas que imposibilitan un nuevo comienzo por separado. En este sentido, considero que para aplicar la dispensa del deber de declarar deberá analizarse el caso concreto y los motivos que se encuentran detrás de la persistencia de los vínculos conyugales con posterioridad a la extinción matrimonial. Cuando esa posterior relación tenga su origen en circunstancias ajenas a la intención de retomar la relación amorosa, la víctima no debería tener acceso a la dispensa del deber de declarar, mientras que, si no se cierra la puerta a una futura reconciliación, podría ser beneficioso otorgarle el derecho reconocido en el art. 416 LECRIM.
Mostrar más

64 Lee mas

DEPARTAMENTO DE PERIODISMO I (UNIVERSIDAD DE SEVILLA)

DEPARTAMENTO DE PERIODISMO I (UNIVERSIDAD DE SEVILLA)

L a segunda contradicción se produce con la ausencia del (presunto) asesino en las imágenes. Sin la identificación visual del agresor, se diluye el concepto racional de ‘culpabilidad’. De esta manera, parece que la noticia es más bien relatada como un género de ficción, al no contar con la existencia explícita de una identificación directa del autor del crimen. En el estudio de Sánchez Aranda, Berganza y García Ortega (2002), «en más de la mitad las noticias, el 54,1%, desconocemos quién ha perpetrado la agresión (…) se intenta preservar el anonimato de los verdugos, ya que se evita dar sus datos personales y se comentan otros que hacen más difícil su identificación» (p.150). Ahora esta situación ha empeorado, ya que en televisión no se incorpora el nombre y apellidos del asesino, salvo que el caso se alargue en el tiempo. No aparece ni el nombre completo ni la imagen del presunto asesino (esto último se produjo en el 2,9% de las noticias), mientras que sí se incluye la foto de la víctima y su nombre, aunque no sus apellidos (32%). La dignidad de la víctima sigue, por tanto, siendo maltratada informativamente y la presencia de la mujer queda de nuevo oculta. «Sólo dos de cada diez personas que aparecen en las noticias, son mujeres, y lo hacen ocultas por el lenguaje, (sin apellidos, sin indicar su cargo, en función del marido, etc.) y reforzando los estereotipos (como famosas, como víctimas de violencia…)» (Ruiz Seguín, y Loscertales y Nuñez, 2008).
Mostrar más

160 Lee mas

Estudio de los indicadores de violencia de género en adolescentes en Internet

Estudio de los indicadores de violencia de género en adolescentes en Internet

 Grooming: estrategias que adopta un adulto para adquirir el control sobre un menor con el fin último de abusar sexualmente de él/ella. Presenta una primera fase de amistad, en la que el abusador se hace pasar por otro joven y se gana la amistad del menor; una segunda de relación, en la que el abusador manifiesta sentimientos por el menor y le pide que realice actos de carácter sexual, como mandar fotos desnudo; una tercera de chantaje, en la que el abusador manipula a la victima amenazándole con que va a hacer público ese material sexual; y por último la fase de agresión sexual, en casos muy graves en el que el acosador se atreve a concertar una cita con el menor, y el menor, por miedo accede.
Mostrar más

30 Lee mas

Familia, Víctima de la violencia

Familia, Víctima de la violencia

Pensar en familia es ubicar esta primera forma social como una red de relaciones en la vida del individuo y como el primer espacio de encuentro con otros que son diferentes en género, edad, experiencias y habilidades. Se debe reconocer la familia como el espacio cotidiano donde se construyen y se definen derechos y deberes, responsabilidades y obligaciones, episodios cotidianos donde transcurre la vida, el amor, el desamor, el encuentro y la muerte, en donde diariamente se entretejen historias, diálogos, sueños, logros y contradicciones, y en los cuales transcurre la cotidianidad de todos. Precisamente esta cotidianidad está conformada por situaciones, episodios y relaciones interpersonales, de las cuales muchas de ellas pasan inadvertidas, mientras otras resultan sobresalientes marcando el paso por la vida: (a) nacimiento, (b) infancia, (c) juventud, (d) conformación de la pareja, (e) construir familia, lo cual determina el desarrollo de las propias características afectivas, educativas, laborales, deportivas y culturales, inmersas en la amplia gama de valores y redes familiares y sociales. La familia puede ser entendida como una unidad de personalidades en interacción, siendo esta la que mantiene las relaciones entre la pareja adulta y entre padres e hijos es lo que constituye la vida familiar. Así mismo se crea el sentido de identidad que deriva de la interacción que tiene lugar en la vida cotidiana y en estas relaciones. Por otra parte, la familia constituye la principal red de relaciones y fuente de apoyo, es para la mayoría de las personas uno de los aspectos más valorados de la vida y uno de los principales determinantes del ajuste psicosocial de la persona. (Eguiluz, 2003).
Mostrar más

55 Lee mas

Representaciones sociales que tienen cinco psicólogos de la Corporación Universitaria Minuto de Dios  Seccional Bello, sobre violencia basada en género en la mujer

Representaciones sociales que tienen cinco psicólogos de la Corporación Universitaria Minuto de Dios Seccional Bello, sobre violencia basada en género en la mujer

“la mujer víctima de este tipo de violencia la verdad no se ha sentido muy respaldada lo que uno escucha en sus discursos cuando uno ha trabajado con ellas es que por ejemplo no van a poner la denuncia sino tienen el moretón sino tienen la sangre no les van a tomar la denuncia en serio algunas muchas de ellas vienen de barrios muy vulnerados entonces no se sienten seguras en el mismo barrio porque muchas veces la policía ni siquiera sube lo viví en uno de los barrios me decían ellas mismas es que aquí la policía no sube pueden ver que me están matando pero la policía no se va a poner en riesgo por mi entonces yo siento que las mujeres en general ósea es como una tendencia general ellas no se sienten muy respaldas por el estado frente a esto además porque la violencia basada en género es múltiple ósea no es una ósea son formas de violencia entonces el golpe la violación son tenidas en cuenta como violencia visible pero las violencias invisibles que se han nombrado estas pasan a segundo plano entonces si tú vas a ir a nombrar es que tu esposo es indiferente contigo que usa adjetivos que te pesan eso no es tomado como violencia entonces aparte que frente a la violencia visible a veces no encuentran mecanismos muy claros de defensa frente a las invisibles mucho menos sin embargo yo creo que ha habido un movimiento perdón grupos de mujeres secretarias proyectos programas que han ido mostrándole a estas mujeres que si pueden encontrar un respaldo entonces estas mujeres que han sido más intervenidas si bien siguen pensando que actores como la policía los jueces y abogados en general no la respaldan” (P2).
Mostrar más

84 Lee mas

Temporal.pdf

Temporal.pdf

CLÁUSULAS ESPECÍFICAS DE TRABAJADORES EN SITUACIÓN DE EXCLUSIÓN SOCIAL, VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO, DOMÉSTICA O VÍCTIMA DEL TERRORISMO CÓDIGO DE CONTRATO TEMPORALES Tiempo completo [r]

22 Lee mas

“Víctimas invisibles”. Menores víctimas de violencia de género. Análisis empírico sobre las visitas con el victimario

“Víctimas invisibles”. Menores víctimas de violencia de género. Análisis empírico sobre las visitas con el victimario

En primer lugar, para entender por qué gran parte de las mujeres de la muestra (56,3%) son víctimas de violencia de género durante un largo periodo de tiempo y, además, por qué lo son de diversos tipos de maltrato, es posible acudir al llamado Ciclo de la Violencia, término acuñado por la Psicóloga estadounidense Leonor Walker en 1979. Este ciclo tiene tres fases: en la primera de ellas, aumento de la tensión, el agresor encuentra motivos de conflicto en cada situación que tiene lugar y va respondiendo con mayor agresividad conforme pasa el tiempo, es aquí, cuando se inicia el proceso de auto- culpabilización en la víctima y aparece la creencia de que está en su mano hacer algo para reducir la conducta agresiva del maltratador; en la segunda, estallido de la tensión, la violencia explota, dando lugar a la agresión, de manera que la mujer se encuentra deprimida y casi nunca busca ayuda; en la tercera, luna de miel o arrepentimiento, el agresor pide disculpas a la víctima, trata demostrar su arrepentimiento para convencerla de no poner fin a la relación o tomar otras medidas, generando en la víctima la falsa creencia “no volverá a ocurrir más”. Esto es lo que explica que la violencia de género se prolongue durante un largo periodo de tiempo.
Mostrar más

82 Lee mas

Propuesta de intervención con hijos e hijas de victimas de violencia de género desde los programas de intervención familiar

Propuesta de intervención con hijos e hijas de victimas de violencia de género desde los programas de intervención familiar

Jose Luis Gonzalo, explica en el blog buenostratos.com en la entrada del 28 de noviembre de 2011 que el bienestar psicológico del ser humano tiene una base afectiva construida en torno a los vínculos afectivos que nos proporcionan sentimientos de seguridad. El vínculo de apego es la unión afectiva entre quien cuida y el niño o niña. Se establece a través de interacciones comunicativas en las que las necesidades del niño o niña son satisfechas, interiorizando con ello el bienestar, la seguridad y la autoestima. Si quien cuida es capaz de conectar emocionalmente con él o ella y filtra, estabilizando las incomodidades, amenazas externas y peligros, el niño o niña adquiere seguridad y recurrirá a esa figura adulta para buscar protección y cuidados. De esa relación de apego el o la menor crea los modelos mentales relacionales a partir de los cuales llega a ser él mismo o ella misma.
Mostrar más

87 Lee mas

Menor infractor ¿víctima o victimario?

Menor infractor ¿víctima o victimario?

En colombina el desplazamiento, es un fenómeno migratorio cuya génesis radica en multiplicidad de causas inherentes a situaciones de violencia, ya sean políticas, económicas, sociales o culturales , y debido a este fenómeno los menores de edad son reclutados por diversos grupos ilegales, Paramilitares, guerrilleros , narcotraficantes, bandas y otros delincuentes que han establecido su poder en los barrios populares de las grandes ciudades , los jóvenes de estos barrios al carecer de oportunidades para lograr profesionalizarse y conseguir empleos dignos que le permitan unas mejores condiciones de vida son atraídos por estos grupos a los que ven como su única posibilidad de salir de la pobreza en a través de los cuales consiguen de manera equivoca cierto respeto en sus comunidades, respeto que se traduce más bien en temor hacia lo que puedan llegar a hacer, impidiendo en ocasiones que alguna persona trate de corregir su comportamiento.
Mostrar más

33 Lee mas

El bebé, el niño y la violencia de accesoal lenguaje

El bebé, el niño y la violencia de accesoal lenguaje

lingüística) de otra parte. Desde un cierto punto de vista todo las separa y todo las opone. La comunicación analógica estaría, sobre todo, soportada por el hemisferio cerebral menor (para los diestros), sería básicamente de tipo sintético y transmitiría principalmente las emociones y los afectos, y ello a través de elementos no codificados –en el sentido de los signos de Saussure (1978)–, pero mucho más globales y analógicos, en cuanto al material a trasmitir (de ahí el término escogido para definirla). La comunicación digital estaría soportada por el hemisferio mayor (el izquierdo para los diestros), sería sobre todo de tipo analítico y transmitiría principalmente conceptos por medio de elementos codificados de tipo “dígitos” de información (de ahí la elección de su término genérico). Dicho de otro modo, la comunicación analógica trataría, especialmente, de la transmisión no verbal de mensajes de tipo emocional o afectivo, por medio de comportamientos no lingüísticos (mímicas, miradas, gestos, etc.) mientras que la comunicación digital trataría de la transmisión verbal de mensajes de tipo conceptual o de ideas, por medio de comportamientos lingüísticos (palabras, frases, locuciones). Sin embargo, no sería correcto querer hacer de la comunicación analógica un equivalente de la comunicación preverbal, y de la comunicación digital un sinónimo de la comunicación verbal. Asimismo, sería ilusorio pensar que la comunicación analógica estaría solamente de la parte de la metonimia y que la comunicación digital solo de la parte de la metáfora. En efecto, las cosas son, claro, mucho más complejas.
Mostrar más

17 Lee mas

Show all 10000 documents...