PDF superior Historia y literatura en Walter Benjamin, una aproximación metodológica

Historia y literatura en Walter Benjamin, una aproximación metodológica

Historia y literatura en Walter Benjamin, una aproximación metodológica

Desde esta perspectiva, mi propuesta aquí es establecer un acercamiento teórico- crítico que problematice y, a su vez, pueda esclarecer algunas de las cuestiones centrales inherentes al aspecto metodológico adecuado para aquella investigación. En la medida en que resulta fundamental determinar los criterios a partir de los cuales sea posible explorar los modos de representación de la historia en la literatura, creo que las reflexiones de Walter Benjamin acerca de la relación entre historia y obra de arte pueden ayudar a formular y delimitar un modo de abordaje. De esta manera, me interesa analizar la especial posición de Benjamin en cuanto lector crítico de los medios a través de los cuales podemos conocer el pasado. Un pasado que, si bien en nuestro caso adopta la forma de la literatura, requiere ante todo y, especialmente en el caso de Benjamin, de una reflexión superadora de los límites de la representación literaria, es decir que la ponga en crisis mediante un cuestionamiento inicial acerca del modo en que se produce y transmite el conocimiento de dicho pasado. Debemos tener en cuenta, a su vez, el carácter irrecuperable que para Benjamin posee el pasado, es decir que su relación con el presente no se ajusta a la idea de una culminación producida por un proceso continuo en el que lo que ha sido puede ser recuperado como resultado de una identidad. Por el contrario, debe ser entendido como pérdida, como algo ajeno, que es posible reconocer solo bajo la forma del extrañamiento 2 .
Mostrar más

8 Lee mas

Infancia y literatura Walter  Benjamin y el problema de la literatura infantil

Infancia y literatura Walter Benjamin y el problema de la literatura infantil

no es menor. en este sentido, comparar que mientras la aparición de cierta tecnología de reproducción técnica fue la que dio origen a la literatura en cuanto dio origen al libro, fue ésta también la que posibilitó en su expresión verdaderamente infantil de comunicación; el libro de colores, de ilustraciones y estampillas. y así como da origen al ensayo, en la literatura infantil da origen a la crisis subjetiva de la historia y al chance de una verdadera inmanencia técnica del libro. A la imposibilidad del personaje infantil, y en este sentido habría que decir que croce tiene razón al declarar esta falta de integridad, pero más bien como la posibilidad que una literatura podría asumir bajo una nueva prosa no menos sobria que la del ensayo; una literatura que no alegue desde la integridad en las intenciones de sus personajes sino desde la pura inmanencia de sus nombres, una prosa que juegue con sus partes, sus capítulos, con su gráfica y color. pero, volvemos a recalcarlo, no como una aleatoria combinación de singularidad, sino como un estudio de la forma hipercoherente, para usar parte de la expresión de Bataille, en que los niños son capaces de enseñarnos a escuchar la singularidad del lenguaje, que siempre incomodará la conciencia adulta, y que en algún punto de la verdadera infancia, es fundamental no olvidarlo, ellos perderán, no para fundar «lo grande» sino la dialéctica infancia/madurez.
Mostrar más

10 Lee mas

Walter Benjamin: historia, experiencia y modernidad*

Walter Benjamin: historia, experiencia y modernidad*

se refiere particularmente al tema de los cambios en el arte, la arqui- tectura y la literatura en la vida y la experiencia cotidiana durante el siglo XIX, está estrechamente vinculado a la teoría de la moderni- dad. Benjamin se ocupa, por ejemplo, de lo que se ha denominado “proceso de secularización” o “desencantamiento” del mundo. Para Karl Marx y para intérpretes marxistas como Georg Lukács, el des- encantamiento del mundo se explica desde una perspectiva causal y en relación con el desarrollo económico: el desarrollo del sistema de mercado capitalista impulsa una lógica individualista y pragmática en la que los valores tradicionales que cohesionaban la sociedad, al menos hasta el Renacimiento, entran en crisis. Estos valores, particu- larmente asentados en tradiciones religiosas, garantizaban una visión de mundo armónica y completa, que permitía estabilizar la vida per- sonal y social de los sujetos. En el Libro de los Pasajes, Benjamin busca también dar cuenta de estos procesos de secularización, pero ya no a 3 En este lugar se haría indispensable el concepto benjaminiano de imagen dialéctica, puesto que con él Benjamin designa el objeto de una experiencia histórica capaz de constituir ese espacio de simultaneidad en el que se anulan las distancias tempora- les, en función de aspiraciones comunes entre distintos actores sociales. No hay que apresurarse a identificar la imagen dialéctica con una imagen visual o literaria o con un determinado orden de fenómenos específicos. Puede decirse que no hay imáge- nes dialécticas que preexistan precisamente a una determinada forma de experiencia histórica como la que Benjamin está tratando de teorizar. En un lenguaje hegeliano, se trata del objeto constituido por una forma de conciencia histórica y de su modo de experiencia correspondiente. Max Pensky explora precisamente estos dos án- gulos del concepto de imagen dialéctica en Benjamin y las tensiones que generan: en primer lugar, la forma en que se constituye una imagen dialéctica –sus aspectos metodológicos–y, en segundo lugar, la estructura temporal que caracteriza el modo de experiencia histórica correspondiente a las imágenes dialéctica (cf. 193).
Mostrar más

26 Lee mas

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA LITERATURA DE WALTER BENJAMIN COMO ANTECEDENTE DE LOS ESTUDIOS SOBRE LA MEMORIA 1

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA LITERATURA DE WALTER BENJAMIN COMO ANTECEDENTE DE LOS ESTUDIOS SOBRE LA MEMORIA 1

Una manera de ampliar el conocimiento de cómo proceden los estudios sobre la memoria es poner atención en un concepto específico que ha tomado forma dentro de este espacio de investigación. Para ello, se hará énfasis en el concepto de memoria colectiva. Cuando se hace una revisión panorámica de la historia de las investigaciones que se han hecho sobre la memoria en el campo de los estudios culturales, da la impresión de que el concepto de memoria colectiva fue lo primero en tomar forma. Actualmente, este concepto es uno de los más influyentes. La memoria colectiva ha sido definida de la siguiente manera por Erll (2012): «La memoria colectiva es un concepto genérico que cobija todos aquellos procesos de tipo orgánico, medial e institucional, cuyo significado responde al modo como lo pasado y lo presente se influyen recíprocamente en contextos socioculturales» (p. 8). Como puede verse, la definición citada considera procesos de tipo orgánico, como los involucrados en el funcionamiento cerebral, al lado de los medios al servicio de la memoria colectiva y las instituciones que la nutren y que se nutren de ella. La idea es que se pueden considerar todos estos componentes, si hace falta, para aclarar cómo se da la memoria en su manifestación social y cultural. Para esta investigadora, la memoria colectiva representa el contexto total, dentro del cual surgen fenómenos culturales diversos, como el recuerdo individual, la historia o el texto ficticio.
Mostrar más

23 Lee mas

Rescatando a Walter Benjamin   Rescuing Walter Benjamin   pp. 123-130

Rescatando a Walter Benjamin Rescuing Walter Benjamin pp. 123-130

Rev. F@ro | Valparaíso, Chile | Nº 17 (2013) | e-ISSN 0718-4018 129 historia estética y literatura. Una visión latinoamericana”, comienza por mencionar el gran auge que tuvo la obra de Benjamin durante los años 70, aspecto que llevó a establecer una distinción entre dos lecturas receptoras del pensamiento del escritor alemán. Por un lado aquellos catalogados como “comentaristas” quienes ven en la figura del crítico a un filósofo de ruptura de la tradición histórica e intelectual, y que permite construir explicaciones y diálogos con muchos de sus adversarios. Por otro lado existen aquellos llamados “partidarios”, los cuales no dejan de lado la lectura realizada por los “comentaristas”, pero que se diferencian en que ven a Benjamin como un intelectual que posibilita interpretar el presente para darle así actualidad a su pensamiento. Este último grupo, la autora induce que está más presente en América Latina que en Europa, siendo el viejo continente donde se radican de forma más prominente los
Mostrar más

8 Lee mas

La dilemática relación historia-memoria: ¿Walter Benjamin como un filósofo memorialista?

La dilemática relación historia-memoria: ¿Walter Benjamin como un filósofo memorialista?

fenómeno cultural y político inusitado en las sociedades occidentales 4 . Diversas razones se han sostenido con la finalidad de explicarlo; aquí nos remitiremos a tres de ellas que se conectarán con la posterior recuperación de Benjamin como un filósofo memorialista. En primer lugar, nos encontramos con las críticas hacia la historia tradicional o académica por parte del postestructuralismo, postmodernismo y por la Nueva Filosofía de la Historia 5 , las cuales hicieron que la memoria surgiera como una alternativa a las problemáticas planteadas. Siguiendo la línea de la Nueva Filosofía de la Historia, deudora mayormente del filósofo norteamericano Hayden White, se comienzan a poner en duda algunos de los presupuestos epistemológicos postulados por la historia académica: el erigir la historia como una ciencia y la posibilidad de alcanzar el relato verdadero -y único- acerca del pasado. Se abandona entonces la idea de poder reconstruir a través de un lenguaje transparente e ingenuo aquello que ocurrió tiempo atrás, sin implicar, de manera explícita o implícita, compromisos ontológicos, políticos y estéticos. Se problematizan distinciones esenciales tales como la de historia-literatura o realidad-ficción, lo cual nos permitirá, a su vez, repensar la demarcación entre la historia científica y la memoria. Si situáramos a Benjamin dentro de esta discusión que obviamente le es extemporánea, a raíz de sus críticas a cierta concepción de la historia (positivista e historicista), rápidamente podría ser encuadrado como quien recurre a la memoria como posible solución; sin embargo, su reprobación a considerar la historia como simplemente una disciplina científica y su posterior afirmación, en una discusión con su amigo Max Horkheimer, de la historia como una forma de rememoración 6 , nos permitiría pensar más bien en un acercamiento, y no en una separación, entre ambas prácticas.
Mostrar más

10 Lee mas

La relación historia/ memoria y la dimensión política de la escritura de la historia. Una aproximación a la perspectiva de Walter Benjamin

La relación historia/ memoria y la dimensión política de la escritura de la historia. Una aproximación a la perspectiva de Walter Benjamin

lulo de las 1n1ágenes relampagueantes 1mphca rastrear lo trunco no para 1mponerlo, smo para reponerlo como un dtsposinvo para comprender el modo en que la reahdad se p[r]

10 Lee mas

Justo una lectura: Walter Benjamin y los textos de la historia

Justo una lectura: Walter Benjamin y los textos de la historia

“Experiencia y pobreza”, “El autor como productor”, el ensayo sobre la obra de arte, El Narrador, e “Historia y coleccionismo: Eduard Fuchs” sobrevolaba un mismo problema: la catástrofe total de la experiencia en la modernidad por obra del despliegue de la tecnología y la posibilidad de superar esa crítica situación (2). Si bien la respuesta a este acuciante problema había sido diagramada por primera vez con la consigna de la organización del pesimismo a la que Benjamin adscribió militantemente en su ensayo sobre el surrealismo (3), esta terminaría de ser concebida en la introducción metodológica del Passagen-Werk que, curiosamente, nuestro autor estuvo en condiciones de redactar recién al final de su vida. En efecto: en las tesis Sobre el concepto de Historia de 1940, mediante una filosofía de la historia que era producto de una explícita síntesis de romanticismo alemán, mesianismo judío y marxismo (4), Benjamin bosquejó a través de imágenes alegóricas como las del enano jorobado ajedrecista, una respuesta al decisivo problema de la crisis de la experiencia en la modernidad. Ahora bien, pese a que dicha respuesta fue esbozada por primera vez en el ensayo sobre el surrealismo de 1929 y a que apareció de forma más o menos acabada en las tesis de 1940, no puede soslayarse, sin embargo, que la condición de posibilidad de esta se encuentra en los textos de la década de 1930 que antes mencionábamos.
Mostrar más

8 Lee mas

Pedagogía y ética en Rafael Pombo  Una aproximación desde el pensamiento de Walter Benjamin

Pedagogía y ética en Rafael Pombo Una aproximación desde el pensamiento de Walter Benjamin

tiene el grado de vivaz presencia que permite adivinar en ello, como en un rostro, los rasgos sobresalientes (2004, pág. 423). De modo que, la faculta mimética prevalece de un personaje que expresa esa autenticidad en su proceder con las cosas y es el coleccionista. En este caso el coleccionista es el niño quien asume el conocimiento no con un carácter utilitario de sus objetos de colección, sino que habita en él un contacto mimético y auténtico con el conocimiento. El niño es un coleccionista, por eso se quiere asumir aquí un reto: que el educador retorne ese espíritu infantil del coleccionismo, porque, de otra manera, el conocimiento seguirá siendo un objeto estimado sólo por su valor de uso. Por esta razón, la cartilla no sólo es un libro con pequeñas ilustraciones que le ayudan al niño a leer y a escribir; también le permite pensar, construir un mundo donde los adultos no son los protagonistas sino son ellos. Ésta conforma la relación del infante con las letras, porque según Benjamin “ninguna historia de marinos o de fantasmas penetra tan profundamente en el cuerpo de chico ya crecido como lo hizo la cartilla cuando era pequeño” (2014, pág.
Mostrar más

75 Lee mas

LOS TIEMPOS DE WALTER BENJAMIN

LOS TIEMPOS DE WALTER BENJAMIN

Es el Mesías mismo quien sin duda completa todo acontecer histórico, y esto en el sentido de que es él quien redime, quien completa y crea la relación del acontecer histórico con lo mesiánico mismo. (43) Es así como en el Fragmento teológico-político, Benjamin indica que el Reino de Dios no es la meta de la dinámica histórica, sino que es su final. En este punto, el pensamiento del filósofo alemán se aboca a retirar lo eclesial de lo divino y lo religioso, es decir, busca su profanación. La filosofía de la historia implica que lo profano se oriente hacia la idea de felicidad –el punto de tensión o de éxtasis en la que lo nuevo se vincula absolutamente con lo que ya se vivió– y se relacione con lo mesiánico. La búsqueda de la felicidad humana es vehiculada por una fuerza en la que la profanación impulsa la llegada del Reino mesiánico. Lo profano consiste en la aproximación silenciosa al Reino. Así pues, el filósofo Giorgio Agamben, sobre una línea de pensamiento abierta por Benjamin, explica que el paso de lo sagrado a lo profano consiste en afirmar un uso que ya no entra en coincidencia con lo sagrado. Si bien la religión –según Agamben– hace posible la separación entre hombres y dioses, el juego es un modo de profanación, puesto que rompe con la unidad constitutiva de lo sagrado: la relación entre el mito y el rito. El juego retira y libera a la humanidad de lo sagrado. El niño que juega tiene la posibilidad de transformar en juguete todo aquello que está capturado por la esfera de la economía o el derecho –él dibuja, por ejemplo, sobre un
Mostrar más

21 Lee mas

Walter Benjamin. Sobre el concepto de historia

Walter Benjamin. Sobre el concepto de historia

mi suerte sería escasa. Gerhard Scholem, Saludo del Ange l u s. Hay un cuadro de Klee que se titula Angelus N o v u s . Se ve en él un ángel, al parecer en el momento de alejarse de algo sobre lo cual clava la mirada. Tiene los ojos desorbitados, la boca abierta y las alas tendidas. El ángel de la historia debe tener ese aspecto. Su rostro está vuelto hacia el pasado. En lo que para nosotros aparece como una cadena de acontecimientos, él ve una catástrofe única, que arroja a sus pies ruina sobre ruina, amontonándolas sin cesar. El ángel quisiera detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo destruido. Pero un huracán sopla desde el paraíso y se arremolina en sus alas, y es tan fuerte que el ángel ya no puede plegarlas. Este huracán lo arrastra
Mostrar más

17 Lee mas

Sobre el concepto de historia Walter Benjamin

Sobre el concepto de historia Walter Benjamin

7 Pensad qué oscuro y qué helador es este valle que resuena a pena. Brecht: La ópera de cuatro cuartos. Fustel de Coulanges recomienda al historiador, que quiera revivir una época, que se quite de la cabeza todo lo que sepa del decurso posterior de la historia. Mejor no puede calarse el procedimiento con el que ha roto el materialismo histórico. Es un procedimiento de empatía. Su origen está en la desidia del corazón, en la acedia que desespera de adueñarse de la auténtica imagen histórica que relumbra fugazmente. Entre los teólogos de la Edad Media pasaba por ser la razón fundamental de la tristeza. Flaubert, que hizo migas con ella, escribe: «Peu de gens devineront combien il a fallu étre triste pour ressusciter Carthage». La naturaleza de esa tristeza se hace patente al plantear la cuestión de con quién entra en empatía el historiador historicista. La respuesta es innegable que reza así: con el vencedor. Los respectivos dominadores son los herederos de todos los que han vencido una vez. La empatía con el vencedor resulta siempre ventajosa para los dominadores de cada momento. Con lo cual decimos lo suficiente al materialista histórico. Quien hasta el día actual se haya llevado la victoria, marcha en el cortejo triunfal en el que los dominadores de hoy pasan sobre los que también hoy yacen en tierra. Como suele ser costumbre, en el cortejo triunfal llevan consigo el botín. Se le designa como bienes de cultura. En el materialista histórico tienen que contar con un espectador distanciado. Ya que los bienes culturales que abarca con la mirada, tienen todos y cada uno un origen que no podrá considerar sin horror. Deben su existencia no sólo al esfuerzo de los grandes genios que los han creado, sino también a la servidumbre anónima de sus contemporáneos. Jamás se da un documento de cultura sin que lo sea a la vez de la barbarie. E igual que él mismo no está libre de barbarie, tampoco lo está el proceso de transmisión en el que pasa de uno a otro. Por eso el materialista histórico se distancia de él en la medida de lo posible. Considera cometido suyo pasarle a la historia el cepillo a contrapelo.
Mostrar más

17 Lee mas

Sobre el concepto de Historia Walter Benjamin

Sobre el concepto de Historia Walter Benjamin

actual como por sus actuales relaciones que mantienen actualmente entre sí, es hoy un evasiva de la simple pereza del pensamiento. (La idea de una historia universal comparte su destino con la idea de una lengua universal. Mientras esta última tuvo un fundamento, fuese éste teológico, como en la Edad Media, o lógico como, últimamente, en Leibniz, la historia universal no era un imposible para el pensamiento. En cambio, tal como ha sido practicada desde el siglo pasado, la historia universal sólo puede ser una especie de esperanto.) - La segunda posición fortificada del historicismo hay que encontrarla en la idea de que la historia es algo que se deja narrar. En el curso de la construcción, ineludiblemente, una investigación materialista hará que salte el momento épico. Tiene que admitirse la, Tal como Marx, en tanto que autor, lo hizo en el "Capital", hay que asumir la eliminación del elemento épico. Marx reconoció que la historia del capital sólo puede construirse dentro de la armazón férrea, de tensiones amplias, de una teoría. Los intereses de la humanidad están mejor recogidos en el esbozo teórico que Marx traza en su obra de lo que es el trabajo sometido al dominio del capital, que en las monumentales y complicadas obras del historicismo, que son, en el fondo, tranquilas. Más difícil es honrar la memoria de los sin nombre que la de los famosos, de los festejados, sin exceptuar la de los poetas y pensadores. La construcción histórica está consagrada a la memoria de los sin nombre. - El tercer bastión del historicismo es el más fuerte y el más difícil de atacar. Se presenta como la "empatía con el vencedor". Los dominadores en un determinado momento son los herederos de todos los que alguna vez vencieron en la historia. La empatía con el vencedor beneficia siempre
Mostrar más

49 Lee mas

Walter Benjamin y el testimonio: la historia como rememoración

Walter Benjamin y el testimonio: la historia como rememoración

abandonar una concepoón indiVIdualista de conocuruento, smo tambtén de repensar la relación entre lo moral y lo ep1stérmco en toda aprop1anón del pasado. La autondad moral [r]

9 Lee mas

Benjamin, Walter -Tesis sobre la Historia y otros fragmentos.pdf

Benjamin, Walter -Tesis sobre la Historia y otros fragmentos.pdf

(La idea de una historia universal comparte su destino con la idea de una lengua universal. Mientras esta última tuvo un fundamento, fuese éste teológico como en la Edad Media, o lóg[r]

59 Lee mas

Walter Benjamin. Tesis sobre el concepto de historia

Walter Benjamin. Tesis sobre el concepto de historia

“Confiada en el infinito del tiempo, cierta concepción de la historia discierne únicamente el ritmo más o menos rápido con el cual hombres y épocas avanzan por el camino del progreso. De allí el carácter incoherente, impreciso y falto de rigor de la exigencia dirigida al presente. Aquí, al contrario, como siempre lo hicieron los pensadores al presentar imágenes utópicas, vamos a considerar la historia a la luz de una situación determinada que la resume como en un punto focal. Los elementos de la situación final no se presentan como una informe tendencia progresista sino que, en concepto de creaciones e ideas en enorme peligro, sumamente desacreditadas y ridiculizadas, se incorporan de manera profunda a todo presente. […] Esta situación […] sólo puede comprenderse en su estructura metafísica, como el reino mesiánico o la idea revolucionaria en el sentido de 1789.”
Mostrar más

20 Lee mas

[ Walter Benjamin ] TESIS DE FILOSOFÍA DE LA HISTORIA

[ Walter Benjamin ] TESIS DE FILOSOFÍA DE LA HISTORIA

El orden de lo profano tiene que erigirse sobre la idea de felicidad. Su relación para con lo mesiánico es una de las enseñanzas esenciales de la filosofía de la historia. Desde ella se determina una concepción histórica mística cuyo problema expondría en una imagen. Si una flecha indicadora señala la meta hacia la cual opera la dynamis de lo profano y otra señala la dirección de la intensidad mesiánica, es cierto que la pesquisa de felicidad de la humanidad libre se afana apartándose de la dirección mesiánica. Pero igual que una fuerza es capaz de favorecer en su trayectoria otra orientada en una trayectoria opuesta, así también el orden profano de lo profano puede favorecer la llegada del Reino mesiánico. Lo profano no es desde luego una categoría del Reino, pero sí que es una categoría, y además atinadísima, de su quedo acercamiento. En la felicidad aspira a su decadencia todo lo terreno, y sólo en la felicidad le está destinado encontrarla. Mientras que la inmediata intensidad mesiánica del corazón, de cada hombre interior, pasa por la desgracia en el sentido del sufrimiento. A la restitutio in integrum de orden espiritual, que introduce a la inmortalidad, corresponde otra de orden mundano que lleva a la eternidad de una decadencia, y el ritmo de esa mundaneidad que es eternamente fugaz, que es fugaz en su totalidad, que lo es en su totalidad tanto espacial como temporal, el ritmo de la naturaleza mesiánica, es la felicidad. Porque la naturaleza es mesiánica por su eterna y total fugacidad. Aspirar a ésta, incluso en esos grados del hombre que son naturaleza, es el
Mostrar más

12 Lee mas

Walter Benjamin ( ) TESIS DE FILOSOFÍA DE LA HISTORIA

Walter Benjamin ( ) TESIS DE FILOSOFÍA DE LA HISTORIA

BRECHT: La ópera de cuatro cuartos. Fustel de Coulanges recomienda al historiador, que quiera revivir una época, que se quite de la cabeza todo lo que sepa del decurso posterior de la historia. Mejor no puede calarse el procedimiento con el que ha roto el materialismo histórico. Es un procedimiento de empatía. Su origen está en la desidia del corazón, en la acedía que desespera de adueñarse de la auténtica imagen histórica que relumbra fugazmente. Entre los teólogos de la Edad media pasaba por ser la razón fundamental de la tristeza. Flaubert, que hizo migas con ella, escribe: «Peu de gens devineront combien il a fallu étre triste pour ressusciter Carthage». La naturaleza de esa tristeza se hace patente al plantear la cuestión de con quién entra en empatía el historiador historicista. La respuesta es innegable que reza así: con el vencedor. Los respectivos dominadores son los herederos de todos los que han vencido una vez. La empatía con el vencedor resulta siempre ventajosa para los dominadores de cada momento. Con lo cual decimos lo suficiente al materialista histórico. Quien hasta el día actual se haya llevado la victoria, marcha en el cortejo triunfal en el que los dominadores de hoy pasan sobre los que también hoy yacen en tierra. Como suele ser costumbre, en el cortejo triunfal llevan consigo el botín. Se le designa como bienes de cultura. En el materialista histórico tienen que contar con un espectador distanciado. Ya que los bienes culturales que abarca con la mirada, tienen todos y cada uno un origen que no podrá considerar sin horror. Deben su existencia no sólo al esfuerzo de los grandes genios que los han creado, sino también a la servidumbre anónima de sus contemporáneos. Jamás se da un documento de cultura sin que lo sea a la vez de la barbarie. E igual que él mismo no está libre de barbarie, tampoco lo está el proceso de transmisión en el que pasa de uno a otro. Por eso el materialista histórico se distancia de él en la medida de lo posible. Considera cometido suyo pasarle a la historia el cepillo a contrapelo.
Mostrar más

8 Lee mas

Walter Benjamin

Walter Benjamin

A saber, en los tiempos primitivos, y a causa de la preponderancia absoluta de su valor cultual, fue en pri- mera línea un instrumento de magia que sólo más tarde se reconoció en ciert[r]

205 Lee mas

La historia al trasluz: Walter Benjamin y el concepto de imagen dialéctica

La historia al trasluz: Walter Benjamin y el concepto de imagen dialéctica

leyes generales que permitiesen articular la historia como una ciencia de previsio- nes y efectos, tan rigurosamente inductiva como cualquier otra 7 . De este modo, el historiador no debía sino tratar de encontrar los rasgos comunes entre cadenas de hechos, es decir, de establecer concomitancias y estabilidades más allá de variables puntuales, a fin de “objetivar” al máximo el funcionamiento del acontecer históri- co. En aras de la máxima depuración y discernimiento su papel subjetivo resultaba, por tanto, completamente determinante, a pesar de disfrazarse por principio como lo contrario, como un simple gestor de datos científicos 8 . En abierta oposición a esta circunstancia, cuando Benjamin compone su ensayo sobre la fotografía procu- ra situarse en el extremo más alejado posible del “pseudocientifismo” positivista, y así, afirma sin ambages su personalidad desde el mismísimo comienzo, empezando por el escasamente académico “había llegado el momento de inventar” la fotogra- fía 9 y continuando unas líneas más adelante con la inclusión de una cita, tan ficti- cia como funcional, tomada de un editorial del inexistente Der Leipziger Stadtanzeiger. Como prueba característica del giro implicado, en fin, bastaría con- trastar su relato acerca de los primeros pasos de la fotografía, rebosante de destellos entre mágicos y existenciales, con aquellas versiones disponibles hasta esa fecha, en las que las escuelas históricas nacionales habrían primado la defensa de su res- pectivo papel en la invención o estabilización del medio, esto es, su prestigio cien- tífico y político –una tendencia que, sobra decirlo, perdura hasta hoy mismo. Sin embargo, existe un factor por encima de todo lo anterior que determinará el forma- to del texto y su virtualidad revulsiva: la intención de socavar, o de trastocar al menos, la que Benjamin consideraba engañosa y nociva fe en el progreso histórico, tan propiamente positivista.
Mostrar más

14 Lee mas

Show all 10000 documents...