PDF superior Vista de Entre la ficción y la historia: la denegación del perdón a Maximiliano | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Entre la ficción y la historia: la denegación del perdón a Maximiliano
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Entre la ficción y la historia: la denegación del perdón a Maximiliano | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Los círculos intelectuales de la ciudad de México se reunían en las tertulias y era ahí donde los proyectos culturales se debatían. Altamirano, quien parti- cipaba en muchos de ellos, dejó por escrito esto en enero de 1874 : “¿Por qué tantos jóvenes, poseyendo un verdadero conjunto de cualidades artísticas, no han acometido la empresa de crear una escuela pictórica y escultórica esen- cialmente nacional, moderna y en armonía con los progresos incontrastables del siglo xix?” 21 Seguramente, antes de escribirlo para la nueva revista El Ar- tista, lo había repetido un sinnúmero de veces en esas tertulias. El tema no era nuevo; desde 1869, la dirección de la Escuela de Bellas Artes, por medio de su director Alcaraz, había instaurado un premio de 1000 pesos para el pri- mer lugar y 200 para el segundo de aquellos cuadros que trataran la Inde- pendencia mexicana. Dos exposiciones habían tenido lugar antes de que Ocaranza tomara la decisión de hacer un cuadro de historia, ya que las obras que había mostrado con anterioridad eran pinturas de género; los cuadros de historia que habían presentado sus compañeros se remontaban al pasado pre- hispánico y a la Conquista. Sin embargo, ese mismo año de 1873 , Tiburcio Sánchez expuso, justo igual que Ocaranza, el lienzo La batalla del 5 de ma- yo, 22 el cual corrió con una suerte opuesta al de su compañero. El cuadro, al corresponder a la historia liberal, y en una versión de Primitivo Miranda, hoy sigue colgado en el Salón de Embajadores del Palacio Nacional. Las glo- rias nacionales habían llegado para quedarse.
Mostrar más

14 Lee mas

Vista de Autores
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Autores | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Doctor en Arqueología. Profesor Emérito de la Universidad de París 1, Panthéon-Sorbonne. umr 8096 Arqueología de las Américas. Su área de especialización es la arqueología maya, juegos de pelota mesoamericanos e historia de la arqueología. Ha participado en las excavaciones en Toniná (Chiapas), Xculoc, Xcalumkin, Balamkú y Río Bec (Campeche). Entre sus últimas publicaciones se encuentran: “Chronology of Occupation at Río Bec (Nuclear Zone): Sequence and Datation, en coautoría con Sara Dzul, Philippe Nondédéo y Mélanie Forné, Ancient Mesoamerica 24, núm. 2 (2013): 353-372; “Vandalism and Looting: Destruction, Preservation, and the Theft of the Past”,The
Mostrar más

6 Lee mas

Vista de El indio que tenía "el don   "
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de El indio que tenía "el don " | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

La historia narra que a la Virgen de Guadalupe de México atribuyeron, los devotos padres Salvatierra y Zappa, el hecho de que los hubieran escogi- do a ellos para salir a laborar en las Indias. Seguramente el culto a la Virgen de Guadalupe de México fue motivo central en las conversaciones sostenidas entre los jóvenes jesuitas y las princesas Doria, puesto que doña Violante Lo- melina pidió al padre Zappa que, una vez que se encontrara en la Nueva Es- paña, y en cuanto le fuera posible, le enviara una copia de la famosa imagen de la “Virgen de Guadalupe”, 2 encargo que el sacerdote cumplió con todo
Mostrar más

13 Lee mas

Vista de El joven Ribera
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de El joven Ribera | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

La exposición se articuló mediante cua- tro secciones (“José de Ribera versus Maestro del Juicio de Salomón”; “Ribera en Roma: los cuadros de historia”; “Entre Roma y Nápo- les: medias figuras”; “Ribera en Nápoles”), y de este modo también fueron organizadas las fichas del catálogo. El discurso expositi- vo mostraba claramente una evolución de la primera producción del artista, desde sus ini- cios conocidos, representados por figuras ais- ladas, rotundas y cercanas, y por los tanteos aún imperfectos en la elaboración de compo- siciones complejas (Juicio de Salomón, Jesús entre los doctores), 19 hasta el afianzamiento de
Mostrar más

8 Lee mas

Vista de Los murales de Tlayacapan
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Los murales de Tlayacapan | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

N.B. Este artículo es resultado del trabajo interdisciplinario entre especialistas enfocados al estudio de las pinturas desde la historia del arte, la conservación y la caracterización de materiales. Se llevaron a cabo registros de los murales con técnicas de imagenología (luz visible, ultravioleta e infrarrojo) con parámetros controlados de iluminación y color, así como análisis de muestras en laboratorio mediante microscopía óptica, electrónica de barrido, microdifracción de rayos-X y microquímica. El registro, procesamiento, catalogación e interpretación de las imágenes con luz visible, ultravioleta e infrarroja y la edición de todas las fotografías lo hizo Eumelia Hernández, lancic-iie unam. El análisis de microscopía óptica y ultravioleta lo realizó Elsa Arroyo, lancic-iie unam. El estudio de microscopía electrónica y microdifracción de rayos-X se debe a Manuel E. Espinosa Pesqueira. Las pruebas de identificación de aglutinantes por medio de análisis microquímicos y el montaje e inclu- sión de las secciones transversales los hizo Víctor Santos. El estudio de micro ftir estuvo a cargo de Marisol Reyes Lezama mientras que el análisis de aglutinantes proteicos por cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas (cg-em) lo llevó a cabo Mayra León Santiago, académicas del lancic, sede del Instituto de Química. A ellas se debe también la aplicación del método de mapeo peptídico utilizando la técnica de espectrometría de masas maldi-tof (maldi, desorción/ionización mediante láser asistida por Matriz, acoplada a un analizador tof-tiempo de vuelo). Finalmente, el análisis por micro Raman lo llevó a cabo Cristina Zorrilla del Laboratorio de Materiales Avanzados del Instituto de Física de la unam y la interpretación, Edgar Casanova, del lancic-ifunam. Además, Luis Escobar Alarcón del Departamento de Física del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares llevó a cabo otros análisis con la misma técnica de micro Raman.
Mostrar más

45 Lee mas

Vista de Las primeras dos décadas de los Anales del Instituto de Investigaciones  Estéticas: la era de Manuel Toussaint
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Las primeras dos décadas de los Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas: la era de Manuel Toussaint | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

dirigió el Instituto, en la década de los noventa, la revista mudó gradualmente su carácter para convertirse en una publicación internacional especializada, donde todos los textos se sometían a dictámenes académicos rigurosos —los informes de los investigadores, mientras tanto, desaparecen en el nirvana burocrático digital de la Coordinación de Humanidades, y las noticias sobre las múltiples activida- des de la planta del Instituto se difunden entonces en el boletín en línea Imágenes. En todas las décadas de la existencia de Anales continúa la meta (entre parén- tesis: evito la palabra teológica “misión”, tan de moda en el mundo adminis- trativo neoliberal) de profesionalizar y actualizar los estudios sobre la cultura plástica, musical y literaria. En los años treinta, cuando la historia del arte apenas se perfi laba como disciplina universitaria en México, Toussaint se desenvolvió durante más de  años como director del iie, y reclamó tal profesionalización con palabras que hasta la fecha mantienen vigencia:
Mostrar más

8 Lee mas

Vista de Chiapas, su arte y su historia coloniales
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Chiapas, su arte y su historia coloniales | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Men- cionaremos entre ellas un Cristo en la Cruz, muy probablemente de la escuela guatemalteca; otra la preciosa y muy fina Santa Ana y la Virgen niña, obra del siglo XVIII;[r]

37 Lee mas

Vista de Enhorabuena  La Licenciatura en Historia del Arte
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Enhorabuena La Licenciatura en Historia del Arte | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

La charla era obligada sobre todo durante los periodos de inscripción en los que estudiábamos panorámicamente las asignaturas del plan de estudios, entre las cuales había una buena selección de materias de arte para elegir. La idea de conti- nuar desde un tronco común hacia el itinerario de la historia del arte —como lo que ya existía—, o bien, la posibilidad de comenzar a andar desde un principio por ese sendero (para muchos, el camino de la historia del arte era una elección toma- da desde el comienzo), se convertían en los dos polos principales de la discusión. Desde el punto de vista de quienes habían iniciado la licenciatura en historia con la idea clara de que su objeto de estudio estaría relacionado con el fenómeno artístico, parecía pertinente la existencia de una opción que priorizara sus inte- reses y no los “obligara” a inscribir materias sobre temáticas poco atractivas para ellos. En opinión de quienes habíamos entrado en la licenciatura sin un tema u objeto de estudio particular —y que agradecíamos el hecho de que, gracias a la amplia oferta de asignaturas, nuestros profesores nos hubieran guiado hacia sus propios itinerarios temáticos—, la idea de una carrera sin esa oferta panorámica de la cual nos habíamos beneficiado no nos parecía tan buena.
Mostrar más

10 Lee mas

Vista de El Parián
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de El Parián | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

mentos de tipo cronológico en los que cabría detenerse para complementar la conclusión. Uno de ellos es la presencia de varios soldados en la escena. En primer lugar llama la atención el número de ellos (cinco), dato que fácil- mente remite a una situación peculiar en la historia de nuestro país. Durante los años de 1762-1763 se inició la gran leva en la Nueva España, la cual causó terribles disturbios, y sólo entre 1764 - 1765 se estableció la tropa fija de mili- cias; esto justificaría la irrupción en la pintura de la figura del militar como un actor cotidiano. Hasta ese momento los soldados sólo habían aparecido co- mo guardias del virrey (alabarderos) dentro de un ornato cortesano, y no como “un oficio popular”, como se muestra en este cuadro. Buscando una mayor precisión cronológica, se podría agregar que en 1764 llegó al virreinato el Regimiento de América, mismo que sería suplido en 1768 por los segundos batallones de los regimientos de Saboya, Ultonia y Flandes, y que, siendo sus uniformes blancos y sólo variando los colores de las vueltas, se dio en llamar- les “blanquillos”. De estos últimos militares se encuentran por lo menos tres en este cuadro. Apoyando lo antes dicho, se puede agregar que la presencia de estos militares debió ser tan familiar que a partir de esa fecha empezaron a figurar en los cuadros de “castas”, por ejemplo en dos de la serie que pintara Andrés de Islas en 1774 . 5 También se hace evidente al centro del cuadro un personaje que se podría identificar como parte de una de las guardias de pre- sidio de la Nueva España, es decir los Húsares de Texas. Por todo lo anterior se confirma que este cuadro sólo pudo ser pintado en la segunda mitad del siglo xviii, y con mayor precisión sólo después de 1768. Villalpando había muerto en 1714 .
Mostrar más

5 Lee mas

Vista de El Parián
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de El Parián | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Por todo lo anterior se considera que el cuadro de El Parián no es obra de Cristóbal de Villalpando, como se ha pretendido. Pero aún hay otros ele- mentos de tipo cronológico en los que cabría detenerse para complementar la conclusión. Uno de ellos es la presencia de varios soldados en la escena. En primer lugar llama la atención el número de ellos (cinco), dato que fácil- mente remite a una situación peculiar en la historia de nuestro país. Durante los años de 1762-1763 se inició la gran leva en la Nueva España, la cual causó terribles disturbios, y sólo entre 1764-1765 se estableció la tropa fija de mili- cias; esto justificaría la irrupción en la pintura de la figura del militar como un actor cotidiano. Hasta ese momento los soldados sólo habían aparecido co- mo guardias del virrey (alabarderos) dentro de un ornato cortesano, y no como “un oficio popular”, como se muestra en este cuadro. Buscando una mayor precisión cronológica, se podría agregar que en 1764 llegó al virreinato el Regimiento de América, mismo que sería suplido en 1768 por los segundos batallones de los regimientos de Saboya, Ultonia y Flandes, y que, siendo sus uniformes blancos y sólo variando los colores de las vueltas, se dio en llamar- les “blanquillos”. De estos últimos militares se encuentran por lo menos tres
Mostrar más

6 Lee mas

Vista de Presentación
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Presentación | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

El tercer artículo dirige su atención a la dinámica de un proceso hilvana- do por etapas que culminan en una síntesis constructiva donde pareciera fi- nalmente detenerse el tiempo en 1843. Así, Enrique Camacho Cárdenas, con “El proceso constructivo del Sagrario Metropolitano de Guadalajara. La lle- gada de José Gutiérrez y el inicio de la arquitectura neoclásica en la ciudad”, revela las fases constructivas de tan importante edificio, sus interrupciones, sus aplazamientos, sus fracturas y sus restauraciones. En suma: una historia narrada y cincelada en las piedras por los arquitectos y el cabildo eclesiástico que se dieron a la tarea de construirla. El autor nos narra las diferencias y los acuerdos entre los actores participantes en la edificación: el debate en torno a la conveniencia geográfica del edificio, la presentación de los planos en 1804 ante el virrey José de Iturrigaray y la ejecución del dibujo de la obra. Si bien la construcción fue marcada por las guerras de independencia y las preca- rias situaciones económicas que éstas acarrearían, además de las demandas y juicios legales, no demeritó en la elegante ejecución de un estilo neoclásico llevado por el arquitecto José Gutiérrez (1766-1835) a tierras americanas. En este proceso conocemos que la llegada de Gutiérrez motivó la enseñanza y la práctica de las formas neoclásicas en Guadalajara, tendencia impulsada ya desde su labor académica en la Academia de San Carlos. En este sentido, otras personalidades cuyas decisiones hicieron posible la labor de José Gu- tiérrez son mencionadas: entre ellas su discípulo Manuel Gómez de Ibarra, quien se ocuparía de la construcción desde 1835 hasta su finalización, per- mitiendo con ello que el inmueble obtuviera la unidad arquitectónica que posee hasta nuestros días, logrando sobrevivir a las fuerzas naturales y a los desgastes del tiempo.
Mostrar más

7 Lee mas

Vista de Historia del juego como ocio y las artes
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Historia del juego como ocio y las artes | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

intencionalidad y la distinción estéticas sitúan al arte abstracto en una esfera completamente libre que sólo podrá ser representada en los espacios segrega- dos y desprovistos de conexión con la realidad: galerías, museos, teatros, salas de exposiciones, bibliotecas, cenáculos de expertos, entre otros. Así es como el arte inicia su andadura selectiva y elitista que lo desconectará de lo mundano y popular, marginando al artista que ya sólo servirá al arte, dilatándose la dis- continuidad entre lo culto y lo popular, entre lo liberal y lo servil, entre arte y comunidad. Distancia, escisión y desintegración inexistente en épocas pasa- das, pues como anota Gadamer en algunos de sus escritos
Mostrar más

30 Lee mas

Vista de El "derecho" en las investigaciones estéticas  Nuevas exigencias para la historia del arte
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de El "derecho" en las investigaciones estéticas Nuevas exigencias para la historia del arte | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Por eso, el plan de estudios en historia del arte —en la licenciatura tanto como en la maestría— debería equilibrar el conocimiento especializado de un área con el panorama general, universal, pluridisciplinario del saber. Con la aplastante cantidad de informaciones disponibles en libros, 16 archivos y, ahora, en el internet, es difícil, casi imposible, lograr tal equilibrio entre es- pecialización y generalización. Peor aún: cuando prevalecen los criterios ad- ministrativos dentro de las instituciones, al investigador se le exige, según los estándares y parámetros muy diferentes de las ciencias duras, cierta cantidad de publicaciones como medidor de productividad intelectual, sin importar la calidad. A través de una producción inmensa de textos sobre los fenómenos estéticos no sólo se articula el interés de la sociedad en las artes, sino también se ahoga la disciplina de la historia del arte. ¿Qué puede exigir un maestro en historia del arte de sus alumnos, si él mismo no logra leer y procesar toda la información publicada en su área de especialización?
Mostrar más

10 Lee mas

Vista de Proyectos de remodelación del Palacio de Chapultepec en la época del emperador Maximiliano
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Proyectos de remodelación del Palacio de Chapultepec en la época del emperador Maximiliano | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Como detalle del plano anterim' nos sirven dos proyectos de remo- delación del cubo de escaleras del palacio virreinail, que con respecto al proyecto antiguo sobr[r]

35 Lee mas

Vista de Archivo de Arquitectura Mexicana del Instituto de Investigaciones Estéticas
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Archivo de Arquitectura Mexicana del Instituto de Investigaciones Estéticas | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

E l Archivo de Arquitectura Mexicana surgió ante la necesidad de encontrar nuevas líneas de investigación en torno a la historia y la críti- ca de la arquitectura de México. El Seminario de Arquitectura Moder- na, coordinado por Enrique X. de Anda Alanís, al reconocer la importancia y urgencia de salvar los documentos históricos que contienen información acer- ca de importantes proyectos arquitectónicos y urbanísticos de México, creó el Archivo de Arquitectura Mexicana del Instituto de Investigaciones Estéti- cas (iie) de la Universidad Nacional Autónoma de México (unam). El archi- vo empezó a partir de enero de 2006 con la donación y entrega en comodato al iie de documentos y bibliotecas personales por parte de los herederos de los arquitectos cuyo nombre es homónimo al de los fondos que resguarda. A la fecha se sigue solicitando a distintos herederos la donación de archivos sobre arquitectura.
Mostrar más

11 Lee mas

Vista de Bibliografía del Instituto de Investigaciones Estéticas, 1966 1968
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Bibliografía del Instituto de Investigaciones Estéticas, 1966 1968 | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

tórica entre los mayas. Justino Fernández: Santa Brigida de México. Manuel Ro- mero de Terreros: La casa de los virreyes de Huehuetoca. Elisa Vargas Lugo: Las esculturas de la iglesia de[r]

44 Lee mas

Vista de Índices de Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, núms  74 75/77
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Índices de Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas, núms 74 75/77 | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Pérez-Amador Adam, Alberto, “Aportación bibliográfica. Los estudios dedi- cados a Primero sueño de sor Juana Inés de la Cruz en el siglo XX ”,. pp. ¿Quiénes fueron los autores de los di[r]

5 Lee mas

Vista de La Universidad Nacional de México y su Instituto de Investigaciones Estéticas en el Congreso de Historia de Buenos Aires
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de La Universidad Nacional de México y su Instituto de Investigaciones Estéticas en el Congreso de Historia de Buenos Aires | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

temporánea. Ejecutado cuando la obra del artista presenta ya características de madurez. contienen todo el vigor de su personalidad y toda la pureza de concepción [r]

9 Lee mas

Vista de La casa sede del Instituto de Investigaciones Estéticas en la ciudad de Oaxaca
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de La casa sede del Instituto de Investigaciones Estéticas en la ciudad de Oaxaca | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Un año después, el arzobispo Gillow ofi ció el matrimonio del hijo de Vic- toriano Huerta y la hija del general Juan A. Hernández, gobernador de Pue- bla. Preludio de ello fue que una vez que éste llegó a la presidencia, por la mis- ma época, la Iglesia intensifi ca su acción y desafía públicamente al gobierno federal con la consagración que hace la grey católica a Cristo Rey, así como con la magna peregrinación a la Basílica de Guadalupe en la que el arzobispo Mora de la ciudad de México “pide perdón por los pecados de la nación”. Quedan activadas desde entonces, 1914, las bombas de tiempo que estalla- rían en la guerra de 1926 entre cristeros y gobiernistas, la llamada Cristiada que ensangrentó al país en los años veinte y treinta del siglo pasado. No es de extrañar, entonces, que Gillow y demás dignatarios eclesiásticos se vieran en la situación de un inminente exilio ante la caída de Huerta y el triunfo del Ejército Constitucionalista comandado por Venustiano Carranza.
Mostrar más

24 Lee mas

Vista de Informe de Labores del Instituto de Investigaciones Estéticas  1990 1991
							| Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Vista de Informe de Labores del Instituto de Investigaciones Estéticas 1990 1991 | Anales del Instituto de Investigaciones Estéticas

Queremos señalar que, en el pasado, el Instituto de Investigaciones Estéticas, mediante sus miembros que dirigieron y dirigen museos, ha sido requerido para la mayoría de las [r]

13 Lee mas

Show all 10000 documents...

Related subjects