PDF superior El Poder de La Belleza - Magdalena Bosch

El Poder de La Belleza - Magdalena Bosch

El Poder de La Belleza - Magdalena Bosch

Pero a pesar de todos esos cambios, se mantiene el concepto de belleza como armonía. En efecto, todas las culturas, con sus modos variados de adornar las viviendas y de confeccionar atuendos, coinciden en considerar la belleza como armonía. Pero no solo eso, también coinciden –hasta el siglo xx– en valorar la belleza como algo importante. El amor por lo bello ha movido a los artistas a construir edificios de enorme dificultad, desafiando los grandes obstáculos que presentaban; las pirámides egipcias, los templos griegos, el templo de Jerusalén –que conocemos solo por descripciones–, son ejemplos de la necesidad de belleza que han sentido los seres humanos desde muy antiguo. Hay ejemplos aún más remotos: la arqueología ha encontrado pruebas, desde las primeras civilizaciones, del empeño en la ornamentación. Y aunque sea verdad que no solo les movía la belleza, que también había ambición, deseo de demostrar poder o superioridad, es innegable que la belleza se consideraba necesaria en todo lo que se valoraba como importante.
Mostrar más

92 Lee mas

Conflictos de poder en Nosilatiaj la belleza

Conflictos de poder en Nosilatiaj la belleza

una zona marginal para el cine argentino. En segundo lugar, aunque el problema que plantea no es nuevo, sí lo es la consideración de los sectores que toma para mostrar las relaciones de poder. Si bien ha habido películas que han propuesto las relaciones asimétricas entre patrones y sirvientes (pensemos en Los dueños, de Toscano y Radusky, 2013, por ejemplo), Nosilatiaj expone el conflicto entre un sector de la sociedad criolla (la burguesía blanca) y el grupo wichí a través de un asunto que parece menor o insignificante: la belleza del pelo. Ya Michel Foucault había advertido sobre los diferentes modos de control y de disciplinamiento que operan en una sociedad. Es decir, el filósofo francés plantea que no sólo se expresa el poder a través del Estado y de su eje armado (el ejército y la policía) sino que esa relación se exterioriza y se instala a través de diferentes tecnologías: la escuela, el hospital, la familia, etc. Este ensayo se ocupa de dilucidar estos conflictos de poder en el marco de una película producida y realizada desde el norte de Argentina.
Mostrar más

14 Lee mas

Poder y belleza de la palabra : análisis de la traducción martiana de la novela Ramona de Helen Hunt Jackson

Poder y belleza de la palabra : análisis de la traducción martiana de la novela Ramona de Helen Hunt Jackson

A lo largo de la traduction se nota una fuerte intervention del traductor que no solo traspone el texto ingles al castellano, sino que, en el proceso, tambien les esta pasando a los le[r]

89 Lee mas

PODER DE ATRACCIÓN MÁS ALLÁ DE BELLEZA EXTERIOR.

PODER DE ATRACCIÓN MÁS ALLÁ DE BELLEZA EXTERIOR.

Otras características enfocadas en el piloto son: Indicadores electroluminiscentes, Control Automático de Clima de tres zonas que te permite ajustar independientement[r]

24 Lee mas

Espacios para la belleza. La belleza como manifestación de nuestra consagración

Espacios para la belleza. La belleza como manifestación de nuestra consagración

Este ejemplo, espero, en comparación y tal vez en contraste con su propio lugar donde celebra la Eucaristía, nos hace «sentir y gustar de estas cosas internamente» [Ej 2] y, sobre todo, nos hace percibir la importancia de la shape energy en una celebración y en un espacio. El Padre de la Iglesia Máximo el Confesor dijo en su Mistagogía que la nave de una iglesia es un santuario en potencia, y el santuario una nave en acto. En otras palabras, el sacerdocio común y el ministerial se necesitan dentro del mismo Cuerpo eclesial. No hay Cuerpo si todos somos mano o pie. Sin la nave, el santuario o presbiterio es un sinsentido — y a la inversa. En St. François de Molitor, el santuario se sitúa dentro de la nave, no ante ella como en la mayoría de nuestras iglesias. Aunque no separado de la nave, está bien diferenciado al colocar en una línea imaginaria y sagrada la esencia litúrgica del espacio, esencia que está conectada por un mismo material, el mármol blanco: desde la entrada, el baptisterio; en el centro, el altar; y ante la cruz gloriosa y el jardín luminoso, el ambón. Desde el altar sale otra línea invisible, ahora orientada al Oriente geográfico, hacia el sagrario en una capilla lateral. El espacio mistagógico debe orientarnos a un foco, literalmente a un Oriente, un Sol naciente: es un espacio escatológico que despierta la profecía y la expectación del Reino en medio y no alejado de nuestro mundo. Los focos vibrantes en nuestros espacios son el sagrario, además del crucifijo, el altar, el libro abierto de la Palabra de Dios, la estatua de la Virgen y tal vez un icono. Shape energy se traduce en focos y en orientación y diferenciación del espacio. Esencial para estos focos, para poder vibrar, es el espacio contemplativo, el espacio de silencio que los rodea y que invita a otro tipo de energía, la hang energy.
Mostrar más

19 Lee mas

La belleza del conocimiento

La belleza del conocimiento

se inflama en cielos extrínsecos a nuestro propio corazón: su chispa se aviva en nuestro poder para imaginar, para crear y, sobre todo, para amar, al comprender que en cada conciencia resplandece una luz inagotable. Todo lo que me revela la fría meditación sobre el ser del mundo y el origen del hombre me sume en la agonía. He nacido para morir, pero con una claridad más desgarradora que la nitidez desde cuyo amparo observan mis sentidos el devenir del cosmos y la caducidad ahormada a toda forma presente, yo palpo un afán inconmensurable que sólo lo eterno, puro y bello saciaría. Esta fractura abisal divide mi corazón. Una parte de él se somete, con mullida docilidad, a los dictados que emergen de una razón inconcusamente vinculada al mundo, a la evidencia, a la incontestable lógica que todo lo rige, y cuyas promulgaciones reverberan también en esas leyes inderogables que gobiernan la estructura y el funcionamiento de la materia. La otra porción de mi yo, ácrata y temblorosa, fluye libremente, como un témpano de hielo dejado a la deriva en las gélidas aguas del Polo Norte, mientras clama por esa luz que el inextricable universo le niega: ansía apasionadamente vivir para siempre, conocerlo todo, saborear la más alta e inalcanzable belleza. Una concertación de sombras espigadas se congrega en la sede de mi fantasía, y su longa manus me atormenta con aspiraciones inasequibles. Sólo lo infinito calmaría mi sed. Sólo lo infinito me confortaría con su bálsamo, diseminado desde las robustas torres de una catedral perfumada de evocaciones inmarcesibles. Sólo lo imposible, en suma, redimiría mi sufrimiento. Yo busco, busco incesantemente, y no me conformo con respuestas fáciles que sólo disipen fugazmente las brumas del intelecto. Reniego del dogmatismo y del escepticismo porque ambas propuestas me parecen intolerablemente estériles
Mostrar más

254 Lee mas

La belleza irracional

La belleza irracional

Esta capacidad de recursión, de poder repetir un mismo procedimiento variando las condi- ciones iniciales, es la que permite generar estructuras complejas por acumulación de proce- dimientos sencillos. Por otro lado permite repetir sin cansar, si en una construcción todos los elementos son distintos se produce generalmente una sensación de caos, si, por el contrario son todos iguales la sensación es tediosa ahora. Es por tanto posible que en las proporciones que hemos estudiado se produzca el equilibrio entre cambio y éxtasis.

24 Lee mas

La belleza de lo sencillo

La belleza de lo sencillo

Ella es una mujer encantadora, de una familia acomodada, porque para su época haber estudiado artes plásticas en la Escuela de Bellas Artes hacía parte de un privilegio que no todas las mujeres tuvieron. Ella perdió ciertos beneficios de su familia por haberse casado a escondidas con mi abuelo. Su forma de ser es juvenil y esto le ha permitido salir adelante a pesar de las adversidades y los obstáculos de esta sociedad machista, y poco consecuente con el sentido y el significado de ser mujer. Hoy a sus 75 años es trabajadora, profesora de tejidos, cocina, y mantiene un hogar que formó con mi abuelo y que no ha dejado perder. Para mí, mis abuelas son un símbolo de orgullo, tanto Mama Eva como Lala, son mujeres no citadinas, que surgieron en la ciudad con sus familias, que han tenido el temple para salir adelante ante caprichos de la vida y porque no, de mis abuelos, de infidelidades, de adversidades y en ambos casos luchando con lo que sabían hacer, a través de artesanías culinarias y artísticas sostuvieron a sus familias, porque la fuerza que potencia el corazón de estas señoras son sus familias, inculcando en mí, sabidurías tradicionales, no sólo por la comida sino también por el poder de la paciencia y el arte de crear.
Mostrar más

81 Lee mas

La belleza y la filosofía

La belleza y la filosofía

El pensamiento que plantea es estético, pues persigue lo bello, pero este es una creación de la razón que se impone a lo que se piensa como existencia. Para crear es necesaria la voluntad de poder; es decir, la justificación estética de la existencia, el arte como estimulante de la vida, serán los determinantes que se apoderarán de la reflexión filosófica, y darán el giro de lo racional a lo irra-

8 Lee mas

Pasible belleza

Pasible belleza

Lo anterior se ha convertido en una presión cultural la cual invita a las mujeres a poseer un atractivo físico perfecto; mantener una figura delgada, para ajustarse a las normas estéticas, lo que ha llevado a desarrollar proble- mas a gran escala como Trastornos alimenticios (TCA), los cuales llevan al enfermo a pasar por una idea desdibujada de su imagen corporal. “El dominio, la conciencia de su cuerpo no han podido ser adquiridos más que por el efecto de la ocupación del cuerpo por el poder: la gimnasia, los ejercicios, el desarrollo muscular, la desnudez, la exaltación del cuerpo bello... todo está en la línea que conduce al deseo del propio cuerpo mediante un trabajo insistente, obstinado, meticuloso que el poder ha ejercido sobre el cuerpo de los niños, de los soldados, sobre el cuerpo sano”
Mostrar más

87 Lee mas

Alexander Baumgarten : de la belleza del pensar a la belleza del arte

Alexander Baumgarten : de la belleza del pensar a la belleza del arte

Como ya hemos señalado, nuestro filósofo descubrió desde temprana edad, que tenía un especial interés por la literatura, que lo llevaría a cultivar a instancias de ese hábil maestro que fue para él Christgau, el gusto por las humanidades, de tal manera que a partir de entonces, nos dice, “no ha transcurrido nunca un solo día sin que haya abordado el ejercicio de algún poema 8 ”. Puede que esto no haya sido más que “veleidades de poeta”, como dice Cassirer, pero constituyen el germen de lo que después llamará ejercicios estéticos, que considerará claves para desarrollar y perfeccionar todas esas cualidades inherentes para adquirir gradualmente la aptitud de pensar con belleza. Consecuente con esas inclinaciones precoces, nos dice en seguida que por esos años, a medida que fue creciendo, no obstante que la vida académica lo fue apartando de esas ocupaciones tan personales, “me consagré a la literatura con tal dedicación que después nunca he sido capaz de abandonar la poesía, la que juzgaba altamente recomendable no solo por la pureza de su encanto, sino por su provechosa utilidad” 9 . Concluye Baumgarten estas meditaciones iniciales de su tesis de habilitación señalando que a pesar que muchos en el mundo académico acaso no aprobarían la particular atracción suya por la poesía. “que muchos tendrían por ligera y considerablemente alejada del agudo discernimiento de los filósofos” 10 , pretenderá, sin embargo, legitimarla. “Procuraré mostrar claramente, nos dice, que la filosofía y la ciencia de la composición de un poema, que tan frecuentemente se ha tenido por tan distante una de la otra, forman en realidad, un conjunto muy amigable”. Estando consciente de la actitud prejuiciosamente orgullosa de los académicos de su tiempo, que hacían de la filosofía algo superior, Baumgarten quiso demostrar que una investigación sobre poética tiene tanta dignidad como un tratado filosófico. Teniendo en común la mediación de la palabra, el filósofo buscará el pensamiento puro en lo posible sin residuos intuitivos, mientras que el poeta indagará en la plasticidad del poder
Mostrar más

186 Lee mas

Ideales hegemónicos de belleza femenina y concursos de belleza locales

Ideales hegemónicos de belleza femenina y concursos de belleza locales

Otra reacción que marcó la experiencia fue la del conductor de un taxi. Uno de los días del proceso, tomé un taxi para movilizarme hacia la universidad. En su afán por iniciar una conversación, el conductor me vio por el retrovisor y afirmó: “Usted debe ser pelucona”. En seguida, le pedí que me explicara por qué hacía esa afirmación. A lo que él respondió: “Porque se le nota en la cara”. Este pequeño diálogo tiene gran relevancia en mi proceso de investigación porque evidencia cómo se vincula cierta apariencia física a una condición socio económica. Refleja cómo la apariencia es un medio para catalogar a la gente, es un emisor de mensajes y un creador de significados (Reischer, Koo, 2004, pp. 307). Además, hablando específicamente de la apariencia que yo adopté, constataba cómo ese ideal de belleza está vinculado a la pertenencia a una clase social. La adopción del ideal de belleza femenina que se presenta en Reina de Quito, constituyó un proceso temporal en mi vida pero me dio nociones de realidades permanentes, que están arraigadas al imaginario local. Así pude entender que esta idea de belleza se vincula a la capacidad de agencia, se presenta como un concepto naturalizado, como la condición “normal” de las mujeres quiteñas, y que se vincula a la clase socio económica alta. Además, pude constatar cómo se manifiesta a gran escala como un poder que no necesita de la imposición ni la fuerza para funcionar, sino que ejerce presión a través del consenso social, da ventajas y otorga beneficios dentro de la sociedad.
Mostrar más

41 Lee mas

Belleza con un propósito o propósito de la belleza - la virtud de ser bella

Belleza con un propósito o propósito de la belleza - la virtud de ser bella

A la hora de definir la palabra “virtud” surgen diversos significados que acuden comportamientos capaces de expresar como estos sentimientos morales son manifestados. Para la Real academia de la Lengua la palabra “virtud” es el “hábito de ob rar bien, independientemente de los preceptos de la ley, por sola la bondad de la operación y conformidad con la razón natural”, es “fuerza, vigor o valor”, el “poder o potestad de obrar”, la “integridad de ánimo y bondad de vida” y la “disposición constante del alma para las acción” 8 . En definitiva, las virtudes son un conjunto de valores que a través de diferentes conductas ratifican concepciones morales que a nivel social se entienden como deseadas y buenas.
Mostrar más

52 Lee mas

El Magnetismo en La Belleza

El Magnetismo en La Belleza

El cuerpo humano como el de todo organismo, funciona por una red finamente coordinada de campos y fuerzas electromagnéticas, que regulan las funciones corporales y las mantienen en un eq[r]

39 Lee mas

La belleza de la sombra

La belleza de la sombra

En ocasión de la partida del amado hacia un lugar lejano, la doncella corintia acerca una vela para generar la proyección de su sombra en la pared y dibuja su contorno a fin de retene[r]

7 Lee mas

Del arte y la belleza

Del arte y la belleza

-Muy bien, hombre, exclam6 Alcibiades,-pero rn& acertado que decir que no existe nada feo en la naturaleza para el arte, seria expresar que todo puede ser materia de arte.. CabrIa deck, [r]

14 Lee mas

La belleza natural

La belleza natural

mismo hace, con palabras, Juan Ramón Jiménez, en com pañía de su Platero, mirando LA FUENTE VIEJA (Clll):.. "Blanca siempre sobre el pinar siempre verde; rosa o.[r]

5 Lee mas

Belleza y experiencia

Belleza y experiencia

mos que considerar que, a Dios, visto cara a cara, no lo podemos captar en ninguno de esos principios determinantes de nuestra acti vidad cognoscitiva que el pensamiento tradi cional con[r]

20 Lee mas

La belleza inducida

La belleza inducida

Uno de los medios que influye a la sociedad femenina son las revistas femeninas, las cuales transfor- man su ideología. A través de sus mensajes como “Consigue el cuerpo que te mereces”, “Una figura es- tupenda no se obtiene sin esfuerzo”, “Aprovecha al máximo tu capital de bienes naturales”, “Realmente puedes remodelar tu cuerpo”, “Tus rasgos faciales están ahora bajo tu control”, “Por fin puedes conocer el secreto guardado tantos años por las mujeres más bellas”, mantienen a las mujeres consumiendo los productos anunciados en busca de su transformación personal para alcanzar un estatus que la sociedad consumista proporciona a los hombres en forma de dinero. Además, son ellas las que más se preocu- pan por la estética y por su propia belleza, ya que se sienten insatisfechas con su cuerpo, por que los diferentes medios como la publicidad, las fotografías de moda y las revistas femeninas, sólo hacen que influenciarlas diariamente para que sientan esa incomodidad y frustración, por no cumplir los cánones que dictan los propios medios.
Mostrar más

50 Lee mas

La Belleza y el Arte

La Belleza y el Arte

El conocimiento estético lo podríamos designar como adaequatio mentís et signí (adecuación del pensamiento y del signo), pero no de un signo habitual, práctico, codificado, sino de un si[r]

8 Lee mas

Show all 10000 documents...