PDF superior Esclavitud y ética comercial en el siglo XVI

Esclavitud y ética comercial en el siglo XVI

Esclavitud y ética comercial en el siglo XVI

En consecuencia Mercado debate “todos los contratos humanos, excepto el matrimonio” (que no es un contrato comercial), bajo el punto de vista de “justicia, y equidad con que se deuen celebrar” 9 . Con miras a este fin, él establece que la obli- gación para con la justicia del intercambio comercial “es la de Dios, la de la natu- raleza, la de la yglesia, ò la de la republica” 10 . Para que el parámetro de la justicia sea aplicado a la práctica, se requiere que los mercaderes aprendan los principios de la ley natural, ya que por lo general no suelen tener una noción clara con respecto a los fundamentos morales y legales de sus negocios. En este sentido, Mercado ex professo se inscribe en la tradición tomasiana, según la cual la ley en los seres humanos es el resultado de su racionalidad en relación con la luz divina: “Ansi dize sancto Thomas. La ley natural, es una participación de la ley eterna, y una impres- sion de la lumbre diuina, en el anima racional” 11 . Por esta razón, confiesa Mercado, “no nos agradan cierto doctrinas nueuas, y peregrinas: sino las muy ranciosas anti- guas” 12 . Consecuentemente, el marco general normativo de la acción humana pro- viene directamente de Dios 13 . Sin embargo, este concepto de obligación no contra- dice el libre albedrío, a diferencia de la coerción que se da por “fuerça ò captiue- rio” 14 . Parece entonces que Mercado tiene una visión iusnaturalista de las obliga-
Mostrar más

14 Lee mas

Esclavitud y mentalidad: la población esclava de Granada a lo largo del siglo XVI

Esclavitud y mentalidad: la población esclava de Granada a lo largo del siglo XVI

17. Véase MARTÍN CASARES, Aurelia, Esclavitud y género en la Granada del siglo XVI, Tesis doctoral, Universidad de Granada, abril 1998. Por otra parte, Juan Aranda Doncel constata el mismo fenómeno en Jaén (contabiliza un total de 250 compraventas y 36 manumisiones entre 1569 y 1594). ARANDA DONCEL, Juan, “Los esclavos de Jaén durante el último tercio del siglo”, Homenaje a Antonio Domínguez Ortiz, Ministerio de Educación y Ciencia, Dirección General de Enseñanzas Medias, Madrid. Albert Ndamba también ofrece cifras similares para la Córdoba de principios del seiscientos (un total de 1.972 ahorrías frente a 198 libertades entre 1600-1621). NDAMBA KABONGO, Albert, Les esclaves a Cordue au debout du XVIIe siècle (1600-1621), Tesis doctoral, 1975.
Mostrar más

12 Lee mas

Apuntes sobre las Ordenanzas de Cáceres y la esclavitud en la Isla de Cuba a fines del siglo xvi

Apuntes sobre las Ordenanzas de Cáceres y la esclavitud en la Isla de Cuba a fines del siglo xvi

En los contenidos antes enumera- dos, queda al descubierto y resumido sucintamente qué fue lo que se institu- cionalizó, legalmente, a través de las citadas Ordenanzas de Cáceres, como el sistema esclavista en Cuba, a fines del siglo xvi. Su racialidad, crueldad, e inhumanidad —no excluye la implan- tación legal de la tortura y de sus ins- trumentos, pues tal es el cepo (80)—, caracterizaron esta primera etapa de la colonización hispana en Cuba, y a partir de las propias ordenanzas cues- tionamos hasta qué punto podría ser considerado correcto el término “pa- triarcal” —empleado por algunos— para calificar con exactitud científica esa esclavitud.
Mostrar más

20 Lee mas

CONQUISTA, SEXO Y ESCLAVITUD EN LA CUENCA DEL RÍO DE LA PLATA: Asunción y São Vicente a mediados del siglo XVI

CONQUISTA, SEXO Y ESCLAVITUD EN LA CUENCA DEL RÍO DE LA PLATA: Asunción y São Vicente a mediados del siglo XVI

Los europeos de mediados del siglo XVI que asistían a todo eso, por lo tanto, no tenían motivo para mostrarse tan sorprendidos con las prácticas adoptadas por sus coterráneos en América. Si demostraban asombro era porque su discurso respondía a una perspectiva política, comprometida con los proyectos de la inserción de la Iglesia en la conquista y en la colonización. Según Charlotte Castelnau-L’Estoile, el matrimonio fue parte central de la involucración de la Iglesia en la expansión ultramarina, considerado por sus miembros como el mecanismo por excelencia de “incorporación de la población no europea”. Tomando el caso de Brasil, la autora demuestra cómo su institucionalización fue el símbolo del establecimiento de la sociedad colonial, o, en otras palabras, del pasaje de la mera presencia de europeos en determinadas áreas del litoral a la implantación de instituciones de origen portugués 58 .
Mostrar más

35 Lee mas

Esclavitud en la Extremadura del siglo XVI

Esclavitud en la Extremadura del siglo XVI

cómo el monasterio recibía esclavos por donaciones que hacían sus benefactores. Zarandieta, en su historia de Almendralejo 20 , ofrece un amplio epígrafe dedica- do a la esclavitud en aquella villa, atestiguando que esa forma de segregación social era habitual para los extremeños de aquellas centurias, siendo la captura en las guerras contra infieles la causa más extendida para el acceso a la esclavitud, lo que testimonian los documentos con la expresión avido en buena guerra, y a los cuales se les considera como unos bienes materiales por sus propietarios, y así son in- cluidos en las relaciones de bienes inventariados, en las transmisiones hereditarias y en las escrituras de partición y de donación. Con relación al mercado esclavista, Zarandieta cuenta hasta 72 piezas compradas (17 hombres y 55 mujeres); los va- rones tenían edades comprendidas entre 25 y 34 años, mientras que las de las mu- jeres oscilaban entre 10 y 29 años. Respecto a la tipología racial de los esclavos nos proporciona una detallada relación de colores que los caracterizaba en la pig- mentación de su piel, que fueron reseñados en la documentación de sus contratos de compraventa, y que señalan como tipos diferenciados los siguientes: mulato, ne- gro, blanco, mulato blanco, negra tinta, negro atezado, mulata baza, tinto, moreno atezado, negra no muy tinta, negra tinta atezada, mulato amembrillado, mulato amembrillado indio, negro bazo, blanco mulato, mulato amembrillado oscuro, mulato bazo amembrillado, amembrillado bazo, tinta atezada, amembrillado oscuro, tinta oscura, amembrillado que dice a blanco, bazo amembrillado, blanco amarillo, mulata amembrillada cocho, blanco rubio, tinto bazo oscuro, cocho, pardo membrillo cocho, moreno, tinto algo bazo, bazo pardo, bazo que tira a claro, morena que dice a blan- co, bazo oscuro, retinto, mulato claro y blanca quebrada de color amembrillado. Además de estas características raciales, que dan testimonio cierto de un intenso y extenso proceso de mestizaje, también se reseñan algunas características físicas o morales, como «sano y no posee mal corazón, gota, coral ni perlesía», «no está en- demoniado ni padece bubas ni ninguna otra enfermedad pública ni privada, ni tiene otra falta, ni está sujeta ni hipotecada a ninguna deuda ni delito», «no es loco, en- demoniado, ladrón, borracho ni fugitivo», «no está casado», «está embarazada», «buena presencia», «buena cara», «buena persona».
Mostrar más

20 Lee mas

La esclavitud en Huelva y Palos a finales del siglo XVI

La esclavitud en Huelva y Palos a finales del siglo XVI

Los sentimientos piadosos y afectuosos de los amos hacia los esclavos, sobre todo en documentos tan impregnados de religiosidad como los testamentos, con frases como "porque nació e[r]

27 Lee mas

Consideraciones en torno a la esclavitud de los  Etíopes y la operatividad de la Ley, siglos XVI y XVII

Consideraciones en torno a la esclavitud de los Etíopes y la operatividad de la Ley, siglos XVI y XVII

El control sobre los cimarrones era considerado un problema en el cabildo de la ciudad de Cartagena. También en la de Santiago de Cali se debatía el asunto de los esclavos fugitivos, a mediados del siglo XVI. Don Gregorio de Astigarreta, vecino principal de Cali, suplicó a la Audiencia y cancillería de la ciudad de San Francisco de Quito, en 1568, que enviara una real provisión al cabildo de la ciudad para que se aplicara el mismo castigo riguroso que solía darse en los reinos del Perú y del Nuevo Reino de Granada a los esclavos que permanecían fugitivos. Este castigo consistía en cortar el miembro genital si el esclavo se ausentaba del servicio de su amo por más de diez días. Astigarreta estaba alarmado porque cada día entraban más esclavos a la ciudad, se amotinaban, huían del servicio de sus amos y andaban fugitivos salteando los caminos. En mayo de 1568, el presidente y oidores de la Real Audiencia de Quito acordaron enviar la real provisión para que en el cabildo de la ciudad de Cali se platicara sobre ello y se hicieran las ordenanzas que convinieran al servicio de su tierra 25 .
Mostrar más

23 Lee mas

El mestizaje en el siglo XVI novohispano

El mestizaje en el siglo XVI novohispano

religiosos mostraron aires de tolerancia hacia la p r o s t i t u c i ó n , se escandalizaron ante l a poligamia practicada por los i n d í - genas y t a m b i é n su i n d u m e n t a r i a . Pues u n o de los primeros pasos dados para ponerlos " e n p o l i c í a " , como lo expresan las c r ó n i c a s del siglo X V I , era vestirlos "honestamente". Eso es, exigirles que usaran en lugar del maxtli o braguero unos z a r a g ü e l l e s ; las mujeres fueron obligadas a cubrirse los pe- chos. A c t o seguido se les exhortaba a recibir las aguas bau- tismales y de inmediato se p r o c e d i ó a casar infacie ecclesiae a los amancebados. M o t o l i n í a narra las dificultades que tuvie- r o n los primeros frailes para "...desarraigar a estos natura- les la m u l t i t u d de las mujeres... porque se h a c í a m u y dura la cosa en dejar la antigua costumbre c a r n a l . . . " . 3 2
Mostrar más

20 Lee mas

Veintiséis neologismos del siglo XVI.

Veintiséis neologismos del siglo XVI.

Todo estudiante de la historia, la literatura y la lingüística sabe muy bien que en los siglos pasados existían y se uti­ lizaban libremente palabras que después se perdieron sin de¡ar huella en los diccionarios. En esta obra se ofrecen veintiséis vocablos que creemos desconocidos lexicográ­ ficamente. Se encontraron en el curso de un estudio exten­ so de voces marinas del siglo dieciséis, procedentes de los protocolos coloniales americanos.

9 Lee mas

Antequera en los inicios del siglo XVI

Antequera en los inicios del siglo XVI

A modo de conclusión, pues, sobre ello es apreciable cómo las rotura- ciones antequeranas afectaron no sólo a los montes bravos y cerrados, que no tenían apenas provecho para la comunidad, sino también a tierras de pasto y de gran aprovechamiento para la entrada del ganado. Así volvía a traerse la irremediable pugna de siempre entre agricultores y ganaderos pero, ahora, obteniendo mejor suerte los primeros según expusimos arriba. Además, las roturaciones, importa recordarlo en esta primera conclusión, constituyeron una consecuencia del crecimiento ininterrumpido de la población que, a partir del siglo XVI, constata un saldo migratorio importantísimo en la ciudad de Antequera.
Mostrar más

16 Lee mas

La arquitectura del siglo XVI en México

La arquitectura del siglo XVI en México

Roma con su arco de medio punto lo utilizaba como símbolo de gran- deza; el Beato de Liebana, en las ilustra- ciones de su manuscrito en pergamino del libro de la Apocalipsis, [r]

6 Lee mas

Relatos Históricos Siglo XVI

Relatos Históricos Siglo XVI

Investigación en el terreno del ano 1764 para determinar la ubicación verdadera del antiguo pueblo de indios de Nonsacate.Desde la capilla de 'Jan J:etonio de Nonsacate se midió una legu[r]

6 Lee mas

La lectura en Huesca en el siglo XVI

La lectura en Huesca en el siglo XVI

Aumenta la presencia de bibliotecas privadas a partir de la segunda mitad de siglo. La razón puede obedecer a dos supuestos: la gente cada vez acude más al notario para dar fuerza legal a sus acto; o en ese incremento también puede haber influido, en especial en el último cuarto de siglo, la presencia de un impresor universitario, Juan Pérez de Valdivielso, y de dos libreros, Pedro de Pisa y Diego López que también trabajaron para la Universidad. Se han encontrado en bibliotecas, especialmente de profesores, libros impresos por Pérez de Valdivielso de obras que escribieron otros profesores o estudiantes que pasaron por las aulas de la Sertoriana. Sería el caso citado antes de Juan Torregrosa, maestro mayor de la Escuela de Gramática, que tenía varios ejemplares del Divina y varia poesía de Jaime Torres, 58 o del doctor Juan Serra
Mostrar más

24 Lee mas

De la prehistoria a la marca del siglo XVI

De la prehistoria a la marca del siglo XVI

Culturalmente, los símbolos siempre fueron una síntesis visual y funcional de los mensa- jes intencionales entre seres humanos. Por eso, en este artículo se exploraron de acuer- do a su aplicación a la comunicación inten- cional del hombre hacia el hombre, desde los dibujos prehistóricos místicos, hasta los ex libris implementados a manera de estam- pados en etiquetas que se pegaron a los ba- rriles de productos del siglo XVI, lo que fue la base, para que posteriormente se idearan identificadores gráficos que redundaron en lo que hoy se conoce, como el aspecto visual de una marca o identidad corporati- va. Esto, tuvo innegables raíces al interior de la historia de la fusión de las actividades artísticas con las comerciales, adjuntas, a la evolución de la humanidad.
Mostrar más

12 Lee mas

Los corregimientos en el Yucatán del siglo XVI

Los corregimientos en el Yucatán del siglo XVI

A partir de la segunda mitad del siglo xvi, varios corregidores fueron nombrados en distin- tas regiones de América, este oficio se convirtió en una de las más controvertidas figuras de la administración colonial. No obstante, en la provincia de Yucatán este cargo ha perma- necido prácticamente desconocido hasta la fecha de hoy. En consecuencia, el presente trabajo pretende identificar a los corregidores de Yucatán y ahondar en los motivos que empujaron a la Corona española a decretar su suspensión en 1580. Por otro lado, reflexio- naremos sobre el salario y las funciones que fueron asignadas a aquellos oficiales, especial- mente en la impartición de la justicia en la localidad. Para responder a estas interrogantes se recurrirá a distintos géneros de documentos legales, tales como los nombramientos que se entregaron a los titulares, sus probanzas de méritos y servicios y las cédulas reales por las que el Consejo de Indias trató de regular el ejercicio del cargo en Yucatán.
Mostrar más

25 Lee mas

8.- LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI.

8.- LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI.

Para evitar la desviación del dogma y lograr el control ideológico de la sociedad los reyes se sirvieron de la Inquisición, así el Tribunal del Santo Oficio funcionó como una auténtica “policía” de ideas. Los niveles inferiores de la cultura religiosa vienen dados por los sermones o los libros de piedad, mientras los superiores se muestran en la teología de las universidades. Sobre ambos, la Inquisición censura las ideas en forma definitiva, incluso apelando a la entrega al brazo secular cuando hay que dar muerte. La persecución inquisitorial se dirigía hacia tres frentes principales: judaizantes y moriscos, protestantes y erasmistas y, en fin, contra brujería; sin embargo, como todas las cuestiones religiosas eran de su competencia, la Inquisición se convierte en un tremendo aparato de poder sobre las ideas, las ciencias, y las artes en España, puesto que disponía de otros instrumento de control: la censura de libros a través de los índices de libros prohibidos y expurgados. La Inquisición con sus procesos, prisiones, delaciones sin causas, extendió el temor y el miedo a toda la sociedad que frenó cualquier innovación, ciencia, avance que surgiera por temor a ser encausado. Así, finalmente, triunfó la idea (sobre todo en Felipe II) de la identidad entre ortodoxia católica y solidez española. A fines del s. XVI triunfó el unitarismo, tanto contra la pluralidad religiosa del mundo moderno como contra los vestigios de pluralidad heredados del mundo medieval.
Mostrar más

6 Lee mas

Veintiséis neologismos del siglo XVI

Veintiséis neologismos del siglo XVI

BFUCh, XXVIII ( 1977): pp. 153-161 Veintiséis neologismos · del siglo XVI Ja m e s J. Po n t i l l o Todo estudiante de la historia, la literatura y la lingüística sabe muy bien que en los siglos pasados existían y se uti­ lizaban libremente palabras que después se perdieron sin de¡ar huella en los diccionarios. En esta obra se ofrecen veintiséis vocablos que creemos desconocidos lexicográ­ ficamente. Se encontraron en el curso de un estudio exten­ so de voces marinas del siglo dieciséis, procedentes de los protocolos coloniales americanos.
Mostrar más

9 Lee mas

Novela corta del siglo XVI

Novela corta del siglo XVI

Novela del cordero 293 Textos afines: Juan Ruiz, Arcipreste de Hita: Enxien- plo de lo que conteció a Don Pitas Payas, pintor de Bretaftia, pág.. Francisco López de Ubeda: La picara Just[r]

8 Lee mas

La mujer de Indias en el siglo XVI

La mujer de Indias en el siglo XVI

E nrique Otte La m ujer de In dias en el siglo X V I 1 La historia de la m ujer - y me refiero sobre todo a la m ujer europea, porque sabemos apenas nada sobre la m ujer india y las otras mujeres no-europeas- está por hacerse. Hace poco M aría J. Rodríguez-Shadow y Robert D. Shadow (1996: 21) señalaron: “En Latinoamérica, desde principios de la década de 1960, investigadores en historia y antro­ pología han destacado la importancia y el significado de los temas que se refieren a las mujeres. Sin embargo, los logros en ese terreno han sido de carácter limitado en lo que respecta a su extensión y alcance [...]”, y Lucía Gálves (1990: 42), también hace poco, ha dicho: “Ha existido hasta ahora una injusticia historiográfica para con la mujer pobladora que ya es tiempo de reparar [...]. La mujer pobladora es tan poco tenida en cuenta que ni siquiera se sabe cuándo se integra a la ciudad recién fundada, si está desde la primera hora, cuándo y con quién llegó. Duele e indigna que las mujeres y los niños sean mencionados sólo en las catástrofes.”
Mostrar más

15 Lee mas

La eucaristía en el corazón del siglo XVI

La eucaristía en el corazón del siglo XVI

En lo concerniente a la Cena del Señor y su polémica, durante la tardía Edad Media muchos teólogos consideraban todavía, junto con Ockham, que la con- substanciación, coexistencia de las sustancias inalteradas del pan y del vino con el cuerpo y la sangre de Cristo como sabemos, era una alternativa teológica no sólo posible sino también más convincente y con menos dificultades que la transubstanciación, si bien siguieron sosteniendo ésta última a raíz de la deci- sión de la Iglesia. En oposición a ellos, el teólogo inglés del siglo XIV John Wyclif rechaza decididamente la transubstanciación, en particular, y siguiendo a Ockham, la difundida explicación de la misma como aniquilación de las sus- tancias del pan y del vino y su reemplazo por la sustancia del cuerpo y la sangre de Cristo. No obstante, sostiene también la presencia real de Cristo en el senti- do de la coexistencia o concomitancia, aunque acentúa con énfasis su significa- do sacramental y espiritual, para distinguirla de una presencia de tipo local-es- pacial. La descripción del sacramento como signo eficaz muestra nítidamente la influencia del pensamiento de San Agustín. Wyclif rechaza tanto una identifica- ción indiferenciada entre el sacramento y el cuerpo de Jesucristo, cuanto la «empanación» —hacerse pan, en una suerte de paralelo análogo a la encarna- ción—. Pese a la fuerte influencia que recibió de Wyclif, su contemporáneo y también teólogo bohemio Jan Hus no hizo propio su rechazo de la transubstan- ciación, y en el concilio de Constanza refutó con vehemencia imputaciones en tal sentido. Tras estos enfrentamientos, el tema se retoma en plena reforma protestante.
Mostrar más

27 Lee mas

Show all 10000 documents...