PDF superior Excepción, infancia y revuelta

Excepción, infancia y revuelta

Excepción, infancia y revuelta

En contraste con todo esto, el presupuesto metafísico-político que se expresa en la práctica gubernamental del régimen de Piñera es un hilemorfismo que concibe la soberanía mediante la articulación de un principio formal de orden y una materia pasiva necesitada de que se le imprima una forma . Tal presupuesto lo podemos ver expreso con particular nitidez en la performance de la ministra de educación Marcela Cubillos en torno al vínculo entre infancia y política. En la coyuntura de estos últimos días ello se puso de manifiesto en el anuncio que hizo la ministra de que su cartera adoptaría una serie de medidas contra el “adoctrinamiento político” a menores en escuelas y jardines infantiles, mediante el impulso en el Congreso de un proyecto de ley que busca castigar “la propagación de tendencias políticas” en las instituciones educacionales chilenas –a propósito del hecho de que en algunos jardines infantiles y escuelas los niños habían aparecido coreando “El pueblo unido jamás será vencido”, “Renuncia Piñera” o “El que no salta es paco”. Todo ello en circunstancias –sostiene la ministra– en que sus educadores tendrían la responsabilidad de “cuidar su inocencia” como garantía elemental de un derecho humano fundamental.
Mostrar más

14 Lee mas

La atención de Manuel Revuelta. de su Palencia natal

La atención de Manuel Revuelta. de su Palencia natal

autor, por ser el «más crítico», esto es, donde tendrá lugar la progresiva pér- dida y deterioro de la conciencia artística y su ulterior recuperación. El término «recuperación» en el título de este escrito ya nos avisa así de que esa conciencia no siempre habrá existido, o incluso se llegó a perder, con consecuencias no sólo de olvido, sino de grave destrucción y expolio del patrimonio. Revuelta llega a hablar de «incuria» en este sentido. Incuria que ha de denunciarse respecto al legado general artístico en España. En esto, Palencia, como nos recuerda Revuelta, «no fue una excepción», si bien ha- bría que añadir el hecho de no ser el palentino un legado tan popularmente conocido como el de otras provincias españolas, y aun dentro de Castilla. Al no caer en rutas y caminos tan centrales a lo largo de la historia, como Burgos, Valladolid o León, indica Revuelta que durante el siglo XIX Palencia «seguía siendo la gran desconocida de los libros de Geografía» (p. 367). Con excepción de la «grande y bella catedral», los tesoros artísticos palentinos, se podría decir que sufrirán un doble olvido: el achacable a la ausencia general de conciencia artística patria y el que es consecuencia de no ser Palencia una de las provincias principales de Castilla. En este sentido el trabajo histórico- artístico del investigador podría aún en nuestros días tener una carga reivin- dicativa mayor que el referente a otras partes de nuestro legado artístico, y hemos de agradecer a estudiosos como Revuelta que acometieran el estudio de rigor, a la vez que cercano, de cuestiones como las que ahora nos ocupa.
Mostrar más

18 Lee mas

Raskolnikof, ¿una excepción?

Raskolnikof, ¿una excepción?

El sueño encierra elementos valiosos que nos permiten una mejor visión del protagonista y sus acciones. Así, podríamos señalar una relación entre el sueño y su acción posterior, el crimen. Raskolnikof es un hombre que asesina a una mujer a punta de hachazos, que se ingenia un dispositivo para cargar el arma tomada sin consentimiento. En su horrible sueño, un hombre mata a una yegua utilizando una varilla de hierro, pero durante la escena del sueño, una voz entre la multitud, grita, sugiriendo al brutal asesino, "¡que tome un hacha!", cosa que realmente hace Rodión después, en la escena del crimen, con la diferencia que en ésta no hay espectadores, no caben los espectadores. Del niño horrorizado en el sueño, hemos pasado al joven estudiante que de manera fría empuña el hacha descargándola contra la vieja, tan indefensa en ese momento, como lo era la yegua en el sueño. Rodión, el criminal, parece identificarse con el criminal hombre de su sueño y con todos los brutales individuos que veía en su infancia azotando las bestias, en escenas intolerables para él, visiones desgarradoras a las que su madre ponía fin alejándolo de la ventana. Él, al momento del crimen, ha pasado a ser Nikolka, el aldeano rudo y despiadado que goza hiriendo y matando al animal.
Mostrar más

6 Lee mas

Control constitucional de los estados de excepción

Control constitucional de los estados de excepción

78 Ahora bien, respecto de la censura previa, cabe señalar que el 30 de septiembre de 2010, como es de conocimiento público, por una revuelta por parte de algunos miembros de la Policía Nacional, el Econ. Rafael Correa Delgado, en calidad de Presidente de la República del Ecuador emitió el decreto No. 488, 119 mediante el cual se da a conocer el estado de excepción que rige en todo el territorio nacional; como se puede observar del decreto de excepción nada se establece acerca de la censura previa a los medios de comunicación, pero como muchos recordaremos aquel día, se suspendieron las transmisiones normales de los canales de televisión y se nos impuso una cadena televisada de carácter ininterrumpida, mediante la cual se entregaba información parcializada, en este punto cabe preguntarse ¿si la imposición de la cadena nacional que se estableció por más de ocho horas el día 30 de septiembre de 2010, limitó la libertad de información de los ciudadanos? La respuesta es que sí, pues a pesar de ser una atribución del Presidente de la República establecer censura previa a los medios de comunicación mediante decreto de excepción, cabe recordar que el Econ. Rafael Correa no lo realizó u omitió establecer esta facultad dentro de su decreto No. 488, por lo que a mi criterio se vulneró el derecho de acceso a la información a los ecuatorianos, ya que además toda la cadena nacional fue en respaldo de su gobierno, puesto que no se aceptaron opiniones contrarias a las de sus ideales.
Mostrar más

185 Lee mas

De Statuis: las fuentes cristianas sobre la “Revuelta de las estatuas”

De Statuis: las fuentes cristianas sobre la “Revuelta de las estatuas”

Con la excepción de la breve alusión contenida en la epístola 74 de Ambrosio de Milán, las demás fuentes cris- tianas que trataron la revuelta de las estatuas se concentran en tres aspectos principales cuyo contenido y tratamiento metodológico, a pesar de estar amoldado al género literario y a la ideología de cada autor, es coherente y persigue obje- tivos comunes. Así, en primer lugar, Crisóstomo (Hom. XXI, PG 214-215), Sozómeno (HE VII.23) y Teodoreto (Historia de los Monjes de Siria 13.7) culpabilizaron de los incidentes violentos a un demonio que manipuló a los antioquenos o, como en el caso de la innovación introducida por Sozómeno, a un ente sobrenatural cuyas atribuciones recuerdan a la diosa Hécate. Amén de ser un recurso retórico destinado a exonerar a los ciudadanos de la responsabilidad de la alga- rada, la inclusión del elemento sobrenatural es parte del género y del Zeitgeist de la tardo-antigüedad. 43 En el ámbito
Mostrar más

9 Lee mas

revuelta-contra-el-m..>

revuelta-contra-el-m..>

Otro punto de referencia característico de la caballería europea, fue el Graal (282). La leyenda del Graal es una de las que reflejan mejor la aspiración secreta de la caballería gibelina. Pero esta leyenda se relaciona igualmente con vetas ocultas, que no pueden converger ni con la Iglesia, ni, de forma general, con el cristianismo. No sola la tradición católica, en tanto que tal, no conocía el Graal, sino que los elementos esenciales de la leyenda se referían a tradiciones pre-cristianas e incluso nórdico- hiperbóreas, como las de los Tuatha, raza "dominadora de la vida y de sus manifestaciones". El Graal mismo, en las formas más significativas de la leyenda, aparecía, no como un cáliz místico, sino como una piedra, piedra de luz y piedra luciferina; las aventuras que se refieren a él, tienen, casi sin excepción, un carácter, frecuementemente, mas heroico e iniciático que cristiano y eucarístico; Wolfram von Eschembach emplea para designar a los caballeros del Graal la palabra "Templeisen" y la enseña templaria -cruz roja sobre campo blanco- se encuentra en los hábitos de algunos caballeros del Graal y sobre la vela de la nave sobre la que Perlesvaux (Parsifal) parte para no volver; puntos todos estos que pueden multiplicarse y que debemos contentarnos con señalar aquí. Interesa recordar que, incluso en las formas mas cristianizadas de la leyenda, subsiste el aspecto extraclerical y suprasacerdotal. Se quiere que el Graal, cáliz luminoso cuya presencia provoca una animación mágica, presentimiento y anticipación de una vida no humana, haya sido transportada al cielo por los ángeles tras la última cena y la muerte de Jesús, y no habría descendido más que cuando apareció sobre la tierra un linaje de héroes capaces de guardarla. El jefe de este linaje constituyó, para este fin, una orden de "
Mostrar más

357 Lee mas

Klata, excepción y compromiso

Klata, excepción y compromiso

Resumen: Jan Klata aborda en sus escenificaciones temas que se refieren a la vida sociopolítica de su país, Polonia. Cualquier cuestión del debate ciudadano es objeto de análisis y, si es posible, de una propuesta escénica, donde siempre toma partido, provocando a un público que se divide con una fuerte polari- zación que, a veces, se traslada al propio elenco de intérpretes. Su núcleo de convicción dramática se apoya en textos teatrales clásicos o bien en novelas o poemas conocidos, para modelarlos en función de una visión fuertemente crítica con la sociedad de su época y de sus inmediatos antecesores, durante la época comunista. Alterna junto a estas escenificaciones otras, con textos pro- pios, que giran en torno a conflictos sociales, políticos o étnicos de Polonia y en estos casos ha recurrido a actores no profesionales, para proponer un teatro de excepción.
Mostrar más

16 Lee mas

Valdecantos, A.: "La excepción permanente"

Valdecantos, A.: "La excepción permanente"

renovarse constantemente, adoptando formas siempre distintas de las que las precedieron. Por ello, precisamente, la excepción tardomoderna constituye una suerte de dominación perfecta, pues contra un tiempo que manda rebelarse continuamente no cabe rebelión alguna; es más, una vez que el entendimiento se ha acostumbrado a la innovación per- manente, cualquier novedad genuina se vuelve irreconocible.

5 Lee mas

La revuelta de las Comunidades en la Mancha (1519 1531)

La revuelta de las Comunidades en la Mancha (1519 1531)

Especial mención merecen algunos de los más señalados represen­ tantes del bando realista en La Mancha, como Hernando de Córdoba comendador del Viso y Santa Cruz, gobernador del Campo de[r]

35 Lee mas

Derechos humanos y estados de excepción

Derechos humanos y estados de excepción

La evolución constitucional de esta figura se remonta hasta la primera Constitución Política Nacional de 1821, en la cual se consagraba en sus artículos 55 y 128 la regulación referente el primero a la guerra exterior y el segundo a la conmoción interior. Posteriormente, las Constituciones Políticas de 1830 y 1843, no hicieron referencia expresa de los Estados de Excepción, limitándose a atribuir al Presidente de la República la función de conservar el orden interno y repelar cualquier ataque exterior; pero en el intermedio de las anteriores constituciones, en la Constitución Política del Estado de la Nueva Granada de 1832 encontramos una regulación más exhaustiva y detallada de la conmoción interior y ataque exterior en sus artículos 108 y 109, limitando los poderes del ejecutivo a los que le concediere el Congreso y en su receso el Consejo de Estado, pero con amplias facultades para dictar órdenes hasta de tipo judicial y de rentas nacionales, limitando en el tiempo dichas facultades, pero de manera imprecisa. Las posteriores constituciones, las de 1853, 1858 y 1863, de corte más liberal, no hicieron alusión expresa a los Estados de Excepción, limitándose a otorgar facultades al Presidente para declarar la guerra exterior, previamente decretada por el Congreso.
Mostrar más

15 Lee mas

Calma y revuelta: teorías solipsistas del relato

Calma y revuelta: teorías solipsistas del relato

Este ensayo pretende llamar la atención, siguiendo especialmente a Jean-Marc Ferry en Les Puissances de l'expérience: essai sur l'identité contemporaine (1991: 103 y ss), acerca de cómo una buena parte de la teoría contemporánea sobre la narración ha quedado substraída al refugio solipsista de las identidades personales, negándose de ese modo para el relato la posibilidad de jugar un papel determinante en los debates públicos. Estos dogmatismos de la facticidad han acuñado dos formas que, simplificando demasiado, podemos nombrar como conservadoras y progresistas. En el primer caso, se trata de teorías que ponen en el centro de sus reflexiones la autoridad de la tradición en el seno de una comunidad lingüística y literaria que se forja a sí misma, sobre la base de una hermenéutica de sus propios valores (Ricoeur, MacIntyre); en el segundo, se trata de las subjetividades en revuelta que han elegido como mecanismo de emancipación el refugio en la vida psíquica por encima de la racionalidad contenida en el mundo de la acción (Kristeva).
Mostrar más

7 Lee mas

La excepción de contrato no cumplido

La excepción de contrato no cumplido

nos señala al respecto: “A la vista de los artículos 1.303 y 1.308 C.C., la doctrina considera que la obligación de restitución es una obligación recíproca. Incluso, se advierte de lo curioso que resulta comprobar que la excepción de contrato no cumplido es recogida expresamente en el art. 1.308 C.C., para un caso muy peculiar, mientras no se formula con igual claridad con alcance general para las obligaciones recíprocas (cifr. Art. 1.100 in fine). A lo que podríamos añadir que, precisamente, en este supuesto, previsto expresamente en el Código Civil, no se produce exactamente la “excepción de contrato no cumplido”, ni se puede producir pues la obligación de restitución no surge de ningún contrato, si no de la ley que la impone para destruir las consecuencias del cumplimiento de obligaciones que no deberían haberse cumplido, como nacidas de un contrato que no debía haberse celebrado”. La jurisprudencia, de la misma forma, reconoce el artículo 1.308 del C.C., como una manifestación de la excepción de contrato no cumplido en diversas sentencias, dentro de éstas se encuentra la STS de 22 de octubre de 1997 (RJ 1997\7410), siendo la más reciente la STS de 12 de diciembre de 2009 (JUR 2009\1946).
Mostrar más

504 Lee mas

9. Años 60: la revuelta juvenil

9. Años 60: la revuelta juvenil

cuando en el paroxismo del ritmo copula con su guitarra, en un casi absoluto acto sexual, para acabar rompiéndola y quemándola, quedando finalmente agotado, como después de un trance… Ya[r]

70 Lee mas

Haití: geopolítica revuelta después del terremoto

Haití: geopolítica revuelta después del terremoto

Por último, Canadá y el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC- CRDI) están apoyando el desarrollo de investigaciones en Brasil, Chile, Argentina, Uruguay y Mé[r]

7 Lee mas

El carlismo aragonés en armas. La revuelta de 1855

El carlismo aragonés en armas. La revuelta de 1855

fue gravemente herido en la pierna derecha y desde entonces quedó totalmente impe- dido de dicha extremidad. Sin embargo, esto no le impidió regresar al ejército, siendo destinado de guarnición a varios puntos. Un año después fue apartado del servicio con licencia ilimitada, lo que debió dejarle en una situación económica difícil y le debió empujar a unirse a los carlistas en 1836  37 . Durante la Primera Guerra Carlista dirigió el 6º batallón de Aragón  38 y combatió con Cabañero en el ataque a Zaragoza, el 5 de marzo de ese año  39 . Acabada la guerra trató de huir a Francia, pero no pudo conseguirlo y en julio de 1840 se presentó a las autoridades en La Seu d`Urgell (Lé- rida). Siete años después consiguió que se le reconociera la pensión de invalidez por heridas de guerra, pero esto no le impidió participar en la revuelta de los matiners. Así pues, se rebeló en Fuentes de Ebro (Zaragoza) en abril de 1848, poniéndose al frente de una pequeña partida, con la que cometió varias exacciones por los pueblos. No obstante, no pudo mantenerse en campaña y, ante lo apurada de su situación, se acogió al indulto en Calatayud cuatro meses más tarde  40 .
Mostrar más

24 Lee mas

La economía sumergida como factor disuasorio de la revuelta social

La economía sumergida como factor disuasorio de la revuelta social

Los objetivos principales que se tratan de alcanzar, son los de ayudar a fomentar los deberes éticos y de cumpliento de las leyes sociales y fiscales, para evitar los perjuicios que se generan para la sociedad en general y, especialmente, para el mantenimiento del nivel de empleo y prestaciones públicas. Al mismo tiempo, se formula también una crítica contra la débil y pasiva actuación de los poderes públicos por la falta de medidas eficaces para su erradicación, sin olvidar que su mantenimiento constituye un factor disuasorio del descontento social que, en otro caso, abocaría a la revuelta y a la inestabilidad de la paz social. Por otra parte, hemos de convenir que la economía sumergida representa o supone también para el Estado, un notable ahorro en prestaciones de quienes trabajan al margen de la legalidad, lo que ven dría a compensar en parte el déficit que se produce por la pérdida de ingresos tributarios de estas mismas personas.
Mostrar más

11 Lee mas

La gran revuelta populista. Trump y los republicanos

La gran revuelta populista. Trump y los republicanos

médico y congresista republicano para Salud. Aunque son muchos los republicanos que siguen manifestando su ac- titud reticente o incluso opuesta a Trump, también son otros tantos los que[r]

14 Lee mas

Revuelta, motin y huelga en la Argentina actual

Revuelta, motin y huelga en la Argentina actual

Al igual que en la revuelta de 1989/90 se observa que prevalece el elemento espontáneo, pero ahora el rasgo fundamental es que se trata de "levantamientos de gente oprimida, expresión de desesperación y venganza": aunque en las manifestaciones hay reivindicaciones determinadas no son éstas las que caracteri- zan a los hechos del 16 de diciembre. Hay elementos de lo que Gramsci denomina "política negativa" 10 : no son choques entre particulares sino que se focalizan sobre las instituciones del gobierno o el estado, expresando la protesta contra el gobierno y la política económica o el reclamo de que el gobierno "los atienda" pero, de cualquier manera no llegan a constituirse en la escala de la lucha, no hay elección del momento en que van a producirse, están en un nivel de conciencia más bajo que cualquier tipo de hecho sistemático 11 .
Mostrar más

13 Lee mas

La revuelta siria: ¿Hacia un cambio de régimen?

La revuelta siria: ¿Hacia un cambio de régimen?

El régimen sirio, de carácter autoritario y personalista, se mantiene en gran medida por la solidez de la alianza entre el Baaz, que gobierna el país desde 1963, y las Fuerzas Armadas,[r]

20 Lee mas

El deseo y la movilizacin vecinal.
La revuelta de Gamonal

El deseo y la movilizacin vecinal. La revuelta de Gamonal

Resumen.- La realidad es el deseo y lo social; tal es el punto de partida de esta indagación. Las preguntas iniciales: ¿Qué elementos explican la fortaleza y el triunfo de las movilizaciones sociales? ¿Acaso el triunfo de las protestas se produce cuando se articulan un corte preconsciente revolucionario y un corte inconsciente de deseo esquizoide? Se irán entrelazando, desplazándose como el sistema filosófico de Deleuze y Guattari, el esquizoanálisis, que se moverá hasta la micropolítica o la rizomática, de modo que podamos entender la relación entre el deseo, que se vincula siempre a lo social, y la acción colectiva. Para responder a esta pregunta en la práctica, viajaremos hasta la revuelta de Gamonal durante 2013 y 2014. Unas movilizaciones en las que yo participé. En este sentido, he cambiado la perspectiva desde la que analizaba dichas protestas durante aquellos años. En este trabajo me intereso por el rastreo de los índices maquínicos de la producción deseante y la cartografía de los segmentaridades, las disrupciones, las fugas del deseo que se escapa a los intentos del poder por desplazarlo y reprimirlo, para así sofocar las movilizaciones sociales.
Mostrar más

26 Lee mas

Show all 3928 documents...